Page 1

NÚMERO 175 • 4,95 €

9

771696 775008

00175

Nº 175 • 4,95 € / PVP CANARIAS 5,10 €

nationalgeographic.com.es

LOS CINCO TRIUNFOS DE CÉSAR SÓCRATES EL MAESTRO DE GRECIA

LA FIESTA DE LA CRECIDA DEL NILO

ESPECIAL CENTENARIO

EL FESTIVAL DE OPET

COPÉRNICO REVOLUCIÓN EN EL COSMOS

UNA CIUDAD SIRIA EN 3D

GERASA, TAL COMO ERA HACE DOS MIL AÑOS

EL TRÁGICO DESTINO DE LOS ÚLTIMOS ZARES DE RUSIA


EDITORIAL

MIS OJOS SE ENCONTRARON con los de esas tres desafortunadas

jóvenes por un instante y, cuando mi mirada penetró hasta lo más hondo de sus torturadas almas, yo, un revolucionario probado, me sentí sobrecogido por un intenso sentimiento de pena». Un ingeniero de Ekaterimburgo escribió estas palabras al recordar la llegada de tres de las hijas del zar, en tren, al último lugar que verían en esta tierra. Olga, Anastasia y Tatiana desfilaron ante él bajo la lluvia; las acompañaba Klementy Nagorny, el marinero que se ocupaba de su hermano Alexei, enfermo, al que llevaba en brazos. Iban a reunirse con sus padres: el zar Nicolás y su esposa Alejandra, y con María, la otra hermana. Menos de dos meses después, toda la familia moriría de una forma atroz, tanto que el gobierno soviético ocultó la matanza durante años y extendió un velo de silencio sobre ella. El ingeniero quiso acercarse a las muchachas y demostrar que las reconocía, para que no creyeran que las miraba con curiosidad o indiferencia, como tanta gente; para darles algo de calor. Pero no se atrevió: «Para mi vergüenza, no lo hice por debilidad de carácter, pensando en mi trabajo y en mi familia». Todos ellos fueron víctimas: aquellas chicas arrebatadas a la vida, y aquel ingeniero, a quien el miedo amputó su humanidad. Ésa es la victoria del mal, ayer y hoy: inducirnos a mirar a otro lado ante un conflicto, ante la guerra, ante el sufrimiento. Dejar de ser humanos por temor, por aberrantes convicciones políticas e incluso por pereza, por el cansancio de ver en la televisión imágenes que siempre deberían interpelar nuestra conciencia. JOSEP MARIA CASALS Director


14

8 ACTUALIDAD 12 GRANDES INVENTOS En 1815, un químico ideó una lámpara que evitaba explosiones en las minas.

Talones de camello, lenguas de flamenco... Los gustos de la aristocracia romana a la mesa eran extravagantes.

14 PERSONAJE SINGULAR

36 ANIMALES EN LA HISTORIA

La lámpara de Davy

Catalina de Erauso La Monja Alférez huyó del convento para vivir como un hombre ludópata, pendenciero y asesino en América.

20 DATO HISTÓRICO La boda real de dos niños

30

30 VIDA COTIDIANA Los manjares de Roma

A los 11 años, Luis XV se comprometió con la infanta Mariana, que tenía tres.

22 HECHO HISTÓRICO El gran pólder de Beemster En el siglo XVII, una gran obra de ingeniería convirtió un lago en pastos, tierras de cultivo y zona residencial.

28 OBRA DE ARTE El rey Gargantúa La caricatura del rey Luis Felipe le costó a Daumier seis meses de cárcel.

Quetzal, el ave sagrada Este pájaro de bello plumaje era o por aztecas y mayas. venerado mayas

132 GRAANDES ENIGMAS La Mano Negra En 1883, se atribuyó una serie de ccrímenes a una misteriossa organización anarquistta española.

138

GRA ANDES DESCUBR IMIENTOS

Arslan ntepe Hace 5.0 000 años se levantó a orillas del Éufrates el palacio más del mundo. antiguo d

142 LIBBROS 12


82 LOS TRIUNFOS DE JULIO CÉSAR, EL AMO DE ROMA LOS ÉXITOS MILITARES de Julio César le daban derecho a celebrar tres triunfos, como había hecho Pompeyo antes. Pero el nuevo amo de Roma quería superar a su enemigo, así que retorció la ley a su medida para anotarse la victoria sobre los pompeyanos como un éxito contra un enemigo externo. En el año 46 a.C. celebró cuatro triunfos consecutivos, y al año siguiente, tras la batalla de Munda, celebró un quinto triunfo. POR ANDREA FREDIANI VÍA SACRA. POR ESTA CALZADA, QUE ATRAVESABA EL FORO, AVANZABAN LOS DESFILES TRIUNFALES HASTA EL CAPITOLIO.

50 Gerasa, la joya de la Decápolis Fundada por los sucesores de Alejandro Magno, Gerasa fue la ciudad más destacada de la Decápolis, la liga de las florecientes urbes sirias en las que la cultura griega se mezclaba con las tradiciones semíticas. POR EVA TOBALINA ORÁA

70 Sócrates, maestro de filósofos Con su método dialéctico, Sócrates revolucionó la enseñanza de la filosofía. Aunque no dejó ninguna línea escrita, sus más destacados alumnos, como Platón, diero on cuenta de las ideas de su maestro. POR JOSÉ SOLANA DUESO

98 Copérnico, el hombre que cambió el cieelo Nicolás Copérnico, el polaco que se atrevió a desafiar la idea de que la Tierra era el centro del universo, era un clérigo discreto que consagró su vida a observar el cielo para traatar de entenderlo y explicarlo de forma sencilla. POR ERNEST KOWAALCZYK

112 El trágico final de los Romanov Tras tomar el poder en 1917, los bolcheviques confinaron a toda t del año la familia imperial en la ciudad de Ekaterimburgo. En julio d siguiente, los fanáticos miembros del soviet local mataron a todos sus miembros y se deshicieron de los cuerpos. POR TOBY SAUL

38 El festival de Opet en Tebas Durante el e segundo mes de la inundaación, los egiipcios celebraban el festivaal de Opet. Las celebraciones naban con culmin la multtitudinaria procesión en la que loss sacerdotes llevaba la barca con la estatua del dios Amón desde al o de Karnak templo hasta el de Luxor na amplia por un avenida de esfinges. POR MARINA ESCOLANO O-POVEDA

SISTRO DE BRONCE. MUSEO EGIPCIO, EL CAIRO.


Licenciataria de NATIONAL GEOGRAPHIC PARTNERS, LLC.

Editor JOSÉ ENRIQUE RUIZ-DOMÈNEC Director JOSEP MARIA CASALS Director de arte IÑAKI DE LA FUENTE Jefe de redacción JESÚS VILLANUEVA Editora de fotografía MERITXELL CASANOVAS Redactores CARME MAYANS, ÀLEX SALA Editora adjunta a la redacción GUIOMAR HUGUET Maquetación MAITE DUCUN Tratamiento de imagen JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ Coordinadora de redacción MARTA CUADRAS

LA FAMILIA IMPERIAL RUSA. EN EL CENTRO, NICOLÁS II Y SU ESPOSA ALEJANDRA, CON ALEXEI A SUS PIES. A SU ALREDEDOR, DE IZQUIERDA A DERECHA, MARÍA, OLGA, TATIANA Y ANASTASIA. FOTO: LEEMAGE / PRISMA ARCHIVO

DIRECTORAS GENERALES

DIRECTOR GENERAL PLANIFICACIÓN Y CONTROL

IGNACIO LÓPEZ DIRECTORA EDITORIAL

AUREA DÍAZ

Diagonal, 189 08018 Barcelona (España). Tel. 934 15 73 74

JORDINA SALVANY

Colaboradores externos: VÍCTOR LLORET BLACKBURN (COORDINADOR Y TRAD.), DAVID HERNÁNDEZ DE LA FUENTE (ANTIGÜEDAD), RAMON OLIVA (CORRECTOR), MIREIA COMPANY (TRAD.)

JOSÉ ORTEGA

MADRID

Director Comercial IGNACIO RODRÍGUEZ-BORLADO Directora de Revistas de Divulgación Mª LUZ MAÑAS Subdirectora de Publicidad BEGOÑA LLORENTE Subdirector de Publicidad ADRIÁN GARCIA DE MANUEL Coordinadora de Publicidad YOLANDA TRIGUEROS c/ Agustín de Foxá 29 28036 Madrid (España) Tel. 915 10 66 00 Fax 915 19 48 13 BARCELONA Y LEVANTE

Directora de Comercial ANA GEA Directora de Publicidad Levante PALOMA CAMPOS Directora de Revistas de Divulgación MÓNICA MONGE Coordinadora de Publicidad GEMMA REYES Diagonal, 189 08018 Barcelona (España) Tel. 934 15 73 74 Fax 932 38 07 30

Hazte fan en Facebook: www.facebook.com/ HistoriaNationalGeographic

ATENCIÓN AL LECTOR Y SUSCRIPTOR: Teléfono: 910 92 01 29 E-mail: suscripciones@rba.es

Más información en nuestra página web: nationalgeographic.com.es

Distribución: BOYACÁ Impresión-Encuadernación: ROTOCOBRHI, S.A. Depósito legal: B6241-2012 ISSN 1696-7755 Distribución en Argentina. Capital: Distrimachi Interior: York Agency S.A. Printed in Spain - Impreso en España. Edición 09/2018 Importador en México: C.I.R.S.A., S.A. de C.V. Distribuidor en México: IBERMEX, S.A. de C.V.

MAITE MASCORT ROCA Vicepresidenta de la Sociedad Catalana de Egiptología. Arqueóloga de la Generalitat de Cataluña. Ha desarrollado su labor como investigadora en Egipto, donde ha sido miembro de la misión española que excava en Oxirrinco.

CARLOS GARCÍA GUAL Catedrático de Filología Griega de la Universidad Complutense. Premio Nacional a la obra de un traductor. Especialista en la historia y cultura de la Antigüedad grecolatina, ha traducido numerosas obras clásicas (entre ellas, la Odisea).

ANTONIO PIÑERO SÁENZ Catedrático de Filología Neotestamentaria de la Universidad Complutense de Madrid. Experto en el antiguo Israel y los orígenes del cristianismo, ha ejercido una importante labor de divulgación de la historia del Próximo Oriente antiguo.

DIRECTOR DE CIRCULACIÓN DIRECTOR DE PRODUCCIÓN

RICARD ARGILÉS Difusión controlada por

NATIONAL GEOGRAPHIC SOCIETY “Despertando el interés por explorar y proteger el planeta’ National Geographic Society es una institución científica y educativa sin fines lucrativos fundada en Washington, D.C., en 1888 y comprometida con la exploración y preservación del planeta Interim President and CEO: MICHAEL L. ULICA BOARD OF TRUSTEES

Chairman: JEAN M. CASE Vice chairman: TRACY R. WOLSTENCROFT BRENDAN P. BECHTEL, MICHAEL R. BONSIGNORE,KATHERINE BRADLEY, ÁNGEL CABRERA, ELIZABETH (BETH) COMSTOCK, JACK DANGERMOND, ALEXANDRA GROSVENOR ELLER, JANE LUBCHENCO, MARK C.MOORE, GEORGE MUÑOZ, NANCY E. PFUND, PETER H. RAVEN, LYNDON RIVE, EDWARD P. ROSKI, JR.,FREDERICK J. RYAN, JR., ANTHONY A. WILLIAMS COMMITTEE FOR RESEARCH AND EXPLORATION

Chairman: PETER H. RAVEN Vice Chairman: JONATHAN BAILLIE KAMAL BAWA, JUSTIN BRASHARES, RUTH DEFRIES,MARGARET HONEY, ANTHONY JACKSON, GARY KNIGHT, STEVEN R. PALUMBI, ANDREW REVKIN, JERRY A. SABLOFF, ELEANOR STERLING

NATIONAL GEOGRAPHIC PARTNERS CEO GARY E. KNELL SENIOR MANAGEMENT

ASESORES JOSÉ ENRIQUE RUIZ-DOMÈNEC Catedrático de Historia Medieval de la Universidad Autónoma de Barcelona. Especialista en historia de Europa y del Mediterráneo, y docente en Francia e Italia. Miembro español en la comisión de 27 historiadores para los 27 países de Europa.

ENRIQUE IGLESIAS ANA RODRIGO, MARI CARMEN CORONAS

DIRECTORA CREATIVA

REDACCIÓN

Director General JOSÉ LUIS PUIGDENGOLAS Directora de Marketing Publicitario GLÒRIA PONT Director de Servicios Comerciales SERAFÍN GONZÁLEZ Directora Comercial Digital ARANTXA DEL POZO Directora de Publicidad Digital ALICIA CORTÉS Jefe de Publicidad Digital y Trafficking IVÁN LORENTE

Síguenos en Instagram en @historiang

CONSEJERO DELEGADO

BERTA CASTELLET

Asesores de diseño: FERICHE BLACK

Síguenos en Twitter en @HistoriaNG

RICARDO RODRIGO

DIRECTORA MARKETING

Director web: JAVIER FLORES

Colaboran en este número: ISABEL BUENO, MARINA ESCOLANOPOVEDA, BARBARA FAENZA, ROBERTO FANDIÑO, MARCELLA FRANGIPANE, ANDREA FREDIANI, ALBERT GHANIME, JOSÉ MARÍA GONZÁLEZ OCHOA, ERNEST KOWALCZYK, ALFONSO LÓPEZ, CARME MAYANS, JOAQUIM M. PUJALS, MARÍA PILAR QUERALT DEL HIERRO, JUAN JOSÉ SÁNCHEZ ARRESEIGOR, TOBY SAUL, JOSÉ SOLANA DUESO, EVA TOBALINA ORAÁ, JESÚS VILLANUEVA Cartografía: EOSGIS Ilustración: ÉDITIONS ERRANCE

Envíanos tus cartas o comentarios a historiang@rba.es

PRESIDENTE

MANUEL LUCENA GIRALDO Investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Profesor de humanidades de IE University. Destacado conocedor de la España moderna y la América colonial, ha compaginado la investigación, la docencia universitaria y la divulgación.

Chief Marketing Officer: JILL CRESS Editorial Director: SUSAN GOLDBERG Chief Financial Officer: MARCELA MARTIN Global Networks CEO: COURTENEY MONROE EVP Global Communications: LAURA NICHOLS EVP Sales and Partnerships: BRENDAN RIPP EVP Business and Legal Affairs: JEFF SCHNEIDER EVP Digital Product: RACHEL WEBBER EVP Consumer Products and Experiences: ROSA ZEEGERS BOARD OF DIRECTORS

JEAN M. CASE, KEVIN J. MARONI, JAMES MURDOCH, LACHLAN MURDOCH, FREDERICK J. RYAN, JR., BRIAN F. SULLIVAN INTERNATIONAL PUBLISHING

Senior Vice President: YULIA PETROSSIAN BOYLE ARIEL DEIACO-LOHR, GORDON FOURNIER, KELLY HOOVER, JENNIFER JONES, JENNIFER LIU, ROSSANA STELLA


Groupe


ACTUALIDAD

VARIAS DE LAS PIEZAS

RAUL CARO / EFE

arqueológicas recuperadas por la Policía Nacional. En la imagen, joyas fenicias de oro.

PATRIMONIO

Recuperación de piezas expoliadas

U

na importante operación policial, que se inició en julio de 2017, ha dado como resultado la recuperación de 791 piezas arqueológicas saqueadas en yacimientos de Andalucía, Extremadura y Burgos. La Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional seguía la pista a una banda de saqueadores que operaba desde hacía más de 20 años, y en el transcurso de la operación ha detenido a un coleccionista de Madrid y a tres intermediarios de Alcolea del Río (Sevilla).

Todas estas piezas arqueológicas han sido entregadas al Museo Arqueológico de Sevilla para su investigación y custodia. Los objetos recuperados abarcan un período de 3.500 años de historia y datan desde la Edad del Cobre (III milenio a.C.) hasta época romana. El problema principal a que se enfrentan ahora los estudiosos es la falta de contexto arqueológico de las piezas, lo que comportará un trabajo más riguroso para darles el valor histórico que les corresponde.

RAUL CARO / EFE

El Museo Arqueológico de Sevilla recibe 791 objetos que estaban en manos de traficantes

LA DIRECTORA del Museo Arqueológico de Sevilla, Ana Navarro (en la imagen), ha confirmado que entre las piezas recuperadas por la policía hay ejemplares singulares, como unos pendientes realizados con una técnica similar a la usada en el tesoro del Carambolo, y objetos de la Edad del Cobre, como un ídolo antropomorfo y unas peinetas de marfil de púas anchas y motivos animales. Entre otras muchas piezas, también hay cerámicas, puntas de flecha, broches visigodos, un áureo del emperador Adriano y un ajuar femenino romano.


FOTOS: SERGIO SIANO / PARCO ARCHEOLOGICO DI POMPEI

ACTUALIDAD

ANTIGUA ROMA

Nuevos descubrimientos en la ciudad de Pompeya Las excavaciones en la Región V del yacimiento han sacado a la luz una residencia con bellas pinturas murales y varios edificios con balcones

L FIGURA DE PAVO REAL

en la casa de los Delfines. El color rojo brillante del fondo se conoce como «rojo pompeyano». Estudios recientes han revelado que en su origen era un amarillo ocre que se modificó por la acción de los gases emitidos durante la erupción.

as excavaciones en la ciudad romana de Pompeya (destruida por una catastrófica erupción del Vesubio en el año 79 d.C.) siguen deparando importantes sorpresas a los arqueólogos. Los hallazgos más recientes han tenido lugar en la llamada Región V del yacimiento. Esta área, una de las más urbanizadas de Pompeya, se encuentra actualmente en proceso de excavación, por lo que los turistas no pueden visitar

muchas de sus casas. El más interesante de estos descubrimientos consiste en los restos de una vivienda que ha sido bautizada como casa de los Delfines por las figuras de estos animales que aparecen en las pinturas de sus muros.

Fauna multicolor Los frescos de esta domus, que debió de pertenecer a una familia acomodada, son de una gran calidad artística, y los colores mantienen una gran viveza.

Entre los motivos representados, además de los delfines que dan nombre a la casa, se encuentran un pavo real, un loro, una perdiz, corzos, peces y animales fantásticos, así como unos fondos en un intenso rojo pompeyano. La casa de los Delfines se encuentra junto a otra de las residencias notables de Pompeya: la casa de las Bodas de Plata. Recibe este nombre porque los reyes Umberto y Margarita de Saboya la visitaron en


LOS DELFINES QUE DAN NOMBRE A LA CASA LA NUEVA MANSIÓN descubierta en la Región V

de Pompeya ha recibido el nombre de casa de los Delfines porque algunas de las pinturas murales que la decoran representan a estos animales. En la imagen inferior aparecen dos de los delfines, pintados de color amarillo ocre. Estos cetáceos tambien decoran otras paredes de la vivienda.

A LA IZQUIERDA, vista del interior de la casa de los Delfines, descubierta recientemente. SOBRE ESTAS LÍNEAS, los arqueólogos estudian los restos de pinturas murales. ABAJO, un fresco que representa una perdiz de vivos colores junto a unas frutas, posiblemente unas peras.

1893, el día del aniversario de sus bodas de plata. Lucio Albucio Celso fue el último propietario de esta lujosa domus, que data del siglo I a.C. Posee un atrio monumental con columnas corintias, dispone de un amplio complejo ter-

mal y cuenta con hermosas pinturas. Precisamente el próximo otoño empezarán las obras de restauración de esta imponente residencia, que se abrirá al público una vez sus frescos y mosaicos luzcan otra vez en todo su esplendor.

Además de la casa de los Delfines, las excavaciones en la Región V han sacado a la luz cuatro edificios con grandes balcones, uno junto al otro, por lo que los arqueólogos han bautizado el lugar como el «callejón de los balcones». En uno de ellos han aparecido ánforas de vino que estaban boca abajo, posiblemente para que se secaran al sol. Todos los balcones conservaban restos de las cubiertas de teja y de los parapetos que en

su día formaron parte de su estructura. Junto a uno de los edificios con balcón se han descubierto los restos de un jardín. En esta zona también se han hallado mosaicos, uno de ellos con una figura de Cupido. Los arqueólogos prevén seguir explorando la Región V durante los próximos meses. Lo descubierto hasta ahora les hace concebir esperanzas de sacar a la luz nuevos tesoros e incluso los restos de más víctimas de la erupción.


GRANDES INVENTOS

La lámpara que salvó a miles de mineros El químico Humphry Davy ideó una «lámpara de seguridad» para que los mineros pudieran trabajar sin riesgo de que la llama provocara una explosión del temido grisú

UN MINERO TRABAJA ALUMBRADO POR UNA LÁMPARA DE DAVY. GRABADO. SIGLO XIX.

En 1815, la Sociedad para la Prevención de Accidentes en las Minas de Sunderland, en el noreste de Inglaterra, encargó al químico Humphry Davy que buscase la forma de evitar nuevas catástrofes. Davy se dio cuenta enseguida de que el problema no era simplemente de ventilación, como algunos pretendían. El mayor peligro eran las velas o lámparas de aceite que utilizaban los mineros y que hacían explotar el grisú. Como la iluminación artificial era imprescindible para el trabajo en la mina, había que diseñar una «lámpara de seguridad» que pudiera utilizarse sin riesgo de provocar una catástrofe.

WHITE IMAGES / SCALA, FIRENZE

A

finales del siglo XVIII, cuando la Revolución Industrial había ya arrancado en Inglaterra, la minería de carbón era una industria masiva en la que trabajaban decenas de miles de personas. Los salarios y las condiciones de trabajo eran pésimos, pero aún más grave era el riesgo que corrían los mineros de morir por una explosión de grisú. Con una concentración de entre un 5 y un 15 por ciento de grisú en el aire, basta una chispa o una llama para que este gas se incendie y se produzca una explosión capaz de extenderse por túneles y pozos en cuestión de segundos.

SPL / AGE FOTOSTOCK

1815

PROTOTIPO DE LÁMPARA DE SEGURIDAD DISEÑADO POR DAVY JUSTO ANTES DE SU MODELO DEFINITIVO. ROYAL SOCIETY, LONDRES.

Davy, uno de los grandes pioneros de la química moderna en esos años, empezó por analizar las propiedades del grisú. Mediante numerosos experimentos que realizó en un laboratorio en Londres averiguó que el grisú era metano y que prendía sólo cuando se encontraba en una determinada concentración respecto al aire. También descubrió que las explosiones únicamente se producían cuando el gas alcanzaba una temperatura crítica muy elevada; por debajo de esas temperaturas el gas ardía, pero no explotaba.

Ensayos de laboratorio Davy comprendió entonces que había que crear una especie de cápsula que mantuviera la temperatura de la lámpara por debajo del nivel crítico. Probó primero con contenedores de cristal, pero éstos estallaban. Finalmente lo consiguió con un tubo estrecho de metal, el cual enfriaba la llama de metano e impedía que ésta se incendiase. Davy y sus colaboradores hicieron varios prototipos de lámparas de metal, pero no eran totalmente seguros. Lejos de desfallecer, a finales de 1815 Davy tuvo una idea genial: en vez de un tubo de metal colocó en torno a la llama una malla metálica. Cuando el metano la atravesaba, prendía y ardía, dando a la llama un típico tono


SPL / AGE FOTOSTOCK

BOCETO DE DAVY EN UN LIBRO DE NOTAS SOBRE SU INVENTO.

Y SE HIZO LA LUZ DENTRO DE LA MINA 1813 Tras dos años de experimentos, el médico William Reid Clanny presenta un proyecto de lámpara de seguridad, pero el ensayo fracasa.

1815

SPL / AGE FOTOSTOCK

La lámpara de seguridad ideada por Humphry Davy se impone a los modelos desarrollados por el propio Clanny y George Stephenson.

1840 El ingeniero belga MathieuLouis Mueseler exhibe su lámpara, más segura que la de Davy. Decenas de inventores seguirán sus pasos.

UNO DE LOS PRIMEROS modelos diseñados por Davy. Royal Institution, Londres.

ducía la luz en dos tercios y un golpe de aire o un excesivo calentamiento podían desencadenar el desastre. Las explosiones en las que nadie sobrevivía siguieron produciéndose, entre otras cosas porque la misma lámpara indujo a adentrarse en minas que anteriormente se consideraban demasiado peligrosas. El riesgo sólo empezó a controlarse a mediados del siglo XX, con la introducción de lámparas eléctricas, sistemas de ventilación eficientes y detectores de grisú más fiables que el tradicional canario en una jaula.

William Clark patenta la primera lámpara eléctrica. La seguirán las de William Swan y la lámpara Sussman, ampliamente utilizada. HUMPHRY DAVY. MEDALLA DE LA ROYAL SOCIETY CON LA IMAGEN DEL QUÍMICO.

JUAN JOSÉ SÁNCHEZ ARRESEIGOR IRE

NZ

E

HISTORIADOR ,F

azulado, pero los agujeros de la malla eran demasiado pequeños para que la llama se propagara al exterior. La lámpara de Davy servía además para advertir de la presencia de grisú porque la llama se volvía más intensa y de color azul; si se dejaba en el suelo y se apagaba, era señal de que la concentración de dióxido de carbono estaba volviéndose peligrosa. El ingenioso aparato de Davy fue mejorado en décadas posteriores, con telas metálicas mucho más densas o incorporando un dispositivo de encendido interno que evitaba tener que abrirla para prender la llama. Sin embargo, no era perfecta. La malla re-

1859

SC

AL

A


PERSONAJE SINGULAR

La increíble historia de la Monja Alférez En el siglo XVII alcanzó celebridad Catalina de Erauso, una joven donostiarra que decidió vestirse de hombre y marchar a América, donde vivió peripecias dignas de una novela

N

Heroína de capa y espada 1592 Catalina de Erauso, la menor de seis hijos de un militar, es bautizada el 10 de febrero en la parroquia donostiarra de San Vicente.

1603 Vestida de hombre, se hace llamar Francisco de Loyola y se enrola en un navío de la Armada con el que llega a las Indias españolas.

1606 Toma el nombre de Alonso Díaz, entra al servicio de su hermano Miguel y lucha contra los mapuches en Chile.

1620 Tras varios homicidios, confiesa su id dentidad femenina parra salvarse de la horca y es recluida en un conven nto.

1650 Obtiene gran n fama, pero muere en el aanonimato en México traas recibir el papa de firmar permiso del p o un hombre. y vestir como

ovicia convertida en militar, asesina confesa de al menos diez hombres, pendenciera, ludópata, virgen, lesbiana y trasmutada en hombre. Catalina de Erauso es uno de esos personajes novelescos que sólo el Barroco y el Siglo de Oro español pueden ayudar a contextualizar. La mayor parte de lo que conocemos de su vida se debe a una autobiografía que bien pudiera ser un memorial al rey Felipe IV dictado para acompañar la solicitud de una pensión vitalicia. El relato, lleno de hechos verídicos salpicados de situaciones y coincidencias tan forzadas como increíbles, alcanzó fama. Se hicieron al menos dos ediciones de sus memorias; y, en 1629, el dramaturgo Juan Pérez de Montalbán, discípulo predilecto de Lope de Vega, compuso y representó en la corte La monja Alférez, obra teatral que marcó definitivamente al personaje. Contradictoria hasta en la fecha de su nacimiento, en su sus memorias asegura que nació en San Sebastián en 1585, pero su partida de bautismo de la parroquia donostiarra de San Vicente de febrero de indica el 10 d 1592. Hijaa del capitán

Miguel de Erauso, Catalina era la menor de seis hermanos. A los cuatro años fue internada junto a sus tres hermanas en el convento de las dominicas de San Sebastián el Antiguo. Inadaptada y rebelde, la trasladaron al convento de San Bartolomé, de normas y clausura más estrictas. Oprimida y vejada por una de las religiosas, Catalina huyó del monasterio con 15 años sin haber llegado a profesar.

En la piel de un hombre Su escapada duró varios días, andando «sin haber comido más que hierbas que topaba por el camino», hasta que llegó a Vitoria, donde entró a trabajar en casa de un médico, pariente lejano, que no supo reconocerla con los ropajes de hombre, pues Catalina había decidido vivir y vestir como un hombre. Tres meses después huyó de la casa con el dinero que había robado a su pariente y se estableció en Valladolid, donde se convirtió en paje del secretario del rey Juan de Idiáquez y se hizo llamar Francisco de Loyola. En sus memorias relata que se encontró allí con su padre, que no la reconoció. Catalina escapó hacia Bilbao. En la capital vasca apedreó a unos muchachos que se burlaron de ella e

ú, su carácter bravucón la metió En Perú en una riña r que acabó con un caballero muerto, otro herido y ella en la cárcel ESTOQUE ESPAÑOL DEL SIGLO XVII. MUSEO DE ARTE, CLEVELAND.

BRIDGEMAN / ACI


RECIA Y NO MUY FEA DE CARA EN UNA CARTA, el escritor Pedro del Valle, el Peregrino, describía a una Catalina de Erauso de 34 años en 1626: «Alta y recia, de apariencia más bien masculina, no tiene más pecho que una niña [...]. De cara no es muy fea, pero bastante ajada por los años. Su aspecto es más bien el de un eunuco que el de una mujer [...]. Viste de hombre, a la española; lleva la espada tan bravamente como la vida». El retrato que de ella se conserva, obra de Juan van der Hamen, con golilla, alzacuello de hierro y coletillo de ante muestra a una mujer de melena corta, mirada adusta, gesto serio y un tanto ausente. CATALINA DE ERAUSO RETRATADA POR JUAN VAN DER HAMEN EN 1625. FUNDACIÓN KUTXA, SAN SEBASTIÁN. COLECCIÓN KUTXA

hirió tan gravemente a uno de ellos que fue encarcelada un mes. Luego pasó a Estella, en Navarra, donde se empleó como paje de un hidalgo. Dos años más tarde volvió a San Sebastián y un día oyó misa junto a su madre, que «no me conoció», asegura en las memorias. En busca de nuevos horizontes, Catalina se enroló en la flota que partía hacia América. Cuando al año siguiente los galeones regresaban a España cargados con el oro y la plata americana, Catalina robó quinientos pesos del camarote del capitán de su nave y se escondió en el puerto de Nombre de

Dios hasta que los navíos estuvieron bien lejos. Siempre viviendo como Francisco, se trasladó a Perú, donde entró a trabajar como ayudante de un comerciante español al que sirvió con lealtad y diligencia, por lo que al poco tiempo estaba al frente de uno de los almacenes del empresario en la ciudad de Saña. Pero su carácter bravucón la metió en una riña que concluyó con un caballero muerto, otro herido y ella en la cárcel. Su amo la sacó de prisión con el ánimo de casarla con su propia amante, pero al negarse a ello Catalina el comerciante la trasladó a su negocio

de Trujillo. Al cabo de un par de meses apareció con dos amigos el caballero al que Catalina había herido en Saña. Una nueva trifulca acabó con otro hombre atravesado por el estoque de la donostiarra y ella refugiada «a sagrado» en una iglesia.

Al servicio de su hermano Para que escapara del cargo de homicidio y de numerosas deudas de juego, su amo logró enviarla a Lima a trabajar en una tienda de un amigo suyo. En Lima, según cuenta ella misma, tuvo relaciones con la sobrina de su jefe, lo que a la


PERSONAJE SINGULAR

ERICH LESSING / ALBUM

DESEMBARCO de Felipe III en San Sebastián, ciudad natal de Catalina de Erauso. Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

postre le costó el despido. Sin dinero ni trabajo, se alistó en uno de los enganches que reclutaban soldados para enfrentarse con los indios mapuches en el sur de Chile. Dispuesta a «andar y ver mundo», desembarcó en Concepción bajo la identidad de Alonso Díaz Ramírez de Guzmán, junto con otros miles de soldados. Allí vuelve a darse

otra de esas fascinantes coincidencias que hacen sospechar que las memorias de Catalina, tal y como han llegado a nosotros, puedan tener partes de alguno o algunos autores apócrifos que hubieran ido coloreando los escritos originales con ánimo novelesco. Sólo así se entiende que el soldado Alonso se encontrara con su hermano Miguel,

LA DECISIÓN PAPAL EN SU RELATO, Catalina de Erauso cuenta su u encuentro con el papa Urbano VIII: «Referilee en breve mi vida y correrías, mi sexo y virginidaad [...] y con afabilidad me concedió licenciapara proseguir mi vida en hábito de hombre, encaargándome la prosecución honesta en adelante y la abstinencia de ofender al prójimo». EL PAPA URBANO VIII. MUSEO BOTTACIN, PADUA. DEA / ALBUM

a la sazón secretario del gobernador de Chile. Sin confesarle la vinculación familiar, se hicieron buenos amigos y Alonso se incorporó al séquito personal de Miguel, «comiendo a su mesa casi tres años» sin ser reconocido. Cuando Miguel se enteró de que su sirviente cortejaba a una amante suya lo despachó a correazos al fuerte de Paicabí, un duro correccional en el frente araucano.

