Page 1

APLICACIÓN DE LAS NUEVAS TECNOLOGIAS A LA EDUCACION INFANTIL Y PRIMARIA 1. INTRODUCCION En los últimos tiempos el crecimiento de las posibilidades de los ordenadores está convirtiéndose en un fenómeno social. Va convirtiéndose en habitual encontrar en la red conexiones con gran cantidad de empresas comerciales, instituciones de todo el mundo, bibliotecas, museos y exposiciones artísticas, etc… Desde el punto de vista de la educación, las novedades aportadas por la red también son muy notables. La posibilidad de acceder a una determinada información (por ejemplo, un curso o un programa educativo), o de difundir cualquier tipo de contenidos (ya sean éstos textuales, gráficos o sonoros), y la posibilidad de acceder a todo ello desde cualquier lugar conectado a la red y en cualquier momento, además de traspasar las habituales limitaciones en el número de estudiantes que pueden seguir un determinado curso, está propiciando ya aplicaciones muy variadas. La capacidad de intercomunicar alumnos de distintos centros educativos clásicos (presenciales), y las posibilidades que la red ofrece de acceder a material instruccional de primera mano facilitan la realización activa de tareas de aprendizaje por parte de los alumnos En definitiva la red es una herramienta con mucho potencial en el campo de la educación. El objetivo de este trabajo es estudiar como se están aplicando todas están posibilidades en el campo de la educación infantil y primaria. Pensamos que es un área interesante de estudio ya que el niño esta rodeado del mundo de los ordenadores e Internet y esto puede dar mucho juego si conseguimos despertar su interés en edades tempranas. Además es muy importante el desarrollo de la educación a estas edades ya que será la base de su aprendizaje en un futuro. Es fácil comprobar cómo cuando nos vamos encontrando con gente que no sabe usar un ordenador o moverse por la Red, su capacidad para aprenderlo es muy pequeña, es muy difícil educar en las nuevas tecnologías a personas con cierta edad, sin ser esta muy alta. Aquel que antes de la adolescencia no haya sentido un mínimo interés o algún contacto con este tipo de medio, tiene difícil poder manejarse con soltura en él. Nuestro trabajo pretende seguir un hilo conductor que parte de un recorrido a través de este mundo analizando los recursos disponibles, donde podamos hacer una descripción del estado del arte. Tras situarnos convenientemente con este punto, buscaremos la opinión del profesional de la enseñanza, también punto clave del funcionamiento de los nuevos métodos de enseñanza que se abren ante nosotros, completándolo con lo que de algún modo podemos llamar la opinión del niño. Obviamente, el crío no podrá hacernos una descripción textual ni académica de lo que experimenta al utilizar este tipo de material, por lo que trataremos de expresar lo que vemos y oimos a un niño cuando está manos a la obra con ello. A la vista de lo que expongamos en estos primeros apartados, estructuraremos un posible curso de manejo de los ordenadores enfocado a los chavales de las edades en estudio, teniendo en cuenta las necesidades a esta edad. Por ultimo concluiremos con nuestras opiniones acerca de todo lo estudiado y nuestra visión critica ante las herramientas disponibles.


2. ¿QUÉ ES LO QUE PODEMOS ENCONTRAR? Recopilando información nos hemos dado cuenta de la gran cantidad de sitios dedicados a la educación infantil y primaria que están disponibles en la red. Tenemos que distinguir diversos tipos de chavales a los que van dedicadas estas páginas y actividades. La mayoría de los niños con edades tempranas desconocen el empleo de un ordenador, por lo que la figura del padre o educador tiene que estar presente en todo momento. La necesidad de un curso previo (como el que citamos más adelante) es fundamental para un correcto desarrollo de la educación del chaval.

¿QUIÉN ES EL DESTINATARIO DEL MATERIAL? Un punto importante sobre el que debemos reflexionar es quién es realmente el objetivo de las páginas: no sería un acierto que tratemos de hacerla directamente para agradar al niño, sino que quien debe sentirse atraído debe ser el padre (o el educador). El proceso lógico para que un niño pequeño acabe delante de las páginas o material informático que están dedicadas a ellos, parece empezar por un encuentro del sitio web o el programa educativo con el padre o educador, bien casual o bien provocado por ellos. Aquí es donde el material que se ha desarrollado debe pasar el primer examen. Debe convencer a éstos para decidir hablar al niño sobre él o, en el caso más avanzado, llevarle ante la pantalla del ordenador para que lo compruebe por sí mismo. En este instante, llega el segundo examen, probablemente el más duro y difícil: el que debe llevar a cabo el niño. Es el paso clave, ya que aquello que se ha desarrollado específicamente para el pequeño va a depender del juicio, probablemente sumarísimo, que va a llevar a cabo implacablemente éste. Tras este primer encuentro, ese material puede pasar a ser un entretenimiento que quiera repetir o pasar directamente al olvido, quedando proscrito su uso. Podemos ver reflejado este proceso en el siguiente esquema:

PRIMERA FASE El padre o educador descubre material para el niño Si le gusta, trata de atraerlo

TERCERA FASE El niño acepta lo que supone aprender con el ordenador como un juego más o lo rechaza y se mostrará reacio en un futuro

SEGUNDA FASE El material pasa ahora por el exámen del niño

Es por tanto el primer reto que se impone todo aquel que quiere hacer algún material dedicado a la educación infantil. Su contenido debe atraer al padre o al educador suficientemente como para que decida preparar un encuentro de este material con el niño, pero a la vez debe tener un aspecto que debe atraer al niño para que realmente llegue al destinatario final. El objetivo es doble, ya que tiene que pasar el filtro de una persona mayor, con juicios muy distintos a los que después va a aplicar el


niño para filtrarlo también y decidir incluirlo entre sus juegos preferidos. Y aquí entramos en otro tema, que es el de lograr que el aspecto que atrae al chaval sea compatible con el objetivo número uno, que es la formación del niño. Un fácil manejo del sitio será imprescindible para que este se adapte al niño. Una de las cosas que hemos notado es que no son sitios muy intuitivos para aquellos que no saben leer o bien tengan dificultad en la lectura. Presentan un gran numero de imágenes pero a pesar de ello no se podría navegar sin leer, por lo que es necesaria la presencia de un guía.

