Issuu on Google+

N潞 1 Edici贸n 2010

La revista de reLatos deL viento


El excelente trabajo realizado por los alumnos y alumnas, verdaderos Detectives de la Tradición Oral, ha superado las expectativas al lograrse una significativa recopilación tanto en cantidad como en calidad. Esta buena noticia nos llena de alegría y nos ha llevado a tomar una decisión: intentaremos editar varias revistas donde se publicará la totalidad del material. Por este motivo, en esta edición incluiremos parte del material de cada una de las 7 escuelas donde el Colectivo Relatos del Viento (junto al detective “Pipa”) han llevado a cabo las actividades de Revalorización de la Tradición Oral y las Huellas del Pasado Originario. Asimismo, el material que por otros motivos no se incluirá (historias que no corresponden a la actividad, incompletas, etc.) se dejará en cada escuela para que todos podamos seguir compartiendo y aprendiendo sobre lo que se cuenta en nuestra zona.


4 10 13 16 20 29 36 41

Saberes y sabidurías El objetivo de relatos del viento en las escuelas Artesanías Pipa llega a las escuelas Rituales Los elemento de la aventura Huellas del pasado originario Beatriz Pichi Malen nos visita Leyendas Llego el momento de compartir Creencias y Supersticiones Lo mejor de este trabajo Vagón de cola Ultima actividad… por el momento. La piecita del fondo Una esperanza

Staff: Diseño y desarrollo de las actividades: Colectivo Relatos del Viento Transcripción y estilo editorial: Patricia Rionda Corrección: Pablo Rosalía y Patricia Rionda Ilustración de tapa: Bea Barbosa Arte, diseño y diagramación: Bea Barbosa 1era. edición. 1.000 ejemplares Distribución gratuita para las escuelas participantes: Escuela Vicente López y Planes, Caminiaga | Escuela Teniente General Lonardi, a Providencia Escuela Manuel Belgrano, San Pedro Norte | Escuela Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino Escuela General Martín Güemes, Chuña | Escuela Antonio Manuel Sobral, Deán Funes Escuela Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana | Sala anexo José M. Paz, Copacabana Prohibida su venta. * Se trata de un material construido colectivamente destinado a la divulgación. Se permite su uso y reproducción, total o parcial, siempre y cuando se cite fuente y autor.

3· Willakuy Sacat

Mucho ha pasado desde que en el 2005 saliésemos a recorrer el norte cordobés con el objetivo de recoger y revalorizar su rica tradición oral. Nos hemos encontrado con sabidurías importantísimas, con leyendas que apenas pervivían en la memoria de un puñado de personas, pero sobre todo nos hemos encontrado con el cariño y agradecimiento de la gente a la que prestábamos el oído. Y nosotros no sabíamos otra forma de agradecer el regalo de sus conocimientos y su tiempo, sino trabajando más duro para que no se pierda los nuestro, mostrando a todo el mundo la riqueza que tenemos en el norte cordobés, en las sabidurías de sus gentes. En este camino recorrido nos fuimos encontrando con muchos docentes que se acercaban a pedirnos material que llevar al aula, con el objetivo de que los niños se acerquen a su entorno y no al conocimiento descontextualizado de los libros, dirigido a los niños de ciudad. Fue la labor de estos maestros y maestras, que por creencia propia y a puro pulmón trabajaban estas temáticas en sus aulas, lo que nos animo a incluir las activuidades en las escuelas como el siguiente paso lógico de nuestro camino. Sólo despertando el interés de los más pequeños por estos temas conseguiremos realmente el objetivo de preservar nuestro patrimonio oral. ¡Y que mejor manera de despertar el interés que jugando! La propuesta era sencilla, convertirse en detectives de la tradición oral y recorrer su pueblo en busca de historias con la que llenar los vagones del tren de Relatos del Viento. Por el medio muchos juegos, muchas risas compartidas y el Detective Pipa que les indicaba dónde debían buscar las pistas. Lo que ocurrió sobrepaso la mejor de nuestras expectativas, los vagones se llenaron de historias y las personas grandes de los pueblos nos contaban emocionadas que los chicos le tocaban la puerta en busca de información. Sin duda la mayor parte de este éxito es de las maestras que se encargaban de seguir motivando a los chicos tras cada actividad nuestra; pero también de los alumnos que golpearon puertas y se olvidaron de la tele. Y de todos los mayores, y no tan mayores, que compartieron con ellos sus conocimientos, incluso ayudando a escribirlo a los más pequeños. Nuestra esperanza, que esta pequeña semilla que queda en cada escuela, y a la que de vez en cuando iremos a regar, crezca sana y fuerte. Colectivo Relatos del Viento


Los saberes son todos aquellos conocimientos que nuestros mayores han aprendido a lo largo de sus vidas. Algunos los habrán leído de los libros, pero seguro que los más importantes se los enseñaron sus papás y abuelos, quienes a su vez lo aprendieron de sus papás y abuelos. Con sabidurías nos referimos en este caso, a aquellos conocimientos nacidos del contacto y observación de la madre naturaleza (Pachamama). Nuestros intrépidos detectives han conseguido que la cadena de transmisión oral no se rompiese, y ahora son expertos en cómo curar con yuyos, en predecir el clima a través del comportamiento de animales y plantas, comidas de antes, etc.

vaGÓn de Los saBeres Y saBidUrias


Predicción del tiempo Cuando un gallo canta antes de las 12 de la noche es seguro que se descompone el tiempo.

Cuando el sapo canta es que va a llover.

Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

El canto de las charatas anuncia lluvia.

Detective: Candela Selene Barrios Contreras Se lo contó: Antonio Contreras Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

Emiliano Luis Gutiérrez Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Si el palo amarillo florece es seguridad de lluvias cercanas. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Utensillos de uso cotidiano MECHEROS Se usaba para alumbrar. Se buscaba una botella de vidrio, se le hacía un hueco a la tapa y se pasaba una tira de trapo de algodón y se lo llenaba con kerosén. Y se lo prendía. Era muy buena luz para las noches oscuras. Detective: Federico Díaz Bustamante Se lo contó: Estela del Valle Ciznero Colegio: Teniente General Lonardi

LOS CAJONES PARA LOS MUERTOS Los cajones para los muertos los hacían en casa, juntando maderas y tablas. Muchas personas lo hacían con las tablas de la mesa. Detective: Mª Candelaria Amaranto Cecio Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

5· Willakuy Sacat

Escoba Se barría con el yuyo matapulgas, se llama así porque tiene un olor fuerte y hacía efecto para matar a las pulgas. Otras escobas de yuyos se hacían para barrer patios y casas con piso de tierra. Eran de retamas, poleo, carqueja y duraznillo para barrer el horno de hacer pan, cuando ya estaba caliente el horno (rastrillo del horno). Comúnmente se las conoce como escobas de pichana. Se salía al campo y se cortaba, por ejemplo retama, y se la ataba a un palo. Dejaba la casa impecable. Detectives: Federico Manuel Díaz Bustamante /Emiliano Luis Gutiérrez Se lo contó: Roxana Del Carmen Bustamante Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

PARA MANTENER EL FUEGO:

Tenían la costumbre de no apagar nunca el fuego. Por la noche se tapa el tizón encendido con ceniza. Al otro día temprano se le ponían unos leños finos y volvían a avivar el fuego. Detectives: Mª Carla del Valle Flores/ Candelaria Amaranto Cecio Se lo contó: Edilma del Valle Navarro Escuelas: Teniente General Lonardi, La Providencia/ Vicente López y Planes, Caminiaga.


Medicina natural. PARA CUANDO LLEGA EL FRIO: La barba de piedra es buena para el dolor de garganta. El tomillo y espliego para los catarros.

El monte, nuestra verdadera farmacia

Quimple: planta aromática de desagradable olor, pero cuando se hace té, su sabor es muy agradable, y sirve para aflojar catarros y gripe en general. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Detective: Dranco Di Gaudio Se lo contó: Valentina Toledo Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Cáscara de chañar sirve para aliviar la tos. También para la tos podemos hacer un preparado con agua, atamisqui, doradilla, palo blanco e higuera Detective: Mauricio Amaranto Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Y este preparado nos hará dejar de toser: pimienta, manzanilla y grasa de gallina. Calentar junto y ponerlo en el pecho. Detective: David Emmanuel Heredia Se lo contaron: sus papás Escuela: Juan Martín De Pueyrredon, Copacabana

Para el dolor de oído hay que poner en un brasero cáscaras de nuez e inhalar el humo. Detective: Mª Carla del Valle Flores Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Higo: es recomendable para calmar la faringitis, y también es muy buen expectorante. Preparación: hervir dos higos secos en un vaso de leche y dejarlos descansar una hora. Tomar una taza a la mañana y otra a la noche antes de acostarse. Eucalipto: aconsejable para las afecciones respiratorias, y para el catarro del pecho y la sinusitis. Preparación: se ponen 2 cucharaditas de hojas secas en una taza de agua hervida, y se toman de 2 a 3 tazas por día. Para las vías respiratorias se pone un puñado de hojas secas a hervir y se inhala el vapor.

Jarabe de mistol: poner a hervir agua y cuando rompa a hervir colocar el mistol. Dejar que hierva largo rato y luego colocar el jugo de mistol en una botella. Es un buen remedio para el resfrío. Detective: Lucía Del Carmen Gómez Se lo contó: Susana Chanquia Escuela: General Martín Güemes, Chuña

Llantén: es una hierba que es muy buena para hacer gárgaras, para el dolor de garganta y para enjuagues bucales. También para problemas digestivos y diarreas. Preparación: hacer un té con varias hojas y tomar varias veces al día. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Se lo contaron: sus papás Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Y HABLANDO DE PROBLEMAS DIGESTIVOS

Menta: exquisita por su aroma, sirve para el mate y para la indigestión. Se prepara colocando 3 hojas en una taza de agua caliente y se deja reposar. Se toman 3 ó 4 tazas por día. El roquecito: se hierve y se toma para el hígado y el dolor de estomago. PREPARACIONES CASERAS PARA DIGESTIONES LENTAS: se ponen algunas de estas hierbas es una taza de agua hervida caliente: poleo de burro, manzanilla, ruda o carqueja. Se deja reposar y se toma como infusión después de las comidas. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

La malva dulce, sin duda una planta muy versátil. Si se la hace infusión alivia el malestar estomacal. También se usa para darse baños de vapor aliviando así las hemorroides. La malva dulce hervida también sirve para lavarse las heridas. Detectives de la escuela Teniente General Lonardi, La Providencia

El pan de Cata y la ruda son buenos para el estómago. Detectives de la escuela Teniente General Lonardi, La Providencia

La manzanilla alivia el dolor de estomago y el matico sirve para descongestionar el hígado. Detective: Franco Di Gaudio Se lo contó: Valentina Toledo Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

¡A BAJAR ESE COLESTEROL! Una vez a la semana licuar tres o cuatro limones y mezclar el zumo resultante con un litro de agua. Guardar en la heladera. Beber de dos a tres vasos al día hasta que se agote la mezcla. Detective: Karen Salvático Se lo contó: Natalio R. Salvático Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

Tomillo: es una planta aromática que sirve para poner al mate, y en té para calmar la gripe y las vías respiratorias. Es un potente antibiótico para calmar la gripe.

vaGÓn de Los saBeres Y saBidUrias


Diente de león: se prepara una infusión de un puñado de las hojas secas. Se beben tres tazas diarias. Es bueno para el colesterol. Detective: Federico Díaz Bustamante Se lo contó: Estela del Valle Ciznero Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

DIURETICOS Cola de Caballo: su modo de acción sobre la hipertensión es la diuresis, y se emplea para estimular las funciones renales. Se hace una infusión, de una a dos cucharaditas de la hierba seca por una taza de agua hirviendo. Se ingiere la taza tres veces al día, durante varias semanas. Un té de palo azul se usa para depurar los riñones. Detective: Federico Díaz Bustamante Se lo contó: Estela del Valle Cisnero Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Barba de choclo: tiene mucho potasio, y su acción es diurética, además no irrita los riñones. Preparación: se pone un poquito en un litro de agua y se deja reposar. Se toman de 3 a 5 tazas por día. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

PARA EL DOLOR DE HUESOS Ponga a remojar durante una semana en un frasco con alcohol hojas de molle, eucalipto y ruda. Fricciónese la parte dolorida, luego abrigarse con una tela negra para mantener el calor, y consumir abundantes ajos y cebollas. Detectives: Adriana Díaz /Selene Contreras Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

7· Willakuy Sacat

EL OBJETIVO DE RELATOS DEL VIENTO EN LAS ESCUELAS El Colectivo Relatos del Viento está conformado por un grupo de profesionales comprometidos en la revalorización de la identidad regional, más precisamente, en la Tradición Oral y las huellas del pasado originario. ¿Qué es la tradición oral? Son todos aquellos conocimientos y sabidurías que se vienen transmitiendo de generación en generación desde mucho tiempo atrás. Un ejemplo de esto, son las recetas antiguas de cocina, las leyendas, supersticiones, medicina con yuyos, etc. Con la finalidad de registrar, sensibilizar y difundir estos conocimientos, el Colectivo Relatos del Viento ha venido desarrollando desde el 2005 diferentes acciones en más de 20 localidades. En esta segunda etapa -iniciada en Octubre del 2009- hemos incluido las escuelas. El objetivo es que los niños investigaran, conociesen y valorasen por sí mismo la tradición oral de sus mayores. Como todos sabemos, la cadena de transmisión se ha visto seriamente afectada por múltiples factores: cambios socio-culturales, económicos, ambientales etc. Es muchísima la información que se ha perdido para siempre porque muchos abuelos y abuelas, no han tenido a quien contarles sus secretos ancestrales. Una gran parte de estas sabidurías, provienen del contacto y respeto con la naturaleza, algunas heredadas de nuestro pasado aborigen. En cada una de las acciones propuestas en el aula, se intentó despertar el interés de los más pequeños y devolverle al mayor su natural rol de transmisor de conocimientos. Y desde este lugar, reavivar los canales de comunicación familiar y vecinal. Para ello nada mejor que una propuesta lúdica, dónde los chicos sean los protagonistas y aprendan jugando.


