Issuu on Google+

LOS MAYORES SIN ESTUDIOS Ochenta años que nací, son muchas generaciones. He visto mucho en mi vida, mucho malo y sin razones.

Mueren muchos en la guerra, Las familias destrozadas. Muchas viudas con sus hijos. Y todos con malas caras.

Porque no estudiaba nadie de la gente no pudiente, en un ochenta por ciento. Y ustedes ya me comprenden.

Educación no tuvimos y aprendimos muchas cosas, el respeto a los mayores y otras cosas más hermosas.

Fuimos muy poco a la escuela cuando fuimos pequeñitos, por eso aprendimos poco estos pobres angelitos.

Ya van pasando los años Y todo se ha apaciguado. Los pequeños ya crecimos, Casi todos trabajando.

Cuando tenía ocho años iba ya al Segundo Grado. Me pusieron el primero porque era espabilado.

El que podía estudiaba, el que no, a trabajar. Y si no tenías suerte, hambre ibas a pasar.

Se pasan dos años más y se presenta la Guerra. Lo poco que había estudiado lo echamos todo por tierra.

Han pasado muchos años y ya he visto muchas cosas, y de todas las que he visto estas son las más hermosas:

Casi todos a la guerra. Quedan mayores niños. Los mayores a labrar y en lo que podían los niños.

Todos los chicos estudian, unos valen, otros no. Los padres salen de dudas. Les entra la comprensión.

Duró la guerra tres años y cerraron las escuelas, que todo lo que aprendimos se nos queda en la cabeza.

El que no vale trabaja. Y se saben presentar. Y nosotros de su tiempo, no sabíamos ni hablar.

Ya se termina la guerra y el campo todo parado. Se presenta la langosta, todo lo deja arrasado

Y yo moriré contento, porque todo ha cambiado. Como tengo 80 años, yo también lo he disfrutado.

Manuel López-Gil


Los Mayores sin Estudios