ESTADO DEL ARTE Es muy amplio el número de páginas web orientadas a la educación infantil y pensamos que cada vez serán más al comenzar a llegar gente más joven y cercana a Internet a los puestos de profesores. De los programas mostraremos todos aquellos que hemos encontrado y de las páginas sólo aquellas que visitamos y nos detuvimos un poco más para extraer conclusiones. Hemos incluido software no sólo en español porque hay veces en las que no es importante; por un lado, hemos hablado de la conveniencia de la utilización de este material con alguien que guía al niño, pero no solo eso, sino que realmente para estas edades lo que parece más relevante o atractivo para ellos es lo que se refiere a las formas y los colores, eso es en lo que realmente se fijan más que en las letras. Sin más que acudir a una página de programas shareware o freeware podemos tener a nuestro alcance un amplio repertorio de software dedicado a educación infantil, lo cual no nos debe sorprender a tenor de lo que explica más adelante un profesor de ciencias de educación, donde se dan datos sobre la producción de este tipo de material. MyABCD 2.7 Un bonito juego para aprender Colorea 1.0 Familiariza a los más pequeños con los colores y el ratón Maths Trainer 1.1

Entretenida forma de aprender matemáticas

Piano emoticonos

Entretenido piano para niños y no tan niños también

Kolorea 1.0 Enseña a dibujar a los más pequeños de la casa Kolorea (W95) 1.0 Cuaderno de dibujos bajo W95 para que aprendan los más niños Preescolar 2000 2.0 Haz que tus hijos aprendan el abecedario y los números fácilmente Primary Learning 5.0b El siguiente nivel en programas educativos Press & Print 2.0 Zig Zag 3.0

Ideal para que los niños creen tarjetas de felicitación, calendarios...

Cuatro pasatiempos para que los niños aprendan jugando

Kids Having Fun 2.3

Seis divertidos juegos para niños de tres años en adelante

La Isla del Arco Iris II

Juego infantil para el aprendizaje de los colores

Splash 3D 3.0

Libro de coloreado interactivo para los peques de la casa

Logic Games for Kids 5.0a Una colección de 15 juegos de logica para niños de entre 5 y 13 años Early Learning 5.0a Un excelente compendio de juegos educativos I Can See My ABC's 1.0 Adiboo 1.0

Ayuda a tus hijos a aprender el alfabeto jugando

Juego educativo para niños de 3 a 7 años

Child's Play IV

Enseña a colorear y dibujar a tus hijos

Rub-a-Dub 2.0

Herramienta ideal para despertar los instintos artísticos de los más peques

Pero si queremos centrarnos en programas que se utilizan realmente en la formación de lo pequeños, debemos atender a la siguiente clasificación, que contiene diferente material con distinto objetivo cada uno. Esta es una lista relevante porque son programas que han sido evaluados por futuros maestros en la Universidad Autónoma en una asignatura que se llama “Nuevas Tecnologías”, de cuya documentación extraemos lo siguiente. Y, si queremos ser consecuentes con lo que pregonamos, debemos dejar que sea la gente que entiende lo que es la educación quien clasifique y nos hable de los objetivos de los programas que tenemos:


PROGRAMAS EDUCATIVOS DE ESQUEMA CORPORAL, RAZONAMIENTO LÓGICO Y ESTRUCTURACIÓN

PROGRAMAS EDUCATIVOS PARA LA COMUNICACIÓN

NOMBRE Rompecabezas Sea School Seriación por colores Los tres cerditos se divierten Di El tesoro Lao. Casa y Familia (serie de 9 programas, temas diferentes) Melani Pinchaglobos

Paal Caras Cartoons

PROGRAMAS EDUCATIVOS PARA LA EXPRESIÓN Y LA CREATIVIDAD

Epi y Blas Picasso CLIC

Adibú Carpetas CNREE: Cara, cuerpo, espacial Correspondencias PROGRAMAS EDUCATIVOS DE ESQUEMA CORPORAL, RAZONAMIENTO LÓGICO Y ESTRUCTURACIÓN

Esquema corporal Gencume Mickey Puzzles Micon Mono Coco

OBJETIVOS Observación y memoria Numeración Expresión y creatividad Memoria visual y coordinación visiomotora Lectoescritura Resolución de fonemas Asociar vocabulario a acciones y sonidos. Reconocimiento. Comunicación oral. Memoria... Construir frases sencillas con representación gráfica animada Comunicación; trabaja lectura, vocabulario y discriminación auditiva en niños que empiezan a leer Dificultades de lectoescritura: reconocimiento de dibujos, y letras Expresión y creatividad, esquema corporal Expresión y creatividad; reproducción y creación de escenas animadas. Introducir personajes, hacerlos hablar, mover... Colorear. Arriba-abajo, cerca-lejos, dentro-fuera...(nos suena) Pintura, dibujo libre (¡!) Figuras geométricas Permite adaptar las actividades de cualquier etapa y área a las necesidades específicas de cada alumna y alumno. Enumeración, comprarción y orden Identificar partes del cuerpo Relacionar figuras según tamaño, color, forma... Conocimiento del cuerpo Trabajo para orientación espacial, número, suma y resta y memoria visual Puzzles. Orientación espacial y relación figura-fondo Construcción y composiciones de tipo Lego Ayudar a un personaje a atravesar un precipicio resolviendo seis ejercicios

