Page 1

EL DÍA

OPINIÓN

m

DACCIN LA CERA OUE ARDE...

TEMAS DE SIEMPRE

Por los caminos de la isla Desde 'hace pocos años, Tenerife cuenta con una carretera que, peña a peña y roca a roca, atraviesa una de sus más variadas zomas. Me refiero a la que, desee Boca Tauce, enlaza con Guía de Isora y toda su amplia» comar ca. Plena de posíbiiHéades, dicha nueva vía, pone a la vista^ de todos una serie de paisajes casi inéditos, paisajes que van desde él negro de la lava al verde Intenso de los pinares. Amiba, la -estampa m-ajestuosa deil Teide preside mientras, abajo, Ja isla de la Gomera pone su mesa oscura que, en las costas, tiene ¡la blancura de las espumas rotas. la carretera discurre entre Ma lava, entre piedras trabajadas por las mí1! bocas de la 'nieve, él agua y el viento. Allí se -comprende que los volcanes son- los grandes escultores y modeladores del paisaje. Ellos sacan de sus entrañas, de esos pinares que en Jas islas —¡desde Fuen cali en te al Chimyero— ponen* sus estampas verdes sobre el gris de la lava milenaria. 'Desde la carretera que discurre a la sombra. deL Teide y entre rocas y pinares, la silueta siempre presente de La 'Gomera mientras, más lejos, se adivina el Hierro y los montes altos de La Palma asoman sobre las nubes. •Bajo un cielo violeta, casii na zareno, 'la clara alegría de la soledad en todo e! Sargo camino hacia donde, en la costa,

SE VENDE en Comunidad Salto del Tapo Chija, en el Valle de A roña, una participación de agua libre. Tfno.: 30-00-61.

DEL RIO PORTEZUELO Compro o tomaría en arriendo una acción canal Rio Portezuelo. Dirigirse: señor Salas. Teléfono: 27-13-08.

tumor

está el fresco rumor de las alas. La sombra verde se amon tona 'bajo !o<s pinos mientras, abajo, el sol llena de alegría a la tierra que vibra jubilosa. A uno y otro lado, rocas y ruinas de rocas ¡que fueron. Quiebra el 'horizonte una hilera de montañas como si el •llano, al acabarse, se alzara al cielo en gigantesca aleada de espuma .petrificada. Una calma serena posa en la sencilla, maravillosa pobreza de aquel paisaje. Una íntima paz -parece desprenderse de aquellas lavas milenarias a la par que desde el cié lo purísimo desciende al ailma fecundante .lluvia de calma, El silencio mismo que allí impera canta tranquilidad, y a la tranquilidad bendice la soledad del lugar. Allí se -comprende a Fray 'Luis de León —la tierra toda como morada de grandeza, tem pío de claridad y hermosura— pues, no hay duda, sólo desde el campo cabe penetrar en toda la sublimidad de la vasta llanura de los cielos; sólo desde e! paisaje adquieren su más acabada significación los simbólicas celajes; sóJo el verde de los campos de su pre lado sentido al rosa de Jas almas y al azul de los espacios. Desde Tauce a Guía de Isora —a Chío, a Tamaimo, a cua>l quiera de los barrios y caseríos que alzan su blancura en aquella amplía zona —se comprende que eil ¡hombre no hubiera llegado nunca a sentir la hermosura del campo si no hubiese tenido antes que lu^ char con él para arrancarle el pan de que se nutre. Allí es* tan los campos antes sedientes —los que rechupaban el sudar y la sangre— res catados a fuerza del trabajo de generaciones; allí están los campos mimadas, trabajados con cariño, los que se dejan empapar en agua bendita del cielo y regalan una 'brizna de -hior ba por cada hebra de u vi a de riego. iDesde Tauce a Guía —a Chio, Tamaimo, Arguayo, etc.— la nueva vía pone a la vista de to dos paisajes Inéditos, paisajes que varían desde las negras lavas a los pinos verdes, paisajes que, poco a poco, des' cubre ese nuestro turismo isleño que, es lógico, Lleva a Tenerife en el corazón. J, A, Padrón Albornoz

CORPUS CHRISTI EN LA LAGUNA •El jueves de la próxima semana, como se sebe, es la festividad del Corpus Christi. Es la fiesta mayor de La 'Laguna, en una ciudad donde tantas fiestas mayores 'hay, como son la del Cristo, ¡a Romería, la incorporación de la ciudad a -la Corona de Castilla... Pero ésta, sin duda alguna, tiene una mayor significación, no sólo porque en la misma se «rinde tributo de devoción a la Eu* car istia, al Dios hecho carne, sino también porque en tan señalada ocasión se conjugan e! arte y la religiosidad. €1 Corpus en La Laguna es una auténtica manifestación po pular del espíritu religioso que anida en la vetusta ciudad' casi desde su fundación por eJ Adelantado y cuyo trazado, casi a cordel, es escenario apropiado para tai festividad. Y es al mismo tiempo una explosión de flores que, artística-, mente aprovechadas por los singulares maestros que slern pre ¡ha tenido en este aspecto aquella población, han servido para conseguir esos magníficos tapices que cubren las calles señaladas para e i paso de la comitiva religiosa. No sé si en otros tiempos esta festividad tuvo otras características, pero en Ja ac* tualidad, en los últimos lustros, se ha observado siempre que-todos los que se afanan en estas tareas están compenetrados de un Indudable espíritu democrático. Porque en las mismas tienen una man comuna da participación todos los es< •tamentos 'sociales, sin diferen cía alguna de clase y unidos ex elusivamente por el entrañable amor a Ja ciudad, un expreso deseo de que esta festivl dad, que tanta fama ha dado a La Laguna, vaya cada vez más y alcance un mayor, esplendo!! s«i cabe, y también, como es de supo<ner, por esa devoción de siempre de los laguneros a Su Divina 'Majestad, que alcanza sus momentos más expresivos y solemnes en la citada festividad del Corpus y el Jueves Santo, en Jos hermoso a y magnificantes Monumentos que se Instalan en los diferentes templos de la ciudad y que 'hacen gala de un gran derroche de plata y oro, en auténtica f¡* ! 1 ¡granas de arte, y de una ex< traor diñarla profusión de flores. El Corpus de 'La1 Laguna