Ascendid da a alférez Cuatro años a estuvo Catalina batallan ndo ferozmente contra los map puches. El soldado Díaz mo ostró su valor en varias accio ones, la más legendaria de las cuales fue el rescate dee las banderas del batallón ro obadas por los nativos, por lo que su propio hermano Migguel solicitó que se le diera el carggo de capitán. Pero –según


JUAN MANUEL BORRERO / ALBUM

PALACIO EPISCOPAL de Lima. El obispo de la ciudad mandó enclaustrar a Catalina en un convento de la capital.

refiere Catalina– sólo fue ascendida a alférez de compañía porque había ahorcado a un líder mapuche, Quispiguaucha, en vez de entregarlo vivo para ser interrogado. Una tarde de 1609, acantonada en Concepción en espera de poder regresar a Lima, en una de sus muchas trifulcas a causa de su afición a los naipes, atravesó con su espada a otro oficial e hirió de muerte al alguacil que iba a detenerla. Siguiendo su vieja estrategia, se acogió a sagrado en el convento de San Francisco, que permaneció más de seis meses cercado por las tropas del gobernador. Cuando se relajó la vigilancia, decidió salir para ejercer de padrino de un compañero suyo en un duelo. En una noche tan oscura «que no nos veíamos las manos», se batieron no sólo los dos que se habían desafiado, sino también sus apoderados. Aparece aquí otra increíble fatalidad, pues el

padrino de la parte contraria al que Catalina hirió de muerte resultó ser su hermano. Por si esto fuera poco, éste fue enterrado en el convento de San Francisco, el mismo lugar en el que su asesina tuvo que esconderse ocho meses más antes de poder huir a Tucumán junto con otros dos prófugos en un duro periplo que les obligó a comerse a uno de sus caballos para sobrevivir. Allí hizo promesa de casamiento a dos mujeres, de las que tuvo que huir antes de que se descubriese su verdadera naturaleza.

mos a ellos con tal coraje e hicimos tal estrago, que corría por la plaza abajo un arroyo de sangre como un río, y fuimos siguiéndolos y matándolos hasta pasar el río Dorado». Después de acumular todo el oro que pudo, se licenció y se estableció en La Plata (hoy Sucre, en Bolivia) como administradora de una viuda rica. Otra vez envuelta en un turbio asunto, fue acusada de rajar la cara a una mujer con una navaja de barbero por vengar a su señora, que había sido golpeada en la cara con un zapato por la malhumorada dama tras una discusión entre ambas. Condenada a muerte Huida de nuevo, anduvo comerCatalina alcanzó la villa de Potosí a ciando con trigo entre Cochabamba y caballo y allí vivió un par de años hasta Potosí. Pendenciera y ludópata sin reenrolarse en una compañía militar con medio, mató a dos hombres en sendas destino a la región de los Chunchos, riñas de juego, y a resultas del segundo tierras en las que batalló a los indios homicidio fue juzgada y sentenciada con gran ímpetu. Catalina relata un a muerte. Cuando ya tenía la soga al enfrentamiento con éstos –más de cuello salvó milagrosamente la vida: diez mil, según ella– en el que «volvi- dos de los testigos –condenados a su


Cambio de sexo en el siglo XVI Antes que Catalina de Erauso, otras mujeres decidieron vivir como hombres en la España del siglo XVI. Tal fue el caso de Elena de Céspedes y Estebanía de Valdaracete.

E

b

í d V ld

Nacida en 1496 en un pueblo próximo a Madrid, Estebanía fue una niña de gran fuerza física, «que ningún mancebo igualaba». De joven empezó a viajar y exhibir su capacidad con las armas. En Granada fue sometida a un examen que concluyó que era «hermafrodita», tras lo que se vistió como un hombre, llamado Esteban. En Granada «se casó con otra mujer» y siguió batiéndose «con hombres diestros y valientes». A su muerte, madre y esposa lo lloraron, la primera diciendo «ay hija mía», la segunda «ay marido mío». COMBATE DE MUJERES. ÓLEO POR JOSÉ DE RIBERA. 1636. MUSEO DEL PRADO.

El

d Cé

d

Hija de una esclava morisca y su amo, con 15 años se le concedió la libertad y se casó con un albañil con el que tuvo un hijo que entregó a unos vecinos de Sevilla. En algún momento decidió vivir como un hombre, se enroló como soldado y terminó ejerciendo de cirujano, bajo el nombre de Eleno. En 1586, cuando pasaba de los 40 años, vivía en Toledo, casada con una mujer más joven. Al año siguiente, 1587, fue denunciada por «sodomía». Se declaró hermafrodita, pero la Inquisición la condenó a reclusión en un hospital.


ALBUM

GUERRA entre los españoles y los mapuches. representada en este dibujo incluido en un mapa de Chile del siglo XVII.

vez– se retractaron y aseguraron «que, inducidos y pagados y sin conocerme, habían jurado falso contra mí». A continuación, Catalina viajó sin rumbo hasta que regresó a Cuzco, donde otra pendencia de naipes derivó en su enésimo lance de espadas. Catalina fue herida de gravedad, pero acabó con la vida de un gigantón apodado «el Nuevo Cid». Ayudada por amigos vizcaínos «determiné mudar de tierra». Convertida en una homicida buscada por todo el Perú, finalmente fue reconocida y detenida en Huamanga (el actual Ayacucho), no sin antes matar a uno de los guardias que querían prenderla y herir a dos más. Entonces, el alférez Díaz, al verse enfrentado a una muerte segura, pidió entrevistarse con el obispo, Agustín de Carbajal, al que contó en confesión toda su vida y le reveló el engaño de sus ropas: «La verdad es ésta, que soy mujer». El obispo mandó

a dos matronas que reconocieran a Catalina y éstas certificaron que era doncella. El prelado, conmovido, pactó que cumpliera su pena en el convento de las clarisas de Huamanga. La extraordinaria historia de Catalina se hizo pública y los alucinados lances de su biografía circularon por todo el virreinato.

los escritos que hoy conocemos como sus memorias. Tras ser recibida por el rey Felipe IV marchó a Italia, donde se entrevistó con el papa Urbano VIII, quien le concedió permiso para seguir vistiendo y firmando como hombre. A partir de aquí su leyenda creció, pero ella desapareció de la vida pública. Al parecer, regresó a América y se dedicó a trasladar a pasajeros y Recibida por el papa equipajes desde el puerto de VeraConvertida en una celebridad, Cata- cruz a la ciudad de México con una lina fue reclamada por el arzobispo de recua de mulas. Murió en 1650 en la Lima y el virrey, ansiosos de conocerla. localidad de Cuitlaxtla. Enclaustrada en el convento de las coJOSÉ MARÍA GONZÁLEZ OCHOA mendadoras de San Bernardo, vivió en ESCRITOR Lima dos años hasta que se supo que TEXTOS Para Historia de la monja Alférez nunca había profesado como monja saber Á. Esteban (ed). Cátedra, como ella sostenía, pues en su San Madrid, 2006. más TEXTOS Sebastián natal no pasó de novicia. Sexo, identidad y hermafroditas F. Vázquez García y R. Cleminson. Arrepentida, perdonada y exclausCátedra, Madrid, 2006. trada, en 1624 regresó a España como PODCAST hombre, haciéndose llamar Antonio Catalina de Erauso Documentos RNE. de Erauso. En el viaje escribió o dictó

BIBLIOTHÈQUE NATIONALE DE FRANCE

PERSONAJE SINGULAR


DATO H I S T Ó R I CO

En 1722, Felipe V de España envió a Francia a su hija Mariana Victoria, de tres años, como prometida del monarca galo, Luis XV, de 11. Cuatro años más tarde sería devuelta a España aguerradelaCuádrupleAlianza (1717-1720) había tensado las relaciones entre Francia y España, pese a que los soberanos de ambos países pertenecían a la misma dinastía, los Borbones. De ahí que Felipe de Orleans, regente del trono galo durante la minoría de edad de Luis XV,propusiera a Felipe V de España la posibilidad de concertar un doble matrimonio que reforzara la unión de los vecinos. La quinta hija del regente, Luisa Isabel de Orleans, se casaría con el príncipe de Asturias, Luis. Por su parte, la infanta española Mariana Victoria, hija de Felipe V, se convertiría en esposa del rey francés.

L

RECEPCIÓN DE LA INFANTA MARIANA VICTORIA POR PARTE DE LUIS XV EN EL PALACIO DEL LOUVRE, EL 2 DE MARZO DE 1722.

PHOTO JOSSE / SCALA, FIRENZE

Tras la firma del acuerdo en Madrid, a comienzos de 1722, en medio de un gran boato, tuvo lugar el intercambio de las princesas en la isla de los Faisanes, condominio francoespañol en la desembocadura del río Bidasoa. Luisa Isabel de Orleans era una jovencita de doce años que, una vez en Madrid, no tardó en ganarse la antipatía de la corte española, dada su conducta y su indiferencia ante las más elementales reglas de educación. Mariana Victoria, por el contrario, fue definida por su futura suegra como «la más dulce de las criaturas» y, al parecer, la corte de Versalles fue de la misma opinión.

RUE DES ARCHIVES / ALBUM

Dos niños para sellar la alianza francoespañola TARJETA DE UNA MEDALLA DE LUIS Y MARIANA.

Mariana, nacida en Madrid el 31 de marzo de 1718, no había cumplido, pues, los cuatro años cuando partió hacia París. Se daba por descontado que se habría de esperar a que la infanta fuera núbil para celebrar el matrimonio, algo que parecía carecer de importancia puesto que el joven Luis XV sólo tenía once años.

Cartas a «papá y mamá» Durante el viaje y a su llegada a la corte, acompañada por su aya la marquesa de Santa Cruz, Mariana no dejó de comunicarse con sus padres mediante breves cartas plagadas de faltas de ortografía, pero que denotan una inteligencia precoz y despierta. El 15 de febrero escribió: «Papá y mamá de mi vida y de mi corazón, me holgaré que VV.MM.[Vuestras Majestades] estén buenas, yo lo estoy escribiendo con la Santa Cruz que me cuida mucho y con el mayor gusto y deseo de agradar a V.Mdes. a cuyos pies me quedo. A mis hermanos, un abrazo: Mariana Victoria». El 2 de marzo de 1722, tras ser recibida en la corte francesa con gran solemnidad, volvió a escribir: «Papá y mamá míos, yo he llegado buena gracias a Dios en medio del mal camino. Me alegraré que V. Mdes. lo estén y mis hermanos. Si mi querido hermano sigue malo le pediré a Dios por su salud y por la de V.M. madre de mi vida».


LA NIÑA QUE ENCANDILÓ A VERSALLES LOS RETRATOS de Mariana Victoria, sola o en compañía de su joven prometido –como el que realizó Jean François de Troy, expuesto en el Palacio Pitti de Florencia, a la izquierda–, presentan a una niña rubia, de mejillas sonrosadas y perpetua sonrisa. Ataviada con la po pomposidad y el boato que aún no era, de la reina r ompañan los símbolos la aco propios de la monarquía, como la corona que aparece sobre su sillón. Su inesperada devolución a Madrid hizo desaparecer para siempre su talante jovial y la convirtió en una mujer desconfiada e irascible. AKG / ALBUM

Una vez instalada en la corte parisina no existen indicios de que Mariana Victoria sintiera nostalgia de sus orígenes. Por el contrario, su vivacidad la hizo ser el centro de una corte de juguete donde ella hacía y deshacía a su antojo, en medio del cariño de su nueva familia y las simpatías de la corte. Pero lo que parecía un futuro prometedor se truncó en diciembre de 1723, tras la muerte del duque de Orleans y la mayoría de edad de Luis XV. Con la excusa de que el nuevo rey debía asegurar la sucesión al trono, algo que los cinco años de la reina-niña hacían imposible a corto plazo, el compromiso se rompió y

comenzaron las negociaciones para acordar un nuevo matrimonio del rey, esta vez con una princesa polaca, María Leszcynska. En consecuencia, en abril de 1725, Mariana Victoria se vio devuelta a la corte paterna, sin tener en cuenta acuerdos políticos ni mucho menos los sentimientos de la jovencísima princesa. En Madrid se tomó la devolución como una terrible afrenta. De inmediato se realizó la misma operación con la joven Luisa Isabel de Orleans, por entonces ya viuda del más efímero de los reyes de la Corona española, Luis I. Las dos jóvenes volvieron a cruzar sus caminos en la frontera,

esta vez en sentido contrario. Pero Isabel de Farnesio, la reina de España, estaba decidida a que su hija ocupara un trono y Felipe V, siempre deseoso de complacer a su esposa, volvió los ojos a Portugal para fijarlos en el heredero de la Corona: José, hijo de Juan V y María Ana de Austria. De nuevo se contempló un doble enlace y así, mientras que el heredero luso se comprometía con Mariana Victoria, su hermana Bárbara de Braganza fue destinada a ser la esposa del entonces infante y futuro rey de España, Fernando VI. MARÍA PILAR QUERALT DEL HIERRO HISTORIADORA


Beemster, el pólder que asombró al mundo A principios del siglo XVII, una asociación de inversores holandeses desecó el inmenso lago de Beemster para crear campos de cultivo, granjas y lujosas residencias estivales

D

ios creó el mundo, pero los Países Bajos los hicieron los neerlandeses». No le falta razón a este dicho popular holandés, por lo menos en lo que se refiere a su segundo aserto. La cuarta parte de los 41.543 kilómetros cuadrados del Estado que medio mundo denomina erróneamente Holanda –que es sólo el nombre de una de sus regiones históricas, dividida hoy en día entre dos de sus doce provincias– se extiende sobre tierras ganadas a las marismas,

a las lagunas o directamente al mar del Norte gracias a un inmenso y complejo sistema de diques y dispositivos de drenaje. Recordatorio de esta lucha contra el agua son los populares molinos de viento, uno de los iconos de los Países Bajos. Quedan todavía en pie un millar, repartidos por todo el país, pero en el siglo XVII eran muchos más; solamente en Zaanse Schans, al norte de Ámsterdam, llegaron a funcionar 600 de estos ingenios. Sus sofisticados mecanismos se han utilizado para

realizar múltiples funciones, desde moler especias y fabricar aceite, papel o pigmentos hasta accionar aserraderos, pero la principal ha sido la de bombear millones de litros de agua de zonas inundadas para convertir sus fondos en tierras cultivables, pastos y áreas residenciales. Estas tierras recuperadas al océano o salvadas de las inundaciones, gran parte de las cuales se encuentran bajo el nivel del mar, reciben un nombre que los neerlandeses han dado a conocer en todo el mundo: pólder. Mediante


BRIDGEMAN / ACI

HECHO HISTÓRICO

DUELO CON EL MAR EN TORNO AL AÑO MIL cobró fuerza el movimiento de colonización agraria de los Países Bajos, que vino acompañado por la construcción de un sistema de diques que protegieran las tierras de las crecidas del mar. Pese a ello, las inundaciones catastróficas fueron recurrentes. El retablo sobre estas líneas muestra la que tuvo lugar en 1421 en la región de Dordrecht y que provocó al menos 2.000 muertes.

LA CIUDAD de Dordrecht,

al sur de Róterdam, y sus pólderes en el delta que forman los ríos Mosa, Rin y Escalda, en un mapa de 1673.

ALAMY / ACI

una lucha titánica de ya casi mil años, los habitantes del gigantesco delta del Rin, del Mosa y el Escalda han creado más de 3.000 pólderes, con los que han modificado y ampliado sin cesar el mapa de su frágil país. Los primeros pólderes se remontan al siglo XII, cuando se empezaron a desecar mediante molinos pequeñas zonas lacustres y cuencas fluviales endorreicas, es decir, que no desembocan en el mar. Como la elevada presión demográfica seguía exigiendo más tierras, y las inundaciones no dejaban de amenazar aquellas situadas bajo el nivel del mar, durante los siglos siguientes prosiguió el movimiento colonizador. Las nuevas tierras, de gran fertilidad, se entregaban a campesinos que se responsabilizaban del mantenimiento de las estructuras a través de comités locales en los que también participaban burgueses y nobles. Estas instituciones adquirieron una creciente autonomía

y contribuyeron a que los campesinos neerlandeses quedaran en gran medida libres de toda exacción real o feudal, una situación excepcional en Europa. La obra de desecamiento se vio favorecida por el desarrollo de molinos dedicados al drenaje de tierras,que proliferaron en el siglo XV yalcanzaronplenadifusiónenelXVI,y que permitieron ampliar cada vez más la extensión de tierras desecadas.

Una empresa titánica En los primeros años del siglo XVII, la creación del pólder de Beemster marcó un punto de inflexión en la historia de la batalla holandesa contra los elementos: con sus 7.208 hectáreas, no sólo era mucho más grande que ningún pólder anteriormente construido, sino que fue el primero disputado directamente al mar del Norte, cuyas aguas superaban con MAPA DE LOS PAÍSES BAJOS EN 1701, CON LA LOCALIZACIÓN DEL PÓLDER DE BEEMSTER. QUINTLOX / ALBUM

frecuencia los diques que trataban de contenerlas y arrasaban vidas humanas y cultivos. Su éxito sirvió de ejemplo a otros territorios desecados posteriormente en el resto del país y en el extranjero. Situado a tres metros y medio por debajo del nivel del mar, el lago de Beemster era el más grande del norte de Holanda. Su desecación era una empresa de dimensiones colosales y requería una inversión de capital también extraordinaria. Todos los proyectos de pólderes eran costosos y sus impulsores, ayuntamientos o la iglesia local, debían recurrir Beemster a préstamos que suscribía una rica


HECHO HISTÓRICO

MAPA DE BEEMSTER

ALAMY / ACI

elaborado en 1658 en el que se aprecia la parcelación cuadriculada del terreno y el canal en forma de anillo que rodea el pólder.

clase capitalista formada por aristócratas, mercaderes y campesinos enriquecidos. En el caso de Beemster, el desafío sobrepasaba cualquier empresa anterior, pero los neerlandeses supieron resolverlo a través de un mecanismo de inversión en el que fueron pioneros: la sociedad por acciones. No en vano se había fundado en Ámsterdam, en 1602, la que hoy y es

considerada como la bolsa de valores más antigua del mundo (con permiso de la de Amberes). En 1607, un grupo de ricos comerciantes de Ámsterdam y altos funcionarios de La Haya obtuvieron autorización para desecarlo y dedicar las tierras liberadas a la explotación agrícola y ganadera. La asociación reunía a 123 accionistas, entre ellos

JAN «MAREA BA AJA»

Dirck van Oss, uno de los fundadores de la Compañía de las Indias Orientales, y su hermano Hendrick, alcalde de Ámsterdam. La dirección de las obras quedó a cargo de Jan Adriaensz Leeghwater, un reputado constructor de molinos. Leeghwater construyó 26 molinos con los que en 1610 había conseguido desecar casi totalmente el lago, pero p ese año una tempestad lo volvió a iinundar. Hubo que empezar de nuevo o toda la operación, esta vez con 40 m molinos, hasta que dos años después se completó el drenaje.

Granjas y mansiones JAN ADRIAENSZ se ganaría el apod dodeLeeghwater,«ma r -

rea baja», por sus habilidades en la construcción de pólderes. Entre 1607 y 1643,aademásdelpólder de Beemster, construiría tamb bién el cercano de Schermer, así como los de Heeerhugowaard, Purmer, Starnmeer y Wormer. JAN ADRIAENSZ EN UN GRABADO DE 1643. ALAMY / ACI

Una vez achicada el agua, el terrreno se dividió en parcelas ggeométricas, según el ideal racional de belleza propio del Renacimiento importado de Italia, creando un dad mero sobre el que se disponm drrían en armonía campos, pra-


TRAS AÑOS DE GUERRAS, SU DESTINO SERÁ SELLAR LA PAZ

ESTRENO EN CINES 27 JULIO =VÅTULM5):+,=/)16

C A M B I O de

RE NAS “A PA S I O NA N T E ” Bande á Part

“ FA S C I NA N T E ” Le Point © 2017 HIGH SEA PRODUCTION - SCOPE PICTURES - FRANCE 3 CINEMA - MOTION PARTNERS - MOTION PARTNERS BE - FEATURISTIC FILMS - AD VITAM - FD PRODUCTION

“ F O R M I DA B L E ” Studio Cine Live


HECHO HISTÓRICO

HANS BLOSSEY / AGE FOTOSTOCK

CANALES y molinos en el

término de Noordbeemster, uno de los municipios surgidos de la construcción del gran pólder de Beemster en el siglo XVII.

dos, granjas y aldeas. La tierra ganada al lago se dividió en rectángulos de 180 por 900 metros, con lo que cinco de estas unidades forman un módulo de 900 por 900 metros, que a su vez, en grupos de a cuatro, conforman una estructura superior. La red de caminos y canales discurre en paralelo de norte a sur y de este a oeste, con edificios dispuestos a lo largo de las vías de comunicación. Los lados cortos de los lotes están conectados por canales de drenaje y caminos de acceso. El viejo contorno natural lacustre está envuelto por un dique que rodea todo el pólder, con un canal en forma de anillo (el Beemsterringvaart) y caminos elevados flanqueados por árboles. Las nuevas parcelas, cubiertas por una capa de rica arcilla, resultaron ser extremadamente fértiles y se arrendaron a agricultores y ganaderos, mientras que, para huir del calor y la insalubridad de las grandes ciudades,

acaudalados mercaderes se construyeron villas y mansiones con jardines de diseños igualmente geométricos. A mediados del siglo XVII llegó a haber medio centenar.

sechas, debido a la sedimentación los suelos volvieron a estar pronto demasiado húmedos para el cultivo de cereales, así que el pólder se convirtió en un área de cría de ganado cuyos productos lácteos se comercializaban Un gran prado en las grandes ciudades holandesas: Pronto empezaron a brotar sobre el el queso de Beemster es famoso en pólder las peculiares stolpboerde- todo el país desde aquellos tiempos. rijen, o granjas de techo de campana, La verde y nutritiva hierba del pólder construcciones típicas de la Holan- también permitió engordar a rebaños da septentrional nacidas en el siglo de vacuno llegados incluso de AleXVI, que reciben este nombre por sus mania y Dinamarca. Cuatrocientos grandes tejados en forma de pirámide años después, las tierras agrícolas y bajo los que se almacenaban el gra- ganaderas dominan la mayor parte del no y el heno lo más lejos posible del Beemster, que en 1999 fue declarado húmedo suelo. Se trata de pequeñas por la Unesco Patrimonio Universal construcciones de base cuadrada, de la Humanidad. perfectamente integradas en el diseño JOAQUIM M. PUJALS PERIODISTA de las parcelas y en las que la vivienda y el establo comparten la planta baja. Para DOCUMENTAL Pero poco grano acumularon las Holanda, saber horizonte inventado campanas. Aunque los primeros años más rtve.es/alacarta se consiguieron algunas buenas co-


MONEDAS DE COLECCIÓN SERIE EUROPA 2018 BARROCO Y ROCOCÓ

METAL: DIÁMETRO: PESO TOTAL: CALIDAD: VALOR FACIAL: TIRADA MÁXIMA: W͘s͘W͗͘

Plata 925 40 mm 27 gramos Proof 10 Euro 7.500 unds. ϲϲ͕ϱϱΦ

METAL: DIÁMETRO: PESO TOTAL: CALIDAD: VALOR FACIAL: TIRADA MÁXIMA: W͘s͘W͗͘

Oro 999 30 mm 13,5 gramos Proof 200 Euro 2.000 unds. ϴϬϬΦ

hZK^dD/^/MEE/KE>>hZKϮϬϭϴ CASCO ANTIGUO DE SANTIAGO DE COMPOSTELA ϱϬE/sZ^Z/K^͘D͘&>/Ws/

D/^/MEE/KE>>hZK^dWZKK&ϮϬϭϴ CASCO ANTIGUO DE SANTIAGO DE COMPOSTELA ϱϬE/sZ^Z/K^͘D͘&>/Ws/

CALIDAD: No circulada TIRADA MÁXIMA: 20.000 unds. W͘s͘W͗͘ ϮϲΦ

CALIDAD: Proof TIRADA MÁXIMA: 2.000 unds. W͘s͘W͗͘ ϳϬΦ

ZdZ/d  ϮΦ WZKK& WdZ/DKE/K DhE/> ϮϬϭϴ CASCO ANTIGUO DE SANTIAGO

Julián Llorente Espoz y Mina, 15 28012 - Madrid Tel.: 91 531 08 41 Fax.: 91 531 10 92

DIÁMETRO: PESO TOTAL: CALIDAD: VALOR FACIAL: TIRADA MÁXIMA:

ZdZ/d  ϮΦ WZKK& ϱϬ E/sZ^Z/K ^͘D͘ &>/W s/

25,75 mm 8,5 gramos Proof 2 Euro 7.500 unds.

Ws W ͗ ϮϯΦ W͘s͘W͗͘

W͘s͘W͗͘ϮϯΦ

La Tienda del Museo Esquerdo, 36 Doctor Esquerdo 28009 - Madrid Tel.: 91 566 65 42 - 91 566 67 6 92 Fax: 91 566 66 96

COLECCIÓN COMPLETA: W͘s͘W͗͘ ϴϲϲ͕ϱϱΦ

Presentadas en n estuche individual o de colección, ĐŽŶ ĐĞƌƟĮĐĂĚŽ ĚĞ ĂƵƚĞŶƟĐŝĚĂĚ͘

Lamas Bolaño Gran Vía,, 610 08 8007 - Barcelo ona Tel.: 93 270 10 4 44 Faax: 93 302 18 4 47

Monedas de Oro y Plata ͬ^ĂŶƟĂŐŽϯ͕ϯǑ 37008 - Salamanca Tel.: 92 306 24 58

 ĚŝĮů Bordadores, od d 8 28 8013 - Madrid eel 7 el.: 91 366 42 71 Faax: 91 366 48 21

Diputac t ió, ió 305 08 8009 - Barcelona Te Tel.: 93 487 02 00 Fax: 93 487 4 03 92

Taambién en: Esstancos ŽŵĞƌĐŝŽƐ EƵŵŝƐŵĄƟĐŽƐƐ y Filatélicos

//ti

Visite el Musseo de la Real Casa de la M Moneda C/D C/Doctor EEsquerrdo, d 36

d

Precios válidos en el momento de la publicación del anuncio, que podrán ser modiicados en función de las cotizaciones de los metales o de los impuestos.


AKG / ALBUM

OBRA DE ARTE


HONORÉ DAUMIER

( 1 8 3 1)

Gargantúa Aprovechando la libertad de prensa instaurada en Francia desde 1830, Daumier realizó una vitriólica caricatura del rey Luis Felipe que le costó seis meses de cárcel

B

urlarse del poder es una tarea fácil. Hacer de esa transgresión una obra de arte capaz de trascender los siglos sin perder su actualidad sólo está al alcance de los grandes artistas. Luis Felipe de Orleans, rey de Francia entre 1830 y 1848, ya había sido satirizado por Charles Philippon en su revista La Caricatura, donde se lo presentaba bajo la figura de una pera, aprovechando su faz regordeta, rizado tupé y prolongadas patillas. Sin embargo, sería Honoré Daumier quien exasperaría al monarca con su excepcional e inmisericorde sátira publicada el 15 de diciembre de 1831.

En ella, el artista se servirá de una antigua tradición popular, carnavalesca y escatológica, para inmortalizar la figura del rey como un grotesco Gargantúa, el gigante protagonista de la conocida novela burlesca de Rabelais. El inmenso y tragaldabas rey-pera aparece aposentado sobre un tronoorinal, engullendo los recursos de la nación sólo para defecarlos luego en forma de privilegios destinados a las grandes fortunas. Observando con atención se discierne a la derecha a un grupo de esquilmados ciudadanos subiendo por una empinada rampa sacos de dinero hacia las insaciables fauces del barrigudo soberano.

Las extenuadas clases productivas apenas tienen recursos para alimentar a su prole, como manifiesta la mujer yacente con un niño en brazos. Mientras, la gran burguesía, vistiendo los ropajes de la prosperidad, vigila para que ni un solo franco escape a la Corona. La recompensa es recoger a manos llenas las reales deyecciones convertidas en privilegios ministeriales. El atrevimiento acarreó al artista una condena de seis meses de cárcel. Su obra, sin embargo, perduró como ejemplo de crítica del despilfarro y la ambición de los poderosos. ROBERTO FANDIÑO HISTORIADOR


VIDA COTIDIANA

Manjares en la Roma imperial: el arte del exceso En los festines de los romanos desfilaban los platos más extravagantes, como carne de avestruz o talones de camello Aunque los aristócratas pronto abandonaron la puls y la sustituyeron por el pan, Juvenal, entre los siglos I y II, recuerda que en las casas de la gente pobre aún hervían grandes ollas de terracota humeantes, llenas de polenta.

¡Que empiece el banquete! Una vez abandonada definitivamente la sencillez, en época imperial el banquete se convirtió en símbolo de estatus para la aristocracia. El consumo de carne aumentó muchísimo: sobre todo la de cerdo, que según Plinio era la carne más sabrosa (la única con cincuenta sabores distintos), la de cabra y, más raramente, la de oveja (animal del que sobre todo se obtenía leche y lana). También eran muy apreciadas las aves de corral: patos, pichones y ocas, que se engordaban para obtener el ficatum (nuestro foie gras). La gallina, en cambio, se crió durante mucho tiempo sólo por los huevos. La carne de bovino no se consumía mucho, ya

SABOR A PAN EN EL SIGLO II A.C., la dura focaccia (hecha con

puls seca y asada) fue sustituida por el pan fermentado con levadura. Aparecieron también las primeras panaderías (pistrina), aunque muchos conservadores vieron en este cambio un signo de decadencia de las costumbres. MERCADO. RELIEVE ROMANO. MUSEO GREGORIANO, VATICANO. SCALA, FIRENZE

LA ALEGRÍA y los excesos AKG / ALBUM

U

n antiguo romano nos ha enviado una invitación para cenar. Imaginemos que nos encontramos a orillas del Tíber, al atardecer. Después de trabajar, empieza el descanso vespertino y en todas las casas comienzan los preparativos para la cena. Estamos en época imperial, cuando la austera simplicidad republicana a la hora de comer dio paso al lujo. Al principio, los gustos de los romanos eran sencillos. El plato principal en todas las mesas en época republicana (hasta el siglo I a.C.) era la famosa puls, una especie de polenta hecha de harina –normalmente de farro– empapada en agua, hervida y acompañada de legumbres, huevos, verduras y, para quien pudiera permitírselo, también de carne. Este plato se extendió por toda la Italia antigua, hasta tal punto que los griegos dieron a los romanos el sobrenombre de pultiphagi pultiphagonides, esto es, «comedores de polenta».

de un banquete romano se representan en este grabado de Heinrich Leutermann.

que estos animales eran fundamentales para trabajar los campos, tanto que hasta finales del siglo IV matar uno estabapenado con el exilio o la muerte. Completaban el cuadro los animales de caza, como la liebre, el ciervo y el jabalí. Su carne era dura y nudosa, así quesehervía con agua o leche, una, dos e incluso tres veces. Como así perdía todo su sabor, para hacerla más apetitosa se añadían salsas, condimentos y especias. El pescado entró tarde en la alimentación, pero durante el Imperio su consumo se extendió: anguilas, mújoles,doradas, lubinas, crustáceos, carísimos moluscos y morenas.


