Guia BasketMe Euroleague Final Four 2013 - 2.0

Page 1

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013


ÍNDICE GENERAL INTRODUCCIÓN HISTÓRICA, por Iván Fernández Brevísima Historia de la Copa de Europa ................................................................................. 3 10 grandes momentos de la Copa de Europa (1958-1988) ....................................................... 5 La Final Four: repaso a todas las ediciones (1988-2011… y más) .............................................. 9 10 grandes momentos de la historia de la Final Four ............................................................. 16 Los ránkings: presencias y títulos en Final Four y Copa de Europa ......................................... 20 Los récords históricos ............................................................................................................ 22 El repaso a los MVP ............................................................................................................... 26 Las curiosidades de la Final Four ............................................................................................ 27

Gante 88: 25 años de la primera Final Four, por Iván Fernández .................................................... 33 Londres 2012: Life on Mars, por Iván Fernández ............................................................................... 43 Las semifinales: CLAVES, DATOS Y CURIOSIDADES, por Iván Fernández CSKA – Olympiacos ................................................................................................................ 49 F.C. Barcelona – Real Madrid ................................................................................................. 54

CSKA DE MOSCÚ Análisis, por Iván Fernández .................................................................................................. 61 Entrevista a Nenad Krstic, por Nacho Doña ........................................................................... 66 El perfil de… Ettore Messina, por Iván Fernández .................................................................. 67 Entrevista a Dionte Christmas, por Nacho Doña .................................................................... 70 El nombre propio: Milos Teodosic, por Iván Fernández: Lujo, calma y voluptuosidad ............ 73 La Opinión de… Tomás Campo: Aaron Jackson, cuando los guerreros sueñan ........................ 75

OLYMPIACOS Análisis, por Iván Fernández .................................................................................................. 76 El Apunte histórico, por Iván Fernández: Ganar de cualquier manera ..................................... 81 El perfil de… Acie Law, por Jorge Díez: La importancia de llamarse Acie Law IV ..................... 87 Entrevista a Kostas Papanikolaou, por Chris Mammides ....................................................... 89 La Opinión de… Mario Fernández: Carta a los Reyes Magos de Europa ................................. 91

F.C. BARCELONA Análisis, por Iván Fernández .................................................................................................. 93 El Apunte histórico, por Iván Fernández: El éxito de la continuidad ........................................ 99 La Opinión de… Johnny Rogers: El mejor baloncesto del año ............................................... 102

REAL MADRID Análisis, por Iván Fernández ................................................................................................ 104 El Apunte histórico, por Iván Fernández: "Historia completa de mis fracasos sexuales" ....... 109 El perfil de… Pablo Laso, por Iván Fernández ....................................................................... 113 Entrevista a Antonello Riva, por Nacho Doña ...................................................................... 115 La Opinión de… Jorge Pérez: Obradovic y la teoría de los Rolex ........................................... 116

NIKE INTERNATIONAL JUNIOR TOURNAMENT Euroleague NIJT: El análisis, por Rafal Juc ............................................................................ 118 Euroleague NIJT: 5 promesas a seguir, por Rafal Juc ........................................................... 120 La Opinión de… Luka Bassin: Euroleague NIJT, un paso más en el camino hacia la élite........ 123 Euroleague NIJT: El palmarés .............................................................................................. 125

Créditos y agradecimientos ............................................................................................................ 127 GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

2


BREVÍSIMA HISTORIA DE LA COPA DE EUROPA

por Iván Fernández En 1954, el periodista francés Gabriel Hanot había acudido a cubrir para el periódico L´Equipe el encuentro de fútbol entre el Honved de Budapest y el Wolverhampton y, emocionado por lo visto, decidió proponer a su director la organización de un torneo europeo entre clubes. La idea resultó todo un éxito, y de esa particular manera surgió la Copa de Europa de fútbol. Ante el éxito inmediato de la competición, la FIBA decide imitar el sistema y encarga a la Federación checoslovaca el estudio de una fórmula atractiva de competición. En junio de 1957, durante el transcurso del EuroBasket de Bulgaria, se aprueba definitivamente el germen de la nueva competición, que comenzará en los primeros meses de 1958.

de la final a doble partido (con repetición en caso de empate), a la final a partido único o a la actual Final Four (que ya se experimentó a finales de los años 60). En lo deportivo la competición arranca con un claro dominio soviético: el ASK Riga, dirigido por Gomelsky y liderado por el gigantón Krunmich, se alza con los tres primeros títulos y cae en la cuarta final ante el TSKA.

En 1962 se disputa la primera final a partido único, que se salda con victoria de los georgianos del Dinamo de Tbilisi ante el Real Madrid. El año siguiente se recupera la final a doble partido, e incluso se necesita partido de desempate ya que el TSKA vence en Moscú por 17 puntos, la misma renta que traía de desventaja de Madrid. En el desempate los 26 puntos de Volnov se tornan decisivos. En 1964 el Real Madrid es el primer equipo no soviético que se alza con el torneo, en parte porque al ser año olímpico éstos habían declinado participar. Como curiosidad hay que recalcar que el diario francés donó el trofeo que se otorgaría al campeón durante muchos años, una preciosa canasta (hoy en día se entrega al campeón de la Eurochallenge). A lo largo de los años el sistema de competición iría cambiando, y con ello su desenlace: pasando

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Por fin, en 1965 un equipo de la URSS, el TSKA, es derrotado y el Madrid se alza con su segunda Copa de Europa. En lo que queda de década lo haría por dos veces más (1967 y 68), completando el palmarés el Milán del “senador” Bradley (1966) y de nuevo el TSKA (1969, la única final con prórroga(s) de la historia).

3


Hablar de la Copa de Europa en los 70 sólo puede remitir a un nombre: Varese. En una racha difícilmente igualable, los varesinos disputaron las 10 finales de la década, consiguiendo 5 títulos. Dirigidos por el mítico profesor Nikolic primero (3 títulos) y por Sandro Gamba después (2 títulos), el mítico Ignis ejerció un dominio absoluto. El sobrio base Aldo Ossola y el gran Dino Meneghin permanecieron en el equipo los 10 años (Dino se perdió la final del 75 por una lesión en la mano), y junto a ellos la rapidez del mexicano Raga, el tiro de Morse, Yelverton, Flaborea o Bisson fueron dando cuerpo a la hegemonía más absoluta que la Copa de Europa ha conocido. El Real Madrid (74 y 78) y el TSKA (71) mantuvieron su status y, a finales de la década, el Maccabi de Berkowitz y el Bosna de Delibasic se sumaron al palmarés.

dirigidos por el gran Marzorati y que repetirían título en medio de la polémica. La FIBA tenía decidido suprimir la invitación de participar en la edición del año siguiente al campeón si éste no lograba plaza en su competición doméstica, con el fin de evitar finales con representantes de un mismo país (a día de hoy en sus competiciones, cuando dos equipos de una misma liga llegan a una Final Four deben enfrentarse). Pues bien, al final decidió dilatar la medida (la idea ya había partido de Stankovic cuando Joventut y Real Madrid coincidieron en la liguilla del 79), con tanta fortuna que el Cantú (había sucumbido en el tercer partido de los cuartos de final de la LEGA ante el Synudine de Bolonia por 100-102) y el Milan se encontraron en la final del 83, con una nueva victoria de los de Cantú. El dominio transalpino continuó en el 84, donde la “libélula” Wright comenzó a sentar las bases de la maldición barcelonista en la máxima competición europea. En los dos años siguientes, 85 y 86, el gran protagonista sería Drazen Petrovic, que guiaba a la Cibona a dos títulos y a la que la nueva norma impedía defender el tercero tras caer en la competición doméstica ante el Zadar de los Petranovic, Vrankovic o Popovic. La última edición pre-Final Four deparó la victoria de los “viejos” del Tracer de Milan, coronando la gran labor de un Dan Peterson que ponía, temporalmente como hemos visto recientemente, punto y final a su carrera.

Los 80 arrancan con un nuevo triunfo madridista gracias a un gran Rafa Rullán y continúan con un nuevo éxito macabeo. A los israelíes les suceden en el palmarés los italianos del Cantú, representantes de una ciudad pequeña pero para nada inexpertos, ya que entre el 73 y el 81 habían disputado 8 finales (3 de Korac y 5 de Recopa), GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

4


10 GRANDES MOMENTOS DE LA COPA DE EUROPA

1958 – 1988 10. – La gran remontada (1987)

9. – La primera derrota soviética (1965)

Cerraba el breve repaso a la historia de la Copa de Europa con el triunfo del Tracer de Milan, un triunfo cuyo momento más delicado estuvo…. en la eliminatoria previa a la liguilla semifinal. Por increíble que parezca, la mayor hazaña de los milanistas ese año llegó en una eliminatoria a cara de perro con el Aris de Salónica.

En 1964 el Real Madrid había tenido el honor de ser el primer equipo no soviético en levantar la Copa de Europa… pero aquella victoria llevaba un pequeño asterisco. Y es que, como sería habitual a lo largo de toda su singladura, los soviéticos declinaban participar en las competiciones europeas los años olímpicos. Con estas premisas la final del 65 entre el TSKA y el Real Madrid llegaba cargada de expectación, y con una novedad: esta vez el primer partido se disputaba en Moscú. Con un enorme Clifford Luyk (28 ptos.) los madrileños resistían y se traían de vuelta una desventaja de “sólo” 7 puntos. En la vuelta, con un frontón de Fiesta Alegre (no confundir con Vistalegre) abarrotado la velocidad de Emiliano rompía a los rusos y daba el primer título con mayúsculas de un Madrid que con el 76-62 final podía proclamarse ya a ciencia cierta mejor equipo de Europa.

En la ida jugada en Grecia, los Gallis y compañía acumularon una ventaja de 31 puntos en medio de un ambiente infernal (98-67), que daba paso a todo tipo de comentarios acerca del ocaso de Meneghin, de la decadencia de McAdoo. Pero los italianos siempre se guardan un as en la manga, y en un Palatrussardi a reventar y con una presión que rayaba lo ilegal (el gran karate-press) consumaban la mayor remontada de la historia de la Copa de Europa (83-49) y ponían la primera piedra de sus dos títulos consecutivos. VÍDEO: ARIS – TRACER MILÁN (1986) www.youtube.com/watch?v=7O4AMIwUldM

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

8. – Una final a tres partidos (1963) No, no es que la final se jugara en formato playoff, pero casi se le podía considerar un antecedente. Por aquel entonces la final se

5


disputaba a doble partido, y en caso de empate se celebraba un nuevo encuentro que había de dirimir el campeón. Con estas premisas el Real Madrid viajaba a Moscú con una renta de 17 puntos adquirida en el primer partido, que no parecía tanta si se tiene en cuenta que los blancos habían llegado a disponer de hasta 30. En la capital soviética el TSKA salió a por todas y a falta de 20 segundos parecía ser el campeón gracias a los 20 puntos que ya acumulaba de ventaja… pero el pequeño Durand anotó un tiro libre y tiró a fallar el segundo de tal manera que Burgess se hizo con el rebote ofensivo y forzó el tercer partido. Con él, aunque los moscovitas no dieron opción en el desenlace, la final pasaba a los libros como la más “larga” de la historia.

mítica foto levantando el dedo índice mientras sujetaba un cartel con el número 100 se convertía en la imagen más recordada de la época. Pocos años después, el genial ala-pivot zurdo del OKK Belgrado Radivoj Korac emulaba a Chamberlain y sometía al impotente equipo de Estocolmo anotando la friolera de 99 puntos en un récord que permanecerá por siempre en los anales de la historia del basket europeo. Tras anotar “tan sólo” 34 puntos en la primera mitad, el mítico pelirrojo balcánico se desataba en una segunda parte de locura donde solo la ignorancia del registro impidió una cifra aún más notable. En lo que al resto de competiciones europeas se refiere, el récord lo ostentan los 144 puntos que Zdenko Babic (incluidos 28 triples) le endosaba en 1985 al Apoel Limassol… en un encuentro cuya intrahistoria es mucho más apasionante que el propio récord anotador. A nivel de clubes, y aunque es difícil precisar según que registros, caben destacar los 153 puntos anotados por el actual técnico del Cholet, el turco Erman Kunter, allá por el año 1988 cuando militaba en el Fenerbahçe. VÍDEO: RADIVOJ KORAC http://www.youtube.com/watch?v=cmeJ6TFn1vA

6. – La primera “final” (1962)

FOTO: BOXSCORE (TAMAÑO COMPLETO) http://www.euroleague.net/rs/30776/58f387900695-47e7-996f82678566478f/43f/filename/scoresheet-okkbelgrade-vs-alvik.jpg

7. – Radivoj Korac, el Chamberlain europeo (1965) Si bien es cierto que el baloncesto es un deporte de equipo, no lo es menos el hecho de que las grandes hazañas individuales lo hacen más grande. Cuando el 2 de Marzo de 1965 Wilt Chamberlain endosaba la friolera de 100 puntos a los Knicks, entraba de lleno en la historia del deporte y su GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

En una época en la que las finales se disputaban a doble partido, una cláusula daba lugar a la primera final como tal propiamente dicha. Cansada de problemas diplomáticos, la FIBA había estipulado que, en caso de problema, la final se celebraría en campo neutral, así que cuando, una vez más, el general Franco se negaba a que un equipo soviético viajara a España, se optó porque la final entre los georgianos del Dinamo de Tbilisi y el Real Madrid se disputara en Ginebra. Los soviéticos montaron en cólera, pero una generosa indemnización del siempre sibilino Raimundo Saporta calmó los ánimos permitiendo la primera final a partido único de toda la historia. Al final, victoria soviética por 90-83 y acercamiento de posturas, que permitió que al año siguiente el “ejército rojo” del TSKA jugara en España.

6


5. – La gran racha – los libres de Prada (1979) Si hay un récord difícil de igualar, ese es el del conjunto del Varese que durante los años 70 disputó las 10 finales del máximo torneo continental sumando 5 títulos. De todas las clasificaciones para las finales, la más agónica sin duda fue la del 79 (aunque como final la del 72 ante la Jugoplastika no tuvo precio).

seguía resistiéndose de tal manera que el subcampeonato de la Jugoplastika en 1972 era el mayor éxito hasta la fecha.

En la última jornada de la liguilla semifinal, Real Madrid y Varese se disputaban el paso a la final, el vencedor la disputaría y el perdedor se iría a su casa. En medio de una guerra de nervios (el Varese se presentó de blanco aduciendo haber olvidado su uniforme titular, obligando así al Madrid a jugar con su uniforme reserva), una canasta de Yelverton mandaba el partido a una prórroga en la que el marcador se movía con cuentagotas.

A falta de un solo segundo y con un punto abajo, el pivot donostiarra Prada era objeto de falta. Por aquel entonces aun permanecía en vigor la regla del 3x2, con lo que Prada tenía hasta tres oportunidades. Con un acierto una nueva prórroga, con dos la gloria…. y sin embargo falló los tres, con lo que el Varese cerraba su década mágica accediendo a una nueva final.

Nada hacia presagiar que la edición de 1979 fuera a ser diferente, pero contra todo pronóstico el sorprendente y joven Bosna Sarajevo de Bogdan Tanjevic conseguía colarse en la final aupado por su trío mágico: Delibasic, Varajic y Radovanovic. Sin embargo el partido decisivo pasaría a la historia, y no sólo por el primer triunfo yugoslavo, sino por la mayor exhibición individual que una final viera: Zarko Varajic anotaba 45 puntos por dos motivos fundamentales: su gran tiro exterior y, sobre todo, la impagable colección de pases magistrales que el mago de Tuzla, Mirza Delibasic, le tenía a bien brindar sin por ello descuidar el ataque (30 puntos). VÍDEO: BOSNA SARAJEVO http://www.youtube.com/watch?v=XLNpvzyBxmI

4. – Delibasic mete a Varajic en la historia (1979)

3. – El gran duelo (1986)

Tras el claro dominio soviético en los años 60, Yugoslavia había tomado el relevo generacional aupada por el talento de los Slavnic, Kikanovic, Cosic o Dalipagic, pero le faltaba la guinda a nivel de club ya que, si bien había sumado 5 títulos de la Korac y uno de la Recopa, la Copa de Europa

La URSS versus Yugoslavia, Lituania vs. Croacia, Zalgiris contra Cibona… pero sobre todo Petrovic contra Sabonis. La final de 1986 disputada en Budapest concentraba la mayor expectación posible. Frente a frente, las dos grandes potencias europeas pero sobre todo los dos grandes iconos baloncestísticos de los 80. Por un lado el genial

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

7


Drazen, que ya había saboreado las mieles del triunfo el año anterior, y por otro el zar lituano que buscaba su consagración absoluta tras su exultante EuroBasket 1985. El partido discurría con más tensión que juego, igualdad en el marcador y cierta ventaja para Sabonis en el duelo particular, hasta que estallo la tormenta: Nakic robaba un balón y en pleno contraataque recibía una falta de Krapikas, a la que respondía soltando el brazo cuando de la nada aparecía Sabonis para tomarse la justicia por su mano golpeando al pivot croata, lo que le suponía la descalificación y, lo que es peor, enterraba las opciones del Zalgiris abriendo de par en par las puertas de la reválida para los de Zagreb. VÍDEO: SABONIS GOLPE A NAKIC http://www.youtube.com/watch?v=1N1fbNAPeB4

2. – La autocanasta de Alocén (1962) Que Pedro Ferrándiz ha sido uno de los grandes genios del basket europeo nadie lo puede negar y menos repasando alguna de sus “creaciones”. A principios de los 60 las eliminatorias a doble vuelta contaban con una particularidad: pese a que lo que importaba era el resultado global, si en el primer partido había empate se disputaba una prórroga.

El 18 de Enero de 1962, Varese y Real Madrid se enfrentaban en el primer partido de los octavos de final, y tras más de 30 minutos los blancos dominaban con cierta holgura. Pero los problemas de faltas y el cansancio unidos a la gran actuación del húngaro Toth llevaban la igualada al marcador a falta de 2 segundos, ante lo que Ferrándiz decidía solicitar un tiempo muerto. Con el americano Hightower lesionado y con varios

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

jugadores eliminados, la perspectiva de una prórroga se revelaba inquietante. Así pues, Don Pedro ordenó la jugada clave: saque de fondo para Alocén, que anotaba en su propia canasta dando así a su equipo una leve derrota por dos puntos, fácilmente recortables en la vuelta. Los varesinos, tras unos primeros instantes de júbilo, montaron en cólera pero sus protestas sólo sirvieron para que la FIBA enunciara un nuevo artículo por el que una autocanasta sería sancionada con gravedad. Años más tarde el belga Dierckx intentó repetir la historia propiciando que definitivamente se adoptara el modelo actual.

1. – Las prórrogas para los locales (1969) Desde que en 1966 la FIBA adoptara definitivamente el modelo de final a partido único, sólo una ha tenido que recurrir a la prórroga para dilucidarse. Esa final no es otra que la de 1969, que, para más emoción, se vio abocada a una doble. Los dos mejores equipos del momento, TSKA y Real Madrid, llegaban a la final de Barcelona con una autoridad incontestable. Dada la rivalidad entre blancos y “culés”, se esperaba que el público local tomara partido por los moscovitas, pero al contrario de lo esperado se volcaba desde inicio con los locales hasta que algo sucedió…. Tras forzar Lipso la prórroga con una canasta en el último segundo del tiempo reglamentario, ésta comenzaba con ligero dominio blanco pese al dominador juego de Andreiev. Tras un clamoroso fallo de Aiken y una pérdida de Emiliano, un claro contraataque ruso era frenado por los árbitros señalando unos inexistentes pasos, lo que daba pie a otra prórroga. Los jugadores rusos montaban en cólera, y con ellos el público hasta entonces madridista viraba sus ánimos y convertía el segundo tiempo extra en un infierno para los merengues, que acababan por ser superados 10399 en una de las mejores finales de la historia.

8


LA FINAL FOUR: REPASO A TODAS LAS EDICIONES

1988-2012 (y más) En 1988 la FIBA decide tomar, a imagen y semejanza de la NCAA, la idea de una final a 4. La idea ya tenía antecedentes ya que a finales de los 60 se había experimentado (bajo el nombre de fase final), aunque no cuajó ante las protestas de los equipos, que veían menguadas sus taquillas al perder el encuentro de semifinales.

Así pues, en 1988 nace la moderna Final Four. El sistema de competición permanece casi intacto, tras sucesivas eliminatorias una liguilla entre los mejores da paso al acto final, y si hasta entonces los dos mejores se disputaban el título ahora pasaban a 4. Como curiosidad cabe resaltar que los dos primeros clasificados de la liguilla (Partizan y Aris) quedaron eliminados en semifinales, cuando de haberlo hecho el año anterior hubieran disputado la gran final. La primera Final Four fue todo un éxito y deparó un nuevo titulo milanista, liderado por el gran McAdoo.

1988. – Gante Semifinal 1: Maccabi 87 Partizan 82 (Magee 34, Divac 21)

1966. – Milan - Bolonia

Semifinal 2: Tracer Milan 87 Aris 82 (McCadoo 39, Gallis 28)

Semifinal 1: Slavia Praga 103 AEK Atenas 73 (Zidek 31) Semifinal 2: Simenthal Milan 68 TSKA Moscú 57

3 y 4º puesto: Partizan 105 Aris 93 (Gallis 41, Divac 31)

3 y 4º puesto: TSKA 85 AEK 62

Final: Tracer 90 Maccabi 84 (McAdoo 25, Jamchy 24)

Final: Milan 77 Slavia 72 (Thoren 21, Vianello 21, Zidek 22)

1967. – Madrid Semifinal 1: Simenthal Milan 103 Slavia Praga 97 (Robbins 33, Zednicek 23) Semifinal 2: Real Madrid 88 Olimpia Ljubjana 86 (Aiken 31, Daneu 24) 3 y 4º puesto: Slavia Praga 88 Olimpia 83 (Zednicek 29, Daneu 39) Final: Real Madrid 91 Simenthal Milan 83 (Emiliano 29, Chubin 32)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Tras el éxito del Tracer, llegaría el dominio balcánico: primero global con los tres títulos consecutivos de la Jugoplastika y el del Partizan, y posteriormente desde los banquillos. Aferrados a un baloncesto control y excesivamente mecanizado, Maljkovic, Obradovic e Ivkovic monopolizan los títulos del 93 al 97 (Limoges, Joventut, Madrid y Olympiacos). La racha la rompe el Kinder Bolonia de Messina, aunque lo hace aferrado a las mismas armas. Hay que resaltar que en 1992 había nacido la nueva Liga europea, dando así un nuevo paso hacia la globalización baloncestistica al permitir en la competición la participación de varios equipos de un mismo país.

9


1989. – Munich

1991. – París

Semifinal 1: Maccabi 99 Aris 86 (Magee 29, Yannakis 25)

Semifinal 1: Barcelona 101 Maccabi 67 (Montero 25, Horton 16)

Semifinal 2: Jugoplastika 89 Barcelona 77 (Kukoc 24, Sibilio 15)

Semifinal 2: Pop 84 Split 93 Scavolini 87 (Savic 25, Daye 29)

3 y 4º puesto: Aris 88 Barcelona 71 (Gallis 36, Norris 18)

3 y 4º puesto: Maccabi 83 Scavolini 81 (Jamchy 22, Cook 19)

Final: Jugoplastika 75 Maccabi 69 (Radja 20, Jamchy 25)

Final: Pop 84 Split 70 Barcelona 65 (Savic 27, Trumbo 12)

1992. – Estambul

Semifinal 1: Joventut 91 Estudiantes 69 (Villacampa 28, Pinone 18) Semifinal 2: Partizan 82 Milan 75 (Danilovic 22, Dawkins 21) 3 y 4º puesto: Milan 99 Estudiantes 81 (Rogers 20, Winslow 21) Final: Partizan 71 Joventut 70 (Danilovic 25, Pressley 20)

1990. – Zaragoza Semifinal 1: Barcelona 104 Aris 83 (Epi 24,Gallis 26) Semifinal 2: Jugoplastika 101 Limoges 83 (Perasovic 24, Ostrowski 21) 3 y 4º puesto: Limoges 103 Aris 91 (Ostrowski 26, Gallis 43) Final: Jugoplastika 72 Barcelona 67 (Kukoc 20, Norris 18)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

1993. – Atenas Semifinal 1: Limoges 62 Real Madrid 52 (Young 20, Sabonis 19) Semifinal 2: Benetton 79 PAOK 77 (Rusconi 23, Prelevic 21) 3 y 4º puesto: PAOK 76 Real Madrid 70 (Barlow 20, Biriukov 16) Final: Limoges 59 Benetton 55 (Young 18, Teagle 19)

10


1994. – Tel Aviv

1997. – Roma

Semifinal 1: Olympiacos 77 Panathinaikos 72 (Paspalj 22, Volkov 32)

Semifinal 1: Olympiacos 74 Olimpija Ljubljana 65 (Rivers 28, Stepania 12)

Semifinal 2: Joventut 79 Barcelona 65 (Villacampa 20, Epi 23)

Semifinal 2: Barcelona 77 Villeurbanne 70 (Djordjevic 17, Rudd 20)

3 y 4º: Panathinaikos 100 Barcelona 83 (Gallis 30, Roberts 19)

3 y 4º puesto: Olimpija 86 Villeurbanne 79 (Milic 17, Digbeu 22)

Final Joventut 59 Olimpiakos 57 (Ferran 17, Paspalj 15)

Final: Olympiacos 73 Barcelona 58 (Rivers 26, Jiménez 16)

1995. – Zaragoza

Semifinal 1: Real Madrid 62 Limoges 49 (Sabonis 21, Kempton 12) Semifinal 2: Olympiacos 58 Panathinaikos 52 (E. Johnson 27, Paspalj 17) 3 y 4º puesto: Panathinaikos 91 Limoges 87 (Alvertis 29, Young 24) Final: Real Madrid 73 Olympiacos 61 (Sabonis 23, Volkov 15)

1996. – París

Foto: Final de 1998 (Kinder Bolonia – AEK)

1998. – Barcelona

Semifinal 1: Panathinaikos 81 CSKA 77 (Wilkins 35, Karaseev 23)

Semifinal 1: Kinder 83 Partizan 61 (Savic 23, Brkic 17)

Semifinal 2: Barcelona 76 R.Madrid 66 (Karnisovas 24, Arlauckas 22)

Semifinal 2: AEK 69 Benetton 66 (Anderson 21, Williams 22)

3 y 4º puesto: CSKA 74 Real Madrid 73 (Vetra 22, Savic 22)

3 y 4º puesto: Benetton 96 Partizan 89 (Williams 24, Drobnjak 22)

Final: Panathinaikos 67 Barcelona 66 (Alvertis 17, Karnisovas 23)

Final: Kinder 58 AEK 44 (Danilovic 13, Lasa 7)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

11


Tras los años de racanería, el sorprendente Zalgiris (quizás no tanto, venía de ganar la Saporta) insuflaba un soplo de aire fresco en 1999 con su basket de conceptos libres y tiro exterior liderado por el mágico Tyus Edney, bien apoyado en Bowie y Stombergas. El 2000 traía un nuevo varapalo para el Barcelona y un título más para Obradovic

1999. – Munich Semifinal 1: Zalgiris 87 Olympiacos 71 (Bowie 19, Tarlac 15) Semifinal 2: Kinder 62 Teamsystem 57 (Nesterovic 16, Myers 18) 3 y 4º puesto: Olympiacos 74 Teamsystem 63 (Komazec 13, Jaric 17) Final: Zalgiris 82 Kinder 74 (Bowie 17, Rigadeau 27)

2000. – Salónica Semifinal 1: Maccabi 65 Barcelona 51 (Huffman 24, Goldwire 13) Semifinal 2: Panathinaikos 81 Efes Pilsen 71 (Bodiroga 22, Turkoglu 15)

2001. – Suproliga (París) Semifinal 1: Panathinaikos 74 Efes Pilsen 66 (Bodiroga 22, Mulaomerovic 25) Semifinal 2: Maccabi 86 CSKA 80 (McDonald 17, Kirilenko 23) 3 y 4º puesto: Efes Pilsen 91 CSKA 85 (Drobnjak 25, Kirilenko y Morgunov 16) Final: Maccabi 81 Panathinaikos 67 (McDonald 21, Bodiroga 27)

2001. – Euroliga (playoff) Kinder Bolonia – TAU Cerámica (3-2) La mayor bonanza económica de la ULEB hace que finalmente los clubes se agrupen en su Euroliga. La primera final de la reunificación cuenta con el Kinder como claro favorito, pero en una gran segunda parte el Panathinaikos le da la vuelta y se hace con su tercer titulo. El año siguiente el Barcelona cierra su mala racha (5 subcampeonatos) y ante su público logra su primer titulo de la mano de Bodiroga. En 2004 el Maccabi, también como local, se lleva el título con una gran exhibición ofensiva y en 2005 lo revalida haciendo gala de un basket alegre y rápido. Los macabeos llegan a soñar con ser el tercer equipo en conseguir un tercer titulo consecutivo, pero el CSKA se interpone en el camino.