atrae la presencia de gentes llegadas no sólo de diferentes lugares de la Isla y de Jas islas sino también de la Península y del extranjero, y en esa fecha ningún turista que se halle por entonces entre nosotros, deja de trasladarse a la vecina ciudad para admirar esos extraordinarios tapices fio rales que cubren todo el tra« yecto procesional. Tapices en los que, como dejamos dicho, el exquisito gusto de Jos maes tros en este arte dejan plena constancia de la tradición que a través de los años ha sabi' do conservarse. Es lástima que en los últimos tiempos se haya observado una tendencia a cubrir largos espacios con tapices na típicamente florad es, sino con la utilización dé otros materiales ajenos a lo que impane la tradición. Por eso sería necesario que se cuidase especial' mente este factor para que no se deteriore la impecable factura de estas alfombras, en las que las flores deben ser el único elemento a utilizar de ser posible. Como decíamos al principio, el próximo jueves La Laguna festejará una de sus grandes solemnidades del año, que, siendo grande en toda España, en la vecina ciudad lo es aún más. Por ello, nos aprestamos» como siempre, a acudir a Ja cj ta anual lagunera, para admirar tan brillante manifestación de devoción y arte en su máxima conjunción.

Leemos en la prensa, en relación can los follones esos que no acaban de terminar en Beirut: «Para los cris tianos, la intervención de los sirios tiene mucha importancia», Exacto, en todas las ceremonias, para los cristianos, pero sobre todo para ios católicos, los «cirios» han sido piezas fundamentales. Pero en el caso concreto del Líbano, más a nuestro favor, porque e! «sirio» que va delante es que alumbra... DESHOJANDO LA MARGARITA 'En un reciente espacio televisivo, «La Hora O», la se ñorita Soliedad Bravo, una española con pasaporte vene zo'lano, contestando a preguntas de Manolo Sanlucas, dijo que la conocida malagueña margariteña era flamenca. ¡Naturalmente que hay que entroncarla con Andalucía, porque de allí se exportó esta clase de música, pero hay quie reconocer también que posteriormente fue transportada de isla a isla; es decir, que a la isla de Margarita la llevaron los isleños de Tenerife. ta influencia nuestra allí es tan grande, que existe el «sancocho» y el potaje die coles, e incluso muchos mar gariteños hablan como algunos castizos de los barrios san tac rucaros: €1 «cardero», «las -Parirías», «la porka»... Y no es raro escuchar, algunas veces, cuando uno va por la calle, expresiones como ésta: —¡ Muchacho, vete por hayl INFLUENCIA CONEMATOGRARCA Fue la semana pasada, cuando aún todavía la película estaba jen cartel. Una señora salió del cine Baudet y, como había dejado el coche mail aparcado, al llegar al mismo, se encontró a un policía que le ponía una multa. —>¿Su documentación?, le dijo. —¡No hace falta, contestó la señora; «Yo soy fulana de tal». ALTOBER

PHILIPS IBÉRICA, 5. A. E. Y

EUROSERVICE, S.A. TIENEN EL GUSTO DE COMUNICAR A SUS CLIENTES Y PUBLICO EN GENERAL LA JORNADA INTENSIVA DE VERANO DESDE EL 14 / 6 / 76, HASTA EL 10 / 9 / 76, DURANTE LA QUE REGIRA EL SIGUIENTE HORARIO: LUNES A VIERNES, DE 8 A 15.

Hugo MASANDI

INCOMPRENSIBLE _ Por José MORALES CLAVIJO

por Cjalarza

Cada año los despachos de agencia nos traen las más variadas noticias sobre el famosísimo Carnaval Carioca. Este año el culto al dios Momo costó ciento cincuenta y cin« co muertos, según datos suministrados por el Instituto Médico Legal, número superior a] registrado el pasado año, Durante el mismo, \os hosph tales atendieron a 16.136 personas, víctimas de atropellos, agresiones y excesos de alcohol. Como dato curioso, los responsables de la limpieza de las caites recogieron 500 toneladas de basura.

Este es el precio de una tradición que se ha convertido en una atracción turística de prfmerísimo orden. Es el Carnaval de Río algo tan enraiza" do en el pueblo que muerto más o menos carece de importancia a la hora de hacer las cuentas definrt'rvas de pérdidas y ganancias. Sobre las frescas noticias de las muertes regís* iradas ya Jas escuelas de Saw« ba estarán preparando sus nú* meros para e! próximo Carnaval. Ya en los barrios pobres de Río, sobre la miseria, flota la esperanza de que llegarán

de nuevo fas alegres días d& la fiesta y habrá empezado la cuenta atrás que alivia el hambre y la desesperación. Sí, el tiempo pasa rápida* mente y pronto nos llegarán nuevos despachos de agencia que nos hablarán de la a/egría desbordante en las calles y del triste contrapunto de muertos, heridos y, como no, de la recogida de toneladas y toneladas de basura. Todo esto se nos antoja Increíble pero también: Incomprensible,

POR LOS CAMINOS DE LA ISLA  

Artículo de Juan Antonio Padrón Albornoz, periódico El Día, sección "Temas de siempre", 1976/06/13

Advertisement