Con la expansión por el Mediterráneo, llegaron a orillas del Tíber alimentos y sabores nuevos. Entre ellos, frutas como las cerezas, que, según la tradición, fueron introducidas en 65 a.C. por Lúculo, quien las descubrió en el mar Negro mientras luchaba contra Mitrídates; los melocotones y los limones (originarios de China y Pakistán) llegaron a Roma desde Persia; los albaricoques, desde China; la granada, que era conocida en todo Oriente, y los dátiles, de África. Estas frutas exóticas eran muy caras, tanto que Marcial se queja de la tacañería de un anfitrión que no ofrecía fruta a sus comensales.

La moda romana de celebrar cenas a la griega CON EL PASO DEL TIEMPO, los aristócratas romanos empezaron a celebrar banquetes tumbados en una especie de lechos, imitando la nueva moda importada por los griegos que, a su vez, habían tomado esta costumbre de los pueblos de Oriente.

Estas camas, que se caracterizaban porque tenían capacidad para tres personas, se colocaban de forma circular alrededor de una mesita central, y sólo se dejaba paso para el servicio. La sala del banquete tomó el nombre de este lecho, TRICLINIO, y los más ricos tenían incluso

varios triclinios: algunos eran más adecuados para verano y otros para invierno. Para no ensuciar la colcha sobre la que se tendían, los invitados traían una SERVILLETA de su casa. Con ella se podían envolver también las sobras de la comida, que el anfitrión ofrecía al acabar la velada.


VIDA COTIDIANA

COMER CON LAS MANOS

NATURALEZA MUERTA. MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL, NÁPOLES.

TUMBADOS y con el brazo de-

PRISMA / ALBUM

CUCHARAS Y CUCHARONES CUCHARONES. MUSEO ARQUEOLÓGICO. SAINT-GERMAIN-EN-LAYE.

En las reservas de caza llegaron a criarse animales exóticos como el avestruz, originario de África, y el faisán, procedente de zonas cercanas al mar Negro. En época imperial también se contrataban cocineros profesionales. Los más buscados eran, sin duda, los orientales y los griegos, que no sólo tenían que cocinar platos exóticos, sino también «crear» auténticas obras de arte, ya que había que presentar la comida en la mesa de forma escenográfica. Estamos muy lejos de la austeridad y la sencillez de los primeros tiempos,

cuando cocinaba el propio anfitrión. De re coquinaria, manual culinario atribuido a Apicio, un gastrónomo del siglo I, es, sin duda, la obra gastronómica más famosa del mundo antiguo e ilustra muy bien cómo era la cocina durante el Imperio. En sus recetas destacan la mezcla en un mismo plato de carne y pescado, el uso y abuso de los condimentos hasta ocultar el sabor de la comida y, sobre todo, la mezcla de dulce y salado, que daba a los platos un sabor agridulce típico de la tradición oriental. Esconder el gusto original de los alimentos hoy en día nos parece absurdo, pero no lo era para los anti-

Marcial critica la tacañería de un anfitrión que no ofrecía fruta a sus invitados UM

FRUTAS EXÓTICAS (POSIBLEMENTE CEREZAS). MOSAICO. SIGLO III. EL DJEM. LB

RUE DES ARCHIVES / ALBUM

recho libre, los comensales no usaban cubiertos, difíciles de manejar en esa postura. Pero eso no era un problema, puesto que la comida estaba cortada en trozos pequeños. Ovidio escribe: «Coge la comida con la punta de los dedos, también es un arte que requiere elegancia». ¿Y para limpiarse la bopan ca? Miga de pan.

G AK

/A

guos romanos. Baste con pensar que en uno de sus epigramas, Marcial elogia el virtuosismo de un cocinero capaz de imitar todos los platos ¡usando sólo calabazas! E incluso el mismo Apicio da recetas de arenques... sin arenques.

Cena con sorpresa Sorprender a los invitados era imperativo, como se refleja en el Satiricón de Petronio, obra de fantasía, pero seguramente inspirada en modas reales del siglo I. En él se describe el pantagruélico banquete del liberto Trimalción, un antiguo esclavo convertido en nuevo rico; durante la cena se sirve un jabalí cocinado entero, rodeado de lechones hechos con pasta de almendras y dos cestas llenas de dátiles colgadas de sus colmillos. Cuando el cocinero clava el cuchillo en el costado del animal, salen tordos vivos volando. Pero su libertad dura poco, ya que las aves enseguida son capturadas, cocinadas y servidas.


CONVOCA EL NUEVO CONCURSO FOTOGRÁFICO

H2OCEAN

2018

PATROCINADO POR

El concurso National Geographic H2Ocean está patrocinado por #DiscoverYourPlanet Prospex de Seiko, una campaña que anima a las personas a explorar el planeta, descubrir sus maravillas, en especial las de los océanos, y a tomar conciencia de la importancia de su conservación. Durante la acción #DiscoverYourPlanet nos acompañará Fabien Cousteau, embajador y líder del Instituto Educativo Centro de Aprendizaje Oceánico, una organización que vela por el desarrollo de iniciativas globales destinadas a la preservación de los mares. Seiko dona una parte de los beneficios de la colección Prospex Save The Ocean a esta organización. A través de H2Ocean, descubramos juntos nuestro planeta: #DiscoverYourPlanet.

P RE M IO DE L JU RA DO El primer premio, un reloj SEIKO PROSPEX SPB077J1 será otorgado por un jurado cualificado compuesto por el director y el equipo de redacción de National Geographic y reconocidos fotógrafos colaboradores de la Sociedad. T RE S P RE M IO S P O R V O T A C IÓ N P O P U L A R Además, por votación popular on line se eligirán tres finalistas que serán premiados con los relojes de la colección Save the Ocean: SRPC93K1, SRPC91K1 y SSC675P1.

ENVÍANOS TUS MEJORES IMÁGENES DEL OCÉANO Consulta las bases del concurso en: www.ng.com.es/concurso-seiko LA PARTICIPACIÓN SE CIERRA EL 3 DE SEPTIEMBRE


VIDA COTIDIANA

Jamón con costra

UNA MUJER TRABAJA EN LA COCINA DE UNA CASA POMPEYANA. DIBUJO DE PETER CONNOLLY.

Apicio, De re coquinaria VII.IX.1 SIINTENTÁRAMOS adaptaralgunarecetadeApi-

cio, nos encontraríamos con un gran problema: el gastrónomo enumera los ingredientes, pero no las cantidades. La receta que aquí reproducimoshasidointerpretadaporchefsmodernos. Ingredientes: 1 jamón de unos 3 kg. Para la pasta brisa: 500 g de harina • 2 cucharaditas de té rasas de sal • 10 cucharadas y media de aceite • 8 cucharadas de agua fría. o zumo de piña (Apicio utiliza miel). Preparar la pasta brisa, extenderla con un rodillo y envolver bien el jamón. Decorar con los recortes y pintar con yema de huevo. Introducir en el horno a 180 grados hasta que la pasta esté bien dorada. Servir caliente o frío. Frío está más bueno.

Dejando a un lado la literatura, un plato muy famoso y refinado era el porcus troianus: un cerdo relleno de salchichas con salsas aromáticas y verduras, cuyo nombre recuerda al del legendario caballo de Troya, que estaba «relleno» de soldados griegos. El sibarita Lúculo se hizo construir un triclinio dentro de una pajarera. Así, mientras sus invitados degustaban carne de pavo real o faisán, también podían ver al animal vivo y revoloteando. Pero había un pequeño inconveniente: el olor a gallinero, que hacía imposible permanecer en su interior. Más suerte tuvieron los triclinios de agua. Plinio el Joven describe uno: en uno de los extremos de una piscina curvilínea, los comensales se tumbaban en triclinios de mampostería. Desde el otro lado, los sirvientes empujaban sobre el agua bandejas de madera repletas de delicias, de modo que llegaran flotando hasta los comensales.

Una moda muy extendida entre los ricos fue el uso de nieve para enfriar los alimentos. Con la nieve se hacían sorbetes a base de leche, huevos y miel: ¡Un auténtico helado avant la lettre! Entonces, como ahora, los médicos se mostraban contrarios a las bebidas heladas, porque además la nieve llegaba sucia a las copas a causa de los varios pasos que tenía que seguir: se recogía en los picos nevados, se transportaba en carros, se embalaba con paja y, por último, se almacenaba. Plinio cuenta que Nerón fue el primero que utilizó nieve para enfriar el agua, mientras que Suetonio explica que introdujo también la moda de bañarse con nieve para aliviar el calor del verano. Los gustos cambian con el tiempo. Y eso se ve en algunos de los alimentos más apreciados por los aristócratas. La carne de pavo real, por ejemplo, se consideraba muy delicada y era muy cara; una vez cocinado, el animal se

AKG / ALBUM

Preparación: Comprar un jamón cocido (Apicio aconsejaba hervirlo con muchos higos secos y tres hojas de laurel, pero hoy basta con comprar un buen jamón) y quitar la corteza y parte de la grasa. Hacer una serie de cortes a cuadros sobre la superficie y empapar con azúcar moreno

servía entero y decorado con sus bellísimas plumas. Gracias al edicto de Diocleciano sabemos que la hembra del pavo real, con plumas más discretas, costaba un tercio menos que el macho. Asimismo, parece que fue un auténtico manjar la lengua de flamenco, así como los talones del camello –de los cuales Apicio da la receta–. Por no hablar del cerebro de avestruz, muy apreciado por Heliogábalo, o de la carne de cachorro de perro. Muchos de estos alimentos hoy nos causan repugnancia, pero, como nos enseñaron los antiguos romanos, de gustibus non est disputandum: sobre gustos no hay nada escrito. BARBARA FAENZA HISTORIADORA

Para saber más

ENSAYO

La vida en la antigua Roma H. W. Johnston. Alianza, Madrid, 2016. TEXTOS

De re coquinaria: antología de recetas de la Roma imperial Marco Gavio Apicio. Alba, Barcelona, 2006.


ANIMALES EN LA HISTORIA

UN EJEMPLAR DE QUETZAL MACHO DESPLIEGA SUS ALAS EN LA FRONDOSA JUNGLA DE GUATEMALA. SE APRECIAN SUS DOS LARGAS PLUMAS CAUDALES.

O. PROSICKY / AGE FOTOSTOCK

gallo […]. Las plumas que crían en la cola se llaman quezalli [y] son muy verdes y resplandecientes […] y toda la espalda tiene las plumas verdes muy resplandecientes». Cuando la neblina de los tupidos bosques se levanta, con suerte se puede observar a estas aves alimentándose de aguacates silvestres o realizando maniobras de cortejo, dejando en el cielo coloridas estelas de plumas. Fue tal vez en ese mágico instante cuando los antiguos mesoamericanos quedaron hechizados y vieron en esta ave la reencarnación de uno de sus dioses más antiguos: Quetzalcóatl para los aztecas o Kukulkán para los mayas.

B UM

E

l quetzal es una de las aves más hermosas del continente americano y un pájaro sagrado para todas las culturas mesoamericanas, porque en este animal se funden el cielo y la tierra. El quetzal no posee la envergadura del cóndor andino ni la potencia del águila, pero su belleza le hizo objeto de deseo entre la nobleza mesoamericana, y la iridiscencia de sus plumas alimentó mitos y dioses. El quetzal, según fray Bernardino de Sahagún, cronista español del siglo XVI, «tiene plumas muy ricas y de diversos colores; el pico agudo y amarillo, y […] un tocado en la cabeza, de pluma, como cresta de

/ AL

En la antigua Mesoamérica existían cazadores profesionalees que capturaban vivos a los quetzales para comercializar su bello plumaje, con el que se elaboraban espléndidos tocados

AKG

El quetzal, ave sagrada de mayas y aztecas UN VENDEDOR DE QUETZALES CARGA ALGUNAS DE ESTAS AVES. CÓDICE FEJERVARY-MAYER. MUSEO DE LIVERPOOL.

La serpiente emplumada era el dios protector que sacrificó su sangre por los hombres, para darles la vida, regalarles la agricultura, el fuego y la escritura. Este dios benévolo sufrió tentaciones y cayó en desgracia. Desapareció en el cielo como estrella matutina –el planeta Venus– y prometió regresar algún día por el Este.

Las plumas más deseadas Desde el principio de los tiempos, los pueblos originarios de Mesoamérica (la región cultural que comprende México y América Central) sucumbieron a la belleza de esta ave prodigiosa, cuyos machos están provistos de cuatro plumas caudales de 90 centímetros de largo. Con estas largas plumas se confeccionaban penachos exclusivos para las élites mesoamericanas: reyes, sacerdotes y guerreros lucieron estos tocados, e incluso la palabra «quetzal» formó parte de los nombres de algunos gobernantes, como Quetzal Jaguar I (K’uk Balam), fundador de la dinastía de Palenque. El tráfico de estas plumas originó un comercio de lujo controlado por los pochtecas o comerciantes de larga distancia, y de su elaboración se encargaron los amantecas, unos artesanos especializados en confeccionar elementos con plumas. Los quetzales eran tan preciados que cazarlos sin permiso se pagaba con la vida.


EL REY YAXUN BALAM IV y su esposa, la Señora Wak, representados con tocados de plumas en un dintel del yacimiento de Yaxchilán, en Guatemala. SCIENCE HISTORY IMAGES / ALAMY / ACI

Los mesoamericanos pronto comprobaron que la reproducción de esta ave en cautividad era muy complicada, tal como expresa la Relación de Guatemala, del siglo XVI: «Imposible criarlos, ni en jaula ni de otra manera, aunque se ha probado, porque ni quieren comer ni reposar». Por eso los aztecas enviaban a sus mejores cazadores a los bosques tropicales de Guatemala, para que los atraparan sin estropear las preciadas plumas. «Esta granjería de las plumas es muy costosa y trabajosa, y aun peligrosa para los indios, porque, demás de gastar muchos días en caminos y en esperar la caza, muchas veces caen de los árboles y se

quiebran piernas y brazos, y algunas veces mueren […]. Habían de dejar el trepar para los monos, que se ayudan de la cola que Dios les dio como cuerda para colgarse dellas, y dejarían a estas pobres y hermosas aves gozar de su librea verde y dorada». Una vez localizados los pájaros «aguárdanlos cuando están en los nidos y cógenlos dentro, y pélanlas a las tristes todo el cuerpo y cola, salvo los cuchillos de las alas, y ansí las envían en camisa [a las aves]». También había árboles con nidos de quetzal que, sin duda, pertenecían o al rey o a algún noble. En este caso, los pájaros se cazaban «con varas o cuerdas de liga, las cuales ponen en los bebede-

ros, o en los árboles donde tiene el pájaro su comida, que es una frutilla conocida de los indios. Y estos árboles y bebederos son de indios particulares y se venden y heredan». En la actualidad, el quetzal está considerado una especie en peligro. El problema de su conservación no radica sólo en la caza furtiva y su comercio ilegal, sino también en la deforestación de su hábitat. Si no se remedia, sólo quedará su memoria en los antiguos libros y piedras mesoamericanos o en la bandera y la moneda de Guatemala que, en 1871, la declaró ave nacional. ISABEL BUENO DOCTORA EN HISTORIA


CARGANDO A HOMBROS LA BARCA

Un grupo de sacerdotes carga a hombros la sagrada barca del dios Amón durante la celebración del festival de Opet. Relieve de la capilla Roja de Hatshepsut en Karnak. MAGICA / ALAMY / ACI

L A G R A N F I E S TA D E L D I O S A M Ó N E N T E B A S

EL FESTIVAL Cada año tenía lugar en Egipto una multitudinaria procesión en la que se trasladaba


MARINA ESCOLANO-POVEDA DOCTORA EN EGIPTOLOGรA. UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS (BALTIMORE, EE. UU.)

DE OPET la efigie del dios Amรณn de Karnak hasta el templo de Luxor


Templo de Luxor

Avenida de las Esfinges

Templo de Mut Templo de Khonsu

ILUSTRACIÓN 3D: 4D NEWS

Templo de Karnak

ARALDO DE LUCA

Sobre estas líneas, recreación de los templos de Karnak y Luxor, unidos por una avenida de esfinges.

l visitante que deambula por los patios y las salas columnadas del templo de Luxor, cuyas evocadoras ruinas se alzan en la orilla oriental del Nilo, suele quedar fascinado frente a las dimensiones colosales del lugar. A medida que se penetra en el edificio, la amplitud deja paso a una sucesión de espacios recogidos, ocultos, en los cuales la cegadora luz del sol egipcio deviene en penumbra. Sobre sus muros, multitud de escenas describen con exquisito detalle distintos momentos de los rituales que tuvieron lugar allí hace miles de años. Hoyeltemploestávacío,ysusilencioqueda truncado únicamente por las charlas de guías y turistas. No obstante, si el visitante dedica tiempo suficiente a observar los relieves de las paredes,aperderseentrehilerasdesacerdotes, altos funcionarios, animales o acróbatas, es posiblequepuedarecrearensumenteeljolgorio de los festivales que tiempo atrás llenaron las avenidas procesionales y los patios de este magnífico lugar, y percibir el intenso olor del incienso en lo más recóndito del santuario.

E

EL SACERDOTE RAMSESNAKHT SOSTENIENDO LA TRÍADA TEBANA: AMÓN, MUT Y KHONSU. MUSEO EGIPCIO, EL CAIRO.

La antigua Tebas, en tiempos del poderoso Imperio Nuevo (1552-1305 a.C.) enclave de gran importancia política y religiosa, se convirtió durante la dinastía XVIII en un gran escenario ceremonial. Éste se organizaba según dos grandes ejes alineados con los puntos cardinales y con los dos principales ciclos reguladores de la vida en el antiguo Egipto: el trayecto diario del sol, de este a oeste, y el curso del Nilo, con su inundación que fertilizaba los campos, de sur a norte. Estos ciclos habían regulado la vida a orillas del Nilo desde tiempos inmemoriales, y eran celebrados mediante distintos festivales que se sucedían a lo largo del año.

Un festival entre dos templos Durante el reinado de Amenhotep III (13901352 a.C.),se monumentalizaron los espacios ceremoniales en los que tenían lugar antiguos rituales con la construcción de nuevas avenidas procesionales,patios,pilonos e incluso santuarios enteros. De hecho, la mayor parte del templo de Luxor tal como se conserva hoy fue erigida por Amenhotep III,con importantes añadidos posteriores, entre los que destacan los de Ramsés II ochenta años después.

GÜNTER GRÄFENHAIN / FOTOTECA 9X12

DE KARNAK A LUXOR


SALA HIPÓSTILA DE KARNAK

El faraón Seti I inició la construcción de la gran sala hipóstila del templo de Amón en Karnak, completada por su hijo Ramsés II. Desde este santuario salían en procesión las barcas sagradas con las estatuas de la tríada tebana hacia el vecino templo de Luxor.


CAPILLA ROJA DE HATSHEPSUT EN KARNAK, TAL COMO PUEDE VERSE HOY EN DÍA TRAS SU RESTAURACIÓN.

La capilla Roja de la reina LAS EVIDENCIAS más antiguas que tenemos del festival de Opet corresponden al reinado de Hatshepsut, y se encuentran talladas principalmente en el lado sur de la llamada capilla Roja de Karnak. Esta capilla, hecha con bloques de cuarcita y diorita, fue comenzada a finales del reinado de Hatshepsut y terminada por su sobrino y sucesor Tutmosis III. DESPUÉS DE FINALIZAR su decoración, la

capilla fue desmontada y sus bloques fueron reutilizados en distintos monumentos del recinto de Amón en Karnak. Estos bloques fueron descubiertos a finales del siglo XIX, y gracias sobre todo a la numeración de las escenas relativas al festival de Opet se pudo reconstruir el edificio completo, que hoy puede visitarse en el Museo al Aire Libre de Karnak. MAGICA / ALAMY / ACI

La principal de estas celebraciones tebanas, el festival de Opet, tenía lugar precisamente entre el templo de Luxor y el gran complejo templariodeKarnak,unidoalanteriormediante una avenida de esfinges de tres kilómetros de longitud.El nombre del festival,heb ipet en lengua egipcia,estaba vinculado al del templo de Luxor, cuyo nombre era ipet-resyt. El término «opet» o «ipet» parece referirse a las habitaciones privadas del palacio real, y en el caso del tem mplo,a su santuario más recóndito. Asípues,elssignificadodelnombredeltemplo de Luxor serría Santuario del Sur,y el del festival, Festival del Santuario. La importancia de esta festivid dad era tal que dio nombre al mes en el que ten nía lugar,pa-en-ipet,«el de Opet». La existencia del festival está atestiguada por prim mera vez en tiempos de la reina Hatshepsutt (1473-1458 a.C.), y pese a que algunos investigadores han propuesto un o origen anterior, las evidencias no son claras. El festival comenzaba el día 15 deel segundo mes de la estación de akhet, laa de la inundación. En tiempos deTutm mosisIIIseprolongabaduranteonce días,pero a lo largo del tiempo su duración

se fue extendiendo. A inicios del reinado de Ramsés III (1184-1153 a.C.) duraba 24 días,y a sumuertesehabíanincorporadotresdíasmás. Lacelebracióndebiódemantenersehastaépoca romana,aunque los datos disponibles para los períodos más tardíos son problemáticos.

La visita divina Pese a tratarse de un festival de tal relevancia, ningún texto conservado explica realmente en qué consistía. Las principales fuentes para el conocimiento del festival de Opet son iconográficas, y provienen de la capilla Roja y el templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari; del Akhmenu –el templo de Tutmosis III en Karnak–; de la columnata de Amenhotep III decorada por Tutankhamón en Luxor, y de distintos pilonos y patios del templo de Amón en Karnak. A partir de estas representaciones podemos hacernos una idea de las distintas fases de la fiesta de Opet y de su evolución en el tiempo. El principal elemento del festival era la visita del dios Amón de Karnak al templo de Luxor en su barca sagrada,llamada en egipcio imen-user-hat,«Amón, poderoso de proa». La barca de Amón estaba

BALAGE BALOGH / RMN-GRAND PALAIS

ERICH LESSING / ALBUM

EL ANIMAL SAGRADO DE AMÓN El carnero, como el de la imagen, era el animal asociado a Amón, aunque el dios raramente se representó con la forma de este animal.


PARTIDA DE KARNAK

Este dibujo recrea la multitudinaria salida de las tres barcas sagradas del templo de Karnak. La procesiĂłn es recibida con vĂ­tores, mientras se agitan sistros y se entonan canciones.


De la dureza de llevar a hombros las barcas sagradas da fe este relieve del templo de Ramsés III en Medinet Habu, donde se aprecia el esfuerzo de los sacerdotes.

construida en madera de cedro del Líbano chapada en oro, y su proa y su popa estaban decoradas con sendas cabezas de carnero, uno de los animales sagrados del dios. En tiempos de Hatshepsut, sólo la barca de Amón realizaba el trayecto entre Karnak y Luxor. En un inicio, el trayecto de ida tenía lugar por tierra. La barca era cargada a hombros por un grupo de sacerdotes y se detenía en seis altares construidos por Hatshepsut a lo largo de la avenida de las esfinges que unía ambos templos. El regreso a Karnak se realizaba por el río aprovechando el curso de la corriente. Bajo Tutankhamón, sin embargo, el trayecto en ambos sentidos tenía lugar a través del Nilo. En el viaje hacia el sur, a contracorriente, las

BRIDGEMAN / ACI

Las barcas entraban en el santuario acompañadas sólo de altos sacerdotes y el faraón SISTRO DE BRONCE GRECORROMANO. MUSEO EGIPCIO, EL CAIRO.

Rituales misteriosos Tras atracar en el embarcadero del templo de Luxor, las barcas de los dioses accedían al recinto sagrado a hombros de los sacerdotes. En el exterior del templo se realizaba una serie de ceremonias, tras las cuales las barcas penetrabanenelsantuarioacompañadasúnicamente por sacerdotes de alto rango y por el faraón. Tras estas ceremonias, las barcas regresaban a Karnak por el río. Pese a que los relieves conservados proporcionan muchos detalles sobre las procesiones, no ofrecen ninguna indicación sobre el carácter de los rituales que tenían lugar en el interior del templo de Luxor. Una interpretación propugna que se trataba de un ritual que confirmaba la transmisión al

ARRIBA: THE NEW YORK PUBLIC LIBRARY. ABAJO: WERNER FORMAN / GTRES

DEA / ALBUM

SACERDOTES «COSTALEROS»

barcas eran remolcadas por otras barcas y por grupos de hombres desde la orilla. Participar en el remolque de las barcas se consideraba un grandísimo honor, digno de mención en las biografías de los altos oficiales implicados. Algo que puede recordarnos el prestigio que tiene la participación como costalero en las celebraciones de la Semana Santa española. En los relieves del reinado de Tutankhamón, además de la barca de Amón vemos que se incorporaron a la procesión las barcas de Mut, la consorte del dios, y Khonsu, el hijo de ambos, que eran recogidas por la comitiva en sus respectivos templos en Karnak. También aparece en los relieves una cuarta barca, correspondiente al faraón reinante. Durante los trayectos fluviales, la comitiva era acompañada desde la orilla por soldados, bailarines extranjeros y portadores de ofrendas, entre las que destacan bueyes cebados destinados al sacrificio. En los relieves de Tutankhamón en Luxor aparecen además tres canciones (inscritas en jeroglíficos), que entonaban sacerdotes y sacerdotisas acompañando a la navegación. Estas canciones parecen muy antiguas, pues fragmentos de las mismas se encuentran en monumentos del Imperio Antiguo. El pueblo también participaba en el festival, acompañando a la procesión. Es posible que Amón emitiese oráculos durante los trayectos de las barcas por tierra, respondiendo a las preguntas de forma afirmativa o negativa mediante una inclinación del altar en el que se hallaba la estatua del dios.


3

9 6 4 5

8

2 7

2

1

LA BARCA DEL DIOS el grabado sobre estas líneas muestraa la barca procesional de Amón colocada en u una gran barca fluvial 1 para realizar el viaje en ntre Luxor y Karnak por el Nilo. Esta barca fluvvial está decorada con cabezas de carnero en n la proa y en la popa, tocadas con una corona atef, símbolo de renacimiento 2 . En el centro dee la embarcación se alza una gran capilla 3 don nde se ha colocado la barca sagrada que contieene la estatua divina, oculta a la vista de todos 4 . El faraón, coronado con una corona azul jepresh 5, realiza ofrendas de incienso delante de la capilla que contiene la barca de Amón. Sobre el rey está la diosa buitre Nekhbet 6, protectora de e la realeza. Ante el faraón hay otra barca sostenida por las almas de Nekhen 7, que son una rep presentación de los ancestros de los faraones, con c cabezas de cánidos. En la popa se guardan d dos barcas más 8. Los remos están rematados con c cabezas de carnero 9, símbolo del dios.

INSIGNIA DE BRONCE EN FORMA DE BARCA SOLAR; LA CAPILLA CENTRAL CONTIENE UNA ESTATUA DE AMÓN. LA BARCA DESCANSA SOBRE UN COCODRILO QUE REPRESENTA AL DIOS SOBEK.


Sacerdotisas y cantantes CONOCEMOS tres de las canciones que se entonaban durante el festival de Opet gracias a que fueron inscritas por Tutankhamón en las paredes de la gran columnata de Amenhotep III en el templo de Luxor. En los muros vemos que las canciones las entonaban unas sacerdotisas que agitan en sus manos unos sistros (especie de sonajeros relacionados con la diosa Hathor) y collares rituales menat, y un grupo de sacerdotes uab (puros) en posición de recitación. EL TEXTO JEROGLÍFICO de una de las can-

ciones dice así: «Recitación: Saludos, Amón-Re, dios primigenio de las Dos Tierras que está al frente de Karnak, en tus apariciones en gloria en mitad de tu flota [¿fluvial?] en tu hermoso festival de Opet, que tu corazón esté satisfecho con él».

ACRÓBATAS Y TOCADORAS DE SISTROS EN UN RELIEVE DE LA CAPILLA ROJA DE KARNAK.

BRIDGEMAN / ACI

MARGARETE BÜSING / RMN-GRAND PALAIS

monarca del ka real,la fuerza vital compartida por todos los faraones de Egipto desde la creación –la coronación de Horemheb, por ejemplo, tuvo lugar durante el festival de Opet–.Unodeloselementosprincipalesde este ritual sería la celebración de la divina concepción del monarca, que lo identificaba como hijo de Amón. Precisamente en una de las salas del templo de Luxor,junto al santuario de la barca de Amón,aparece representada la unión entre el dios y la madre de Amenhotep III (teogamia). La primera atestiguación de este ritual data del reinado de Hatshepsut. Además del culto al ka del faraón reinante, es posible que el festival representase la renovación de la fuerza vital de Amón. El recorrido de la procesión a lo largo de un eje norte-sur puede conectarse con la celebración del regreso de la inundación al país, y con él, de la vida y la prosperidad a orillas del Nilo.

Con el ascenso del cristianismo en Egipto, el culto a los antiguos dioses fue abandonado progresivamente. No obstante, el carácter sagrado del templo de Luxor se mantuvo, y la esquina noreste del patio de Ramsés II se convirtió en una iglesia. Según cuenta la leyenda, quien introdujo la fe musulmana en Luxor fue un misionero llamado Abu elHaggag,que a su muerte fue enterrado en una mezquita levantada sobre una iglesia anterior. En su honor se sigue celebrando cada año un festival, el mulid («cumpleaños» en árabe) deAbuel-Haggag,amediadosdelmeslunarde Shaaban. Durante el festival, junto al templo de Luxor, se hace la procesión de unas barcas con velas de brillantes colores, en las que se ha visto una pervivencia del festival de Opet. Más de tres milenios después, con otro nombre y otro aspecto, la barca de Amón sigue hoy en día realizando su navegación anual. Para saber más

ENSAYO

Hablan los dioses Donald B. Redford. Crítica, Madrid, 2003. Aguas mágicas: el Nilo en la memoria y la religiosidad del mundo antiguo José Ramón Aja Sánchez. UNED / Universidad de Cantabria, 2015.

ARNAUD CHICUREL / GTRES

DIBUJO DE LA BARCA DE AMÓN En este fragmento de piedra calcárea, un artista realizó el boceto del transporte de la barca del dios Amón, que representó con todo detalle. Museo Egipcio, Berlín.


EL TEMPLO DE LUXOR

En la imagen, el primer pilono del templo de Luxor, flanqueado por dos colosos de Ramsés II. Luxor era el destino de la procesión que venía de Karnak; aquí tenían lugar los rituales de regeneración necesarios antes de que la tríada tebana regresara a su casa navegando por el Nilo.


DÍA DE FESTIVAL EN TEBAS Este dibujo representa el momento en que las barcas de Amón, Mut y Khonsu entran en el templo de Luxor, concretamente en el primer patio, construido por Ramsés II. Acto seguido, las barcas se guardan en sus capillas para que los dioses recuperen fuerzas mediante solemnes rituales. Luego, el cortejo entra en el segundo patio, el de Amenhotep III, y avanza hasta lo más profundo del sanctasanctórum, donde los dioses son recibidos por el faraón. 1 Avenida de esfinges Una larga avenida de esfinges, unas con cabeza de carnero y otras con cabeza humana, unía los templos de Karnak y de Luxor. El trayecto de las barcas tenía lugar en parte por esta vía y en parte por el río.

2 El primer patio En la imagen se representa el primer patio del templo de Luxor, que fue construido por Ramsés II. En el lado noroeste del patio estaba el triple altar donde se colocaba la barca de Amón.

3 Las barcas sagradas Desde el templo de Karnak, las barcas de la tríada tebana –Amón, Mut y Khonsu– y del faraón reinante eran llevadas a hombros por sacerdotes hasta su destino en el templo de Luxor.

4 El pueblo Durante los festivales, el pueblo egipicio podía acceder a los patios exteriores de los templos para participar en la entrega de ofrendas de alimentos, que luego eran distribuidos entre los asistentes.