Son norma general conceptos como creatividad, expresividad, relacionar, comunicaciones, orientación. Son probablemente los conceptos clave en la educación de un niño, por lo que podemos pensar que el proyecto que aborda de lleno y con mucha ambición la formación de nuestros pequeños. También es probable que esta ambición, partiendo de una situación de novedad del método sea un problema más que otra cosa, siendo más recomendable abordar un


campo concreto y tratar de explorarlo bien, no entrar como un elefante en una cacharrería queriendo copar todo el aprendizaje de un niño con programas, cosa que, desde nuestra posición no experta, nos parece algo no solo mal planteado, sino además poco deseable. No hay que olvidar de golpe los métodos tradicionales, al menos hasta tener claro por qué derroteros nos lleva la nueva realidad en la escuela. Como direcciones WEB interesantes destacamos las siguientes:       

“Aprende con Internet” http://www.educared.net/Aprende/rincon.htm, es una colección enorme de enlaces para que los niños naveguen por páginas que pueden ser de su interés, de animales, de cuentos, personajes queridos por los niños... “AdInfinitum”, http://www.santillana.es/homeAdInfinitum/AdInfinitum.htm, portal donde la editorial Santillana ha puesto una zona de entretenimiento enfocada a los niños, pero quizá con una edad un poco superior. El PequeTimes http://www.pequenet.com/index2.asp es una página en que los niños encuentran contenidos para ellos de una forma distinta, en forma de periódico, lo que puede suponer un punto de diferenciación con otros que a los niños les agrade En La guardería, en http://www.bme.es/peques/ se nos presentan juegos para enseñar a los niños Los cuentos de Ikka (www.Ika.com/cuentos/) presenta unos cuentos interactivos, de manera que es el niño el que va contestando a una serie de preguntar que se dan según se desarrolla la acción de los cuentos. En la web de las famosas mundialmente tres mellizas (www.lastresmellizas.com), podemos encontrar, a parte de la inevitable página de marketing, juegos, material para cantar, material para decorar el ordenador... Un profesor de Educación Infantil de la Universidad Autónoma reúne distintos enlaces en http://www.adi.uam.es/~jparedes/misfavor.html#Infantil para educación primaria y educación infantil, tanto para niños como para profesores, que pueden encontrar recursos y técnicas para sus clases. “EnRedados: Aplicaciones y experiencias de Internet en España con interés educativo” http://www.uv.es/~aliaga/bordon2.html, es una colección para profesionales de la educación donde se habla de distintas experiencias y proyectos educativos apoyados en Nuevas Tecnologías. Asociación Mundial De Educadores Infantiles en http://www.waece.com/ tiene material para que los educadores utilicen asíc omo cursos de formación para ellos.

En resumidas cuentas, podemos encontrar una multitud de páginas para niños o para educadores. Las que hemos puesto aquí no son más que una muestra de lo que hemos encontrado, que es mucho, aunque lamentablemente, no todo bueno. Tampoco este tipo de páginas se libran de uno de los males de Internet, que es la discrecionalidad de la información que podemos encontrar, de manera que se nos mezcla el material de buena calidad con el que no parece valer nada. También tenemos que decir que en lo que a nosotros nos toca un poco más, lo que podemos dar en denominar la Tecnología educativa, también hay múltiples recursos, foros, revistas... online donde se puede documentar as experiencias que se llevan día a día enfocadas al campo de la educación mediante uso de las Nuevas Tecnologías. Basta introducir “Tecologia educativa” en cualquiera de nuestros buscadores habituales para conseguir unas cantidades enormes de enlaces referidos a esta clave