3 y 4º puesto: Efes Pilsen 75 Barcelona 69 (Besok 22, Rentzias 29) Final: Panathinaikos 73 Maccabi 67 (Rebraca 20, Huffman 26)

Tras años de enfrentamientos, la FIBA y la ULEB rompían sus relaciones y organizaban torneos separados. La Suproliga de la FIBA, poseía menos nivel medio, pero conservaba la Final Four y a tres de los participantes del año anterior en Salónica. En Paris, y con el Panathinaikos como claro favorito, el Maccabi de Tel Aviv se imponía con un gran McDonald y un dominante Huffman dando la sorpresa.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

En 2007, en una final plena de intensidad el Panathinaikos volvía a lo más alto ante un CSKA, que recuperaba un año después su titulo en Madrid, volviéndolo a perder en la siguiente

12


edición en una extraña final ante el Panathinaikos del omnipresente Obradovic. En 2010, el Barcelona lograba su segundo título de una manera incontestable dominando la competición como pocas veces se ha visto (sólo dos derrotas) y desplegando un baloncesto cercano al “total”, y un año después, en la propia ciudad condal, el Panathinaikos de (cómo no) Zeljko Obradovic recuperaba su condición de campeón continental tras derrotar a los anfitriones en los play-off de cuartos, y a Siena y Maccabi en la propia Final Four, de la mano de un Dimitris Diamantidis que se convertía en el primer jugador de la historia en aunar en una misma temporada los MVP de la fase regular y la Final Four. Finalmente, el testigo del PAO lo recogía en 2012 sus queridos vecinos del Pireo que, guiados por Papanikolaou y Spanoulis, daban la vuelta a una final increíble ante el CSKA.

2002. – Bolonia

2004. – Tel Aviv

Semifinal 1: Kinder Bolonia 90 Benetton 82 (Charlie Bell 19, Jaric 18)

Semifinal 1: Maccabi 93 CSKA 85 (Parker 27, Marcus Brown 23)

Semifinal 2: Panathinaikos 83 Maccabi 75 (Bodiroga 26, Burstein 18)

Semifinal 2: Skipper Bolonia 103 Siena 102 (Delfino 27, Thornton 26)

Final: Panathinaikos 89 Kinder 83 (Kutluay 22, Ginobili 27)

3 y 4º puesto: CSKA 97 Siena 94 (Brown 27, Vanterpool 18) Final: Maccabi 118 Skipper 74 (Parker 21, Vujanic 21)

2003. – Barcelona

2005. – Moscú

Semifinal 1: Benetton 65 Siena 62 (Garbajosa 14, Stefanov 17)

Semifinal 1: CSKA 78 TAU Cerámica 85 (Holden 20, Macijauskas 23)

Semifinal 2: Barcelona 76 CSKA 71 (Fucka 21, Holden 21)

Semifinal 2: Maccabi 91 Panathinaikos 82 (Sharp 20, Kutluay 17)

3 y 4º puesto: Siena 79 CSKA 78 (Ford 19, Songaila 15)

3 y 4º puesto: CSKA 91 Panathinaikos 94 (Brown 21, Batiste 28)

Final: Barcelona 76 Benetton 65 (Bodiroga 20, Edney 16)

Final: Maccabi 90 TAU Cerámica 78 (Jasikevicius 22, Scola 21)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

13


2006. – Praga

2008. – Madrid

Semifinal 1: Maccabi 85 TAU Cerámica 70 (Baston 20, Scola 15)

Semifinal 1: Siena 85 Maccabi 92 (McIntyre 26, A. García 17)

Semifinal 2: CSKA 84 Barcelona 75 (Williams 24, Papaloukas y Holden 19)

Semifinal 2: TAU Cerámica 79 CSKA 83 (Rakocevic 19, Andersen y Siskauskas 16)

3 y 4º puesto: TAU Cerámica 87 Barcelona 82 (Drobnjak 17, Fucka 20)

3 y 4º puesto: Siena 97 TAU Cerámica 93 (K. Lavrinovic 19, Mickeal 15)

Final: CSKA 73 Maccabi 69 (Papaloukas 18, Solomon 20)

Final: CSKA 91 Maccabi 77 (Langdon 21, Bynum 23)

2009. – Berlín

Semifinal 1: Olympiacos 82 Panathinaikos 84 (Greer 18, Pekovic 20) Semifinal 2: Barcelona 78 CSKA 82 (Andersen 24, Siskauskas 29) 3 y 4º puesto: Olympiacos 79 Barcelona 95 (Greer 19, Andersen 20) Final: CSKA 71 Panathinaikos 73 (Spanoulis y Fotsis 13, Holden 14)

2007. – Atenas

Semifinal 1: CSKA 62 Unicaja 50 (Langdon 13, Cabezas 13) Semifinal 2: Panathinaikos 67 TAU Cerámica 53 (Batiste y Becirovic 15, Erdogan 11) 3 y 4º puesto: Unicaja 76 TAU Cerámica 74 (Tusek 18, Rakocevic 16) Final: Panathinaikos 93 CSKA 91 (Siskauskas 20, Papaloukas 23)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

14


2010. – París Semifinal 1: Barcelona 64 CSKA Moscú 54 (Fran Vázquez 11, Siskauskas 19) Semifinal 2: Olympiacos 83 Partizan 80 (Kleiza 19, McCalebb 21) 3 y 4º puesto: CSKA 90 Partizan 88 (Langdon 32, Roberts 18) Final: Barcelona 86 Olympiacos 68 (Navarro 21, Childress 15)

2012. – Estambul Semifinal 1: CSKA 66 Panathinaikos 64 (Kirilenko 17, Jasikevicius 19) Semifinal 2: Olympiacos 68 FC Barcelona 64 (Spanoulis 21, Navarro 18) 3 y 4º puesto: FC Barcelona 74 Panathinaikos 69 (Huertas 21, Diamantidis 17) Final: Olympiacos 62 CSKA 61 (Papanikolaou 18, Teodosic 15)

2011. – Barcelona Semifinal 1: Maccabi Tel Aviv 82 Real Madrid 63 (Eidson 19, Tomic 17) Semifinal 2: Panathinaikos 77 Siena 69 (Calathes 17, Kaukenas 13) 3 y 4º puesto: Real Madrid 62 Siena 80 (Llull 23, K.Lavrinovic 17) Final: Maccabi Tel Aviv 70 Panathinaikos 78 (Eidson 17, Batiste 18)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

15


10 GRANDES MOMENTOS DE LA FINAL FOUR

por Iván Fernández 10.- El senador se lleva la primera (1966)

9.- El triple de ‘Mache’ (2005)

Adoptada como modelo experimental y llamada entonces fase final, la primera final a 4 tuvo lugar a caballo entre Milán y Bolonia y terminaría con el primer título para el basket italiano. El Milán había diseñado un equipo competitivo, aunque sin opciones claras para llegar lejos cuando un golpe de suerte cambio su sino.

Tras perder dos Final Four de manera consecutiva ante los anfitriones (Barcelona 2003 y Maccabi 2004), el CSKA había conseguido llevar a Moscú la celebración de 2005. Con un equipo construido con una sola idea, durante más de 40 partidos permaneció invicto mostrando una solidez inédita en Europa desde los tiempos de Sergei Belov. La racha terminaba por romperse en un intrascendente partido ante el Barcelona, pero nada parecía poder hacer sombra a la máquina rusa en la Final Four.

Bil Bradley, mejor jugador de los Juegos Olímpicos del 64, venía a completar sus estudios a Oxford. Tras unas intensas gestiones, los milanistas conseguían que Bradley viajara los días de partido para jugar la Copa de Europa. Sin entrenar, sin apenas conocer a sus compañeros, su enorme talento se sobrepuso a todo y llevó a los lombardos a lo más alto.

La primera victima para el ansiado título debía ser el TAU, pero un enorme Scola y el “carácter Baskonia” mantenían la incertidumbre. Con los locales al borde del colapso, un saque de fondo con apenas unos segundos de posesión derivaba en un monumental triple lateral de Macijauskas que confirmaba una de las grandes sorpresas de la historia de la Final Four.

Un año más tarde se repetiría experiencia con el Real Madrid imponiéndose como local al propio Milano y en la semifinal al Olimpija de Ljubljana de un heroico Ivo Daneu.

VÍDEO: BASKONIA - CSKA http://www.youtube.com/watch?v=pxu3xNNnqck

VÍDEO: BILL BRADLEY http://www.youtube.com/watch?v=sDhqNR3Y_ik GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

16


8.- El fin de una maldición (2003)

6.- La gran final (2007)

Cuando la “libélula” Wright y sus imposibles driblings hundieron al Barcelona en la final de 1984, comenzaba una maldición que tardaría casi 20 años en quebrarse. 5 subcampeonatos y 7 Final Four después el carácter ganador de Dejan Bodiroga en la pista y de Svetislav Pesic en el banquillo barría todos los fantasmas del pasado en medio de un Palau Sant Jordi abarrotado y preso de la euforia.

Tras las semifinales de 2007, el viejo regusto al caduco basket-control de los 90 había dejado un poso de desconsuelo en una audiencia ávida de algo más que exiguos resultados. Con las dos mejores plantillas de Europa frente a frente, la final habría de borrar las malas sensaciones del penúltimo acto.

VÍDEO: BARCELONA – BENETTON http://www.youtube.com/watch?v=tx2S_gvdyfk

7.- El gran Corny (1994) Si hay una plaza eminentemente baloncestistica, esa es Badalona, adalid eterno del juego de la canasta entendido como un ejercicio de cantera, y riesgo. Dos años atrás se había quedado a las puertas de la gloria, pero en Tel Aviv y en medio de un mar de nervios, el enorme (en todos los sentidos) Corny Thompson se elevaba a falta de unos segundos y clavaba el triple crucial que hacia justicia a la ciudad del basket.

Tensión, nervios, dureza, tiros imposibles, defensas al límite pero sobre todo calidad brindaron más de 2 horas de un espectáculo único: La versatilidad de Siskauskas, el carácter de Diamantidis, la obstinación de Papaloukas o el “hambre” de Smodis fueron los ingredientes de una de las mejores finales de la historia. VÍDEO: PANATHINAIKOS-CSKA http://www.youtube.com/watch?v=R6PMXRBtrRs

5.- Tócala otra vez, Zeljko (2002) Bolonia estaba preparada para que la Final Four de la reconciliación fuera también la de la consagración de su escuadra. La potente Kinder de 2001 se había reforzado con Becirovic y Granger que, unidos a Jaric, Ginobili, Smodis, etc, conformaban un equipo poco menos que intratable. Enfrente, el Panathinaikos de Obradovic, que esta vez parecía menos fiero, impresión que parecía confirmarse cuando los boloñeses se marchaban por 13 puntos de diferencia.

VÍDEO: JOVENTUT – OLYMPIAKOS http://www.youtube.com/watch?v=wNvyG-oRgrQ

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Pero Zelimir siempre guarda otra vuelta de tuerca más: Bodiroga o Alvertis de falsos ‘4’ y todo el espacio de la zona para el joven Papadopoulos. El center, inédito durante casi toda la temporada, se

17


hacía el rey de la zona mientras que Bodiroga, bien secundado por un inspirado Kutluay, tomaba el mando para dar un nuevo título al mejor entrenador de Europa, en la que posiblemente haya sido la mejor Final Four hasta la fecha. VÍDEO: PANATHINAIKOS FINAL FOUR 2002 http://www.youtube.com/watch?v=jJ7CTk5U1J8

La historia había arrancado mucho antes con el morbo en el duelo entre Maljkovic y Aito, que parecía tener controlado el primero con su juego lento y pausado. Pero a falta de unos pocos minutos y con 10 puntos abajo, Reneses daba entrada a dos bases y conseguía cambiar el ritmo del partido. Así a falta de unos segundos, Montero robaba el balón decisivo, trastabillaba, cometía unos pasos que no se señalaban y cuando dejaba la bola de la victoria en el tablero aparecía el enorme brazo de Vrankovic para hurgar más en la vieja herida culé. El tapón fue manifiestamente ilegal, pero lo más curioso del caso es que nada de aquello debería haber valido porque, en el anterior ataque, los griegos habían consumido 34 segundos sin que nadie se percatara de que la bocina hubiera saltado. La indignación fue grande e incluso la FIBA dio la razón al Barcelona, pero el trofeo voló a Atenas. VÍDEO: TAPÓN DE VRANKOVIC A MONTERO http://www.youtube.com/watch?v=S2_XEzsfmMk

4.- La gran polémica (1996) Dotado de unas condiciones innegables para el juego pero indolente hasta la desesperación, Stojan Vrankovic fue el protagonista de la jugada más polémica de la historia de la Final Four, cuando en un acto impensable dada su habitual desidia se levantaba de su caída en medio campo para correr hasta su aro y poner el tapón más famoso que se recuerde.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

4.- Un soplo de aire fresco (1999) La inesperada victoria del Limoges en 1993 había alimentado el nacimiento de un nuevo concepto baloncestístico apoyado en el absoluto control del ritmo, el uso de las manos y, en definitiva, el cercenamiento de la creatividad. Liderado por los técnicos balcánicos, Ettore Messina había tomado el relevo ganando la edición del 98 con unos miserables 58 puntos y su equipo, el Kinder de Bolonia, llegaba a la Final Four de Munich como claro favorito.

18


Por suerte, no siempre los pronósticos se cumplen y un descarado Zalgiris liderado por Edney enloquecía la final y a base de contraataques llevaba 15 puntos de diferencia al descanso. La tímida reacción boloñesa en la segunda parte fue estéril y el título viajó a Kaunas acompañado por el corazón de los románticos del deporte. Para el recuerdo queda la memorable retransmisión de Ramón Trecet en RTVE “cotangente de Pi…”

probablemente, en el mejor equipo de la historia del basket europeo.

VÍDEO: FINAL EUROLIGA 1999 http://www.youtube.com/watch?v=18enjTpKR3Q

1.- A sangre fría (1992)

2.- Juventud, divino tesoro (1989) Es posible que los ya inmortales versos del poeta nicaragüense resulten un tanto manidos, pero nada mejor para describir la maravillosa irrupción que Munich vivió en 1989. Llegaba el Barcelona como absoluto favorito a la Final Four cuando en semifinales se cruzo un grupo de jovenzuelos de Split, liderados por Bozidar Maljkovic y que interpretaban un juego preciso y preciosista como pocos.

Así durante tres años, y sin ser nunca favoritos, la Jugoplastika, que en 1972 ya se había quedado a las puertas con un postrero lanzamiento de Solman, labró su merecidísima condición de equipo de leyenda, creando tendencia y anunciando una nueva era para el baloncesto europeo con un equilibrio entra la solvencia defensiva y el talento individual no visto anteriormente. Los tres títulos consecutivos emulaban a los pretéritos triunfos del ASK de Riga, pero la dureza de la época daba especial significado a la hazaña de los croatas, convirtiéndolos, muy

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

VÍDEO: JUGOPLASTIKA – MACCABI http://www.youtube.com/watch?v=SQ5S_a09brU JUGOPLASTIKA SPLIT 1988-89 http://www.youtube.com/watch?v=CI4JFDDMtqY

A lo largo de la historia, multitud de jugadores han destacado por su especial sangre fría en los momentos más difíciles. De entre todos ellos quizás sea Djordjevic uno de los más recordados. Corría el año 92 y la Final Four viajaba a la maravillosa Estambul que, bañada por sus tres mares, olía a especias y magia, a caos y belleza, olía en definitiva a algo grande.

Cuando a falta de pocos segundos para el final, Tomás Jofresa anotaba una suspensión frontal toda Europa daba por seguro que el título viajaba a Badalona, pero el Partizan sacó rápido y entonces Aleksandar emprendió una carrera suicida que le llevó a la esquina, desde donde se levantó y con un escorzo imposible anotaba el triple ganador más espectacular que se recuerde y la canasta ganadora por excelencia... hasta que justo 20 años después y en la misma ciudad, Giorgos Printezis completaba la más increíble remontada de la era Final Four ante un atónito y autocomplaciente CSKA. VÍDEO: TRIPLE DE DJORDJEVIC http://youtu.be/VT4_j32jtP4 VÍDEO: CANASTA DECISIVA DE PRINTEZIS http://youtu.be/EOpMWEwUYgo

19


LOS RÁNKINGS: PRESENCIAS Y TÍTULOS

Final Four - Copa de Europa EQUIPOS CON MÁS PRESENCIAS EN FINAL FOUR 1989, 90, 91, 94, 1º BARCELONA (13) 96, 97, 2000, 03, 06, 09, 10, 12,13 1996, 2001, 03, 2º CSKA (12) 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10, 12,13 1988, 89, 91, 3º MACCABI (11) 2000, 01, 02, 04, 05, 06, 08, 11 1994, 95, 96, PANATHINAIKOS (11) 2000, 01, 02, 05, 07, 09, 11, 12 5º OLYMPIACOS (8) 1994, 95, 97, 99, 2009, 10, 12, 13 6º REAL MADRID (5) 1993, 95, 96, 2011, 2013 7º PARTIZAN (4) 1988, 92, 98, 2010 BENETTON TREVISO (4) 1993, 98, 02, 03 BASKONIA (4) 2005,06,07,08* SIENA (4) 2003, 04, 08, 11 11º VIRTUS BOLONIA (3) 1998, 99, 2002* JUGOPLASTICA (3) 1989, 90, 91 LIMOGES (3) 1990, 93, 95 ARIS SALÓNICA (3) 1988, 89, 90 15º JOVENTUT (2) 1992, 94 MILÁN (2) 1988, 92 FORTITUDO 1999, 2004 BOLONIA(2) EFES PILSEN (2) 2000, 2001

TÍTULOS EN LA HISTORIA DE LA COPA DE EUROPA 1963-64, 65, 1º REAL MADRID (8) 67, 68, 74, 78, 80, 94-95 1960-61, 63, 2º CSKA (6) 69, 71, 06, 2007-08 1995-96, 2000, PANATHINAIKOS (6) 02, 07, 2008-09, 2010-11 4º VARESE (5) 1969-70, 72, 73, 75, 1975-76 1976-77, 81, MACCABI (5) 2000-01, 04, 2004-05 6º ASK RIGA (3) 1957-58, 59, 1959-60 MILÁN (3) 1965-66, 87, 1987-88 JUGOPLASTIKA (3) 1988-89, 90, 91 CANTU (2) 1981-82, 83 CIBONA (2) 1984-85, 86 VIRTUS BOLONIA (2) 1997-98, 00-01 BARCELONA (2) 2002-03, 09-10 OLYMPIACOS (2) 96-97, 2011-12

CON 1 PRESENCIA UNICAJA ESTUDIANTES AEK ATENAS PAOK VILLEURBANNE OLIMPIA LJUBJANA ZALGIRIS KAUNAS SCAVOLLINI PESARO CON 1 TÍTULO DINAMO TBILISI BOSNA SARAJEVO ROMA PARTIZAN LIMOGES JOVENTUT ZALGIRIS GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

20


14º

JUGADORES CON MÁS PRESENCIAS EN FINAL FOUR (SIN INCLUIR 2013) FRAGISKOS ALVERTIS (PANATHINAIKOS) THEO PAPALOUKAS (CSKA, OLYMPIACOS) J.R. HOLDEN (CSKA) DERRICK SHARP (MACCABI TEL AVIV) MATJAZ SMODIS (KINDER, SKIPPER, CSKA) ALEKSEI SAVRASENKO (OLYMPIACOS, CSKA) TAL BURSTEIN (MACCABI) VIKTOR KHRYAPA (CSKA) NIKOLA VUJCIC (MACCABI, OLYMPIACOS) DAVID ANDERSEN (KINDER, SIENA, CSKA, BARCELONA) YOTAM HALPERIN (MACCABI, OLYMPIACOS) TRAJAN LANGDON (BENETTON, CSKA) JUAN CARLOS NAVARRO (BARCELONA) ANDRÉS JIMÉNEZ (BARCELONA) PANAGIOTIS GIANNAKIS (ARIS, PANATHINAIKOS) RICARDO PITTIS (MILAN, BENETTON) PANAGIOTIS FASSOULAS (PAOK, OLYMPIACOS) JOHNNY ROGERS (MILÁN, OLYMPIACOS, PAO) ANTHONY PARKER (MACCABI) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PAO) KOSTAS TSARTSARIS (PAO) MIKE BATISTE (PAO) RAMUNAS SISKAUSKAS (PANATHINAIKOS, CSKA) SARUNAS JASIKEVICIUS (BARCELONA, MACCABI, PAO) PABLO PRIGIONI (BASKONIA, REAL MADRID) SERGI VIDAL (BASKONIA, REAL MADRID)

REBRACA KUKOC TARLAC McDONALD PLANINIC LORBEK

CON 4 PRESENCIAS JAMCHY VRANKOVIC SPLITTER MULAOMEROVIC MARCONATO VORONTSEVICH

8 8 8 8 7 7 7 7 6 6 6 6 6 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5 5

GALLIS EPI PANOV DROBNJAK FOTSIS SADA

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

ENTRENADORES CON MÁS PRESENCIAS EN FINAL FOUR (INCLUYE 2013) ZELJKO OBRADOVIC 1º (PAO, PARTIZAN, 13 JOVENTUT, MADRID, BENETTON) ETTORE MESSINA (CSKA, BENETTON, 9 VIRTUS BOLONIA) BOZIDAR MALJKOVIC (JUGOPLASTIKA, PAO, 7 BARÇA, TAU, LIMOGES) DUSAN IVKOVIC (PAOK, 7 OLYMPIACOS, CSKA) IOANNIS IOANNIDIS (ARIS, AEK 6 OLYMPIACOS,) AITO GARCÍA RENESES 6 (BARCELONA) PINI GERSHON 5 (MACCABI) XAVI PASCUAL 4 (BARCELONA) ZVI SHERF (MACCABI) 3 CON 2 PRESENCIAS JONAS KAZLAUSKAS ENGIN ATAMAN PANAGIOTIS GIANNAKIS SERGIO SCARIOLO DUSKO VUJOSEVIC PETAR SKANSI DUSKO IVANOVIC SIMONE PIANIGIANI DAVID BLATT MIKE D'ANTONI

21


LOS RÉCORDS HISTÓRICOS

Títulos, puntos, rebotes, asistencias, triples, recuperaciones…

1º 2º

ENTRENADORES CON MÁS TÍTULOS ZELJKO OBRADOVIC (5 PANATHINAIKOS, 1 PARTIZAN, JOVENTUT, MADRID) PEDRO FERRÁNDIZ (REAL MADRID 1965, 67, 68, 74) ALEXANDER GOMELSKY (ASK RIGA 1958, 59, 60, CSKA 1971) BOZIDAR MALJKOVIC (SPLIT 1989, 90, LIMOGES 93, PANATHINAIKOS 96) ETTORE MESSINA (KINDER BOLOGNA 98,01, CSKA 06,08) ALEKSANDAR NIKOLIC (VARESE 1970, 72,73) PINI GERSHON (MACCABI 2001, 04, 05) EVGENY ALEKSEYEV (CSKA 1961, 63) VALERIO BIANCHINI (CANTU 1982, VIRTUS ROMA 84) SANDRO GAMBA (VARESE 1975, 76) ZELJKO PAVLICEVIC (CIBONA 1986, SPLIT 91) LOLO SAINZ (REAL MADRID 1978, 80) DUSAN IVKOVIC (OLYMPIACOS, 1997,2012)

8

JUGADOR CON MÁS TÍTULOS (ERA ULEB) SARUNAS JASIKEVICIUS (BARCELONA 03, MACCABI 04, 05, PAO 09)

4

4 4

4

4 3 3 2 2

MÁS TÍTULOS EN COPA DE EUROPA (TOTAL) DINO MENEGHIN (5 VARESE, 2 MILÁN) CLIFFORD LUYK (REAL MADRID) ALDO OSSOLA (VARESE) FRAGISKOS ALVERTIS (PANATHINAIKOS) WAYNE BRABENDER (REAL MADRID) CRISTÓBAL RODRÍGUEZ (REAL MADRID) EMILIANO RODRÍGUEZ (REAL MADRID) LOLO SAINZ (REAL MADRID) CARLOS SEVILLANO (REAL MADRID) MARINO ZANATTA (VARESE) SARUNAS JASIKEVICIUS (BARCELONA, MACCABI, PANATHINAIKOS)

7 5 5 5 4 4 4 4 4 4 4

2 2 2 2

JUGADOR CON MÁS TÍTULOS EN FINAL FOUR FRAGISKOS ALVERTIS (PANATHINAIKOS) 5

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Con 3: Andersen, Astakhov, Batiste, Bisson, Bodiroga, Burstein, Corbalán, Davids, Diamantidis, Flaborea, Fotsis, Goulbis, Jankovski, Krumisch, Kukoc, Leonchik, Monsalve, Morse, Muiznieks, Paniagua, A.Parker, Perasovic, Prada, Raga, Rullán, E.Rusconi, Savrasenko, Sharp, Shelef, Smodis, Sretenovic, Szczerbiak, Tabak, Tsartsaris, P.Tomic, Valmanis, Veritis, Volnov.

