Page 214

Los estudios desconocidos del Che Guevara A propósito de sus Cuadernos de lectura de Bolivia - Néstor Kohan

tal modo que un niño produce hoy más que antes cien adultos. ¿Y cual es la consecuencia de ello? Un exceso de trabajo cada vez mayor, la miseria sin cesar creciente de las masas y, cada diez años, la explosión de una tremenda crisis." (F. Engels, O.C., pg.16) [Observación del Che escrita con tinta verde]

Esta cita de Engels es importante porque sitúa claramente el espíritu con que fue escrito el polémico párrafo de Marx sobre la depauperación progresiva del proletariado. Nadie mejor que Engels para interpretar cabalmente la esencia del pensamiento marxista, y aquí se pronuncia claramente por la tesis de una pauperización real, no metafórica ni relativa. "Sin embargo, "cuanto nace es digno de perecer." Podrán pasar millones de años, cientos de miles de generaciones podrán nacer y morir, pero llegará inexorablemente el día en que, al agotarse el calor del sol, no alcance para fundir los hielos que avanzan desde los polos, en que los hombres, que irán concentrándose más y más junto al Ecuador, no encuentren tampoco allí el calor necesario para vivir, en que poco a poco vayan borrándose hasta los últimos rastros de vida orgánica y la tierra, convertida en una bola muerta y helada como la luna, gire, hundida en profundas tinieblas y en una órbita cada vez más estrecha en torno al sol, también enfriado, para precipitarse, por último, en los espacios cósmicos. Otros planetas caerán antes que ella y otros la seguirán en su caída; en vez del sistema solar, armónicamente ordenado, luminoso y lleno de calor, una esfera fría y muerta recorrerá su camino solitario por los espacios. Y la misma suerte reservada a nuestro sistema solar habrán de experimentarla, más tarde o más temprano, todos los demás sistemas de nuestra isla cósmica y el resto de las sinnúmeras islas cósmicas, incluso aquellas cuya luz jamás llegará a la tierra mientras viva sobre ella un ojo humano capaz de captarla." (F. Engels, O.C., pg.17) "Decir que la materia, a lo largo de toda su existencia ilimitada en el tiempo, sólo por una única vez y durante un tiempo insignificante en relación con su eternidad, se le depara la posibilidad de diferenciar su movimiento, desplegando con ello toda la riqueza de este movimiento, para quedar reducida antes y después, por toda una eternidad, a un simple desplazamiento de lugar, vale tanto como afirmar que la materia es mortal y el movimiento perecedero. La indestructibilidad del movimiento no puede concebirse de un modo puramente cuantitativo; hay que concebirla también de un modo cualitativo; una materia cuyo desplazamiento puramente mecánico de lugar encierra indudablemente la posibilidad de transformarse, bajo condiciones precisas, en calor, electricidad, acción química y vida, pero que no puede engendrar por si misma aquellas condiciones, esa materia ha perdido el movimiento; y un movimiento que no cuenta ya con la capacidad necesaria para transformarse en las diferentes formas de manifestarse que le son propias, tiene, todavía, la dynamis (posibilidad), pero carece de la energía (acción), lo que quiere decir que se halla ya, en parte, destruida. Y ambas cosas son inconcebibles."

214

En la Selva  
En la Selva  

Diario de Che en Bolivia, por Nestor Kohan

Advertisement