3

4

ACCUARELA DE JEAN-CLAUDE GOLVIN. MUSÉE DÉPARTEMENTAL ARLES ANTIQUE. © ÉDITIONS ERRANCE

2

1


J OYA D E L A S I R I A RO M A N A

Fundada por los sucesores de Alejandro Magno, la ciudad de Gerasa, en la actual Jordania, unió la tradición semítica con la helenística. Tras su conquista por Roma, se convirtió en una de las urbes más importantes de la Decápolis EVA TOBALINA ORAÁ UNIVERSIDAD INTERNACIONAL DE LA RIOJA


LA GRAN PLAZA OVAL

Levantada en el siglo I d.C., esta grandiosa plaza conectaba el templo de Zeus con la avenida principal de Gerasa. En las columnas que rodeaban la plaza se colgaron inscripciones con los nombres de los benefactores de la ciudad. KITTI BOONNITROD / GETTY IMAGES


AS F /A

LB UM

EL EMPERADOR ADRIANO

Adriano visitó Gerasa durante sus viajes a lo largo del Imperio. Arriba, anverso de un áureo con la efigie del emperador. MAN, Madrid.

C R O N O LO G Í A

GRIEGOS, JUDÍOS Y ROMANOS

ganadero, como los amonitas o los moabitas, mencionados con frecuencia en la Biblia hebrea. Sin embargo, toda la región estaba a punto de experimentar profundas transformaciones. Por un lado, la actividad caravanera se incrementó gracias a la domesticación del camello. Los señores del desierto, los nabateos, comenzaron a expandirse cada vez más al norte, y una de sus capitales, Petra, se alzaba junto al Camino del Rey. Por otro, a finales del siglo IV a.C., el Próximo Oriente se integró en el imperio del rey macedonio Alejandro Magno, y tras la muerte de éste, en 323 a.C., quedó dividido entre sus generales.

El orígen mítico de Gerasa Transjordania se convirtió en un territorio en disputa entre el Egipto ptolemaico y el Imperio seléucida, gobernados ambos por descendientes de nobles macedonios. Durante doscientos años, la cultura griega se extendió por la región, mezclándose con las tradiciones semitas y el idioma arameo, y propiciando el comienzo de una época brillante: el helenismo. Así, los viejos reinos amonitas y moabitas dejaron paso a un ramillete de prósperas ciudades-estado de carácter comercial y cultura helenística, una fórmula que se adaptaba mejor a la accidentada geografía de la zona y al creciente flujo caravanero. Una de estas ciudades fue Gerasa. A sus moradores les gustaba contar una historia curiosa sobre el nombre de su ciudad. Aseguraban, con orgullo, que el topónimo Gerasa se debía a que sus primeros habitantes fueron veteranos, gerasmenos, de las campañas

334 a.C.

102-76 a.C.

63 a.C.

106 d.C.

129 d.C.

La tradición atribuye a Pérdicas, general de Alejandro, la fundación de Gerasa.

El rey Alejandro Janeo de Israel conquista Gerasa al tirano Teodoro de Filadelfia.

Pompeyo Magno conquista la región y Gerasa se integra en la provincia romana de Siria.

Trajano anexiona el reino nabateo, con capital en Petra, e inicia en Gerasa un gran programa edilicio.

El emperador Adriano visita la ciudad. Gerasa alcanza entonces su máximo esplendor.

CARTOGRAFÍA: EOSGIS.COM

E

xiste en Jordania un camino que tiene más de 4.000 años. Una ruta ya mencionada en el Antiguo Testamento, pero cuya existencia puede remontarse a la Edad del Bronce. Recibe el nombre de Camino del Rey, no porque se atribuya su trazado a un monarca concreto, sino en atención a su antigüedad e importancia. Este camino conectaba el golfo de Aqaba, en el mar Rojo, con Damasco, en Siria, atravesando de sur a norte la región de Transjordania. Esta zona tenía un interés limitado. Las tierras al este del valle del Jordán y del mar Muerto estaban formadas por una anodina sucesión de mesetas boscosas que daban paso a un inmenso desierto. Ningún gran imperio había surgido allí. Con una orografía accidentada y escasa disponibilidad de agua dulce, Transjordania ofrecía poco espacio para la agricultura. Pero, aunque era pobre en recursos, su ubicación, en el corazón de una extraordinaria encrucijada de caminos, la convertía en una presa deseada. Al este se extendía Mesopotamia; al suroeste, el valle del Nilo, y al sur, la península arábiga, recorrida por las caravanas de los nabateos, cargadas de incienso del Yemen, perlas del mar Rojo y especias de la India. Las vías que unían estos tres territorios atravesaban la accidentada orografía de SiriaPalestina, y una de las mejores rutas para hacerlo era siguiendo el viejo Camino del Rey. A comienzos de la Edad del Hierro, en torno al siglo IX a.C., Transjordania estaba habitada por pequeños reinos tribales de carácter


GAL ACIA

Attaleia (Antalya)

C APADOCIA

Iconium (Konya)

LICIA Y PA N FILIA

Melitene (Malatya)

CESAREA (KAYSERI)

Tyana

Apamea (Biercik)

TARSUS (TARSO)

Side (Selimiye)

Zeugma Cyrrhus

CILICIA

Seleucia (Silifke)

ANTIOQUÍA

Beroea (Alepo)

río Orontes

Laodicea

a

CHIPRE

Salamis

SIRIA

Seriane

Raphanea Emesa (Homs)

Pafos

e

Tripolis (Trípoli)

r

Danaba

Heliópolis (Baalbek)

r

Berytus (Beirut)

á

n

Sidon (Sidón)

o

Damasco

Tyrus (Tiro) Mar de Galilea

CESAREA MARÍTIMA

río Jo rdán

Escitópolis

JUDEA Nicópolis

Gerasa (Jarash)

BOSRA

Ma r

Gaza

Aelia Capitolina (Jerusalen)

Mue

rto

Filadelfia

SIRIA ALEJANDRÍA

TARSUS Capital de provincia

Pelusio

Tyrus

Busiris

Límite provincial Calzada romana

EGIPTO

Petra

Ma r

R o jo

Babilonia Menfis

Otros asentamientos Campamentos legionarios

río Nilo

Náucratis

Provincia romana

Ruta marítima

Palmira


TEMPLO DE ÁRTEMIS

LOS MOSAICOS DE GERASA

En la ciudad se han descubierto numerosos pavimentos de mosaico, como éste que representa al historiador griego Tucídides. Siglo III.

LOS LEONES DE JÚPITER

El templo de Júpiter, en Gerasa, estaba decorado con algunos relieves que representan a fieros leones, como el de la imagen. Siglo II.

DEA / GETTY IMAGES

de Alejandro. Soldados valerosos que, tras haber combatido contra los persas, habían recibido como recompensa una parcela de tierra en las colinas que separaban el valle del Jordán del desierto. Esta historia era seguramente falsa y, como tantos heroicos relatos fundacionales, estaba destinada a aumentar el prestigio de la localidad. El nombre original de la ciudad no parece haber sido Gerasa (un topónimo semita),sino Antiochia ad Chrysorrhoam(Antioquíajuntoal ríodeoro),loqueharíaremontarsufundación a algún rey seléucida,tal vez Antíoco IV (175164 a.C.).Ésta se enmarcó seguramente en un contexto de disputa territorial con Egipto, y los colonos griegos se fusionarían con la población local de un asentamiento habitado desdeelNeolítico.EstaprimeraGerasa,amurallada y en una colina junto al río,comenzó a desarrollarse con rapidez. Al igual que el resto de las nuevas ciudades-estado de Transjordania, Gerasa era una entidad política p independiente,celosa de su s autonomía.Probablemente m mantenía estrechos vínculos c otras localidades de la recon g gión,como Filadelfia (la actual A Amán),queconfióaltemplode Jú úpiter en Gerasa la custodia d su propio tesoro municide p También era un destacapal. d centro comercial y contaba do c una población multiétnicon c colonos griegos, indígenas ca: a arameos y comerciantes nab bateossemezclabanconmerc caderes de procedencia más

exótica,como persas,partos e incluso indios. Aparentemente,estaslocalidadespertenecían al ámbito helenístico: muchas habían sido fundadas (o así lo pretendían) por Alejandro o alguno de sus sucesores; el griego y el arameo se empleaban como lenguas comunes, y los monumentos se construían según modelos griegos. Sus jóvenes adinerados debían de frecuentar el gimnasio y el ephebeion, instituciones destinadas a la educación física y moral de los muchachos,mientras sus padres exhibían su riqueza en las primeras filas del teatro. Pero un examen más atento revela la pervivencia de algunas viejas costumbres semíticas.Enlasinscripciones,nombresgriegos se mezclaban con semitas. Para horror de los más helenizados,la circuncisión seguía siendo una práctica habitual, y bajo las pomposas dedicatorias a divinidades helenas pervivía el culto a antiguos dioses semíticos.

Nace la Decápolis El Imperio seléucida desapareció en el siglo Ia.C.,ysusviejosdominiosenSiria-Palestina acabaron en manos de la República de Roma. Pompeyo, el general que había llevado a cabo la conquista, reorganizó políticamente todalaregiónyen63a.C.agrupóalasciudades del extremo norte del Camino del Rey en una liga dependiente de la provincia de Siria y administrada por un prefecto romano. La coalición recibió el nombre de Decápolis (diez ciudades).Curiosamente,Plinio el Viejo advertía ensuHistorianaturaldequeapesardelnombre no había acuerdo ni sobre el número ni sobre las ciudades que integraban la liga. Plinio determinó que la Decápolis comenzaba en Damasco y terminaba en Filadelfia (llamada así en honor del rey egipcio Ptolomeo Filadelfo), incorporando ciudades como Escitópolis (al oeste del Jordán), Gadara, Hipo, Dion, Pela, Cánata, Ráfana y, por supuesto, Gerasa. Para saber más

ENSAYO

Gerasa Colección Arqueología. National Geographic. RBA Coleccionables, Barcelona, 2017.

STEVE DAVEY / AGE FOTOSTOCK

BPK / SCALA, FIRENZE

A la derecha, los restos del templo dedicado a la diosa Ártemis en Gerasa. Edificado sobre una colina, dominaba la ciudad en armonía con el templo de Júpiter, situado al sur.


ESPECIAL / GERASA

RECONSTRUCCIÓN DE GERASA EN EL SIGLO II D.C., EN SU ETAPA DE MAYOR ESPLENDOR.

Teatro Sur

Plaza Oval Templo de Júpiter

Puerta Sur

Hipódromo

Arco de Adriano


Templo de Ártemis

Cauce fluvial

U N A U R B E COSMOPOLITA laciudadquecontemplamoshoyfueconstruida,ensumayorparte,enépocaaltoimperial (final del siglo I a.C.-siglo II d.C.). El enclave era muy próspero: contaba con minas de hierro y tenía un enorme potencial agrícola. Se levantaba sobre dos colinas, entre las cuales fluía un río (hoy apenas un arroyo), y estaba rodeada por un terreno fértil, cuajado de olivos, árboles frutales y todo tipo de cultivos. A los recursos naturales se sumaba el comercio; Gerasa ocupaba un lugar clave en el Camino del Rey, justo en el tramo que comunicaba Petra con Damasco. Este carácter caravanero se percibe en su trazado urbano: la entrada principal se realizaba por la puerta sur, que conducía directamente a una enorme plaza y al cardo máximo de la localidad. Esta impresionante avenida, de 800 metros de largo y flanqueada por 500 columnas, atravesaba toda la ciudad de norte a sur. Su construcción se remonta al siglo I d.C., y fue contemporánea a la de la plaza oval, aunque sabemos que fue modificada en diversas ocasiones. Debemos imaginarla transitada por todo tipo de vehículos, que podían cambiar de dirección en los dos tetrapilos, una especie de «rotondas» monumentales que conectaban el cardo con los decumanos (vías que atravesaban la ciudad de este a oeste).

1

ILUSTRACIÓN 3D: JOSEP RAMON CASALS

LAINCORPORACIÓN alosdominiosdeRomainauguróelperíododemayoresplendor de Gerasa, y


ESPECIAL / GERASA

AJ WILHELM / GETTY IMAGES

El cuerpo superior era rectangular. Se dividía en dos pisos y estaba recorrido por pilastras.

INSCRIPCIÓN DESPRENDIDA DE LA PUERTA DE ADRIANO CON EL NOMBRE DEL EMPERADOR.

EL A RCO DE ADRIANO LAS CIUDADES DE LA DECÁPOLIS se hallaban des-

perdigadas por una peligrosa región fronteriza, con el reino nabateo al sur y el gigantesco Imperio parto al este. De hecho, Gerasa estaba protegida por unas murallas de casi 3,5 kilómetros de longitud, con 101 torres y cinco puertas, y albergaba una importante guarnición militar. En el año 106, el emperador Trajano conquistó el reino nabateo, y una década más tarde infligió una terrible derrota al Imperio parto. Tras las operaciones militares, Trajano reorganizó el territorio, reuniendo al reino nabateo y a la Decápolis en la provincia romana de Arabia. El Camino del Rey, columna vertebral de la nueva provincia, se convirtió en una calzada, la Vía Nova Trajana, y se inició la construcción de una red de caminos que conectaba las ciudades de la Decápolis. Los trabajos continuaban una década después, cuando el emperador Adriano visitó la ciudad y pasó en ella parte del invierno del año 129-130, con lo que Gerasa se convirtió en el centro del Imperio durante unos meses. Adriano quiso conmemorar este gran acontecimiento levantando un enorme arco de triunfo en el acceso meridional (sur) a la ciudad. El monumento estaba confiadamente construido fuera de las murallas, junto al hipódromo, y probablemente marcaba el límite de un proyecto de ampliación, extramuros, de la localidad.

2


Sobre el tímpano que remataba el arco central se colocó una inscripción conmemorativa de la visita del emperador.

Cuatro nichos con frontones triangulares adornan la fachada. Albergaban estatuas de Adriano.

2

1

1 EL GRAN ARCO

2 LAS COLUMNAS

3 NICHOS LATERALES

Medía 37,5 m de largo por 9,3 de ancho. La parte central estaba formada por un gran arco abovedado de 10,8 m de alto y 5,7 de ancho, y a cada lado se abría un arco abovedado de 5 metros de altura cada uno.

Las columnas centrales descansaban sobre una base que seguía el diseño ático y sobre un soporte decorado con hojas de acanto. Cada una de las columnas flanqueaba los dos pequeños arcos abovedados.

Las estructuras laterales estaban formadas por cuatro columnas con capiteles corintios, adosadas en tres cuartos y apoyadas sobre pedestales. Los arcos de la parte inferior ceñían una bóveda formada por un muro ciego.

ILUSTRACIÓN 3D: JOSEP RAMON CASALS

3


EL ARCO DEL EMPERADOR ADRIANO

Este monumento se alza a las afueras de Gerasa, a 460 metros de la puerta sur de entrada a la ciudad y muy cerca del hipódromo. Con él se quiso honrar a Adriano como artífice de la prosperidad de la que disfrutó Gerasa durante su reinado. WALTER BIBIKOW / AGE FOTOSTOCK


IVAN VDOVIN / AGE FOTOSTOCK

ESPECIAL / GERASA

UNA JOVEN TOCADORA DE FLAUTA EN UN RELIEVE DEL TEATRO SUR DE GERASA.

EL TE ATRO SU R DE G ER A SA GERASA POSEÍA dos

teatros, y uno de ellos, el teatro Sur, tal vez sea el teatro más hermoso de Siria. Estas construcciones se contaban entre las más visitadas por los viajeros en los festivales religiosos, y debían servir como lugares de representación, reflejando el esplendor de la ciudad. Además, el teatro era una de las diversiones predilectas del mundo helenístico, probablemente porque el espectáculo no sólo se desarrollaba en el escenario. El teatro sur se hallaba junto al templo de Zeus, mientras que el segundo teatro, más pequeño, se hallaba al norte. Con una capacidad de 5.000 espectadores, fue erigido a finales del siglo I d.C., durante el reinado del emperador Domiciano, y embellecido y remodelado por sus sucesores Trajano y Adriano. El graderío, donde los espectadores se acomodaban en asientos dispuestos según su estatus social, era uno de los mejores lugares para que los ciudadanos hicieran exhibición de poder y de riqueza. No es de extrañar que una parte importante del coste del teatro de Gerasa fuera sufragado por particulares, que se aseguraban así la posesión de los mejores asientos y una entrada privilegiada, a través de las puertas o vomitoria que se abrían junto al escenario. La plebe, en cambio, debía ascender a la terraza del templo de Zeus y recorrer un pasaje entre el teatro y la muralla para acceder al recinto.

3


3

2

1 LA ORCHESTRA

2 EL PROSCENIO

3 LA SKENÉ

Este espacio donde se situaba el coro se redujo en los teatros romanos respecto de los griegos, y pasó de tener forma circular a semicircular. En este caso, un ligero cierre en los extremos le da forma de herradura.

En los teatros romanos era la parte más importante, donde actuaban los artistas. Debajo estaba el hiposcenio, el lugar en que se guardaban los mecanismos y tramoyas necesarios para el desarrollo de las funciones.

La estructura monumental que se alzaba detrás del proscenio recibía el nombre de skené (escena, en griego) o scaenae frons (en latín). En Gerasa se utilizó en ella piedra caliza rosa y blanca, y la decoraban columnas de tipo corintio.

ILUSTRACIÓN 3D: JOSEP RAMON CASALS

1


EL TEATRO SUR

Fue construido durante el reinado de Domiciano (81-96), sobre una estructura mĂĄs antigua. TenĂ­a capacidad para unas 5.000 personas, y las gradas inferiores estaban numeradas con letras del alfabeto griego para indicar los asientos reservados. JOCHEN SCHLENKER / AGE FOTOSTOCK


ESPECIAL / GERASA

Arco de Adriano Hipódromo

ALAMY / ACI

Puerta P Sur S

RELIEVES CON DECORACIONES VEGETALES DESPRENDIDOS DE ALGUNOS DINTELES EN LA PLAZA OVAL.

L A PL A Z A OV VA L LA ENTRA SA constituía un espectacular conjunto ntal formado por la plaza oval, el tem mplo r y el teatro Sur. Este complejo de ed dificios, cuidadosamente unidos entre sí, ilustrra un arte que las ciudades helenísticas dominaban a la perfección: construir perspectivas escenográficas. A los pies de la colina se abría la enorme plazaa oval. Se levantó en el siglo I d.C., posiblemente como centro de la vida comercial y ciud dadana de Gerasa. Su disposición era muy ingeniosa. Por un lado, su forma elíptica, inédita en el mundo romano, aprovechaba de forma eficaz el valle abierto entre dos p pequeñas lomas, y por otro servía de arran nque visual al santuario de Júpiter y al cardo o máximo. Suss monumentales dimensiones y su magnífico opavimento,conpiedrasqueseguíanundiseño concéntrico, le daban un aspecto solemne, pero eera un espacio rebosante de actividad. Sobre la plaaza se levantaba el gran templo de Júpiter, erigid do por Marco Aurelio (161-180). Su doble estru uctura en dos terrazas permitía que se viera desde toda la ciudad y evocaba el aspecto de los antiguos templos semitas.

2


Teatro sur T

3

1

Una escalinata llevaba a la primera terraza del témenos o recinto sagrado. Aquí se custodiaba la roca madre que aludía a la creación del mundo. La plaza estaba rodeada de columnas jónicas que sostenían un área porticada que cubría una doble acera.

1 ESTATUA CENTRAL

2 PUERTA Y CARDO MÁXIMO

3 EL TEMPLO DE JÚPITER

Un lujoso tetrapilo, construido en el siglo III, constituía la entrada al cardo máximo, la arteria principal de la ciudad, que la recorría de norte a sur. Nacía en la plaza oval.

Se alzaba sobre una colina que se elevaba 12 m sobre la plaza oval. El edificio se situaba sobre un podio de 41 m de largo por 28 de ancho y estaba orientado al este.

ILUSTRACIÓN 3D: JOSEP RAMON CASALS

En el centro de la plaza oval se alzaba un podio con una estatua, tal vez del emperador Adriano, aunque este detalle no se ha podido confirmar.


ALAMY / ACI

ESPECIAL / GERASA

CAPITEL CORINTIO. PERTENECE A UNA DE LAS ONCE COLUMNAS QUE AÚN PERMANECEN EN PIE DEL TEMPLO DE ÁRTEMIS EN GERASA.

EL TEM PLO DE Á RTEM I S LA CONSTRUCCIÓN del templo de Ártemis comenzó el año 150, durante el reinado de Antonino Pío. La diosa de la caza era la patrona de la ciudad y sus habitantes quisieron honrarla dedicándole uno de los santuarios más impresionantes del Próximo Oriente. La entrada principal al complejo se encontraba en el cardo máximo; un pórtico sostenido por cuatro enormes columnas corintias flanqueaba el acceso a la escalinata que conducía hasta la parte alta de la colina. Una primera terraza albergaba un altar para sacrificios; la segunda, el templo y su recinto sagrado, el témenos. Lejos del bullicio de la calle, el ascenso se veía recompensado con la contemplación de un edificio delicado y elegante, sostenido por columnas corintias y recubierto de mármol. Este santuario es también un testimonio del inicio de la decadencia de Gerasa, que corrió pareja a la del Imperio romano. El proyecto era tan ambicioso que no pudo ser concluido. Junto al templo pueden verse aún los ingenios hidráulicos empleados para cortar las piedras que se usaron en su construcción. El área fue aprovechada en época bizantina para instalar un taller de alfarería y, tras la llegada de los musulmanes, los muros del témenos se transformaron en una fortaleza. A comienzos del siglo XII, el rey cruzado de Jerusalén, Balduino II, tomó esta ciudadela cuando Gerasa era ya solamente un puñado de ruinas.

5


Estatua de Ártemis blandiendo un arco.

1 DE PLANTA HEXÁSTILA Seis columnas delante, seis detrás y once a los lados rodeaban el templo. Todas eran corintias, decoradas con hojas de acanto. No ha quedado constancia de su policromía, pero es probable que estuvieran pintadas en dos colores.

2

2 DECORACIÓN PERDIDA No hay vestigios de la decoración del tímpano del frontón del templo, pero bien pudo aludir a escenas protagonizadas por Ártemis –la Diana cazadora romana– acompañada de las amazonas, que le rendían culto.

3 ÁREA PORTICADA Una amplia zona porticada, sostenida por columnas de orden corintio, rodeaba el perímetro rectangular del templo. Bajo el pórtico se abría un conjunto de estancias y dependencias relacionadas con el culto.

1

3

4 6

4 EL TEMPLO VIGÍA

5 EL RECINTO SAGRADO

6 EL ALTAR

El templo se alzaba sobre un podio de 4,5 m de alto por 40 de largo y 22,5 de ancho. Esta plataforma acentuaba la sensación de dominio con que los constructores quisieron dotar al templo, una especie de guardián de la ciudad.

La gran terraza donde se erigía el templo dedicado a la divinidad es el témenos, el espacio sagrado donde se oficiaban la mayoría de las ceremonias religiosas. El de Ártemis medía 161 metros de largo por 120 de ancho.

Justo enfrente del templo de la diosa Ártemis se ubicaba un altar elevado sobre un podio, el segundo del recinto, ya que en la primera terraza había otro altar para sacrificios. Los dos altares recibían ofrendas para la diosa.

ILUSTRACIÓN 3D: JOSEP RAMON CASALS

5


SÓCRATES Y LAS MUSAS

En este sarcófago romano, Sócrates está acompañado de su musa. En la página siguiente vemos a dos filósofos dialogando, pintados en un esquifo ateniense del siglo V a.C. Ambas piezas se conservan en el Louvre.


SÓCRATES EL MAESTRO DE GRECIA En la Atenas del siglo V a.C., Sócrates revolucionó las enseñanzas filosóficas y atrajo a un reducido pero selecto grupo de discípulos, con los que practicó un nuevo método de argumentación basado en el diálogo JOSÉ SOLANA DUESO

PHOTO JOSSE / SCALA, FIRENZE

DE

A/

ALB

UM

UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA


N

o hay duda de que Sócrates fue un filósofo singular. Algunos de sus discípulos nos lo presentan como un tipo raro, lo que en el griego de entonces se llamaba átopos, y narran episodios curiosos de su vida que subrayan su originalidad. Se contaba, por ejemplo, que durante una campaña militar permaneció de pie en el mismo lugar desde la aurora meditando sobre algo que le inquietaba, ticas y morales y también por el modo en que buscaban rentabilizar económicamente sus enseñanzas. Pese a ello, los contemporáneos a veces confundían a Sócrates con sus rivales. El primer documento que lo presenta como educador es una comedia de Aristófanes, Las nubes, representada el año 423 a.C., en la que Sócrates aparece como un sofista dedicado a enseñar la retórica y a enriquecerse a costa de los jóvenes atenienses.

Sócrates, el partero Las diferencias entre Sócrates y los sofistas eran notables, comenzando por los métodos de enseñanza. Los sofistas se dedicaban a impartir enseñanzas concretas que debían tener una utilidad práctica para los alumnos, como lo era el arte de la oratoria en la Atenas democrática, donde el éxito en política dependía de las intervenciones ante la asamblea del pueblo o en los tribunales. Sócrates, por su parte, buscaba estimular el espíritu de sus discípulos. No actuaba como un maestro al uso, que inocula nuevos conocimientos a su alumno. Su método era la mayéutica,término que provienedelapalabragriegamayeuta,partera(que era la profesión de su madre). Igual que una partera o comadrona ayuda al alumbramiento, Sócrates ayudaba al discípulo a aflorar las ideas que éste guardaba en su interior, para

Sócrrates se proponía hacer nacer las ideas en su us discípulos al modo de una comadrona SÓCRATES, EN UN BUSTO DE MÁRMOL. MUSEO DEL LOUVRE, PARÍS.

H. LEWANDOWSKI / RMN-GRAND PALAIS

LUIGI VACCARELLA / FOTOTECA 9X12

y así siguió de pie hasta la aurora del día siguiente. «Luego, tras hacer su plegaria al sol, dejó el lugar y se fue», refiere Platón en El banquete. Desde el punto de vista de un lector actual, la principal rareza de Sócrates consiste en que es un filósofo del que no contamos con escritos, y no porque se hayan perdido, sino por una decisión deliberada de alguien que prefería el calor de la palabra hablada, el diálogo, antes que el frío ejercicio de la escritura. Por fortuna, su intensa y prolongada actividad docente dejó una huella tan profunda en sus discípulos que algunos de ellos, sobre todo Platón y Jenofonte, escribieron amplios relatos de memorias o reproducciones de las clases y diálogos con el maestro. Nacido en 469 a.C., Sócrates alcanzó su madurez intelectual en un momento en el que en Atenas triunfaba una corriente filosófica particular: ti l ell movimiento i i t so ofístico. Sócrates era unos veinte años más joven que Protágoras, la gran figu ura de los sofistas, y definió d su propio peensamiento en eldeebateconstante con n las tesis de los soffistas, a los que critticó duramente por sus ideas polí-


C R O N O LO G Í A

UN HOMBRE HECHO A SÍ MISMO 423 a.C. Aristófanes representa a Sócrates en su comedia Las nubes. Al año siguiente, el filósofo combate contra Esparta en Anfípolis.

420 a.C. El oráculo del dios Apolo en Delfos declara a Sócrates el hombre más sabio, lo que lo impulsa a redoblar su trabajo crítico.

412 a.C. Sócrates rechaza la invitación del rey Arquelao de Macedonia de formar parte de su corte, donde ya viven Agatón y Eurípides.

404 a.C. Sócrates desobedece la orden de capturar al demócrata León de Salamina y llevarlo ante los Treinta Tiranos de Atenas.

399 a.C. Acusado de impiedad y de corromper a la juventud, Sócrates es condenado a muerte. Hace efectiva la condena bebiendo cicuta. LA ACRÓPOLIS DE ATENAS

Hijo del escultor Sofronisco, Sócrates siguió durante su juventud las huellas de su padre y llegó a realizar una escultura de las tres Gracias que adornó los propileos de la Acrópolis ateniense. En la imagen, el Partenón.

380-375 a.C. Platón, discípulo de Sócrates, escribe su obra Fedón, en la que atribuye a su maestro la teoría del alma inmortal.


BRIDGEMAN / ACI

analizarlas y saber si eran valiosas y merecían detenerse en ellas o si se trataba de falsedades que se debían desechar. Por ello, frente a las conferencias o los discursosquelossofistasdirigíanaungranauditorio,Sócratespreferíaeldiálogoenpequeños grupos de discípulos. Incapaz de construir esos largos parlamentos que los oradores vierten sobre los oyentes,su especialidad era eldiscursobrevedepreguntasyrespuestasen un diálogo entre dos.Ahora bien,para Sócrates el diálogo no es una co onversación cualquieraa, sino que debe cumpllir algunos requisitos. El diálogo es,ante todo, una u forma de razonam miento, que incluye el a acuerdo entre Sócrat y su interlocutor. tes L nuevos acuerdos Los q que se alcanzan en e diálogo deben ser el

coherentes con los alcanzados con antelación y se descartan los que son incompatibles,comomuestraestefragmentodeGorgias,escrito por Platón, discípulo de Sócrates, donde se recrea un diálogo entre este último y el sofista Gorgias de Leontinos: «SÓCRATES: El que ha aprendido la construcción es constructor, ¿no es así? GORGIAS: Sí. SÓCRATES: ¿El que ha aprendido la música es músico? GORGIAS: Sí, lo es. SÓCRATES: ¿Y el que ha aprendido medicina es médico? ¿Y, en la misma relación, las demás artes, de modo que el que aprende una de éstas adquiere la cualidad que le proporciona su conocimiento? GORGIAS: Sin duda. SÓCRATES: Siguiendo el mismo razonamiento, el que conoce lo justo, ¿no es justo? GORGIAS: Indudablemente. SÓCRATES: Y el justo obra justamente. GORGIAS: Sí».

El genio divino aconsejaba a Sócrates no enseñar a jóvenes sin nada valioso en su interior ESTELA CON UNA LISTA DE DISCÍPULOS DE SÓCRATES. MUSEO DEL LOUVRE, PARÍS. P. FUZEAU / RMN-GRAND PALAIS

SCALA, FIRENZE

ESQUELETO CON LA MÁXIMA SOCRÁTICA «CONÓCETE A TI MISMO». GRABADO DE UN MOSAICO DEL MUSEO KIRCHER, ROMA. SIGLO XIX.


OLVÍDATE DE LA MAYORÍA

LA OPINIÓN QUE MÁS CUENTA En su Critón, Platón recrea un diálogo entre Sócrates y Critón, en el que el filósofo rebate la idea de su alumno sobre la importancia que debemos dar a la opinión de los demás:

«Respecto a lo justo y lo injusto, lo feo y lo bello, lo bueno y lo malo, sobre lo que ahora trata nuestra deliberación, ¿acaso debemos seguir la opinión de la mayoría y temerla, o bien seguir la opinión de una sola persona que entienda de estas cuestiones, a la cual hay que respetar y temer más que a todos los otros juntos? Si no seguimos a este último, dañaremos las cosas que mejoran con lo justo y se destruyen con lo injusto. ¿No es así?

SÓCRATES Y DOS DISCÍPULOS

Según Diógenes Laercio, Sócrates pedía a sus discípulos que se miraran en un espejo y les decía que fueran dignos de su belleza o bien que compensaran su fealdad realizando buenas acciones. Óleo por Domenico Fetti. Siglo XVII. Galería de los Uffizi, Florencia.

»Por tanto, querido amigo, no debemos preocuparnos mucho de lo que nos vaya a decir la mayoría, sino de lo que diga el que entiende sobre las cosas justas e injustas, aunque sea uno solo, y de lo que la verdad misma diga. Así que no fue acertada tu propuesta de que debemos preocuparnos de la opinión de la mayoría acerca de lo justo, lo bello y lo bueno y sus contrarios».


RETRATO DE SÓCRATES EN UN FRESCO CONSERVADO EN EL MUSEO ARQUEOLÓGICO DE ÉFESO. SIGLO I A.C.

SCALA, FIRENZE

Sócrates coincidía con los sofistas en su interés por las cuestiones políticas y morales, dejando en un segundo plano todo lo relacionado con la ciencia natural, objeto de estudio preferente por parte de los filósofos anteriores, que conocemos con el nombre de «presocráticos».