22


MÁS PUNTOS EN UNA FINAL COPA DE EUROPA ZARKO VARAJIC (BOSNA SARAJEVO 1979) 45

JUGADOR CON MÁS PUNTOS EN UN PARTIDO RADIVOJ KORAC (1965) 99

MÁS PUNTOS EN UN PARTIDO LIGA EUROPEA* JOE ARLAUCKAS (REAL MADRID 1996) 63

MÁS REBOTES EN UN PARTIDO DE FINAL FOUR DARRYL DAWKINS (MILÁN 1992) 19 STOJAN VRANKOVIC (PANATHINAIKOS 1994) 19 MÁS REBOTES EN UNA FINAL MACEO BASTON (MACCABI 2006) STEFANO RUSCONI (BENETTON 1993) MÁS REBOTES EN UNA FINAL FOUR ROY TARPLEY (OLYMPIACOS 1994)

15 15

30

* desde 1992 MÁS PUNTOS PARTIDO COMPETICIÓN EUROPEA ZDENKO BABIC 144 (ZADAR, COPA KORAC 85-86)

MÁS PUNTOS EN UN PARTIDO DE FINAL FOUR NIKOS GALLIS (ARIS, 3º 4º PUESTO 1990) 43 BOB McADOO (MILÁN, SEMIFINALES 1988) 39

MÁS ASISTENCIAS EN UN PARTIDO FINAL FOUR TERRELL McINTYRE (SIENA 2008) 12 MÁS ASISTENCIAS EN UNA FINAL ARIEL McDONALD (MACCABI 2001) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PAO 2011)

9 9

MÁS ASISTENCIAS EN UNA FINAL FOUR DIMITRIS DIAMANTIDIS (PAO 2011)

18

MÁS TRIPLES EN UNA FINAL ALEKSANDAR DJORDJEVIC (PARTIZAN 1992) ANTOINE RIGADEAU (KINDER 1999) DOROM JAMCHY (MACCABI 1989)

MÁS PUNTOS EN UNA FINAL (ERA FINAL FOUR) ZORAN SAVIC (JUGOPLASTIKA 1991) 27 ANTOINE RIGADEAU (KINDER 1999) 27 DEJAN BODIROGA (PANATHINAIKOS 2001) 27 MANU GINOBILI (KINDER 2002) 27

MÁS PUNTOS EN UNA FINAL FOUR NIKOS GALLIS (ARIS 1990)

69

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

5 5 5

MÁS TRIPLES EN UN PARTIDO DE FINAL FOUR GUNDARS VETRA (CSKA 1996) 6 TERRELL McINTYRE (SIENA 2008) 6

MÁS RECUPERACIONES EN UNA FINAL ANTOINE RIGADEAU (KINDER 1999)

5

MÁS RECUPERACIONES EN UNA FINAL FOUR ROMAIN SATO (SIENA 2008) 8

23


MÁS RECUPERACIONES EN UN PARTIDO FINAL 4 CHUCK EIDSON (MACCABI 2011) 6

MÁS VALORACIÓN EN UN PARTIDO FINAL FOUR* MARCUS BROWN (CSKA 2004) 36

MÁS VALORACIÓN EN UNA FINAL* ANTHONY PARKER (MACCABI 2004) MANU GINOBILI (KINDER BOLONIA 2002)

MÁS VALORACIÓN EN UNA TEMPORADA ANTHONY PARKER (MACCABI 04-05) 597

MÁS VALORACIÓN CARRERA NIKOLA VUJCIC JUAN CARLOS NAVARRO DIMITRIS DIAMANTIDIS

3047 3028 2838

34 34

MÁS VALORACIÓN EN UNA FINAL FOUR* (TOP 5) DEJAN BODIROGA (PANATHINAIKOS 2002) 60 MARCUS BROWN (CSKA 2004) 59 TERRELL McINTYRE (SIENA 2008) 55 THEO PAPALOUKAS (CSKA 2006) 51 THEO PAPALOUKAS (CSKA 2007) 50 TRAJAN LANGDON (CSKA 2010) 50 CHUCK EIDSON (MACCABI 2011) 50 *desde 2002

MÁS PUNTOS EN UN PARTIDO KASPARS KAMBALA CARLTON MYERS ALPHONSO FORD BOBBY BROWN

41 41 41 41

MÁS PUNTOS CARRERA (TOP 5) JUAN CARLOS NAVARRO MARCUS BROWN JAKA LAKOVIC NIKOLA VUJCIC MIKE BATISTE

3175 2715 2524 2444 2401

RÉCORDS TOTALES ERA ULEB (DESDE 2011)

MÁS VALORACIÓN EN UN PARTIDO (TOP 5) TANOKA BEARD (ZALGIRIS-SKIPPER 03-04) 63 JAKA LAKOVIC (NOVO MESTO-MADRID 01-02) 55 DEJAN MILOJEVIC (PARTIZAN-OLYMPIACOS 04-05) 55 MARKO POPOVIC (CIBONA-ESTUDIANTES 04-05) 54 JAKA LAKOVIC (PAO-BENETTON 03-04) 51 B.BROWN, MACIJAUSKAS, VAN DEN SPIEGEL 50 GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

MÁS REBOTES EN UN PARTIDO ANTONIS FOTSIS (DINAMO MOSCÚ)

MÁS REBOTES CARRERA MIRSAD TURKCAN

24

1287

24


MÁS ASISTENCIAS EN UN PARTIDO JOHN LINEHAN (CHOLET)

15

MÁS ASISTENCIAS CARRERA THEO PAPALOUKAS

974

MÁS TRIPLES EN UN PARTIDO SAULIUS STOMBERGAS (9/9) THOMAS KELATI (9/19) MIRZA TELETOVIC (9/13)

9 9 9

MÁS TRIPLES CARRERA JUAN CARLOS NAVARRO

455

MÁS TAPONES EN UN PARTIDO STOJAN VRANKOVIC (FORTITUDO)

10

MÁXIMA ANOTACIÓN EQUIPO TOP 5 PANATHINAIKOS 123 PANATHINAIKOS, MACCABI, ZADAR 118 FORTITUDO BOLONIA 117

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

25


EL REPASO A LOS MVP

Los galardones de cada año

2012 2011 2010 2009 2008 2007 2006 2005 2004 2003 2002 2001 2001 2000 1999 1998 1997 1996 1995 1994 1993 1992 1991 1990 1989 1988

2012 2011 2010 2009 2008 2007 2006 2005 2004 2003 2002 2001

MVP DE LA FINAL FOUR VASSILIS SPANOULIS (OLYMPIACOS) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PANATHINAIKOS) JUAN CARLOS NAVARRO (BARCELONA) VASILIS SPANOULIS (PANATHINAIKOS) TRAJAN LANGDON (CSKA) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PANATHINAIKOS) THEODOROS PAPALOUKAS (CSKA) SARUNAS JASIKEVICIUS (MACCABI) ANTHONY PARKER (MACCABI) DEJAN BODIROGA (BARCELONA) DEJAN BODIROGA (BARCELONA) MANU GINÓBILI (KINDER) (Euroliga) ARIEL McDONALD (MACCABI) (Suproliga) ZELJKO REBRACA (PANATHINAIKOS) TYUS EDNEY (ZALGIRIS) ZORAN SAVIC (KINDER BOLONIA) DAVID RIVERS (OLYMPIACOS) DOMINIQUE WILKINS (PANATHINAIKOS) ARVYDAS SABONIS (REAL MADRID) ZARKO PASPALJ (OLYMPIACOS) TONI KUKOC (BENETTON) PREDRAG DANILOVIC (PARTIZAN) TONI KUKOC (POP 84 SPLIT) TONI KUKOC (JUGOPLASTIKA) DINO RADJA (JUGOPLASTIKA) BOB McADOO (TRACER MILAN) MVP DE LA TEMPORADA ANDREI KIRILENKO (CSKA) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PANATHINAIKOS) MILOS TEODOSIC (OLYMPIACOS) JUAN CARLOS NAVARRO (BARCELONA) RAMUNAS SISKAUSKAS (CSKA) THEODOROS PAPALOUKAS (CSKA) ANTHONY PARKER (MACCABI) ANTHONY PARKER (MACCABI) ARVYDAS SABONIS (REAL MADRID) JOE BLAIR (ULKER) (Fase Regular) MIRSAD TURKCAN (SIENA) (Top 16) MIRSAD TURCKAN (CSKA) NATE HUFFMAN (MACCABI TEL AVIV) DEJAN TOMASEVIC (BUDUCNOST)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

2013 2012 2011 2010 2009 2008 2007 2006 2005

MEJOR DEFENSOR STEPHANE LASME (PANATHINAIKOS) ANDREI KIRILENKO (CSKA) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PANATHINAIKOS) VIKTOR KHRYAPA (CSKA) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PANATHINAIKOS) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PANATHINAIKOS) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PANATHINAIKOS) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PANATHINAIKOS) DIMITRIS DIAMANTIDIS (PANATHINAIKOS)

2013 2012 2011 2010 2009 2008 2007 2006 2005

MEJOR JUGADOR JOVEN KOSTAS PAPANIKOLAOU (OLYMPIACOS) NIKOLA MIROTIC (REAL MADRID) NIKOLA MIROTIC (REAL MADRID) RICKY RUBIO (FC BARCELONA) NOVICA VELICKOVIC (PARTIZAN) DANILO GALLINARI (OLIMPIA MILANO) RUDY FERNÁNDEZ (JOVENTUT) ANDREA BARGNANI (BENETTON TREVISO) ERAZEM LORBEK (FORTITUDO BOLOGNA)

26


LAS CURIOSIDADES DE LA FINAL FOUR

Prórrogas, compatriotas… Pocas prórrogas A lo largo de la historia de la Copa de Europa pocos han sido los partidos que se han decidido por prórroga. En concreto, sólo la final de 1969 necesitó de tiempo extra (eso sí, doble) para decantarse. Actualmente, la Final Four sólo ha vivido 6 prórrogas: dos en el partido de consolación de 2005 entre los desolados anfitriones del CSKA y el Panathinaikos, otra en la semifinal italiana de 2004 donde finalmente el Skipper se deshacía del Siena y en el partido de consolación de la edición de 2008 entre Siena y TAU. Hace tres años en París, fiel a su espíritu insobornable, el Partizan de Belgrado llevó sus dos partidos (semifinales y consolación) a un tiempo extra frente a los, al menos en apariencia, superiores Olympiacos y CSKA.

defender sus títulos del 85 y 86 (lo mismo le ocurrió dos años después al Tracer Milán) tras perder la final de la liga yugoslava ante el Zadar. Además en los años en que la FIBA organizaba la Final Four obligaba a los equipos de un mismo país a cruzarse en semifinales, norma que aún mantiene en sus competiciones.

Finales con dos equipos del mismo país 1960 1961 1963

ASK RIGA – DINAMO TBILISI* ASK RIGA – CSKA MOSCÚ* CANTU – MILÁN

* Letonia, Georgia y Rusia pertenecían a la URSS VÍDEO: FINAL 1983, FORD CANTÙ - BILLY MILANO http://youtu.be/UbwVjzH1kLY Ninguna de ellas se dado en la era Final Four, aunque sí bastantes semifinales, y es que, aunque este año no se dé así, no ha sido raro que más de un equipo de una misma liga participe en la cita.

Presencia de más de un equipo de una misma liga en la Final Four

No habrá final monocolor A lo largo de la historia sólo en tres ocasiones se ha producido una final entre equipos de una misma liga. Hasta 1992 únicamente participaba un equipo por competición nacional, salvo que el campeón de Europa no lograra plaza en su liga doméstica. Por si fuera poco esta norma fue derogada y, por ejemplo, la Cibona no pudo GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

1992 1994 1995 1996 1998 1999 2002 2003 2004 2006 2007 2009 2012 2013

JOVENTUT – ESTUDIANTES BARÇA-JOVENTUT / OLYMPIACOS-PAO OLYMPIACOS – PANATHINAIKOS BARCELONA – REAL MADRID KINDER BOLONIA – BENETTON TREVISO KINDER – TEAMSYSTEM BOLONIA KINDER BOLONIA – BENETTON TREVISO BENETTON TREVISO – SIENA SIENA – SKIPPER BOLONIA TAU CERÁMICA – BARCELONA TAU CERÁMICA – UNICAJA PANATHINAIKOS – OLYMPIACOS PANATHINAIKOS – OLYMPIACOS FC BARCELONA - REAL MADRID

27


En buena forma Al margen de lo evidente que es el mero hecho de estar en una cita de esta trascendencia, una buena prueba de la situación de los equipos en momentos trascendentales es su rendimiento en el torneo copero, el cual en buena parte de Europa guarda similitudes con una Final Four. De los 4 participantes en Londres, sólo el Barcelona llega avalado por haber conseguido el triunfo copero, derrotando precisamente al Real Madrid en cuartos de final. El dato no pasa de anecdótico al sumársele la ausencia del CSKA de una Copa rusa que, tras la consolidación de la VTB, ha quedado muy devaluada.

1988

1989

1990 1991 1992

1993

1994

1995

1996 1997

1998 Como dato cabe apuntar que el récord data de la edición parisina de 2010, cuando los cuatro participantes se habían proclamado previamente campeones coperos, en algo que si bien a primera vista puede parecer habitual no lo es tanto, ya que Barcelona y CSKA habían logrado su última Copa en 2007 y el Olympiacos en 2002. Pero lo que realmente denota lo relevante del dato es que era la primera vez que esto ocurría, ya que desde que en 1988 se disputara la primera Final Four nunca sus cuatro participantes se habían proclamado campeones de Copa.

Participantes en Final Four/Campeones Copa Junto al año aparecen en mayúsculas los participantes en la Final Four y entre paréntesis el campeón copero en su liga ese año, siempre y cuando no fuera el mismo.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

1999

2000

2001

2002

2003

2004 2005

PARTIZAN (Cibona) MACCABI (Hapoel Galil) JUGOPLASTIKA (Partizan) BARCELONA (Madrid) JUGOPLASTIKA LIMOGES* POP 84 SCAVOLINI (Verona) PARTIZAN ESTUDIANTES LIMOGES* REAL MADRID PANATHINAIKOS (Olympiacos) JOVENTUT (Barcelona) REAL MADRID (Tau) PANATHINAIKOS (Paok) PANATHINAIKOS REAL MADRID (Tdk) OLYMPIACOS VILLEURBANNE KINDER BOLONIA (Fortitudo) PARTIZAN (Buducnost) ZALGIRIS PAF BOLONIA (Kinder Bolonia PANATHINAIKOS (Aek) EFES (Tofas) PANATHINAIKOS (Aek) EFES PILSEN PANATHINAIKOS (Olympiacos) BENETTON (Kinder Bolonia) BARCELONA SIENA (Benetton) MACCABI SIENA (Benetton) MACCABI CSKA

MILÁN (Caserta) ARIS MACCABI ARIS BARCELONA (Cai) ARIS BARCELONA MACCABI JOVENTUT (Estudiantes) MILÁN (Scavolini) BENETTON PAOK (Panathinaikos) OLYMPIACOS BARCELONA OLYMPIACOS (Paok) LIMOGES* BARCELONA (Tdk) CSKA* BARCELONA (Joventut) OLIMPIJA BENETTON (Fortitudo) AEK (Aris) KINDER BOLONIA OLYMPIACOS (Paok) MACCABI BARCELONA (Estudiantes MACCABI CSKA* KINDER BOLONIA MACCABI BENETTON CSKA (Unics Kazan) SKIPPER (Benetton) CSKA (Ural Great) TAU (Unicaja) PANATHINAIKOS

28


2006 2007

CSKA BARCELONA (Tau) PANATHINAIKOS TAU

2008

CSKA (Khimki)

2009

TAU (Joventut) PANATHINAIKOS

2010 2011

CSKA (Unics Kazan) BARCELONA PARTIZAN SIENA PANATHINAIKOS

2012

PANATHINAIKOS

2013

BARCELONA (Real Madrid) BARCELONA OLYMPIACOS (Panathinaikos)

TAU MACCABI CSKA UNICAJA (Barcelona) MACCABI (Hapoel Jerusalem) SIENA (Avellino) OLYMPIACOS (Panathinaikos) BARCELONA (Tau) OLYMPIACOS CSKA MACCABI REAL MADRID (Barcelona) OLYMPIACOS (Panathinaikos) CSKA (Samara) REAL MADRID (Barcelona) CSKA (Samara)

* En Francia los clubes de primer nivel no disputaron la Copa hasta 1995. En Rusia la primera edición se celebró en 2000 y la segunda hubo de esperar hasta 2002. Desde 2011 la Copa no la disputan todos los clubes de la máxima categoría

2002, 03 y 04 el primer clasificado del Top 16 pasaba directamente a la Final Four) sólo en tres eliminatorias se había producido semejante circunstancia, con el TAU eliminando a la Benetton en 2005 y al Panathinaikos en 2006 (en eliminatorias a tres partidos) y con el Partizan haciendo lo propio ante Maccabi en 2010. En la primera edición de la Euroliga ULEB (2000/01), el TAU alcanzó la final tras superar tres eliminatorias con el factor pista en contra y dejando por el camino en octavos de final al Peristeri (eliminatoria a 3 partidos) y en cuartos y semifinales, ya en eliminatorias a cinco, a Olympiacos y AEK. Esa misma temporada la Benetton Treviso también se imponía en octavos de final al Barcelona sin la ventaja de su lado. Cabe resaltar que esta circunstancia había sido más habitual en los años FIBA, con la edición de 1997 como la más paradigmática llegando al extremo de que los 4 participantes en la Final Four (Olympiacos, Barcelona, Olimpija y Villeurbanne) habían tenido en su contra el factor cancha en los cuartos de final, e incluso tres de ellos (con la excepción del Villeurbanne de Rudd y Digbeu que se deshacía del Estudiantes) ya lo habían hecho en los octavos de final.

Equipos en Final Four sin ventaja de pista 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001

El factor pista Una de las notas más relevantes de las eliminatorias de cuartos de final ha sido la ausencia de sorpresas, si como tal entendemos la clasificación de todos los equipos que contaban con ventaja de pista. Desde que en 2005 la Euroliga retomara los playoff (en las ediciones de

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013

PARTIZAN, MILÁN JOVENTUT, BARCELONA PANATHINAIKOS OLYMPIACOS, BARCELONA, OLIMPIJA, VILLEURBANNE PARTIZAN(a favor en 1/4,en contra en 1/8) KINDER TEAMSYSTEM (octavos) Suproliga: Euroliga: TAU (octavos, cuartos y semis) No hubo playoff No hubo playoff No hubo playoff TAU TAU PARTIZAN SIENA, PANATHINAIKOS, MACCABI OLYMPIACOS -

29


Entrenadores balcánicos

Rachas

Tras la eliminación del Baskonia que dirige Zan Tabak, la Final Four de Londres se convertirá en la primera en la que no haya un entrenador de la antigua Yugoslavia en los banquillos.

Hasta tres equipos repiten presencia en la Final Four, siendo el Real Madrid el único de los presentes que no estuvo en Estambul. Curiosamente, los blancos son el único de los cuatro equipos que sí estuvo en la edición de Barcelona 2011, por lo que no se puede hablar aún de grandes rachas.

1988 1989 1990 1991 1992 1993

1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005

2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013

DUSKO VUJOSEVIC (Partizan) BOZIDAR MALJKOVIC (Jugoplastika) BOZIDAR MALJKOVIC (Jugoplastika) BOZIDAR MALJKOVIC (Barcelona) ZELJKO PAVLICEVIC (Pop 84) ZELJKO OBRADOVIC (Partizan) PETAR SKANSI (Benetton) BOZIDAR MALJKOVIC (Limoges) DUSAN IVKOVIC (Paok) ZELJKO OBRADOVIC (Joventut) ZELJKO OBRADOVIC (Real Madrid) BOZIDAR MALJKOVIC (Limoges) BOZIDAR MALJKOVIC (Panathinaikos) ZELJKO OBRADOVIC (Real Madrid) DUSAN IVKOVIC (Olympiacos) ZMAGO SAGADIN (Olimpija) MILAN BOGOJEVIC (Partizan) ZELJKO OBRADOVIC (Benetton) PETAR SKANSI (Fortitudo) DUSAN IVKOVIC (Olympiacos) ZELJKO OBRADOVIC (Panathinaikos) ZELJKO OBRADOVIC (Panathinaikos) ZELJKO OBRADOVIC (Panathinaikos) SVETISLAV PESIC (Barcelona) DUSAN IVKOVIC (Cska) DUSAN IVKOVIC (Cska) JASMIN REPESA (Fortitudo) DUSKO IVANOVIC (Tau) DUSAN IVKOVIC (Cska) ZELJKO OBRADOVIC (Panathinaikos) DUSKO IVANOVIC (Barcelona) VELIMIR PERASOVIC (Tau) ZELJKO OBRADOVIC (Panathinaikos) BOZIDAR MALJKOVIC (Tau) NEVEN SPAHIJA (Tau) ZELJKO OBRADOVIC (Panathinaikos) DUSKO VUJOSEVIC (Partizan) ZELJKO OBRADOVIC (Panathinaikos) ZELJKO OBRADOVIC (Panathinaikos) DUSAN IVKOVIC (Olympiacos) -

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

CSKA MOSCÚ (2003-2010) TAU CERÁMICA (2005-2008) MACCABI (1988-90, 2000-02, 2004-06) PANATHINAIKOS (1994-96 Y 2000-02) JUGOPLASTICA (1989-1991) BARCELONA (1989-1991) ARIS SALÓNICA (1988-1990)

8 4 3 3 3 3 3

Coto privado Que llegar a una Final Four resulta complejo es algo que raya en lo evidente, pero con los datos en la mano parece aun más claro. Y es que desde que en 2002 la ULEB organizara la Final Four ya de manera unificada, únicamente dos conjuntos (considerando que el TAU en 2005 no era un debutante al uso tras su subcampeonato en 2001) han debutado en la misma: Siena en 2003 (repetiría en 04, 08 y 11) y Unicaja en 2007. En esta edición de 2013 el Panathinaikos el único ausente del cuarteto que disputó el año pasado la Final Four de Estambul. Su sustituto, el Real Madrid, ya estuvo presente en 2011, mientras que Barcelona, CSKA y Olympiacos, junto al propio Panathinaikos, conformaron la Final Four de Paris 2010, y un año antes los mismos 4 equipos se reunieron en la edición de Berlin 2009.

30


Final Four lustrosa Sumadas las presencias de los equipos presentes en Londres se llega a la cifra de 34, que da buena cuenta del contenido histórico pero que se queda lejos de la del año pasado, que supuso el récord absoluto. Hasta 41 presencias en la Final Four acumulaban los cuatro equipos que estuvieron presentes en Estambul, conformando así la edición más clásica de la historia del evento. En cuanto a los banquillos, la experiencia de Messina y Pascual contrasta con el debut de Laso y Bartzokas. Si hablamos de récord en entrenadores hay que volver al año pasado, donde por primera vez los 4 participantes en la Final Four ya sabían lo que es ganarla. Por si fuera poco, entre Obradovic, Pascual, Kazlauskas e Ivkovic sumaban con la de 2012 un total de 25 presencias, siendo 13 de ellas de un Zeljko Obradovic que supera las del club más laureado. En cuanto a jugadores, sumando las presencias acumuladas obtenemos la suma de 71 Final Four en total.

llegaron a encontrarse en el partido decisivo hasta en cuatro ocasiones. Una menos (3) se dio la final Varese-CSKA y CSKA-Real Madrid. Por su parte, ASK Riga y Akademic de Sofía se encontraron en las dos primeras finales, Real Madrid y Spartak de Brno en las de 1964 y 68 y Maccabi y Milán en 1987 y 88. En cuanto a la Recopa/ULEB/Eurocup, ninguna final cuenta con más de un precedente, mientras que en la Korac Limoges y Sibenik disputaron las finales del 82 y 83, con doble triunfo galo, y Cantu y Partizan las del 74 y 89. Al margen de estas finales, algún duelo europeo sabe lo que es encontrarse en finales de distinta competición, de tal forma que el Real Madrid perdía sendas finales de Recopa y Copa de Europa ante la Cibona (82 y 85), las ganaba ante el Milan (67 y 84), el Cantu le deparaba un doble disgusto al Barcelona en Korac y Recopa (75 y 81) y el Maccabi conseguía en 1977 su primera Copa de Europa ante el Varese, vengando así la derrota en la primera final de la Recopa de la historia (1967).

Mayores derrotas de un futuro campeón ¿Cuenta para algo la fiabilidad durante el curso? Hace dos años, el Panathinaikos no sólo se proclamaba campeón, sino que lo hacía demostrando una solidez envidiable, hasta el punto de que su mayor derrota se produjo por tan sólo 7 puntos. En cambio, un año más tarde el Olympiacos mantenía el título en Grecia siendo el equipo campeón con el dudoso honor de haber encajado una mayor derrota durante el curso.

¿Final inédita? De todas las posibles combinaciones posibles, sólo un Barcelona-CSKA supondría una final inédita en la Copa de Europa. En la historia de la Final Four, la final más repetida ha sido, con 3 ocasiones, un Maccabi-Panathinaikos (2000, 01 y 11) mientras que Barcelona-KK Split, Panathinaikos-CSKA y CSKA-Maccabi son las otras finales que se han repetido hasta en dos ocasiones. En cuanto a la historia global de la Copa de Europa, el duelo más celebrado fue el sostenido entre Varese y Real Madrid, que en la década de los 70

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

1958 1959 1960 1961 1962 1963 1964 1965 1966 1967 1968 1969 1970 1971

MAYORES DERROTAS DE UN FUTURO CAMPEÓN DE EUROPA ASK Riga (-2 ante CWKS Legia en cuartos) ASK Riga (-8 ante Honved Budapest en 1/4) ASK Riga – invicto CSKA (-5 ante ASK Riga, vuelta de final) BK Dinamo Tbilisi – invicto CSKA (-17 ante R.Madrid, ida de final) R.Madrid (-11 ante Spartak Brno, ida final) R.Madrid (-17 vs OKK Beograd, v.semif) Olimpia Milano (-23 Slavia Praga, liguilla) R.Madrid (-13 ante Slavia Praga, liguilla) R.Madrid (-16 ante Spartak Brno, liguilla) CSKA (-11 ante R.Madrid, liguilla cuartos) Varese (-23 ante CSKA, liguilla cuartos) CSKA (-15 ante Slavia Praga, ida semif)

31


1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012

Varese (-8 ante Panathinaikos, v.semif) Varese (-21 ante CSKA, liguilla cuartos) R.Madrid (-8 ante Radnicki, liguilla cuartos) Varese – invicto Varese (-9 ante Maes Pils) Maccabi (-23 ante Varese, liguilla semis) R.Madrid (-16 ante Asvel V., liguilla semis) Bosna Sarajevo (-27 vs Maccabi, liguilla) R.Madrid (-10 vs Maccabi, liguilla semis) Maccabi (-17 vs Nashua Den Bosch, liguilla) Cantu (-15 vs Partizan, liguilla semis) Cantu (-10 vs Maccabi, liguilla semis) Roma (-9 vs Bosna Sarajevo, liguilla semis) Cibona (-9 vs Virtus Bolonia, liguilla semis) Cibona (-24 vs Milan, liguilla semis) Tracer Milan (-31 vs Aris, ida 1ª ronda) Tracer Milan (-25 vs Aris, liguilla cuartos) Jugoplastika (-13 vs Scavolini, liguilla) Jugoplastika (-18 vs Maccabi, liguilla) Pop 84 Split (-21 vs Aris, liguilla cuartos) Partizan (-20 vs Estudiantes, liguilla) Limoges (-13 vs Virtus Bolonia, liguilla) Joventut (-24 vs Panathinaikos, liguilla) R.Madrid (-13 vs Scavolini y PAO, octavos) Panathinaikos (-26 vs Benetton, cuartos) Olympiacos (-9 vs Estudiantes, liguilla) Kinder Bolonia (-16 vs Olimpija, 2ª liguilla) Zalgiris (-15 vs Fenerbahçe, 1ª liguilla) Maccabi (-12 vs PAOK, octavos) Euroliga: Kinder Bolonia (-17 vs TAU, cuart) Suproliga: Panathinaikos (-12 vs CSKA) Panathinaikos (-17 vs Olympiacos, Top 16) Barcelona (-17 vs Cibona, liguilla) Maccabi (-11 vs Unicaja, liguilla) Maccabi (-12 vs Olimpija, liguilla) CSKA (-10 vs Panathinaikos, liguilla) Panathinaikos (-21 vs Barcelona, Top 16) CSKA (-5 vs Unicaja, Top 16) Panathinaikos (-25 vs Siena, liguilla) Barcelona (-7 vs R.Madrid, cuartos) Panathinaikos (-7 vs Caja Laboral, Top 16) Olympiacos (-32 vs CSKA, Top 16)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Barcelona CSKA Olympiacos Real Madrid

DERROTAS 2013 (-13 vs Khimki, Top 16) (-21 vs Barcelona, 1ª fase y vs Baskonia en playoff) (-26 vs Efes, 1ª fase) (-11 vs Panathinaikos, 1ª fase)

32


GANTE 88: 25 AÑOS DE LA PRIMERA FINAL FOUR

por Iván Fernández Una de las cosas que ha caracterizado al baloncesto desde casi su propia irrupción como deporte ha sido su constante afán por reinventarse para, con mayor o menor éxito, seguir creciendo, bien a través de sus diferentes reglas o bien en su búsqueda de nuevas formas de competición. Inmersos estos días en un debate sobre el futuro de unas competiciones europeas, en especial la Euroliga, que parecen caminar hacia un horizonte de ruptura, quizás sería bueno pararse un momento y contemplar que, pese a la nueva realidad cestista del viejo continente ejemplificada por ejemplo en las nuevas ligas supranacionales (Adriática, VTB, Balcánica, Báltica…), el debate dista de ser nuevo y la historia, atendiendo una vez más a la vieja dialéctica hegeliano-marxista, en realidad se repite, con nuevos matices pero con un fondo que no dista en demasía del ADN de una torneo que ha basado buena parte de su historia en un continuo devenir. Muchos son los momentos que se podrían citar como claves como, sin ir más lejos, el que se vivía hace justo 20 años (nada según Gardel y tantos según echamos la vista atrás) cuando la “vieja” Copa de Europa pasaba a denominarse Liga Europea acogiendo en su seno hasta tres equipos de un mismo país, en lo que suponía un cambio de rumbo histórico. Pero, ¿cómo se cuenta una historia? Las posibilidades son muchas, e incluso cuando parecen agotadas surgen nuevas formas, como bien demostraba Laurent Binet con su impecable “HHhH”, en donde las aristas de la historia (¿lo más interesante quizás?) se entremezclan genialmente con el propio proceso de investigación o creación del autor, dibujando un lienzo que despoja a la historia de sus más innecesarios adornos de la manera menos esperada, apostando por un ejercicio (meta)literario tan preciso como emocionante. Desgraciadamente, un servidor carece del talento, capacidad e imaginación del autor francés, pese a lo cual no me resisto a, en cierta medida, tomar su

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

camino no ya en las formas, por pura incapacidad que no de ganas, sino al menos en la opción de apostar por contar la historia de un cambio desde otra perspectiva. Y es que, como decía la canción, “quedó algo de nosotros en esos lugares”, hasta el punto de que, para quien esto escribe, el primer gran cambio había llegado cuatro años antes con la inclusión de la Final Four, el formato que metía de lleno a la Copa de Europa en la modernidad.

