Page 1

48

De 17.800 toneladas, el petrolero «Meuse» da máxima de 19 nudos y, a popa, dispone de hangar y cu-

bierta para un helicóptero

Para las primeras horas del próximo lunes se anuncia la llegada al puerto de Santa Cruz de Tenerife del crucero «Colbert» —insignia de la Flota francesa del Mediterráneo— que, con el submarino «Flore» y el petrolero «Meuse», permanecerá hasta el día 21. En el «Colbert» —que viene al mando del capitán de navio Remy— arbola su insignia el vicealmirante de Escuadra Alain Denis que, desde el 1 de junio de 1984, manda la Flota del Mediterráneo. Su jefe de Estado Mayor es el capitán de navio Perisse, que tiene a sus órdenes 8 oficiales, 10 suboficiales y 18 cabos y marineros especialistas y, como ayudante de campo, a un alférez. La tripulación del «Colbert» está compuesta por 34 oficiales y 536 suboficiales, cabos y marineros. Buque notable, el «Colbert» fue construido en un dique seco —que no grada— del arsenal de Brest. La quilla se arboló en diciembre de 1953 y, puesto a flote el 24 de marzo de 1956, a finales del año siguiente comenzó las pruebas de mar, máquinas y artillería y, ya el 5 de mayo de 1959, fue recibido por la Marina del país hermano. De 8.500 toneladas estándar y 11.300 a plena carga, el crucero «Colbert» tiene 180,8 metros de eslora y 20,2 de manga. El equipo propulsor está compuesto por dos grupos de turbinas CEM-Parsons que, tomando vapor de cuatro calderas Indret multitubulares —que trabajan a la presión de 45 kilos por centímetro cuadrado- desarrollan 86.000 Shp sobre dos líneas de ejes. La máxima es de 31,5 nudos y, con 1.492 toneladas de combustible, su autonomía es de 4.000 millas a 25 nudos. Buque de línea precisa y preciosa, el casco está enmarcado por proa lanzada y popa de espejo y, con el castillo prolongado, la toldilla queda en escalón y sirve de cubierta para la maniobra de un helicóptero. En sus primeros años de mar, el «Colbert» estuvo clasificado —al igual que el «De Grasse»— como crucero antiaéreo y artillado con dieciséis piezas de 127 milímetros

Santa Cruz y los barcos

El crucero francés «Colbert» arribará el lunes También llegarán el submarino «Flore» y el petrolero «Meuse» que, en ocho torres dobles, servían para tiro naval y antiaéreo. También montaba veinte antiaéreos —de 57 milímetros y tipo Bofors— repartidos en diez montajes dobles. La estampa marinera del «Colbert» se remataba —como ahora— con dos palos de celosía que, si bien entonces estaban entre el puente y la chimenea, hoy la enmarcan con sus espectaculares antenas de los radares y equipos electrónicos. La chimenea conserva la visera que, desde su entrada en servicio, impide que el humo y los gases de las calderas barran el puente y, dada su posición, éstos son dirigidos hacia popa. Entre abril de 1970 y octubre de 1972, el «Colbert» fue sometido a importantes obras de modernización. Se le desmontaron las torres de la artillería de 127 y ocho de los veinte cañones de 57. A proa se montaron dos piezas automáticas, de 100, que con los doce de 57, constituyen su artillería convencional. En la toldilla se instaló un lanzador doble para misiles Masurca Mk 2, tipo de arma de construcción francesa que, de superficie-aire, dispone de cabeza autoguiadora y persigue automáticamente al blanco. También dispone de cuatro lanzadores para misiles Exocet, del tipo MM38. La electrónica del «Colbert» —clasificado como buque de mando y control radar para la aviación— es completísima, con sistema SENIT de informaciones tácticas, nuevos radares,

La consejera de Turismo, con los alcaldes de Guía e Icod La colaboración de la Consejería de Turismo y Transportes en la financiación del proyecto técnico para mejorar la Playa de San Juan, y la viabilidad de tal proyecto, fueron los temas tratados por la consejera Dolores Palliser en su reunión con el alcalde de Guía de Isora, Pedro Reyes Trujillo. En la reunión, celebrada en la mañana del viernes en la sede de la Consejería en Santa Cruz de Tenerife, se acordó remitir el proyecto, una vez ultimado, a la Jefatura de Puertos y Costas. En la misma sede, la consejera mantuvo posteriormente una reunión con el alcalde de Icod de los Vinos, Carmelo Méndez Quintero. El tema central fue la próxima

El «Flore» es uno de los nueve submarinos del tipo «Daphné» que la Marina francesa tiene en servicio. Es gemelo de los españoles de la clase «Delfín»

construcción de una estación de autobuses en Icod, para lo que la Consejería habilitará créditos que hagan posible el inicio de las obras de la estación en el presente año. La última reunión de la consejera en la mañana del viernes, con el del decano y vicedecano de la Facultad de Filología de la Universidad de La Laguna, sirvió para establecer un compromiso por el que la Consejería de Turismo y Transportes, junto a la Consejería de Educación, promocionarán en el exterior los cursos para extranjeros que imparte la Universidad, como un atractivo más para la recepción del turismo.