Interés por el hombre En el caso de Sócrates, ello fue resultado de una evolución intelectual propia.Según refiere un diálogo de Platón, Fedón, en su juventud Sócrates se sintió atraído por las ideas de Anaxágoras, un filósofo residente en Atenas y consejero de Pericles, el líder de la democracia ateniense, quien argumentaba que el orden cósmico se basaba en último término en una entidad abstracta que denominaba «mente» (nous) . Sócrates se declaró entusiasta seguidor de Anaxágoras hasta que se percató de que la «mente» de Anaxágoras noeramuchomásqueunnombrevacíoqueno interveníaparanadaeneldevenirdelcosmos.

Para Só ócrates, el alma constituye la realidad primord dial del hombre, en lugar del cuerpo PLATÓN, DISCÍPULO DE SÓCRATES, EN UN BUSTO DE MÁRMOL. MUSEOS CAPITOLINOS, ROMA.

DEA / ALBUM

FINE ART / SCALA, FIRENZE

Además del recurso al diálogo,la selección de los alumnos era un segundo rasgo que distinguía a Sócrates de los sofistas.Éstos llegaban a una ciudad y presentaban al público el programa del curso que ofrecían y el importe de la matrícula,que variaba según el prestigio de cada profesor. Se decía que algunos sofistas obtenían elevadas sumas de dinero por su actividad. Sócrates, en cambio, rechazaba poner precio a sus enseñanzas, pero no por ello cualquiera podía asistir a sus clases, sino que se reservaba el derecho de admitir o rechazar a un candidato.En ocasiones era el genio divino que le asistía (una voz que,por lo general,le desaconsejaba llevar a cabo una determinada acción) el que le prohibía ofrecer su ayuda a jóvenes que no guardaban nada valioso en su interior.


VIVIR CON RECTITUD

DISCÍPULO BIEN DISPUESTO En Gorgias, Platón elogia la rectitud de Calicles: «Pues observo que el que va a hacer una comprobación suficiente sobre si un alma vive rectamente o no, ha de tener tres cosas que tú tienes: ciencia, benevolencia y decisión para hablar. En efecto, yo encuentro a muchos que no son capaces de probarme porque no son sabios como tú; otros son ciertamente sabios, pero no quieren decirme la verdad porque no tienen interés por mí, como tú lo tienes.

»Estos dos forasteros, Gorgias y Polo, son sabios y amigos míos; pero les falta decisión para hablar y son más vergonzosos de lo que conviene. En cambio, tú tienes todo lo que los demás no tienen; estás suficientemente instruido, como podrían confirmar muchos atenienses, y estás bien dispuesto hacia mí». ASPASIA Y LOS FILÓSOFOS

La compañera de Pericles fue una mujer culta e interesada por la filosofía, que llegó a debatir con el propio Sócrates. Óleo por Michel Corneille el Joven. Siglo XVII. Museo de la Historia de Francia, París.


MUERTE DE SÓCRATES, RODEADO POR SUS DISCÍPULOS. ÓLEO POR JACQUES LOUIS DAVID. SIGLO XVIII. MUSEO METROPOLITANO, NUEVA YORK.

ERICH LESSING / ALBUM

El objetivo de Sócrates El hombre, pues, estaba en el centro de la filosofía de Sócrates, igual que en la del sofista Protágoras, autor de la célebre máxima «el hombre es la medida de todas las cosas». Pero Sócrates adoptó un punto de vista opuesto al de los sofistas en las cuestiones éticas y políticas. Según Sócrates, igual que una técnica –como la del médico o el músico mencionados en Gorgias– requiere un conocimiento específico para el que no todo el mundo está capacitado, también los temas políticos y morales deben ser resueltos por especialistas en la materia. En consecuencia,

consideraba que el gobierno debía ser ejercido por sabios expertos en lo relacionado con el bien, la justicia y las virtudes morales. De ello se derivaba una dura crítica al sistema democrático vigente en la Atenas de su tiempo, que a sus ojos era una forma de gobierno injusta porque consistía en poner en manos de la mayoría ignorante las cuestiones más vitales y trascendentes que sólo los expertos podían resolver.Años después,Platón desarrolló esta teoría en su obra La República, donde justificaba el gobierno de los filósofos como alternativa al desgobierno de las ciudades de su tiempo y, en particular, al gobierno que se basa en las decisiones de la mayoría. Estos tres aspectos fundamentales: el puesto central del hombre en la visión del mundo, el método de investigación basado en el diálogo y el elogio del gobierno formado por expertos forman parte del «giro socrático», el cambio radical que Sócrates imprimió a la historia de la filosofía. Para saber más

ENSAYO

Sócrates furioso. El pensador y la ciudad Rafael del Águila. Anagrama, Barcelona, 2004. TEXTO

Apología. Banquete. Recuerdos de Sócrates Jenofonte. Alianza, Madrid, 2009. NOVELA

Ciudadano Sócrates José Solana Dueso. Mira, Zaragoza, 2008.

JANE SWEENEY / AWL IMAGES

Decepcionado,Sócrates desechó el estudio de la Naturaleza para dedicarse al de las cosas humanas, especialmente al fin supremo de toda acción humana: el bien.Concluyó que el alma,y no tanto el cuerpo,constituye la realidad primordial del hombre.En consecuencia, alentó a sus discípulos a preocuparse por los bienes del alma.Y del alma humana,Sócrates saltó al alma del Todo, identificado con la divinidad responsable del orden cósmico, que había organizado el universo al servicio del ser humano. Si esa divinidad se ocupa de los otros seres (ovejas o vacas, asnos o caballos) es porque sirven a los propósitos humanos.


ANIMALES Y HUMANOS

EL MAYOR REGALO DE LOS DIOSES Jenofonte, en su obra Recuerdos de Sócrates, refiere la idea planteada por el filósofo sobre la superioridad humana frente a los animales:

«Entonces, ¿no crees que los dioses se preocupan de los hombres? Ellos que, lo primero, entre todos los seres vivos sólo al hombre lo pusieron erguido, y esa postura erecta permite que pueda ver más lejos, mirar mejor las cosas que están por encima de él y estar menos expuesto a sufrir daños en la vista, el oído y la boca; además, si a los otros animales terrestres les dieron pies que sólo les permiten andar, al hombre le añadieron manos, gracias a las cuales lleva a cabo acciones con las que es más feliz que aquellos.

»Y teniendo todos los

EL ÁGORA DE ATENAS

Estas milenarias ruinas marcan el centro de la vida social y política de Atenas, un espacio frecuentado por Sócrates y sus conciudadanos. Al fondo, el templo de Hefesto se asoma sobre el ágora ateniense.

seres vivos una boca, sólo la de los seres humanos la hicieron tal que tocando uno u otro lado de la boca pueden articular sonidos y dar a entender todo lo que quieren comunicarse unos a otros. Y en cuanto a los placeres del amor, a los otros animales se los circunscribieron a una época del año, mientras que a nosotros nos los ofrecieron sin solución de continuidad hasta la vejez».


LA CREENCIA EN EL ALMA INMORTAL el orfismo y el pitagorismo son dos variantes de religión mistérica que comparten un fondo común de creencias, cuya piedra angular es la existencia de un alma inmortal sometida a un largo y penoso proceso de transmigración del que sólo puede liberarse mediante determinadas prácticas purificatorias. El método de Sócrates se sustenta en la creencia en un alma inmortal, tal como propugnan estos ritos mistéricos. Para el filósofo, el ideal moral consiste en desarrollar un modo de vida centrado en el conocimiento de uno mismo y en el cuidado del alma, en lugar de centrarse en los bienes materiales. En segundo lugar, la investigación natural no debe tener como fin el estudio de la estructura material del universo, sino el conocimiento de la inteligencia divina, de la que el alma humana inmortal es un destello. Finalmente, para Sócrates el diálogo es el único método de investigación válido para detectar las falsas creencias que anidan en nuestro interior y nos impiden llegar al conocimiento de nosotros mismos. Por ello, el diálogo es la principal forma de purificación.


Pensamientos sobre la muerte «[…] Reflexionemos también que hay gran esperanza de que la muerte sea un bien. La muerte es una de estas dos cosas: o bien el que está muerto no es nada ni tiene sensación de nada, o bien, según se dice, la muerte es precisamente una transformación, un cambio de morada para el alma de este lugar de aquí a otro lugar. [...] Si la muerte es como emigrar de aquí a otro lugar y es verdad, como se dice, que allí están todos los que han muerto, ¿qué bien habría mayor que éste, jueces? Pues si, llegado uno al Hades, va a encontrar a los verdaderos jueces, ¿sería acaso malo el viaje? Además, ¿cuánto daría alguno de vosotros por estar junto a Orfeo, Museo, platón, apología de sócrates Hesíodo y Homero?». BUSTO DE PERFIL DE SÓCRATES. MUSEOS CAPITOLINOS, ROMA. ORFEO CON UN ARPA TOCA ANTE LOS DIOSES DEL INFRAMUNDO HADES Y PERSÉFONE PARA GANARSE EL DERECHO DE RECUPERAR A SU ESPOSA EURÍDICE. ÓLEO POR JAN BRUEGHEL EL VIEJO. SIGLOS XVI-XVII. GALERÍA JOHNNY VAN HAEFTEN, LONDRES.

BUSTO: ARALDO DE LUCA. PINTURA: BRIDGEMAN / ACI


Roma recibe a su nuevo amo

LOS TRIUNFOS DE

CESAR En su afán por superar a su enemigo Pompeyo y convertirse en el general más laureado de Roma, Julio César celebró, entre los años 46 y 45 a.C., cinco fastuosos triunfos para conmemorar sus victorias militares ANDREA FREDIANI

DEA /A LB

UM

© HER MAJESTY QUEEN ELIZABETH II, 2018 / BRIDGEMAN / ACI

HISTORIADOR Y ESCRITOR


EL HOMBRE MÁS PODEROSO DE ROMA

Julio César, coronado de laurel, recorre las calles de Roma en su carro triunfal. Este óleo es el último de una serie de nueve pintados por Andrea Mantegna entre 1485 y 1505, dedicados al triunfo que celebró César para conmemorar su victoria en las Galias. Palacio de Hampton Court, Londres. A la izquierda, áureo de César en cuyo reverso se representan las armas tomadas a los galos. Museo Capitolino, Roma.


SONGQUAN DENG / GETTY IMAGES

LA VÍA SACRA, EN ROMA

Las procesiones atravesaban esta vía que llegaba hasta la colina del Capitolio. En la imagen, el tramo que pasa por el templo de Vespasiano y Tito, el templo de Saturno y la Casa de las Vestales.

l 28 de septiembre de 61 a.C., una imponente procesión cruzaba la Porta Triumphalis de Roma.Los ciudadanos,que aguardaban impacientes el espectáculo, sabían muy bien qué significaba: se trataba de un triunfo, la ceremonia en la que un general victorioso desfilaba por las calles de la ciudad exhibiendo el botín y cautivos conseguid dos en sus campañas. En este caso, el general que estaba a puntodeatravesarlapuertaeraCneo Pompeyo Magno y, pese a su juventud, aquél era ya su ttercer triunfo,logradoenAsia,desspués

E

51 a.C. C R O N O LO G Í A

VENCEDOR EN MIL BATALLAS

de los de España y África. A ojos de sus contemporáneos era como si hubiera conquistado los tres continentes conocidos, o sea, el mundo entero. Y su nuevo triunfo era el más fastuoso que recordaba la Urbe: Pompeyo alardeaba de haber tomado 1.538 ciudades y haber sojuzgado a 12.178.000 personas.Además, había fundado 39 ciudades, a las que dio su nombre,y había segu uido las huellas de Alejandro Magno o hasta el mar de Azov. El triunfad dor iba ataviado como el líder macedonio mientras avanzab baenunacuadrigaadornada con c piedras preciosas.

I-47 a.C.

En E Egipto, César toma partido por p la reina Cleopatra, a la que a apoya contra sus hermanos y a ayuda a consolidarse en el poder. L tropas de César y Cleopatra Las v vencen a Arsínoe y Ptolomeo XIII e la batalla del Nilo. en

Tras la victoria en Alesia y la rendición del caudillo galo Vercingétorix, César concluye la conquista de las Galias y establece el dom minio de Roma. Vercingétorix es llevado a Roma como cau utivo.

CÉSAR ESCRIBE SUS COMENTARIOS. GIORGIO VASARI. SC

AL

A,

FIR

ENZ

E


Retrato de Pompeyo en su madurez. Durante mucho tiempo, nadie hizo sombra a Pompeyo, el general más famoso de Roma.

Superar a Pompeyo El desfile se iniciaba con el sonido delas trompetas, que introducían los carteles querrepresentaban las proezas del triunfador; desspués

César celebra cuatro grandes triunfos en Roma. A finaless de año estalla una revuelta en Hisspania liderada por los hijos de Pompeyo. En 45 a.C. celebra su victoria sobre ellos con otro triunfo. UM

Tiene lugar la batalla de Tapso, en la actual Túnez, entre tropas cesarianas y los restos del ejército pompeyano, apoyados por el rey Juba de Mauritania. César resulta vencedor y sus enemigos se suicidan.

IX-46 a.C.

ALB

II-46 a.C.

A/

El rey Farnaces del Ponto invade territorio romano. César parte de Egipto en junio, con una legión, y vence al rey en la batalla de Zela (actual Turquía). Farnaces escapa, pero es asesinado por uno de sus oficiales.

CNEO POMPEYO MAGNO

SM

VIII-47 a.C.

con estrellas doradas incrustadas. En la mano derecha sostenía un cetro de marfil y llevaba el rostro pintado de color rojo minio en representación de Júpiter Óptimo Máximo, la divinidad principal del Estado romano. A su lado, un esclavo sostenía una corona de oro sobre su cabeza, y a la vez le recordaba sólo un hombre, aunque en ese momento personificara al padre de los dioses.

PRI

Sus cifras iban mucho más allá de los requisitos mínimos que un general debía cumplir para solicitar un triunfo al Senado. En primer lugar, era una cuestión de muertos: la guerra tenía que causar al menos 5.000 víctimas entre los enemigos para poder presentar la petición. Y era la única ocasión en que un ejército estaba autorizado a entrar en la ciudad. Las reglas de la celebración de un triunfo estipulaban que el triunfador entrase por la Puerta del Triunfo en el Campo de Marte y que continuase hasta el Capitolio en un carro tirado por cuatro caballos. El general lucía una corona de laurel, una túnica púrpura bordada de oro y una toga


EL EMPERADOR TIBERIO EN UN CARRO TRIUNFAL. DETALLE DE LA DECORACIÓN EN RELIEVE DE UNA COPA DEL TESORO DE BOSCOREALE. MUSEO DEL LOUVRE.

HERVÉ LEWANDOWSKI / RMN-GRAND PALAIS

LA RENDICIÓN DE VERCINGÉTORIX

UNA OVACIÓN PARA EL VENCEDOR

P

ARA QUIEN GANABA una guerra sin alcanzar los requisitos mínimos del triunfo, estaba previsto un triunfo menor, la ovatio, una celebración en la que el general vencedor desfilaba sin cuadriga, ni cetro, ni soldados, vestía la toga praetexta de los magistrados, con una tira púrpura, en lugar de la toga picta, totalmente púrpura y decorada con estrellas doradas, que se vestía en los triunfos; también llevaba una corona de mirto en la cabeza en lugar de una de laurel y se sacrificaba una oveja en lugar de un toro. Con este tipo de triunfo «descafeinado» tuvo que contentarse, por ejemplo, el tercer miembro del triunvirato constituido con César y Pompeyo, Lucio Licinio Craso, tras derrotar en el año 71 a.C. al temible ejército del rebelde Espartaco, que había logrado infligir numerosas derrotas a las legiones romanas, a pesar de estar formado por esclavos. El hombre más rico de Roma no se lo tomó nada bien, y probablemente en la frustración que sintió entonces se halla el origen de la decisión de lograr laureles más prestigiosos atacando y venciendo al Imperio parto, cosa que sólo acabó provocando su muerte y la de su hijo en la batalla de Carras, en el año 53 a.C., considerada uno de los mayores desastres militares de la historia de Roma.

Este óleo de Henri Motte recrea el momento en que el caudillo galo acude al campamento de César a presentar su rendición. Vercingétorix fue exhibido en el triunfo de César en Roma y estrangulado después en la cárcel Mamertina. Museo de Bellas Artes, Le Puy.

venían el botín, los trofeos de guerra y los prisioneros, seguidos por los magistrados y senadores, en procesión delante del triunfador. Detrás de su cuadriga avanzaban los soldados, a los que se autorizaba a contar chistes irreverentes sobre su comandante. La ceremonia concluía delante del templo de Júpiter Capitolino, con el sacrificio ritual que realizaba el triunfador de los toros de cuernos dorados que desfilaban en el cortejo. Normalmente seguían varios días de fiestas, banquetes y juegos en el circo. En época republicana era difícil superar el fastuoso triunfo celebrado por Pompeyo en el año 61 a.C. ¿Qué debía hacer, pues, César, el hombre que le había vencido en una cruenta guerra civil, para hacer olvidar las cifras, el botín y la pompa ostentados por el conquistador de Oriente? Esta era la pregunta que debió de plantearse César en el año 46 a.C., cuando se disponía a volver a Roma tras una impresionante serie de victorias militares. En cierto modo, también él había triunfado en tres continentes. Había lucha-


Vencedor de las Galias y Egipto César tenía derecho a celebrar tres triunfos, igual que Pompeyo. Pero lo que quería no era igualarlo, sino superarlo. En realidad, había salido victorioso de una cuarta guerra, la que tuvo lugar en África contra los partidarios de Pompeyo que habían sobrevivido a la derrota que César les infligió en Farsalia. Fue una

JULIO CÉSAR. ESTATUA REALIZADA POR NICOLAS COUSTOU. SIGLO XVIII. LOUVRE.

ES / SCALA,

lucha durísima, en la cual el dictador tuvo que enfrentarse a una ten naz guerrilla durante más de seis meses, hastta que logró forzar a sus enemigos a una batallla campal en la que finalmente su ingenio volvió a imponerse. Sin embargo, este últim mo conflicto no había sido una guerra contraa un pueblo extranjero, sino una guerra civil, y resultaba inaudito celebrar un triunfo por la victoria en una contienda de este tipo: nada podía irritar m más a los romanos,a los que César pretenp día sorprender y complaccer. Pero el dictador necesitaba un n cuarto triunfo para superar a Pompeyo. Y existía una artimaña parra poder dar la vuelta a la ley, a laa moral y al buen gusto. En efectto, los pompeyanos habían conttado con el apoyo del rey númiida Juba, que les ofreció tropaas de caballería ligera, mu uy

WHITE IMAG

do durante casi un decenio en la Galia, acabando en Alesia con el caudillo Vercingétorix y derrotando a los irreductibles en Uxeloduno, donde hizo cortar la mano derecha a todos los rebeldes. Se había visto involucrado en las luchas de poder entre hermanos en Egipto, donde tomó partido por la atractiva Cleopatra, derrotó a sus adversarios en condiciones críticas y con pocos medios y consolidó a la reina en el trono. Por último, había resuelto en un abrir y cerrar de ojos el conflicto con Farnaces, rey del Ponto (en el noreste de la actual Turquía), humillándolo en la batalla de Zela, después de que su padre Mitrídates VI Eupator tuviera en jaque a los romanos durante decenios.

FIRENZE

PHOTO JOSSE / SCALA, FIRENZE


EL ARCO DE ORANGE

En esta localidad francesa se alza este arco triunfal erigido en época de Augusto (siglo I d.C.). Se construyó como monumento conmemorativo de las numerosas victorias romanas sobre galos y germanos desde los tiempos de Julio César. LUIGI VACCARELLA / FOTOTECA 9X12


LOS DESPOJOS DEL ENEMIGO VENCIDO L TRIUNFO MÁS VALORADO era el que podía ser ennoblecido por los spolia opima, la panoplia militar del líder enemigo asesinado en persona por el vencedor. Este hecho se produjo sólo tres veces en la historia de Roma, y dos de ellas plantean serias dudas. La tradición atribuye la primera hazaña de este tipo a Rómulo: el primer rey de Roma desafió y mató en combate singular al rey de los ceninenses, Acrón, y después colgó sus armas en un roble que llevó en procesión sobre el hombro derecho hasta la cima del Capitolio, al templo de Júpiter Feretrio. Después le tocó el turno a Aulo Aurelio Coso, que en 437 a.C. venció a Tolumnio, rey de Veyes, en la batalla de Fidenas. Más creíble parece la hazaña del cónsul Marco Claudio Marcelo, que en 222 a.C. mató, en la batalla de Clastidio, al rey de los galos ínsubros, Viridómaro.

E

REPRESENTACIÓN DE LOS TROFEOS DE LOS GALOS VENCIDOS EN EL ARCO LEVANTADO POR AUGUSTO EN LA CIUDAD DE ORANGE.

PRISMA / ALBUM

conocidas por su fuerza en la batalla y por su habilidad como exploradores. El propio Juba murió, ya que tras la derrota él y otro famoso pompeyano, Marco Petreyo, decidieron batirse a muerte. Pero la caída de su reino podía justificar el cuarto triunfo que la vanidad de César necesitaba. Era un claro abuso, pero César se había convertido en dueño de Roma y el Senado ya no podía negarle nada. Además, sus soldados se hallaban dentro de la Urbe, a pesar de todas las disposiciones que prohibían su acceso: «No tengáis miedo de los soldados –afirmó ante los senadores–, consideradlos sólo guardaespaldas de mi imperio, que al mismo tiempo también es vuestro. Hay que mantenerlos por muchas razones: pero serán mantenidos no en vuestra contra, sino a vuestro favor, y estarán contentos con la paga que se les dé, y agradecidos a quien se la haya dado». «Después de eso –escribe Dión Casio–, César dio una magnífica fiesta, como correspondía a tantas y tan AK G/

UNA FRASE PARA LA HISTORIA «Llegué, vi y vencí» (veni, vidi, vici). Estas tres famosas palabras, representadas en el reverso de este sestercio de bronce, las pronunció César tras su victoria sobre Farnaces en Zela, en 47 a.C.

ALB

UM

importantes victorias, y celebró los triunfos de Galia, de Egipto, de Farnaces y de Juba con cuatro espectáculos, que tuvieron lugar en cuatro días distintos». Fue una auténtica maratón, aunque no se inició con los mejores augurios. El primer día, el eje del carro triunfal se rompió delante del templo de la Fortuna, y César tuvo que continuar en otra cuadriga. En el desfile exhibió al que había sido su adversario, el líder arverno Vercingétorix –que más tarde sería estrangulado en la ladera del monte Capitolino, en la cárcel Mamertina–. Después el dictador subió de rodillas la escalinata del Capitolio, donde lo esperaba otra cuadriga preparada en su honor ante la estatua de Júpiter y una representación del mundo con una inscripción, «semidiós», que posteriormente hizo borrar. Al día siguiente se celebró el triunfo egipcio. César exhibió allí a otra de sus presas más valiosas, la hermana menor de Cleopatra, Arsínoe, que con sus veintidós años suscitó la compasión de los romanos. Con ella el dictador fue más


PAOLO ROMITI / ALAMY / ACI

indulgente: le perdonó la vida y la exilió a Éfeso, donde tras la muerte de su vencedor moriría a manos de sicarios enviados por Marco Antonio a instancias de Cleopatra. Después le tocó el turno al triunfo del Ponto: a falta del rey, muerto en combate tras la derrota, destacaba un cartel con la célebre inscripción Veni, vidi, vici (llegué, vi y vencí) que aludía a la rapidez con que el dictador había llevado a cabo la campaña.

Un triunfo controvertido Las celebraciones acabaron con el triunfo africano, el más embarazoso, «puesto que se trataba de guerras civiles hacia las cuales él no mostraba ningún decoro y que eran un motivo de vergüenza y un mal presagio para los romanos», escribe Apiano. César exhibió allí al hijo del soberano, Juba II, que más adelante se convertiría en un destacado escritor en lengua griega y también en rey de Numidia por expreso deseo de Augusto, al casarse con Cleopatra Selene, hija de Marco Antonio y Cleopatra. A los romanos les disgustó ver carteles que simbolizaban a los protagonistas vencidos;

pero César tuvo la sensatez de no representar en ellos a Pompeyo, quien tras la derrota de Farsalia huyó a Egipto, donde fue asesinado por orden del rey Ptolomeo XIII, y aún era muy querido por la plebe. Los soldados lanzaron multitud de ofensas e insinuaciones «cuartelarias». Se oyó el antiguo rumor que decía que César, de joven, fue amante del rey de Bitinia, Nicomedes: «César doblegó a los galos, pero Nicomedes doblegó a César», era el dicho que corría entre las filas de legionarios que desfilaban detrás de su cuadriga. Luego, el dictador quiso jurar para desmentir de una vez por todas tales habladurías. También se oían gritos de este tipo: «Si te portas bien,

EL FORO BOARIO

Este antiguo mercado de ganado, en el que se alzaban los templos de Hércules triunfante (circular) y de la Fortuna Viril (al fondo), era uno de los lugares por donde pasaba la procesión triunfal antes de llegar al Capitolio.

Los legionarios de César se burlaron de él en su triunfo aludiendo a su supuesta relación con el rey Nicomedes de Bitinia


EL FASTUOSO TRIUNFO GALO Estos ocho paneles de una serie de nueve, obra de Andrea Mantegna, recrean

Trompeteros, portadores de estandartes y de pinturas de las ciudades conquistadas forman parte del desfile.

Un carro lleva una estatua y, detrás, máquinas de guerra, escudos y el modelo de una ciudad conquistada.

Unos jóvenes conducen bueyes y veinte elefantes, que cargan en sus lomos antorchas para iluminar el desfile.

Un rico botín de oro y plata y hermosas armaduras, tal vez de nobles o reyes, se exhibe ante el pueblo.


DE JULIO CÉSAR uno de los triunfos que celebró César en 46 a.C. BRIDGEMAN / ACI

Numerosos trofeos tomados al enemigo ocupan la escena. Unos portadores llevan recipientes llenos de oro.

Un hombre transporta un gran vaso lleno de monedas. Detrás desfila un toro engalanado para el sacrificio.

Un grupo de prisioneros, hombres, mujeres y niños, desfila en el triunfo. Al fondo, cautivos entre rejas.

Músicos y portadores de estandartes. Algunos representan a los reyes y caudillos vencidos por César.


ALBUM

TEMPLO ROMANO DE CÓRDOBA, LA ANTIGUA CORDUBA. TRAS SU TRIUNFO EN MUNDA, CÉSAR LOGRÓ TOMAR CORDUBA, ABANDONADA POR SEXTO POMPEYO.

EL ÚLTIMO TRIUNFO DE JULIO CÉSAR

T

RAS VENCER en su último enfrentamiento contra los partidarios de Pompeyo, en la batalla de Munda, cerca de Córdoba, César quiso celebrar un quinto triunfo, esta vez sin tener siquiera la excusa de haber derrotado a un enemigo extranjero –sí la tuvo en el caso de su triunfo africano, en el que pudo disfrazar su victoria contra los pompeyanos aliados con el rey Juba de Mauritania–. Como siempre era muy generoso con sus subordinados, César hizo que sus lugartenientes Quinto Fabio y Quinto Pedio también celebrasen sendos triunfos, algo igualmente inaudito. Al final, se celebraron tres triunfos distintos, un despropósito para una guerra civil, y, para ahorrar, los símbolos se hicieron de madera y no de marfil, lo que provocó burlas. César ofreció de nuevo un gran banquete, «como si todos hubieran tenido una gran suerte», critica Dión Casio. La celebración, que se alargó cincuenta días, irritó a tradicionalistas y conservadores, pero también a los ciudadanos que habían sufrido pérdidas en la guerra civil. El Senado lo proclamó «liberador» y dispuso que se construyera un templo de la Libertad pagado por el Estado. A partir de entonces, César vistió siempre la vestimenta triunfal y la corona de laurel, que, además, escondía su calvicie.

serás castigado; si te portas mal, serás rey», en referencia a su falta de escrúpulos, que le había permitido alcanzar una posición cada vez más parecida a la de un soberano.

Exotismo y desmesura César también sabía ser generoso con el pueblo, y cuando acabaron los desfiles triunfales ofreció un banquete para el que dispuso 22.000 triclinios (lechos para recostarse) y repartió grandes cantidades de trigo y aceite –más tarde decidió que el número de personas que tenían derecho al trigo gratuito había crecido demasiado, por lo que hizo revisar los requisitos mínimos y lo redujo a la mitad–. César también dio a cada ciudadano 400 sestercios, cien más de los que había prometido, y a los soldados, una gratificación extraordinaria de 20.000 sestercios. Y mientras la plebe se entregaba a las libaciones, el dictador entró en el foro que llevaba su nombre con sandalias y coronado de guirnaldas de flores. Luego se fue a casa seguido por un cortejo compuesto de gente corriente y elefantes con antorchas.


SCALA, FIRENZE

En Roma se realizaron juegos y espectáculos, y por primera vez los asistentes disfrutaron de un entoldado de lino que protegía las tribunas del sol. César también hizo construir un teatro apropiado para cazar fieras y para las luchas de gladiadores –el primer anfiteatro de la historia de Roma–, donde se vio por primera vez en suelo europeo una jirafa, que los contemporáneos llamaban «camello pardo». Entre los numerosos luchadores que actuaron en el nuevo edificio y en el Circo Máximo –prisioneros de guerra, jinetes, esclavos, hijos de senadores–, hubo también una batalla con veinte elefantes por bando, además de un combate de infantería entre dos pelotones de mil hombres cada uno, y otro entre doscientos caballeros y una formación mixta de caballeros y soldados de infantería; el interior de la arena se tuvo que desmontar para dejar sitio a los campamentos de cada formación. Más sorprendente resultó la primera naumaquia de la historia de Roma, una batalla naval entre una flota de Tiro y otra egipcia, que tuvo lugar en un estanque artificial construido en el Campo de Marte.

Pero bajo este aluvión de celebraciones y alegría se agitaba el malestar: por el régimen autocrático instituido por el dictador, por los enormes gastos realizados, por la exorbitante suma de honores que le otorgaba el Senado, por el gran número de hombres que morían en los espectáculos, porque los soldados nunca estaban contentos y querían para ellos el dinero malgastado en las celebraciones. Incluso hubo alguna ejecución para calmar los disturbios. El dictador se movía en la cuerda floja, y muy pronto otros pasos en falso le quitarían el apoyo de sus colaboradores más estrechos, así como el de los hombres que había indultado en la guerra civil e incluso premiado con los cargos más importantes. Poco más de un año lo separaba de los idus de marzo. Para saber más

ENSAYO

El triunfo romano Maríy Beard. Crítica, Madrid, 2012. César, la biografía definitiva Adrian Goldsworthy. La Esfera de los Libros, Madrid, 2011. TEXTO

Historia romana. Libros XXXVI-XLV Dión Casio. Gredos, Madrid, 2004.

LOS IDUS DE MARZO

Convertido en dictador perpetuo, César se granjeó el odio de algunos senadores, que le asesinaron en la curia en el año 44 a.C., como muestra este óleo de V. Camuccini. Siglo XIX. Galería Nacional de Arte Moderno, Roma.


EL TRIUNFO EGIPCIO DE JULIO CÉSAR Los triunfos de César del año 46 a.C. tuvieron lugar entre el 21 de septiembre y el 2 de octubre. En estas páginas se recrea r ell triunfo egipcio, y se muestra el mo omento final de la celebración, cuando la procesión llega al Capitolio, ante el templo de Júpiter. En este triunfo, César exhibió jirafas, animales nunca antes vistos en Roma.

EL ITINERARIO DEL VENCEDOR

Según las modernas reconstrucciones llevadas a cabo por los investigadores, la procesión triunfal tenía su origen en la Porta Triumphalis o Puerta del Triunfo, en la muralla serviana, seguía por el vicus Lugarius hasta el vicus Tuscus y alcanzaba el foro Boario, donde se engalanaba la estatua de Hércules triunfante. Después se llegaba al Circo Máximo y se seguía hacia el monte Palatino hasta llegar a la vía Sacra, la larga arteria que b ell Foro F Al final, la procesión romano. A atravesaba ascendía por el clivus capitolinus, la vía de que conducía al templo de acceso pavimentada q Júpiter Óptimo Máximo, donde tenían lugar loss ritos finales y el sacrificio de loss animales que habían participado en el triunfo.