Dino Meneghin

Antecedentes Resulta complicado tratar de glosar la historia de los algo más de 50 años de historia de la Copa de Europa de baloncesto sin con ello caer en los olvidos y las injusticias que una tarea tan titánica conlleva. Habría que comenzar hablando de cómo en 1954 el periodista francés Gabriel Hanot había acudido a cubrir para el periódico L´Equipe el encuentro de fútbol entre el Honved de Budapest y el Wolverhampton y, emocionado por lo visto, decidió proponer a su director la organización de un torneo europeo entre clubes, de cómo de esa idea nacería la Copa de Europa de fútbol… y a su imagen la que nos ocupa. Habría que hablar del EuroBasket de Bulgaria, de la Federación checoslovaca, o incluso habría que remontarse a principios de los años treinta para detenerse en un pequeño café a orillas del, por entonces, Lago Ginebra… en cualquier caso, baste decir que tras

33


diversas fórmulas y un continuo crecimiento, la Copa de Europa de baloncesto enfilaba los años 80 tras un periodo de estabilidad formal en el que una serie de eliminatorias daban paso a una liguilla de seis equipos cuyos dos primeros clasificados disputaban, a partido único, la gran final. Sin embargo, paralelamente, los principales clubes del viejo continente comenzaban a mirarse en la lejana NBA barruntando nuevas formas de competición y un camino hacia una nueva profesionalidad, movimiento ante el que la FIBA decía apostar por un cambio que habría de terminar por ser histórico: la Final Four. Elevando la liguilla semifinal de seis a ocho participantes, en lo que algunos sectores veían el reflejo de una competición de carácter cercano al liguero, los cuatro primeros entre ellos disputarían una final a cuatro al más puro estilo NCAA, concentrando en una ciudad (Gante sería la elegida) a lo más granado del basket continental. Pero, ¿era nueva la idea? Dicen que el plagio es la base de toda literatura excepto de la primera, y en este caso concreto, y más allá de la coincidencia con la competición universitaria, el nuevo modelo de competición no era la excepción ya que la propia FIBA lo había probado durante dos temporadas: la 65/66 y la 66/67. Adoptada como modelo experimental y llamada entonces fase final, la primera Final a 4 tuvo lugar a caballo entre Milán y Bolonia y terminaría con el primer título para el basket italiano. El Milán había diseñado un equipo competitivo, aunque sin opciones claras para llegar lejos, cuando un golpe de suerte cambio su sino. Bill Bradley, mejor jugador de los Juegos del 64, venía a completar sus estudios a Oxford. Tras unas intensas gestiones, los Milanistas conseguían que Bradley viajara los días de partido para jugar la Copa de Europa. Sin entrenar, sin apenas conocer a sus compañeros, su enorme talento se sobrepuso a todo y llevó a los lombardos a lo más alto, derrotando en primera instancia al TSKA de Moscú y en la final al Slavia de Praga, vencedor en su semifinal ante el AEK de Atenas del gran Jiri Zidek, cuyo hijo lograría resarcir la memoria de su padre logrando el título treinta y tres años más tarde. Un año después Madrid tomaba el relevo con el equipo anfitrión como claro favorito, algo que plasmaría venciendo en la final al propio Miláno en una final recordada por el intenso duelo anotador entre Emiliano y Chubin. Las semifinales habían sido el techo esta vez para los de Praga y para un Olimpija de Ljubljana que, de la mano de la excelsa GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

figura de Ivo Daneu, había puesto contra las cuerdas a los anfitriones rememorando la semifinal de 1962, donde en el partido de ida, y con 45 puntos del gran Ivo, los de Ljubjana cosechaban una interesante renta de 14 puntos (105-91) pero insuficiente ante la victoria blanca en la vuelta (69-53), en la que dos tiros libres errados en el último minuto por Kandus y un tapón de Hightower acababan por dictar sentencia. Esas dos derrotas ante el equipo blanco supusieron el techo europeo de un conjunto que entre finales de los años 50 y buena parte de la década de los años 60 había conseguido erigirse como uno de los principales exponentes del baloncesto yugoslavo a nivel de clubes al lograr cinco títulos ligueros en 11 años, de la mano de figuras tan claves como las de Boris Kristancic, Ivo Daneu o, ¿por qué no citarlo? otras tan increíbles como la de Stanko Bloudek, el diseñador de la Sala Tivoli y uno de los grandes padres del deporte esloveno.

Stanko Bloudek

De biografía más propia de un falso documental al estilo Cravan vs Cravan que de un personaje histórico, todo lo que se diga del gran Bloudek suena a exageración… y se queda muy corto. Pionero de la aviación eslovena, vivió a caballo entre Praga, Ljubljana, Viena y Budapest construyendo aeroplanos y artilugios imposibles adelantados a su época. Amigo de Lenin, Kafka dicen que de su mente surgió el primer esbozo de la maravillosa “Un artista del hambre”- o Conan Doyle, su inquietud vital le llevó de los cielos al asfalto introduciéndose, o más bien creando, la

34


industria automovilística eslovena, mientras se convertía en un deportista total: futbolista, campeón de patinaje, tenista y, sobre todo, constructor: pistas de esquí, de tenis… Hasta la llegada de la segunda guerra mundial, donde su ingenio viraba a la construcción de armas y refugios para los partisanos, lo que le condujo a las cárceles nazis de la por entonces llamada Eslovenia del Norte. Tras la caída de la bestia fascista, Bloudek ingresaba en el COI a la par que comenzaba a esbozar la que con los años sería la sala que habría de ver por primera vez a la selección yugoslava de baloncesto subirse a lo más alto de un cajón mundialista, y aunque nunca llegó a verla terminada un busto en su honor sigue presidiendo el acceso al nuevo pabellón de Ljubljana… aunque, como diría Kipling, eso es otra historia. Lo cierto es que, pese al interés deportivo, la idea de la FIBA terminaba muriendo por la falta de interés de unos clubes que alegaban graves daños y perjuicios económicos para volver a la fórmula tradicional.

Nikos Gallis y Panagiotis Giannakis

La 87/88: el inicio de una nueva era De inicio la temporada comenzaba con las clásicas eliminatorias previas sin que en ellas se produjeran grandes sorpresas, y dejando como hechos más significativos los festivales anotadores que se dieron en buena parte de las pistas. Ello deparaba, entre otras cosas, que el modesto Pully suizo pasara a la historia de la competición al ser el equipo que más puntos había anotado en una derrota tras caer por 125-127 ante un Aris de Salónica, donde los 48 puntos de Nikos Gallis demostraban que el escolta heleno mantenía el hambre exhibida el verano anterior en el EuroBasket, que le llevó directamente a formar parte del politeísta panteón griego.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Con los ocho equipos más fuertes en liza, el aficionado comenzaba a relamerse pensando en la temporada en donde sólo se echaba en falta la presencia de dos equipos: la Cibona de Zagreb y el Zalgiris de Kaunas, o lo que es lo mismo, de los dos grandes iconos individuales de aquella Europa, Drazen Petrovic y Arvydas Sabonis. Por un lado el equipo yugoslavo faltaba por segunda vez consecutiva, tras haber sido campeón en las ediciones de 1985 y 1986, y de nuevo lo hacía con un verdugo similar encarnado en la figura de Vlado Djurovic. Tras la final de 1983 entre Cantú y Milán, a la que por cierto volveremos en unas líneas, la FIBA había decidido, en buena parte por las protestas del propio club lombardo, derogar la norma que permitía al campeón de Europa repetir presencia en el torneo aunque no se proclamara campeón en su propia liga. Aplazada durante un año, el primer damnificado sería el club de la capital croata, quien tras vencer en la Copa de Europa del 86 y pasearse en su liga (sólo una derrota en la fase regular) acababa cayendo ante su público en el tercer partido de la final ante un Zadar dirigido por Vlado Djurovic. El técnico serbio había sido uno de los mentores de Drazen Petrovic en el Sibenik, dirigiendo al conjunto dálmata a dos finales de Copa Korac y una liguera, pero la relación con su ex pupilo se había enfriado esa misma temporada, tras el numerito anotador en el que Zdenko Babic anotaba 144 puntos en un partido de la Copa Korac, en un plan dirigido a minimizar los 112 conseguidos por Drazen ante un Olimpija Ljubljana que hubo de jugar con juniors por un error administrativo (que a la postre le supondría el descenso, aunque se reharía al año siguiente jugando la final de Copa ante otro segunda, IMT, y ascendiendo). Un año después, la Cibona se paseaba por la recopa, llevándose el título ante el Scavolini de Pesaro, y por una liga regular donde terminaba invicto. Sin embargo en las semifinales, y de nuevo en el tercer partido, Djurovic, esta vez dirigiendo al Estrella Roja, se cruzaba en el camino apeando a los zagrebinos de la final. Con todo, y pese al magnetismo de Drazen, la Cibona era un equipo que tendía a cotas menores y su papel sería excelentemente cubierto por un Partizan que no sólo lideraría la liguilla semifinal de esta Copa de Europa, sino que también sería el verdugo de los de Zagreb en las semifinales ligueras.

35


Distinto era el caso del Zalgiris Kaunas, que sí había ganado su liga, pero que era “víctima” de la costumbre soviética de no participar en Europa los años olímpicos con el fin de preparar mejor el torneo, algo que, al menos, en esta ocasión terminaría por revelarse de lo más justificado. Subcampeones en el 86, los lituanos vivían sus mejores días logrando superar la hegemonía de un TSKA con el que habían establecido una rivalidad de las que hacen verdaderamente grande este deporte. En cualquier caso, de haber podido participar el Zalgiris tampoco hubiera podido contar con un Sabonis al que sus problemas físicos dejarían toda la temporada en el dique seco., aunque justo es decir que el potencial de los Homicius, Kurtinaitis, Iovaisha, Civilis y compañía muy probablemente les hubiera permitido ser uno de los equipos punteros del torneo. De hecho ya sin ninguno de ellos en la 89/90 el club de la ciudad de los dos ríos aún llegaría a rozar la final de la Recopa tras caer en las semifinales ante el Real Madrid por un sólo punto en el global de la eliminatoria.

¿Se buscaban cambios? Pues no dejaba de haber quien quisiera ir más allá como el Tracer Miláno, vigente campeón del torneo, y que se descolgaba con la petición “a corto plazo” de una Liga Europea cerrada y para la que se atrevía a dibujar alguna de sus líneas básicas… muchas de las cuales suenan increíblemente actuales (a principios de esta temporada las declaraciones de Giorgio Armani sobre su desinterés en competir en “pueblos donde no tengo tiendas” ya causó bastante revuelo en la LEGA). En un argumentario detallado y preciso, el club lombardo comienza plasmando un análisis de la situación en el que incluso piensa en los equipos que se van a quedar fuera y a los que augura mayores posibilidades de éxito en sus competiciones domésticas. Con la NBA como espejo, en definitiva la propuesta milanista acaba por definirse en cuatro grandes consideraciones: - Liga cerrada de entre 16 a 20 equipos, con posibilidad de revisar las cuatro últimas plazas en un período de tiempo por determinar. - Dichos clubes jugarán exclusivamente la nueva competición europea, que tendrá formato liguero con dos jornadas semanales y desembocará en un play-off. - Dichos equipos deberán pertenecer a ciudades de más de 800 mil habitantes con aeropuerto internacional y un pabellón con una capacidad mínima de siete mil espectadores.

Valdemaras Homicius

En definitiva, la liguilla semifinal quedaba conformada por Fc Barcelona, Tracer Milán, Partizan Belgrado, Saturn Colonia, Pau Orthez, Nashua Den Bosch, Maccabi Tel Aviv y Aris de Salónica, ocho equipos que durante 14 jornadas perfilaron un baloncesto de marcado cariz ofensivo, grandes actuaciones individuales y una igualdad inesperada que provocaba más de una sorpresa, dibujando un torneo en el que sólo el Pau Orthez galo se quedaba sin conocer el triunfo a domicilio y donde los ocho equipos caía al menos una vez como locales. Con todo, el plano deportivo también tuvo momentos secundarios, y es que las semanas previas a su inicio llegaban presididas por todo un “bombazo”. GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

- Cada club debería aportar un patrocinador principal con un contrato cuya duración nunca sería inferior a los tres años y asimismo un contrato televisivo de alcance nacional y donde se aseguren las retransmisiones en horarios de máxima audiencia. Al margen de las propuestas concretas, el club italiano, que en ese momento afirma contar con el respaldo de al menos “otros cinco grandes clubes europeos”, aporta un análisis en el que insta a captar a ciudades como París o Londres y a “huir” de ciudades pequeñas que “nada aportan a los principales patrocinadores”… punto este que acabaría por desatar la mayor de las polémicas en el propio país transalpino, caracterizado por tener un baloncesto en muchas ocasiones dominado por esas pequeñas ciudades. Como adalid de las mismas, desde Cantú llegan las primeras voces críticas espoleando una polémica que venía de muy lejos.

36


A lo largo de la historia de la Copa de Europa, sólo en tres ocasiones se ha producido una final entre equipos de una misma liga, e incluso si atendiéramos exclusivamente al actual mapa europeo cabría decir que el único precedente se remonta a 1983 con la final entre Milán y Cantú. Con 20 puntos de Antonello Riva y una gran dirección de Marzorati, el Ford Cantú sumaba en 1983 el segundo título de campeón de Europa de su historia al imponerse a los Milanistas por un ajustado, y polémico ya que los Miláneses reclamaban una última falta sobre Gallinari, 6968… ahondando, por increíble que hoy parezca, en otro precedente todavía más recordado hoy en día, y es que el camino que llevó a esa final arrancaba con el título liguero del Cantú en 1981 (en 1983 participaban como campeones de Europa del 82). En esa final de la temporada 1980/ 81, el por entonces Squibb Cantú se imponía en tres partidos (93-83 en el decisivo) al Synudine Bolonia de los Villalta, Caglieris, McMillan, Bonamico y Marquinho. Pero su prueba más dura había tenido lugar en semifinales, donde los de Bianchini habían conseguido apear al Milán en una serie a tres partidos que no conoció ninguna victoria local y donde el partido decisivo terminó con un 84-85 en la línea de los dos anteriores (77-79 en Milán y 64-66 en Cantú). A todo esto sólo habría que añadir que ya en las semifinales de la temporada anterior (79/80) la escuadra de Cantú había apeado a los milanistas con el factor pista en contra y con un 76-75 en el desenlace que dejaba bien claro el tipo de rivalidad existente. ¿Alguien da más? Quizás sí, si tenemos en cuenta que en las semifinales de la Recopa del 77 el propio Cantú era la bestia negra milanista, antes de imponerse en la final al Radnicki por 87-86 pese a los 30 puntos de Srecko Jaric. Con estos precedentes el rechazo del Cantú resultaba esperado, de ahí que quizás lo más notorio fuera el comentario de un jugador del propio Tracer de Milán, un Fausto Bargna quien calificaba la idea de “ocurrencia sin gracia”. Bargna, que afrontaba su tercera temporada en Milán, vivía el que podía considerarse como su mejor momento profesional llegando a ser convocado por Sandro Gamba para la gira que la selección azzurra iba a emprender por los Estados Unidos para enfrentarse a alguna de las principales universidades de la NCAA. Natural de Cantú, ciudad donde además había vivido sus primeras cinco temporadas como profesional, aquella sería su última temporada en Milán y en la que menos GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

minutos habría de contar. En cualquier caso, la propuesta quedaba en el aire, y si bien la FIBA era rápida en su rechazo, el anuncio de la misma de que a partir del año 90 los equipos que accedieran a la Final Four dotarían a sus países de una plaza extra (medida que a la postre derivaría en la Liga Europea que habría de arrancar 4 años después) daba a entender que las intenciones milanistas llegaban avaladas con fuerza suficiente como para ser el germen de un nuevo modelo competitivo. Volviendo al mero devenir deportivo, la liguilla semifinal deparaba una clasificación final encabezada por el sorprendente Partizan de Belgrado, que habría de ser acompañado en Gante, elegida definitivamente como sede de la Final Four, por el Aris de Salónica, Tracer de Milán y Maccabi de Tel Aviv. Sólo un año antes, de haberse dado esa misma clasificación, yugoslavos y helenos hubieran disputado la final, pero con el nuevo modelo el resultado sería justo al contrario, pero antes de alcanzar el último escalón justo sería reparar aunque sea brevemente en la trayectoria de los otros cuatro conjuntos que, en mayor o menor medida, habían contribuido a elevar el nivel de la Copa de Europa hasta extremos nunca vistos.

Kees Akerboom Último clasificado con cuatro triunfos, el Nashua Den Bosch holandés se presentaba como el gran dominador de su competición nacional y un asiduo de una Copa de Europa en la que participaba por octava vez en nueve años, aunque su presencia en la liguilla semifinal era la primera desde 1982, en los que habían sido sus últimos coletazos de cierto poderío de la mano del que probablemente había sido el mejor jugador de su historia: Kees Akerboom. Considerado una de las grandes

37


leyendas del baloncesto holandés, Akerboom había comenzado su carrera en el Flamingo para pasar más tarde al Den Bosch, manteniéndose durante 19 años en la élite conquistando la friolera de 12 títulos ligueros. En las competiciones europeas Akerboom había dejado su sello siendo clave en el Den Bosch que alcanzaba la final de la Recopa de 1979, tras eliminar en la prórroga del partido de vuelta de las semifinales a la Virtus Bolonia de los Villalta, Cosic o Caglieris que sólo unas semanas después sumaria su octava LEGA.

temporada en la que habían conseguido proezas como la de ganar al Real Madrid en su propia pista en un inolvidable partido donde Frederic Hufnagel anotaba hasta nueve triples. Con la misma base de esa temporada donde a la dinamita de Hufnagel o Carter se sumaba el trabajo de Scheffler, el cuadro galo completaba una buena primera vuelta en la que ponía contra las cuerdas al Tracer de Milán y derrotaba al Barcelona (32 puntos de Carter) pero acababa pagando su falta de consistencia y concentración en una segunda manga para olvidar.

Ya en el partido decisivo los holandeses caían ante el intratable Cantú por 83-73 tras haber alcanzado el descanso a tan sólo un punto de los italianos. Akerboom con 17 puntos fue el mejor realizador del EBBC mientras que en los de Arnaldo Taurisano, John Neumann aportaba 26. Así mismo, Akerboom participaba con la selección holandesa en tres Europeos, destacando sobre todo su actuación en el de 1977 donde promedió más de 27 puntos, cebándose principalmente con España, a la que endosó 38, logrando el galardón de máximo anotador. Aun sin jugadores de la talla de Akerboom, el recién retirado como jugador Jan Dekker contaba con una buena plantilla en la que destacaba el tulipán Jos Kuipers y la metralleta estadounidense Paul Thompson. Proveniente del Limoges, donde había alcanzado las semifinales de la Copa Korac y donde había llegado a alcanzar incluso los 60 puntos en un partido de la liga francesa, Thompson era un anotador bestial y el auténtico faro de un equipo que sobrevivió hasta que una desgraciada lesión le apartaba de buena parte del torneo. Hasta ese momento, el Nashua marchaba con un ilusionante 2-2, habiendo sido capaz de derrotar al Maccabi (103-102 con 46 puntos de Thompson) o de competir hasta el final en Milán (96-92 definitivo… con Thompson otra vez por encima de los 40). Tras la lesión del americano, la falta de capacidad defensiva se tornaba decisiva y el equipo quedaba a la deriva, aunque aún habría de propiciar otra sorpresa decisiva en el devenir de la competición. Igualado con el conjunto holandés acababa un Pau-Orthez cuyo balance era pese a ello algo más decepcionante. Ganadores de la Korac de 1984 tras destrozar en la final al Estrella Roja de Ranko Zeravica, el conjunto de George Fisher se presentaba en la liguilla semifinal avalado por su extraordinario rendimiento del año anterior, donde incluso habían alcanzado la última jornada con posibilidades de alcanzar la final tras una GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Tony Di Leo

El sexto lugar, con cinco triunfos, terminaba siendo posesión de uno de los equipos más estimulantes de todo el torneo, un Saturn de Colonia que pese a su irregularidad acabaría por deparar alguno de los momentos más hermosos. Con sólo diez años de historia, el equipo alemán se presentaba como el espejo de su entrenador, un Tony Di Leo sin el que no se podría entender la singular trayectoria del Saturn. Miembro en la actualidad del organigrama de los Sixers, equipo que llevó a los play-off tras sustituir de manera interina a Mo Cheeks en la temporada 2008/09, Di Leo había llegado al club de Colonia tras dirigir al conjunto femenino del DJK Dusseldorf, al que conseguía llevar a siete títulos ligueros y una Copa de Europa, a la par que se hacía con las riendas de la propia selección femenina. Tras disipar las dudas de su adaptación al basket masculino en la temporada anterior, el técnico de Philadelphia moldeaba un equipo rápido, alegre y atrevido como pocos, tan capaz de presionar a

38


toda pista como de bombardear el aro rival sin ningún tipo de miramiento en un poético desprecio del reloj de posesión. Con una buena pareja norteamericana formada por el eléctrico Bryan Warrick y el sobrio y eficaz Ralph McPherson, el Saturn completaba su columna vertebral con el canadiense nacionalizado Richard Hunger (que había pasado por Ferrol y Alcalá de Henares) y con internacionales como Gnad, Baeck o, el que sin duda era la gran estrella del equipo, Michael Jackel.

Michael Jackel

Dotado de una zurda exquisita, Jackel compartía origen canadiense con Hunger y llegaba a la presente edición de la Copa de Europa en plena madurez baloncestistica tras realizar un espectacular EuroBasket en Atenas. Al igual que dos años antes, el cuadro germano había caído en los cuartos de final ante España, casi en ambos casos habría que decir ante Epi, pero a nivel individual Jackel había llevado su juego hasta nuevas cotas, batiendo incluso el récord de puntos con la selección al anotar 42 puntos en el triunfo ante Israel, en una marca que perduraría hasta el partido por el bronce del EuroBasket 2001 con los 43 de Dirk Nowitzki (cinco años más tarde ante Angola, el propio jugador de los Mavs se iría hasta los 47).

victoria local que ratificarían en la tercera jornada venciendo al F.C. Barcelona. Sin embargo la falta de continuidad a domicilio, pese a la cual serían el único equipo de ganar en Belgrado, y un par de ajustadas derrotas locales ante el propio Partizan y Maccabi, dejaban a los alemanes sin opciones reales de pelear por la Final Four, no sin antes dejar una tarjeta de visita en la que figuraba la condición de equipo más anotador del torneo con más de 100 puntos de media. Por último, y con un balance de 7-7, el último equipo en quedarse fuera era el sorprendente, por lo negativo, F.C. Barcelona. Subcampeón en el 84 y de vuelta con tres títulos continentales consecutivos bajo el brazo (las Recopas del 85 y 86 ante Zalgiris y Scavolini y la Korac del 87 ante el Limoges), el conjunto blaugrana partía como uno de los grandes favoritos del torneo añadiendo a su extraordinaria plantilla nacional (Solozábal, Epi, Sibilio, Jiménez, Costa, Ferran...) a un Audie Norris que había deslumbrado en sus dos temporadas en Treviso. Marcado por los problemas físicos de este último, el conjunto de Aito arrancaba la competición doméstica con varias derrotas que habría de unirse a las cuatro cosechadas en las primeras cuatro de la propia Copa de Europa. Tratar de analizar la trayectoria culé en este torneo obliga a tirar de calificativos tan manidos, ¿y erróneos?, como el de kafkiano. De entrada, caían en Tel Aviv por 108-107 pese al 7/7 en triples de Sibilio, en un partido que dominaban claramente a escasos momentos del final y donde la baja de Kevin Magee acabaría de ser suplida por los 36 puntos de Ken Barlow y los 34 de Jamchy. Lastrados por ese mazazo, y por los 45 puntos de Gallis, el Barça repetía guión en su pista ante el Aris entrando en una dinámica atroz, de la que se salía, entre otras cosas, venciendo en Milán con un Epi imperial... antes de caer en Francia ante un pobre Pau. La segunda vuelta dejaba la mejor versión de un equipo que destrozaba a Maccabi o Tracer y que conseguía asaltar la hasta entonces, poco menos que imposible pista del Aris en un esfuerzo finalmente baldío, pues cuando la situación parecía encarrilada dos derrotas consecutivas, una asumible en Belgrado y otra increíble en Holanda, dejaban al conjunto blaugrana con la miel en los labios en favor de un Maccabi que en la última jornada no fallaba ante un apático Partizan.

Con estas premisas, el Saturn comenzaba su periplo destrozando al vigente campeón por un claro 102-78 con 32 puntos de Jackel, en una GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

39


Gante Así pues, la bella ciudad flamenca se aprestaba a acoger entre el 5 y el 7 de abril a los cuatro mejores equipos de Europa en medio de un ambiente espectacular entre el que destacaba la masiva presencia de seguidores helenos. Para abrir boca, el vigente subcampeón, el Maccabi Tel Aviv, se enfrentaba al mejor equipo de la competición, un Partizan de Belgrado poco menos que intratable durante la “fase regular”. Los yugoslavos se habían convertido en la gran sorpresa del torneo en la que era tan sólo su cuarta presencia en la principal competición europea. Con un juego veloz y un quinteto altísimo en el que Grbovic y Paspalj partían como alas, los de Belgrado habían hecho de su pista un fortín, consiguiendo vencer además en pistas tan complicadas como la del Barcelona, hasta el punto de situarse de inicio con un balance de 7-1 que convertía su tramo final en mero trámite. Con diversos focos anotadores (Paspalj o Grbovic fueron capaces de anotar más de 40 puntos ante el Den Bosch) y un juego preciosista por momentos, los de Vujosevic volaban en las transiciones gracias a la velocidad del propio Paspalj, de un liviano Divac o de los primeros pases de un Djordjevic al que la ausencia de Zeljko Obradovic en buena parte del año le había otorgado un rol preponderante. La polivalencia de Nakic, doble campeón ya con Cibona, y la contundencia de un Peckarski que ese verano había sido campeón del mundo junior junto al propio Djordjevic y Divac completaban un conjunto muy diferente al del cuadro macabeo. Con el ya ex seleccionador alemán sustituido por un Svetislav Pesic que precisamente había sido el “padre” de esos junior yugoslavos, Ralph Klein de vuelta a los banquillos, el Maccabi presentaba una nueva cara en la que Ken Barlow, campeón el año anterior con Milán, llegaba como sustituto de Lee Johnson que salía del conjunto amarillo junto a su inseparable Lassof. Con los problemas de fondo entre Dorom Jamchy y un Berkowitz que se “negaba” a entregar el relevo, el conjunto macabeo vivía una temporada plagada de resultados irregulares que no obstante le había llevado a buen puerto. Con los precedentes de la fase regular saldados con sendos triunfos locales, aunque en Tel Aviv el partido ya resultaba un trámite para los de Belgrado, ya primeros frente a un cuadro hebreo que se jugaba el pase, el partido parecía tener

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

color yugoslavo, máxime cuando los blanquinegros comenzaban con un estimulante 7-0 de salida. Pese al arreón inicial, el Maccabi conseguía minimizar los daños impidiendo a los de Belgrado correr con su habitual fluidez y cargando el juego al interior con un Kevin Magee que conseguía meter en problemas de faltas a Vlade Divac. Ante esa tesitura, el técnico partisano optaba por colocar una suerte de zona en la que el pivot de Kraljevo se colocaba en la cabeza de la zona flotando a Aroesti. La medida dosificaba a Divac, pero a cambio sacrificaba un rebote en el que el Maccabi comenzaba a dominar logrando segundas e incluso terceras opciones hasta el punto de llegar por delante al descanso. En el segundo acto, un Magee excelso (34 puntos) marcaba la diferencia ante un Partizan que se suicidaba desde la línea de tres puntos y al que, pese a su reacción final, la quinta falta de Vlade Divac terminaba de sentenciar propiciando el triunfo final por 87-82 de un Maccabi mucho más avezado a ese tipo de situaciones.