La planta de jarilla se hace hervir en agua para bañarse porque tiene yodo y hace bien para el dolor de huesos. Detective: Federico Manuel Díaz Bustamante Se lo contó: Roxana del Carmen Bustamante Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

En una botella preparar alcohol y agregar alcanfor. Dejar reposar un día. Se usa para friccionarse y calmar los dolores del cuerpo. Detective: Emilce Roldán Se lo contó: su mamá Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

COSMETICOS Aloe vera: sirve para las manchas y granos de la piel. Detective: Priscila Cejas Se lo contó: su abuela Rosa Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

Aloe Vera: es una planta muy utilizable en cosmética como suavizante natural de piel y cabello. También para heridas leves y quemaduras de la piel. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Baño de crema con Aloe vera: se corta la hoja de la penca de Aloe Vera. Se saca la espina y se parte al medio, y se pasa por el cabello desde las raíces hasta las puntas, hasta que se remoje bien. Se deja actuar de 15 a 20 minutos y después se lavan los cabellos normalmente. Detective: Salvador Cáceres Se lo contó: Biviana Cáceres Sala anexo José Mª Paz, Copacabana

LIMÓN PARA EL DOLOR DE MUELAS

También es bueno hacerse enjuagatorios con agua tibia y una cucharadita de sal. Detective: Candela Selene Barrios Contreras Se lo contó: Antonio Contreras Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

PARA ELIMINAR LOS CALLOS

VARIOS El perejil es un aliado a la hora de combatir el mal aliento. El cedrón es bueno para el corazón.

Lávese la parte callosa con agua caliente con sal, remojándola unos minutos. Seguidamente aplíquese un diente de ajo machacado sujetándolo con un pedazo de tela. Al día siguiente podrá desprenderse del callo fácilmente. Detective: Candela Selene Barrios Contreras Se lo contó: Antonio Contreras Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

PARA LAS HEMORROIDES

Pezuña de vaca se usa para controlar la diabetes. El diente de león y la ortiga verde sirven para combatir la anemia. Detectives: Milagros Y Franco Di Gaudio Se lo contó: Valentina Toledo Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Paico: sirve para el dolor de cabeza. Hay que colocar algunas flores de paico en una taza de agua caliente y beberla tibia. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Calentar al baño María una cucharada sopera de vaselina hasta que se derrita. Añadir una cucharada de miel o de romero y la clara de un huevo. Remover bien hasta que se forme una buena mezcla. Agregar tres cucharadas de harina de cebada y remover hasta formar una especie de pomada. Guardar en un lugar fresco (puede ser la heladera). Cuando se sientan molestias aplicar dos veces al día, a la mañana y a la noche. Detective: Karen Salvático Se lo contó: Natalio R. Salvático Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

La tusca sirve para lavar úlceras y lastimaduras. Detective: Priscila Cejas Se lo contó: su abuela Rosa Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

Y CON EL BARRO DEL HORNERO En el noroeste, la gente del campo usa el barro de los nidos de los horneros para curar enfermedades de la piel. Guardan los nidos abandonados y, cuando es necesario, humedecen un pedazo y los aplican sobre la parte afectada. Detective: Federico Díaz Bustamante Se lo contó: Estela del Valle Ciznero Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Se escoge una pepita de limón al que se deja secar y luego se muele. Este polvo de la pepa de limón se coloca en la muela picada o cariada calmando el dolor instantáneamente. vaGÓn de Los saBeres Y saBidUrias


RECETAS DE ANTES CON EL FRUTO DEL ALGARROBO: Para comer: El fruto en forma de vainas, conocidas como algarrobas, se aprovecha muy bien. PATAY: los campesinos muelen en un mortero las vainas secas y obtienen una harina para elaborar panes nutritivos y ricos, el más conocido es el Patay Para beber: ¿Café de algarrobo? ¡Nada se desperdicia! Con las semillas tostadas de algarrobo blanco se prepara una bebida parecida al café. La aloja y la añapa son bebidas alcohólicas que los aborígenes conocían mucho antes de que los españoles llegaran a América. Se preparan con las algarrobas frescas. Una vez que están listas no se conservan, hay que beberlas antes de que pierdan su sabor agradable y refrescante. ALOJA: es parecida a la cerveza. Se obtiene moliendo las vainas de algarrobo blanco y mezclándolas con agua. AÑAPA: es muy consumida en las fiestas de todo el noroeste argentino y en Bolivia. Como la aloja, se bebe especialmente en carnaval. Detectives de la Escuela Teniente General Lonardi, La Providencia

ARROPE DE ALGARROBA Se la junta del suelo y luego se lava para sacarle la tierra. Después se muele, se coloca en una paila con agua hasta que hierva y se va revolviendo con una cuchara de madera. Luego se coloca en una bolsa de arpillera y se estruja hasta sacar el jugo, y a continuación, por el lapso de 9· Willakuy Sacat

dos horas aproximadamente, se pone a fuego lento hasta que tome consistencia gruesa y su color sea marrón. Se deja enfriar a temperatura ambiente y ya está listo para degustar en familia el rico arrope de la abuela. Detective: Luis Nicolás Batalla Se lo contó: Dominga Arebalo Escuela: General Martín Güemes, Chuña

LA SASTA: La gente de antes no tenía heladera, así que cuando carneaban una cabra, para que la carne no se pusiera fea la charqueaban: la salaban y la extendían en la fiambrera. Después la asaban y la molían en un mortero y se hacía sasta. Detective: Brisa Se lo contó: Ana y Miguel Escuela: General Martín Güemes, Chuña

PICHICO (BOLAS DE MISTOL) Hay que moler el mistol y dejar reposar. Después colocar el maíz en una cacerola de fierro con brasas hasta que reviente y moler ese maíz cocinado (conocido como ancua). Mezclar el mistol con la harina de ancua y un poco de azúcar y hacer pelotitas con esa masa. Detectives: Julián Lautaro Ozan/Lucía del Carmen Gómez Se los contaron: Zenón Miguel Romero/Susana Chanquia Escuela: General Martín Güemes, Chuña

MAZAMORRA: Ingredientes: un litro de leche, dos litros de agua, medio kilo de maíz blanco pisado y 200 grs. de azúcar. Preparación: colocar el maíz a remojo en los 2 litros de agua. Hervirlo en esa misma agua hasta que se ablande. Cuando el maíz esté tierno colar y dejar enfriar. Hervir la leche con el azúcar y luego poner el maíz. Aclaración: el maíz se lo puede

pisar bien en un mortero. En vez de agregarlo en la leche, se lo puede colocar en la sopa, que también es riquísimo. Detective: Lautaro Cáceres Se lo contó: su mamá Sala Anexo José Mª Paz, Copacabana

QUESO: Primero hay que sacar la leche, y después esperar a que se corte y sacarle el suero. Después se amarra y se cuelga al sol para que se seque. Detective: Jorge Antonio Cáceres Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana

QUESILLO: El quesillo se hace con leche de cabra. Se saca la leche y se la pone en una olla a hervir. Ahí se le pone suero y un poquito de sal. Se deja hervir un ratito y se forma el quesillo. Detective: Mauro Hernán Heredia Se lo contó: su mamá Escuela: Juan Martín De Pueyrredon, Copacabana


Una artesanía es un objeto muy especial, único, pues no hay dos que sean iguales. Se trata de trabajos que una persona (a la que se le conoce por el nombre de artesano/a) realiza con sus propias manos o ayudándose de instrumentos muy sencillos. Suelen aprovechar aquellos recursos naturales que se encuentran con facilidad en la zona dónde viven, por ejemplo: palma caranday, paja de trigo, lana de oveja, cuero de animales, barro, etc.

artesanias


ARTESANÍA CON CUERO: Para hacer un lazo primero se tiene que trabajar el cuero, que tiene que quedar bien seco. Se lo estaquea, dejándolo bien tirante al sol, y arriba se le pone alumbre que ayuda a que se seque bien y no quede con olor. Después, cuando está bien seco, se cortan tiras, bien derechas como cordones. El ancho depende de lo que se quiera hacer. Y después se comienza a trenzar, que puede ser desde tres hasta doce o más. También con ese cuerpo se pueden hacer muchas cosas, como por ejemplo unas monturas, frenos, bozales, bajadores, el guatán, los guardamontes y muchas cosas más. Se puede usar cuero de vaca, caballo, chancho del monte, jabalí, etc. Detective: Mauricio Amaranto Se lo contó: Irene Allende Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

ARTESANÍA CON PALMA CARANDAY: En el paraje “La costa del río”, entre Caminiaga y el Pantano, sobre los márgenes del río los Tártagos, vive Beatriz Medina (Betty), discapacitada visual, que a pesar de sus limitaciones es una experta en hacer artesanías con Palma Caranday. Realiza cestos, morrales (que se usan para dar de comer a los animales), etc. los cuales comercializa por los alrededores. Detective: Emiliano Luna Barreto Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

PARA HACER EL CANASTO: Primero se recoge la palma y después de la cuelga para que se seque. Después se parte en dos y se pone a remojar. Y ya está listo para tejer el canasto. Detective: David Emmanuel Heredia Se lo contaron: sus papás Escuela: Juan Martín de Pueyrredón, Copacabana

EL HILADO Mi abuelo me conto, que antes, las abuelas producían el hilo con lana de oveja, y a este proceso se le llamaba hilado, era como un palo que en ambas puntas asemejaba un lápiz que al retorcerse se formaba el hilo de tejer.Para darles color hervían la corteza de los árboles en agua, en el que luego sumergían el hilo. La corteza del piquillín daba color bordó, la de algarrobo daba color marrón. Detective: Emiliano Luna Barreto Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

11· Willakuy Sacat


Doña Juana Elvira Gómez es una artesana de Caminiaga, tiene 79 años y nos cuenta que con pigmentos naturales de hierbas se obtienen diferentes colores y se tiñe la lana de oveja. Con esa lana podemos tejer en un talar ponchos, colchas, etc. Detective: Sarai Caminos Se lo contó: Juana Elvira Gómez Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

ARTESANÍAS CON PLUMA TEÑIDA Y PAJA DE TRIGO: En Quilino vive Inés Paz, que maneja como nadie la técnica del teñido de pluma. Es una técnica tan antigua que no podemos saber a ciencia cierta su procedencia, pero parece ser que venía de la época de los aborígenes. Inés nos cuenta como se hace: Primero hay que conseguir las plumas adecuadas, ella generalmente usa las de gallina, tienen que ser duritas, no todas sirven, y hay que arrancarlas sin mojarlas antes en agua caliente para que nos e estropeen. Después se procede al teñido, antes se usaban tinturas naturales, ahora las tiñe con anilina. Se sumergen el agua caliente con la tintura y después se las deja secar y se las peina para que recuperen su esponjosidad. Se prepara la tela sobre la que se va a realizar la artesanía. Hay que hacerlo de una sola vez para que quede bien, una pieza de tamaño mediano le puede llevar unas cuatro horas sólo en el montaje. Inés también sabe hacer artesanías en paja de trigo, y en ocasiones las adorna con las plumas teñidas. Detective: Pipa Se lo contó: Inés Velázquez Colectivo Relatos del Viento

¡PIPA LLEGA A LAS ESCUELAS! A finales de Marzo, un personaje pidió permiso y se presentó en las aulas. El detective Pipa llegó para proponerles a los chicos que le ayuden en una importantísima misión: llenar el tren de Relatos del Viento con todas las historias y sabidurías de la zona. El Maquinista de ese tren, esperaba ansioso en la Estación Central para ir llenando cada uno de los vagones. Entusiasmados, nuestros alumnos aceptaron el reto y se convirtieron en detectives de la historia oral. De esta manera comenzó la gran aventura de recuperar nuestros saberes. Entre risas, expectativas y un juego que nos enredó a todos con lana, pero nos ayudó a conocernos. Los primeros vagones fueron presentados: el vagón de las leyendas, el de los rituales y el de creencias y supersticiones.


Los rituales son un conjunto de acciones que repetimos de manera similar (siguiendo los mismos pasos en el mismo orden) en una fecha o situaci贸n determinada. Por ejemplo las procesiones, los ritos de paso, etc. Investigando, investigando, esto es lo que hemos ido encontrando.

13路 Willakuy Sacat


A LA ORILLA DE LOS CAMINOS A la orilla de los caminos se encuentra alguna cruz que lleva nombres. Estas cruces anuncian que allí se murió, sorpresivamente, una persona. El viajero que descubre esto se persigna diciendo que el señor le perdone. Detective: Federico Díaz Bustamante Se lo contó: Estela del Valle Ciznero Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

LA ROSCA En San Antonio se reza la novena en honor a San Roque. El último día de esa novena es el 16 de agosto, dónde se hace una misa y luego la bendición de la rosca. La rosca son dos círculos de masa que se van enredando y terminan en una cruz, también de masa. Esa rosca es colocada en una mesa junto con bebidas, caramelos, cigarrillos, etc. Luego, 6 padrinos de la rosca, quienes se ofrecieron el año anterior, levantan la mesa y se pide que 6 nuevos padrinos levanten la rosca y se comprometan a devolverla igual al año siguiente. Luego se invita a los presentes con lo que hay en la mesa, y a la rosca la comen entre los padrinos nuevos. Detective: Aníbal Jesús Cáceres Se lo contó: la profe Rosa Escuela: Juan Martín De Pueyrredon, Copacabana

LA FIESTA DE LA PACHAMAMA Es un ritual aborigen donde hacen un pozo en la tierra y se ofrecen diversos objetos o alimentos en honor a la madre tierra. Es una ofrenda que se realiza por los logros obtenidos en el norte del país. Detectives: Diego, Nelson y Guadalupe Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

EL VELORIO DEL ANGELITO Era costumbre cuando se moría un bebé: lo ponían sentado en una sillita, colocada sobre una mesa. Se les ponía un vestido blanco, como si fuese una túnica, con un cordón alrededor de la cintura. Cada integrante de la familia le hacía un nudo al cordón. Decían que de ese nudo era del que vos te ibas a prender espiritualmente, y cuando murieras, el angelito te vendría a buscar. Detective: José Amaranto Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

ritUaLes


LEYENDA NEGRA DE UN TIEMPO ALDEANO “La fea costumbre de bailar con motivo de la muerte de los chicos, las autoridades cuyos corchetes son los primeros en constituirse en los ranchos donde hay jaranas…” El comentario periodístico de finales del siglo XIX fue publicado por el periódico “La Constitución”. Las cosas estaban claras: los nuevos tiempos culturales comenzaban a acorralar al rito del velorio del angelito, y pronto se harían eco las autoridades. Y es que, alrededor de ese rito, se había formado una especie de negra leyenda urbana de aquel tiempo todavía aldeano, que, decía, que por montar un baile con el cuerpo de un niño muerto, algunos eran capaces de cometer los peor (incluido un asesinato). En esos tiempos pasaba, por ejemplo, que en la casa cuna los niños que fallecían allí eran, a veces, piadosamente velados en las casas de la vecindad, cuyos dueños se encargaban de llevarlos al cementerio. “Cuando la gente aficionada a los esparcimientos danzarines se dio cuenta de que se hacían algunas concesiones con estas personas, tomaron la costumbre de ir los sábados por la noche a la casa cuna para pedir prestado un angelito para velarlo, y lo llevaban para tenerlo varios días en agua mientras duraban las parrandas”, cuenta La Voz del Interior en 1927. Relata el diario que durante el gobierno de Marcos Juárez se empezaron a dictar edictos por los cuales se establecían severas sanciones para los que organizaban bailes con el motivo del fallecimiento de criaturas. “Fueron acerbamente criticados por las gentes que consideraban que eran atentados contra sus derechos, siendo los padres los que más los resistían, aduciendo para ello que nadie podría prohibirles que siguieran haciendo lo que toda la vida habían hecho, máxime cuando ellos no iban a buscar angelitos a otra parte, porque los tenían en la misma casa. Fue 15· Willakuy Sacat

LOS ELEMENTOS DE LA AVENTURA

·

Un panel para conocer a

todos los equipos de detectives que, en cada una de las 7 escuelas comparten la misión, y de paso, aprender a localizar aquellas localidades del norte cordobés en donde Pipa y sus ayudantes sacaron la lupa.