1 ARSÍNOE IV La hermana de Cleopatra desfiló como trofeo en el triunfo de César cargada de cadenas. Su situación suscitó la compasión del público.

CABEZA DE LA REINA CLEOPATRA VII LLEVANDO UN ELABORADO PEINADO HELENÍSTICO. MUSEO BRITÁNICO, LONDRES.

2 JIRAFAS Y ELEFANTES César exhibió unos cuarenta elefantes y algunas jirafas en su desfile triunfal. Estas últimas era la pri era vez que se veían en Roma y causaron gran sensació ón. 3 REPRESENTACIÓN DE ALEJANDRÍA En los desfiles triunfales se hacían recreacio ones de los lugares y enemigos conquistados. Aquí se haa recreado el faro de Alejandría para simbolizar la victoria en Egipto. 4 JULIO CÉSAR En el dibujo se representa al vencedor en lo alto de la escalinata del templo de Júpiter. Al parecer, César subió los escalones de rodillas para ofrecer su corona de laurel al dios.

3

2

CABEZA: BRITISH MUSEUM / SCALA, FIRENZE. RECREACIÓN: DORLING KINDERSLEY / GETTY IMAGES. MAPA: MB CREATIVITAT


4

2 1


NICOLÁS COPÉRNICO La revolución del cosmos El astrónomo que expulsó a la Tierra del centro del universo era un clérigo polaco que vivió discretamente, perfilando en secreto una teoría que cambiaría de forma radical nuestra visión del mundo ERNEST KOWALCZYK

CULTURE CLUB / GETTY IMAGES

INSTITUTO POLACO DE CULTURA (MADRID)


Nicolás Copérnico elabora su teoría heliocéntrica en una litografía de JeanLeon Huens. A la izquierda, portada de una edición de 1566 de la Narratio prima, síntesis de sus investigaciones.

NATIONAL GEOGRAPHIC CREATIVE / ALAMY / ACI

EL CIENTÍFICO Y SU OBRA


C R O N O LO G Í A

Un sabio errante y secreto 1473 Nicolás Copérnico nace en Torun, una próspera ciudad comercial que pocos años antes había sido anexionada al reino de Polonia.

1491-1503 Inicia estudios de derecho y medicina en Cracovia, Bolonia y Padua, pero sus intereses personales lo llevan al campo de la astronomía.

1503 Se doctora en Derecho canónico en la Universidad de Ferrara y regresa a Polonia para ponerse al servicio de su tío, obispo de Varmia.

Hacia 1508 Desempeña varios trabajos para la diócesis de Varmia y escribe Commentariolus, primera versión de su teoría. Luego marcha a Frombork.

1540 Conoce a G. J. Rheticus, que lo anima a publicar la teoría heliocéntrica que ha forjado a lo largo de décadas, fruto de sus observaciones.

1543 Se publica en Núrembeerg la primera edición de Sobre las revoluciones pocas semanas antes de la muerte de Copérnico, el 24 de mayo. UNO DE LOS LIBROS QUE COMPONEN LA OBRA MAGNA DE COPÉRNICO, SOBRE LAS REVOLUCIONES DE LOS ORBES CELESTES, PUBLICADA EN BASILEA EN 1566. BRIDDGEMAN / ACI

CRUCE DE CAMINOS

Vista de Torun, la localidad natal de Copérnico, en la ribera del río Vístula. La población estaba en un cruce de rutas comerciales que hizo prosperar a la burguesía local.

A

l mirar los retratos de Nicolás Copérnico vemos a un hombre de mediana edad, bien afeitado, con el pelo oscuro ligeramente ondulado, nariz pronunciada, un poco aguileña, y ojos agudos, con una mirada decidida. A primera vista, no hay mucho que lo distinga en una galería de retratos renacentistas y no parece que estemos delante del autor de la revolucionaria teoría que sacudió los fundamentos de la ciencia. ¿Quién fue el hombre que transformó la idea que la humanidad tenía del universo que la rodeaba? Copérnico nació el 19 de febrero de 1473 en el seno de una familia burguesa de Torun. Su padre era un comerciante recién llegado de Cracovia, la capital del reino polaco, y su madre venía de una adinerada familia local. Torun era uno de los principales centros urbanos en el norte de Polonia, país al que pertenecía desde 1466. Su ubicación en la ribera del Vístula y en un cruce de caminos comerciales contribuía a la riqueza de la ciudad y de sus habitantes.


ROYAL ASTRONOMICAL SOCIETY / SPL / AGE FOTOSTOCK

ÓRBITAS DE MERCURIO, VENUS Y EL SOL EN UN SISTEMA GEOCÉNTRICO. DIBUJO DEL SIGLO XVIII.

SIMPLIFICACIÓN GENIAL EN EL SISTEMA ptolemaico geocéntrico, se imaginaba que los

astros realizaban extraños movimientos de avance y retroceso mientras orbitaban en torno a la Tierra, situada en el centro del universo. Copérnico demostró que eso era una falsa impresión óptica. Si la Tierra giraba en torno al Sol y rotaba diariamente, las órbitas de los planetas resultaban perfectamente regulares. KRIVINIS / GETTY IMAGES

Poco sabemos sobre la educación juvenil de Copérnico. Lo más probable es que Nicolás, junto con su hermano pequeño Andrés, estudiase en la escuela parroquial de la catedral de San Juan y después en una escuela secundaria de la cercana ciudad de Chełmno. A los diez años, el futuro astrónomo perdió a su padre. Desde entonces, la figura masculina más importante en su vida sería la de su tío materno, Lucas Watzenrode, quien en 1489 se convertiría en obispo de Varmia.

Una ciudad cosmopolita Copérnico se matriculó en la Academia de Cracovia en 1491. Era la única universidad en Polonia y una de las pocas en esta parte de Europa. Fundada en 1364, ganó fama en la segunda mitad del siglo XV como importante centro de estudios matemáticos y astronómicos gracias a una serie de profesores excepcionales como Juan de Głogów, quien

EL HUMANISTA ITALIANO

Filippo Buonaccorsi (bajo estas líneas representado en su escritorio) llegó a mediados del siglo XV a Cracovia, donde contribuyó a difundir las ideas humanistas.

calculó la posición geográfica de Cracovia, o Alberto de Brudzewo. Era un ambiente propicio para que arraigara una nueva corriente cultural que llegó a Polonia desde el sur de Europa: el Renacimiento. Cracovia era una ciudad cosmopolita y repleta de visitantes procedentes de todos los rincones de Europa: mercaderes, artesanos e intelectuales. El preceptor de los hijos del monarca era el humanista italiano Filippo Buonaccorsi, antiguo miembro de la Academia Romana, donde fue conocido bajo el apodo de Calímaco. Por su universidad pasaban los heraldos del humanismo y sus imprentas publicaban los primeros libros. El fervor intelectual de la ciudad seguramente fascinó al joven Nicolás, que, sin embargo, no llegó a terminar sus estudios allí. En 1495, gracias a la protección de su tío obispo, Copérnico fue nombrado canónigo del cabildo de Frombork, MARY EVANS / AGE FOTOSTOCK


ASTRONOMÍA ANTIGUA

Ptolomeo formuló la explicación del universo vigente hasta la Edad Moderna. Museo del Louvre, París.

sede del obispado de Varmia. Pero Lucas Watzenrode, consciente de los talentos de su sobrino, optó por enviarlo a estudiar Derecho a Bolonia. El viaje a Italia, cuna de la cultura renacentista y donde la modernidad dialogaba con la Antigüedad, era la realización de los sueños de cualquier intelectual de la época. Pero para el futuro astrónomo suponía otra cosa más, pues un título conseguido en una de las más antiguas y prestigiosas universidades europeas era el pasaporte para un rápido ascenso en la jerarquía eclesiástica y, en consecuencia, para hacer carrera en la corte real. En Italia, el joven de Torun, en vez de entregarse al estudio del Derecho, continuó con su interés por las ciencias. Pronto se puso en contacto con el famoso astrónomo boloñés Domenico Novara, a quien acompañó en sus observaciones, más BRIDGEMAN / ACI

como asistente que como discípulo. En 1500, Copérnico fue a Roma para participar en las celebraciones del año del jubileo y probablemente también para hacer prácticas en derecho canónico en la administración papal. Sabemos que pronunció allí una conferencia astronómica. Si Copérnico efectivamente habló de astronomía en la Ciudad Eterna, con toda probabilidad no se trató de una ponencia oficial sino, más bien, de una charla privada, típica en el ámbito renacentista. Tal vez presentó los resultados de sus observaciones rodeado por un círculo limitado de científicos y conocidos. Comoquiera que fuese, se trató de un hecho puntual: Copérnico nunca más manifestó en público sus opiniones sobre astronomía.

Entre Polonia e Italia La estancia boloñesa tampoco concluyó con la obtención de un título de estudios, como se esperaba de él. Pese a ello, al regresar a Polonia, Nicolás consiguió el permiso del cabildo de Frombork para volver a Italia.


BRIDGEMAN / ACI

COPÉRNICO EN LA TORRE DE FROMBORK. ÓLEO POR JAN MATEJKO. 1873.

LA CASA DEL ASTRÓNOMO FROMBORK no era un lugar ideal para la observación de los as-

tros. Copérnico se quejaba de los «vapores tan neblinosos del Vístula». A pesar de la leyenda que sitúa sus observaciones desde una torre, lo cierto es que tenía una casa fuera de las murallas, en cuyo jardín mandó construir el llamado pavimentum, un suelo nivelado y firme para sus instrumentos. ROSSHELEN / GETTY IMAGES

Se comprometió a estudiar Medicina, una ciencia mucho más empírica y que seguramente se correspondía mejor con el verdadero interés de Copérnico: la observación de la Naturaleza. Así, en 1501, Nicolás volvió a Italia, precisamente a Padua, considerada entonces la meca de las ciencias naturales, y a lo largo de dos años se estuvo formando como médico. Terminado este período, y tras una década de estudios en tres centros diferentes, Copérnico, que ya tenía 30 años, necesitaba un título oficial. Lo obtuvo, sorprendentemente, en una cuarta universidad –la de Ferrara–, donde el último día de mayo de 1503 pasó su examen de doctorado, no en Medicina, sino en Derecho Canónico. Finalmente, el doctor Copérnico podía volver a Varmia con el deber cumplido, pero también con unos amplios conocimientos generales y un gran bagaje de experiencias. De vuelta a Polonia, pasó los primeros años al lado de su tío, como su secretario y médico personal en el castillo de Lidzbark Warminski, residencia del obispo. Copérni-

EN LA UNIVERSIDAD DE BOLONIA

El palacio del Archiginnasio de Bolonia era la sede de la Universidad de Bolonia cuando Copérnico estudió allí. Actualmente alberga la Biblioteca Comunal. En la imagen, su claustro.

co acompañó a su tío en sus viajes por toda Polonia. En uno que hizo a Cracovia publicó, en 1508, una traducción latina de las cartas del autor bizantino Teofilacto Simocatta. Su versión, aunque desvela carencias en el dominio del griego, es una muestra de sus amplios horizontes intelectuales.

Al servicio de la catedral Alrededor de 1510, tío y sobrino empezaron a distanciarse. Al envejecido Watzenrode, que moriría dos años después, no le gustaba la pasión científica de Copérnico y su aparente falta de ambición por obtener cargos más importantes. El astrónomo dejó Lidzbark Warminski y se trasladó a Frombork. Allí fue nombrado primero canciller y después administrador de los bienes de la catedral. En la guerra de 1520-1521 entre Polonia y la Orden de los Caballeros Teutónicos, encabezó la defensa del castillo de Olsztyn. Durante todos esos años demostró claramente su dedicación y utilidad para el cabildo, hasta el punto de que fue nombrado


LA MEDIDA DE LOS ASTROS

IDG

EM

AN

/ AC I

Esfera armilar Sus anillos muestran el viaje del Sol durante un año (eclíptica), los equinoccios, solsticios y el zodiaco. Siglo XVI Pinacoteca Ambrosiana, Milán.

PÁGINA DEL LIBRO SOBRE LAS REVOLUCIONES DE LOS ORBES CELESTES, DE COPÉRNICO, CON UN DIAGRAMA DE SU SISTEMA DEL UNIVERSO. FORUM / ALBUM

8

ORI OR RII

IO IO

GE G O

P

ALAMY / ACI

Triquetrum Sus brazos inclinados permitían obtener la altura del astro en la bóveda. En la imagen, réplica del instrumento que usó Copérnico en Frombork.

Cuadrante Apuntándolo al Sol se obtiene la altura del astro, en grados, que están marcados en el semicírculo. Cuadrante de 1784. Observatorio Astronómico de Brera, Milán.

BRIDGEMAN / ACI

BR

copérnico utilizó para sus observaciones tres sencillos instrumentos inventados por los antiguos griegos y que ya había empleado Ptolomeo en el siglo II a.C. para elaborar su propio sistema cosmológico, que ponía la Tierra en el centro del universo. Dos de ellos permitían conocer la altitud (medida en grados) del Sol y de los demás cuerpos celestes: el cuadrante y el triquetrum. El tercero, la esfera armilar, era un complicado artilugio que servía para mostrar el movimiento aparente de la bóveda celeste alrededor de la Tierra durante el año y establecer la laatitud i d y la l longitud de los planetas y las estrellas.


EL CAMBISTA Y SU MUJER, MARINUS VAN REYMERSWAELE. MUSEO DEL PRADO, MADRID.

TAMBIÉN UN GENIO DE LA ECONOMÍA

C

ALBUM

opérnico no se interesó sólo por la astronomía y la medicina. Menos conocida es su labor como economista. En 1528 publicó un tratado sobre la acuñación de moneda, en el que expresó su preocupación por la pérdida de valor de las monedas usadas entonces en Polonia. Las «buenas», con más contenido de metales preciosos, eran las más valoradas y desaparecían gradualmente de la circulación (porque pueden convertirse en metal), dejando en el mercado las monedas «malas», con menor contenido de metales preciosos. Esta norma, observada por Copérnico, fue descrita independientemente décadas después por el inglés Thomas Gresham, y hoy en día se conoce como la Ley de Copérnico-Gresham.

administrador interino de la diócesis tras la muerte de uno de los obispos a mediados de la década de 1520. A pesar de ello, nunca intentó seguir las huellas de su tío.

Atalaya astronómica El astrónomo, en cambio, observaba el firmamento noche tras noche. De su estancia en Olsztyn proviene una tabla astrónomica para observar el movimiento del Sol, cuyos restos se aprecian hoy en día en una de las paredes del claustro del castillo. En Frombork mandó construir el pavimentum, una terraza nivelada donde puso todos los instrumentos astronómicos que había fabricado él mismo. Hasta el fin de su vida anotaría escrupulosamente los resultados de sus observaciones, construyendo un modelo del universo cada vez más elaborado. No tenemos muchas noticias sobre la vida personal de Copérnico. Su buen amigo Tiedeman Giese, obispo de Chełmno, lo describió como una persona poco sociable e inmersa en sus propios asuntos. En es-

te sentido, en 1538 apareció un enigmático personaje en su vida, Anna Schilling, su ama de llaves. Su supuesta intimidad con el sexagenario canónigo se convirtió en tema de cotilleo hasta que el obispo de Varmia, Juan Dantisco, obligó a Copérnico a alejarla de él. Schilling tuvo que irse de Frombork y Copérnico se quedó otra vez solo con sus obligaciones y sus pasiones científicas. En 1540 apareció en la vida del astrónomo la persona más importante para su futura fama: Georg Joachim Rheticus. Desde hacía unos treinta años circulaba por Europa en copias manuscritas un breve tratado de Copérnico, en el que refería (aunque sin dar pruebas matemáticas) las bases generales de la teoría heliocéntrica, que situaba al Sol en medio del universo y a la Tierra girando a su alrededor.

LA POSICIÓN DE LOS ASTROS

Abajo, páginas del libro II de Sobre las revoluciones de los orbes celestes con las tablas astronómicas de las observaciones copernicanas. SOCIETY PICTURE LIBRARY / GETTY IMAGES


CRACOVIA

Cuando Copérnico estudió en la Academia de Cracovia, esta universidad era un importante centro de estudios astronómicos, y la capital era una ciudad cosmopolita en la que florecían las ideas humanistas. En la imagen, la iglesia de Santa María, en la plaza del Mercado. TICHR / GETTY IMAGES


KEPLER, EL CONTINUADOR

E. L

ESS

ING

/ AL

B UM

Las leyes de Johannes Kepler (1571-1630) describen el movimiento de los planetas alrededor del Sol.

El texto titulado Commentariolus se hizo famoso entre los astrónomos. «Todas las esferas giran en torno al Sol, que se encuentra en medio de todas ellas [...] cualquier movimiento que parezca acontecer en la esfera de las estrellas fijas no se debe en realidad a ningún movimiento de ésta, sino más bien al movimiento de la Tierra», escribía allí Copérnico. Rheticus quería conocer personalmente al autor de esta teoría y aprender de él. Cuál no sería su sorpresa cuando descubrió que Copérnico tenía en un manuscrito una obra mucho más elaborada, llena de observaciónes, cálculos y modelos geométricos. Con su entusiasmo, y apoyado por amigos del astrónomo, como el mencionado Tiedeman Giese, Rheticus logró

convencer a Copérnico para que le diera el permiso de escribir y publicar la Narratio prima. El libro, una exposición simplificada de las investigaciones de Nicolás Copérnico, apareció en Gdansk en 1540. En 1543, gracias al empeño personal de Rheticus, apareció en Núremberg la versión completa de Sobre las revoluciones de los orbes celestes. Entonces, Copérnico ya estaba moribundo como consecuencia del ictus que había sufrido pocos meses antes. Moriría el 24 de mayo.

Una obra revolucionaria Sobre las revoluciones desmontaba la teoría ptolemaica dominante desde hacía 1.500 años, según la cual el centro del mundo era la Tierra y que todos los cuerpos celestes circulaban a su alrededor. Las falacias de la teoría geocéntrica eran cada vez más patentes y Copérnico, inspirado por algún autor antiguo –que había contemplado la posibilidad de que la Tierra no fuera inmóvil– y por sus propias observaciones, ofreció una firme base matemática, en la que defendía la


LOOK AND LEARN / BRIDGEMAN / ACI

UN SANTO DE LA CIENCIA POSTRADO EN SU LECHO de muerte, Copérnico había perdido SEDE PROTEGIDA

El recinto de la catedral de Frombork, situado sobre una colina y rodeado de las murallas donde estaba la torre en la que, según la leyenda, vivió Copérnico.

ya el conocimiento cuando pusieron en sus manos una copia de su tratado astronómico recién impreso. Entonces el astrónomo recuperó la conciencia por un momento, vio el libro y a continuación expiró. Así lo mantiene una historia que, si no es totalmente apócrifa, recuerda mucho a una biografía de santo.

MACIEKL / GETTY IMAGES

idea del Sol como centro del universo, mientras los planetas giraban alrededor del astro en órbitas circulares. La Tierra no sólo no era el ombligo del mundo, sino que estaba sometida a tres movimientos diferentes: giraba alrededor del Sol, sobre sí misma y tenía una declinación angular de su eje. Para demostrar todo eso, el astrónomo ofreció un gran número de cálculos y dibujos que ilustraban sus ideas. Asimismo, en el prefacio de Sobre las revoluciones, dirigido al papa Pablo III, escribió: «Si por casualidad hay charlatanes que, aun siendo ignorantes de todas las matemáticas, presumiendo de un juicio sobre ellas por algún pasaje de las Escrituras, malignamente distorsionado de su sentido, se atrevieran a rechazar y atacar esta estructuración mía, no hago en absoluto caso de ellos [...]. Las Matemáticas se escriben para los matemáticos, a los que estos trabajos nuestros, si mi opinión no me engaña, les parecerán que aportan algo a la república eclesiástica, cuyo principado tiene ahora Su Santidad».

Nicolás Copérnico tenía razón tanto en su visión del universo como acerca de las reacciones hacia su obra. Sobre las revoluciones sufrió ataques por parte de gente inexperta, pero fascinó a matemáticos y astrónomos. Galileo Galilei, firme partidario del heliocentrismo, decía que no conocía a nadie que, tras haberla leído, siguiera defendiendo la teoría geocéntrica. El científico italiano se enfrentó a un juicio por herejía por defender las teorías copernicanas, prohibidas desde 1616. Galileo fue condenado por el Tribunal de la Inquisición, pero pocas dudas tenía sobre la teoría heliocéntrica cuando, tras retractarse pronunció: «Y sin embargo se mueve». Para saber más

ENSAYO

Un cielo pluscuamperfecto. Copérnico y la revolución del cosmos Dava Sobel. Turner, Madrid, 2012. TEXTO

Sobre las Revoluciones Nicolás Copérnico. Tecnos, Madrid, 2007. NOVELA

Copérnico John Banville. Edhasa, Barcelona, 2004.

EL AUTOR Y SU OBRA

Un Copérnico moribundo recibe en su cama un ejemplar de Sobre las revoluciones en esta ilustración de Josep Planella incluida en la obra La ciencia y sus hombres, publicada en 1876.


UN MUNDO DE CÍRCULOS Y ESFERAS a teoría heliocéntrica de Copérnico no sólo se basó en observaciones y cálculos matemáticos, sino también en ideas filosóficas que tenían poco de científico. Por ejemplo, su modelo circular del universo partía de la creencia de que el círculo es «la forma más perfecta de todas»; sería Kepler quien en 1609 demostraría que las órbitas de los planetas no son circulares, sino elípticas. La posición central del Sol se inspiraba en la creencia de algunos seguidores del filósofo y matemático griego Pitágoras en un fuego central que animaba todo el universo (aunque ellos creían que también el Sol orbitaba en torno a ese fuego). Copérnico también aceptaba la existencia de esferas, ocho capas concéntricas en torno al Sol a las que estaban fijadas las estrellas, como mantenía la cosmología medieval. Por tanto, creía que el universo era finito –en contra de la teoría del universo infinito que pronto triunfaría–, aunque también sostenía que era «inmenso», muchísimo mayor de lo que se creyó en la Edad Media. UNIVERSO CERRADO. ESTE DIAGRAMA MUESTRA LAS OCHO ESFERAS CELESTES QUE RODEAN AL SOL EN EL MODELO DE COPÉRNICO.


MODELO COPERNICANO SEGÚN HARMONIA MACROCOSMICA, DE ANDREAS CELLARIUS. 1660.

DE IZQUIERDA A DERECHA: BRIDGEMAN / ACI; G. DUPRAT / CIEL ET ESPACE PHOTOS / CONTACTO; VICTORIA AND ALBERT MUSEUM / RMN-GRAND PALAIS


ANTES DE LA CAÍDA

BPK / SCALA, FIRENZE

Los cinco hijos del zar Nicolás II de Rusia en una fotografía de 1910, ocho años antes de que la guerra y la revolución los arrastrasen a todos a una muerte violenta. Abajo, a la derecha, un portarretratos con las efigies del zar Nicolás II y su esposa Alejandra.

EL FINAL DE LOS ROMANOV EL ASESINATO DE LOS ÚLTIMOS ZARES


MN-GRAND PALAIS ZZI / R

BERI

Una noche de julio de hace cien años, la dinastía Romanov llegó a su sangriento final. Nicolás II, su esposa Alejandra y sus cinco hijos fueron brutalmente asesinados, y su destino fue una incógnita durante casi un siglo TOBY SAUL COLABORADOR DE HISTORY NATIONAL GEOGRAPHIC Y DE THE TIMES LITERARY SUPPLEMENT


MO

tersburgo

Ekaterim

rado)

Moscú

S

R U S I A

Las fronteras se muestran a partir de la Revolución Rusa, noviembre de 1917.

Ma C

a

io

,

NG MAPS

r

sp

ULIO DE 1918, CUANDO MANECIERON BAJO Y EKATERIMBURGO.

a revolución llegó a Rusia en febrero de 1917, y un mes después Nicolás II, emperador y autócrata de todas las Rusias, abdicó y se convirtió en Nicolás Romanov, a secas. Ocho meses más tarde, los bolcheviques se adueñaron del poder y la familia real quedó bajo su custodia hasta la sangrienta noche de julio de 1918 en que todos sus miembros fueron asesinados, víctimas de un destino que se habían resistido a ver venir.

L

Puede que la abdicación fuese un alivio para Nicolás, que ocupó el trono en 1894, después de la muerte de su padre, Alejandro III. Descrito como un hombre limitado y falto de imaginación, no poseía las aptitudes ni el temperamento necesarios para gobernar en tiempos tan turbulentos. Era un indeciso crónico, y solía aplazar hasta el último momento la emisión de las órdenes que debía dictar para después repetir el último consejo que había recibido. Un chiste que circulaba por San Petersburgo decía que las dos personas más poderosas de Rusia eran el zar y la última persona que había hablado con él, por lo fácil que era hacerle cambiar de opinión. No era un gobernante progresista,y creía en su derecho divino a reinar, una visión que su esposa Alejandra compartía. La Ojrana –su policía secreta, una organización asesina y terrorífica– operaba con impunidad.

GÜNTER GRÄFENHAIN / FOTOTECA 9X12

El zar indeciso

C R O N O LO G Í A

Marzo 1917

Cien años de una tragedia

El zar Nicolás II abdica. Los Romanov quedan bajo custodia en Tsárskoye Tseló, pero el gobierno de Kerensky teme que los ataquen elementos radicales.


PALACIO DE INVIERNO, EN SAN PETERSBURGO

Este imponente edificio era la residencia oficial de los zares desde el siglo XVIII, pero Nicolás II, su esposa Alejandra y sus hijos no vivían aquí, sino en el palacio Alexander, en Tsárskoye Tsélo, a una treintena de kilómetros. En ese lugar, Alejandra, de origen alemán y que no hablaba ruso, no sentía el rechazo que la corte manifestó hacia ella desde el primer momento. Y allí pudo mantener en secreto la enfermedad del zarévich Alexei: la hemofilia, que podía incapacitarlo para heredar el trono.

Agosto 1917

Mayo 1918

Julio 1918

1979

2007

En agosto, la familia imperial es evacuada de Tsárskoye Tseló con destino a la localidad siberiana de Tobolsk, en compañía de un nutrido séquito.

El día 23 se reúnen todos los Romanov en Ekaterimburgo, en la casa Ipatiev, donde Nicolás, Alejandra y su hija María estaban desde el 30 de abril.

En la madrugada del día 17, toda la familia es fusilada en el sótano de la casa Ipatiev. Sus restos son desfigurados y enterrados en secreto.

Se descubre una fosa común con restos de los Romanov, lo que se mantiene en secreto hasta el final de la Unión Soviética. No se excavará hasta 1991.

En una segunda fosa se hallan los restos del zarévich Alexei y su hermana María, los únicos que aún no habían sido localizados.


FINE ART / ALBUM

1 PROGRAMA DEL TEATRO ALEXANDRINSKY, EN SAN PETERSBURGO, CON LOS ACTOS EN CONMEMORACIÓN DEL 300 ANIVERSARIO DE LA DINASTÍA ROMANOV.

Como líder, Nicolás gozó de pocos éxitos. De 1904 a 1905 libró y perdió una guerra contra Japón cuyo resultado hizo que su régimen perdiese prestigio tanto en Rusia como en el extranjero. En 1905, una revuelta interna hizo que Nicolás accediese –a regañadientes– a crear la Duma, un cuerpo legislativo electo. Antes de que se celebrase su p primera oderes de la cámara sesión, el zar limitó los po en un intento de aferrarse a su propio poder 4 estalló la primera político. Cuando en 1914 guerra mundial, Nicolás condujo a sus súbpondría al límite los ditos a un conflicto que p recursos del país y costaríía millones de vidas. A pesar de todo, cerró los ojos a su creciente impopularidad, con el convencimiento de, en realidad, el pueblo lo quería. Pero su n muy distinta: lo pueblo tenía una opinión apodó «Nicolás el Sanguinario».

able Una familia vulnera De puertas adentro, Niccolás era un hombre familiar. Adoraba a su u esposa Alejandra, y ella lo adoraba a él. Fueron afortunados, puesto que en aquellos años la regla general era que los reyes contrajeran n matrimonio por conveniencia dinástica y no por amor. Se casaron en 1894 y tuvieron cuatro hijas seguidas: Olgaa, Tatiana, María y Anastasia.

ESPLENDOR IMPERIAL Numerosos objetos de carácter público y privado, como los que vemos aquí, dan cuenta del lujo que envolvió a la dinastía que había gobernado Rusia durante tres siglos.

2


4

1. BRIDGEMAN / ACI. 2. CLEVELAND MUSEUM / BRIDGEMAN / ACI. 3. Y 4. GETTY IMAGES

3

1 Corona imperial

2 Objetos litúrgicos

3 Miniaturas

4 Huevo Fabergé

Se estrenó en la coronación de Catalina la Grande, en 1762; con ella fue coronado su descendiente de quinta generación, Nicolás II, en 1896. Tiene incrustados cerca de 5.000 diamantes.

Este juego de recipientes de oro utilizados para celebrar misa fue encargado en el siglo XVII por el zar Teodoro III. Contiene incrustaciones de diez tipos de joyas.

En la década de 1890, Johannes Zehngraff pintó estos retratos del zar y su hija mayor, Olga. La casa Fabergé creó los marcos, hechos de oro y con joyas incrustadas.

Este huevo de 1913, creado por la casa Fabergé y regalado a los zares para celebrar la Pascua, conmemora el tricentenario de la fundación de la dinastía.


MICHAEL NICHOLSON / GETTY IMAGES

ALEXEI, CON OCHO O NUEVE AÑOS, MIRA A LA CÁMARA MIENTRAS JUEGA CON EL COLLAR DE PERLAS DE SU MADRE EN ESTA IMAGEN DE 1913.

FERMEDAD REDERO .

EJA DRA heredó la hemofilia de su abuela, la i ori l Reino Unido, y se la transmitió a su hij l x i. t nfermedad afecta a la coagulación de l nera que cualquier lesión menor T r lcau i puede seri s problemas. En el caso de Alexei, s un pequeñ golpe podía desencadenar una intensa hemorragia interna y hacer que sus venas corrieran el riesgo de romperse. Sus articulaciones eran muy vulnerables; si se le inflamaban, el tejido dañado le presionaba los nervios, causándole un intenso dolor. Entonces no había ningún remedio para esta enfermedad, y la esperanza de vida de un hemofílico era de unos 14 años. De ahí que Alejandra confiara fervientemente en los poderes sanadores místicos de Rasputín. L

I

Alexei, su anhelado hijo y heredero, fue su último descendiente, nacido en 1904. Según todas las fuentes, los Romanov eran una familia unida y feliz. Alemana de nacimiento y nieta de la reina Victoria del Reino Unido, Alejandra poseía un carácter más fuerte que el de su esposo. Su introvertida y distante forma de ser la alejó del pueblo ruso, que la veía como una extraña. A diferencia de su marido, Alejandra era consciente de que era impopular, lo cual hizo que se volviera altamente sensible, controladora y paranoica. En una ocasión, Sigmund Freud observó que las familias tienden a organizarse alrededor de su miembro más desfavorecido. Para los Romanov, esa persona podría haber sido Alejandra. Su tempera-


UNA CAPITAL INSEGUR A

En 1914, al comienzo de la Gran Guerra, San Petersburgo tomó el nombre de Petrogrado. Allí se concentraban decenas de miles de obreros y soldados, en los que hicieron mella tanto el caos económico y el desabastecimiento como las derrotas ante Alemania. Y allí, en febrero de 1917 (según el calendario juliano, entonces en vigor en Rusia; o en marzo, según el calendario gregoriano), estalló una revolución a la que se unieron las tropas, como vemos en la imagen. El zar, considerado el culpable de la crisis, tuvo que abdicar.

