Page 9

deborah castillo 1971, Caracas. Vive y trabaja en Caracas. Los inicios de la actividad expositiva de Deborah Castillo estuvieron marcados por lo que comenzaba a consolidarse como una entidad crítica en constante reflexión con los sucesos de su entorno más inmediato y con las problemáticas de su condición como mujer y como artista. De los nexos con su tradición y la herencia de lo femenino partieron sus primeras obras, las cuales se fueron desplegando hacia un constructo que reveló la experiencia íntima en exposiciones como: Oficio de mano en la Sala NG del CELARG y el desarrollo de personajes hiperreales donde su propio cuerpo funcionó como la cartografía con la que ironizó y cuestionó no sólo estereotipos actuales de la mujer pública sino las complejas relaciones entre lo femenino y la hegemonía autoritaria del poder. En el año 2003 obtuvo el Segundo Premio en el VI Salón CANTV Jóvenes con FIA y el reconocimiento único del XI Premio Mendoza por la obra Colección privada. Posteriormente desarrolló una estadía en la ciudad de Londres donde se involucró con los temas del sudaca, la explotación general del inmigrante y la convivencia de las contradicciones propias del autoexilio en un trabajo que se expandió hacia nuevos territorios de la vida social. Durante los años siguientes explorará las tramas del quiebre de la vida cultural venezolana en la individual CARACAS: El Nuevo Circo. Bestiario de curadores y artistas (2009) y los pliegues de la vida interior junto a los ciclos de la vida y la muerte, el amor y el desapego en la propuesta Deborah Castillo (2011); ambas exhibidas en los espacios de OFICINA#1. Luego de su más reciente individual bajo el título ACCIÓN Y CULTO, se ha sumergido en los laberintos del poder y en las estrategias directas de confrontación, dispersión y análisis de una iconografía vigorosa que ha regido los últimos acontecimientos de la vida social, política y económica de toda Latinoamérica. El video, el performance, las acciones para la cámara, la fotografía y la instalación son algunas de las estrategias donde pone en juego estos elementos, registrando a través de sí misma y junto a la recopilación de testimonios visuales del entorno, los engranajes de esquemas reveladores que parecen insertarse en un componente casi ancestral de la idiosincrasia venezolana. A este impulso, pertenecen las esculturas exhibidas en esta exposición, tótems perdidos de una iconografía ahogada, facciones tasajeadas por el abuso, la repetición y la manipulación del populismo frente a las fracturas de lo social.

3_

1_ Ruina I 2014 vaciado en cemento y yeso 40 x 20 x 20 cm 2_ Ruina II 2014 vaciado en cemento y yeso 40 x 20 x 20 cm 3_ Ruina III 2014 vaciado en cemento y yeso 40 x 20 x 20 cm

1_

2_

Profile for BEATRIZ GIL galería

Punto de quiebre  

Concebida a partir del desempeño del arte contemporáneo del siglo XXI, en el que la tecnología y el mundo web 2.0 ofertan ilimitadas apertur...

Punto de quiebre  

Concebida a partir del desempeño del arte contemporáneo del siglo XXI, en el que la tecnología y el mundo web 2.0 ofertan ilimitadas apertur...

Advertisement