Page 17

Los estudios desconocidos del Che Guevara A propósito de sus Cuadernos de lectura de Bolivia - Néstor Kohan

formato manuscrito, han ido acompañando, dentro de esta vertiente política, a las obras más conocidas y agudas del pensamiento marxista.

Sus apuntes de Bolivia y la concepción materialista de la historia Aunque durante mucho tiempo fue secreto (y materia de múltiples especulaciones), hoy se sabe. Es público. Antes de emprender la lucha en Bolivia, el Che participa en una experiencia internacionalista en el Congo. Del Congo se traslada a Tanzania. Luego pasa una temporada clandestino en Praga (Checoslovaquia), vuelve a Cuba y de allí a Bolivia. A lo largo de todo ese periplo, en la más estricta clandestinidad y anonimato, Guevara continúa con sus lecturas, estudios, apuntes y reflexiones teóricas comenzadas mucho antes. Si bien es cierto que había empezado a redactar un Diccionario de Filosofía a los 17 años, que leyó numerosos clásicos del marxismo antes de conocer a Fidel y que continuó invariablemente con ese aprendizaje durante toda la década del ’50 —como testimonia la correspondencia con su familia—, el estudio sistemático y semanal de Marx se inicia con el triunfo de la Revolución Cubana. A partir de ese momento, y en medio de las más variadas tareas revolucionarias, el Che se aboca de lleno a estudiar y discutir colectivamente El Capital. Con ese objetivo, participa de dos seminarios anuales de lectura (en uno de ellos, junto a Fidel, en el otro —posterior— junto a los miembros de la dirección del Ministerio de Industrias). Prolongando esos círculos de estudio y debate, Guevara organiza bimestralmente reuniones de discusión en el Ministerio de Industrias, donde se analizan problemas prácticos y cotidianos junto con discusiones teóricas vinculadas al pensamiento marxista 6 . Más tarde, ya fuera de Cuba y después de haber luchado en el Congo, el Che le envía desde Tanzania una carta a Armando Hart Dávalos (uno de los fundadores del Movimiento 26 de julio y primer ministro de educación de la Revolución Cubana). En ella incluye indicaciones precisas y sugerencias puntuales sobre un futuro plan para estudiar colectivamente filosofía, economía y elaborar en base al marxismo un proyecto de ediciones teóricas 7 . Posteriormente, desde Praga, Guevara le envía a Orlando Borrego una serie de apuntes cuyo eje central está focalizado en torno a la crítica del Manual de Economía Política de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética 8 . Pues bien, los apuntes que el Che elabora en Bolivia se insertan en esa secuencia de textos y estudios que giran sobre los clásicos del marxismo, la historia de la filosofía, la crítica de la economía política, la reflexión sobre la concepción materialista de la historia y la filosofía de la praxis. Aunque dejan muchas puertas abiertas y debates inconclusos, los Cuadernos de 6

Sobre estos círculos de estudio y estas reuniones véase “Che Guevara lector de El Capital”, entrevista a Orlando Borrego, su colaborador y compañero, en nuestro libro Ernesto Che Guevara: El sujeto y el poder. Obra citada. 7 Véase la reproducción y el análisis de esta carta en nuestro libro Ernesto Che Guevara: El sujeto y el poder. Obra citada. 8 Véase el análisis de esta crítica y sus fuentes bibliográficas en Ernesto Che Guevara: El sujeto y el poder. Obra citada. Para la edición completa de estas notas, véase Ernesto Che Guevara: Apuntes críticos a la Economía Política. La Habana-Melbourne, Ocean Press, 2006 (también publicado en Cuba en La Habana, Ciencias Sociales, 2006. 17

En la Selva  

Diario de Che en Bolivia, por Nestor Kohan

En la Selva  

Diario de Che en Bolivia, por Nestor Kohan

Advertisement