El crucero «Colbert», de 11.300 toneladas, monta artillería convencional y misiles Masurca y Exocet

En él arbola su insignia el vicealmirante Denis, comandante de la Escuadra del Mediterráneo guías para misiles, lanzadores de señuelos, etc.; también se le modernizó totalmente el equipo de aire acondicionado, imprescindible en un buque que, como él, carece de portillos en la obra muerta. El «Colbert» —protegido por una cubierta de 50 milímetros y en la flotación por una faja que varía de 80 a media eslora a 50 en los extremos— volvió a ser moderzanido entre mediados de 1981 y año siguiente y, hasta 1990, continuará en servicio. EL ANTERIOR «COLBERT»

En la década de los años 20, Francia tuvo ministros de Marina —en especial Georges Leygues y Francois Piétri— que impulsaron las fuerzas navales de la nación. Con ellos, el vicealmirante Violette y los almirantes Durand-Viel y Darían colocaron a la Marina francesa entre las primeras del mundo. Hito en el desarrollo de esta etapa fue la construcción del crucero «Suffren» y sus gemelos, «Colbert», «Dupleix» y «Foch». Eran buques de 9.938 toneladas estándar y 11.000 a plena carga, 194,20 metros de eslora y 19,40 de manga que, con tres grupos de turbinas y nueva calderas Guyot, alcanzaban 33 nudos con 100.000 Hp. sobre tres líneas de ejes. Para marcha económica, el «Colbert» disponía de dos pequeñas calderas que, quemando carbón, le daban muy amplia autonomía. Como sus gemelos, el «Colbert» estaba artillado con ocho piezas de 203 milímetros, otros tantos antiaéreos de 90, ocho ametralladoras de 13,2 y doce lanzatorpedos de 550. Entre la chimenea popel y el mayor, dos catapultas —a banda y banda— para el lanzamiento de dos hidros Loire 130 utilizados para reconocimiento y descubierta.

El 26 de mayo de 1933 el «Colbert» —con el «Tourville»— llegó a Santa Cruz de Tener fe. Venía al mando del capitán de navio Michelier y, su gemelo, al del mismo grado De Carpenter y, durante varios días, aquí lucieron sus estampas marineras gallardas. Poco antes de que comenzase la Segunda Guerra Mundial, el «Colbert» estaba integrado en la Escuadra del Mediterráneo —entonces al mando del vicealmirante Abrial, con insignia en el «Algerie»— y, concretamente, en la 1a. División de Cruceros, a las órdenes del contralmirante Museller. El 10 de junio de 1940, Italia declaró la guerra a Francia y el 12, la aviación italiana bombardeó Bizerta; dos días después, el almirante Darían ordenó el bombardeo de las instalacionnes militares e industriales de Genova y Vado y, a las 21 horas del 14, la 2a Escuadra de Cruceros se hizo a la mar al mando del almirante Duplat. Con el «Dupleix» y la 7a División de destructores, el «Golbert» bombardeó las baterías de costa de Genova y las instalaciones metalúrgicas de Sestri Ponente y, al propio tiempo, rechazó el ataque del destructor «Calatafimi». Luego, con los cruceros y destructores que habían atacado la zona de Vado, regresó a Tolón. En dicha base estaba cuando, el 27 de noviembre de 1942, los alemanes le atacaron con dos calumnas. El almirante Marquis fue hecho prisionero al caer el fuerte Lamalgue, pero el contralmirante Robín pudo avisar al mayor general Dornon y, a su vez, éste al almirante Laborde, que ordenó el hundimiento de los buques para que no cayesen en manos del enemigo. Allí terminó la vida marinera del crucero «Colbert» que, poco antes, ya había sido equipado con algo tan nuevo y casi secre-

to como para entonces un equipo de radar. EL SUBMARINO «FLORE»

