Page 110

Los estudios desconocidos del Che Guevara A propósito de sus Cuadernos de lectura de Bolivia - Néstor Kohan

Fidel y el marxismo culturalista en su lucha por la conciencia Máximo dirigente de la Revolución Cubana, Fidel Castro [1926-] es uno de los principales compañeros y amigos personales del Che desde jovencitos, cuando se conocieron en México siendo ambos muchachos. Su pensamiento, aunque está sintetizado en obras como La historia me absolverá y algunas otras, debe buscarse fundamentalmente en la obra práctica de la Revolución Cubana y en sus discursos. Si el Che Guevara es, además de un gran combatiente revolucionario, principalmente un escritor; Fidel, además de constituir uno de los dirigentes revolucionarios más significativos del Tercer Mundo, constituye un gran orador. El pensamiento teórico y político más íntimo de Fidel debe buscarse en sus intervenciones orales y discursos 157 . No casualmente el Che, cuando en sus Cuadernos de lectura de Bolivia extracta y reproduce una idea central de Fidel, lo hace de uno de estos discursos (el correspondiente al 2 de febrero de 1967 en la Plaza de la Revolución de La Habana). Tanto Fidel como el Che comparten una perspectiva común acerca del pensamiento revolucionario: una concepción eticista, culturalista y praxiológica del marxismo, donde los valores, la subjetividad, la voluntad, la educación, el patriotismo, la autoestima popular, la cultura y la conciencia socialista no son “reflejos” mecánicos y automáticos de la economía — que siempre marcharían con retraso, siguiendo paulatinamente el desarrollo lineal, evolutivo y ascendente de las fuerzas productivas— sino dimensiones fundamentales de la historia, la lucha de clases y la batalla por la hegemonía. A diferencia del marxismo oficial en los países del Este europeo —de tonalidad fuertemente productivista y determinista—, en el pensamiento de Fidel Castro lo que predomina es una concepción del socialismo de inspiración humanista y ética. Es más que probable que su lectura latinoamericanista del marxismo, donde siempre se destaca en primer lugar el problema de los valores y la ética, se origine en la temprana inspiración ideológica aprendida de José Martí [1853-1895] y también de otros pensadores latinoamericanos que influyeron en su juventud universitaria, como es el caso, por ejemplo, de José Ingenieros [1877-1925] y su influyente prédica en defensa de “las fuerzas morales” y contra “el hombre mediocre”. El joven Fidel también recibe la influencia política de Antonio Guiteras [19061935] y Julio Antonio Mella [1903-1929], así como las enseñanzas teóricas de Raúl Roa [19071982]. No casualmente, en Bolivia el Che destaca en el discurso de Fidel el lugar otorgado por éste a “la conciencia”. Como acotamos anteriormente Guevara escuchaba, desde Bolivia, los discursos de Fidel por radio. No es un dato menor, simple ni anecdótico. Poco tiempo antes de que Fidel Existen numerosas ediciones que reproducen sus discursos. Nosotros hemos tratado de sistematizar y periodizar —hasta 2006, antes de que deje la dirección del país y comience a elaborar sus “Reflexiones” por escrito— el hilo rojo de ese pensamiento subyacente a una masa enorme de discursos en nuestro Fidel para principiantes (editado en Buenos Aires, México, Nueva York y próximamente La Habana). Una obra que aunque contiene ilustraciones, iconografía y fotografías con fines pedagógicos, no es “para niños”. Allí proponemos algunas hipótesis de lectura sobre el pensamiento de Fidel y los diversos períodos del proceso histórico de su país que defienden el punto de vista de la corriente más radical de la Revolución Cubana. 157

110

En la Selva  
En la Selva  

Diario de Che en Bolivia, por Nestor Kohan

Advertisement