CONSIDERACIONES SOBRE LOS PROGRAMAS Sobre los programas que podemos encontrar destinados a los niños, habrá que hacer una serie de consideraciones. Existe un artículo de Santos Urbina (Profesor de Ciencias de la Educación en la Universidad de las Islas Baleares), publicado en Edutec Revista Electrónica de Tecnología Educativa en Noviembre de 2000 donde se exponía el estado del software para niños y señalaba algunos puntos débiles. El título de dicho artículo es “Algunas consideraciones en torno al software para Educación Infantil “, del que transcribimos la primera parte donde se hace un análisis crítico del estado de los productos educativos para niños: “En los últimos años, la industria del software en nuestro país está centrando muchos de sus esfuerzos en el sector de edades que comprende la etapa de Educación Infantil. Bajo la vieja fórmula de “aprender jugando”, y exprimiendo al máximo las cualidades multimedia de los actuales equipos informáticos, se están ofertando atractivos programas de impecable factura. Y a juzgar por el crecimiento a que aludíamos, no cabe duda que se trata de un negocio en alza. Un estudio estadounidense realizado hace apenas cuatro años revelaba que el 67% del software allí publicado tenía como destinatarios a los niños pequeños. Así, actualmente podemos adquirir programas educativos cuyos destinatarios tienen incluso menos de tres años. No es ya una excepción encontrar algún programa dirigido a niños de 18 meses. Al mismo tiempo, podemos observar que compañías tan poderosas como Microsoft han sacado al mercado periféricos específicos destinados a niños de entre 2 y 6 años. Asimismo, prácticamente todas las grandes editoriales de nuestro país se han ido sumando a esta tendencia y ya cuentan con un departamento de productos multimedia o similar. Y, obviamente, la confluencia de destinatarios también ha propiciado que el sector juguetero esté invirtiendo sus esfuerzos en este ámbito. Otro de los indicadores que nos muestran el crecimiento de la industria dirigida a este sector es la aparición cada vez más frecuente de artículos alusivos al tema en revistas de informática de consumo. Sin entrar en la polémica acerca de si el interés comercial se deriva del interés social o el primero, a través de campañas publicitarias, genera el segundo, lo cierto es que la presencia de una informática centrada en los niños pequeños se está haciendo progresivamente patente. Además de la creciente oferta, una buena parte de los productos comerciales en el mercado dirigidos a las edades de referencia suelen tener unas características muy heterogéneas o son traducciones del inglés (u otros idiomas) sin una adaptación a las características de nuestra población; otros se limitan a “trasplantar” algún personaje popular entre los niños desde la televisión o el cine a la pantalla del ordenador; y, por supuesto, algunos de ellos están realizados con gran calidad. El interrogante que surge de esta situación es claro: ¿poseen todos estos productos la calidad necesaria para considerarse “educativos”? Claro está que una concepción amplia del calificativo “educativo” nos llevaría a considerar como tales a la práctica totalidad de programas existentes en el mercado. Cabría, entonces, plantearse otras formas más restrictivas para determinar la idoneidad de los materiales informáticos dirigidos a la Educación Infantil. Soy consciente, de acuerdo con Haugland (1992), de que los efectos del ordenador en “niños preescolares” como en otras etapas educativas dependerán de cómo sea utilizado, y será responsabilidad de los adultos realizar las elecciones apropiadas para que resulte beneficioso. Autores como Yager y otros (1993) abundan en esta idea, remarcando la importancia en la selección de un software adecuado. Tanto uno como otros coinciden en la importancia de una utilización del ordenador contextualizada en el aula, de tal forma que suponga una herramienta más. Por su parte, Shade (1996) pone de manifiesto el papel fundamental de los maestros para que los supuestos “beneficios” de la tecnología puedan llevarse a cabo; así, la decisión más crítica que el educador deberá adoptar se


refiere a la elección del software, ya que, en palabras del autor, los ordenadores no son, en definitiva, más que “plástico y circuitos” que no alcanzan su potencial hasta que se cargan los programas. Un estudio desarrollado en Estados Unidos por Haugland y Shade (1994) hace unos años demostraba que tan sólo un 25% de los programas educativos dirigidos a un público “preescolar” estaban desarrollados adecuadamente. La razón de ello parece más o menos clara: sencillamente se trata de productos dirigidos a un sector de edad determinado que han sido ideados y elaborados con una finalidad casi exclusivamente lucrativa. Ignoro si pasados más de cinco años tras el estudio de estos autores los datos se han visto modificados para mejor o no, aunque sí me gustaría ser algo más optimista aunque con moderación y aún sin disponer de estudios similares con respecto a la calidad de los materiales producidos y distribuidos en el estado español.” El artículo integro puede leerse en http://edutec.rediris.es/Revelec2/Revelec13/urbina.html.


3. LA OPINIÓN DE LAS PARTES IMPLICADAS: ¿QUÉ VENTAJAS OFRECE A LA EDUCACIÓN DE LOS PEQUEÑOS LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS? Llegamos en este punto de nuestro pequeño estudio a uno de los puntos cruciales, y es la evaluación de lo que puede aportar la teleeducación y las nuevas tecnologías en general por parte de aquellos que van a tener que pegarse con estos nuevos métodos: los maestros y los niños. Si bien hemos introducido nuestra opinión de forma soslayada, lo que realmente debe contar es lo que se exponga a continuación. No hay que olvidar que la educación es tarea de los profesionales de la educación, que son lo que realmente pueden evaluar la conveniencia y la utilidad de los métodos que podemos poner a su alcance nosotros, como desarrolladores de tecnología educativa.

LOS MAESTROS Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Lo que recogemos a continuación es fruto de una conversación con una maestra de educación infantil, que nos mostró documentación que recoge la formación que ella ha recibido para valorar la utilidad de las nuevas tecnologías. En primer lugar nos explicó cuál era la situación actual en nuestro país, donde según nos dijo “las nuevas tecnologías están introduciéndose poco a poco en las Escuelas Infantiles, preferentemente en el segundo ciclo”. Sobre cuál el es el valor añadido que nos ofrece el uso de las nuevas tecnologías al introducirla en la enseñanza de los niños, nos indicó que “es indudable su inclusión como material didáctico en las escuelas, dado que promueve muchos y diversos tipos de aprendizajes y se engloba bajo el nombre de material informático y audiovisual. Los niños niñas con edades comprendidas entre 3 y 6 años pueden aprender a utilizar esta herramienta que está al orden del día para desarrollar capacidades diversas: lógico-matemáticas, lingüísticas, musicales, plásticas y psicomotrices entre otras”. De esta forma, se permitía valorar el material multimedia que hay desarrollado hoy por hoy de la siguiente manera: “los programas multimedia o las distintas páginas que podemos encontrar en la red nos proporcionan nuevas experiencias y hacen posible que la información llegue de una forma rápida y estructurada, facilitando así la tarea del profesor de crear nuevas situaciones de enseñanza-aprendizaje” y abogaba por su uso “no como sustitutivo de la programación que debe llevar a cabo el profesor, sino como una tarea complementaria de ayuda en actividades de ampliación y profundización de los contenidos curriculares”. Una de las cosas a las que quiso dar mayor énfasis es cómo enfocar las aplicaciones que se les ofrecen, descartando considerarlo una asignatura más, explicándonos que “por ello, su inclusión debe contemplarse en el currículum y no sólo en el Área relacionada con las distintas formas de Comunicación y Representación, sino en todas las áreas de una manera globalizada contribuyendo al desarrollo integral de los alumnos“. Al preguntarla sobre si el profesorado estaba preparado para este reto educativo que implicaba conocimientos que quizá muchos de ellos no tenían, señalaba que “los maestros deben ponerse al orden del día para manejar estas nuevas tecnologías o disponer de un apoyo en caso necesario, pero no se puede dejar de lado porque es un medio que está alcanzando lo cotidiano, como ocurre con la televisión. Cada vez son más las personas que incorporan un ordenador en sus hogares.”


