Page 1

Raúl García Alvarado Comunicación y Periodismo Taller de expresión oral y no verbal Alberto Rodríguez Bezares Ensayo La contracultura en México José Agustín Desde tiempos remotos, México siempre se ha caracterizado por algo sumamente particular, algo que otros países no ven y que muchos de nosotros no hemos podido ver, México se caracteriza por ser un hervidero de ideas, pensamientos y expresiones interminables que de algún modo pueden ser benéficos para el desarrollo de nuestra sociedad. El caso, es que México también se caracteriza por ser de los únicos países que ha comprado el silencio para distribuirlo en la sociedad como el más dulce y sutil veneno neutralizador de ideas, pensamientos y expresiones. Evidentemente todo esto debe de tener una salida de escape, una salida alterna a lo ya impuesto por una sociedad, por un sistema, debe de haber por añadidura una evasión a lo que nefastamente ese silenciador nos establece como cultura para cambiarlo de cultura a contracultura. Hablar de la contracultura en México, es precisamente hablar de un movimiento de oposición, de rechazo, quizás de repudio ¿por qué? Porque dentro de este hervidero de ideas que prevalecen en nuestro país, hay ideas que siempre han ido e irán en contra de todo lo ya impuesto por un sistema político y por una sociedad marginada y teledirigida. Ideas, expresiones y fundamentos son los que de algún modo desean o han formado ya una cultura alterna donde esta tenga espacios libres de expresión, paz, nuevas formas de mirar, nuevas propuestas de desarrollo, y nuevos vínculos con la sociedad invitándola a renacer en un nuevo ciclo social que determine a nuestro país como un fenómeno plena y sencillamente cultural. La contracultura, no es sólo una relación alterna hacia nuestra forma de vida, hablar de contracultura, es referirse a una lucha contra otros ideales, así como de tu sistema político que es precisamente quien se encarga de distribuir ese veneno mortal que deja sembrada la semilla del conformismo en nuestro pensamiento. José Agustín nos habla en una idea principal de la contracultura como manifestación en “contra” de lo conocido por una administración pública, pero si abrimos nuestro pensamiento a un sentido más complejo, la contracultura en el último de los casos viene siendo cultura. ¿Cuál es la diferencia entre una y otra? Fácil, la aceptación del sistema neoliberal en el que vivimos, esa aceptación es la gran diferencia abismal entre estar dentro y fuera de una sociedad. El ejemplo es claro; si en una comunidad “x” hay una banda de rock, donde los integrantes de la misma son de una manera de vestir extravagante y su género es muy pesado; mientras no haya una aceptación del sistema por medio de la sociedad, entonces ellos serán contraculturales, ellos serán mal vistos por la gente y en el último de los casos ellos serán hasta un mal ejemplo para la sociedad.


Pero, si esta banda tiene aceptación del sistema por medio de la sociedad, entonces esta será reconocida como un buen ejemplo, tanto de vida como musical. Por eso el termino previamente establecido de “sociedad teledirigida” En otras palabras el que decide que es cultural y qué es contracultural es el sistema mexicano. La pregunta sería ¿Por qué es el sistema mexicano es quien se encarga de censurar a la contracultura? Porque debemos de saber y tener bien presente en nuestra vida y en nuestra historia, que el sistema político mexicano no ha sido un buen sistema, no hemos tenido buenos funcionarios públicos que se encarguen del desarrollo de nuestra voluntad popular, sólo hemos tenido administraciones que saquean desde los aspectos económicos hasta los sentimientos históricos y morales de nuestro pueblo. Y como precisamente estamos hablando de tiranías que gobiernan nuestro país, pues es por aditamento que ellos mismos nos van a imponer a través de los medios de comunicación, siempre nos dicen lo que tenemos que ver, lo que hay que comer, lo que hay que vestir, los que hay vivir, lo que hay que comprar etc. Por tal razón la contracultura es censurada en la mayoría de los casos, porque finalmente la contracultura no va en contra de la cultura impuesta por la sociedad, sino que va en contra del mismo gobierno que impone severamente lo que muchos de nosotros no queremos hacer. Por esta misma razón existen diferentes movimientos y manifestaciones que por medio de su filosofía o por su ideología social expresan sentimientos, ideas y modos de ser a manera de reclamo a la sociedad por haber sido voces nunca escuchadas En conclusión de las cosas, el sistema es el encargado de que tengamos una sociedad hasta cierto punto degenerada y enterrada en el terrible desierto del olvido, para nunca más levantarse. No es la gente, no son los niños, no son los programas de conducción hacia la estupidez, no son los rockeros, no son los jipis, los jipitecas, los punks, no son los estudiantes pensantes en busca de un mundo mejor; no es la música, no son las armas, no es el sexo, no es el vino, ni el tabaco ni el licor, no son las drogas… es el sistema que se encarga de enmudecer y ensordecer a los socialmente vivos para revivir a los capitalmente muertos. Y mientras la avidez y los intereses capitales de unos cuantos tengan ubicuidad; siempre habrá contracultura tanto en causa y efecto como en tiempo y espacio.

Contracultura  

Un acontecimiento base para poder resuqebrajar las raíces de nuestra cultura mexicana. Anteponiendo a los medios de comunicación como los pr...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you