Issuu on Google+

Cierto día un dragón dormía profundamente, en eso apareció un caballo con alas que vino volando.

Y lo despertó al dragón, él muy enojado tiraba fuego por su boca pero el caballo muy rápido voló.


Luego el dragón al ver que se escapaba voló y voló hasta alcanzarlo y le preguntó: ¿Por qué me despertaste?, el caballo muy triste le dijo: Disculpa por haberte despertado, el dragón al escuchar eso lo disculpó.

Finalmente el caballo y el dragón fueron amigos para siempre.


CUENTO: EL DRAGON Y EL CABALLO