La posibilidad de que la Red no fuera un medio para niños, nos daba en cierto modo la razón, pero no dejaba de ver el lado positivo que también podía desarrollar en los alumnos, que “ante esta avalancha de información que llega de una manera inmediata, sin censuras, el profesor debe fomentar en los niños una actitud crítica sobre los datos que le llegan, ya que estos contribuyen al desarrollo de actitudes y valores”. De este modo, pensaba que “ha quedado patente la necesidad de incorporarlo en los centros”, si bien no hay que precipitarse y pensar cuál es la forma más racional y funcional para un correcto aprovechamiento de estos nuevos medios, porque “a veces, la implantación de sistemas tecnológicos se hace de forma precipitada y sin apenas planificación. Desde esta perspectiva debemos plantearnos que tecnología necesitamos y cómo vamos a organizarnos. La primera pregunta nos lleva a pensar en los objetivos que pretendemos y ver qué tareas son susceptibles de ser informatizadas”. La segunda cuestión, nos plantea otras dificultades como la formación necesaria, las ventajas que supone, cómo debemos modificar nuestras pautas de actuación con el alumnado, etc. De esta manera, van surgiendo una serie de criterios de funcionalidad que decidirán si podemos aplicar las nuevas tecnologías a la educación, como:     

supone un ahorro de recursos (personales, tiempo, espacio) es viable en términos coste/beneficios para la escuela permite el control por parte de los usuarios (forma de interactuar las personas con las máquinas) permite facilidad para el aprendizaje y sencillez de manejo facilita el descubrimiento de nuevos usos.

Mirando detenidamente estos criterios las escuelas están muy lejos de cumplirlos en la totalidad. Es largo el camino para recorrer, pues los maestros no tienen la debida preparación en el manejo de este tipo de programas y tecnologías. Por lo que deberían procurarse cursos de preparación obligados en esta materia, aunque no siempre tienen disponibilidad de horarios. No todos los colegios disponen de sala de informática o bien tienen pocos ordenadores, por lo que el acceso individualizado es bastante limitado. Aunque poco a poco se dotan de ayudas a los centros para superar estos problemas, pero de momento es un proceso lento. Los niños aprenden rápido pero es necesaria la presencia constante del profesor para realizar actividades con los alumnos. De esta manera las posibilidades interactivas de los niños descienden, ya que se convierte en actividades dirigidas. Sin embargo, el elemento motivador de estos recursos es grandísimo y captan la atención de los más pequeños, por lo que los aprendizajes y las experiencias son significativas para los niños. Aprenden y juegan al mismo tiempo. Los colores, las imágenes, los sonidos que estos programas producen son atractivos y llamativos por lo que es fácil que el maestro pueda desarrollar su activividad. Las familias pueden ayudarlos en casa y enseñarles a manejarlos también, de manera que el uso se convierta en cotidiano. En muchas aldeas rurales de Galicia, donde no es posible la asistencia a la escuela por falta de niños, profesores o centros, los padres desarrollan esta labor y se sirven de las páginas que encuentran en internet y diversos programas multimedia. Esta educación a través de las nuevas tecnologías es posible y eficaz, aunque los aprendizajes que se producen en la escuela son insustituibles pues en la escuela no sólo se aprenden materias curriculares, sino que es una institución socializadora donde intervienen otros procesos, como las relaciones afectivas que establece entre sus iguales y con el profesor. Además de lo denominado hasta ahora “currículum oculto” que se manifiesta en la conducta del profesor, estableciendo las normas, valores y actitudes socialmente aceptados. El niño pasa a formar parte de la sociedad integrándose en la escuela y relacionándose con sus iguales.


Existen, actualmente, en el mercado gran cantidad de programas que sería imposible enumerar, pero sólo citaré algunos. No todos son apropiadas para los niños/-as de Educación Infantil, pues muchas son más aptas para estudiantes de niveles de Primaria. Esto es debido al obstáculo que supone la lectura de estos materiales para los más pequeños que deben apoyarse sobre todo en las imágenes. Además encontramos programas multimedia, algunos de ellos son: Matemáticas con Pipo. Cibal. Multimedia. Ven a jugar con Pipo. Cibal. Multimedia. Aprende música con Pipo. Cibal. Multimedia. Leo-leo. Multimedia. Formas y colores. Multimedia. Orientación espacial. Ediciones PC.286 o superior. Tuneland. Ubi Soft. Como ya he dicho antes una incorporación adecuada de los medios audiovisuales en la escuela sería muy productiva y conveniente, sin embargo todavía quedan muchas dificultades que saldar para que esta adaptación se realice correctamente.