· El tren de Relatos del

Viento que adorna las paredes y nos permite saber cómo llenar cada vagón.

· Y como en algunas locali-

dades el tren no pasa, las diligencias nos ayudan a trasladar las historias hasta el tren por el camino real.

· Las planillas que usa Pipa

para investigar, propuestas con actividades, y juegos y ¡muchas ganas de compartir!

preciso establecer patrullas policiales que recorrieran los distintos barrios de la ciudad y procedieran a detener a todos aquellos que se encontraran bailándoles a los muertos”, decía “El Recuerdo”. El diario también señalaba que los bailes, con o sin angelitos, se organizaban en todas partes. “Una persona podía mantener a su familia mediante el desembolso de un peso, y con cinco centavos se compraba azúcar, yerba y pan, y hasta le daban de yapa un poquito de café para que tonificaran el mate. Se bailaba porque se tenía un muerto en la casa, porque se iba uno de la familia o porque regresaba después de estar ausente una semana: se bailaba por todo” Detective: Karen Micaela Salvático Se lo contó: abuela Gladis Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

EL SOL QUE BAILA: Cuentan por Chuña y Copacabana, que para el 24 de junio se puede ver al sol bailar. Hay que levantarse bien temprano, antes del amanecer, y es muy importante lavarse la cara con agua, pues dicen que por ser el día de San Juan el agua está bendita. Después hay que mirar atentamente al este, al lugar por donde sale el sol. Si cumples todo esto podrás ver con claridad que ese día el sol baila. Detective: Pipa Se lo contó: Chichi Carrizo (Copacabana), Doña Hortensia Quinteros (Seci Yaco) Y Roque Vergara (Chuña) Colectivo Relatos del Viento

RITUAL PARA EL 1 DE AGOSTO:

2 ó 3 días antes se pone a macerar ruda (no sabe si hembra o macho o si sirven las dos) en licor de caña, y el uno de agosto se desayuna una copita. Dicen que es porque ayuda a vivir más, porque "hay que pasar agosto", reza el dicho popular. Detective: Delicia Ochoa, Directora. Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes


Antes de que los españoles invadiesen estas tierras, aquí vivían naciones originarias que tenían una cultura muy rica y grandes conocimientos. Por ejemplo: sabían cómo conservar los alimentos bajo tierra para que les durasen todo el invierno, cómo recoger el agua de lluvia y formar aguadas que aguantan la mayor de las sequías, tenían sus idiomas y dialectos y muchísimas otras cosas interesantes a descubrir. Ellos son nuestros antepasados, y por suerte hay personas a nuestro alrededor que saben muchas cosas sobre ellos (qué herramientas usaban, cómo construían sus casas, cuáles eran sus costumbres, sus dioses, etc.) Este vagón nos llego de la mano de Beatriz Pichi Malen, quien nos quiso acompañar en el día del aborigen americano (19 de abril). Nuestros pequeños detectives cumplieron con éxito su misión y esto es lo que nos han traído.

HUeLLas


LOS ABORIGENES Eran hombres que andaban con flechas y luchaban por sus tierras. En el norte de Córdoba tenemos las muchas huellas que nos indican que vivieron aquí. Por ejemplo en el Cerro Colorado, allí vivían y hacían dibujos en las piedras para contar cómo era su vida y relatar las cosas que les sucedían.

que para los indios o gente de esa época, la piedra era un Dios. Ellos la adoraban porque emitía diversos sonidos y así sabían si iba a ser un buen año o si iba a llover.

Detective: Mario Pucheta Escuela: Juan Martin de Pueyrredon, Copacabana

ACERCA DE LOS INDIOS EN CAMINIAGA

Los aborígenes trabajaban en la tierra, creaban sus propias armas y adoraban a dioses como la luna, la tierra, el rayo, etc. y vivían de la caza y de sus cosechas. Detective: Juan José Martínez Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

EN VILLA QUILINO: UCHIMAR En una loma de Villa Quilino, se encontraba una piedra que destacaba sola, tenía más de cuatro metros de altura. Era una piedra de forma cónica en cuya cúspide tenía una grieta de un metro de profundidad. Era llamada “Piedra del Uchimar”. Cuando soplaba el viento del nor-oeste, al pasar por la grieta, la piedra emitía una especie de rugido, que si el viento era muy fuerte parecía un verdadero alarido que se oía a larga distancia. Era Uchimar, que demostraba su disconformidad por algún desmán de los indios, y había que aplacarlo con oraciones y ofrendas variadas. Detective: Seño Sandra F. Díaz Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

MÁS ACERCA DE UCHIMAR En las lomas de Villa Quilino había una piedra que la llamaban Uchimar,

17· Willakuy Sacat

Detective: Mariano Pedraza. Se lo conto: Sergio Pedraza Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

Antes de la llegada de los españoles había asentamientos indígenas en nuestra zona. De allí que se dice que viene el nombre de nuestro pueblo, Caminiaga. También se cuenta que su actual plaza era un antiguo cementerio indio, pues cuando la restauraron se encontraron huesos humanos de esa época. Detective: Agustín Arreguez Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

Algunas pictografías de los aborígenes se encuentran en Caminiaga. También aquí podemos encontrar morteritos y algunas de las armas que fabricaban los indios como boleadoras y lanzas de flechas. Detective: Sarai Caminos . Se lo contó: Juana Elvira Gómez Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

Como no sabían escribir se expresaban a través de los dibujos. Detectives: Diego, Nelson y Guadalupe Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga

AQUÍ EN SAN PEDRO Aquí, a mil metros del río, hay 20 morteros en las piedras que dicen que los hicieron los indios. También por esa zona, me contó mi papá que él conoce “La estancia del río” y allí se encuentra una casa de piedra con el nombre de

Camín = valle Yaga = gente.

Así, el nombre actual de nuestro pueblo significa “gente del valle”, y como bien han descubierto nuestros detectives viene de la época en la que por estas tierras vivían los aborígenes, hoy conocidos como Comechingones y Sanavirones. Detective: Pipa Colectivo Relatos del Viento

¿sabés lo que significa el nombre de nuestra revista? Whillakuy, es una palabra de origen Quechua, y puede usarse como sinónimo de cuento, historia o leyenda. Sacat o Sacate, vocablo de origen Sanavirón, significa pueblo, comarca o región. Seguro que conocés muchos pueblos que tienen esta palabra en su nombre: por ejemplo sinsacate. ¿Recordás alguno más? Así a nuestra revista hemos querido darle el nombre de “la comarca de las historias”. Colectivo Relatos del Viento


Beatriz Pichi Malen Beatriz Pichi Malen, de descendencia mapuche, tiene una larga trayectoria artística y una vasta experiencia como tallerísta en escuelas y centros culturales, tanto en américa como en europa. en cada intervención comparte, mediante relatos y su poderoso canto en mapudungun, la tradición mapuche registrada por ella misma en sus periódicas estadías por la Patagonia chilena y argentina. Más info: http:www.pichimalen.com

“La casa del Indio”, y se puede ver una pictografía escrita de color rojo, y también piedras talladas por los aborígenes.

cuentra una piedra, en ella está un mapa dibujado por los indios, cuentan que lo usaban para ubicarse por dónde andaban.

Detectives: Milagros Di Gaudio/Ángel Ávila Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Detective: Dalma Yanina Heredia Escuela: Juan Martin de Pueyrredon, Copacabana

HUELLAS EN SAN PEDRO NORTE Mi abuela me contó que acá en San Pedro Norte, por el camino de Quilino, hacía la izquierda, hay unas rocas juntas, y dicen que hay rocas, huesos de los aborígenes y pinturas. Están en un lugar donde las rocas están unidas… Mi tía me contó que en una de estas zonas habitaron muchos aborígenes, aunque aun, a día de hoy, sigue siendo un misterio el lugar exacto. Detective: Emilce Roldán Se lo contaron: su abuela y su tía Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

EN COPACABANA POR ALLI PASARON LOS INDIOS En Copacabana se encuentra un camino llamado “Los Morteros”. Ese camino antiguamente lo hicieron los habitantes del lugar para salir de Copacabana hacía el valle de Punilla, y cruzaban las sierras chicas. Caminaban por dónde actualmente hay unos morteritos que siempre están con agua de vertiente, y de ahí le viene el nombre al camino de los Morteros. Detective: Álvaro Jesús Cáceres Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana

HISTORIA DE LOS COMECHINGONES: Molían en morteros, trabajaban el cuero, hacían sus pantalones, chozas, vinchas y chinelas, entre otras cosas. Antes de llegar a la estancia de Copacabana, dibujaron un mapa en una piedra a la orilla del camino. Cazaban animales que se criaban en el campo. Y así es como vivían. Detectives: Samira y Juan Cáceres. Sala Anexo José Mª Paz, Copacabana

EL MAPA DE LOS INDIOS: A 20 metros del cementerio se en-

ACERCA DE LOS INDIOS Los indios dejaron de recuerdo hachas de piedra, conanas de piedra y morteros también de piedra. Los caminos de los indios eran senderos por entremedio de los montes y las sierras. Detective: Dalma Yanina Heredia Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana

ONGAMIRA: Se dice que al lugar llamado Ongamira se le puso así porque vivía un indio que se llamaba Onga. Un día que este indio estaba subiendo a una loma alta, la cual usaba para ver por todos lados, él decía “Onga; mira”, y por eso se le puso al lugar Ongamira. Detective: Lautaro Cáceres Se lo contó: Nilda Heredia Sala Anexo José Mª Paz, Copacabana

Y aunque esa versión está muy extendida, los archivos históricos nos cuentan acerca del origen del nombre de Ongamira: el cacique comechingón Nac Clu Yac se renombró como Unqui Vira cuando fue desplazado de su pueblo (los Camineguas), al valle hoy conocido como Ongamira. El nombre de Unqui Vira, del cual se desconoce su etimología, fue deformándose hasta derivar en Ongamira, actual nombre de este hermoso valle del norte cordobés. Detective: Pablo Rosalía Colectivo Relatos del Viento Reseña tomada del libro: “Hermosos vivir llevabas” del autor Pablo Rosalía y del libro “Indígenas y conquistadores de Córdoba” del autor Aníbal Montes.

EN DEÁN FUNES En Deán Funes, hay una piedra a la que llaman “La piedra del indio”. Dicen que por esa zona vivían, comían y dormían hace muchos años. Detective: Franco Álvarez Se lo contaron: sus abuelos Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

HUeLLas


BEATRIZ PICHI MALEN NOS VISITA EN EL DÍA DEL

ABORIGEN AMERICANO

Beatriz Pichi Malen nos acompañó en nuestro objetivo de, no sólo recordar y revalorizar las huellas de nuestro pasado originario, sino también de instar a conocer y reconocer nuestro presente, pilar básico de nuestra identidad como pueblo. Ella vino a contarnos y cantarnos en mapudungun las costumbres de su pueblo, los Mapuches, que han logrado preservarse hasta la actualidad, dándonos varias lecciones importantes: • No hay que hablar de pasado sino de presente originario, buscando nuestras raíces y reconociendo el valor de nuestros antepasados que por tantos años habitaron estas tierras. • Aprender de la sabiduría de estos pueblos que lograron vivir en armonía con la naturaleza, usando de esta solo los recursos necesarios y agradeciéndole siempre la generosidad con la que les ofrece sus dones. • Sólo re-conociendo nuestras raíces podemos entender quienes somos hoy: “la confianza en nosotros mismos fortalecerá nuestra identidad y ayudará a conocer nuestra verdadera historia y nuestra cultura”. Y durante su visita sucedieron cosas mágicas: un doble Arco Iris que le da la bienvenida, niños que se adormecían al ritmo de sus nanas, lágrimas de emoción que brotaban de grandes y no tan grandes, el reconocimiento de una alumna como descendiente originaria, el impulso que llevo a muchos niños a preguntar sobre sus orígenes y descubrir las costumbres de sus abuelos: españoles, italianos y guaraníes… ¡Bea, te agradecemos de todo corazón tu presencia y te esperamos de nuevo con los brazos abiertos!

19· Willakuy Sacat


Una leyenda es una especie de cuento. En ella se narran historias que tienen mucho de fantástico y maravilloso, pero también de real (sucedió en un lugar que conocemos o incluso le paso a alguien cercano). Hay muchas leyendas, pero nuestros detectives tenían que buscar aquellas que se cuentan por aquí.