Kevin Magee

El segundo acto venía marcado por el duelo entre Aris de Salónica y Tracer Milán, definitiva vendetta de la trepidante eliminatoria del año anterior donde, en la fase previa a la liguilla, los milanistas, que ya en la ronda anterior habían sufrido ante el gran Murray BC hasta el punto de empatar en Edimburgo, conseguían remontar los 31 puntos de desventaja acumulados en Salónica. En cuanto a la liguilla, al igual que la anterior semifinal, los precedentes deparaban igualdad con sendos triunfos locales aunque con el (importante) matiz de que en Italia se había ausentado un Nikos Gallis que en Salónica había sido el héroe del triunfo del

40


Aris con la friolera de 51 puntos. Y es que, en la estela del milagro veraniego del EuroBasket, el Aris había conseguido extrapolar su dominio doméstico a Europa confirmándose como un equipo temible al amparo de su público a la par que un casi inagotable caudal ofensivo. Con la pareja Giannakis-Gallis marcando el territorio, la llegada del canadiense Greg Wiltjer había permitido equilibrar un poco el juego de los de Ioannidis. Junto a esa tripleta el buen hacer de Subotic y la experiencia de los Lipiridis, Romanidis o Filippou completaban un conjunto al que la FIBA había vetado la incorporación de un cuarto interior de garantías, el greco-macedonio Misunof Papadaki del MZT (Metalni Zavod Tito) Skoje, cuyos 2´10 hubieran supuesto un interesante parche a la floja capacidad reboteadora de los helenos. Enfrente, el vigente campeón, un Tracer de Milán en el que Dan Peterson había cedido su lugar en el banquillo a un Franco Casalini que compartía generación con una buena parte de sus jugadores. En la plantilla, el positivo, cambio de Ricky Brown por Barlow y la llegada desde Reggio Emilia de un Piero Montecchi que acabaría por tener grandes momentos, suponían las nuevas notas en un conjunto veterano, duro e inteligente donde Roberto Premier pnía un poco de picante que añadir al triángulo D´Antoni-McAdooMeneghin.

Bob McAdoo

Con las gradas teñidas del amarillo griego, el Aris comenzaba dominando el encuentro ante un cuadro lombardo donde sólo McAdoo parecía aguantar el tipo, pero el cambio a una zona y la aparición de Ricky Brown metían de lleno en el partido a un cuadro milanés que se iba al descanso ya por delante. En la reanudación, McAdoo seguía con su recital (se iría hasta los 39 puntos) y las GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

rotaciones defensivas daban sus frutos con el joven Pittis y Montecchi secando a un desquiciado Gallis en el que morían las últimas esperanzas griegas antes de que el marcador se cerrara con el mismo resultado que la otra semifinal (87-82). Tras un desangelado partido por el “bronce” donde la superioridad interior yugoslava, personificada en los 55 puntos de la pareja DivacPeckarski, había desarbolado al Aris, Gante se aprestaba para vivir la reedición de la final del año anterior, constatando que la nueva Europa seguía en poder de los mismos protagonistas que ya un año antes habían dirimido la supremacía cestista en un duelo de aire crepuscular al más puro estilo Sam Peckinpah. Más de cinco millares de griegos daban la espalda al partido a la par que dominaban la escena sonora del recinto inaugurando de tan peculiar forma una final donde poco a poco los tiffosi lombardos iban haciéndose fuertes. Con todo en la pista, el dominio comenzaba siendo de un Maccabi que aprovechaba las ventajas que Jamchy obtenía de su defensa ante hombres más grandes (primero Brown y luego Meneghin) para dominar desde el perímetro, provocando que el Tracer optara por su famosa defensa zonal mucho antes de lo esperado. Con D´Antoni prodigándose más de lo habitual desde el triple (4/11 al final) y Aldi ejerciendo de revulsivo desde el banquillo, el conjunto italiano conseguía abrir un hueco importante que alcanzaba los 11 puntos al descanso (52-41). En la reanudación, el Maccabi seguía acusando el flojo partido de un Kevin Magee atenazado por las faltas, pero una defensa zonal concebida en origen para proteger al ex zaragozista y el despertar anotador de Sims y Barlow llevaba al cuadro hebreo a situarse a tan sólo dos puntos en un primer instante e incluso, tras una racha de tiro de McAdoo, en un segundo esfuerzo, a igualar el encuentro a 78. En ese momento, con todo en el aire, y pese a la quinta falta de Meneghin, el Tracer se echaba en manos de un Mike D´Antoni que, en una recta final de manual, guiaba a su equipo a un espectacular tramo final en el que el Tracer revalidaba título con un 90-78 que no reflejaba todo lo sufrido durante la Final Four. Bob McAdoo era a su vez elegido primer MVP inaugurando con todo el lujo posible un galardón que habría de coronar en lo sucesivo a lo más granado del basket continental y poniendo el broche de oro a un año espectacular-

41


El que estaba llamado a ser el año del nuevo orden en Europa aplazaba su llegada por el orgullo de unos viejos rockeros que se habían empeñado en desafiar al tiempo y al destino, burlándose de los pronósticos y esquivando un destino que no obstante estaba a la vuelta de la esquina. Tricampeones en 1987, el Tracer ya había dejado escapar esa misma temporada el título copero que se había mudado hacía el sur tras una espectacular final en la que, tras dos prórrogas, el Caserta, con Joe Arlauckas como sustituto temporal de Glouchkov, se imponía por 113-110 al DiVarese de Corny Thompson, dando así el único título que la carrera de Oscar Schdmit contemplaría en su periplo europeo.

Tracer Milán, campeón de la Final Four 1988

Lo que podía parecer un accidente, agravado por la irregularidad tanto europea como en la LEGA, terminaba por confirmarse en certeza cuando, poco más de un mes más tarde de aquella gloriosa tarde en Gante, el Scavolini de Pesaro (algo por debajo de los 100 mil habitantes) se llevaba el cuarto partido de la final de liga por 98-87 (con Magnifico, Daye y Cook por encima de los 20 tantos) colocando el 3-1 definitivo en la serie que permitía a la escuadra rojiblanca sumar su primer Scudetto, a la par que cercenaba las opciones de los milanistas de refrendar su título europeo. Mientras tanto, algo más al este, el equipo que había dominado la liguilla semifinal, también cedía en su final liguera ante un conjunto vestido de amarillo y ubicado en Split...

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

42


LONDRES 2013

Life on Mars En sintonía con la búsqueda continua de la Euroliga por encontrar nuevos mercados, la Final Four de 2013 aterriza en Londres, sin duda una de las ciudades más deseadas pero a la vez más esquivas con el basket continental. Con la posibilidad abierta de acoger la edición de 2014, el momento crucial de la temporada en la Euroliga tendrá su sede en el impresionante O2 que ya acogiera la fase final de los recientes Juegos Olímpicos. Inaugurado en junio de 2007 y con una capacidad para casi 20.000 espectadores, el O2 Arena es el segundo recinto con más capacidad del Reino Unido, sólo por detrás del Manchester Arena.

http://www.theo2.co.uk/ Con el permiso de Rory Gallagher y los seis álbumes que editó en tan sólo tres años tras abandonar Taste, es muy posible que en toda la historia del rock no se haya dado una sucesión tan brillante de discos como la protagonizada por David Bowie a principios de los años setenta. En apenas tres años, David Robert Jones publicaba “The man who sold the world”, “Hunky Dory” y el que es para quien esto escribe el mejor disco de la década: “The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from Mars”. Sacado a la luz a mediados de

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

1972, Ziggy Stardust es un álbum conceptual que gravita en torno a la camaleónica figura de su protagonista, un extraterrestre bisexual de imagen andrógina en el que Bowie consigue volcar su pasión por el Kabuki llevando la esencia del teatro más emblemático del Japón hasta escenarios íntimamente ligados a la ciencia ficción. Esta pasión del cantante de Brixton, ya había quedado reflejada un año antes en canciones como “Starman” o, sobre todo, “Life on Mars?” un delicioso tema surrealista destinado a convertirse en un clásico instantáneo, como bien prueba su utilización en anuncios, bandas sonoras o como título de una de las mejores series de televisión de la última década. Creada por la BBC y magníficamente protagonizada por John Simm, en un papel a la altura del que ya protagonizara en “State of Play”, “Life on Mars” narraba las peripecias del inspector de policía Sam Tyler, quien tras ser atropellado mientras escucha la canción de Bowie despierta misteriosamente en 1973. Jugando con lo onírico y lo cómico, la serie funcionaba como excelente metáfora del sentimiento de pérdida, a la par que el cambio de época permitía a los guionistas pasar por alto cualquier atisbo de corrección política, reflejando a la perfección la sensación de extrañeza de su protagonista en un mundo para él casi irreal. Tras dos temporadas de éxito tanto de audiencia como de crítica, la serie conocería una versión homónima en Estados Unidos protagonizada entre otros por Harvey Keitel y Michael Imperioli (el gran Chris de Los Soprano), así como un spin-off titulado “Ashes to ashes” en otro evidente guiño a la obra de Bowie. Sin llegar a los extremos que conlleva un viaje en el tiempo, no resulta descabellado trazar un paralelismo entre las posibilidades de la vida en Marte y los éxitos del baloncesto británico, al menos a nivel de clubes. Si bien, a nivel de selección, el imán de los pasados Juegos de Londres fue lo suficientemente potente para configurar una selección competitiva y plenamente

43


reconocible en el panorama europeo durante el último lustro. La consolidación de los equipos de las islas a nivel europeo sigue siendo a día de hoy poco menos que una quimera… aunque eso sí, al igual que Marte tuvo sus crónicas, el british basket también gozó de alguna que otra hazaña, quizás hoy olvidada pero no por ello menos interesante

London calling Si tuviésemos que elegir el aspecto más repetido en el viejo anhelo de construir una verdadera liga europea a imagen y semejanza de la NBA, es muy probable que muchos optáramos por la casi obsesiva búsqueda de la presencia en los grandes mercados, y más en concreto de tres ciudades cuya relación con el basket nunca ha terminado de ser fluida: Roma, París y Londres.

logrando su primer título en la temporada 95/96 y coincidiendo con su primera aparición en competiciones europeas. Dentro de su modestia, el debut de los londinenses en la Copa Korac, patrocinado entonces por Haribo, tuvo una entrada positiva y es que comenzaban su singladura por el continente eliminando al ya mencionado Racing de París. En el debut europeo los puntos de Tony Windless y la completa aportación de Steve Bucknall certificaban un 68-57 que los 28 puntos de Stephane Risacher en la vuelta no lograban levantar. La segunda ronda sería el techo de un London Towers que se despedía dejando una buena imagen y derrotando en el primer partido a un Tofas Bursa que en la vuelta a tierras otomanas dictaba sentencia con comodidad.

De menos a más, la capital italiana tuvo la suerte de ver cómo su equipo más emblemático se proclamaba campeón de Europa en 1984, un año después de conseguir el que aún hoy es su único título liguero, pese a lo cual puede decirse que en los últimos años no ha estado tan lejana de la élite, aunque eso sí, sin lograr la estabilidad necesaria para codearse con los pesos pesados del viejo continente. Por su parte, la capital gala contempló su último título liguero en 1997 con un Racing de París cuyo anterior éxito databa del casi prehistórico 1954, aunque entre medias el Paris Uc lograra dicho galardón en 1963. En cualquier caso, los problemas romanos y parisinos se quedan en meras nimiedades a poco que se les compare con la implantación del baloncesto en la ciudad del Támesis. La reciente designación de Londres como sede de la Final Four de 2013 (incluso con una opción preferencial para 2014) supone una nueva muestra del interés de la Euroliga por captar la atención del público de la City en busca de la consolidación de un proyecto que permita germinar un equipo de alto nivel. De hecho, las dos primeras ediciones de la era ULEB ya tuvieron en su día a un representante londinense: el London Towers. El equipo de las torres, llamado originalmente Tower Hamlets, se había consolidado a finales de los años 90 como uno de los principales conjuntos de la todavía precaria competición británica,

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

London Towers – F.C. Barcelona (Euroliga 2000-01)

Un año más tarde, los londinenses pasaban a disputar la Copa Saporta, para, liderados por un enorme Danny Lewis, superar la fase de grupos antes de caer en el cruce ante el Saratov en una eliminatoria muy reñida, en la que el conjunto ingles caía por cinco puntos como local y arrancaba un insuficiente empate en tierras rusas, ante un equipo en el que destacaban los lituanos Einikis y Lukminas así como los hermanos Pashutin. En la misma Copa Saporta, el Towers gozaría de dos experiencias más, la primera en la temporada 97/98, donde lo más significativo era el triunfo

44


sobre el Stefanel de Milán (a la postre finalista) y la 99/00, donde el equipo caía a las primeras de cambio, aunque a modo de satisfacción y de nuevo guiados por Lewis (25 puntos) conseguían de nuevo vencer a los milanistas, esta vez a domicilio (80-82). Así pues, con este eximio bagaje, el London Towers arribaba a la primera edición de la nueva Euroliga con muchas miradas puestas en su rendimiento pero pocas armas para defenderlo.

Asvel Villeurbanne que en la primera parte había logrado una increíble ventaja de 44 puntos (22-66). En la vuelta, los galos ya no pecarían de semejante relajación destrozando a los esforzados ingleses por un claro 91-40, iniciando así una trayectoria que les llevaría hasta unos cuartos de final, donde el Real Madrid sería su verdugo, mientras que en la competición francesa, el ASVEL no podría revalidar su condición de campeón al ceder por un sólo triunfo ante el Denain del gran Jean-Pierre Staelens. Al Central YMCA le tomaría el testigo, tres años más tarde, el Vauxhall Motors, un equipo enclavado en Luton y vinculado a una empresa de automoción, cuyo papel no pasaría de mera comparsa en una eliminatoria ante un AZS Varsovia que de la mano de la mano de su estrella Adan Niemiec endosaba sendas palizas a un club que, al igual que su antecesor, no volvería a asomarse a las competiciones europeas.

Steve Bucknall

Encuadrados en un grupo francamente fuerte, los londinenses terminarían como penúltimos superando tan sólo al Frankfurt Skyliners en la clasificación, y eso que el debut en la máxima competición no podía ser mejor. Con poco más de mil personas en las gradas, el Haribo debutaba aplastando al conjunto alemán por un claro 86-61 en el que destacaba la figura de tres jugadores: Steve Bucknall, gran emblema del basket británico durante casi tres lustros, Kendrick Warren y el que posteriormente llegaría a ser jugador de Gijón, Fuenlabrada o Estudiantes, Tom Wideman. El partido resultaría un espejismo y el equipo no volvería a conocer la victoria en toda la temporada… ni tampoco en la siguiente, donde caería en los 14 partidos disputados. A la falta de éxitos deportivos pronto se le añadiría la carestía de recursos económicos dando al traste con el que, hasta hoy, ha sido el último representante londinense en la máxima competición europea... aunque ni mucho menos había sido el primero. Buceando en la pequeña gran historia del basket londinenses, nos encontramos que el primer representante en asomarse al continente no fue otro que el Central YMCA, quien en la temporada 64/65 llegaba a participar en la Copa de Europa, aunque eso sí, en una travesía realmente corta y que no iría más allá de la primera eliminatoria. De esta manera, el 10 de diciembre de 1964, el Central caía en su pista por un digno 66-74 ante un GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Un poco más duradera, dos años en realidad, sería la experiencia del siguiente representante de un baloncesto que no pasaba de ser un mero entretenimiento asociado bien a centros de trabajo o bien a pequeños reductos norteamericanos presentes en la capital. Así, el Epping Avenue de Leyton encadenaría dos presencias consecutivas en la Copa de Europa de las temporadas 72/73 y 73/74, aunque si por algo es hoy “recordado” es por haber conseguido la primera victoria de un equipo londinense. Y es que a las primeras de cambio, el equipo que dirigía Ken Clarke debutaba en la competición derrotando de la mano de un Len Hoy que se iba hasta los 23 puntos, al Estella luxemburgués por 81-91 y encarrilando así una eliminatoria en la que la derrota como locales (69-71) no impedía certificar el pase a unos octavos de final donde el Real Madrid cercenaba el sueño con un contundente 229-109 en el global de los dos partidos, gracias a un Norbert Thimm que campaba a sus anchas. Al año siguiente, el Epping ya no podría repetir papel ya que el Solna sueco les derrotaba en los dos encuentros. El testigo de los de Leyton lo tomaba el Embassy, un club enclavado en el municipio de Bromley, el de mayor superficie del gran Londres y sede de la Downe House darwiniania, y que con el tiempo adoptaría el “apellido” de Milton Keynes. Exentos de la primera ronda, el Embassy debutaba en la Copa de Europa de la temporada 75/76 cayendo como local por un digno 87-90 ante el Transol

45


holandés. El equipo de Rotterdam estaba dirigido en el banquillo por Jan Bruin y en la pista por Jan Dekker, garantía de experiencia y artífices principales del contundente 117-66 con el que se saldaba la vuelta, y con ella la única participación del Embassy en la máxima competición continental. Pese a ello, y a diferencia de sus antecesores, los de Bromley aún escribirían varias páginas en su devenir europeo, acumulando hasta cuatro participaciones en la Recopa que les reportarían alguna que otra satisfacción, como la clasificación para la segunda ronda en el 75 tras eliminar al Leverkusen, la victoria en la ida del 76 ante el Villeurbanne o el meritorio empate a 88 ante el Barcelona en el 78 con la pareja Allen BuntingSteve Schmitt volviendo locos a los jugadores de Eduardo Kucharski. Paralelamente a la irrupción del Embassy, en Sutton comenzaba a formarse la leyenda del Sutton BC, más conocido por el que fuera su nombre a partir de 1973. Así el Sutton & Cristal Palace se convertiría en el primer club del gran Londres en dibujar una continuidad que le llevaría a disputar siete ediciones de la Copa de Europa entre 1975 y 1983, así como a participar en otras ocho a medio camino entre la Recopa y la Copa Korac. El debut de los de Sutton, de hecho, llegaba en la Recopa de la temporada 71/72 y lo hacía de la mejor forma, derrotando por partida doble al Gladsaxe danés en un gran partido de Gil Loescher. Ya en la segunda ronda, el Joventut de Badalona aplastaba en la ida a los pupilos de John Collins por un terrible 120-62 que no impedía que en la vuelta el National Sports Centre gozara de una asistencia de casi 4000 espectadores en una clara prueba de que aquel equipo, en el que por cierto, despuntaba Barry Huxley, sobrino nieto del famoso autor de “Un mundo feliz”, sentaba las bases de algo importante. Tras caer en la primera ronda de la Recopa del 73 ante el Benfica y en la primera de la Korac del 74 ante un Brujas al que al menos arrancaban un triunfo, el Cristal Palace debutaba en la Copa de Europa en la 74/75 sufriendo un severo correctivo ante el mismo Transol que un año más tarde apearía al Embassy. La ligera decepción de verse fuera tan pronto y no revalidar el título local pronto se veía olvidada, ya que la 75/76 traía un nuevo paso adelante para el equipo de Sutton, capaz esta vez de colarse en la liguilla de cuartos de final de la Recopa tras eliminar al Lier belga y al

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Galatasaray turco, siendo especial la eliminatoria ante los otomanos. Tras caer por 14 puntos en Estambul, el Cristal Palace conseguía congregar a 5000 espectadores en su pista, devolviendo al conjunto otomano el infierno de la ida y logrando dar la vuelta a la eliminatoria de la mano de un excepcional Jim Guymon que firmaba 31 puntos. Encuadrados en un terrible grupo de cuartos de final, el Cristal comenzaba cayendo de manera clara en su visita al Estudiantes, pero en la segunda jornada protagonizaba una nueva hazaña venciendo en Milán al Cinzano de Pippo Faina por 82-89 con Martin Hall y Kenny Walton destacando por encima de los Silvester, Brumatti, Robbins y compañía.

Giuseppe ‘Pino’ Brumatti

Tras la hazaña ante los milanistas, el Cristal derrotaba al Hagen como local y empataba en el inicio de la segunda vuelta ante el Estudiantes. Por aquel entonces, la Copa Korac seguía un peculiar sistema, donde pese al formato liguilla cada doble enfrentamiento particular era tomado como un solo partido y el “ganador” global sumaba un triunfo. Así pues, en la segunda jornada de la segunda fase al equipo de Stewart Marquis una derrota por menos de siete puntos ante el coloso italiano prácticamente les dejaba en semifinales. Con un Brumatti desatado el Olimpia comenzaba el partido con un 2-19 que parecía dejar el partido visto para sentencia, pero una furibunda reacción local dejaba las cosas al descanso mucho más igualadas (39-45). El segundo tiempo se convertía en un toma y daca donde finalmente los lombardos se llevaban el gato al agua por 73-81 sobreviviendo en un torneo que acabarían por levantar tras imponerse en la final de Turín por 8883 a un Aspo Tours que en las semifinales había sobrevivido a una de las legendarias remontadas del Estudiantes.

46


Después de la proeza, el Cristal Palace consolidaría su hegemonía local e iniciaría una racha de cinco presencias consecutivas en la Copa de Europa que se abría en la 76/77 con un más que digno segundo puesto en la liguilla inicial, gracias a un balance de tres victorias y tres derrotas, quedando sólo por detrás del Real Madrid. Tom Wisman se había hecho cargo del banquillo y aunque Jim Guymon continuaba siendo el principal estilete ofensivo, el equipo se mostraba mucho más profundo y reforzado en buena parte por el generoso patrocinio de Cinzano, ya que la famosa marca del millón y medio de botellas en “El secreto de santa Vittoria”, había decidido invertir en el club inglés tras su gran papel ante los milanistas el año anterior.

Alton Byrd

Pese al impulso inicial, el Cristal Palace encadena dos temporadas sin conocer el triunfo, hasta que en la 79/80 finaliza el grupo inicial con 4 triunfos y sólo dos derrotas, cayendo únicamente ante un Real Madrid que a la postre se proclamará campeón. Con un juego más vistoso que en años anteriores, los de Sutton respiran al ritmo que marca un jugador que terminaría por convertirse en una auténtica leyenda local: Alton Byrd. Pequeño y eléctrico, Byrd había acumulado récords de asistencias y robos en el instituto antes de dar el salto a la Universidad de Columbia. Elegido en la décima ronda del draft por los Celtics, su falta de talla le cerraba las puertas del sueño NBA, abriéndole las de una Inglaterra en la que durante casi tres lustros sentaría magisterio, GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

llegando a nacionalizarse y convertirse en la estrella de la selección, hasta el punto de llegar a protagonizar un articulo de Sports Ilustrated, en el que la prestigiosa publicación jugaba con el nombre de la famosa novela de Mark Twain “Un Yankee en la corte del rey Arturo” (1). Un año más tarde, el Cristal vuelve a caer en la primera ronda, no sin antes sumar otro par de muescas victoriosas ante el Aspo Tours y el Panathinaikos, pese a lo cual la temporada se cierra de manera amarga al no conseguir revalidar un título nacional que vuelven a recuperar un año más tarde. Tras el paréntesis en una Recopa donde superan dos rondas, la 82/83 supone la última presencia del Palace en la máxima competición continental (posteriormente disputarían las Koracs del 84, 85 y 96), y lo hace con un más que digno papel. De inicio el equipo que ahora dirige Dan Palmer supera la ronda inicial venciendo en los dos encuentros al Saturn Colonia, encontrado como rival en la previa de la liguilla al Real Madrid de la dupla Delibasic-Dalipagic. Los blancos acuden a la eliminatoria como claros favoritos, pero aún con el susto en el cuerpo tras la eliminatoria ante el Alvik sueco, quien tras ceder por seis puntos como local (93-99) se plantaba al descanso de la vuelta en Madrid con una renta de 14 puntos (38-52). Finalmente en el que acabaría por ser uno de los mejores partidos de Dalipagic como jugador blanco, los de Lolo Sainz superaban la eliminatoria al caer por sólo tres puntos (92-95), no sin antes sufrir todo tipo de pesadillas con la figura de Mike Flynn, un estadounidense nacido en Casablanca, formado en Kentucky, con tres años de experiencia en los Pacers y que cerraría la eliminatoria con 66 puntos anotados. Y sin embargo, pese a las precauciones blancas, el Cristal, liderado por un John Johnson que se va hasta los 32 tantos, logra la hazaña y se impone en el partido de ida por 89-81. Una semana más tarde el club blanco no tiene piedad y resuelve en veinte minutos una eliminatoria que, no obstante, pasa a ser casi leyenda entre los seguidores londinenses. Tras la concurrida trayectoria del Cristal Palace, Londres encontraría su siguiente representante en la Copa de Europa apenas tres años después, en la figura de un Kingston BC que cae a las primeras de cambio ante el Maccabi Tel Aviv. Tras dos participaciones en la Recopa, siendo especialmente fructífera la del 88 donde superan dos rondas y logran arañar dos triunfos al IMT vigente campeón copero en Yugoslavia, el Kingston vuelve a la Copa de Europa en la temporada 90/91

47


y lo hace a lo grande. Basados en un juego de transición y velocidad y caracterizándose como un equipo netamente ofensivo, va creciendo de la mano de un Alton Byrd tan capaz de anotar como de surtir a los voraces Alan Cunninghan y Martin Clarck. Tras superar al Den Helder holandés, los pupilos de Kevin Cadle se juegan el pase a la liguilla ante un CSKA de Moscú al que, tras una gloriosa segunda mitad, barren por 93-77 cimentando un pase a cuartos de final que en la capital rusa no llega a correr peligro.

Kevin Cadle

Ya en la liguilla, el Kingston debuta cayendo en sus cuatro primeros partidos, pero dejando su sello de competitividad, como bien puede atestiguar el Pop 84 de Toni Kukoc, doble campeón de Europa y que solo puede vencer por dos puntos (con 28 del propio Kukoc) en el coqueto pabellón londinense… el mismo que ve caer a equipos como el Scavolini, el Aris de Salónica, el Limoges o el Maccabi. Un año después, el sueño del Kingston terminaría por difuminarse definitivamente al caer en la primera ronda ante el Maes Pils. La historia europea londinense se cierra, hasta el momento, con otro efímero pasajero: los London Leopards (eliminados en la primera ronda de la Korac del año 2000).

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

48


LAS SEMIFINALES: CSKA - OLYMPIACOS

Claves, datos y curiosidades, por Iván Fernández * Viernes 10 de mayo de 2013, 18:00 h. CET (17.00 hora local) Un año después de la inolvidable final de Estambul, CSKA y Olympiacos vuelven a encontrarse en una Final Four dibujando un nuevo episodio de una rivalidad ya notable. Con un discurrir dispar, más irregular en los del Pireo y de menos a más en los moscovitas, la semifinal pondrá a prueba una vez más la tenacidad de un Olympiacos que mantiene las líneas básicas que le hicieron triunfar el curso pasado. Enfrente, el CSKA llega avalado por un crecimiento en su juego que lleva la marca de su técnico.

saldándose con doble victoria del CSKA: 74-67 en Moscú (17 puntos de Songaila) y 77-79 en Atenas (21 puntos de Evans). Posteriormente ambas escuadras se encuentran en el Top 16 de las temporadas 2003/04 y 2006/07, con cuatro victorias para un CSKA intratable.