LOS NIÑOS Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Para este estudio elegimos un niño de casi cinco años, conocido nuestro (es vecino). Este chaval apenas ha contado con algún contacto con los ordenadores al no tener contacto cercano con personas que le incentiven este uso. Además por ser una edad muy temprana en su entorno escolar (guardería e inicio de colegio) no han sido empleadas herramientas, como software o internet, como apoyo educativo. A pesar de todo no es algo nuevo para él la presencia de un ordenador. Nos juntamos una tarde y tras enterarnos un poco de lo que hacía en su clase y de las cosas que estaba aprendiendo nos dispusimos a buscar entre las herramientas y las páginas que conocíamos todo aquello que pudiera complementar su educación. Al colocarle delante del ordenador nos dimos cuenta de que partíamos desde cero para su ínter actuación con la máquina. Le enseñamos el manejo del ratón. Inicialmente le mostramos como lo hacíamos nosotros y le ayudamos a manejarlo moviendo su mano con la nuestra. Después le dejamos solo y le pedíamos que situara el ratón en diversos puntos de la pantalla. Aprendió bastante rápido aunque al principio levantaba el ratón de la mesa e intentaba moverlo por la pantalla o lo empezaba a agitar rápidamente. Suponemos que estas actitudes también dependerán del carácter del chaval. Este niño en cuestión es algo nervioso y muy intranquilo, por lo que no dejaba de moverse y tocar todo. Pensamos en enseñarle a escribir algo con el teclado pero no reconocía muy bien las letras, ya que según nos contó la madre empiezan con las minúsculas y la ‘a’ y la ‘e’ le eran algo diferentes a ‘A’ y ‘E’. Además tardaba en encontrarlas y no solía recordar al rato donde estaban así que tenia que volver a buscarlas. Por lo que la fase del teclado la dejamos apartada. Parece por lo tanto una posibilidad el desarrollo de interfaces, ya sean físicas o ya sean para el manejo a través de los contenido, pensadas para estas edades. Otra de las experiencias fue la carga del programa o la búsqueda de paginas en Internet. Como era de esperar todos estos pasos son transparentes a un niño de su edad, no sabe ni como se hace y pensamos que a edades tan tempranas no son capaces de cargar un programa solos, ni tiene mucho sentido tratar de explicárselo. Las necesidades educativas urgentes no van por este lado. Debe aprender a usar el ordenador lo básico para aprender realmente lo que importa, el contenido


de lo que le pongamos en la pantalla. Por experiencias personales con primos nuestros sabemos que son un año o dos más son capaces de poner programas en el ordenador por ellos mismos, pero tras habérselo enseñado de una forma casi mecánica, ya que ante nuevos programas se quedan algo bloqueados. Por la edad del niño, está en sus primeros pasos de lectura, por lo que es bastante lento y debemos ser nosotros los que le leamos la variedad de propuestas que existen. No se decide fácilmente y cambia de opinión constantemente. Le vamos guiando hacia nuestros objetivos. Nos inclinamos por programas de números y de letras, así como de colorear, ya que parecía sencillo y acorde con lo que dan en clase. Resaltamos que el chaval hará aquello que el guía desee, al no ser capaz de reconocer lo que se le ofrece. Por ello es importante la buena información que tenga ese guía, debe haber puesto interés en una fase de aprendizaje de los contenidos previa a ponerse con el niño. Queremos pararnos en este detalle un momento. Nosotros llevábamos varios programas y páginas miradas. Los programas eran concretos y no nos dieron problemas. Pero a la hora de elegir las páginas en internet, comenzamos a navegar y buscar otras alternativas. El chaval al no saber de que va esto se comenzaba a aburrir, por lo que decidimos darle un descanso para merendar él y nosotros. Es muy importante llevar un numero de sitios concretos y no salirse de ellos. Debemos llevar varios ya que la red a veces es traicionera y pueden fallar las direcciones. Además deben de ser concretos para que el niño no tenga que esperar, ya que a estas edades se impacientan y se aburren enseguida. Las páginas que probamos no nos convencían mucho por la lentitud de respuesta. Y la verdad es que acababa algo cansado de ellas. Por eso pronto pasamos a los programas descargados. Comenzamos por el programa “La isla II”, el cual consistía en acertar el color del dibujo animado que se paseaba por la pantalla. El color se señalaba mediante el ratón, por lo que se trataba de un ejercicio de asociación. Nada más comenzar le dejamos solo pero no era capaz de hacer nada. Le tratamos de enseñar y guiar con el ejemplo. No respondió mal, y a pesar de que iba algo lento por haber conocido su uso hace poco, los colores los acertaba casi siempre. Tal y como actuaba nos pareció que le gustaba el programa y estaba entretenido. Pero al cabo de un rato largo comenzó a cansarse. Cuando parecía ya algo incomodo le pusimos un cuento en el ordenador, el de “La liebre y la tortuga”, que pareció gustarle. Esto último más como agradecimiento por su ayuda que como evaluación para nuestro trabajo. De todas formas las sesiones iniciales no deben ser muy largas, deben de ser una muestra de lo que puede hacer con el ordenador y acercamiento a este. No hemos contado con otras sesiones. Pensamos que lo bueno sería una a la semana al principio y después esperar a que el niño sea quien lo pida.