LeYendas


EL LLANTO DEL ALGARROBO: Un indio iba a unirse con la hija del jefe, pero este no estaba de acuerdo, así que llevó y ató al indio en el tronco de un viejo y seco algarrobo, diciéndole que si el algarrobo revivía él estaría de acuerdo en que se uniese a su hija, pero sino, lo quemaría junto con el algarrobo. El indio, triste y desconsolado porque era imposible que el algarrobo reviviera, comenzó a llorar. Lloró tanto, pero tanto, que sus lágrimas llegaron hasta las raíces y el algarrobo comenzó a reverdecer. Cuando volvió el jefe indio y vio al algarrobo reverdecido, desató al indio y acepto la unión con su hija. Mientras esto sucedía el algarrobo comenzó a llorar de alegría porque había revivido, aunque sus lágrimas eran negras, como si estuviera rechazando a la muerte y sacándola de su interior. Detective: Luis Nicolás Batalla Se lo contó: Néstor Batalla Escuela: General Martín Güemes, Chuña

LAS CRUCECITAS Esta leyenda sucedió hace, más o menos, cerca de doscientos años, cerca de un lugar de la localidad de Copacabana llamado Napa. Cierto día llegaron a ese lugar 3 ladrones a esconderse, ya que eran perseguidos por unos policías. Un día los vieron robando uvas en una casa. Los ladrones corrieron y corrieron por lo que transpiraron mucho, los policías los estaban por atrapar. Los ladrones decidieron entonces cargar sus armas, pero al transpirar se les había humedecido las balas, por eso no pudieron enfrentarse a los policías matones, que los atraparon y los ataron, y los hicieron caminar varias leguas, hasta que llegaron casi muertos debajo de un algarrobo. Allí decidieron los policías fusilarlos, pero uno de ellos quedó vivo, malherido. La esposa de uno de los ladrones los había estado siguiendo, para ver dónde los llevaban, al ver a su marido malherido y sufriendo decidió matarlo. Ella los enterró a los tres, y les colocó tres cruces, por eso desde ese día ese lugar se quedó con el nombre de “Las Crucecitas” Detective: 5º/6º Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana

21· Willakuy Sacat

LLEGO EL MOMENTO DE COMPARTIR Y después de la emoción que nos dejó la visita de Beatriz Pichi Malen, llegó el momento de compartir todas las historias que durante esas semanas tanto Pipa como nuestros detectives habían ido recopilando. Llegaba el momento de empezar a llenar los vagones. Y qué mejor para compartir que una buena ronda. el sombrero de Pipa daba pie a cada detective que compartió todo lo descubierto hasta el momento. Participaron a través de las letras papás, abuelos y vecinos del pueblo y profes. todos juntos se movilizaron para ayudar a Pipa. La misión iba viento en popa, así que al tren le añadimos nuevos vagones: saberes y sabidurías, artesanías y el vagón de cola. La cuenta atrás comenzaba, el tren estaba por salir de la estación y había que afinar las investigaciones. La aventura continuaba.


LA LEYENDA DE COQUENA Tanto en Jujuy, como en Salta, como en la Rioja y Tucumán, todos conocen la leyenda de Coquena. Coquena es un dios indígena, muy chiquito, que protege a las llamas, las vicuñas, los guanacos y todos los animalitos de la montaña. Viste un pantalón y un saco de lana de vicuña, tiene ojitos diminutos de duende y un sombrero que le queda enorme. Cuentan que lo podemos ver por los cerros, apoyado en un largo bastón, mientras conduce sus rebaños de llamas, guanacos y vicuñas, cargadas de oro y plata. También cuentan que, a veces, no es posible verlo, porque se hace invisible, pero se puede escuchar su agudo silbido. Todos saben, además, que Coquena acaricia y ayuda con sus manos a las personas que cuidan los animales. Pero también tiene poca paciencia con aquellos que cazan y los torturan. A ellos los castiga con su mano de plomo. Detective: Sofía Pucheta Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana

LA PIEDRA LLORONA: Cuenta la leyenda, que yendo a la “Estancia de Copacabana”, por el camino, hay una piedra grande a mano derecha que lleva el nombre de “La Piedra Llorona”. Se dice que ahí entró una mujer llamada Gladys, que se quedó encerrada, y que desde ese día la piedra empezó a llorar. En el medio de la piedra, por fuera, está húmedo todo el tiempo, y comentan que son las lágrimas de esa mujer que llora y llora. Detective: Salvador Cáceres Sala Anexo José Mª Paz, Copacabana

LA PIEDRA QUE LLORABA: Había en el lugar la hija de un indio que era muy bonita. Cuando llegaron los españoles ella se enamoró de un joven español. Ni los padres de ella, ni el resto de españoles aceptaban esta situación. Ellos se querían tanto que al atardecer se encontraban en la piedra, donde nadie los podía ver. Hasta que un día, los padres del joven español decidieron mandarlo del vuelta a España. La joven india sufrió tanto que ese fue a la piedra donde se encontraban. Lloró tanto que dejó sus lágrimas en la piedra, y de tanto y tanto llorar allí se murió. Dicen que por eso hasta el día de hoy esa piedra llora. Detective: Brenda Yanet Ciancio Se lo contaron: sus papás Sala Anexo José Mª Paz, Copacabana También nos acercaron sus versiones de la piedra que llora: Leonel Mamondez, Franco Álvarez y Laura Marisel Carrizo (Esc. Antonio Manuel Sobral, Deán Funes).

LA LEYENDA DE LA IGUANA Hay en nuestras serranías un animalito de aspecto bastante desagradable, que pasa sus días tomando sol, y al ver que se acerca alguien, huye rápidamente a su cueva. Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo era una señora muy linda que sabía hacer las tareas del hogar mientras su esposo trabajaba en el campo. Pero un día se tendió a tomar el sol y esto le agradó. Llegó la noche, y la frazada con la que debía taparse estaba algo rota, y ella no quiso coserla por pereza. Así fueron pasando los días, y la frazada cada vez tenía más y más huecos y más jirones. Sus amigos le decían que debía coserla, pero ella, perezosa, no lo hacía por tomar sol. Un día, al despertar, se sintió muy extraña, y al mirarse al espejo LeYendas


descubrió que se había transformado en un animal feo que pasa sus días buscando un poco de sol para mitigar el frío, y al ver que alguien se acerca huye rápidamente y se esconde en su cueva para luego salir nuevamente cuando no hay nadie a la vista.

por fuera la botella. Y desde aquel día el Zorro anda vagando lamentándose a los gritos “cuac, cuac, cuac”. Detective: Luis Nicolás Batalla Se lo contó: Néstor Batalla Escuela: General Martín Güemes, Chuña

Detectives: Guadalupe, Walter y Rodrigo Cáceres Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana

LA LEYENDA DE LA VIRGEN DE COPACABANA: En el rincón de un campo llamado La Totora, andaban unos hacheros, y un día, se les apareció una virgen. Quedaron muy impresionados y decidieron crear una iglesia para llevarla. Cuenta la historia que inicialmente la iglesia de Copacabana no fue construida dónde hoy está hecha, sino al lado. Cuando la Iglesia se termina, llega el momento de poner a la virgen en el altar, pero ella se volvía afuera, al refugio de un algarrobo, dónde fue encontrada por primera vez en 1842 por los hacheros. Y ahí es donde Nicolás Cabrera construyo otra iglesia, que es la que hoy está en Copacabana, con su imagen llamada virgen de la Candelaria. Desde entonces, todos los días dos de febrero se festejan los patronales.

LA PALMA CARANDAY: En zona de sierra muy pedregosa, en un descampado, vivía una anciana, muy buena, dulce y cariñosa, sola en su rancho con las gallinas. Tenía una inquebrantable fe en dios, por ello ayudaba y amaba a todos. Sabía que su gente necesitaba hacer algo para vivir. El 2 de Febrero, día de la virgen del lugar, la anciana prendió una vela, y rezando el rosario pidió a dios que creara algo que sirviera para el progreso de los vecinos del lugar. Se durmió rezando. Al amanecer vio que el campo estaba cubierto de una planta que nunca había visto, era la Palma Caranday. La anciana se acercó, cortó una hoja y la separó lazos, los unía, los enredaba… hasta que un día le dio forma, ¡Había hecho un canasto!. Pronto le enseñó a la gente, y desde ese día se hacen y venden canastos de Palma Caranday en Copacabana. Detectives: Joaquin Ever Heredia/David Enmanuel Heredia Se lo contó: la profe Rosa (autora de la leyenda) Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana

Detectives: Marisol Cáceres/ Walter Germán Heredia Quintero Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana

LA LEYENDA DE LA MANZANILLA: LA LEYENDA DE SAN ROQUE: Cuentan que antes, cuando aparecía nuestro santo en el pueblo, lo hacía en un hueco de un aguaribay, aquí en la plaza. Y quisieron llevarlo a la iglesia de Quilino y desde allí se les volvía aquí a la Villa, y así fue la historia, lo poco que recuerdo que contaba mi papá. Detective: de 4º. Se lo conto: D. Zarate Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino También nos la contó el detective Mariano Pedraza (Esc. Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino).

CUENTO DE LA CHUÑA Y EL ZORRO: Cuentan que la chuña siempre cocinaba y el zorro tomaba la comida y la servía sobre una piedra, y tan rápido como un rayo, bocado tras bocado y lengüetazo tras lengüetazo llenaba su panza. En cambio, la pobre chuña picaba y picaba sobre la piedra pero no lograba más que apenas saborearla. Hasta que un día, cansada de esto, la chuña le propuso al zorro que al día siguiente cocinara él y ella serviría la comida. El que comiese más rápido se quedaría en el lugar, y el perdedor debería irse lejos, a otros lugares. El zorro acepto seguro de ganarle. Al día siguiente el Zorro cocinó y la Chuña sirvió la comida… ¡en una botella!, y mientras la Chuña con su largo pico se atragantaba comiendo, el Zorro sólo lamía 23· Willakuy Sacat

Hace mucho tiempo, cuando los indios vivían en estas tierras, cuentan que un puma enorme no les permitía alejarse del poblado. Durante la noche se escondían en sus viviendas y al llegar el día no se alejaban demasiado. Un día, los niños del pueblo se enfermaron, no comían y tenían dolores de estómago. Estando el puma tan cerca no podían ir a pedir ayuda a ningún lado. Una mamá, muy triste porque su hija no sanaba, decidió alejar al puma del lugar. Se puso un hermoso vestido blanco, se colgó collares, se puso brazaletes, una vincha de color amarillo fuerte y esperó a que llegara la noche. Salió al medio del campo y en un lugar muy visible se quedo quieta. No tuvo que esperar mucho, la ropa y los adornos llamaron la atención del enorme animal, que comenzó a perseguirla. La india corrió y corrió, intentando llevar al animal lo más lejos posible. Cuando ya no pudo más por el cansancio, se arrodilló y agradeció a los dioses la ayuda que le permitió alejar al puma de su gente. Los dioses quisieron premiarla por su sacrificio, y en el momento que el puma la iba a atacar, la convirtieron en una planta con pequeñas y hermosas flores blancas y amarillas. De esta forma, usando esta planta los niños se curaron. Según cuentan es la manzanilla, que sirve para aliviar problemas digestivos. Detectives: Rodrigo, Walter y Guadalupe Cáceres Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana


LA LEYENDA DEL HORNERO: Dicen que hace muchos años Don Sebastián Gaboto, que venía de España, amarró sus barcos y bajo con muchos hombres a las verdes orillas del río Paraná. Los aborígenes que allí vivían los recibieron con temor, y se sintieron aliviados cuando los vieron partir. Dicen también que uno de ellos se quedó escondido entre las cañas de la orilla. Era Diego, el artesano. Diego no quería separarse de Alahi, la hija del Cacique, y es que se había enamorado de su piel morena, de sus ojos brillantes y alargados. Quiso ser uno más es la tribu, se cortó la barba y el pelo, se quito la chaqueta y la camisa, y anduvo por la selva descalzo y casi sin ropa. ¡Ay!, muy pronto descubrió que, salvo Alahi, nadie lo quería. Lo trataban con dureza, como a un intruso. Entonces pidió que lo sometieran a las pruebas que debían cumplir los guaranís para conquistar a una joven. Solo así la hija del Cacique podría ser su esposa. La prueba del primer día parecía sencilla. Debía correr rumbo al sur sin detenerse, hasta la puesta del sol, abriéndose paso entre la maleza y las plantas espinosas. Desde las canoas muchos ojos alargados lo vigilaban para que no hiciese trampa. Al amanecer siguiente comenzó la segunda prueba. Y fue más dura, tenía que regresar nadando aguas arriba antes que lo ganase la oscuridad. Todos los hombres de la tribu estaban sentados a la orilla esperando que no llegara a tiempo. Muy lastimado y casi sin fuerza, Diego alcanzó la choza con el último rayo de sol. Esa noche se durmió profundamente pensando que estaba más cerca de su amada Alahi. La última prueba sería la más difícil. Debía quedarse encerrado, inmóvil entre cueros, y ayunar durante nueve días. Demoraron demasiado en desatarlo, así que cuando abrieron los cueros comprobaron asombrados que Diego se había vuelto muy chiquito. Ya no era persona, en lugar de boca tenía pico duro, estaba cubierto de plumas marrones y le habían salido dos alas. Con ojos de pájaro miró a uno y otro lado y voló hasta la cima de un lapacho que estaba muy cerca, donde lanzó su primer y melodiosos canto. Alahi escucho el llamado. Pidió que también a ella la envolvieran en cueros. Pasó hambre y sed, y se quedó largo tiempo en los oscuro. Cuando dormía soñaba que podía volar. Y así fue, una mañana sintió que se había vuelto muy chiquita, con el cuerpo cubierto de plumas, y que le habían crecido dos alas. Con ojos de pájaro miró a uno y otro lado, y alcanzó volando a su compañero. En esos días él no había dejado de trabajar en la horqueta del lapacho, entre flores amarillas, estaba construyendo un nido redondo de paja y barro, de modo que su amada, convertida en pájaro, tuviera una casa muy segura, con umbral y dos cuartos. Desde estonces andaban siempre juntos, construyendo. Cada año estrenan su hermoso nido en un lugar nuevo, allí nacen sus pichones, protegidos del frío y del viento. ¡Ah!, como la casa parece un horno de hacer pan, los llamamos horneros. Detectives del Colegio Teniente General Lonardi, La Providencia También nos contaron la leyenda del hornero: Walter Giménez, Yamila, Micaela Torres (A. Manuel Sobral, Deán Funes)

LeYendas


LA LEYENDA DEL PICAFLOR Los guaraníes fueron un pueblo amante de la naturaleza, que explicó con hermosas leyendas todo lo que sus mentes no alcanzaban a comprender. Esto sucedió con casi todos los pueblos que habitaron nuestro territorio. Por eso poseemos un riquísimo folklore. El origen de la vida, el movimiento de los astros, el misterio de la muerte. El colibrí o picaflor, al que los guaraníes llamaron mainumbí, es un pájaro diminuto, de refulgente belleza, que se alimenta con el néctar de las flores. Pero para los guaraníes el picaflor era el simbólico mensajero entre los hombres y los dioses. ¿De qué manera cumplía su maravillosa misión? Al llegar la muerte los hombres abandonan su cuerpo en la tierra, pero el alma que anida en ellos vuela a ocultarse en una flor. Mainumbí, al libar el néctar con su largo pico, halla en la flor el alma del que acaba de morir y con una ágil aleteo llega hasta el paraíso y allí deja el espíritu, que encuentra, gracias a él, su morada eterna. Detective: Rocío Medina Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