Precedentes Esta temporada: Inédito En Final Four: 1-0 Olympiacos Historia Copa de Europa: 16-9 CSKA Otras competiciones europeas: Inédito Theo Papaloukas, en la temporada 2007-08 Hasta la fecha, CSKA de Moscú y Olympiacos han medido sus fuerzas en 25 ocasiones, todas ellas en la máxima competición continental y con un balance favorable a los moscovitas de 17-8. El primer cara a cara data de la temporada 94/95 con ambas escuadras jugándose el pase a la Final Four, en una eliminatoria de cuartos de final cuya intrahistoria refleja una de las partes más oscuras del baloncesto “noventero”, como explicaremos posteriormente. Un año más tarde los dos equipos se ven de nuevo las caras, esta vez en la liguilla de octavos con doble victoria rusa: 96-91 en Moscú con 24 puntos de Koudelin y 31 de Rivers y 72-78 en el Pireo con 21 puntos de Nwosu para el CSKA. Tras varios enfrentamientos más bajo el ámbito FIBA (fase regular del 97, 98 y 99 con un balance de 4-2 para el cuadro heleno), el primer cara a cara de la era ULEB llega en la 02/03, coincidiendo con el aterrizaje en el banquillo ruso de Dusan Ivkovic y GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

En la 2007/08, tras encontrarse en la primera fase con doble victoria griega, ambos conjuntos vuelven a jugarse el pase a la Final Four en una eliminatoria al mejor de tres partidos. En el primero, celebrado en Moscú, una canasta sobre la bocina de Lynn Greer daba el triunfo a un Olympiacos que en el segundo acto arranca con ventajas de hasta 14 puntos, pese a lo cual no logra cerrar la eliminatoria y ve cómo el conjunto de Messina levanta la eliminatoria de la mano de un excepcional Siskauskas. De vuelta a Moscú, el CSKA certificaba su pase a la Final Four de Madrid (su último título hasta la fecha) con un claro 81-56. La temporada pasada las escuadras se medían ya en la temporada regular, con doble triunfo del conjunto de Kazlauskas. 78-86 en Atenas, en un partido que Olympiacos dominó hasta el descanso y en el que Nenad Krstic fue el jugador más

49


destacado con 20 puntos, mientras que en Moscú, el partido redujo su historia a una primera parte esplendorosa en la que el conjunto local anotaba sus 10 primeros intentos triples destrozando a un Olympiacos que terminaba cayendo por 96-64. Finalmente, ya en la Final Four, la ya clásica canasta de Printezis cerraba una de las remontadas más increíbles de la historia. VÍDEO: RESUMEN FINAL EUROLIGA 2012 http://youtu.be/J0LYxsTwPs0

La experiencia es un grado: CSKA Milos Teodosic: 3 Final Four Finalista 10, semif. 09 Olympiacos, Finalist.12 CSKA Theo Papaloukas: 8 Final Four Campeón 2006 y 08, subcampeón 2007, semifinalista 2003, 2004, 2005 con CSKA; Finalista 2010 y semifinalista 09 con Olympiacos Anton Ponkrashov: 2 Final Four * Semifinalista 2007 y 2010 con CSKA Evgeny Voronov: 1 Final Four Finalista 2012 con CSKA Viktor Khryapa: 7 Final Four Campeón 08, subc. 09, 12, semif. 03,04,05,10 CSKA Andrei Vorontsevitch: 4 Final Four Campeón 2008, subcamp. 09 y 12, semif. 10 CSKA Zoran Erceg: 1 Final Four Semifinalista 2009 con Olympiacos Sasha Kaun: 3 Final Four Subcampeón 2009 y 2012, semif. 2010 con CSKA Nenad Krstic: 1 Final Four Subcampeón 2012 con CSKA Ettore Messina: 8 Final Four Campeón 98 Kinder, 06 y 08 CSKA, finalista 99 y 02 Kinder, 03 Benetton, 07 y 09 CSKA* *Ponkrashov y Sokolov no fueron inscritos en 2012 *Messina fue campeón (Kinder) en formato playoff

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

La experiencia es un grado: Olympiacos Vasilis Spanoulis: 3 Final Four Campeón 2009 y semifinalista 2005 Panathinaikos, Campeón 2012 Olympiacos Acie Law: 1 Final Four Campeón 2012 Olympiacos Kostas Sloukas: 1 Final Four Campeón 2012 Olympiacos Martynas Gecevicius: 1 Final Four Campeón 2012 Olympiacos Kostas Papanikolaou: 1 Final Four Campeón 2012 Olympiacos Stratos Perperoglou: 3 Final Four Campeón 2009 y 11, semif 2012 Panathinaikos Pero Antic: 1 Final Four Campeón 2012 Olympiacos Giorgos Printezis: 2 Final Four Semifinalista 2009 y campeón 2012 Olympiacos Kyle Hines: 1 Final Four Campeón 2012 Olympiacos *En 2010 Papanikolaou formaba parte de la plantilla del Olympiacos pero no estuvo en los inscritos para la Final Four, caso similar al vivido la temporada pasada por Katsivelis o en 2009 por Shermadini en su etapa en el Panathinaikos.

Medallistas y otros títulos europeos Amén de la experiencia en las distintas Final Four, gran parte de los jugadores poseen un currículo notable en el ámbito de selección (datos referidos a los combinados absolutos) y también en otras competiciones europeas Vasilis Spanoulis: Oro EuroBasket 2005, Plata Mundial 2006 y Bronce EuroBasket 2009 Giorgios Printezis: Bronce EuroBasket 2009 Stratos Perperoglou: Bronce EuroBasket 2009 Milos Teodosic: Plata EuroBasket 2009 Anton Ponkrashov: Oro EuroBasket 2007, Bronce EuroBasket 2011, Bronce JJ.OO. 2012 Theo Papaloukas: Oro EuroBasket 2005, Plata Mundial 2006 Evgeny Voronov: Bronce JJ.OO. 2012 Viktor Khryapa: Oro EuroBasket 2007, Bronce EuroBasket 2011, Bronce JJ.OO. 2012 Andrei Vorontsevich: Bronce EuroBasket 2011 Nenad Krstic: Plata EuroBasket 2009 Martynas Gecevicius: Eurocup 09 (Lietuvos Rytas) Zoran Erceg: Eurochallenge 2012 (Besiktas)

50


Ritmo De trayectorias cruzadas en cuanto a nivel de ritmo de partido durante la temporada, aunque con un patrón en definitiva similar, resulta complicado dilucidar a quién puede interesarle un partido más vivo. Si bien el Olympiacos puede gozar de una mayor rotación de jugadores, el CSKA presenta más talento, por lo que no sería extraño que ambas escuadras busquen una semifinal controlada. En cualquier caso, parece claro que el Olympiacos es un equipo con más capacidad de aprovechar la velocidad.

nuevo en un entorno que maneja a su plena conveniencia y con la experiencia de hasta 8 semifinales en este mismo formato ganadas sin conocer la derrota. Con Milan Tomic como asistente en el banquillo de El Pireo, en el lado moscovita colaboran nada menos que Dmitri Shakulin (asistente de Blatt en la selección y puente en su día entre Vujosevic y Kazlauskas) y Quin Snyder (ex de la universidad de Missouri y con experiencia como asistente en la NBA).

Tiro exterior El CSKA presenta mejores porcentajes de acierto en la Euroliga, pero cuando no ha podido mover el balón con rapidez ha encontrado problemas para anotar con fluidez desde el arco. Por el contrario, el conjunto heleno dentro de cierta irregularidad ha disfrutado de algunas rachas memorables, por lo que el triple puede ser un punto a su favor.

Ventajas Clave en el basket actual, la capacidad de generar ventajas sobre el defensor acaba por ser la base de un buen ataque en multitud de ocasiones. Capaz de poner en pista quintetos enormes, el CSKA puede apostar por el triple poste con Khryapa de alero e incluso Micov o Weems como escoltas. Ante los centímetros moscovitas, es posible que los de El Pireo tengan que apostar más de lo habitual por Shermadini, o quien sabe si por una pareja exterior formada puntualmente por Papanikolaou y Perperoglou. En el otro lado, no es nada inusual ver al Olympiacos jugar con tres pequeños, algo que Messina puede ajustar ya que no ha sido raro verle utilizar hasta tres bases en pista, con Jackson apretando líneas y Papaloukas flotando como teórico 3.

Banquillos Parte fundamental en una cita tan táctica como la Final Four, la preparación y dirección de partido puede ser fundamental. Intenso y metido siempre en los partidos, Bartzokas tendrá ante si un reto estimulante. Enfrente, un Ettore Messina de

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Segundas oportunidades Números en mano, el CSKA es el equipo que menos rebotes ofensivos captura de los 24 que comenzaron la Euroliga. En parte por sus buenos porcentajes de tiro, en parte por el carácter abierto de sus '4', los de Messina necesitaran estar más centrados si quieren posesiones gratis. Enfrente, más allá de los números, el cuadro de El Pireo es especialista en atacar el aro con hasta tres hombres. La batalla entre la actividad de Hines, Antic o Papanikolaou y las torres rusas promete ser memorable.

Triplete Tras los triunfos del Lokomotiv Kuban en la Eurocup y el Krasnie Krylia Samara en la Eurochallenge, el CSKA tiene en su mano convertir a Rusia en el primer país que gana las tres competiciones europeas en una misma temporada. Al dominio en el basket masculino hay que añadir, en el ámbito femenino, el triunfo del UMMC Ekaterimburg en la Euroliga y del Dinamo de Moscú en la Eurocup.

51


The KKK

Generación noventa

De todas las anécdotas que conforman la historia de The Ramones, una de las más curiosas sin duda gira en torno a la canción “The KKK took my baby away”. Compuesta por Joey Ramone e incluida en su disco de 1981 “Pleasant Dreams”, en ella el cantante de los Ramones se toma su particular venganza respecto al guitarrista de la banda, un Johnny Ramone famoso por su ideología extremadamente conservadora y que poco antes de la grabación del disco se había casado con la ex novia de Joey. Lo más curioso del caso es que el guitarrista no sólo grabó la canción, sino que tardó más de tres meses en captar el significado de la misma, momento en el cual, en pleno concierto, opto por golpear con su guitarra al bueno de Joey, pese a lo cual el grupo siguió tocando el tema durante muchos años.

Pese a la baja por lesión de Mantzaris, el Olympiacos presenta en Londres hasta otros tres jugadores nacidos ya en la década de los noventa. Con Papanikolaou -recientemente elegido mejor joven de la Euroliga- y Sloukas nacidos en el 90, tras ellos aparece Katsivelis, del año 91, el mismo año de nacimiento del pívot Georgios Georgakis, que si bien no ha debutado en la Euroliga sí que ha formado ya parte del primer equipo en la HEBA. La situación del Olympiacos tiene su continuidad en otros ámbitos del basket griego, como bien demuestra la excelente temporada de un Panionios al que lideran otro dos productos de la generación del 90: Nikos Pappas y Vladimir Jankovic y donde no es raro que dispongan de minutos Vasileios Kavvadas (91) o Dimitrios Agravanis (94).

No es éste el lugar para hablar de las ideologías de los Khryapa, Krstic o Kaun, pero cuando se juntan las tres 'K' del CSKA los espacios se reducen y no sería nada extraño que los moscovitas se llevaran a la chica/balón en más de una ocasión.

Referentes Como uno de los tres jugadores que ha sido elegido MVP de la Final Four con dos equipos distintos (Kukoc y Bodiroga completan la terna), de las manos de Spanoulis saldrá buena parte de la dinamita helena. En el lado ruso, Weems ha asumido con acierto ya varios balones calientes y Teodosic almacena en su memoria sentimental un buen número de canastas ganadoras ¿Serán capaces de extrapolarlo a una Final Four?. En cualquier caso los moscovitas también tienen a alguien que sabe lo que es ser MVP de la cita, un Theo Papaloukas lejos hoy de aquel nivel pero con capacidad para poner orden en los momentos clave y con alguna que otra cuenta pendiente con el propio Spanoulis.

Talento vs profundidad

Doblete de Final Four Hablando de Sasha Kaun, si el CSKA logra hacerse con la Euroliga, el pívot ruso se convertirá en el quinto jugador en conseguir triunfar en la Final Four de la NCAA (en su caso con Kansas) y en la de la Euroliga, algo de lo que ya pueden presumir Tyus Edney y Jiri Zidek (UCLA, Zalgiris), Drew Nicholas (Maryland) y Tony Delk (Kentucky, Panathinaikos).

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

La primera variable parece favorable para el CSKA, pero no tanto la segunda con un Olympiacos que suele utilizar un mayor número de jugadores por partido. De la capacidad de los griegos para transformar esa “ventaja” en algo más tangible puede depender parte de sus opciones. En el lado moscovita, si Messina consigue que Erceg, Vorontsevich o incluso Ponkrashov puedan aportar minutos de calidad, el CSKA estará más cerca de su objetivo.

52


La otra orilla “Y allí todo brilla, y allí todo encaja bien…” cantaban Los Enemigos. Con su triunfo la temporada pasada, Spanoulis, Papadopoulos y Glyniadakis se unieron a Dimitris Papanikolaou logrando ser campeones de Europa con los dos grandes de Atenas, algo que ahora está en la mano de Perperoglou y Shermadini.

¿Sólo números? De los cuatro participantes en la Final Four, el Olympiacos es el equipo que menos puntos anota y el que más encaja. ¿Valdrá la estadística o serán capaces los de El Pireo de volver a sorprender? De momento se han convertido en el cuarto equipo en los últimos doce años que puede defender su condición de campeón en la Final Four y busca ser el segundo tras el Maccabi que logra revalidar título desde que en el 92 se abrió la liga europea.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

53


LAS SEMIFINALES: FC BARCELONA–REAL MADRID

Claves, datos y curiosidades, por Iván Fernández * Viernes 10 de mayo de 2013, 21:00 h. CET (20.00 hora local) Por segunda vez en la historia de la Final Four, Barcelona y Real Madrid medirán fuerzas en una semifinal que promete ser intensa y de cuyo resultado puede depender un cambio de rumbo o la consolidación de la hegemonía barcelonista en el ámbito doméstico. Rivales históricos, estilos encontrados, duelos particulares… en definitiva, la semifinal enfrenta al equipo con más presencias en la historia de la Final Four con el que más títulos de campeón de Europa posee. Cara a cara, un Barcelona fiable como pocos en Europa y un Real Madrid que apunta a recuperar el status perdido, Rudy Fernández contra Juan Carlos Navarro, la velocidad, que lo es menos en Europa, frente a la competitividad…. en suma, una multitud de ingredientes para que de verdad pueda resultar un “clásico”.

mientras que en Europa el Barcelona alcanzaba la Final Four cayendo en las semifinales ante un Joventut que previamente había eliminado a los blancos. Dos años después, el Barcelona se imponía en los dos partidos de la liguilla, destacando la solvencia del partido del Palacio en el que los de Aito se imponían a los de Obradovic por 82-94 con 25 puntos de un Arturas Karnisovas que ya en el Palau había destrozado a los blancos con 33.

Precedentes Esta temporada: Inédito en Euroliga, 2-2 en ACB En Final Four: 1-0 Barcelona Historia Copa de Europa: 12-6 Barcelona Otras competiciones europeas: Inédito Galilea y Laso en la semifinal de la Final Four 1996 Hasta en 18 ocasiones se han encontrado Barcelona y Real Madrid en competición europea con un balance favorable al FC Barcelona de 12 triunfos a 6. El primer precedente se remonta a la temporada 93/94, con un claro 99-78 a favor de los blancos tras una excelsa segunda parte en un encuentro en el que destacaba la solvencia interior de los de Luyk con 27 puntos de Sabonis y 26 de Arlauckas, mientras que en los blaugranas Fred Roberts era el mejor con 25 tantos. En la vuelta de la liguilla, el cuadro de Aito devolvía la moneda por 80-64 en un mal partido de Sabonis y de nuevo con Roberts como máximo artillero. Esa temporada los blancos acabarían llevándose el título liguero al vencer por 3-0 al conjunto catalán, GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Esa misma temporada 95/96 habría de contemplar el precedente más importante hasta la fecha y el más similar al que se vivirá en Paris, ya que ambas escuadras se encontraban en la semifinal de la Final Four. El Madrid, líder los primeros meses, había iniciado un bache tras caer en Gijón víctima de una canasta de James Blackwell, cayendo poco después ante el propio Barcelona por 102-110. Ya en la semifinal, y siguiendo un patrón muy parecido a los de todos sus enfrentamientos esa temporada (el Barcelona también se había llevado la semifinal copera), el cuadro de Obradovic comenzaba dominando el partido pero en el tramo

54


final la mayor solvencia del Barcelona daba a los de Aito el pase a la final, provocando la primera derrota en una Final Four del técnico serbio y apoyándose en el gran partido de unos Karnisovas y Godfread que se combinaban para aportar 46 puntos. VÍDEO: SEMIFINAL FINAL FOUR 1996 http://youtu.be/afeHruVcyIM

Tras la semifinal del 96, Real Madrid y Barcelona no volverían a verse las caras hasta el Top 16 de la 2004/05 con sendas victorias locales. Un año después, en una atípica serie de cuartos de final el Barcelona de Dusko Ivanovic apeaba a un Real Madrid de Boza Maljkovic muy castigado por las lesiones. Tras encontrarse en la fase regular de la 2007/08 y el Top 16 de 2009, de nuevo con victorias siempre de los locales, el último precedente europeo hasta la fecha llegaba en los cuartos de final de la Euroliga 2009/10. Con un Barcelona lanzado y que ya había fustigado duramente al Real Madrid en la final copera, Messina planteaba en el Palau una eliminatoria táctica en la que destacaba el entonces merengue Ante Tomic. Pese a ello y pese a salir con la eliminatoria igualada, el Barcelona se rehacía ganando los dos partidos de Madrid, accediendo a la Final Four que acabaría por suponer el segundo título de su historia.

Barcelona-Real Madrid, playoff Euroliga 2009-10

Fuera de Europa, esta temporada Barcelona y Real Madrid se han encontrado en cuatro ocasiones con reparto de triunfos. A la victoria de los de Laso en la final de la Supercopa contestaba el Barcelona con el triunfo en liga regular en una exhibición de talento de Navarro, y se reafirmaba en los cuartos de final coperos tras dos prórrogas. Por último y ya GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

con la suerte echada en Europa, el Madrid vencía en la vuelta de la regular en un partido bastante descafeinado. VÍDEO: NAVARRO, 33 PUNTOS ANTE EL MADRID http://youtu.be/IKmtrJZnaIA

En lo que al apartado histórico se refiere a nivel liguero, blancos y blaugranas se han enfrentado en 170 ocasiones con 91 victorias del Real Madrid, 78 del Barcelona y 1 empate. Si nos atenemos sólo al período ACB, los precedentes se reducen a 121 con 64 victorias del Barcelona por 57 de los blancos. De estos encuentros, 55 han tenido lugar en los play-off, con ventaja mínima del cuadro culé por 28-27. Con todo, y puestos a buscar una competición “similar” a una Final Four, puede apuntarse que desde que la Copa se juega en formato de fase final los blaugrana presentan un claro dominio sobre los blancos (15-3).

La experiencia es un grado: FC Barcelona

Marcelinho Huertas: 1 Final Four Semifinalista 2012 con Barcelona Víctor Sada: 4 Final Four Campeón 2010, Semifinalista 06, 09, 12 Barcelona Sarunas Jasikevicius: 5 Final Four Campeón 2003 Barcelona, 04 y 05 con Maccabi, 09 con Panathinaikos, Semifinalista 2012 con PAO Juan Carlos Navarro: 6 Final Four Campeón 2003 y 10, Semifinalista 2000, 06, 09 y 12 con Barcelona Joe Ingles: 1 Final Four Semifinalista 2012 con Barcelona Xavi Rabaseda: 1 Final Four Semifinalista 2012 con Barcelona Erazem Lorbek: 4 Final Four Campeón 2010 con Barcelona, finalista 2004 y 09 con Fortitudo y CSKA, semifinalista 2012 Barcelona CJ Wallace: 1 Final Four Semifinalista 2012 con Barcelona Ante Tomic: 1 Final Four Semifinalista 2010 con Real Madrid Xavi Pascual: 3 Final Four Campeón 2010, semifinalista 2009 y 12 Barcelona

55


La experiencia es un grado: Real Madrid

Sergio Rodríguez: 1 Final Four Semifinalista 2010 con Real Madrid Sergio Llull: 1 Final Four Semifinalista 2010 con Real Madrid Carlos Suárez: 1 Final Four Semifinalista 2010 con Real Madrid Felipe Reyes: 1 Final Four Semifinalista 2010 con Real Madrid Nikola Mirotic: 1 Final Four Semifinalista 2010 con Real Madrid Mirza Begic: 1 Final Four Semifinalista 2010 con Real Madrid

composición de una cantidad de novelas de caballería y de bandoleros, en horas del atardecer y de la noche, apartar a tal punto de sí a su demonio, al que luego dio el nombre de don Quijote” (Franz Kafka) Tema recurrente al hablar de los Barcelona-Real Madrid, se suele ahondar en la diferencia de estilos entre los dos equipos como una de las diferencias más notables que les separan. La velocidad y el regusto ofensivo frente al control y el equilibrio de los blaugrana.

Medallistas y otros títulos europeos Amén de la experiencia en las distintas Final Four, gran parte de los jugadores poseen un currículo notable en el ámbito de selección (datos referidos a los combinados absolutos) y también en otras competiciones europeas Víctor Sada: Oro EuroBasket 2011, Plata JJ.OO. 2012 Marcelinho Huertas: Oro FIBA Américas 2009, Oro Panamericanos 2007, Plata FIBA Américas 2011, Campeón FIBA Cup 2006 con Joventut Juan Carlos Navarro: Oro EuroBasket 2009 y 2011, Oro Mundial 2006, Plata JJ.OO. 2008 y 2012, Plata EuroBasket 2003 y 2007, Bronce EuroBasket 2001, Campeón Copa Korac 1999 con Barcelona Sarunas Jasikevicius: Oro EuroBasket 2003, Bronce EuroBasket 2007, Bronce JJ.OO. 2000 Sergio Rodríguez: Oro Mundial 2006, Plata EuroBasket 2007, Plata JJ.OO. 2012 Sergio Llull: Oro EuroBasket 2009 y 2011, Plata JJ.OO. 2012 Rudy Fernández: Oro EuroBasket 2009 y 2011, Oro Mundial 2006, Plata JJ.OO. 2008 y 2012, Plata EuroBasket 2007, Campeón FIBA Cup 2006 y Copa ULEB 2008 con Joventut Felipe Reyes: Oro EuroBasket 2009, 11, plata 2003 y 07, Bronce 01, Oro Mundial 2006, Plata JJ.OO. 2008, 12, Campeón Copa ULEB 2007

Anotación

Sin negar lo evidente, lo cierto es que durante la Euroliga ambas escuadras han vivido un proceso de evolución que, como el de Sancho y Alonso Quijano, les ha acabado por acercar. Con menos acierto exterior y más voluntad de integrar al juego interior, el Real Madrid ha ido bajando su media anotadora en la Euroliga de los 83'2 puntos por partido en la fase regular a los 77'5 en el Top 16 para terminar con 74'33. Por su parte, aunque en los play-off el cuadro blaugrana volvió a registros más discretos, el Barcelona pasaba de los 77'74 de la primera fase a unos notables 82'21, hasta el punto de que antes de los cruces el equipo de Pascual era el máximo anotador de la competición. En definitiva, el Real Madrid llega a la Final Four como el tercer máximo anotador del torneo (por delante se sitúan el Siena y el CSKA de Messina) con 79'3, mientras que el Barcelona es 6º con 77'9. Con registros mucho más espectaculares en la ACB, parece claro que una de las claves para los blancos puede ser el disponer de un partido más “localista”.

“Sancho Panza, que por lo demás nunca se jactó de ello, logró, con el correr de los años, mediante la GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

56


Ritmo Más allá de números, parece claro que al Real Madrid le sigue interesando un ritmo de partido vivo, tanto por propia idiosincrasia como por las bajas en el lado barcelonista. Las alternativas azulgranas, su buen balance y su buena gestión de las faltas tácticas juegan a favor de un Barcelona que, pese a lo expuesto, esta temporada (incluyendo sus enfrentamientos con los de Laso) ha encontrado su mejor versión con ritmos de partido altos.

Fuera de los números, el equipo de Pablo Laso parece haber crecido en su capacidad de concentración sin la necesidad de recurrir tan a menudo a los revulsivos de Slaughter o Draper. Por su parte los azulgranas dominan el balance defensivo, han mejorado en las ayudas y pueden presentar varias alternativas zonales de ajuste para minimizar el daño de los “pequeños” blancos. En el aspecto individual, el nivel de Ingles, el trabajo de especialista de Sada, la actividad de Rudy o el duelo entre Begic y Tomic pueden ser otro de los focos de atención, sin olvidar el duelo Mirotic-Lorbek. Pese al MVP conseguido por el esloveno en la final del año pasado, la consolidación de Mirotic anula buena parte de las ventajas que generaba Lorbek en el poste bajo y que causaban una sangría tremenda al Madrid en los dos años anteriores.

Tiro exterior

Rebote Una de las pocas conclusiones medianamente válidas del último Real Madrid - Barcelona fue la diferencia en el rebote. Líderes en la Euroliga con casi 37 rechaces por partido, los blancos se muestran sólidos bajo su canasta y enormemente peligrosos en el aro rival. Por su parte, el conjunto azulgrana ocupa la 10º posición en la tabla de reboteadores, por lo que su concentración para no conceder segundas oportunidades puede ser clave.

Defensa Otro de los aspectos donde los números van por un camino dispar a las sensaciones. Aunque no se puede equiparar el menor número de puntos encajados con la mejor defensa, no cabe duda de que la cifra es un buen indicador, siendo hasta el momento el Barcelona el equipo que menos encaja de toda la Euroliga, con el Madrid en tercera posición (66'8 el Barça, 71'6 el Madrid quedando entre ellos el PAO).

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Otro de los factores que puede ser clave. Los mejores momentos del Real Madrid han llegado a través de la velocidad o de sus rachas en el tiro exterior, pero sin embargo los de Laso están mostrándose muy por debajo en la Euroliga (6º peor equipo) de su nivel en la ACB. Igualmente irregular, el Barcelona ha mejorado sus prestaciones cuando ha tenido más ritmo de juego. Con su concepto de ventajas y circulación de balón, el acierto en los tiros librados será fundamental.

¿Sorpresas? Aunque son dos equipos que se conocen a la perfección, la Final Four es el lugar indicado para que una pequeña sorpresa táctica pueda cambiar el rumbo del partido. En algunas fases de la temporada Laso ha experimentado con un triple poste situando a Mirotic como 3, pese a que el montenegrino está más cómodo jugando de 4. La ausencia de Mickeal puede invitar a repetir la fórmula y así recurrir a postear a Navarro (en ese aspecto el Madrid añora claramente al un tanto infravalorado Singler). Pascual probó a Wallace en el triple poste durante un breve lapsus ante el PAO, pero parece complicado que esa situación se repita. Con los dos equipos juntando hasta 3 pequeños, una box and one con Sada como perro de presa sobre Carroll o incluso Rudy puede ser la baza blaugrana.

57


Wish you were here A falta de confirmar el estado físico de los tocados, ambos equipos echarán en falta a uno de sus jugadores. Por parte blanca, la ausencia de Pocius deja a Suárez como único 3 puro y agudiza la exteriorización del juego blanco. Por su parte, la baja de Pete Mickeal deja al Barcelona huérfano no sólo de uno de sus referentes más claros, sino también de un jugador cuya capacidad competitiva y de concentración crecía en este tipo de partidos. Tampoco podrán ser de la partida los respectivos sustitutos de los lesionados: Darden en el Real Madrid y Oleson en el Barça, lo que en cierta forma es un deja vù de lo sucedido en la semifinal del 96. Por aquel entonces, la FIBA sólo permitía dos extranjeros por equipo, por lo que Nikola Loncar y Darryl Middleton tuvieron que quedarse sin vestir.

enfrentamientos directos durante casi cinco temporadas por el paso alterno de ambos por la NBA (incluyendo la ausencia en la Supercopa 2011 de Rudy por lesión durante el lockout). Consagrado en la selección, Navarro parecía ostentar el liderazgo claro, pero entre 2008 y 09 las tornas parecieron cambiar. Pese al buen momento del blaugrana, Rudy Fernández sumaba el doblete en la Copa ULEB con sendos MVP de las finales, lo que añadidos a los de la FIBA Cup de 2006 y la Copa de 2004 sumaban cuatro por la ausencia de ellos en finales por parte del barcelonista. El papel en los Juegos de 2008 y la nominación como parte del quinteto ideal del EuroBasket 2009 parecían confirmar el cambio de guardia.

Psicología Siempre clave en este tipo de encuentros, mantener la cabeza fría y saltar a la pista con una adecuada mentalidad resulta poco menos que decisivo. Aunque el título copero del año pasado cercenó viejos traumas, está por ver si la mayor experiencia azulgrana no es un punto a favor de los de Pascual. Por parte blanca, su dominio del rebote ofensivo tiende a ser una fuente de ansiedad para el rival, a la par que la capacidad de los madridistas para encomendarse a la épica les permite no venirse abajo en situaciones adversas. Con una manera más “diesel” de afrontar los contratiempos, el Barcelona pasa por ser un equipo muy competitivo y duro mentalmente con gusto especial por los partidos clave. Ojo además a la salida, porque tanto en Copa como en el Palau el Madrid pasó de dejar atrás sus miedos a una cierta autocomplacencia que puede ser letal.

El duelo Aunque hay varios emparejamientos interesantes, no cabe duda que el duelo por excelencia será el que enfrente a Juan Carlos Navarro y Rudy Fernández. Probablemente los dos mejores escoltas de la historia del basket español y probablemente en su cara a cara más importante hasta la fecha. Cinco años más joven, la irrupción de Rudy abría un debate que no pudo gozar de GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Sin embargo a medida que la carrera NBA de Rudy tendía a estancarse, Navarro sumaba su segunda Euroliga, conquistando además el MVP de la final, algo que repetiría en la ACB de 2011. El estratosférico tramo final de EuroBasket en Lituania situaba al catalán en un nuevo escalafón, el mismo al que aspira a escalar Rudy. Ausente en las dos derrotas de esta temporada ante los blancos, el increíble partido de Navarro en el Palau agudiza un duelo tan espectacular como necesario para un deporte cada vez más necesitado de talento. El desparpajo, la creatividad y la magia de Navarro frente a la actividad, la potencia y el hambre de Rudy… ¡al fin!