BRIDGEMAN / ACI

mento nervioso le aseguraba la atención y preocupación constantes de su esposo y sus hijas. La gran duquesa mayor, Olga, y la más joven, Anastasia, se llevaban cinco años de diferencia; Alejandra dependía de todas ellas y las mantenía siempre cerca. Toda la familia, especialmente Alejandra, mimaba al pequeño Alexei, un niño dulce y algo travieso. El heredero del trono había nacido con hemofilia, una enfermedad que le fue transmitida por vía materna. Su salud se convirtió en la mayor prioridad de sus vidas. Casi cualquier actividad comportaba el riesgo de que Alexei se golpease o cortase y sufriese catastróficos episodios de sangrado inter-

GRIGORI RASPUTÍN (ABAJO) ERA UN MÍSTICO HIJO DE CAMPESINOS. SU PODEROSA INFLUENCIA SOBRE LA ZARINA CONDUJO A SU ASESINATO POR MIEMBROS DE LA FAMILIA REAL EN 1916.

FINE ART / ALBUM

no o externo. Alejandra dormía junto a él, en el suelo, durante las semanas que duraba su recuperación. En una época en que los padres de clases altas cultivaban una relación distante con sus hijos, la dependencia física de Alexei creó un estrecho vínculo entre sus progenitores. Esto también los hacía vulnerables. Cuando llegaba alguien que podía explotar esa vulnerabilidad, caían rendidos ante él. Grigori Rasputín, nacido en el oeste de Siberia, era un autoproclamado hombre santo. Tenía una reputación ambigua, debido a su comportamiento promiscuo, sus poderes sanadores y su capacidad de predecir el futuro. No está claro si era un charlatán


EN LA SEDE DEL PODER

La fotografía muestra la gran escalinata del palacio de Invierno. Cuando las fuerzas bolcheviques tomaron el edificio durante la revolución de octubre (según el calendario juliano; noviembre, según el actual calendario gregoriano), no lo ocupaban los zares, sino el gobierno de Alexander Kerensky. JOHANNA HUBER / FOTOTECA 9X12


UIG / ALBUM

EL ASALTO AL PALACIO DE INVIERNO

En octubre de 1917 (según el calendario juliano; noviembre según el gregoriano), los bolcheviques tomaron el poder y Lenin quedó al frente de Rusia.

o si realmente creía que gozaba de poderes sobrenaturales.Lo cierto es que los Romanov creían ciegamente en Rasputín, y él ejerció una poderosa influencia sobre la familia real, en especial sobre Alejandra.

Esperanzas de curación Cuando Rasputín conoció a los Romanov en1905,lazarinaestabadesesperada.Aquel año, la revolución había estado a punto de derrocar a la monarquía. El nacimiento de

EN TOBOLSK, NICOLÁS INCLUSO PARECÍA QUE GOZABA CON SU CAMBIO DE FORTUNA. DISFRUTABA DEL AIRE LIBRE Y DE LA VIDA RURAL, Y NO ECHABA DE MENOS EL ESTRÉS DE SER EL ZAR

Alexei en 1904 les había dado el heredero que tanto habían esperado, pero su hemofilia no sólo era una tragedia personal, sino también una amenaza para el futuro de la dinastía. Esta situación de crisis política y agonía materna permitió a Rasputín introducirse en la familia. En 1908, Alexei sufrió un serio episodio de sangrado y Rasputín consiguió aliviar su dolor. Según se dice, el místico advirtió a Nicolás y Alejandra de que la salud de su hijo estaba vinculada a la fortaleza de la dinastía. La capacidad de Rasputín de cuidar de la salud del niño le aseguró un lugar en palacio y el poder de influir en el zar a través de Alejandra. Puede que la relación entre Rasputín y los Romanov ayudase al zarévich, pero también hundió la reputación de Alejandra y la distanció aún más del pueblo. Comenzaron a circular rumores que apuntaban a que Rasputín había seducido a la zarina. Aunque es casi seguro que no fue así, sí es cierto que Rasputín tuvo aventuras con mujeres del entorno de los zares. Nicolás ignoró las peticiones de apartar a Rasputín de la corte, lo que alimentó la ira de su gente. Su deseo de mantener felices a su esposa y a su hijo hizo que rechazara alejar la amenaza que representaba Rasputín.

Revolución y cautiverio En septiembre de 1915, en plena guerra, Nicolás II viajó al frente para asumir en persona el mando de las fuerzas rusas. La zarina atendió los asuntos internos, y la influencia de Rasputín sobre ella condujo al nombramiento de ministros incompetentes. Las derrotas en el frente y la conducta de Rasputín hicieron que el pueblo ruso se volviese contra el zar y su familia. El momento de la revolución había llegado. Para los bolcheviques, que se hicieron con el poder en noviembre de 1917, los Romanov se convirtieron en un dolor de cabeza. Unos querían mandarlos al exilio, otros querían que fuesen juzgados por los crímenes que les atribuían, y algunos querían que desapareciesen para siempre, puesto que si seguían vivos constituirían un símbolo del movimiento monárquico.


ALAMY / ACI

Al principio,la familia quedó recluida en el palacio Alexander, en Tsárskoye Seló, a una treintena de kilómetros de San Petersburgo. Más tarde, y por razones de seguridad, fueron enviados a Tobolsk, al este de los Urales. Allí no los trataron mal, e incluso pareció que Nicolás gozaba con su cambio de fortuna. Disfrutaba del aire libre y de la vida rural, y no echaba de menos el estrés de ser el zar de Rusia. La familia retuvo una generosa plantilla de sirvientes: 39 en total. Conservaron muchas de sus posesiones personales,incluyendo los álbumes de fotografías familiares encuadernados en cuero que con tanto cariño atesoraban. En esta primera época de su cautiverio, todavía era posible soñar con un final feliz. Quizá podrían llegar a Inglaterra

EN BUSCA DE SEGURIDAD EN JULIO DE 1917 tuvo lugar en Petrogrado una revuelta obrera que el jefe del gobierno, Alexander Kerensky, reprimió duramente. Kerensky estaba preocupado por la seguridad de la familia real, instalada en la cercana Tsárskoye Tseló: temía que el palacio Alexander (arriba), donde vivían los zares, fuera asaltado por una turba encolerizada que los atacase. Este peligro pareció incrementarse en aquel tenso mes de julio, y se decidió enviarlos a Tobolsk, un lejano paraje de Siberia apartado de la influencia de la revolución. También se ha sugerido que, en realidad, Tobolsk era sólo una parada: Kerensky tal vez quería enviar a los zares hasta Manchuria, desde donde podrían ponerse a salvo en Japón.


FINE ART / ALBUM

EN LA TUMBA DE LA CONTRARREVOLUCIÓN. LITOGRAFÍA POR VIKTOR DENI ALUSIVA AL FINAL DEL ZARISMO. 1920.

y exiliarse allí junto al rey Jorge V, primo del zar. O, mejor aún, quizá les permitirían retirarse a su residencia de Crimea, donde tantos veranos felices habían pasado. No entendían que, poco a poco, cada vía de escape se iba cerrando, hasta que sólo quedó una salida, la peor: Ekaterimburgo, adonde fueron llevados aduciendo que una conjura monárquica podía facilitar su huida de Tobolsk. Firmemente comunista y fanáticamente antizarista, Ekaterimburgo era la ciudad más radicalizada de Rusia. «Iría a cualquier sitio, excepto a los Urales», se dice que afirmó Nicolás mientras el tren lo transportaba hacia su residencia final. La familia se instaló en un gran edificio conocido como la casa Ipatiev por el apellido de su anterior propietario. Se construyó una alta cerca de madera para separarla del mundo exterior; dentro,los Rojjermanov disponían de un jardín Avdeev, cicio. El hombre que estaba al mando, m era corrupto (sus hombres robamuban a los Romanov sin disim dias lo), pero no cruel. Los guard eran hombres corrientes, recllun el tados en fábricas locales. Con tiempo, los Romanov llegaron a familiarizarse y hasta a hacerse amigos de sus guardianes. Esta situación no duró mucho. Los bolcheviques locales susstituyeron a Avdeev por Yakov YuYu rovsky, el hombre que planearía su asesinato.

CADA VEZ PEOR

Las condiciones del cautiverio de los Romanov empeoraron progresivamente desde que, en el verano de 1917, abandonaron el palacio Alexander, en Tsárskoye Seló, con destino a la localidad siberiana de Tobolsk. Alejandra se llevó consigo sus cuadros favoritos, la vajilla de plata, la porcelana china, los manteles de lino, su fonógrafo y sus discos, las cámaras de fotos y un baúl lleno de álbumes de fotografías. Aunque las n mucho más rústicas, la familia disfrutó instalaciones eran del aire libre y de la cálida bienvenida que le brindó la gente de allí. Después de que los bolccheviques tomaron el poder, los Romanov fueron trasladados durante la primavera 918 a Ekaterimburgo, ciudad conocida de 19 por ssu fervor antizarista. Les confiscaron fotográficas y no ha llegado las cámaras c hastta nosotros ninguna imagen de la familia tomada en la casa donde fueron asesinados. A EN MEMORIA DE LA FAMILIA REAL EN LA ANTIGUA RESIDENCIA PLACA OBERNADOR DE TOBOLSK, DONDE ESTUVIERON PRISIONEROS. DEL GO ALAMY / ACI

SOVFOTO / GETTY IMAGES


AKG / ALBUM

SCALA, FIRENZE

EL ZAR NICOLÁS II Y SUS CINCO HIJOS SENTADOS EN EL TEJADO DE UN EDIFICIO DE LA FINCA DE TOBOLSK, DONDE FUERON RETENIDOS DESDE EL VERANO DE 1917 HASTA LA PRIMAVERA DE 1918.

TATIANA Y SU HERMANA ANASTASIA, TRABAJANDO EN LOS JARDINES DEL PALACIO ALEXANDER, EN TSÁRSKOYE SELÓ, CERCA DE SAN PETERSBURGO, EN 1917.

LAS HIJAS DE LOS ZARES EN EL PALACIO ALEXANDER, EN 1917. SE AFEITARON LA CABEZA CON MOTIVO DE UN BROTE DE SARAMPIÓN, SEGÚN EL PROCEDIMIENTO MÉDICO DE LA ÉPOCA.


Acabó con los hurtos menores que su predecesor había dejado pasar, pero instituyó un régimen mucho más duro y reclutó guardias más estrictos y disciplinados. Mantuvo una relación distante, pero profesional con Nicolás y Alejandra, incluso cuando preparó sus muertes. Hasta parecía que le caía bien a Nicolás (quien, una vez más, se equivocaba).

YAKOV YUROVSKY, EL HOMBRE QUE ORGANIZÓ LA EJECUCIÓN DE LOS ROMANOV Y SE DESHIZO DE SUS RESTOS. HERITAGE / GETT IM

Los últimos civiles que vieron a los Romanov con vida fueron cuatro mujeres de la ciudad a las que habían llevado a limpiar la casa Ipatiev. Mariya Starodumova, Evdokiya Semenova, Varvara Dryagina y una cuarta mujer sin identificar aliviaron algo el aburrimiento de la familia en su reclusión, y les ofrecieron un último contacto con el exterior. El testimonio de estas mujeres ha proporcionado el retrato más penetrante y humano de aquella familia condenada a un destino fatal. Aunque les habían prohibido hablar con los Romanov, las limpiadoras tuvieron la oportunidad de observarlos de cerca. Les sorprendió el contraste entre las historias sobre la arrogancia de la familia que la propaganda antizarista había difundido y las personas sencillas con que se encontraron. Las grandes duquesas eran chicas normales. Para Evdokiya Semenova, el pobre y frágil Alexei parecía la personificación del sufrimiento del enfermo. Como muchas otras personas antes que ella, Semenova quedó especialmente impactada por sus ojos dulces e infantiles, que según ella parecían llenos de tristeza. La familia estaba encantada de poder disfrutar de esta distracción. Las hermanas se ofrecieron a ayudar a fregar los suelos, aprovechando la oportunidad para hablar

PRINT COLLECTOR / GETTY IMAGES

La agonía final

EL LUGAR DE LA EJECUCIÓN

Arriba, la habitación de la casa Ipatiev donde fueron asesinados los siete miembros de la familia Romanov y sus cuatro sirvientes en la madrugada del 17 de julio de 1918.

REUNIDOS EN UNA HABITACIÓN PEQUEÑA Y VACÍA, AÚN NO PARECÍAN SER CONSCIENTES DE SU DESTINO. SE PUSIERON SILLAS PARA ALEJANDRA Y NICOLÁS, MIENTRAS EL RESTO AGUARDABA EN PIE

con las limpiadoras, desafiando las reglas de la casa. Semenova consiguió dirigir unas pocas palabras amables a Alejandra. Una de las escenas que tanto Semenova como Starodumova recuerdan con gran claridad es la de Yurovsky sentándose junto al zarévich e interesándose por la salud del niño. Una rara escena de cordialidad y compasión que, vista en retrospectiva, resulta siniestra porque Yurovsky sabía que, en poco tiempo, él sería el ejecutor de esa criatura enferma de 13 años. La visita a la casa Ipatiev causó una profunda impresión en las cuatro mujeres. Los Romanov iban a ser asesinados porque eran el símbolo supremo de la autocracia. Pero, en Ekaterimburgo, los bolcheviques los habían convertido en lo contrario a aristócratas.


LA CASA DEL PROPÓSITO ESPECIAL

E

n Ekaterimburgo, la familia real se alojó en la casa Ipatiev. La rodeaba una empalizada de madera, tan alta que desde el interior no se podían ver las copas de los árboles que estaban fuera; unos días después de su llegada, sus carceleros pintaron de blanco los cristales de las habitaciones de la familia. Allí, en junio, cumplieron años sucesivamente la zarina Alejandra (46), Tatiana (21), Anastasia (17) y María (19). El 14 de julio, un sacerdote local, el padre Storozhev, fue requerido para oficiar una misa; fue una de las últimas personas del exterior que vio con vida a la familia imperial. Apenas tres días más tarde, en la madrugada del 17, los Romanov y sus cuatro sirvientes fueron asesinados en una habitación de 3 x 4 metros situada en el sótano de la «Casa del propósito especial», como llamaban al edificio sus carceleros. La casa tuvo luego otros usos (albergó un museo de la Revolución y otro antirreligioso), hasta que en 1977, al acercarse el 60.° aniversario de la Revolución de octubre, se decidió demolerla para que no se convirtiera en lugar de peregrinación de elementos antirrevolucionarios. Ejecutó la orden Boris Yeltsin, futuro presidente de Rusia y entonces jefe provincial del partido comunista.

M

UN SÓTANO LLENO DE HUMO DE PÓLVORA ABAJO, UNA PISTOLA DEL TIPO UTILIZADO EN EL ASESINATO DE LOS ROMANOV. LOS MATARON DOCE HOMBRES PROVISTOS DE ARMAS CORTAS, Y DISPARARON TAN APIÑADOS QUE ALGUNOS SUFRIERON QUEMADURAS DE PÓLVORA Y QUEDARON PARCIALMENTE SORDOS.

AKG / AL BU

En palabras de Evdokiya Semenova, «no eran dioses. En realidad, eran gente normal como nosotras. Simples mortales». En la noche del 16 de julio se envió un telegrama a Moscú que informaba a Lenin de la decisión de acabar con los prisioneros. Levantaron a la familia y a tres sirvientes de sus camas a la una y media de la madrugada, y Yurovsky les informó de que los enfrentamientos entre las fuerzas bolcheviques y las contrarrevolucionarias amenazaban la ciudad, y que, por su propia seguridad, debían bajar al sótano. Cargando al zarevich en brazos, Nicolás, su familia y los cuatro sirvientes que les quedaban –el médico de la familia, Eugene Botkin; Anna De-

midova, doncella de la emperatriz; el cocinero Iván Kharitonov, y el criado Alexei Trupp– bajaron al sótano. Reunidos en una habitación pequeña y vacía, aún no parecían ser conscientes de su destino. Se colocaron sillas para Alejandra y Nicolás, mientras el resto aguardaba en pie. Yurovsky se les acercó. Con los verdugos tras él, en la entrada, leyó a los estupefactos prisioneros una declaración: «La Dirección General del Soviet Regional, satisfaciendo la voluntad de la revolución, ha decretado que el antiguo zar Nicolás Romanov, culpable de incontables crímenes sangrientos contra el pueblo, debe ser fusilado». Cuando terminó, comenzaron a disparar a la familia. Los testimonios


ANNA ANDERSON, LA SUPUESTA ANASTASIA

EVERETT COLLECTION / BRIDGEMAN / ACI

ANASTASIA, LA MÁS JOVEN DE LAS HIJAS DE LOS ZARES, A LOS 13 AÑOS, EN UNA FOTO DE 1914. EL MES ANTERIOR A SU MUERTE HABÍA CUMPLIDO 17 AÑOS.

discrepan entre sí, pero la mayoría afirma que el zar era el objetivo principal, y que murió a causa de varios disparos. La zarina pereció después de que una bala le alcanzara la cabeza. La disciplina de los asesinos se desvaneció a medida que el humo de la pólvora inundaba la sala. Las grandes duquesas parecían ilesas, ya que las joyas que habían escondido en sus corpiños pudieron actuar como escudo durante el ataque inicial (Demidova había bajado al sótano con una almohada en la que también había joyas). Uno de los asesinos –un borracho llamado Ermakov– perdió el control por completo y empezó a acuchillar a los Romanov con una bayoneta. Tras veinte minutos de horror, de disparos, apuñalamientos y golpes, la familia y sus sirvientes estaban muertos. Los once cuerpos fueron cargados en un camión. El proceso de deshacerse de los restos fue caótico. Se cree que primero los dejaron en una mina poco profunda llamada Gánina Yama, que los bolcheviques intentaron volar con granadas, pero el pozo quedó intacto y retiraron los cuerpos rápidamente. De camino a la nueva sepultura, el camión quedó atrapado en el fango. Entonces sacaron dos de los cuerpos –hoy se cree que eran los de Alexei y María– y se deshicieron de ellos en el bosque. Los otros nueve cuerpos se empaparon en ácido, se quemaron y se enterraron en una fosa no muy lejos de allí.

La verdad sale a la luz

Poco después de que los bolcheviques anunciasen la muerte de Nicolás II, aseguraron que Alejandra y Alexei estaban viMUCHOS IMPOSTORES se hicieron pasar por hijos de vos en algún lugar seguro. Las muertes no los zares, aprovechando el misterio que envolvió la se confirmaron oficialmente hasta 1926, e desaparición de la familia real. Quizás el más famoso incluso entonces las autoridades soviéticas fue el de una mujer rescatada de las aguas del se negaron a asumir la responsaLandwehrkanal de Berlín en 1920. Ingresada en bilidad de la ejecución. En 1938, el hospital, y sin documento alguno encima, la Stalin prohibió cualquier debate mujer acabó por manifestar, de forma reticente, sobre el destino de la familia, y la que era Anastasia Romanov, y relató una casa Ipatiev fue demolida en 1977. historia detallada sobre cómo había conseguido En 1979, un par de historiadoescapar de la matanza. Más tarde se mudó a EE. res aficionados encontraron unas UU., se hizo llamar Anna Anderson y mantuvo tumbas cerca de Ekaterimburgo, que era Anastasia hasta su muerte en 1984. En ANNA ANDERSON, realidad, se trataría de Franziska Schanzkowska, pero el hallazgo se mantuvo en QUE DIJO SER ANASTASIA, EN 1961. una obrera polaca mentalmente desequilibrada. secreto hasta después de la caída ROGER VIOLLET / AURIMAGES


ALAMY / ACI

de la Unión Soviética. Entonces, en 1991, se exhumaron los restos de nueve personas, que después se analizaron y se identificaron como Nicolás, Alejandra, Olga, Tatiana, Anastasia y sus cuatro sirvientes. En 1998, los restos de la familia fueron enterrados en San Petersburgo, en la catedral de San Pedro y San Pablo, el lugar de sepultura tradicional de los zares. En el año 2000, la Iglesia rusa ortodoxa canonizó a Nicolás, Alejandra y sus cinco hijos como «portadores de la pasión», y en Gánina Yama (el primer lugar donde los bolcheviques intentaron deshacerse de los cadáveres) la Iglesia ortodoxa rusa levantó un monasterio; en 2003 se consagró la Iglesia de la Sangre Derramada en Ekaterimburgo, en el lugar que antaño había ocupado la casa

Ipatiev. Por último, en 2007 se hallaron los restos de Alexei y María, que se identificaron gracias al análisis de su ADN. Se dice que las familias cuyos miebros están muy unidos a veces se aíslan del mundo exterior, y ése fue el caso de los Romanov. Su ensimismamiento les impidió percibir el peligro que les acechaba, pero su amor los fortaleció y el hecho de estar juntos hizo más llevadero su cautiverio hasta su terrible final. Para saber más

ENSAYO

Los Romanov (1613-1918) S. Sebag Montefiore. Crítica, Barcelona, 2018. Las hermanas Romanov Helen Rappaport. Taurus, Madrid, 2017. NOVELA

La casa del propósito especial John Boyne. Salamandra, Madrid, 2013.

UN SANTUARIO PARA LOS ZARES

La iglesia de la Sangre Derramada, en Ekaterimburgo, se consagró en 2003. Se levantó en el solar que había ocupado la casa Ipatiev, donde fueron asesinados los Romanov.


HALLAZGO E IDENTIFICACIÓN Los huesos de la familia imperial asesinada en 1918 fueron enterrados apresuradamente en una zona pantanosa a unos 16 kilómetros al norte de Ekaterimburgo; no se recuperaron hasta siete décadas más tarde

E

l geólogo Alexander Avdonin, nacido en Ekaterimburgo, se alió con el cineasta ruso Geli Ryaboy en la década de 1970 para encontrar la sepultura de los Romanov. Ryaboy, que había trabajado en el ministerio soviético de Asuntos Interiores, tenía acceso a documentos clasificados que contenían pistas valiosas. Una publicación de 1926 describía la zona donde estaba la fosa como «un lugar pantanoso», y una foto de 1919 de

un puente despertó su curiosidad. Trabajando en secreto, localizaron esa estructura, y en mayo de 1979, la tumba, pero ocultaron el descubrimiento por temor a represalias de las autoridades soviéticas. Tras la caída de la Unión Soviética, el hallazgo de Avdonin se hizo público. En 1991 comenzó una excavación oficial que reveló que la tumba guardaba solo nueve personas: cinco Romanov y sus cuatro sirvientes. El experto forense Sergei Abra-

3.

La sepultura. En un bosque de abedules, varias cruces ortodoxas señalan el lugar donde estaba la fosa común hallada en 1979.

Investigadores. El experto forense Serguéi Abramov (a la izquierda), con una foto de la zarina Alejandra y otra de su cráneo. Alexander Avdonin (a la derecha) comenzó la búsqueda de los restos. 4.

1.

Los resstos de la familia real exhumados en 19911, ya identifiicados, en una fotografía de 1997 7. Al año siguien nte fueron solemn nemente enterra ados en la catedral de San Petersburgo. 2.

1. W. LASKI / GETTY IMAGES. 2. UIG / AGE FOTOSTOCK. 3. M. COPELAND / GETTY IMAGES. 4. SPUTNIK / ALBUM. 5. LASKI / GETTY IMAGES. 6. Y 7. AKG / ALBUM

7.


mov usó medidas craneales para identificar los huesos, y científicos británicos tomaron ADN mitocondrial de los restos y los compararonconeldesusparientesconocidos.En1993 se anunció que los cadáveres eran los del zar, la zarina, Olga, Tatiana y Anastasia. En 2007 se hallaron restos carbonizados enterrados cerca de la primera fosa, y el ADN mostró que correspondían a María y Alexei. Quedaba demostrado que no hubo supervivientes.

5.

Serguéi Abramov utilizó medidas craneales para identificar los cuerpos a principios de la década de 1990. Arriba, la calavera del zar Nicolás II superpuesta a su fotografía, según la técnica de Abramov.

6.

Testigos mudos. Arriba, los cráneos hallados en 1991 y que corresponden, de izquierda a derecha, a la gran duquesa Olga, la zarina Alejandra, el zar Nicolás II y las grandes duquesas Tatiana y Anastasia. Abajo, las reconstrucciones l de d los l cinco i R b la base b d los restos t óseos, dispuestas d d craneales Romanov sobre de en ell mismo orden.


GRANDES ENIGMAS

La Mano Negra, ¿sociedad secreta o montaje policial? En 1883, una serie de crímenes en la Campiña de Jerez fueron atribuidos por la policía a una asociación criminal anarquista das,pueslafamiliaCorbacho debía una importante cantidad de dinero a Gago. Otros explicaron que Gago había intentado seducir a diversas mujeres, entre ellas una sobrina de los Corbacho. Pero las pesquisas y los interrogatorios de la Guardia Civil depararon una conclusión sorprendente: el asesinato había sido ordenado por una organización criminal anarquista, La Mano Negra.

Patíbulo en Jerez Se decía que este grupo organizaba toda clase de sabotajes y atentados contra los propietarios agrarios de Andalucía, con el propósito último de provocar una revolución social e instaurar

el comunismo. Organizados de modo clandestino, para mantener la disciplina no dudaban en tomar represalias contra cualquier delator. Fue así como, según la Guardia Civil, Pedro Corbacho, jefe de la organización en Jerez de la Frontera, dio la orden de ejectuar a Gago. El 5 de junio se inició el juicio en el Palacio de Justicia de Jerez, ante un público numeroso. En los interrogatorios, los acusados negaron que formaran parte de una asociación secreta, aunque sídegrupossocialistasdedicados a la asistencia mutua. Eltribunalcondenóamuerte a siete de los acusados y a 17 años de prisión a otros ocho. En abril de 1884, el Tribunal

T BUNAL POPULAR LLOS ESTATUTOS de La Mano Negra preveían for-

mar un «Tribunal Popular encargado de sentenciar y castigar los crímenes de la burguesía». Sus miembros «inventarán todos los medios de pegar fuego, de asesinar, de envenenar y, en fin, todos los medios de hacer daño». MO ONEDA DE ALFONSO XII. GABINETE NUMISMÁTICO, BARCELONA. ORONOZ / AALBUM

PRESOS relacionados con La DOCUMENTA / ALBUM

E

l 4 de febrero de 1883, la Guardia Civil localizó un cadáver en avanzadoestadodedescomposición en el campo del Algarrobillo, dentro del término municipal de Jerez delaFrontera.Elfallecidoera el joven jornalero Bartolomé Gago Campos, conocido como Blanco de Benaocaz. La autopsia determinó que había muerto dos meses antes como consecuencia de varios disparos. Las investigaciones pronto señalaron como autor del crimen al labrador Francisco Corbacho. Aprimeravista,setrataba de un crimen como tantos otros. Se dijo que la causa había sido un asunto de deu-

Mano Negra en la cárcel de Cádiz. La Ilustración Española y Americana, 1883.

Supremo aumentó las condenas a muerte a 13, aunque los indultos del gobierno redujeron la cifra de nuevo a siete. Los reos fueron ejecutados en Jerez de la Frontera dos meses más tarde. En esos mismos meses se produjo otro crimen cerca de El Puerto de Santa María. El 2 de abril de 1883, en el interior de la venta del Empalme, fue hallado sobre un charco de sangre el cadáver semidesnudo de su propietario, Antonio Vázquez.


EMERGENCIA SOCIAL

pobre hombre y le cortó el cuello. Los delincuentes sólo obtuvieron dos pesetas y unos barriles de vino. Al cabo de poco tiempo, los criminales fueron detenidos por la Guardia Civil. Se trataba de trabajadores del campo, la mayoría veinteañeros, aunque el mayor, Antonio Roldán, tenía 42 años. Casi todos carecían de antecedentes y tenían nula o escasa formación. Sin embargo, la policía pronto los relacionó con La Mano

MENDIGO ANDALUZ. DIBUJO POR J. M. MARQUÉS. 1884.

PRISMA / ALBUM

La noche anterior un grupo de cuatro hombres había entrado en el mísero local para beber. Después de consumir unos vasos de vino amenazaron al tabernero con una pistola y una navaja para robarle. Pese a la miseria en la que vivía el ventero, los ladrones habían sabido que atesoraba una importante suma de dinero. Ante las súplicas y negativas del tabernero, uno de los ladrones, llamado Antonio Roldán, perdió los papeles, se abalanzó sobre el

UN PRESO de La Mano Negra declaró: «En Jerez eran impotentes municipales y Guardia Civil para detener a los hambrientos. Se llevaban lo que podían de molinos, panaderías y algunas tiendas. Mujeres y niños salían por los campos en busca de hierba para alimentarse».


GRANDES ENIGMAS

JEREZ DE LA FRONTERA.

NEIL FARRIN / GETTY IMAGES

Vista de la catedral de San Salvador, del siglo XVII.

Negra. El juicio se celebró el 26 de mayo de 1883 en El Puerto de Santa María y dos días después cuatro acusados fueron sentenciados a muerte por robo con homicidio. El gobierno conmutó

tres condenas a muerte por prisión perpetua, de modo quesóloAntonioRoldán fue ejecutado por garrote, el 23 de marzo de 1884. En agosto de 1883 fue el turno de Fernando Olivera Montero, guarda de la posesión del Hormigoso. Inicialmente, su muerte no levantósospechas.

Sin embargo, al cabo de unos meses, Cristóbal Durán Gil, vecino de Arcos, y Antonio Jaime Domínguez, natural de El Bosque, fueron detenidos y acusados de asesinar a Olivera a golpes. Durante el interrogatorio, la Guardia Civil trató de que confesaran su pertenencia a la famosa sociedad secreta. Antonio Jaime admitió que Durán lo había querido afiliar a la In-

La mayoría de acusados negaron ante el juez que pertenecieran a La Mano Negra CONDENADOS DE LA MANO NEGRA. ILUSTRACIÓN DE LA REVISTA MUSEO CRIMINAL, 1904. BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA

ternacional, pero en el juicio se negó a admitir ante el fiscal que era miembro de La Mano Negra. Cristóbal Durán también se retractó. En el juicio, el fiscal mantuvo que Durán le había dado un ultimátum a Olivera para afiliarse y, cansado de esperar, le preparó una emboscada junto con Antonio Jaime, al que también amenazó si no le ayudaba. Entre los dos le propinaron la paliza que pudo desencadenar su muerte. Sin embargo, no se pudo demostrar que Olivera muriese como consecuencia de los golpes recibidos ni que los dos individuos detenidos perteneciesen a La Mano


El terror por la imagen EN JULIO DE 1883, el se-

Negra. Lo único que incriminaba a Durán y a Jaime eran sus primeras declaraciones, obtenidas bajo tortura. A pesar de todo, Durán fue condenado a cadena perpetua y Antonio Jaime Domínguez, a 17 años de cárcel.

¿Fue un montaje? Estos y otros sucesos acaecidos en esos mismos años en la Campiña de Jerez, cuyo eco se difundió por toda España a través de la prensa, crearon una auténtica psicosis en torno a la misteriosa organización La Mano Negra. Y plantearon desde entonces una pregunta: ¿Existió realmente esa aso-

BIBLIOTHÈQUE NATIONALE DE FRANCE

manario francés Le Monde Illustré informaba sobre las represalias que los miembros de La Mano Negra tomaban contra los delatores: «La gendarmería española ha encontrado a uno de ellos colgado de los pies de un árbol; le habían cortado la cabeza y se la ataron sobre los pies. Una inscripción [“Para escarmiento de traidores”] indicaba perfectamente el propósito de la venganza». Sin embargo, la truculenta escena parece imaginaria, pues no consta nada parecido en la localidad jerezana de Villamartín, donde la situaba la revista gala.

ciación criminal secreta? Los historiadores actuales aún discuten al respecto. Los contemporáneos mismos tenían muchas dudas. Por ejemplo, los autores de una recopilación de artículos aparecida en 1883, Causas célebres llamadas de La Mano Negra, publicadas en el Diario de Cádiz, explicaban sobre el crimen de El Puerto de Santamaría: «Como verá el lector, el delito cuyo juicio oral y público se describe a continuación nada o muy poco tiene que ver con lo que se ha llamado La Mano Negra. Ésta, si acaso, asoma como un accidente secundario, por pertenecer

los autores del hecho punible a una perseguida asociación secreta. Pero el móvil del crimen fue completamente ajeno a esa sociedad». Además, estaban las irregularidades del proceso, con confesiones obtenidas mediante torturas y jueces y fiscales dispuestos a condenar sin pruebas. En realidad, para entender el fenómeno de La Mano Negra hay que tener presente la crisis económica y social que atravesó Andalucía en los inicios de la década de 1880. Las malas cosechas, consecuencia de la sequía del verano de 1881, dieron paso a la intensificación de la miseria de los campesinos y jor-

naleros pobres. Cuando llegaron las lluvias, lo hicieron de forma muy irregular y, en algunos casos, con una fuerza inusitada, devastadora. El hambre y la desesperación se adueñaron de la región andaluza entre 1882 y 1883, lo que tuvo como consecuencia inevitable el incremento del número de robos, motines, huelgas, asaltos a cortijos, amenazas a propietarios y asesinatos. Una sensación de inseguridad se apoderó de los terratenientes, la burguesía y las autoridades encargadas de mantener el orden en los campos andaluces, muy especialmente en la provincia de Cádiz.