LA LEYENDA DEL PICAFLOR Esto pasó hace mucho, cuando el mundo era tan nuevo que las personas aún no lo habitaban. Sí, en cambio, los ríos y los arroyos. Las montañas y las piedras. Las flores y los animales. - ¿Todas las flores? Sí, todas. -¿Todos los animales? No, no todos. Había peces y sapos. Iguanas y abejas. También había pájaros, muchos pájaros. Pero no como los conocemos ahora, porque aunque ya tenía alas para volar y voces con las que trinar, todavía eran de un mismo y único color; marrones cómo la tierra. - “Nuestras plumas no son cobrizas”, se quejaban. ¿Por qué no podemos parecernos a las flores?. Así decían los pájaros. Hasta que una mañana decidieron hacer un viaje al cielo y pedirle a Inti –el sol- que les pintase las plumas con los mismos colores que había usado para las flores. Reunidos en bandas, igual que abanicos abiertos, los pájaros iniciaron su viaje bien temprano para volver antes del anochecer. No todos formaron parte de la expedición. Los horneros se quedaron en la tierra para seguir trabajando. Las calandrias para cantar. Y unos que se llamaban tumiñicos se quedaron, no hubieran llegado hasta el sol. Se quedaron inquietos y livianos como la brisa. Andando nerviosos de una flor a otra flor. 25· Willakuy Sacat

Pero el día pasó y los viajeros no volvieron, no llegaron a la noche tampoco. -¿Qué había pasado en el cielo, tan cerca del reino del sol?. - Pobres cristianos -dijo Inti cuando vió a los pájaros que volaban hacía él- no deben llegar hasta mí, ¡mis rayos los van a quemar! Entonces subió a las nubes, y les ordenó que lo escondieran, y les pidió que hicieran caer una lluvia copiosa justo ahí, dónde los pájaros que habían ido a buscarlo no paraban de volar. Apenas los viajeros aterrizaron en un claro para guarecerse, Inti hizo que las nubes se abrieran de golpe, y sus rayos dibujaron en el cielo el más maravilloso arco iris que jamás se hubiera visto. Atraídos por la intensidad de esos colores, los pájaros volaron hacía el arco y en él se posaron para teñir sus plumas. Unos metieron el copete en la franja roja, otros se bañaron en el amarillo. Cada cual eligió los colores que quiso para sus plumas, y por fin, hermosos y brillantes emprendieron el regreso. Llegaron una mañana, y los silbidos y gorgoteos de alegría volvieron a llenar el bosque. Entre tanto barullo y colorido –pájaros que llegaban, pichones que los recibían- nadie se dio cuenta que los tumiñicos no estaban. - ¿Dónde se habían metido?, ¿por qué no se sumaban a la fiesta? Eso piaban las multitudes cuando, de pronto, en un rapidísimo e incesante aleteo apareció uno de ellos. Al verlo, de todos los picos brotó la misma exclamación: “¡qué plumas floridas!, ¡qué festival de colores!, ¿a dónde fuiste a buscarlos?. El pajarito oyó la pregunta y no supo que contestar. Unas flores vinieron en su ayuda. “Ustedes querían los colores- dijeron las flores a los pájaros- y viajaron hasta el arco iris. Nosotras queríamos volar –explicaba- y elegimos a los tumiñicos, les pusimos nuestros colores a sus plumas y desde entonces volamos en ellas”. El pájaro, que hasta ese entonces no sabía de sus cambios, fue a mirarse en el agua de un arroyo y se encantó. Suspendido en el aire con gracia, inventó su nuevo nombre: “Pica, Pica, Picaflor” Detectives del Colegio Teniente General Lonardi, La Providencia


LA LEYENDA DEL ALGARROBO Cuenta la leyenda que, en tiempos de sequía, falto la comida en algunos pueblos. Los hombres no sabían de dónde sacarla. El zorro, animal muy astuto, descubrió que un hombre comía un fruto que guardaba para él sólo. El animal lo siguió y vio donde tenía las semillas. Fue sorprendido por el dueño, pero pudo sacar algunas, escondiéndolas en su boca simulando un dolor de muelas. Es así, como al llegar al campo, las desparramó por todos lados y tuvo como resultado la aparición de un árbol fuerte, productivo y muy valioso al que llamó Algarrobo. Detectives del Colegio Teniente General Lonardi, La Providencia

LEYENDA DEL LOBIZÓN Había una vez en un pequeño pueblo, una mujer que había dado a luz su séptimo hijo. Al nacer ese niño, había personas que acompañaban a la madre, ellas se persignaban y conversaban entre ellas que era el lobisón y que se convertiría en animal los días viernes y cuando hubiera luna llena. Y nadie podía detenerlo. Cuando se transformaba salía a buscar niños, hombres y mujeres y también a los animales de los corrales. Cuando se acercaba a los perros, los perros se enloquecían y buscaban esconderse porque tenían mucho miedo. El aullido del lobisón se escuchaba por todo el pueblo y la gente cerraba las puertas y ventanas porque tenían miedo. Según la leyenda, se decía que tenía forma de chancho con mezcla de perro, algo así. Para curar a este animal había que herirlo con un cuchillo o con balas y tenía que ser embebidos con agua bendita. Cuando comenzase a sangrar, el niño se curaría y volvería a la normalidad. La persona que lo hiriera no tenía que fallar porque si no tendría la maldición y cuando el Lobisón se volviese a transformar lo buscaría para matarlo. Detective: Agustina Martínez. Se lo conto: Laura Martínez Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

LA LEYENDA DE CHACHO Y EL ENANO Este hombre se llama Chacho. Salía un día del trabajo (Corral Viejo) para la casa, ese día llevaba un gallo maniatado. Cuando sale a un camino se le apareció un niño chiquito que llevaba un sombrero grande. El hombre le preLeYendas


gunta. “¿quien sos?” Y el niño le responde: “un amigo tuyo”, “¿amigo?” pregunta Chacho, “si” responde el niño. “¿Y a dónde vas?”, “a acompañarte.” Y de repente el hombre lo alumbra con la linterna y ya no estaba. Al rato se siente un ruido de cuero que se arrastra y el ni��o se vuelve a aparecer y le dice al hombre que lo mire a los ojos. El hombre lo mira y ve que tenía los ojos rojos. El niño le dice: “miráme los pies”, el hombre le mira y ve unas uñas muy largas. El niño pregunta: “¿Vos sabés quien soy?” Y Chacho responde asustado: “vos sos el diablo”. El hombre trata de sacar la zapatilla para pegarle pero el niño lo ataja y lo rasguña rompiéndole toda la ropa. Chacho se desmaya (en una barranca) y cuando se despierta tenía tirada la zapatilla, toda la ropa rota y el gallo estaba muerto, y no había nadie que lo ayudara. Detective: Camila Flores Se lo contó: su abuela Federica Ramona Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes También nos hablaron de diferentes versiones del enano: José Luis Molina, Priscila Cejas, Florencia Basualdo, Maico Jaimes, Walter Giménez Romano (A. Manuel Sobral, Deán Funes), Tamara Ocampo, Francisco Moyano (Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino) y Damaris Alarcón (Manuel Belgrano, San Pedro Norte).

LA VIRGEN, LA VÍBORA Y LA MULA Cuenta la leyenda que iba la virgen en una mula cuando en el camino se le cruzó una víbora, que antes volaban. La mula se asustó y volteó a la virgen que al caer perdió al bebé. Entonces la virgen le dijo a la víbora que se arrastraría y a la mula que no podría tener hijos, por eso las víboras se arrastran y las mulas no pueden tener hijos. Detective: Valeria Vanesa Villa Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

EL CRESPÍN: Crespín y Crespina, una pareja de campesinos del norte de nuestro país, tenían sus diferencias conyugales, como todos los matrimonios. Crespín, el marido, trabajador, dedicado, marchaba al campo antes que despuntara el alba y llegaba a su humilde rancho cuando era noche cerrada, muy cansado como para acompañar a su esposa Crespina a bailes y fiestas, los que eran su debilidad. Una nochecita de primavera tibia que invitaba a la diversión, la desconsiderada esposa marchó hacía el pueblo en el que se había organizado una feria con 27· Willakuy Sacat

baile para festejar el aniversario de su fundación, sin esperar el retorno del sacrificado esposo del campo. La demora del esposo se debía a que una araña lo había picado. Con sus últimas fuerzas logró llegar al rancho y lo encontró vacío. La vecina, que lo había visto llegar en tan mala situación, corrió a auxiliarlo, aunque ya era tarde. El hombre mando a uno de sus hijos a buscar a la esposa, quien estaba entretenida bailando. Al enterarse de lo ocurrido decidió ir a buscar a la curandera, pero de camino a su casa paso por un rancho en dónde festejaban el cumpleaños del patrón. Tentada, decidió disfrutar unas horas de los festejos, diciendo que habría tiempo para ayudar a su esposo. Estaba casi amaneciendo cuando llegó a su rancho. Allí encontró al vecino que, junto a su hijo, volvía del monte tras haberle dado sepultura al pobre Crespín. Crespina imploró que le dijeran donde habían sepultado a su esposo. Los vecinos, dolidos por la actitud de la joven, decidieron ignorarla. La arrepentida viuda rompió en llanto y se interno en el monte buscando a su marido. Llorando le imploraba a Dios perdón y poder encontrar el lugar. Este, compadeciéndose de ella, la transformó en un ave que aún hoy sobrevuela el monte y llama a su buen esposo: “Crespín………Crespín”. Detective: Axel. Se lo contó: Lidia Díaz Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino También nos contaron del Crespín: Nadín, Tamara Ocampo, Gloria, Leandro López, Mayra Priscila (Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino) y Laura Amaranto (Vicente López y Planes, Caminiaga).

LA UPA: Cuenta la historia que una señora estaba embarazada de trillizos. Después de 9 largos meses los tuvo y como la señora era pobre los abandonó en un basurero. Y los días pasaron, y a los bebés se les fueron juntando las cabezas en una sola con tres trenzas. De noche ellos andaban como una luz blanca por los gallineros. La vecina de la madre de los bebés los vio y les dio agua, y le protegían la casa, no podía entrar ningún mal. Por eso la Upa se hizo buena gracias a la señora. Detectives: Gloria Rosana Florencia Callejo /Agustina Martínez Se lo conto: Miriam Goyochea. Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

HISTORIA DE LA HUMITA. “En los campos dónde trabajé cortando leña siempre tenía que armar un rancho que construía con horcones, postes y jarilla que colocábamos arriba cubriéndola con tierra, porque teníamos que quedarnos a pasar semanas enteras en el bosque y no podíamos ir y venir todos los días, debido a que quedaba lejos.


Así que comprábamos mucha mercadería y carne que la hacíamos charqui, que duraba varios días y a veces cazaba algún animal del campo. Trabajé en los campos de San José de las Salinas, la Costa y la Florida entre otros. En la Florida, experimenté algo que me quedo grabado.” Antes de comenzar el relato o narrar su historia, entre mates que iban y venían, unos minutos de silencio como si se hubiera trasladado en el tiempo y traer todo lo vivido en ese lugar. Junto a él su familia, que también escucha el relato. “Cuando estuve en el campo de la Florida, en el año 1982-83 en época de verano, en las horas de descanso cuando el fuego se apaga lentamente y en el silencio de la noche, la luz de la luna alumbraba el campo, aparece la Umita rondando el rancho con un silbido fuerte que se escuchaba por todos los lados…..up up up (imitaba como era el silbido mientras iba relatando). Siempre llegaba, tomaba agua y comía, no sé qué, pero se escuchaba que masticaba algo. En un primer momento me asustó un poco, pero luego me acostumbre a su visita y no mostraba miedo porque ella no hacía nada, solo me visitaba. Por más que tenía perros, estos no ladraban ni toreaban, parecían que no la escuchaban. Ni tampoco todas las personas la escuchan, solo aquellas que tienen un espíritu fuerte o personas solas, así supongo yo, o debe ser que a mí se me apareció porque no sé leer ni escribir, sabrá Dios porqué…”. Un momento de silencio mientras toma un mate. “Se la podía ver cómo era más o menos cuando se acercaba a la luz del fuego, de cabellos largos y redonda, cuando una la miraba fijamente desde el catre donde yo estaba durmiendo, se perdía en la oscuridad, siempre silbando up up up. A la llegada del amanecer la Umita se alejaba con un sonido fuerte que se escuchaba entre los montes. No todas las noches aparece, en el verano por ejemplo, cuando el palo de cruz está florecido y aparece la Umita, es señal que pronto habrá lluvia en el campo. Hay varias personas que se le apareció y te puede

contar, pero todos coinciden en que es una cosa redonda de cabellos largos que silba y no te hace nada, solo te acompaña, más cuando estás sólo en el medio del campo, donde sólo hay monte, silencio y oscuridad. Hace mucho tiempo que no se me aparece, quizás sea porque ya no me quedo en el campo como antes, ahora voy y vengo todos los días”. La persona que contó este relato no tiene status reconocido en la comunidad, pero la gente lo conoce como el Nene Jaime, que experimento varias situaciones que marcaron su vida y que contó a su familia y a personas allegadas a él. Quilino, 17 de Agosto de 2004 Detective: Seño Sandra F. Díaz Se lo conto: Nene Jaime Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

LEYENDA DE LAS ALMAS DE MEDIANOCHE: Cuentan que, todas las familias, a las doce de la noche, apagan las luces de sus casas, porque si no lo hacen, las almas que vagan a esa hora por el campo golpean la puerta y piden al dueño de la casa que les guarde una vela. Al día siguiente, cuando la encuentran, la vela se ha convertido en un hueso humano. Entonces la familia debe llamar al sacerdote del pueblo, quien se presenta a la noche acompañado de agua bendita y los niños del lugar. Detective: Sofía Martínez Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

EL ALMA MULA Hace mucho tiempo, cuenta la leyenda, que había dos hombres que tenían una mula, y que la hacía trabajar mucho. Un día se fueron a cargar arena y la mula se cayó en el río porque estaba muy cargada. Entonces ellos la empezaron a pegar para que se levantara. Tanto le pegaron que la mula murió. Desde entonces, cuando la gente pasa de noche, se sienten los ruidos de cadena, y se ve la sombra de la mula. Detectives: Matías René Arracaeta/Milagros Gabriela Guerrero Se lo contó: Pancho Luna Escuela: General Martín Güemes, Chuña

LeYendas


Las creencias son saberes que tenemos las personas, que si bien no podemos explicar de manera lógica sabemos que funcionan, desde curar picaduras de víboras hasta conocer de antemano que nos van a visitar. De ahí la expresión “creer o reventar”. Ciertamente son muchas y muy variadas. Las supersticiones son creencias relacionadas con todas aquellas cosas que podemos hacer, o que nos suceden, y que pueden cambiar la suerte propia o de los otros. Aquí tenemos algunas. ¡Aprendé a leer las señales y ponelas en práctica!

