Page 23

Los estudios desconocidos del Che Guevara A propósito de sus Cuadernos de lectura de Bolivia - Néstor Kohan

mantiene con Althusser. ¡Sin las críticas de Althusser al marxismo dialéctico poco se comprendería de la metafísica antihegeliana de Negri y Hardt! 12 ). Si a partir de “El socialismo y el hombre en Cuba”, texto capital de Guevara, se podía sospechar que su lectura del marxismo era historicista, los Cuadernos de lectura de Bolivia ya no dejan lugar a dudas. ¡No se había equivocado Althusser cuando, en su obra Para leer «El Capital» ubicó a Ernesto Guevara y a la ideología de la Revolución Cubana en la corriente historicista e “izquierdista” del marxismo, junto con Rosa Luxemburg, Franz Mehring, Antonio Gramsci, György Lukács, León Trotsky, Bogdanov y muchos otros! 13 . Y si el Che reconoce abiertamente en Bolivia su adscripción al historicismo metodológico que el marxismo aporta a las ciencias sociales, lo mismo puede decirse acerca de su humanismo, aunque esta otra dimensión de su pensamiento ya fuera mundialmente conocida desde antes de su partida de Cuba. No resulta aleatorio que en su plan del Cuaderno verde de Bolivia Guevara incluya como un ítem a desarrollar el problema de “El hombre en el feudalismo, en el capitalismo y en el socialismo”. Aquí nos encontramos de nuevo con el humanismo pero, a diferencia de otras interpretaciones humanistas que afloraron durante los ’60, Guevara remite este problema a un horizonte inevitablemente histórico. Nada de “esencias humanas” flotando en el aire, ajenas a toda sociedad e independientes del tiempo y el reloj. Siempre la clave está en las coordenadas del historicismo. Como en los Cuadernos de la cárcel de Gramsci —que lamentablemente nunca llegó a leer—, para el Che no hay humanismo revolucionario posible independientemente del historicismo. Al formular los grandes períodos históricos de la humanidad el Che hace una pausa entre el feudalismo y el capitalismo. Entre medio de ambos coloca el problema del método dialéctico. En su plan, el método dialéctico constituye el nexo entre la historia precapitalista y la historia del modo de producción capitalista. De este modo, el método es analizado por el Che en función de la especificidad histórica del modo de producción capitalista. Si esto no fuera así, hubiera ubicado el tema del método dialéctico al comienzo de todo el plan, no entre el feudalismo y el capitalismo, no al interior de la propia historia, sino al inicio de todo, como un esquema previo a la historia. Esta es la principal razón por la cual creemos que para el Che Guevara el método dialéctico marxista constituye el eje de la concepción materialista de la historia y de la crítica del modo de producción capitalista (incluida la crítica de su economía política). Llegado este punto, debe advertirse que cuando el Che hace referencial al método, utiliza la expresión “materialismo dialéctico”. También los académicos soviéticos de la época de Stalin y sus Academias de Ciencias identificaban al marxismo con el “materialismo dialéctico” (de ahí deriva la expresión soviética DIAMAT). Pero en el caso del saber oficial soviético, el “materialismo dialéctico” era más bien una concepción ontológica del cosmos antes que un método de análisis de la historia. En cambio, según el plan de Guevara, “materialismo dialéctico” remite al método y, en particular, al problema que él anota de la siguiente manera: “cómo funciona la contradicción”. Debe recordarse que no sólo los soviéticos —o Althusser— utilizaban la expresión “materialismo dialéctico”. En Europa occidental, la misma también era empleada por marxistas historicistas como Henri Lefebvre (quien titula Materialismo dialéctico a uno de sus libros más célebres, donde rinde abiertamente tributo a Hegel). En Europa oriental, un pensador 12

Véase nuestro Toni Negri y los desafíos de «Imperio». Madrid, Campo de ideas, 2002. Véase la discusión de esta tesis de Althusser en “El Che Guevara y la filosofía de la praxis”, incorporado a este mismo libro. 13

23

En la Selva  
En la Selva  

Diario de Che en Bolivia, por Nestor Kohan

Advertisement