El submarino «Flore» viene al mando del capitán de corbeta Penillard y su dotación está compuesta por 6 oficiales, 25 suboficiales y 24 cabos y marineros. Es uno de los 9 que del tipo «Daphné» tiene en servicio la Marina francesa. Su quilla fue arbolada en septiembre de 1958 en el arsenal de Cherburgo y, botado el 21 de diciembre de 1960, fue recibido por la Marina el 21 de mayo de 1964. De 860 toneladas en superficie y 1.038 en inmersión, son sus principales dimensiones 57,8 metros de eslora por 6,8 de manga. La propulsión es diesel-eléctrica, con motores SEMT-Pielstick que desarrollan 1.224 Bhp para dar 13 nudos en superficie y, con 2.600 Bhp, en inmersión alcanzan 16. En dos horas y media recarga las baterías del 30 al 80 por ciento de su capacidad. A proa lleva ocho tubos lanzatorpedos de 550 milímetros y, a popa, otros cuatro alojados fuera del casco resistente. Muy completa la electrónica —radar, sonar activo y pasivo, etc.— el «Flore», como sus gemelos, puede sumergirse hasta la cota de 300 metros y puede permanecer en la mar durante 30 días sin regresar a puerto para respostar. De gran maniobrabilidad en inmersión, puede permanecer en cotas profundas hasta 70 horas y, durante seis minutos, alcanzar 15 nudos y medio. En superficie, la autonomía es de 2.700 millas a 12 nudos y, a la velocidad de 7, puede navegar 10.000. En inmersión, y con esnorquel, el radio de acción es de 3.000 millas a 7 nudos o 4.500 a 5. Los submarinos de la clase «Daphné» —a la cual pertenece el «Flore»— son buques muy sofisticados, de gran valor operativo como

ideal para la lucha contra unidades similares. Adoptado por la Marina española —que en Cartagena construyó los «Delfín», «Tonina», «Marsopa» y «Narval»— también lo ha sido por las de Su dáfrica, Portugal y Pakistán. LOS «MEUSE»

En los primeros meses de la Gran Guerra, la Marina francesa requisó buen número de cargueros que, como carboneros o transportes de material, se incorporaron a las fuerzas navales. Uno de tales carboneros, el «Meuse» —de 4.075 toneladas y botado en 1914— fue torpedeado y hundido por el submarino alemán «U-48» cuando, el 15 de mayo de 1917, navegaba a la altura de Fastnet. Meses después fue dado de alta el cañonero de escolta «Meuse» que, de la serie «Marne», había sido construido en el arsenal de Rochefort. De 566 toneladas y 78 metros de eslora por 8,90 de manga, llevaba dos turbinas que, tomando vapor de igual número de calderas Normand, con 4.000 Shp sobre dos hélices le daban 20 nudos de máxima. Fue artillado con dos piezas de 65 milímetros que, en los años 20, cambió por cuatro de 100 y una de 75. Este segundo - «Meuse» continuó en servicio hasta que, en 1938, fue dado de baja y, desarmado, desguazado posteriormente. El actual «Meuse» es el primero de una serie de cuatro petroleros —uno de ellos, el «Durance», ya es conocido en Santa Cruz de Tenerife— construidos en el arsenal de Brest. Botado el 6 de septiembre de 1975, fue dado de alta en las listas de la Armada el 21 de noviembre de 1980. El «Meuse» viene al mando del capitán de fragata D Humiere e integran su dotación 8 oficiales, 62 suboficiales y 104 cabos y marineros. Desplaza 17.800 toneladas a plena carga y son sus principales dimensiones 157,3 metros de eslora por 21,2 de manga; el equipo propulsor está compuesto por dos motores SEMTPielstick, que, con 20.000 Hp sobre dos hélices de palas variables, le dan máxima de 19 nudos. Clasificado como «pétrolier ravitaileur dEscadre», puede transportar 10.000 toneladas de varios tipos de combustible, 130 de agua destilada, 170 de víveres, 150 de municiones y 50 de repuestos. Con 750 toneladas de combustible, su radio de acción es de 9,000 millas y 15 nudos y, en la mar, puede suministrar a dos buques por banda y a otro situado en su estela. Para su defensa monta dos antiaéreos de 20 milímetros y, a popa de las dos chimeneas pareadas, dispone de hangar y cubierta para un helicóptero del tipo WG 13 Lynx, si bien en esta ocasión trae un Alouette III, de la Aerospatiale; preparado para la lucha antisubmarina, este tipo de helicópteros tiene un techo operativo de 3.200 metros y, a 113 nudos de velocidad, la autonomía es de 290 millas.— Juan A. Padrón Albornoz

EL CRUCERO FRANCES COLBERT ARRIBARA EL LUNES  

Artículo de Juan Antonio Padrón Albornoz, periódico El Día, sección "Santa Cruz y los barcos", 1986/02/15

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you