29· Willakuy Sacat


EL BASILISCO: Se cuenta que es una mezcla de gallo y víbora. Nace de los huevos muy chiquitos que ponen las gallinas del campo, y que si nos son quemados a tiempo, incuban un gusano colorado. Cuenta la gente que si se rompe, la persona que se queda al instante ciega. Otros dicen que se esconde en algún lugar de la casa, y que absorbe la energía de las personas por la noche, y que es capaz de matar sólo con su mirada. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Se lo contaron: sus papás Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

LA LUZ MALA: Según los pobladores de este pueblo, dicen que la luz mala sale en los árboles o cerca, y si vos intentás seguirla la luz se va yendo hasta llegar al mismo lugar del que salió. De ahí la luz se levanta y se baja con un color rojo muy fuerte. Si vos vas por algún camino es seguro que te sale en alguna parte, y pueden ir tres personas, la ve uno y las otras dos no. Es llamada como la Luz Mala.

camino había divisado una luz mala. El hermano de mi abuela le dijo que él no creía en esas cosas… y con coraje y la curiosidad de querer descubrir qué era lo que se veía, se dirigió al corral, ensilló su caballo, se colocó un puñal de plata en su cintura y convenció a ese señor que acababa de llegar, que ni siquiera un mate había querido tomar del miedo que tenía, que lo acompañase al lugar que él había visto la luz. Conversando y fumando llegaron al lugar y se toparon con la luz. El hermano de mi abuela saco el puñal, le mordió la punta para tener coraje y cuando llego justo al lugar la luz comenzó a levantarse hasta que desapareció. Miró al suelo y clavo el puñal señalando el lugar donde esto había sucedido. Al amanecer del día siguiente volvieron a montar y llevaron herramientas para cavar. Después de sacar tierra encontraron una espuela de plata y oro. Desde ese día el señor perdió el miedo a las luces malas que suelen verse. Detective: Candela Maricel Díaz Se lo contó: su abuela Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Detective: Paula Rocío López Se lo contó: Ricardo López Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

OTROS DICEN DE LUZ MALA… La luz mala aparece en las partes donde hay un muerto y esa parte no ha sido bendecida ni le ponen la cruz. Parece que sale al partir de las cero horas, y cuando los perros lo ven lloran porque es arte del diablo. Casualmente, al frente de mi casa, sale una luz mala que se achica y se agranda. Detective: Alexis Cejas Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino.

También contaron de la luz mala: Celeste Nadín Zorrilla, Tamara Ayelen Ocampo, Mayra Cejas, Matías Díaz, Rocío Martínez (Esc. Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino), Alan Barrios, Camila Roldán, Emilce Roldán, Candela Maricel Díaz (Manuel Belgrano, San Pedro Norte) Mª Carla del Valle Flores (Teniente General Lonardi, La Providencia)

¿ERA LA LUZ MALA O LA BUENA? Según cuenta mi abuela, esto paso hace muchos, muchos años, al anochecer. Un señor, amigo de mis bisabuelos, llegó en su caballo, muy asustado porque en el campo que daba al

Me cuenta mi abuelo, que al frente de la fábrica solía haber unas casitas viejas. Llegando un día un hombre a caballo a esa zona vio una luz en el campo, a lo lejos. Se acercó, llevaba un cuchillo en la boca, cuando llego al lugar lo clavo en el lugar del suelo donde estaba esa luz. Al día siguiente fue a ver que había y era un cántaro con monedas de plata. Esa era la dichosa luz mala. Detective: Javier Mamondi Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

LA LUZ BUENA: Decían que era amarilla y aparecía en los árboles. Y era que algo estaba enterrado, cosas de valor, por ejemplo oro. Detective: Rocío Martínez Se lo conto: Mª Milagro Martínez Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

LA LUZ DE CAMARÓN Cuentan los antiguos habitantes de este pueblo (San Pedro Norte), que a varios de ellos se les había aparecido la luz de camarón. Era una luz que recorría todo el campo, vaGÓn de CreenCias Y sUPerstiCiones


a veces salía al camino y se les acercaba hasta la puerta de los vehículos que pasaban a la madrugada por allí. Más a los que en ese tiempo trabajaban en la fábrica (fibra de palma). A ellos se les aparecía cada tanto, en distintas formas. A veces decían que parecía que había fuego, iban a ver donde se veían las llamas y al llegar ahí no había nada. Otras veces los que manejaban el ómnibus que llevaba a los trabajadores se alegraban porque decían que tenían pasajeros para llevar. La confusión venía porque en invierno, la gente del campo que salía al camino para viajar, solía hacer fuego hasta que venía el colectivo, pero muchas veces no eran pasajeros, sino la luz que los engañaba. Detectives: Virginia Y Augusto Damián Carranza Se lo contó: su abuela Tuta Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

ubicada cerca de la casa del señor Martín Pucheta, monte adentro. Se encuentran varios tipos de bichos, como por ejemplo águilas, cuervos, carancho, lechuzas, víboras, etc. Para entrar se necesita llevar un reflector o una buena linterna, porque dentro es oscuro. Tiene una entrada, y por la otra punta la salida, para lograr pasarla tienes que caminar aproximadamente 25 ó 30 metros. Detectives: Dalma Yanina Heredia /Cintia Ayelen Pucheta/ Ernesto Joel Gómez Se lo contó: la nona Escuela: Juan Martín de Pueyrredon, Copacabana

EL DIABLO TOCA LA GUITARRA Cuenta la historia que una noche un grupo de personas escucharon que tocaban la guitarra, pero no veían a nadie alrededor. Miraron hacia arriba y vieron una cosa negra. Ellos aseguran que es el diablo que toca la guitarra con sus amigos. Detective: Brenda Córdoba Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

EN EL CAMINO HACÍA QUILINO Cuentan que en el camino que va desde San Pedro a Quilino, los hombres que trabajaban por allí siempre veían luces que no sabían de dónde salían. Un día, escavando en una sierra encontraron un esqueleto de un indio y desde ese día no volvieron a aparecer esas luces. Detective: Ramiro Báez Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

LA SALAMANCA: Hace mucho tiempo atrás, en el tiempo de mis abuelos, en el lugar de Copacabana, en la época de los indios llamados Comechingones, entre medio de las sierras, se encuentra una cueva llamada Salamanca. Cuentan que en las tardes se juntaban en ese lugar un grupo de indios que habían construido unos instrumentos muy parecidos a las guitarras. Estos entonaban bellas canciones referidas a la tierra, los animales y al amor. La gente del lugar escuchaba embelesada las melodías. Un día, uno de los integrantes del grupo fue a cazar para comer, pero tuvo la mala suerte de ser atacado por un feroz león que se encontraba en la zona. El indio murió. El resto de sus compañeros lloraron la gran perdida. Y fue así como poco a poco se fue disolviendo el grupo tan admirado por todos. Los habitantes del lugar dicen que aún se escucha por las tardes las hermosas melodías de este grupo de amigos que se reunían en la Salamanca. ¿Será que la verdadera amistad es inmortal? Detectives: Yanet Ciancio/David Heredia/Robert Heredia Se lo contó: inventada Sala Anexo José Mª Paz, Copacabana

LA SALAMANCA Es una cueva natural de piedra, que se encuentra 31· Willakuy Sacat

SOBRE EL SAPO Para la picadura de víbora: doy fe. Un día venía del campo con mi perro. Al sentir el grito de mi perro vi que le había picado una víbora cascabel. Inmediatamente busqué un sapo y se lo colgué del cogote, y mato al sapo en dos horas. Como era vieja la víbora me llegó a matar a tres sapos, y llegué a salvar al perro. Lo mismo me paso con una vaca. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro/Federico Díaz Bustamante Se lo contaron: Roberto Navarro/Estela del Valle Cisnero Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia.

El sapo es muy bueno para el dolor de muelas. Hay que pasar la panza del sapo en cruz tres veces, el que se anime, pero inmediatamente se va el dolor. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro. Se lo contaron: sus papás Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia También nos contaron estas creencias sobre el sapo: Paula Soledad Suárez (Esc. Martín Güemes, Chuña) Emilce Roldán (Esc. Manuel Belgrano, San Pedro Norte) Mauricio Heredia (Sala Anexo José Mª Paz, Copacabana) y Federico Díaz Bustamante (Esc. Teniente General Lonardi, La Providencia)

Hitas: “Cuando las gallinas tienen hitas se coloca un sapo en la esquina del galpón (se lo cuelga) cuando se muere el sapo se le van las hitas.” Detective: Federico Díaz Bustamante Se lo contó: Estela del Valle Ciznero Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia


ACERCA DEL HORNERO

Destruir el nido de una golondrina trae la destrucción del hogar.

Cuentan que el hornero no trabaja los domingos, y si lo hace; ¡ba a venir un invierno muy lluvioso!

Para la gente del campo, es una señal de buena suerte que el hornero haga el nido sobre un esquinero de su casa.

Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Se lo contaron: sus papás Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Cuando un rundún revolotea cerca de las ventanas o puertas de una casa, o entra dentro, está anunciando que los dueños recibirán visitas o plata. Detectives de la “Sala Anexo José María Paz”, Copacabana

Si a la noche gritan las lechuzas, es que está por morir alguien. Dicen que si el hornero construye su nido sobre un rancho, sobre ese rancho no caerán rayos ni centellas aún en la peor tormenta. Por eso los paisanos nunca los destruyen: lo consideran una señal de protección.

Detective: Soledad Suárez Se lo contó: su abuela Elisa Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

OTROS ANIMALITOS Si el hornero construye el nido en los árboles que están cerca de la casa, quiere decir que quienes cultivan la tierra van a tener muy buena cosecha. Detective: Federico Díaz Bustamante Se lo contó: Estela del Valle Ciznero Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

SOBRE EL PICAFLOR Y OTROS PAJARITOS Si el picaflor está en la puerta de entrada de un negocio, trae clientes.

Cuando llega a la puerta de una casa anuncia visitas. Si entra en una habitación, en cambio, es señal de mala suerte.

En algunos lugares existe la creencia de que un rayo alcanzará a quien robe los huevitos de picaflor o destruya su nido. Detective: Mª Carla del Valle Flores Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

El picaflor es un pajarito chiquito, de colores hermosos, y cuentan que cuando se para en la ventana y silba es que vienen visitas. Detective: Maico Jaimes Se lo contó: su abuelo Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

Cuando se mata una víbora, en ese mismo lugar hay que quemarla, porque sino la quemás vuelve la compañera. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Se lo contaron: sus papás Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Cuando cantan los coyuyos: el coyuyo o cigarra canta bien fuerte cuando llega el calor. Muchos creen que su canto hace madurar las algarrobas, y que si alguien atrapa un coyuyo no habrá buena cosecha. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro Se lo contaron: sus papás Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Cuando canta el gallo de noche es porque alguien va a morir. Otros dicen que el anuncio es si el gallo canta en la puerta de la casa es que anuncia la muerte de algún vecino.

Cuando los perros ladran de noche, es porque anda el diablo. Otros cuentan que si lloran de noche los perros es que anda el diablo. Detectives: Milena Marisel Cabera/Támara Moreno/Guadalupe Pedernera/ Candela Selene Barrios Contreras Se lo contó: Antonio Contreras Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga También nos acercaron la creencia de los perros y el gallo Rocío Medina Y Lucas Carrizo (Esc. Antonio Manuel Sobral, Deán Funes)

En casa siempre hay que tener una perra para que no entre el diablo. Detective: Yamil Garay Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

Si le pisás la cola a un gato no te casarás. Detective: Karen Micaela Salvático Se lo contó: Ariel Natalio Salvático Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

vaGÓn de CreenCias Y sUPerstiCiones


SOBRE LAS VISITAS

En noche de tormenta, no hay que andar a caballo blanco por los rayos.

Si el perro está con las cuatro patas para arriba y el gato se lame la mano, esa que llegan visitas. Detectives: Emiliano Luis Gutiérrez/ Mª Carla del Valle Flores Se lo contó: Leonardo Ricardo Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Si querés que una visita se marche, hay que poner la escoba de yuyos detrás de la puerta. Detective: Candela Selene Barrios Contreras Se lo contó: Antonio Contreras Escuela: Vicente López y Planes, Caminiaga

Y MUCHAS COSAS MÁS Dicen que no se silba de noche porque así se llama a las brujas. Detectives de la “Sala Anexo José María Paz”, Copacabana

Cuando hay una tormenta hay que hacer una cruz de sal con un cuchillo. Detective: Leonela Aliva Escuela: Vicente López Y Planes, Caminiaga También nos acercaron la creencia del cruz de sal: Celeste Erika Aguirre (Esc. Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino), Karen Micaela Salvátivo y Camila Flores (Esc. Antonio Manuel Sobral, Deán Funes)

Hay personas que pueden curar el empacho con una corbata. Detective: Marysol Catherine Díaz Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

No hay que coser mucho cuando la mujer está embarazada, porque dicen que el cordón se envuelve en el cuello del bebé. Detective: Martín Díaz Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

Es corriente en Caminiaga, que cuando un objeto se cae sin ser tocado anuncia la muerte de algún vecino. La persona o personas que escuchan el golpe o lo ven caer preguntan si no han escuchado la muerte de algún vecino. Detectives: Federico Díaz Bustamante/ Mauro Fernández/Leonela Aliva Se lo contó: Estela del Valle Ciznero Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Cuando se cae una cuchara al revés se dice que alguien va a quedar embarazada. Detective: Lucas Carrizo Se lo contó: su mamá Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

33· Willakuy Sacat

Detective: Augusto Damián Carranza Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Si te persigue un champi recibirás plata. También si te persigue una abeja.

