Page 25

Los estudios desconocidos del Che Guevara A propósito de sus Cuadernos de lectura de Bolivia - Néstor Kohan

político de Marx en la lucha contra el capital). Es decir que el marxismo que concibe Guevara constituye una teoría científica pero al mismo tiempo una praxis revolucionaria, ya desde la época de sus mismos fundadores. Esta observación del Che lo diferencia aún más de la “ortodoxia” de Karl Kautsky (para quien El Capital surge de una teoría elaborada únicamente por intelectuales, en forma radicalmente independiente de la lucha de clases), de Louis Althusser (quien eleva ese divorcio kautskiano al infinito y lo convierte en norma epistemológica) y de todo el neopositivismo posterior. En cuanto a los puntos axiales de la teoría del capitalismo que Guevara resume en su plan (donde se deja oír la influencia de la revista Monthly Review y su fundador Paul Sweezy —a quien el Che conocía personalmente— con su teoría del capitalismo monopolista) deben incluirse: (a) la teoría del valor, (b) la teoría de la explotación (plusvalor y fuerza de trabajo), (c) lo que el Che denomina la “lucha contra el fetichismo” y (d) la teoría del papel de la violencia en la historia, como problema general junto al método. Lo más sugerente y notorio es que el Che Guevara no cierra los debates. Por el contrario, después de señalar la importancia de El Capital, incluye un apéndice con “principales aportes” pero también con problemas “no dilucidados” por la teoría marxista. Adopta el mismo criterio cuando llega el turno de reflexionar sobre la alternativa al capitalismo. Allí escribe: “Problemas del socialismo”. Entre otros elementos políticos que el Che incorpora a su reflexión sobre la concepción materialista de la historia merecen destacarse: (a) la crítica del etapismo (presente en el plan cuando su autor aborda la evolución de la renta capitalista como parte de “la alianza de explotadores de distinto tipo”, es decir, cuestionando la falsa oposición etapista que se esfuerza por construir una inexistente dicotomía entre propietarios industriales modernizadores versus propietarios agrarios tradicionalistas). En esta crítica al etapismo, presente en el plan de Guevara, no es improbable que pueda rastrearse la influencia teórica de León Trotsky; (b) La estrategia antimperialista a escala mundial que el Che resume, citando al comandante maoísta Lin-Piao, con la consigna: “La aldea contra la urbe”, extendiendo dicha estrategia a todo el Tercer Mundo. Esta formulación también podría interpretarse como un pensamiento desde la periferia del sistema mundial en lucha contra las metrópolis capitalistas. Esta influencia de Mao Tse-Tung [1893-1976] sobre el planteo del Che también reaparece cuando Guevara escribe sobre la lucha de clases en la transición socialista. Luego de abordar el período de transición, donde discute desde la planificación hasta el problema de las categorías capitalistas y el mercado en el socialismo, culminando con la historia de la Revolución Cubana y sus grandes transformaciones, el Che se mete de lleno en los problemas y tendencias del socialismo. Allí incorpora el tema del humanismo, el problema de la “educación para el comunismo”, la crítica al CAME por su falta de internacionalismo (ya expresada en el Discurso de Argel), el “cisma ideológico” entre la URSS y China (sobre la que ya había hecho referencia en su “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental”) y las “personalidades del socialismo”. Entre estas últimas, la enumeración del Cuaderno Verde de Bolivia incluye a Lenin, Stalin, Jruschov, Tito y Fidel. En el papel original del cuaderno, debido al margen derecho del doblez de la hoja, no se alcanza a observar bien si entre Stalin y Jruschov aparece o no Mao Tse-Tung (si aparece, sólo hay espacio para que el Che anotara “Mao”, no su nombre completo). La duda surge porque según la reconstrucción de este plan que en su libro realiza Borrego (tomando como base la versión previa, escrita en Praga), entre ambos dirigentes soviéticos también se incluye al dirigente chino. Aquí, en el Cuaderno verde de Bolivia, Mao no aparece, pero queda abierta la posibilidad de que en el original esté su nombre aunque no se vea porque justo allí se dobla el margen de la encuadernación. (Exactamente lo mismo sucede 25

En la Selva  

Diario de Che en Bolivia, por Nestor Kohan

En la Selva  

Diario de Che en Bolivia, por Nestor Kohan

Advertisement