GRANDES ENIGMAS

JUICIO en Jerez de la Frontera por el

SFGP / ALBUM

asesinato del Blanco de Benaocaz. Grabado de 1883.

De hecho, a finales de 1882 la agitación social que se vivía en la Campiña de Jerez hizo que el gobierno enviara un contingente de la Guardia Civil que realizó cientos de detenciones,3.000segúnalgunos autores. La vigilancia y la represión se redoblaron al saberse que se preparaba

una huelga general para la cosechade1883,desbaratada por una contundente intervención de la Guardia Civil.

Arma de los ricos Años más tarde, Vicente Blasco Ibáñez, en una novela ambientadaenlacampiñajerezana,La bodega,arguyóque

La Mano Negra no fue más que un espantajo o fantasma utilizadoporlospropietarios agrícolas para mantener sometidos a los trabajadores. «Bastaba que se reuniesen con cierto misterio unos cuantosjornalerosenun hato, en un rancho de la campiña, para que al momento sonasen los ricos el toque de alarma en los periódicos de toda España, y llegaran nuevos soldados a Jerez, y la Guardia Civil corriera el campoamenazandoatodoel que no estaba conforme con lo exiguo del jornal y la miNOTICIA DEL DIARIO LA ÉPOCA, DEL 19 DE ABRIL DE 1884, SOBRE LA REVISIÓN DEL JUICIO DEL BLANCO DE BENAOCAZ. ALAMY / ACI

seria de la alimentación. ¡La ManoNegra!¡Siempreaquel fantasma, agrandado por la exuberante imaginación andaluza, que los ricos cuidaban de conservar vivo y en pie para moverlo así que los gañanes formulaban la más insignificante petición!...». Añádase a esto el papel de la prensa, que potenció y explotó el morbo de los lectores,ávidosdenoticiastruculentas, convenciéndolos de que en Andalucía existía una terrible amenaza contra el orden establecido. Aun así, algunos autores han sostenido que La Mano Negra existió realmente como sociedad secreta. Juan


Garrote vil en Jerez de la Frontera EL 14 DE JUNIO DE 1884 se ejecutó a siete acusados por el proceso del Blanco de Benaocaz. Un periodista relató:

«Los ejecutores los fueron preparando, haciéndolos sucumbir uno por uno y sucesivamente. La colocación de una tela negra en la cabeza indicaba que había llegado el último momento [...] En 18 minutos todo acabó al fin».

RUE DES ARCHIVES / ALBUM

ILUSTRACIÓN DEL DIARIO LE PETIT JOURNAL, DE 1892, SOBRE LA EJECUCIÓN DE 1884.

Díaz del Moral, autor de la Historia de las agitaciones campesinas andaluzas (1929), escribió que «un afiliado a la sociedad secreta, interrogado por mí, me confesó que alguna vez se decretó y aplicó la última pena a un obrero por ser delator. Creo, pues, indudable la existencia de la sociedad secreta y la de algunos de los crímenes que se le imputaron».

Los estatutos La prueba material más evidente de la existencia de la sociedad son los estatutos de la asociación. Tomás Pérez de Monforte, comandante de la guardia rural

de Jerez de la Frontera, los había encontrado en 1878, ocultos debajo de una piedra. Muchos historiadores han creído que este reglamento fue fabricado por la propia Guardia Civil, pero la historiadora argentina Clara E. Lida, en un riguroso trabajo de investigación, argumentó que el texto era auténtico, pues se conserva en varios ejemplares y es similar a los reglamentos de otras asociaciones clandestinas obreras de esos años. Sin embargo, los historiadores siguen divididos al respecto de la autenticidad de los estatutos y de la existencia de La Mano Ne-

gra. Unos dicen que su vocabulario no corresponde al de una organización anarcocolectivista, mientras que para otros no hay duda de que son auténticos y de que dicha organización secreta existió. A pesar de ello, subrayan que las autoridades policiales, y especialmente la fiscalía, instrumentalizaron la información localizada años atrás para desarticular grupos clandestinos de resistencia campesina. La existencia de La Mano Negra la confirmaría un comunicado de la Federación de Trabajadores de la Región Española, organización anarcosindicalista fundada

en diciembre de 1881 y vinculada a la Internacional, en el que se desmarcaba de los crímenes, robos y asesinatos que asolaban algunas comarcas andaluzas, declarando que no mantenía relaciones con La Mano Negra ni con ninguna asociación secreta de tipo criminal. Sin pruebas concluyentes, el debate sigue abierto y el enigma sin resolver. ALBERT GHANIME UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Para saber más Hambre en Andalucía. Demetrio Castro. Córdoba, Ayuntamiento, 1996. La Mano Negra E. Romero. Almuzara, Córdoba, 2017.


GRANDES DESCUBRIMIENTOS

Arslantepe, el palacio más antiguo del mundo

L

o primero que impresiona al llegar a Arslantepe –en el verde llano de Malatya, a orillas del río Éufrates, en la actual Turquía– es un montículo o tell de 30 metros de altura, formado por la superposición de núcleos habitados a lo largo de cinco mil años, entre los milenios VI y I a.C. En turco, Arslan-tepe significa «colina del león» o «de los leones». El nombre proviene de las dos estatuas de leones de piedra que se alzaban en su cima, halladas a principios del siglo XX por viajeros de paso. Los leones, junto con la estatua de un rey y una serie de bajorrelieves, decoraban una puerta

MAR R NE N GRO RO

E STA M BU L ANKA

TURQUÍA

Arslantepe MAR AR M MEDITE DI ERRÁNEO ÁN

de acceso a una ciudad del I milenio a.C., heredera del antiguo Imperio hitita. Estas imponentes esculturas, descubiertas en la década de 1930 por una misión arqueológica francesa encabezada por Louis Delaporte, se exponen actualmente en el Museo de las Civilizaciones de Anatolia, en Ankara. En 1961, Salvatore Puglisi inició las excavaciones italianas en el yacimiento, que más tarde continuó Alba Palmieri. Entonces se sabía que, además de una ciudad de época hitita y otra neo-

hitita, posterior a aquélla, Arslantepe escondía restos mucho más antiguos. Fue Palmieri quien los descubrió. En la parte suroeste del tell excavó un santuario de ladrillos de adobe (es decir, de barro secado al sol) que databa de finales del IV milenio a.C. Las investigaciones mostraron que el templo no estaba aislado, sino que formaba parte de un conjunto de edificios públicos mucho más amplio, sepultadobajounaacumulación de más de diez metros de materiales correspondientesaépocasposteriores.

© MISSIONE ARCHEOLOGICA ITALIANA NELL’ANATOLIA ORIENTALE - SAPIENZA UNIVERSITÀ DI ROMA. FOTO: ROBERTO CECCACCI.

Hace más de 5.000 años, se levantó un conjunto monumental junto al Éufrates, en Turquía, que quizá sea el primer palacio conocido

EL EDIFICIO de audiencias, con la abertura que da al patio, en el centro de la cual se aprecian los restos del podio sobre el que quizá se situó un trono.

Un palacio de adobe Aquellos edificios, que se pusieron al descubierto poco a poco, tenían carácter monumental y se habían conservado extraordinariamente bien, a pesar de que estaban construidos

con un material perecedero como es el adobe. Más aún: milagrosamente, las capas de estuco blanco (también muy frágiles) que cubrían los muros aún se hallaban en su sitio después de cin-

Década de 1930

1961

1990

2014-2016

Louis Delaporte inicia las primeras excavaciones regulares del lugar y descubre la puerta de los Leones.

Empiezan las excavaciones italianas, dirigidas por Salvatore Puglisi y, posteriormente, por su alumna Alba Palmieri.

Durante los trabajos dirigidos por Marcella Frangipane se encuentran los almacenes y el segundo templo del palacio.

Se descubren el edificio de audiencias y, ante él, el gran patio, lo que indica que el complejo de Arslantepe era un palacio.

COPA DE PIE ALTO DESCUBIERTA JUNTO AL PODIO DEL SUPUESTO TRONO DE ARSLANTEPE.

ROBERTO CECCACCI


TOROS ESQUEMÁTICOS EN EL PALACIO se hallaron relieves y pinturas

durante la última etapa de vida de los edificios fueron cubiertas con el estuco. Estos edificios de Arslantepe, datados entre los años 3400 y 3100 a.C., están considerados como el ejemplo más antiguo de un auténtico palacio, y preceden casi en un milenio a los palacios más famosos del Próximo Oriente fechados en el III milenio a.C., como el de Mari, en la actual Siria. Se trata de un conjunto de construcciones públicas y

ROBERTO CECCACCI

co milenios. Mientras los arqueólogos limpiaban dos de estos muros, aparecieron pinturas con figuras rojas y negras bajo varias capas de estuco blanco. Enseguida intervinieron los restauradores, que sacaron a la luz amplias superficies decoradas con imágenes de tipo esquemático en las que aparecían personajes y escenas que se han relacionado con el liderazgo de una comunidad. Las pinturas se conservaron gracias a que

que se habían conservado muy bien a pesar de la extrema fragilidad del soporte sobre el que se hicieron (barro) y de los pigmentos utilizados (ocre y carbón). En una escena pintada, dos toros conducidos por un hombre arrastran lo que probablemente sea un arado.


GRANDES DESCUBRIMIENTOS

Una economía controlada desde el poder

Tres de las nueve espadas halladas en el palacio, una de las cuales está decorada con damasquinado de plata. Constituyen el testimonio más antiguo del uso de estas armas.

ALMACENES LLENOS de recipientes para alimentos y n centenares de cuencos fabricados en serie atestiguan que en el palacio se repartían habitualmente numerosass raciones de comida, posiblemente a los trabajadoress que acudían allí. Sobre las puertas de los almacenes y sobre recipientes de todo tipo (jarrones, sacos, ces-tos...) se estamparon miles de impresiones de selloss con más de 200 imágenes distintas, lo que habla dee una economía controlada por funcionarios.

residenciales conectadas unas con otras y situadas en varias terrazas a lo largo de la pendiente de la colina. Hacia 3100 a.C., el palacio fue destruido por un violento incendio, y bajo sus ruinas se conservaron para la posteridad múltiples testimonios de la vida de sus

habitantes: objetos de cerámica y metal, impresiones de sellos en arcilla, restos de materiales vegetales carbonizados y numerosos huesos de animales. Su estudio ha permitido reconstruir la vida del palacio y las funciones de los edificios. Así, se identificaron dos templos, varios almacenes, patios, edificios de representación y áreas en las que se llevaban a cabo tareas administrati-

Impresión de un sello que representa a un león, símbolo recurrente en las representaciones artísticas de Arslantepe.

vas, como sugiere el hecho de que el material encontrado allí (sobre todo, impresiones de sellos) esté relacionado con la contabilidad. Los arqueólogos consideran que las élites controlaban de forma sistemática la economía de la población en aquella zona: utilizaban mano de obra a la que se recompensaba con comida que se guardaba en los almacenes y se repartía

Arslantepe demuestra que las primeras civilizaciones urbanas no aparecieron sólo en Mesopotamia RECONSTRUCCIÓN DE UNO DE LOS SISTEMAS DE CIERRE Y SELLADO DE LAS PUERTAS. TIZIANA D’ESTE

en grandes cantidades mediante cuencos producidos en serie. Por otra parte, los miles de impresiones de sellos que se han descubierto documentan el nacimiento de la burocracia y de un sistema administrativo centralizado antes de la invención de la escritura. La estrecha relación entre las funciones del líder y la actividad económica, que descansaba en la agricultura, quedó plasmada en una de las pinturas del pasillo del palacio, así como en un sello cilíndrico. En la pintura se ve un arado tirado por bueyes que sale del recinto, y en el sello aparece un personaje


Sello cilíndrico (a la izquierda) y su impresión (arriba). El líder está sentado en un trillo –una plataforma con cuchillas en su parte inferior, usada para separar el trigo de la paja–, que es conducido por un cochero y arrastrado por un bóvido. Lo sigue una procesión de individuos con horcas. La escena sugiere el control de las actividades agrícolas por el personaje principal.

Impresiones de sellos de Arslantepe.

Cuencos producidos en serie por los almacenes del palacio. palacio En esta época se desarrolla una producción masiva de cuencos al torno, que responde a la necesidad de repartir alimentos de manera sistemática a cambio de trabajo. © MISSIONE ARCHEOLOGICA ITALIANA NELL’ANATOLIA ORIENTALE - SAPIENZA UNIVERSITÀ DI ROMA. FOTO: ROBERTO CECCACCI. ILUSTRACIONES: TIZIANA D’ESTE.

sentado sobre un trillo que es arrastrado por un bóvido y al que sigue una procesión de hombres con horcas.

La sala de audiencias Las excavaciones realizadas entre 2014 y 2016 sacaron a la luz un gran patio al que se accedía por el pasillo principal. En aquel patio, y en la parte opuesta al pasillo, se alzó un edificio monumental, en cuya pared había una abertura que estaba ocupada casi en su totalidad por un podio de arcilla con tres escalones. Encima de aquellos peldaños se encontraron restos quemados de madera de enebro, que sugieren

la presencia de un posible trono de madera destruido durante el incendio. Delante del podio había dos plataformas bajas de arcilla; posiblemente eran lugares de descanso para quienes acudían ante el líder, el cual tal vez concedía audiencia allí, sentado en su trono de madera. Y quizá la autoridad de este personaje –por primera vez en la historia– era explícitamente laica. Así lo probaría el hecho de que los edificios públicos de Arslantepe en el período anterior fuesen dos grandes templos (abandonados hacia 3500 a.C.), donde tenía lugar una distribución ce-

remonial de comida. Por el contrario, en el edificio «de audiencias», donde se halló el supuesto trono, no se permitía el acceso al público, y en su interior no aparecieron cuencos ni objetos de culto. Esta construcción sí se comunicaba por la parte trasera con las viviendas de las élites, que formaban parte del complejo monumental. Por todo ello, el palacio de Arslantepe supone una revolución respecto a los conocimientos tradicionales sobre el nacimiento de las primeras civilizaciones urbanas. Por un lado, demuestra que su gestación no se limitó a Mesopotamia, y que los bordes

de Anatolia fueron uno de sus escenarios. Por otro lado, sugiere que el sistema de gobierno centrado en los palacios pudo nacer ya a finales del IV milenio a.C., y en una zona considerada periférica respecto al mundo mesopotámico. Por último, el hecho de que Arslantepe no fuera una gran ciudad indica que el surgimiento de núcleos urbanos no siempre se relacionó con el nacimiento de una autoridad estatal. MARCELLA FRANGIPANE UNIVERSIDAD LA SAPIENZA (ROMA)

Para saber más INTERNET

www.arslantepe.com/en/


LIBROS DEL MES

NOVELA HISTÓRICA

El viaje africano del cartaginés Hannón specialista en historia de Roma, Fernando Lillo realiza una nueva incursiónenlanovelahistórica con Los jinetes del mar, obra dedicada al legendario viaje del cartaginés Hannón más allá de las Columnas de Heracles (el estrecho de Gibraltar). Periplo, éste, del que existe un relato en griego, conservado en un manuscrito del siglo IX. La historia comienza en Cartago en el año 481 a.C. Lillo imagina que Hannón

E Fernando Lillo Redonet

LOS JINETES DEL MAR Evohé, Madrid, 2018, 311 pp., 17,50 ¤

es un rico mercader de la ciudad que está en contra de que Cartago se convierta en la aliada de Jerjes, el Gran Rey de Persia, en su guerra contra los griegos. Tras la imprevista derrota persa, Hannón, que ha participado en la batalla de Salamina, regresa a su casa abatido, y pocos años después se pone al frente de una gran expedición que pretende fundar colonias y abrir nuevas rutas comerciales hacia el sur, bordeando el continente

africano. En la expedición participan su fiel esposa Dido, el sabio piloto Sebub, el valeroso espartano Aristodemo, la seductora cortesana Ishtar y el joven Aníbal, al que Sebub tomará bajo su protección. Todos parten en la aventura de sus vidas, un emocionante viaje en el que el lector hallará ecos de periplos míticos como los de Ulises o Jasón. Y aunque no sabemos si el viaje de Hannón tuvo lugar o si sólo es un relato escrito hacia los siglos VI-V a.C., como dice el autor: «Hannón preparó la ruta de los hombres del futuro, que completarían lo que él había iniciado». CARME MAYANS ARQUEÓLOGA

PREHISTORIA

LONDRES, 1785: CAFÉS, BURDELES Y SALONES EN EL LONDRES de finales del siglo XVIII se cruzarán dos destinos: el de una cortesana ansiosa de independizarse y sentar cabeza antes de que sea demasiado tarde y el de un hombre que busca hacer fortuna en el mundo del espectáculo. Cierto que la receta de éxito de este último es un tanto sui géneris: exhibir una auténtica sirena que un marino le ha traído de mares ignotos. Con recursos de novela de fantasía y una muy solvente reconstitución histórica, esta nueva autora inglesa construye una sorprendente intriga que mantiene el interés hasta el final y que nos habla de una era de experimentación y búsqueda, pero también de contrastes sociales. Imogen Hermes Gowar

LA SIRENA Y LA SEÑORA HANCOCK Siruela, Madrid, 2018, 460 pp., 23,95 ¤

LA FORJA GENÉTICA DE EUROPA Carles Lalueza-Fox Universidad de Barcelona, 2018, 178 pp., 16 ¤

LOS IMPRESIONANTES avances

en los estudios genéticos permiten trazar un panorama del pasado de los europeos con una precisión extraordinaria. Lalueza-Fox, investigador puntero en este campo, reescribe, con no pocas dosis de humor, la historia genética de Europa y sus vínculos con

la cultura material. Ahora sabemos, por ejemplo, que tanto los agricultores de la cultura de la cerámica de bandas, que llevaron el neolítico por Europa central, como los de la cerámica cardial, que la llevaron por las riberas del Mediterráneo, provenían de una antigua población balcánica. O que las lenguas indoeuropeas están estrechamente relacionadas con un movimiento migratorio de gentes de las estepas del mar Negro (las cuales, por cierto, portaban un gen que las protegía de la Yersinia pestis, la bacteria causante de la peste, enfermedad que tal vez llevaron a las poblaciones neolíticas a las que sustituyeron). O qué tienen que ver con nuestros antepasados neolíticos la intolerancia a la lactosa o la enfermedad celíaca.


HISTORIA CONTEMPORÁNEA

Crímenes que cambiaron la historia de EE. UU. nlahistoriadeEstados Unidos se cuentan cuatro presidentes asesinados durante el ejercicio de su cargo: Lincoln (1865),Garfield(1881),Mackinley (1901) y Kennedy (1962). Pero pudieron ser más, porque varios atentados fallaron, desde el que sufrió Jackson en 1835 hasta elqueestuvoapuntodematar a Reagan en 1981. José Luis Hernández Garvi narra todos estos episodios, con rica información y estilo

E José Luis Hernández Garvi

MAGNICIDIO Luciérnaga, Barcelona, 2018, 464 pp., 19,95 ¤

ágil,enestelibroqueempieza con un prólogo apropiadamente titulado «¿No es un país para presidentes?» y que incluye otros dos magnicidios: los de Robert Kennedy y Martin Luther King. Hernández Garvi presenta la trayectoria política del presidente de turno, expone lo que se sabe de los homicidas y relata las circunstancias del crimen y sus consecuencias. Muchos asesinos tenían problemas mentales, a veces

causados por la marginación, hasta convertirse en iluminados anarquistas como el lobo solitario víctima del crash de 1929 que atentó contra F. D. Roosevelt en 1933 y aseguró que quería matar a todos los reyes y presidentes del mundo, y luego a todos los grandes capitalistas. En cambio, el asalto a la Casa Blanca en 1954 por dos nacionalistas portorriqueños que querían matar a Truman tenía motivaciones puramente políticas. El libre acceso a las armas facilita que la historia continúe; de hecho, hay una mujer condenada a 18 años de cárcel por un plan para matar a Obama. ALFONSO LÓPEZ HISTORIADOR

HISTORIA MODERNA

EL MISTERIO DEL ÚLTIMO REINO INCA EL REINO DE LOS ANDES en el que se refugió el último

inca tras la conquista española quedó envuelto en una aureola de misterio que ha espoleado a numerosos exploradores y arqueólogos. El último de ellos ha sido el vitoriano Miguel Gutiérrez-Garitano, quien en este libro narra con entusiasmo y muy buena pluma las empresas de sus predecesores anglosajones (H. Bingham, Eugene Savoy, Gimbel, Brooks, Ziegler) hasta los hallazgos recientes de los españoles Carmen Martín Rubio y Santiago del Valle y sus propios descubrimientos, que incluyen un notable conjunto de edificios en los que probablemente se realizaban sacrificios humanos. Miguel Gutiérrez-Garitano

VILCABAMBA: EL REINO ESCONDIDO La Esfera de los Libros, Madrid, 2017, 640 pp., 22,90 ¤

LA GUERRA DE LOS TREINTA AÑOS Peter Wilson Desperta Ferro, Madrid,

2018, 2 volúmenes, 608 y 560 pp., 27,95 ¤ cada uno UN CONFLICTO tan duradero y complejo como la guerra de los treinta años (16181648) no puede explicarse en una breve síntesis, y por ello está justificado el millar de páginas que el historiador inglés Peter Wilson dedica a este episodio trascendental

de la historia de Europa. Una serie de capítulos introductorios exponen el contexto geoestratégico que precipitó la guerra, marcado por las ambiciones de los grandes Estados absolutistas del momento. Wilson ofrece un relato pormenorizado de la revuelta checa que puso en marcha el engranaje bélico, y analiza con gran detalle cada una de las campañas que siguieron. De su relato se desprende que un episodio como el saqueo de Magdeburgo, recordado a menudo por su brutalidad, no tuvo nada de excepcional. El autor también insiste en que el conflicto no puede considerarse como una guerra de religión: el factor determinante fue siempre la política, la razón de Estado.


LIBROS DEL MES

Historia de un pueblo andaluz El folclorista Antonio Rodríguez Almodóvar rememora la vida de las clases populares en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra en los años de la autarquía franquista

Anton o odríguez Almod var

MEMORIAS DEL MIEDO Y EL PAN Alianza, Madrid, 2018, 464 pp., 22 ¤

E

ALCALÁ DE GUADAÍRA. ÓLEO POR MANUEL GARCÍA RODRÍGUEZ. 1896. MUSEO DEL PRADO,MADRID.

Y es este mundo popular de Alcalá, tan característicamente andaluz, el que Rodríguez Almodóvar resucita con gran sensibilidad a través de la mirada ingenua, pero intuitiva, del niño que fue. Vemos así el peso de los contrastes sociales, desde el «café de los señoritos» al barrio de los gitanos; el de las estructuras familiares patriarcales, que recuerda en muchas ocasiones los dramas de García Lorca; la dictadura moral de la Iglesia y el cerril autoritarismo franquista («prohibido el cante y hablar de política», ponía un cartel en las tabernas); la lucha diaria por la subsistencia...

SFGP / ALBUM

studioso del folclore y deloscuentospopulares, además de novelista,AntonioRodríguezAlmodóvar bucea en este libro en la historia de su propia familia y en el «mundo perdido» de su infancia en Alcalá de Guadaíra en las décadas de 1940 y 1950 –los años del «miedo y el pan», o sea,el miedo que había dejado la guerra civil y el hambre y las privaciones de la autarquía–. La «memoria oral» intrafamiliarlepermiteevocar el lustre de su familia paterna, «los Massa», y en particular a su bisabuelo, «virrey»deFilipinasydueño de una rica hacienda en Alcalá.Consuabuelaseprodujounsúbitodesclasamiento, al decidir casarse con un simple panadero alcalareño, oficio que mantendría el padre, que se casaría con una mujer de familia humilde.

Era también un mundo de trabajadores manuales orgullosos de su oficio: los panaderos, los zapateros remendones («casi todos anarquistas»), los toneleros, las «almacenistas»... Estas últimas se dedicaban a envasar las aceitunas destinadas a la exportación y trabajaban en los meses finales del año, aportando un suplemento de dinero vital para muchas familias. De esta manera las evoca el autor: «La verdad es que, allá por los meses de septiembre a diciembre, el pueblo vivía en una transitoria euforia económica; el martilleo de las tonelerías ponía fondo al bullicio de las mu-

jeres en su penoso trabajo, sentadas por grupos alrededor de una gran mesa donde se amontonaban las aceitunas, para clasificarlas con una soltura endiablada, con aquel braserito entre las piernas y las bromas de tono subido, cuando algún hombre se atrevía a entrar en aquellas inmensas naves, donde hervía el poder de las mujeres, entonces y allí nada secreto. Es fama que los desafíos y las burlas eróticas que éstas dedicaban a los que sin remedio tenían que pasar por entre las mesas los hacían salir corriendo». JESÚS VILLANUEVA HISTORIADOR


EVENTOS, MARCAS Y PUBLICIDAD

Descubrir Asia desde el mar en el Diamond Princess Princess Cruises ofrece la posibilidadderealizarunfantástico viaje de 19 días, con paradasenTokio,HongKong, Taipei, Okinawa y la bella bahía de Halong, a un precio muy ajustado y que incluye vuelos, traslados, hoteles y guía asistente en español. www.mundomarcruceros.com

La revolución silenciosa El20dejuliollega a los cines La revoluciónsilenciosa, una película de Lars Kraume, director de ElcasoFritzBauer. El film rememoralarepresión que sufrió un grupodeestudiantes del Berlín orientaldespués de mostrar su solidaridadcon las víctimas de la represión soviética en Hungría en 1956. www.karmafilms.es

Kikkoman, la salsa de soja japonesa con más variedades

Cathay Pacific estrena sala VIP en el aeropuerto de Hong Kong

La salsa de soja japonesa Kikkoman se elabora usando sólo cuatro ingredientes naturales: soja, trigo, agua y sal, fermentados en un proceso de seis meses. Ingrediente grediente muy versátil para la cocina mediterránea, puede añadirse a los platos tanto al cocinarlos como después. Junto a la receta tradicional, de más de 300 años de antigüedad, existen otros productos, salsa teriyaki o wok, para todos los paladares. www.kikkoman.es

The Deck es la nueva sala VIP que la compañía aérea Cathay Pacific acaba de estrenar en el aeropuerto de Hong Kong. Laestanciaesunaterraza-mirador con vistas panorámicas de la pista y un entorno de diseño en el que relajarse y disfrutar de la experiencia culinaria del NoodleBar,dondedegustaruna gran variedad de fideos y otras delicias. www.cathaypacific.com

La Fondation Cartier expone el trabajo de Junya Ishigami La Fondation Cartier pour l’art contemporain ha prolongado hasta el 9 de septiembre Freeing Architecture, dedicada al joven arquitecto japonés Junya Ishigami, galardonado en la Bienal de Arquitectura de Venecia. www.fondationcartier.com

Pr ssage, el jardín ja onés de Seiko g ma Pressage, inspirada en los pr imeros relojes de pulsera de Se o,consta de modelos elegantes, refinados y equilibrados, a imagen del ja dín japonés tradicional. Como homenaje a esos exquisitos jardines, Seiko a creado una exclusiva colecompuesta por cuatro relojes ción co e uieren evocar el famoso jardín ka ansui o zen. www.seiko.es


Próximo número LA PRIMERA CÚPULA DEL RENACIMIENTO EN 1418, Filippo Brunelleschi

PIETRO CANALI / FOTOTECA 9X12

ganó el concurso abierto por las autoridades de Florencia para cubrir el enorme hueco sobre el altar mayor de la catedral de la ciudad. El proyecto de este orfebre de mal carácter fue una inmensa cúpula, más grande que la del Panteón de Roma, y muchos dudaban de que se mantuviera en pie. Las innovaciones técnicas y artísticas que adoptó para erigirla la convirtieron en símbolo de la ciudad y supusieron el origen de un nuevo estilo: el Renacimiento.

HOWARD CARTER, GUARDIÁN DEL TESORO FARAÓNICO

BPK / SCALA, FIRENZE

«VEO COSAS MARAVILLOSAS», dijo Howard

Carter cuando, en noviembre de 1922, vislumbró el interior de la tumba de Tutankhamón a través de un agujero en una puerta sellada. Desde hacía tres milenios, un tesoro inconcebible permanecía a resguardo en la oscuridad curidad. Durante los siguientes ocho o años, Carter trabajó con tanta pasión como meticulosidad en la tumba del faraón niño, en una excavación que, cien años después, aún resulta modéliica.

Salomón y la reina de Saba Los ecos del exótico reino de Saba llegaron hasta el Antiguo Testamento, que narra el célebre episodio del encuentro entre su reina y Salomón, soberano de Israel.

De vacaciones en la antigua Roma Las villas en la falda del Vesubio y el monumental paisaje de Egipto eran los lugares preferidos por la aristocracia para pasar períodos de relax lejos del bullicio de Roma.

El tapiz de la batalla de Hastings U Un portentoso tapiz bordado del siglo XI, de 70 metros d de largo y medio metro de ancho, muestra paso a paso lla victoriosa invasión normanda de Inglaterra en 1066.

Ju ulio Verne, el escritor visionario Vern ne fue un apasionado de la ciencia y un adelantado a su tiempo: en sus novelas avanzó la llegada del hombre a la Luna, el submarino e incluso internet.


LA REVOLUCIÓN SILENCIOSA

Alemania del Este, 1956. Un minuto de silencio cambió sus vidas STUDIOCANAL PRESENTA UN FILM DE LARS KRAUME UNA PRODUCCIÓN AKZENTE EN COPRODUCCIÓN CO ZERO ONE FILM STUDIOCANAL FILM WUNDERWERK Y ZDF “DAS SCHWEIGENDE KLASSENZIMMER“ CON LEONARD SCHEICHER TOM GRAMENZ LENA KLENKE JONAS DASSLER ISAIAH MICHALSKI RONALD ZEHRFELD FLORIAN LUKAS JÖRDIS TRIEBEL MICHAEL GWISDEK MAX HOPP CON LA COLABORACIÓN DE BURGHART KLAUSSNER FOTOGRAFÍA JENS HARANT CASTING NESSIE NESSLAUER DISEÑO OLAF SCHIEFNER VESTUARIO ESTHER WALZ MAQUILLAJE JENS BARTRAM SONIDO STEFAN SOLTAU MONTAJE BARBARA GIES MÚSCA CHRISTOPH M. KAISER & JULIAN MAAS DIRECTOR DE PRODUCCIÓN HOLGER HÄRTL ASISTENTE DE PRODUCCIÓN FRANK HECHLER PRODUCTOR EJECUTIVO SUSANNE FREYER COPRODUCTORES THOMAS KUFUS ISABEL HUND KALLE FRIZ LARS KRAUME REDACCIÓN CAROLINE VON SENDEN PRODUCTOR MIRIAM DÜSSEL GUION LARS KRAUME BASADA EN EL LIBBRO DE DIETRICH GARSTKA PUBLICADO POR ULLSTEIN VERLAG DIRECCIÓN LARS KRAUME

WWW.KARMAFILMS.ES #LaRevolucionSilenciosa

ESTRENO EN CINES 20 DE JULIO


EN UN LUGAR DE TU VIDA

historia julio  
historia julio  
Advertisement