Doblete ULEB Hasta esta temporada sólo cuatro jugadores habían conseguido llevarse los dos títulos que organiza la ULEB (Gecevicius, Javtokas, Fotsis y Papadopoulos). Tras el triunfo del Lokomotiv Kuban en la Eurocup, a esa nómina se le sumaban Calathes, Maric y Savrasenko… y podría hacerlo un Rudy Fernández que ya se alzó con la ULEB en

58


2008. El mallorquín lograría así el triplete, ya que en su día ya había conquistado la FIBA Cup, entrando en la lista de jugadores que se han llevado tres competiciones europeas distintas y en la que, entre otros, figuran nombres como Tomás Jofresa, Biriukov, Morales, Ferran, Meneghin, Riva o un Pierluigi Marzorati que llegó a sumar hasta 10 títulos (2 Copas de Europa, 4 Recopas y 4 Copa Korac).

TÍTULOS DE EUROLIGA CON EQUIPOS DIFERENTES SARUNAS JASIKEVICIUS 3 (Maccabi, Barcelona, Panathinaikos) DEJAN BODIROGA (Barcelona,Panathinaikos) 2 ZORAN SAVIC (Jugoplastika, Kinder) 2 MATJAZ SMODIS (Kinder, CSKA) 2 DAVID ANDERSEN (Kinder, CSKA) 2 ZELJKO REBRACA (Partizan, Panathinaikos) 2 IVO NAKIC (Cibona, Partizan) 2 PREDRAG DANILOVIC (Partizan, Kinder) 2 DINO MENEGHIN (Varese, Milán) 2 FAUSTO BARGNA (Cantu, Milán) 2 RAMUNAS SISKAUSKAS (Panathinaikos,CSKA) 2 DIMITRIS PAPANIKOLAU (Olympiacos,PAO) 2 VELIBOR RADOVIC (Jugoplastika, Maccabi) 2 ALEXEY SAVRASENKO (Olympiacos, CSKA) 2

Sin embargo, en el ránking de participación con mayor número de equipos distintos en Final Four, Jasikevicius debe conformarse con compartir la segunda plaza:

Rudy Fernández, MVP de la Copa ULEB 2008

Nombre propio

"En este mundo de mierda donde todo se compra, en este mundo de mierda donde todo está en venta. No hay moneda que me pague, ni uno sólo de los ratos que contigo compartí". (Le Punk)

Si hay un nombre propio en la era reciente de la Final Four ese no es otro que el del base lituano Sarunas Jasikevicius. Y es que ningún otro jugador ha sido capaz de ganarla con más equipos distintos, y muy pocos han sido capaces de regalar tanta magia y grandeza.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

PARTICIPACIONES EN FINAL FOUR CON EQUIPOS DIFERENTES DAVID ANDERSEN (Kinder,Siena,CSKA,Barça) SARUNAS JASIKEVICIUS (Barça,Maccabi,PAO) ZELJKO REBRACA (Partizan, Benetton, PAO) ZARKO PASPALJ (Partizan, Olympiacos,PAO)* MATJAZ SMODIS (Kinder, Skipper, CSKA) ZORAN SAVIC (Jugoplastika, Madrid, Kinder) MIHALIS KAKIOUZIS (AEK, Siena, Barcelona) MIRSAD TURCKAN (Efes, Siena, CSKA) MARKO JARIC (Teamsystem, Kinder, Siena) JOHNNY ROGERS (Milán, Olympiacos, PAO) PREDRAG DROBNJAK (Partizan, Efes, TAU) ERAZEM LORBEK (Skipper,CSKA,Barcelona)** DAMIR MULAOMEROVIC (Teamsystem,Efes,PAO) TERENCE MORRIS (Maccabi, CSKA,Barcelona)

4 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3

* En la 97/98 Paspalj llegó a disputar algunos partidos con la Kinder Bolonia, pero no participó ya en la Final Four. ** En la 06/07 Lorbek disputó la Euroliga con el Unicaja, pero regresó a la LEGA antes de que se celebrara la Final Four. Por los pelos se queda fuera Ken Barlow, que fue campeón de Europa con el Tracer en la última final Pre-Final Four y luego llegó a disputarla con Maccabi y PAOK.

59


El lituano es además el último jugador hasta la fecha que ha ganado Euroliga y EuroBasket en un mismo año.

JUGADORES CAMPEONES DE EUROPA DE CLUBES Y SELECCIÓN EN UN MISMO AÑO SARUNAS JASIKEVICIUS (Barça-Lituania) 2003 MARKO JARIC (Kinder-Yugoslavia) 2001 ZORAN SRETENOVIC (Pop 84-Yugoslavia) 1991 VELIMIR PERASOVIC (Pop 84-Yugoslavia) 1991 TONI KUKOC (Pop 84-Yugoslavia) 1991 ZORAN SAVIC (Pop 84-Yugoslavia) 1991 TONI KUKOC (Pop 84-Yugoslavia) 1989 DINO RADJA (Pop 84-Yugoslavia) 1989 PIERLUIGI MARZORATI (Cantù-Italia) 1983 ANTONELLO RIVA (Cantù-Italia) 1983 SERGEI BELOV (CSKA-URSS) 1971 IVAN EDESHKO (CSKA-URSS) 1971 VLADIMIR ANDREEV (CSKA-URSS) 1971 ALEKSANDR ZHARMUKHAMEDOV (CSKA-URSS) 1971 SERGEI BELOV (CSKA-URSS) 1969 VLADIMIR ANDREEV (CSKA-URSS) 1969 GENNADI VOLNOV (CSKA-URSS) 1969 ALEKSANDER KULKOV (CSKA-URSS) 1969 ARMENAK ALACHACHIAN (CSKA-URSS) 1963 ALEKSANDER TRAVIN (CSKA-URSS) 1963 VJACHESLAV KHRYNIN (CSKA-URSS) 1963 GENNADI VOLNOV (CSKA-URSS) 1963 JAAK LIPSO (CSKA-URSS) 1963 ALEKSANDER PETROV (CSKA-URSS) 1963 ARMENAK ALACHACHIAN (CSKA-URSS) 1961 GENNADI VOLNOV (CSKA-URSS) 1961 VIKTOR ZUBKOV (CSKA-URSS) 1961 VALDIS MUIZNIEKS (ASK RIGA-URSS) 1959 MAIGONIS VALDMANIS (ASK RIGA-URSS) 1959 JANIS KRUMINS (ASK RIGA-URSS) 1959

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

60


EL ANÁLISIS DE... CSKA DE MOSCÚ

por Iván Fernández Palmarés del CSKA Campeón de Europa

Subcampeón de Europa

Final Four Otros títulos europeos Ligas Copas

6 (1961, 63, 69, 71, 2006 y 2008) 6 (1965, 70, 73, 2007, 09 y 2012) 12ª (1996, 2001, 03, 04,05,06,07,08, 09, 10, 12, 13) 47 (24 URSS, 20 Rusia, 3 VTB) 8 (3 URSS, 4 Rusia, 1 VTB)

poderoso juego interior y en una rotación cada vez más clara. Con una rotación relativamente corta, la no consolidación de Dionte Christmas, sustituto de Nicholas, parecía agravar el problema del tiro exterior, algo que ha ido quedando aparcado gracias a una excelente circulación de balón y un cada vez más equilibrado ataque dentro/fuera. Con dos de los tres jugadores más valorados del torneo (Krstic y Khryapa) el buen nivel de Teodosic y la pólvora de un Sonny Weems que ha supuesto un salto cualitativo en los momentos cruciales de partido, el CSKA presenta un núcleo duro de enorme calidad en el que la excelsa temporada de Khryapa sirve como perfecta argamasa.

Esta temporada Fase regular

2º Grupo D (9-1)

Top 16

1º Grupo E (11-3)

Playoff

3-1 Caja Laboral

Total

23-5

La presencia en once Final Four en trece años habla bien a las claras de la solidez de un CSKA de Moscú que, en la vuelta de Ettore Messina a su banquillo, llega a Londres avalado por una trayectoria claramente ascendente, a lo que se suma la tranquilidad de sumar ya de manera matemática el título de la PBL. Con una plantilla de menos relumbrón, en especial en el juego exterior, que la de la temporada pasada el CSKA ha ido puliendo su juego a imagen y semejanza de su técnico en un devenir que recuerda bastante al de 2006 en el inicio de la primera era Messina. Un tanto encorsetados de inicio y faltos de amenaza exterior tras el (previsible) fiasco del fichaje de Drew Nicholas, los moscovitas fueron sustentando una lenta pero segura mejoría en su juego apoyados en su GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Por lo demás, la llegada de Papaloukas y el buen tono de Micov contribuyen a un mayor equilibrio global y una mayor sintonía con un Messina al que quizás le esté faltando lograr meter en dinámica a algún otro jugador (Vorontsevich, Ponkrashov…). Sin escoltas puros, pero capaz de presentar equipos terriblemente físicos, el CSKA se presenta en Londres como uno de los más claros candidatos al título de una Euroliga hasta el momento un tanto esquiva, si se tiene en cuenta la ratio de presencias en la Final Four / títulos. VÍDEO: EL CAMINO A LONDRES DEL CSKA http://youtu.be/Ass8J5aD510 VÍDEO: LAS 5 MEJORES JUGADAS DEL AÑO CSKA http://youtu.be/4P62GQyblsg

61


La plantilla Confirmando su gran papel del curso pasado, Milos Teodosic llega a Londres tras demostrar lo injusto de los recelos que su relación con Ettore Messina podía suscitar (es el jugador más utilizado por el italiano). Capaz de dominar el partido tanto anotando como sin ser el protagonista directo, Teodosic ha vuelto a asentar su tiro, y si bien en ocasiones su selección es cuestionable su facilidad para generárselo en los momentos clave resulta muy útil en un equipo algo falto de dinamita.

Creativo, especial y muy cercano a la definición de genio melancólico, la defensa sigue siendo su gran lunar pese a ciertos, y muy esporádicos, signos de mejoría. Capaz de generar un gran caudal de juego a través de las continuaciones con Krstic o Kaun, el de Valjevo se muestra cada vez más proclive a jugar en el poste bajo a la par que ha asentado interesantes recursos en las penetraciones. Algo falto de físico, sufre con los contactos y en partidos trabados puede tener algún ligero problema de solvencia en el bote, pero más allá de eso, el serbio sigue siendo la principal garantía exterior del CSKA. Llamado a subir la intensidad de los partidos, Aaron Jackson llega a su primera Final Four en pleno proceso de aclimatación a un CSKA al que le

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

ha costado cogerle el pulso. Eléctrico en transición, el ex del Bilbao acusó de inicio la falta de ritmo de un conjunto que ha ido a más en ese aspecto. Intenso en la primera línea defensiva, le cuesta mantener la concentración aunque pese a ello sigue siendo un valor en dicha parcela. Sin gran peso ofensivo, Jackson está mostrándose muy fallón en el triple pese a que suele gozar de buenas posiciones, mientras que su irregular manejo de balón frena un tanto su innata capacidad de atacar el aro. Tras un desastroso último año en el Pireo y una frustrante etapa en Tel Aviv, Theo Papaloukas ha recuperado en Moscú parte de las sensaciones perdidas. Con una labor casi de continuidad del técnico en la pista y unos minutos cuidadosamente dosificados, el genial base heleno compensa su evidente falta de físico con inteligencia de movimientos y con su capacidad para ocupar incluso la posición de '3'. Clave para mantener la calma en los instantes finales de cuarto y para ordenar el juego en estático, Papaloukas está seleccionando bien su tiro exterior (sigue sin ser un gran tirador, pero es peligroso a pies juntos) a la vez que alimenta con fluidez al juego interior. Listo en los rebotes largos, el griego probablemente cuente con pocos minutos de juego... pero distribuidos en momentos clave. Tras un gran verano en el que se convertía en una de las piezas clave de la selección rusa, Anton Ponkrashov ha vuelto a dar un paso atrás en su juego quedándose prácticamente aparcado de la rotación habitual en Euroliga. Buen defensor, la falta de velocidad acaba por condicionarle en demasiadas ocasiones. Con capacidad para jugar al poste, su zurda, tras unos más que interesantes Juegos Olímpicos, ha vuelto a mostrarse errática en el tiro (11/31 en tiros de 2 y 2/13 en triples). Máximo anotador del conjunto moscovita tanto en la Euroliga como en la VTB League (en la PBL lo es Teodosic) Sony Weems aparece como el principal foco anotador de un perímetro en el que incluso llega a figurar como escolta. De físico exuberante, al ex del Zalgiris le ha costado adaptarse al ritmo de Messina, pero ha sido protagonista de varias rachas de anotación decisivas. Irregular en el triple pero muy solvente en la media distancia, Weems presenta una facilidad innata para generar sus propios tiros a la par que ha mostrado grandes progresos en la lectura de juego. Con piernas para defender, el control de pérdidas y una mayor ayuda en el rebote pasan por ser sus asignaturas

62


pendientes junto a, quizás, una mayor continuidad en el juego.

excelente visión de juego, una certera (y rápida) capacidad de pase y un excelente uso de las fintas.

Tras su gran temporada en Cantù, el serbio Vladimir Micov se ha adaptado con enorme rapidez y naturalidad a su nueva etapa moscovita, convirtiéndose en uno de los jugadores de confianza de Messina hasta el punto de ser el quinto más utilizado por el italiano en la Euroliga. Serio y disciplinado, Micov alterna su posición natural de '3' con la de escolta, ayudando en el rebote, la circulación de balón y mostrándose agresivo en las penetraciones. Sin ser un gran tirador, su buena selección le lleva a presentar un más que interesante 42% en triples. Buen defensor y de ayuda en el rebote, tiene ciertas dificultades en el manejo de balón y tiende a acelerase en demasía ante defensas presionantes.

Recuperado de le lesión que le apartó durante casi cuatro meses, Zoran Erceg busca estabilizarse al fin en un club de primera línea. Sin continuidad en el Olympiacos, su cesión al Panionios (tercer máximo anotador en la liga griega) y su paso por el Besiktas (clave en el triplete, en especial en una final de la Eurochallenge en la que firmaba 25 puntos y 15 rebotes) apuntaron la mejor versión del '4' serbio. Grande para el puesto y dotado de un buen manejo de balón y una más que correcta, aunque poco explotada, visión de juego, Erceg adolece de cierta falta de velocidad y explosividad. Buen reboteador defensivo, su mejor virtud sigue pasando por su facilidad triplista (por encima del 40% en Euroliga y VTB).

Llegado en verano desde el Spartak de San Petersburgo, Aleksey Zozulin apenas cuenta con presencia efectiva en la Euroliga. De amplia experiencia en el basket ruso (Unics, Ural, Lokomotiv...) e internacional absoluto (su última convocatoria tuvo lugar en el EuroBasket de Polonia), Zozulin es un jugador de reminiscencias clásicas, sin excesivo físico pero dotado de una más que interesante muñeca que le convierte en todo un especialista en el triple. Casi inédito también ha quedado un Evgeny Voronov marcado por varias lesiones que han cercenado su continuidad. Bronce en los Juegos Olímpicos en la pista que albergará la Final Four, el concurso de Voronov parece harto dudoso, aunque sin duda esta capacitado para aportar intensidad defensiva y agresividad hacia el aro. Partiendo como '4' titular, pero jugando muchos minutos como alero puro, Viktor Khryapa está dibujando de nuevo una Euroliga fantástica, siendo hasta la fecha el tercer jugador mejor valorado del torneo. Presentando un mayor acierto triplista en la Euroliga (gran 44% frente a apenas un 30 en VTB y PBL), Khryapa ha perdido algo de explosividad en el juego pero ha ahondado en las características que le convierten en un jugador tan especial. Gran defensor y sólido reboteador, el jugador de origen ucraniano puede anotar por línea de fondo o desde el triple, pero cobra su verdadera dimensión en el juego a través de su tremenda capacidad de pase. De carácter fuerte, su tranquilidad y la pausa con la que lee el juego le convierten en muchas ocasiones en un segundo base para el equipo. Desde el poste alto Khryapa es capaz de tirar, amenazar y, sobre todo, crear a través de una GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Pese a los minutos que Viktor Khryapa disputa como alero, Andrei Vorontsevich está disfrutando de muy poca confianza por parte de un Ettore Messina muy intransigente con sus faltas de concentración. Algo falto de fuerza, lo que condiciona su defensa, aunque es un buen taponador Vorontsevich brilla más en una parcela ofensiva donde presenta una buena capacidad de atacar el aro y un muy buen lanzamiento exterior. Capaz de correr la pista y dotado de una buena capacidad de salto que le permiten rebotear con naturalidad, el ruso puede ser una de las bazas “sorpresa” si su técnico apuesta por un punto más de flexibilidad. Con sólo 22 segundos disputados en la Euroliga, parece muy poco probable que Aleksandr Gudumak sea de la partida. Natural de Moldavia, pero íntegramente formado en Rusia (ha sido internacional en casi todas las categorías), Gudumak es una de las apuestas de futuro del CSKA principalmente por su buena mano, aunque

63


su falta de centímetros pone en entredicho su adaptación al máximo nivel.

El entrenador

Partiendo casi siempre este año como titular, Sasha Kaun está viviendo una más que interesante temporada. Grande y activo, es capaz de correr la pista y lee perfectamente las continuaciones siendo un espectacular finalizador. Contundente en esas finalizaciones y peleón en el rebote ofensivo, Kaun sufre en defensa pagando un peaje demasiado habitual en forma de faltas, pero no escatima nunca esfuerzo y actividad, amén de ser duro en los bloqueos. Capaz de hacerse grande en la zona, el campeón de la NCAA mantiene un serio problema con los tiros libres (51'6 % en Euroliga).

Dejando atrás su amargo paso por el Real Madrid y tras un año como asistente de Mike Brown en los Lakers, Ettore Messina ha reencontrado en Moscú el ambiente ideal para desarrollar su trabajo. Con un equipo de su gusto y respaldado plenamente por sus dirigentes, el italiano ha ido afianzando su idea de juego logrando con el paso de los meses un mayor equilibrio y un cierto grado de mayor flexibilidad. Proclamado ya campeón liguero en Rusia y clasificado para los cuartos de la VTB, el técnico de Catania ha cumplido con el legado de su etapa anterior, en la que clasificó a los moscovitas para la Final Four de las cuatro Euroligas que disputó. Exigente y tácticamente brillante, su falta de cintura y la tendencia por controlar en demasía los biorritmos del equipo aparecen como sus principales lunares. Decidido a sumar la que sería su quinta Euroliga, Messina sigue siendo en cambio bastante fiel al joven que cruzó Italia para hacerse un nombre en los banquillos, como relatamos en un nuevo perfil que acompaña a estas páginas de Guía BasketMe.

Los números

Jugador más valorado en lo que va de Euroliga, Nenad Krstic sigue demostrando que es uno de los interiores más dominantes del viejo continente. Sobrio y eficaz, se está mostrando sólido en el rebote, muy resolutivo en el poste bajo y acertado en la media distancia. Beneficiado de su buena sintonía con Teodosic o Khryapa, Krstic está siendo un martillo pilón logrando unos porcentajes de tiro extraordinarios (63% en tiros de 2) a la par que un pilar de equilibrio fundamental para el juego en estático del cuadro ruso. Apenas utilizado en Euroliga, Dmitry Solokov se mantiene en el CSKA destinado a dar ciertos relevos en la competición domestica y poco más. Dotado de una de las mecánicas de tiro libre más antediluvianas de Europa, Sokolov es un pívot de corte clásico, torpe de movimientos y algo lento en defensa, aunque capaz de finalizar con regularidad y contundencia cuando recibe en ventaja en el poste bajo.

Puntos: 79'9 Weems 13'7, Krstic 13’6, Teodosic 13'2 Rebotes: 33'25 Khryapa 7'5, Krstic 4'6, Kaun 4'2 Asistencias: 17'92 Teodosic 5, Khryapa 3'8, Papaloukas 2'4 Tapones: 3’42 Kaun 1'1, Khryapa 0'9, Krstic 0'7 Valoración: 93'92 Krstic 17'9, Khryapa 17'1, Teodosic 13'6 Tiros de 2: 56'6% Kaun 72'8%, Krstic 63%, Erceg 62% Tiros de 3: 39'5% Khryapa 44'8%, Papaloukas 44% Tiros libres: 73'8% Vorontsevich 93%, Erceg 90% *Dionte Christmas presenta un 55´6% en esta Euroliga con el CSKA, pero ya no forma parte del equipo. A su vez, Nenad Krstic muestra un 100% en tiros de tres, ya que ha anotado el único triple que ha intentado. ESTADÍSTICAS CSKA EN LA EUROLIGA 2012-13: http://goo.gl/kw7Nj

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

64


El juego: ataque

El juego: defensa

RITMO: Pensar en el CSKA de Messina es hacerlo en un cambio de estilo bastante claro frente a la versión exhibida con Jonas Kazlauskas. Pese a ello, con el transcurso de los meses y sin ser un equipo de vocación por la transición, los moscovitas han ido creciendo en el ritmo de juego y no renuncian a un cierto grado de velocidad. Expertos en el juego estático y en el control, la mejora ha llevado al equipo a ser el segundo máximo anotador de la Euroliga sólo por detrás del Siena, cuando al final de la primera fase apenas ocupaban el sexto puesto.

EL TAMAÑO SÍ IMPORTA: Ningún otro equipo europeo puede presumir de la capacidad de poner quintetos con tantos centímetros como el actual CSKA. Los minutos de Khryapa como alero puro que llevan a Micov o Weems al puesto de '2' o incluso la posibilidad de juntar a Kaun y Krstic crean un engranaje defensivo un punto lento, pero con una capacidad de ahogar espacios tremebunda.

TIRO EXTERIOR: A priori otra de las debilidades que el conjunto moscovita ha ido superando. Con el pésimo nivel de Nicholas, los de Messina tendían a grandes atascos por su falta de mordiente ofensivo. La llegada de Christmas (55% en T3) supuso un alivio, pero pese a su salida el equipo ha mantenido un interesante porcentaje que le ha permitido ser el segundo mejor del torneo sólo por detrás del Milano. Con todo, los buenos porcentajes vienen avalados sobre todo por la buena selección de tiro más que por la dinamita, con lo que el papel de Teodosic, Weems y los '4' será clave para mantener el equilibrio y no sufrir ante una hipotética zona rival. CIRCULACIÓN: Íntimamente ligado a lo anterior. El conjunto de Ettore Messina presenta una excelsa circulación de balón y un perfecto equilibrio para alimentar a sus jugadores interiores. De su capacidad para mantener esa fluidez en un partido de más exigencia dependerá buena parte de la solvencia ofensiva. REFERENTES: Quizá uno de los saltos de calidad de esta temporada frente al excepcional equipo de la temporada pasada (el fiasco en la final no debería apagar el eco de un conjunto maravilloso). Jugador superlativo, Andrei Kirilenko aparecía como el claro líder, pero su relativa falta de finura ofensiva como referente terminó en ocasiones por difuminar ese rol. Este curso Sony Weems está demostrando capacidad para anotar en los momentos clave, y junto al estadounidense la capacidad de creación de Teodosic (cuatro canastas ganadoras ya este año entre las tres competiciones) supone otro punto a favor

INTENSIDAD: Quizá uno de los puntos de mejora. Solvente y concentrado defensivamente, al cuadro rojo le ha faltado en momentos de apuro la capacidad de subir la agresividad exterior. El papel de Jackson como punta de lanza puede cobrar importancia si los de Messina están en problemas. ALTERNATIVAS: Con una carga táctica de primer nivel, el CSKA llega a Londres como uno de los equipos más trabajados del torneo. A lo largo del año no ha sido extraño ver a los moscovitas situarse en soluciones zonales. La envergadura y movilidad de Khryapa o Weems como puntas de lanza pueden ser factores para trastabillar la circulación rival. Frente a equipos de tiradores, los moscovitas han recurrido a una match-up donde el seguimiento a los exteriores y la comunicación han sido notables.

VÍDEO: HIGHLIGHTS CSKA 2012-13 http://youtu.be/DCxwup3mmjo

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

65


ENTREVISTA A... NENAD KRSTIC

por Nacho Doña En semifinales encontraremos la reedición de la Final del año pasado ante Olympiacos. ¿Es especial este partido para ustedes teniendo en cuenta la mala experiencia del año pasado?

A día de hoy usted ha sido el jugador más valorado de la temporada en la Euroliga. ¿Qué supondría para usted un posible nombramiento como MVP de la competición?

Será especial, eso es seguro. Aún recordamos aquella derrota y sentimos que no terminamos nuestro trabajo ese día.

No creo en los galardones individuales, en mi opinión nosotros somos fuertes realmente como equipo, y muchos demis compañeros -Milos, Viktor, Sasha, Sonny- serían perfectamente capaces de conseguir estos premios.

¿Qué nos puede contar sobre los dos equipos españoles, Real Madrid y Barcelona? ¿A cuál de ellos teme más en caso de pasar a una hipotética final? De una manera u otra, nos tendremos que enfrentar a un equipo español el domingo, está claro. No estoy seguro de cuál de los dos es más potente, por ejemplo esta temporada hemos ganado un partido y perdido otro frente a ambos equipos, así que es muy difícil saber qué pasará en un momento decisivo como ese.

En el juego del CSKA es mundialmente conocida y valorada por los aficionados su conexión con Milos Teodosic. ¿Qué nos puede contar sobre su compañero y compatriota?

¿Cómo ha influido en el equipo la llegada a Moscú de Ettore Messina? Por supuesto la influencia del entrenador es obvia. Es estricto y exigente, controla el equipo y estamos jugando un baloncesto muy organizado. Él siempre nos dice que el baloncesto es un deporte de jugadores, y que debemos formar un verdadero equipo. Todos en la plantilla sienten la responsabilidad de lo que deben hacer, y esperamos hacerlo lo mejor posible en Londres. GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Es probablemente el base con más talento de toda Europa y uno de los mejores del mundo, y además es muy amigo mío. Estoy muy feliz de tenerle a mi lado en mi equipo, y en todos estos años que llevamos juntos en la selección nacional soy testigo de sus progresos. Le he visto mejorar, hacerse más tranquilo y más sabio, y no solamente en su comportamiento dentro de la pista sino también en su vida diaria. ¿Su futuro seguirá estando en el CSKA o tiene en mente una posible vuelta a la NBA? No pienso en ello ahora mismo. Todos estamos concentrados en intentar ganar el título en Londres. De todas maneras, estoy contento con mi situación en el CSKA y nada me empuja a considerar una posible marcha del club.

66


EL PERFIL DE… ETTORE MESSINA

por Iván Fernández Natural del sur, pero hijo de veneciano, Ettore Messina llega con tan sólo 16 años a la órbita del Reyer Venezia que dirige toda una institución del club como Antonio Zorzi. Trabajando con los juveniles del por entonces Canon, Messina inicia su relación con otros entrenadores de su generación, entre los que destaca la figura de un Lele Molin desde ese momento íntimamente ligado a su carrera. Haciéndose un nombre en la zona, Messina es reclutado por Massimo Mangano (al que por cierto con los años acabaría sustituyendo brevemente Moncho Monsalve) para un Superga Mestre que en la 79/80 con el histórico Chuck Jura a la cabeza firma un meritorio octavo puesto, cayendo en cuartos de final ante el Billy Milán de Dan Peterson. Ya en la 82/83 el propio Mangano se lleva al cada vez más conocido Messina a su nueva etapa en el A.P.U. Udine, donde el actual coach del CSKA comienza a ejercer también como asistente de la primera plantilla. Con todo, el gran salto, llega en la temporada 84/85, donde Alberto Bucci apuesta por el joven Ettore como asistente en la Virtus de Bolonia que acaba de campeonar tanto en la LEGA como en la Coppa. Compaginando su labor de asistente con el trabajo de cantera, Messina se empapa de las enseñanzas de Bucci en una temporada donde ciertos problemas físicos del gran Van Breda y el peaje de disputar la Copa de Europa alejan a la Virtus de los puestos nobles del basket italiano. En verano Bucci es sustituido por otro gigante de los banquillos como Sandro Gamba, quien a su vez permanece en el cargo durante dos temporadas en las que la paulatina mejora de los blanquinegros no se transforma en títulos. Doble campeón de Europa con el Varese, triple medallista en el EuroBasket (oro 83, plata 91 y bronce 85), plata olímpica y 10 veces campeón liguero como jugador (2 más en los banquillos), basta enumerar el currículo de Gamba para imaginar todo lo que la esponja táctica del de Catania llega a absorber. Tras el paso de Gamba, la Virtus apuesta por un viejo mito de la casa:

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Kresimir Cosic. Genio absoluto en la pista como jugador, el paso del croata por los banquillos muestra tantas sombras como luces. Sin triunfar plenamente ni a nivel de club ni de selección, en el recuerdo queda su apuesta en Yugoslavia por la transición, que si bien no le dio frutos de manera directa acabó por ser el punto de despegue de la siguiente generación al introducir en el ámbito de la Reprezentacija a los Kukoc, Divac, Radja o incluso Komazec. Considerado por el propio Maljkovic (asistente de Cosic en la Universiada de Japón) como un absoluto genio, el dueto Kresimir/Ettore no puede ser más dispar.

