Page 42

Los estudios desconocidos del Che Guevara A propósito de sus Cuadernos de lectura de Bolivia - Néstor Kohan

En su lectura de Wright Mills, el Che subraya y transcribe largos párrafos donde el estadounidense destaca el humanismo que caracteriza a esta corriente política. En esos fragmentos, Mills inscribe al marxismo como integrante de una larga tradición que se remonta al humanismo moderno. En esa descripción, Wright Mills coincide totalmente —seguramente sin conocerlo, pues jamás lo cita ni lo menciona— con Humanismo burgués y humanismo proletario de Aníbal Ponce, un texto leído por Ernesto Guevara en su juventud y que tuvo gran importancia en su formación inicial (ese volumen de Ponce se publicó en Cuba en 1962). En primer lugar, el Che destaca en la interpretación de Wright Mills la hipótesis que afirma que “no existe un solo Marx, sino varios”. Para el norteamericano “cada estudioso debe aprehender su propio Marx”. Seguramente Guevara retoma esa afirmación porque compartía ese criterio y lo aplicaba no sólo al autor de El Capital. También lo empleaba con Lenin, como reconoce explícitamente en su intervención del 5/12/1964 en el Ministerio de Industrias 39 . En segundo lugar, el Che reproduce un extenso fragmento donde Wright Mills problematiza la clásica dicotomía de “base-superestructura”. Gran parte de la reflexión del Che gira en torno al cuestionamiento del esquema mecánico que se deriva de esa contraposición. El énfasis otorgado por Guevara a la dimensión de la nueva subjetividad —el hombre nuevo, según su conocida expresión—, la conciencia, la moral revolucionaria y la pedagogía del ejemplo, reposaban en una puesta en suspenso de esa oposición dicotómica tajante y mecánica. Por eso al Che le interesa y transcribe ese párrafo de Mills. En tercer lugar, es probable que el Che no compartiera la interpretación sobre el capitalismo contemporáneo condensada en el siguiente balance de Mills: “la polarización [de clases] no ha ocurrido”. Por eso la transcribe. Allí, el sociólogo estadounidense somete a discusión una de las principales tendencias formuladas por Marx en El Capital a la hora de explicar la acumulación capitalista. A diferencia de Mills, el Che Guevara pensaba que esta polarización sí actuaba, no sólo en cada sociedad nacional, sino principalmente a nivel mundial. La polarización generaba en un extremo mayor riqueza y en el otro mayor miseria. Por eso en estos mismos Cuadernos de Bolivia, comentando una cita de Engels, el Che sostiene que la pauperización que genera el capitalismo es real, no sólo metafórica. En cuarto lugar, en el texto de Wright Mills reproducido en Bolivia por el Che emergen dos problemáticas clásicas del pensamiento marxista: la enajenación y la teoría de las crisis. En ambos casos, el sociólogo norteamericano afirma que los escritos de Marx son “incompletos”, “ambiguos” e “inadecuados”. El Che sólo extracta esos fragmentos. No los comenta. Pero si comparamos esa opinión de Wright Mills con los escritos de Guevara podríamos observar que la teoría de la enajenación de Marx es ampliamente utilizada por el Che. No sólo en su clásico “El socialismo y el hombre en Cuba” sino también en las polémicas sobre las categorías mercantiles en el período de transición al socialismo, en sus entrevistas periodísticas y en sus intervenciones en el Ministerio de Industrias. Creemos que Guevara no compartiría aquella opinión de Mills sobre la teoría marxista de la alienación. En cuanto a la teoría marxista de las crisis, Guevara no desarrolló ampliamente esta temática. No obstante, en sus comentarios críticos del Manual de economía política de la Academia de Ciencias de la URSS expresa un juicio sumamente similar al de Mills. Allí dice: “El problema 39

Véase el apéndice “Polémicas en un viaje a Moscú”, recopilado en nuestra Introducción al pensamiento marxista. Buenos Aires, La Rosa Blindada, 2003. pp.205. El original se encuentra en Ernesto Che Guevara: El Che en la Revolución Cubana. La Habana, Ediciones del Ministerio del Azúcar, 1966. Tomo VI: “Ministerio de Industrias”, p.569. 42

En la Selva  
En la Selva  

Diario de Che en Bolivia, por Nestor Kohan

Advertisement