Si se te pierde algo debés dar la vuelta a la tapa de la pava y lo encontrarás.

No afilés el puñal antes de salir porque el diablo te tentará a pelear. Detective: Candela Maricel Díaz Se lo contó: su papá y su mamá Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Para que el bebé aprenda más rápido a caminar hay que ponerle las zapatillas cambiadas. Detective: Rocío Olariaga Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

Para que al bebé se le pase el hipo, ponerle un hilo rojo en la frente. Detectives: Germán Nicolás Ríos/Leonela Aliva/Yamila Prado Escuelas: Vicente López Y Planes, Caminiaga/Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

Para la ojeadura, hay que poner aceite con agua en un plato. Detective: Yamila Prado Se lo contaron: sus papás Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

No hay que mirarse al espejo en la noche porque te aparece una sombra. Detective: Priscila Cejas Se lo contó: su mamá Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes


ES ALGO MUY CIERTO

Si se cruza un zorro de derecha a izquierda es buena suerte. Detective: Augusto Damián Carranza Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Que siempre hay que cortarse las uñas en día lunes, así nunca se tendrá dolor de muelas.

Y TRAE MALA SUERTE: Que los cubiertos no deben cruzarse en el plato porque traen peleas.

Cuando uno sale de la casa, no hay que volverse aunque se haya olvidado algo porque seguro que eso trae mala suerte. Detectives de la “Sala Anexo José María Paz”, Copacabana

No se debe permitir que los invitados se coloquen la servilleta sobre el pecho, ya que se apretarán u oprimirán el corazón.

No cruzar por debajo de una escalera porque trae mala suerte. Detectives: Pedro Nicolás Rivero/Mauro Fernández. Escuelas: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino/Vicente López y Planes, Caminiaga

Si alguien ha soñado algo muy feo o tiene una pesadilla horrible, al despertar hay que mirar una ventana, le aseguro que se olvidan inmediatamente del sueño y no hay más sustos. Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro. Se lo contaron: sus papás. Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

SUPERSTICIONES

Si se cruza un gato negro trae mala suerte. Detective: Augusto Damián Carranza Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Abrir un paraguas dentro de casa trae mala suerte. Detective: Soledad Suárez Se lo contó: su abuela Elisa Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Tirar la sal trae mala suerte. Detective: Alexis Leguizamon Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

¡PARA LA BUENA SUERTE!

No viajar un martes y trece, da mala suerte. Se dice que si una vaquita de San Antonio se posa en la mano y camina por ella es de muy buena suerte.

Tener en la casa una plantita de romero es de muy buena suerte, también atrae una buena salud.

Detective: Franco Álvarez. Se lo contaron: sus abuelos Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

El que rompe un espejo tiene mala suerte por 7 años. Detective: Juan Gabriel Novarecio Arias Se lo contó: su mamá Escuela: Antonio Manuel Sobral, Deán Funes

Detectives: Ivone, Giovanna y Amarú Navarro. Se lo contaron: sus papás . Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Si un picaflor entra a un jardín, trae buena suerte. Detective: Mª Carla del Valle Flores. Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

Para la buena suerte hay que tener una planta de ruda al frente de la casa. También dicen que la ruda macho en la puerta ayuda a ahuyentar las brujas. Detectives: Mauro Fernández/Javier Bustamante/Mª Carla del Valle Flores. Se lo contó: Salvador Jorge Ramírez Escuelas: Vicente López Y Planes, Caminiaga/ Teniente General Lonardi, La Providencia y Detectives de la “Sala Anexo José María Paz”, Copacabana.

Para la buena suerte hay que clavar una herradura en una pared de la casa.

PARA PROTEGERSE Para protegerse de la envidia hay que ponerse una cinta roja. Sirve para niños y grandes. Así evitás la mala suerte. Detectives: Mauro Fernández/Leonela Aliva/Celeste Erika Aguirre Escuelas: Vicente López Y Planes, Caminiaga/Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

Detectives: Leonela Aliva/ Franco Álvarez. Escuelas: Vicente López Y Planes, Caminiaga/A. Manuel Sobral, Deán Funes

vaGÓn de CreenCias Y sUPerstiCiones


LO MEJOR DE ESTE TRABAJO Lo mejor de este trabajo realizado en las escuelas fue encontrarnos con la sonrisa y la felicidad de muchos vecinos a los que los chicos del pueblo les hab铆an tocado la puerta en busca de informaci贸n. estaban felices de ser escuchados y poder compartir toda la sabidur铆a de la que son portadores.

35路 Willakuy Sacat


A este vagĂłn le cuesta mantener el equilibrio, y como estĂĄ al final puede hacer que nuestro tren descarrile, poniendo en peligro las leyendas, las sabidurĂ­as, las supersticiones y el resto de vagones que con tanto esfuerzo hemos ido llenando. Nuestros detectives se pusieron manos a la obra e investigaron cuales son aquellos problemas que hay en su localidad y hacen que nuestras historia corran riesgo de perderse para siempre.

vaGon de CoLa


LA GENTE SE VA DEL CAMPO Uno de los principales problemas que detectaron nuestros detectives en todos los pueblos es que mucha gente se va porque no encuentran trabajo. Algunas de las causas que han llevado a esta situación son: · Se dejan las pequeñas producciones de campo que daban sustento a las familias. Los campos se fueron vendiendo y ahora hay mucho campo en pocas manos. · No se valora el trabajo de los artesanos, ni el esfuerzo y dedicación que ponen en cada artesanía. Para colmo, muchas veces se comparan con los productos manufacturados en serie por su bajo costo (pero inferior calidad)

Por ejemplo, regatean el precio del arrope sin saber todo el esfuerzo que requiere: recolectar la tuna, usar más de 20 kilos para obtener un litro, las horas removiendo la paila en pleno verano, etc. · La falta de fuentes de trabajo local hace que los jóvenes emigren a la ciudad.

FALTA DE COMUNICACIÓN Además de que cada vez hay menos gente viviendo en la zona rural, otro gran problema que metemos en el vagón de cola es la falta de comunicación que se produce en muchas familias. Tras tantos cambios y avances tecnológicos parece que los conocimientos de nuestros mayores quedaron obsoletos, pero ya hemos visto que nada más alejado de la realidad: todos los que hemos participado de esta aventura hemos aprendido a escuchar a los que tienen tanto que decir, a divertirnos juntos compartiendo historias. Hemos aprendido a dejar de mirar tanto la pantalla de la tele y la compu y mirar más lo que sucede a nuestro alrededor. 37· Willakuy Sacat


NOS QUEDAMOS SIN BOSQUE En los últimos tiempos hemos venido haciendo abuso y no un uso responsable de los recursos que nos brinda la naturaleza. Esto nos ha llevado a que, a día de hoy se hay perdido más de un 95% del bosque nativo. Coquena tiene cada día menos rebaños que cuidar, el viejo petiso cada vez tiene menos sitios dónde esconderse, el Crespín tiene menos monte dónde cantar, y las luces, malas y buenas, desaparecen por la falta de árboles. Nos quedamos sin yuyos con los que curarnos y sin frutos para hacer las recetas de siempre. Estos dibujos reflejan las causas que nos están llevando a quedarnos sin monte:

Hacheros: el monte sufrió su primer embate cuando los hacheros fueron contratados por el ferrocarril, o por las grandes compañías madereras.

No sólo tenemos que decir basta. Tenemos que ponernos manos a la obra y comenzar a repoblar nuestros bosques con árboles autóctonos. Preguntá cuales son, buscá un buen sitio y plantá un árbol. Uno a uno haremos la diferencia, porque nosotros sí pensamos en el mañana.

Topadoras: el avance tecnológico nos hizo pasar del hacha a la topadora, que arrasa y tritura vida por dónde pasa. Antes se topaban pe-


queñas chacritas para el sustento familiar, ahora se ha topado tanto que hemos dañado seriamente el ecosistema. Lo podemos ver en las tormentas de tierra que ahora son más fuertes que nunca porque no hay árboles que las vayan frenando. Lo mismo con las inundaciones, no encuentran suficiente vegetación para arraigarse a la tierra y corre provocando graves problemas.

“EL DESASTRE MÁS TEMIDO” Con la llegada de la primavera, comienzan los problemas en Copacabana. Luego de pasar los rigurosos fríos y heladas, la vegetación del lugar está muy seca y casi no hay lluvias. Y por eso la zona es muy vulnerable a los incendios. El año pasado, hubo un gran incendio que provenía de Cerro Negro, agarró gran parte de Ischilín y de Copacabana. Los habitantes del lugar estaban muy preocupados porque el fuego estaba cada vez más cerca del caserío. Todo era humo y cenizas en el aire. Los vecinos luchaban para que el fuego no siguiera avanzando. Los bomberos evacuaron a varias familias en la escuela de Napa, dos días seguidos. Algunos prepararon comida para los evacuados y leche para los bebés de estos. Por suerte todos pusieron su granito de arena para salir adelante. Es admirable como en momentos como estos se dejan de lado las diferencias y prevalece la solidaridad, la unión, el amor. Valores que sería bueno que estén presentes siempre en los corazones de todos los seres humanos. Con el incendio se perdieron algunos animales, se quemaron campos, alambres y palmas, que son el principal medio de subsistencia de los lugareños, ya que la mayoría realiza tejidos en Palma Caranday. Pero una vez más, Copacabana venció el incendio. Y tal vez haya otros, pero todos unidos lo van a seguir peleando para defender su tan querido pueblo. Detectives: profe y alumnos de la Sala Anexo José Mª Paz

39· Willakuy Sacat

ADEMÁS TAMBIÉN PERDEMOS BOSQUE POR LOS INCENDIOS: Muchas pueden ser las causas: naturales (como un rayo), o por descuidos humanos (apagar mal un fogón, tirar una colilla encendida, dejar botellas de vidrio en el bosque, etc.). El fuego nos deja sin bosque, amenaza nuestras casas, asusta a los animalitos que se quedan sin lugar a donde ir. Lo deja todo gris y sin vida.


Y OTRO PROBLEMA QUE ENCONTRAMOS EN EL NORTE CORDOBÉS ES LA SEQUIA: En muchas zonas del norte cordobés existen problemas con el abastecimiento de agua. El propio clima del norte cordobés, sumado al malgasto de agua y al abuso que estamos haciendo de la naturaleza, lleva a que existan periodos de grave sequía, donde los animales se mueren por falta de alimento, el agua apenas alcanza para consumo humano, la tierra se agrieta y se queja y como hemos visto, se quema con facilidad.

LA ÚLTIMA ACTIVIDAD… ¡POR EL MOMENTO! el maquinista, tan impaciente como es él, esperaba ansioso el resto de historias en la estación Central, a estas alturas estaba tan contento por tener los primeros vagones rebosantes de historias, que poco le importaba que Pipa hubiese buscado ayudantes. el tren estaba a punto de partir, cargadito de historias para poder hacer una revista, pero…. Faltaba algo. toda revista debe tener fotos y dibujos, así que nuestros detectives se pusieron manos a la obra. Como pueden observar, el resultado fue excelente. ¡Primera misión cumplida! vaGon de CoLa


A medio camino entre leyendas, creencias e historias de la zona, hemos incluido un nuevo vagón: “La piecita del fondo”. Aquí tienen cabida un montón de historias que, con un poco de certeza y otro poco de imaginación, ocurrieron en el norte cordobés.

41· Willakuy Sacat


QUE LAS HAY, LAS HAY Cuentan algunos vecinos de Copacabana, que hace casi veinte años, un muchacho que por aquel entonces tenía 18, salió de su casa a caballo para ir hasta Napa a buscar leña. De repente, el caballo empacó y no quería seguir su camino. El muchacho luchaba para que este avanzara, pero no había caso. Justo en el mismo instante en el que el muchacho estaba por bajarse del caballo, vio un pájaro negro posado en un árbol que se encontraba en la orilla del camino. El pájaro levantó vuelo y lanzó una carcajada. El caballo se asustó tanto que empezó a corcovear. El muchacho, antes de salir despedido, alcanzó a verle la cara al pájaro: era una bruja. Tal fue el susto que se pegó que no se había dado cuenta que su rodilla había dado contra una piedra y se había lastimado. Como pudo agarró el caballo y volvió a su hogar sin leña. Detectives de la “Sala anexo José María Paz, Copacabana Se lo contó: seño Tely

LA AMPALAGUA Una vez me conto mi abuelita, que en la época de la cosecha del mistol, una mujer con su bebito en el cochecito fue a juntar este fruto. Había dos plantas cercanas, la mujer juntó en la primera, dejando allí a su niño dormido y cuando termino se cruzó a la otra. Cuando terminó de juntar todo el mistol y fue a buscar a su niño, se dio cuenta que no estaba. La madre desesperada comenzó a gritar: “¡mi niño, mi niño!”, cuando de repente vio a la temible Ampalagua enroscada en el tronco del mistol, y en su estómago tenía un bulto muy grande… era el niño, que la ampalagua hambrienta se había devorado. Detective: Paula Soledad Suárez Se lo contó: su abuela Escuela: General Martín Güemes, Chuña

La PieCita deL Fondo


EN EL PUESTO DE MARIQUITA

UNA GALLINA ESQUIVA

Cuentan que un hombre llamado “Arturo Vivas” alias “Don Chala” iba en sulky rumbo al puesto de mariquita, cuando pasando por el “Cerro del Indio” se le sentaba una señora de negro y cuando quería agarrar el látigo para pegarle desaparecía. En el mismo puesto de mariquita, cuando se dormían se sentía que caminaban por la galería y que desarmaban una pila de postes que estaban apilados debajo de la galería. Al día siguiente, cuando se levantaban, estaban en la misma posición que lo habían dejado el día anterior.

En el tiempo que aquí no había luz eléctrica, la gente grande sabía ir al bar “Busto”, a jugar a las cartas, y salían de allí tarde, bien a la noche. Muchas veces decían que por la calle, en dirección a la casa de Doña Gringa, una señora que vivía antes, se les aparecía una gallina negra con varios pollitos. Los alumbraban con una linterna para agarrarlos y se les escapaban. La corrían hasta la esquina y allí se les desaparecía.