4. PROPUESTA PARA UN CURSO DE EDUCACION INFANTIL Bajo este epígrafe, vamos a desarrollar una propuesta que apoyamos en la documentación que hemos podido consultar para este trabajo, así como en los resultados de la experiencia que hemos llevado a cabo y que hemos descrito en páginas anteriores. Aunque el título puede llevarnos a algún equívoco, no queremos estructurar un curso de contenido académico clásico. Nuestra propuesta debe encuadrarse en un contexto de “curso previo” para que los niños estén listos para trabajar con el software o el material que se quiera desarrollar para cubrir la función educativa clásica. Sería una introducción al uso del ordenador como herramienta de trabajo, probablemente para toda su vida. En primer lugar, la importancia de que un niño pequeño se familiarice con un ordenador puede ser fundamental en la posterior explotación de los recursos que puede necesitar a lo largo de su etapa de formación como estudiante. Si de pequeño recibe una base y aprende a desenvolverse con un ordenador, además de poder desarrollar este aprendizaje en los años más oportunos para hacerlo y así no tener ese miedo que caracteriza a muchas personas cuya formación en el manejo de los ordenadores ha sido tardía y en algunos casos forzada. Además de esta ventaja de familiarizar a un pequeño con una herramienta de trabajo, está la de abrir un nuevo campo en el que desarrollar su educación, mediante el uso de soporte informático y Nuevas Tecnologías. Por último, las escuelas podrían desarrollar experiencias de intercomunicación con otras, creando comunidades virtuales (que de hecho ya existen) que hagan ver a los niños, ya desde pequeños, la existencia de otros lugares, otras culturas y otros pensamientos, despertando en ellos la curiosidad por conocer cosas que no sean estrictamente las que le rodean. Al tener que comunicarse mediante el ordenador, de alguna manera también conseguimos mejorar en ellos el lenguaje escrito. Resumiendo todos los objetivos expuestos, podemos recogerlos en la siguiente tabla: • Aprender a utilizar el ordenador como herramienta de trabajo. • Aprender a utilizar el ordenador como herramienta de ocio. • Desmitificar la máquina y ponerla al servicio de las personas. • Conocer las nuevas tecnologías y sus posibilidades. • Contactar con niños y niñas de su misma edad o parecida de otros pueblos, comarcas, autonomías, paises...etc, mediante videoconferencia o simplemente a través de correo electrónico. • Desarrollar habilidades significativas de lenguaje escrito para poder comunicarse con sus compañeros virtuales. Para llegar a conseguir todos ellos, los temas que habría que explicar a los niños serían aquellos que les permitan llegar a conocer su “nuevo juguete” y familiarizarles para resolver problemas comunes que se les planteen. Es probable que esta tarea de explicar cómo usar un ordenador a un niño pequeño sea dura y costosa, pero planteado como un juego es posible que los pequeños aprendan rápidamente a desenvolverse con las máquinas. También hay que recordar que a esta edad la capacidad de aprendizaje de un niño es muy superior a la de una persona mayor, y que no se trata de explicar al niño cómo funciona un ordenador, sino como utilizarlo para los fines que hemos marcado. Los pequeños pasos que podrían ayudar a enseñar a un niño a “usar” un ordenador, podrían ser los siguientes:


1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

El ordenador, sus partes. Cómo conectar la máquina. Primeros pasos con teclado. Manejo del ratón. Resolución de pequeños problemas (salir y volver a entrar). Escritura de palabras. Escritura de frases. Redacción de mensajes sencillos para enviar. Localización de personas o escuelas a quien enviar nuestros mensajes.

Estos pasos podrían llevarse a cabo mediante un desarrollo progresivo, con un plan como el que sigue: • • • • • • • • • •

Conocimientos previos del niño, preguntándole si sabe lo que es, si tiene uno en casa… Explicación de cómo encender y apagar. Una vez explicado esto, podemos dejarles que toquen el juguete, en un principio con la lógica inspección del maestro Manejo de programas de aprendizaje de manejo del ordenador y del ratón, que podemos encontrar de entre los muchos recursos de la Red. Desarrollar las habilidades motrices de manejo de la máquina. Aprendizaje y manejo de nuevos programas, incluyendo algún programa básico para escribir correos electrónicos. Toma de decisiones sobre el estilo y redacción de una carta. Redacción de la misma y envío. Al recibir contestación, podemos aprovechar para hacer una lectura de ella. Para que en los niños está la ideas de que esto es “un juguete”, podría ser interesante que también dispongan de algunos juegos de ordenador, aunque preferiblemente que involucren a más de un niño a la vez

No hay que olvidar que es posible que los propios profesores necesiten también cierta formación para poder transmitir estos “nuevos conocimientos” a los niños. En cualquier caso no deja de ser una formación que puede ayudarles a ellos en muchos campos de su trabajo, y que por lo tanto no creemos que deba suponer un rechazo por parte de los profesionales de la enseñanza. El niño debe entender en un primer contacto el ordenador como un juego nuevo, y será a lo largo de su desarrollo como estudiante cuando ese juego pase a ser útil y en algunos casos imprescindible. Esta primera toma de contacto de los niños con el ordenador puede complementarse con un segundo tipo de curso en el que se enseñase a los escolares a usar Internet y a buscar recursos e información en ella. “el ordenador es un buen instrumento para la enseñanza-aprendizaje del sistema lectoescritor, pero no como aplicador de fórmulas mágicas o como sustituto del maestro/a, sino como elemento de nuestro entorno que nos permite por un lado hacer significativa la actividad de aprendizaje del sistema de lenguaje escrito y por otro motivar al alumnado como pocas cosas”.


