Page 104

Los estudios desconocidos del Che Guevara A propósito de sus Cuadernos de lectura de Bolivia - Néstor Kohan

4) La revolución socialista no es sólo un asunto de un país aislado, sino un problema internacional, necesariamente debe ir más allá del país donde el proletariado inicialmente tomó el poder. Para un lector que se esfuerce por dejar al costado prejuicios, tradiciones sedimentadas y estancas, la montaña de insultos habituales y otros obstáculos epistemológicos similares no resulta forzado visualizar que esos núcleos teóricos de La revolución permanente que él reproduce en sus Cuadernos de lectura de Bolivia coinciden con la perspectiva que el propio Che Guevara siempre defendió en sus proclamas políticas al interior de la Revolución Cubana, sus ensayos, sus discursos y artículos, incluso sus intervenciones en eventos internacionales. Siempre dentro de la antología de Wright Mills, en el caso del libro de Trotsky Literatura y revolución (que en su versión original venía acompañado de una carta de Antonio Gramsci sobre el futurismo italiano), Guevara sólo extracta de allí un fragmento. Está referido al vínculo entre arte y naturaleza. En él Trotsky escribe que “el goce pasivo de la Naturaleza será proscrito del arte”. Probablemente al Che Guevara le haya llamado la atención porque allí se insinúa una crítica al realismo socialista —mayormente basado en el naturalismo del siglo XIX adoptado como norma universal— que él mismo había cuestionado con nombre y apellido en su ensayo “El socialismo y el hombre en Cuba” 148 . Por último, siempre dentro de la antología de Wright Mills, el Che reproduce tres fragmentos de La revolución traicionada centrados en las siguientes formulaciones de Trotsky: 1) Siendo una figura de segundo plano ante las masas y ante la revolución, Stalin se reveló como el jefe indiscutido de la burocracia; 2) Con un criterio marxista de clase, a la burocracia soviética debe definírsela de manera detallada, como “la única capa social privilegiada y dominante” en el régimen soviético (ya que asume costumbres burguesas sin contar con una burguesía nacional), marcando sus diferencias específicas con la burocracia en el fascismo y en las sociedades del capitalismo occidental; 3) El régimen social y político de la Unión Soviética constituye una fase intermedia entre el capitalismo y el socialismo, dentro de ese marco ¿cuál será el porvenir de la burocracia?, se pregunta Trotsky, respondiendo que a largo plazo entrará en contradicciones con la clase obrera soviética sobre cuyos hombros se apoya 149 . En estos tres casos de fragmentos de La revolución traicionada, extractados y reproducidos por el Che Guevara, no aparecen comentarios. Sólo los reproduce en sus Cuadernos de lectura de Bolivia. Dichos fragmentos pueden servir como índice y como pista para hacer observable las preocupaciones del Che, quien para esa época —por lo menos desde 1965, sino antes— ya venía elaborando una meditada y extensa reflexión sobre la sociedad soviética como tipo específico de sociedad híbrida y en transición que, según su óptica, estaba regresando al capitalismo 150 . Véase Ernesto Che Guevara: “El socialismo y el hombre en Cuba”. En El socialismo y el hombre nuevo [Antología]. México, Siglo XXI, 1987. 149 Cuando Trotsky realiza esta descripción de la burocracia soviética (en La revolución traicionada) y se pregunta por el porvenir de su régimen social y político formula un diagnóstico y una especie de vaticinio: “la evolución de las contradicciones acumuladas puede conducir al socialismo o lanzar a la sociedad al capitalismo”. Nada diferente a las opiniones del Che. 150 Las referencias del Che Guevara a la caracterización de la Unión Soviética como sociedad híbrida entre el capitalismo y el socialismo pueden encontrarse en sus Apuntes críticos a la economía soviética. Allí emplea la formulación “híbrido formado en la economía soviética”. Obra citada. p.134; también escribe “hibridación del sistema económico”, siempre refiriéndose a la URSS. Obra citada. p.213; y sobre todo cuando expresa su balance general sobre las tendencias imperantes 148

104

En la Selva  

Diario de Che en Bolivia, por Nestor Kohan

Advertisement