Detective: Augusto Damián Carranza. Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Me cuenta mi abuelo Julio Toledo que el padre de él, Don Rafael Toledo, sabía trabajar en el camino de Quilino, y que paraban en mariquita. Cuando descansaban a la siesta se sentía un tropel de caballos, salían a ver y no había nada. En la noche, cuando se acostaban y apagaban la luz sentían que los destapaban y no los dejaban dormir. Al frente de la estancia, en el campo de la estancia Lumicara, dicen que estaba el cementerio de los indios. ¿Tendrá algo que ver? Detectives: Franco Lautaro Di Gaudio/Ramiro Báez Se lo contó: su abuelo. Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

EN SAN PEDRO VIEJO Los padres de mi abuelo Julio, Don Rafael Toledo y Doña Teresa Suárez, sabían trabajar en la estancia de San Pedro viejo hace ya varios años. Le sabían contar a mi abuelo que al lado de la iglesia se aparecían cosas. De repente se aparecía una gallina con pollos, un perro con una cadena, se sentían ruidos raros….Después, cuando reformaron la iglesia sacaron cuatro esqueletos humanos del costado de la capilla. A partir de ahí, nunca más se vieron ni se escucharon cosas raras. Detective: Milagros Di Gaudio Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Esta historia me la contó mi abuela Cuca, que nació y se crio en la estancia de San Pedro viejo, una posta que data del siglo XVII. Cuenta que en las frías noches de invierno, en la galería de la antigua posta, se escuchaban unos pasos que arrancaban de la galería y se perdían en la cocina. Eran los pasos de una persona con botas y espuelas. También se oía el ruido de una carretilla que sale de la casa de los peones y recorre el jardín, y volvía de nuevo al punto de partida. No se la ve, solo se la escucha. También cuenta que, en ocasiones, se aparecía un hombre con sobretodo y sombrero, que se paseaba por la galería de la casa grande y cuando uno lo miraba para ver quién era desaparecía. Detective: Virginia Carranza Se lo contó: su abuela Cuca Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

43· Willakuy Sacat

Detectives: Virginia y Augusto Damián Carranza Se lo contó: su abuela Tuta Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

LA VIBORA Y LA TETA Esta es una anécdota oída en boca de su abuela María López y evocada por Mercedes López de Jiménez. “Mi tío, cuando era bebé, dicen que se había puesto muy flaquito, muy arruinadito, ¿Cuánto tenía?, yo no sé. La abuela me había dicho que tenía como ocho meses, chiquito, eh. Y lo llevaron a una curandera, que les dijo que lo estaba chupando la víbora. Lo que pasaba era que la víbora tomaba toda la leche, ella se prendía a la teta y le daba la cola al bebé para que no llorase, por eso la criatura enflaquecía. Yo siempre me rio cuando me acuerdo eso. Y entonces volvieron al ranchito donde vivían. El colchón era de pichana, el techo… no sé. Decidieron tenderle una trampa a la víbora. Ahí esperaron hasta cierto horario. La víbora se descuelga del techo y se baja, por supuesto mi abuela estaba despierta, ¿no?, porque ella estaba tan asustada que estaba despierta. Los otros vinieron ahí no más a matarla, y no la dejaron que se prenda, que chupe. Claro, ¡te imaginas vos! Ahí la podía morder a mi abuela. Mi abuela se levanta, agarra al bebé y se pone a un costado, así los demás pueden matarla.” Esta es una historia de ella, una de las tantas historias que tenía. Detective: Ramiro Báez Se lo contó: María López a través de la voz de Mercedes López Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

EL PERRO NEGRO Un día a la nochecita, cuando volvía mi abuelo del pueblo rumbo a San Carlos, por el camino se le cruzó un perro negro y él no tenía un animal así. Este iba junto al caballo que montaba, lo acompañó largo rato y desapareció. Al día siguiente mi abuelo le


contó a sus compañeros de trabajo y ellos le contaron que también lo habían visto en varias ocasiones. Detectives: Candelaria y Antonela Ávila Se lo contó: el abuelo Nicolás E. Ávila Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

FANTASMAS EN LA VIEJA CASONA Cuenta la leyenda que en una vieja casa existían cosas extrañas, por ejemplo fantasmas, movimientos muy raros y poco vistos, etc. En este pueblo (Chuña) había muchas casas fantasma, por eso la gente que las alquilaba a los pocos días las abandonaba. Alumnos de la escuela General Martín Güemes, Chuña

LA MUJER MISTERIOSA Cuenta mi abuela que su papá vivía en el campo, y cuando se iba muy de noche a caballo parecía que se le subía a las ancas del caballo una mujer vestida de negro. Tenía que besar el cabo del puñal, así desaparecía. Detective: Alan Barrios Se lo contó: su abuela Chela Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

UNA ESPERANZA Que la cadena continúe mas allá de que nosotros sigamos formando equipos de detectives en otros colegios. Que no se corte la cadena de transmisión, que los más importante sea lo nuestro, lo que ocurre en el pueblo, que con ello crezca nuestro orgullo, sentido de pertenencia e identidad de lo que fuimos, somos y seremos.

LA MUJER DE LA VALIJA Esta historia es de hace mucho, mucho tiempo, cuando acá en el pueblo no había luz eléctrica y la mayoría de la gente vivía en ranchos. Pero funcionaba el ferrocarril, había paso de trenes de carga y de pasajeros. Cuenta la gente que por aquellos días vivía una mujer sola en un ranchito cerca de la iglesia, y que con frecuencia viajaba en el tren con su valija y siempre vestida de negro. La PieCita deL Fondo


Al tiempo de ocurrir su muerte, la gente comenzó a ver su figura desplazándose desde el ferrocarril por la calle que va a la iglesia, y cuando llegaba a la misma desaparecía. La gente comentaba que su alma no encontraba descanso y por eso vagaba por las calles. Alumnos de la escuela General Martín Güemes, Chuña

LA LEYENDA DE LA PERRA: El caminito que une la costa del río con el camino que va de Caminiaga al Pantano, se levanta un árbol gigante conocido con el nombre del “Árbol de la perra”. Cuentan los lugareños que pasan por ese lugar, que en noches oscuras se aparece una perra negra que emite fuertes ladridos lastimeros, mostrando una jeta de dónde salen llamaradas de fuego. Tiene dientes muy grandes con lengua roja con la que amenaza lamer. También muestra chuchos grandes muy inflamados y arrastra una inmensa cola produciendo un viento muy fuerte arremolinado. Además cuentan que durante el día no se aprecia nada de lo que estamos diciendo, y que la aparición de ese monstruoso animal es la encarnación del mal. Detective: Federico Díaz Bustamante Se lo contó: Estela del Valle Cizneros Escuela: Teniente General Lonardi, La Providencia

EL MISMO DIABLO Había una vez un hombre que venía a caballo del campo y en un matorral sintió llorar a un bebé y dijo: “¿Quién será la descabezada que dejo a este chico acá?” Lo alzó. El bebé iba tapado con una manta blanca. Iban caminando para su casa cuando, al pasar por un monte, el bebé dijo: “papito tengo uñitas, cuernitos, tengo colita”. Entonces el hombre se asustó tanto que tiro al bebé que fue a parar a unos yuyos. Pegó la vuelta para fijarse si estaba allí y el bebé había desaparecido, solo estaba su manta. ¡Él pensó que fue el mismísimo diablo el que se le apareció! Detectives: Catherine Melisa Farías/Luis Vázquez Escuelas: Manuel Belgrano, San Pedro Norte/A. Manuel Sobral, Deán Funes

LA IGLESIA DE LAS MONJITAS Una vez vinieron uno señores que no eran de acá. Se fueron al cementerio y se subieron arriba de un nicho (¡dios sabrá por qué!). A la noche se fueron a dormir y comenzaron a notar como les tocaban los pies. Se levantaron a encender la luz, miraron por todos lados y no había nadie. Al día siguiente, cuando se levantaron, se dieron cuenta que había un montón de monjitas alrededor de la casa. Cuando después se iban yendo les comenzaron a aparecer un montón de animales: vaca, perro, gato, oveja, caballo, carnero, chancho, loro… y muchos animales más. Cuando llegaron a la iglesia se le 45· Willakuy Sacat

empezaron a aparecer almitas (palomitas blancas) por todos lados. Los señores tenían muchísimo miedo, así que se pusieron a rezar y a leer la biblia. Las monjas todavía seguían alrededor de la casa. Aclaración: las monjas o almitas son las palomitas blancas, se dice que son las almas de los difuntos, ¿será que estos hombres las molestaron cuando fueron al cementerio? Detective: Pedro Sosa Se lo contó: Luciana Garay Escuela: Manuel Belgrano, San Pedro Norte

LA MUJER

DE NEGRO.

Mi mamá y su familia vivían en el campo, a 8 kilómetros de Chuña. Tenían varios vecinos, pero había bastante distancia de uno a otro. Un día, una vecina llamada María, le dijo a mi abuelo que le prestara uno de los chicos para mandarlo a Chuña. Mi tío tenía 16 años más o menos por aquel entonces, y para llegar a Chuña había que ir a caballo o con chata. Doña María lo mando a Chuña en burro. Llegó a Chuña, hizo las compras, y cuando iba de vuelta, a mitad del camino, había una cruz de una señora que la había matado un camión. Mi tío siguió su camino, y después de pasar la cruz había una puerta. Se baja a abrir esa puerta y cuando se sube de vuelta al burro y echa a andar, algo le hace volver la vista atrás y ve a una mujer. Le pega al burro para ir más rápido y cuando vuelve la vista atrás ve que la mujer también estaba corriendo. Iba vestida de negro, con un vestido largo. Mi tío comenzó a llorar porque la mujer corría y lo llamaba con la mano. Seguía pegándole al caballo para ir más rápido y cuando por fin legó a lo de Doña María empezó a gritar. Le conto lo que había sucedido pero la mujer y fueron por el camino a buscar a la mujer. Ya no estaba. Mi tío nunca más fue a Chuña solo. Detective: Wanda Se lo contó: su mamá Escuela: General Martín Güemes, Chuña


POR UNA APUESTA PERDIÓ LA VIDA Muchos años atrás, dónde hoy es la casa de la difunta Sra. Carmen Saúl, había una pequeña despensa, dónde también se reunían a diario hombres a compartir vinos y asados. Era costumbre hacer apuestas, y lo tradicional era jugar por una ronda de vino gratis, o un cabrito. La prueba consistía en ir al cementerio de noche. Debían llegar hasta la cruz mayor y dejar lo que le daban por prueba, y clavar un clavo que se usa en la herrería para hacer herraduras de caballo. Una noche, uno de los tantos hombres que se animaban a esto, va acompañado por un grupo de hombres hasta donde hoy es la casa de la Sra. Vilma Loza. Todos se quedaron allí, mientras el hombre designado va al cementerio, más precisamente hasta la cruz mayor. Dejó la pista, y cuando clavo el clavo, sin darse cuenta, clavo el poncho que llevaba puesto. Éste tardaba mucho y deciden sus amigos ver lo que pasaba, y cuando llegan al lugar el hombre estaba muerto. Deducen que murió por un susto, porque al querer levantarse y tener el poncho clavado creyó que algo o alguien lo tiraba. Detective: Pedro Nicolás Rivero Se lo conto: Ariel Rivero que se lo contó su mamá Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

EL FANTASMA DEL BARRIO Hace varios años, en mi barrio, por la tarde cuando estaba a punto de anochecer, todos teníamos mucho miedo de salir a la calle porque había un hombre todo vestido de blanco al que llamábamos “el fantasma”. Todos los que lo vimos sabíamos que no era una broma, sino que era algo malo. Al final el misterio se desveló muy pronto cuando una vecina, llamada Rosa, tuvo la valentía de salir a amenazar al fantasma justo cuando este pasaba por su ventana. Por querer salir corriendo, al fantasma se le enganchó la sábana blanca en la rama de un árbol. Doña Rosa por fin pudo ver quien era “el fantasma” del barrio. Era un chico muy conocido por todos, se trataba de mi amigo Juanchi. Escuela: Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino

La PieCita deL Fondo


agradecimientos Esta invalorable experiencia ha sido posible gracias al esfuerzo y colaboración de muchas personas. En primer lugar, agradecer al equipo de Inspectores de Educación Primaria dela región 6ª y a su subinspectora, Lic. Adriana Mattiello. Son ellos quienes, entendiendo como prioritarias aquellas acciones cuyo objetivo es el fortalecimiento de las identidades locales, y conociendo la envergadura y la urgente misión propuesta por nuestro colectivo, nos allanaron el camino en las distintas escuelas y han posibilitado que el proyecto se difunda en el ámbito educativo. A los directores y directoras de los centros educativos por permitirnos incorporarnos al ritmo de sus escuelas y procurarnos cuanto necesitáramos para realizar nuestra tarea con éxito. Nuestro agradecimiento y reconocimiento a la incondicional labor de las docentes quienes, luego de cada actividad, han motivado a nuestros “detectives de la Tradición Oral” a hurgar en la memoria de sus mayores. Ellas no solo han compartido nuestro esfuerzo como un miembro más, sino que hasta nos han acercado sus propias historias. Y por supuesto, el agradecimiento a los protagonista, nuestros pequeños y pequeñas detectives y sus familias, que compartieron con nosotros sus leyendas, sabidurías, anécdotas, dibujos, etc. A todos y a todas, nuestro más sincero agradecimiento de corazón. Colectivo Relatos del Viento.

Escuela Teniente General Lonardi, La Providencia Escuela General Martín Güemes, Chuña 6ºgrado

Escuela Manuel Belgrano, San Pedro Norte

Escuela General Martín Güemes, Chuña 5º grado

Escuela Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino, 4ºgrado

Escuela Antonio Manuel Sobral, Deán Funes 6º grado

Escuela Dalmacio Vélez Sarsfield, Villa Quilino, 3ºgrado

Escuela Juan Martín de Pueyrredón, Copacabana, 1º y 2º grado y sala anexo

Escuela Juan Martín de Pueyrredón Copacabana, 3º y 4º grado

Escuela Juan Martín de Pueyrredón Copacabana, 5º y 6º grado

Escuela Vicente López y Planes, Caminiaga 1º y 2 grado

Escuela Vicente López y Planes, Caminiaga 3º y 4º grado

Escuela Vicente López y Planes, Caminiaga 5º y 6º grado


CONTACTO Proyecto Relatos del Viento, revalorizaci贸n de la tradici贸n oral del norte cordob茅s Mail: relatosdelviento@gmail.com Tel茅fonos de contacto: 0352115444968 /9 /7

www.relatosdelviento.blogspot.com / www.relatosdelviento.org

EJECUTA

FINANCIA

APOYA


Willakuy Sacat