5. CONCLUSIONES: Desde el punto de vista pedagógico, consideramos que los niños de una edad temprana necesitan adquirir unos ciertos hábitos de estudio, aprendizaje y comprensión que no puede dar la teleeducación, pues en esas edades nos parecen insustituibles la figura del profesor (la teleeducación aplicada en estas franjas de edades deja demasiado “peso” a la labor de los padres) y las relaciones entre los alumnos en un entorno determinado. Sin embargo, una vez que estos hábitos se van adquiriendo, la teleeducación es una propuesta muy interesante dados sus valores pedagógicos y estimulantes del aprendizaje a medida que aumenta la edad de los alumnos. A nuestro juicio, sería adecuada una implantación progresiva de la teleeducación a medida que aumenta la edad de los alumnos, Hasta la fecha, uno de los papeles clave asignados al sistema escolar, ha sido el de la alfabetización del alumnado en el dominio de la cultura impresa en sus dos dimensiones: la lectura (es decir, la capacidad para obtener conocimiento a través de la decodificación de los símbolos textuales) y la escritura (la capacidad para comunicarse a través de dichos símbolos). A lo largo del s. XIX y XX hemos definido como persona alfabetizada a aquella que dominada los códigos de acceso a la cultura escrita o impresa (saber leer) y que a la vez poseía las habilidades para expresarse a través del lenguaje textual (saber escribir). Hoy en día, en un mundo donde la comunicación se produce no sólo a través del lenguaje escrito, sino también a través de otros lenguajes como son el audiovisual y a través de soportes físicos que no son impresos (televisión, radio, ordenadores...) el concepto de alfabetización cambia radicalmente. Los educadores debemos cambiar nuestro concepto de persona culta y alfabeta. En la actualidad el dominio sólo de la lectoescritura parece insuficiente ya que sólo permite acceder a una parte de la información vehiculada en nuestra sociedad: a aquella que está accesible a través de los libros. Una persona analfabeta tecnológicamente queda al margen de la red comunicativa que ofertan las nuevas tecnologías. ¿Qué estamos sugiriendo? Que en un futuro inmediato aquellos ciudadanos que no sepan desenvolverse en la cultura y tecnología digital de un modo inteligente (saber conectarse y navegar por redes, buscar la información útil, analizarla y reconstruirla, comunicarla a otros usuarios) no podrán acceder a la cultura y el mercado de la sociedad de la información. Es decir, aquellos ciudadanos que no estén cualificados para el uso de las NNTT tendrán altas probabilidades de ser marginados culturales en la sociedad del siglo XXI. Este analfabetismo tecnológico provocará, seguramente, mayores dificultades en el acceso y promoción en el mercado laboral, indefensión y vulnerabilidad ante la manipulación informativa, incapacidad para la utilización de los recursos de comunicación digitales. Por esta razón, una meta educativa importante para las escuelas debiera ser la formación de los niños y niñas como usuarios cualificados de las nuevas tecnologías y de la cultura que en torno a ellas se produce y difunde. Esta formación, desde nuestro punto de vista, debe plantearse con objetivo de que los alumnos y alumnas:   

dominen el manejo técnico de cada tecnología (conocimiento práctico del hardware y del software que emplea cada medio), posean un conjunto de conocimientos y habilidades específicos que les permitan buscar, seleccionar, analizar, comprender y recrear la enorme cantidad de información a la que se accede a través de las nuevas tecnologías desarrollen un cúmulo de valores y actitudes hacia la tecnología de modo que no se caiga ni en un posicionamiento tecnofóbico (es decir, que se las rechace sistemáticamente por considerarlas maléficas) ni en una actitud de aceptación acrítica y sumisa de las mismas.


Es posible que para todos estos objetivos sea necesario buscar un nuevo modelo educativo, ya que las nuevas características y necesidades de la llamada sociedad de la información reclaman un nuevo modelo de escolaridad. Es necesario y urgente cambiar el significado y sentido de la educación en las escuelas. Ya no sirve como en décadas anteriores que el alumnado memorice y almacene mucha información (sobre geografía, historia, ciencias naturales, matemáticas, lingüística, etc.). Lo relevante, en la actualidad, es el desarrollo de procesos formativos dirigidos a que el alumnado:    

aprenda a aprender (es decir, adquiera las habilidades para el autoaprendizaje de modo permanente a lo largo de su vida) sepa enfrentarse a la información (buscar, seleccionar, elaborar y difundir aquella información necesaria y útil) se cualifique laboralmente para el uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación tome conciencia de las implicaciones económicas, ideológicas, políticas y culturales de la tecnología en nuestra sociedad

El sistema escolar que tenemos nació con una concepción de la enseñanza pensada para dar respuestas de las sociedades industriales del siglo XIX y XX. La sociedad del siglo XXI representa un escenario intelectual y social radicalmente distintos. Nuestra responsabilidad es ir elaborando alternativas pedagógicas innovadoras que respondan a las exigencias sociales de una sociedad democrática en un contexto dominado por las tecnologías de la información. ¿Cuál debe ser este nuevo modelo educativo para las escuelas del nuevo siglo? ?Cómo ponerlo en práctica en las aulas? ¿Qué cambios deben ser introducidos en los centros educativos? ¿Cómo formar al profesorado para asumir estos retos?...

Aplicación de las nuevas tecnologias a la educacion infantil y primaria  

this is a preview from PELUSÍN

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you