Por un lado, el ex jugador genial dotado de un sexto sentido para el basket, tan amante de la libertad individual como tendente al despiste y alérgico a la metodología y por el otro el estudioso, el amante del orden y la táctica. Con choques reconocidos entre ambos, la experiencia acaba siendo altamente enriquecedora en lo personal para el italiano, mientras que en lo colectivo una temporada irregular deriva en sensación de fracaso cuando la Virtus es eliminada

67


en los octavos de final ligueros por la vecina Fortitudo que lidera Wallace Bryant. La salida de Cosic es cubierta por el estadounidense Bob Hill, aunque el gran salto del equipo lo proporciona la llegada de Michael Ray Richardson. Con experiencia en la NBA, Hill supone una nueva visión en la acumulación de experiencias de un Messina ya preparado para el salto. La temporada es un éxito, y a las semifinales ligueras se le une el título copero con Richardson pudiendo con los 41 puntos de Oscar en el Caserta.

En una época en la que el paso de los asistentes al primer plano empieza a ser algo más que una tendencia (Marceletti por Tanjevic en Caserta, Caseletti por Peterson en Milano…) la hora del de Catania parece haber llegado, y en el verano del 89 su nombre suena con fuerza para la Livorno que tan amargamente ha visto partir el título. Sin embargo, la vuelta de Hill a Estados Unidos acaba por abrir la puerta de la Virtus a un Messina que ya en el primer año marca unas pautas bien reconocibles. Muy influenciado por el legado de un Aza Nikolic al que conoce en sus primeros años en Bolonia, la felicitación de éste tras un torneo en Trieste (donde el profesor ejercía de asesor de Tanjevic) de pretemporada reafirma al de Catania en sus ideas. Ese primer año se salda con un nuevo título copero y con la consecución de la Recopa ante el Madrid. Las semifinales del 91, la amarga eliminación en la Liga Europea del 92… pequeños o grandes sinsabores que se quedan en el olvido con la LEGA del 93. Con un Danilovic excepcional, la entonces Knorr barre por 3-0 en la final a la Benetton de Kukoc (ganadora de la Coppa y subcampeona de Europa).

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

De manera brillante, Messina cierra esa primera etapa siendo sustituido por el propio Bucci para hacerse cargo de una selección italiana deprimida tras su horrible Preolímpico del 92. El inicio no es nada halagüeño y en el EuroBasket de Alemania, una temprana derrota ante la Letonia de Muinieks (a la postre segundo máximo anotador del torneo tras Bilalovic) marca a un conjunto transalpino que no pasa del noveno puesto, quedando así fuera del Mundial de Canadá. Una mejor versión en el 95 no basta para acceder a los Juegos de Atlanta, pero un año más tarde, en la primera fase del EuroBasket 97 la Italia de Messina se convierte en el primer equipo europeo en derrotar a Yugoslavia desde el levantamiento de la sanciones de la ONU. Finalmente, el cuadro italiano accede a la final, donde en un partido trabado hasta el delirio acaba sucumbiendo ante los plavi por 61-49. La plata del EuroBasket pone punto y final a la carrera en la selección de un Messina que vuelve a la Virtus. El resto es historia bien conocida: su llegada supone la primera Euroliga de su historia a la Virtus (58-44 ante el AEK), mientras que un increíble 3+1 de Danilovic da una nueva LEGA en un agónico quinto partido ante una Fortitudo que llegaba como campeona copera con los dos últimos MVP de la Euroliga, David Rivers y Dominique Wilkins. La cura de humildad del Zalgiris de Kazlauskas o la pérdida de la Saporta ante el AEK de Ivkovic son el germen de la espectacular Kinder de 2001, y con ella del ascenso definitivo de Ettore Messina a su actual condición.

El gran semifinalista y su particular némesis Dentro del impresionante palmarés de Ettore Messina (4 Euroligas, 1 Recopa, 1 plata en el EuroBasket, 5 ligas rusas, 3 italianas…) llama la atención un dato: su impresionante solvencia en las semifinales. A punto de afrontar en Londres la que será su novena Final Four, el técnico de Catania presenta un espectacular balance de 8-0 (2 con la Virtus Bolonia, 1 con la Benetton y 4 con el CSKA) en las semifinales. Dicha fiabilidad se refuerza con su victoria en la semifinal de la Euroliga de 2001 (formato play-off), así como con los triunfos en sus dos únicas participaciones europeas fuera de “la Copa gorda”: Recopa del 90 y Saporta de 2000. Por si fuera poco, a nivel de selección su única experiencia en un penúltimo cruce se saldaba con un 67-65 ante Rusia. En definitiva, a nivel continental Ettore Messina ha

68


afrontado la friolera de 12 semifinales, saliendo airoso de todas ellas. El reverso del dato puede buscarse en un balance en las finales mucho más discreto: 5-7. Jonas Kazlauskas (Euroliga 99), Dusan Ivkovic (Saporta 2000) y Svetislav Pesic (Euroliga 2003) fueron alguno de sus verdugos, pero ninguno tan contumaz como un Zeljko Obradovic al que Messina aún no sabe lo que es ganar en el partido decisivo.

pudiera ser de Ferdinando Gentile. El mágico zurdo casertano llegó a ser campeón de Europa en el año 2000 a las órdenes del propio Obradovic, pero en el camino tuvo que paladear el sabor de la derrota hasta en ocho finales europeas (Korac y Recopa con Caserta, 3 Korac y una Saporta con Trieste/Milan, una Suproliga con Panathinaikos y el EuroBasket 91 con Italia). Otro italiano ilustre, Dino Meneghin, comparte el número de derrotas en finales (5 Copas de Europa con Varese y 1 Copa de Europa y una Recopa con Milán), aunque a cambio el pívot puede presumir de haber sumado 7 Copas de Europa, 1 EuroBasket, 2 Recopas y 1 Korac). A nivel de banquillos, otro ilustre como Bogdan Tanjevic (campeón de Europa con el Bosna y del EuroBasket con Italia) también conoce lo que es perder 7 finales: una mundialista con Turquía, otra en el EuroBasket del 81 con Yugoslavia y, lo más curioso, hasta 5 Copa Korac con Bosna y Stefanel.

El EuroBasket 97 o la Final Four de Atenas en 2007 con el Panathinaikos como local aparecen como derrotas llenas de lógica, pero mucho más dolorosas en cambio resultaban la de 2009, con el PAO barriendo al CSKA en una primera parte antológica y, sobre todo, la de 2002 en Bolonia, donde una Kinder que ejercía de local dejaba escapar rentas de más de 10 puntos ante una demostración de flexibilidad táctica tremenda. A esta particular leyenda negra podría añadirse la eliminatoria de cuartos de final de la Euroliga 92, donde una Knorr de Bolonia claramente favorita caía en el tercer y decisivo partido por 65-69 ante un Partizan que daba así su primer gran hachazo a su particular Euroliga. En las últimas semanas, el nombre de Zeljko Obradovic ha salido asociado a diversos rumores que apuntan al serbio como técnico la próxima temporada de los Detroit Pistons. Quizá no sea un título, pero si se confirma, y tras el año del italiano como asistente en L.A., es muy posible que a Ettore Messina se le aparezca otra vez el fantasma de su más enconada némesis. Más allá de la broma puntual, obvia decir que siendo un dato curioso perder 7 finales europeas implica la capacidad de disputarlas en una prueba más de la grandeza del italiano. A modo de curiosidad, el récord a nivel de jugadores bien GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

69


ENTREVISTA A... DIONTE CHRISTMAS

por Nacho Doña Este año ha tomado parte por primera vez en la Euroliga, la mejor competición europea, con uno de los favoritos para alzarse con el título, el CSKA de Moscú. ¿Cómo ha visto desde dentro esta competición, nueva para usted?

teníamos delante, sino siempre al nivel que tiene el CSKA. Fue difícil, pero una vez nos metimos en la competición creo que el CSKA lo hizo muy bien.

Fue una gran experiencia, porque Ettore Messina es un gran entrenador, tiene a muchos y muy buenos jugadores a su cargo. Ha sido con diferencia el mejor equipo en el que he jugado desde que llegué a Europa, un equipo muy profesional y muy bien entrenado, porque además el asistente, Quin Snyder, es también un gran entrenador. Yo creo que ellos son claramente, sobre el papel y mirando el roster, el equipo con más talento que hay en Europa. Pero a pesar de ello, perdimos en al menos una ocasión contra todos los equipos españoles contra los que jugamos (Unicaja, Barcelona y Real Madrid), aunque también conseguimos ganarles a todos ellos. La liga española es muy potente, era la primera vez que yo jugaba contra equipos españoles y fue muy difícil porque son muy competitivos, tienen gran intensidad y juegan con un tempo muy alto. Va a ser muy divertido ver los partidos de la Final Four. Si el CSKA gana su semifinal, va a ser un gran duelo contra el rival español al que se enfrente. ¿Cómo ha sido la experiencia de simultanear dos competiciones como la Euroliga y la VTB United League? Es difícil, porque son muchos partidos y tienes que estar preparado físicamente y mentalmente para ello. Creo que el CSKA nos preparó muy bien para salir a ganar cada partido. No siempre juegas contra grandes equipos como Zalgiris o Khimki, y te enfrentas a rivales menos potentes, pero manteníamos la misma mentalidad para salir a ganar y poder jugar bien. Yo creo que lo más importante fue esa mentalidad, porque el CSKA es un gran equipo y éramos superiores a los rivales, así que lo que teníamos que hacer era mantener esa mentalidad y no jugar al nivel del rival que GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

¿Cómo valora su rendimiento en su etapa en el CSKA? ¿Piensa que pudo demostrar toda su valía como jugador? Yo creo que sí. Hice lo que me pedían que hiciese. Creo que jugué bien en defensa, metía mis tiros (creo que estuve en torno al 58% en triples). Pienso que mi etapa allí fue muy buena, los entrenadores me enseñaron muchísimo, aprendí mucho de los jugadores con gente como Teodosic, Weems… Estar allí fue genial y no me arrepiento de nada. No tengo nada malo que decir sobre el CSKA, es un gran club y creo que jugué bastante bien cuando estuve allí.

70


Muchos analistas piensan que el equipo ruso continúa necesitando en su plantilla una figura como la suya, aunque su rendimiento fuera de más a menos a lo largo del año. ¿Cree que el CSKA tiene bien cubiertos actualmente los aspectos que usted aportaba al equipo? Sí, yo creo que para lo que yo hacía, el CSKA tiene jugadores en la plantilla que cubren esas necesidades. Me refiero a tiradores como Vlado Micov, que es un gran tirador y ha estado muy acertado en los partidos que he visto, Sonny Weems también está tirando muy bien, alguno de los jugadores rusos tiran bien también… y por supuesto Teodosic es muy buen tirador. Lo que yo aportaba era otra arma más para el tiro exterior, que sería muy bueno para el equipo, pero como decía antes, Messina es un gran entrenador y conseguirá crear situaciones para que sus jugadores consigan buenos tiros. Teníamos grandes bases como Teodosic y Jackson, que son capaces de encontrar a los tiradores, que allí no tienen tanta presión (yo no la tuve). No tienes que driblar tanto o hacer demasiado, porque Teodosic absorbía mucha responsabilidad y eso a un tirador como yo le hace la vida más fácil.

¿Cuáles son los jugadores con los que estableció mejor relación en su paso por Moscú? ¿Qué nos puede decir de su trabajo con Ettore Messina? Aaron Jackson y Sonny Weems eran los jugadores con los que más tiempo pasaba. Seguimos manteniendo un contacto muy cercano todavía, Jackson y yo hablamos cada día. El trabajo bajo las órdenes de Messina fue magnífico. Me ayudó muchísimo para venir a Siena, él me ha preparado para jugar en el más alto nivel y este verano veremos cómo se traduce cuando vaya a probar con equipos de la NBA. Él ya estuvo allí con los Lakers, algo que creo que fue muy bueno para él GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

también, porque siendo uno de los mejores entrenadores en Europa fue a uno de los mejores equipos en América, así que tiene lo mejor de cada lado. Creo que me ayudó muchísimo, es un gran entrenador y le deseo la mejor de las suertes.

Hace unas semanas llegó a otro equipo grande en Europa como el Montepaschi Siena. ¿Cómo está resultando su experiencia en Italia? Genial. Mis entrenadores Lucca y Crespi son muy buenos, están trabajando mucho conmigo individualmente y he estado aprendiendo los sistemas y lo que quieren de mí, así como sobre la liga italiana, ya que es la primera vez que juego en un equipo de la Serie A (e incluso contra un equipo italiano). Esta liga es muy dura, no he jugado todavía contra los equipos punteros y el nivel de los partidos que ya he jugado ha sido muy bueno, lo que habla muy bien de la liga italiana y dice mucho de este equipo y de sus aficionados. El CSKA tiene muy buenos aficionados, pero los de Siena son muy apasionados, notas que la ciudad te quiere, que conoce a todos los jugadores del equipo. Para mí es un gran sitio para estar, me siento muy bien acogido. He tenido mucha suerte de que cuando salí de CSKA este club aún quisiera traerme aquí, trabajar conmigo y yo poder trabajar con ellos. El club me siguió durante todo el verano, y estoy muy contento de haber venido y poder trabajar con este club. ¿Ve al equipo con posibilidades para conseguir el título en la Serie A italiana? Por supuesto, no tengo ninguna duda. Este equipo ha ganado seis ligas seguidas y esta entidad lo

71


único que sabe hacer es ganar. Los aficionados no esperan otra cosa, los entrenadores no esperan otra cosa que no sea ganar, y por lo que he visto de otros jugadores, por como jugamos y hablamos entre nosotros, nadie espera otra cosa que no sea ganar. Cuando llegué aquí yo venía de dos programas ganadores como Boston Celtics y CSKA Moscú, y venía con una mentalidad que también veo aquí: no hay opción más allá de la victoria. No hay diferencias con lo que veo aquí, este es otro programa ganador.

¿Quién es su favorito para ganar el título de la Euroliga? El CSKA, por supuesto. Tengo que ir con el CSKA porque he visto lo duro que trabajan allí, he vivido en primera persona como trabaja Messina y el cuerpo técnico, y sé lo mucho que todos quieren ganar esta competición. No tengo duda alguna de que ellos van a ir a Londres muy bien preparados. Va a ser muy divertido ver los partidos, porque Olympiacos es un gran equipo, los dos equipos españoles son muy buenos… pero creo que si el CSKA mantiene la concentración y fija su objetivo, no hay equipo que pueda ganarle en Europa.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

72


EL NOMBRE PROPIO: MILOS TEODOSIC

por Iván Fernández LUJO, CALMA Y VOLUPTOSIDAD “Deja de pensar, el caos ya tiene teoría… …Faltan soñadores, no intérpretes de sueños, artistas del alambre, música de afilador. A ti te mandan rosas y son de invernadero, a mí cartas de amor escritas en ordenador… …Gente que va, que va de un lado para otro. Gente que va buscando un poco de emoción. La multitud crea muchos solitarios sin una explicación, sin una explicación. Demos a los cuerdos de su propia medicina: una parte de locura y tres de confusión.” (“Huellas”, 091)

Nacida en Cacak, a día de hoy sigue siendo considerada la pintora más célebre de la historia del pais balcánico, hasta el punto de que su rostro figura en los billetes de 200 dinares, siendo la primera mujer que figura en billetes de curso legal en Serbia. Cosmopolita (expuso y vivió en Ljubljana, Praga, Roma, Munich o París) y adelantada a su tiempo, Petrović pasó los últimos años de su vida en Valjevo, donde había creado su propio estudio de enseñanza. La elección de la ciudad del oeste serbio no había sido casual, ya que el rumor del rio Kolubara parecía haber creado el hábitat perfecto para toda una bohemia al estilo serbio. En Valjevo residía también la principal poetisa de la lengua serbia, Desanka Maksimović, junto a todo un microcosmos de artistas, pintores y escritores del más diverso pelaje. Allí en Valjevo, sería fusilado por los nazis Stjepan Filipović y allí en la artística Valejvo habría de nacer el 19 de Marzo de 1987 Milos Teodosic.

Genio indiscutible de la pintura europea, Henri Mattise creaba en 1904 su “Lujo, calma y voluptuosidad”, obra basada en el poema “Invitación al viaje” que Charles Baudelaire había incluido en sus inolvidables Flores del Mal (“Allá, todo es orden y belleza, lujo, calma y voluptuosidad”). Considerada como uno de los perfectos resúmenes del postimpresionismo, “Lujo, calma…” se convirtió a su vez en un manifiesto de la corriente pictórica que habría de devenir en el fauvismo. Amantes del rupturismo, rebeldes por naturaleza, los “fauves” apuestan por la liberación del color sobre la forma, buscan expresar sentimientos a través del mismo, con toques rápidos y vigorosos, trazos toscos y discontinuos, y aunque se cree distorsión en las figuras persiguen dar una sensación de espontaneidad. Afianzado sobre todo en Francia, el fauvismo empezaría a expandirse por toda Europa, hasta el punto que sería en Serbia donde aparecería una de sus más relumbrantes figuras: Nadežda Petrović.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Amado u odiado casi por partes iguales (incluso a veces en lapsos de tiempo increíblemente cortos), Milos Teodosic encarna un prototipo de jugador casi extinguido, alejado de la exuberancia física, de los cantos de cisne o de la tiranía del esfuerzo defensivo. Pausado, con un aire entre melancólico y ausente y un manejo de balón simplemente correcto. Excesivo y temerario, entre tanto gris Milos explosiona cuando menos se le espera y falla

73


y puede volver a hacerlo hasta la obcecación. Pero por cada uno de esos días, mil y una veces recordados, hay otros cientos en los que suyo es el arranque de magia, el conejo en la chistera en forma de pick & roll imposible o triple letal. Pasador consistente y genial, de repente un pase de cuchara de pista a pista trae de nuevo a la vida a Mirza Delibasic, un arranque de carácter el reflejo de Slavnic o un pase al otro lado de la zona sin mirar el reflejo del primer Jasikevicius.

manija en el EuroBasket del 2007, en definitiva alguien que desde el EuroBasket de Polonia 2009 hasta aquí: - Disputará su cuarta Final Four. - Ha sido dos veces MVP de la Copa griega en lo que fueron los primeros dos títulos del Olympiacos en una década y la primera vez que encadenaba dos en su historia. - Ha ganado la PBL (dos veces ya) y la VTB estando en el quinteto ideal de ambas competiciones. - Ha sido plata en el EuroBasket y miembro del quinteto ideal del torneo. - Ha sido semifinalista del Mundial y miembro del quinteto ideal del torneo. - Ha sido MVP de la Euroliga y miembro tres veces de sus quintetos ideales. - Es el jugador con más canastas ganadoras en ese mismo período de toda Europa. - Está por delante en la valoración de esta temporada de Navarro, McCalebb, Diamantidis, Weems, Llull...

Lujo, calma y voluptuosidad, sentido lúdico y motor de una eterna dialéctica hegeliana. Tesis contra antitesis… pero sin síntesis posible. Superviviente de los Ivkovic y Giannakis del mundo, Milos llega a Londres siendo con Messina el mismo que fue con Kazlauskas. Habrá a quien le parezca poco, quien le afee la pasada final de Euroliga o, y eso sí que ya es más injusto, la eliminación serbia en 2011 donde el de Valjevo se quedó solo. Pero, bajo la barba, el impertérrito gesto no se torcerá y estará maquinando el próximo triple decisivo para que los que amamos el color y la heterodoxia aun mantengamos viva la llama de la esperanza. Estetas, fauvistas, bohemios, iconoclastas, raros o dipsómanos, algunos seguiremos amando a Milos a cambio de nada, o si se quiere nos bastará sólo con el pálido reflejo de sus mil y un triples decisivos (España, Gran Bretaña, Eslovenia, Bosnia, Brose, Baskonia, Khimki… y así con una nomina sin parangón).

Pero, para algunos (como un servidor) ni siquiera ese acto final será necesario, cuando la imagen del genio de Tusla vuelva a proyectarse en ese andar taciturno y especial ("va caminando, solo, pensativo, triste y viejo", que dijo el poeta) del de Valjevo, entren o no su tiros, gane o no su equipo…

VÍDEO: EL TRIPLE DE TEODOSIC FRENTE A ESPAÑA http://youtu.be/slExeC6XL-o

El mismo, que para los amigos de los resultados, acumuló tres medallas de oro en las categorías inferiores, de menos a más hasta ser el MVP en su último torneo, el mismo al que Moka Slavnic dio la GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

74


LA OPINIÓN DE… TOMÁS CAMPO

Cuando los guerreros sueñan Aaron Jackson es un tipo especial. Más allá de lo que aporta en la cancha, su actitud fuera de ella y (sobre todo) esa sonrisa llena de dientes de auténtico jugón, hace que te enganches a él y a su baloncesto desde el primer momento en el que le ves realizando un coast to coast.

Una final de liga ACB y unos cuartos de final de Euroliga le bastaron para llamar a la puerta de los grandes clubes europeos. Muchas fueron sus novias, pero al final la palma se la llevó el CSKA, el mismo equipo que eliminó una temporada antes al Bilbao Basket, el mismo gigante que estuvo a punto de caer ante un guerrero soñador.

Cuando vino a Bilbao, en un principio sembró dudas. Procedente de Turquía, le costaba adaptarse a una liga muy exigente en lo físico, en la que cualquier rival te exigía el máximo. Durante los dos primeros meses de competición, en Miribilla se oía cierto run run en el ambiente cada vez que perdía la pelota, tiraba de forma precipitada o se le escapaba su hombre en defensa.

Casi un año después, Jackson busca su primera Euroliga quizá con un papel mucho más secundario que el que pensaba que iba a tener en el equipo moscovita. Pero que ninguno se confíe: cuando el de Hartford salte a la cancha, tengan por seguro que seguirá siendo la misma amenaza que un día hizo temblar a toda la Liga ACB. Pero a él le gustan los retos. Sabía que jugar en la mejor liga de Europa era una oportunidad que debía aprovechar si quería convertirse en una estrella en este otro continente. Tras mucho trabajo y muchas conversaciones con Fotis Katsikaris, empezó a entender el juego como nadie. Aceleraba cuando el partido lo pedía, defendía como si le fuese la vida en ello y anotaba cuando la bola no era de cuero sino de lava. Ajax se convirtió en pocos meses en uno de los mejores bases de la liga, no solo por su espectacularidad (sus slaloms aún se añoran en Bilbao) sino por su eficiencia.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Y es que allá por donde va, se crean apasionados y detractores de su juego a partes iguales. Unos porque con él saben que los puntos y el espectáculo está garantizado y otros más amantes del juego estático, pausado y controlado porque con él saben que quizá el partido se les vaya de las manos. Yo, y a la postre los enamorados del espectáculo, siempre querremos tener un Jackson en nuestro equipo, por lo que quisiera mandarle un mensaje: Anda, Aaron, gana la Euroliga y huye de Messina.

75


EL ANÁLISIS DE... OLYMPIACOS

por Iván Fernández Palmarés del Olympiacos Campeón de Europa Subcampeón de Europa

Final Four

2 (1997 y 2012) 3 (1994, 95, 2010) 8ª (1994, 95, 97, 99, 2009, 10, 12 y 13)

Otros títulos europeos

-

Ligas

10

Copas

9

pero que en definitiva muestra las mismas señas de identidad que le hicieron triunfar el curso pasado. Un punto más irregular frente a la línea ascendente que les llevó a Estambul, el cuadro de El Pireo sigue siendo un equipo con las ideas claras, que cree en sí mismo y que combina la solvencia defensiva con el hambre. Guiados por un Spanoulis en plena madurez y contando con la definitiva explosión de un Papanikolaou que ha consolidado su tiro exterior, el conjunto ateniense necesitará de la mejor versión de su juego interior para repetir gesta. VÍDEO: EL CAMINO A LONDRES - OLYMPIACOS http://youtu.be/LNSRmFqYZlY

Esta temporada Fase regular

2º Grupo C (8-2)

Top 16

2º Grupo F (9-5)

Playoff

3-2 al Efes

Total

20-9

Tras una nueva muestra de fe en sus posibilidades con la remontada ante el Anadolou Efes en el quinto partido de la serie de cuartos de final, el Olympiacos llega a Londres dispuesto a defender su condición de campeón de Europa. Cuarta presencia en los últimos cinco años, la llegada a una nueva Final Four apuntala además el proyecto iniciado la temporada pasada, en el que se dejaba de lado el gasto excesivo y se apostaba por una base nacional rodeada de jugadores complementarios. Con una estructura continuista en la que el cambio más significativo se producía en el banquillo, el Olympiacos ha ido mutando a lo largo de la temporada, y si en un principio parecía un equipo de mayor vocación ofensiva ha ido modulando su apuesta. La grave lesión de Mantzaris y la salida de un Dorsey enfrentado a técnico y compañeros sumado a las llegadas de Perkins, Powell y Shermadini provocaban una pequeña transformación en una plantilla algo más larga

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

VÍDEO: TOP 5 DE LA TEMPORADA - OLYMPIACOS http://youtu.be/72H2j_c2VfQ

La plantilla Aupado a la titularidad tras la lesión de Evangelos Mantzaris, Acie Law IV ha visto cómo se ha incrementado su protagonismo ofensivo en la segunda mitad de la temporada. Excelente manejador de balón y muy peligroso en el 1x1, desde donde llegan la mayor parte de sus asistencias, Law aporta dinamita ofensiva a la par que su condición de ambidiestro le permite finalizar con la mano derecha. Mejorado en la

76


selección de tiro, si consigue aportar un punto más de continuidad a su dirección puede ser un jugador clave en Londres. Inédito en la primera mitad del curso, Dimitrios Katsivelis ha ido ganándose un sitio en la rotación a base de aportar intensidad defensiva y disciplina en una parcela ofensiva en la que no suele tomar grandes riesgos. Maduro pese a ser del 91 y sólido en el tiro cuando dispone de espacios, a priori su rol será el de dar respiro al núcleo duro. Llegado tras la lesión de un Mantzaris al que los números no hacían justicia, Doron Perkins está teniendo problemas para ser parte de la rotación habitual de Bartzokas. Lejos del impresionante nivel físico exhibido en su etapa macabea, el ex de Santa Clara no saltó a la pista en ninguno de los cinco partidos de la serie de cuartos de final ante el Efes. Con capacidad para marcar el nivel defensivo, Perkins tiene dificultades para moverse en estático así como un irregular tiro exterior, pero conserva un gran primer paso y una facilidad para cambiar el ritmo que pueden ser útiles como elemento sorpresa.

de un Olympiacos que juega al ritmo que marca el de Larissa. Partiendo como escolta titular pero asumiendo gran parte de la dirección de juego, Spanoulis vive un momento de espléndida madurez donde su capacidad de penetración y su excelente uso del cuerpo le permiten finalizar situaciones de atasco o forzar numerosas faltas. Con tendencia a salir por la derecha, su facilidad para lanzar desde la media distancia y su cada día mayor facilidad para leer las ventajas de sus compañeros le convierten por momentos en un jugador casi imparable. Algo más irregular en la larga distancia, su tendencia en ocasiones a amasar en exceso el balón le impide definitivamente dar una dimensión global a su juego, pese a lo cual presenta unos números espectaculares en asistencias (5'6). Con Spanoulis monopolizando el rol principal y Sloukas gozando de minutos en el 2, el papel de Martynas Gecevicius ha quedado muy reducido en la segunda mitad de temporada. Dotado de indudables cualidades técnicas, su necesidad de continuidad y confianza para rendir están limitando las posibilidades de un jugador que sin embargo sigue mostrando destellos de enorme clase. Gran tirador, el lituano posee además una muy buena visión de juego y ha mostrado evidentes progresos en la faceta defensiva. En un equipo que en ocasiones muestra problemas en el tiro exterior, la Final Four puede ser un momento de oro para que el ex del Lietuvos dé un paso al frente, ya que en la competición domestica es el cuarto máximo anotador de los de El Pireo, presentando además un gran 47% en triples.

Con minutos de base, aunque apareciendo principalmente como principal relevo en el puesto de escolta, Kostas Sloukas es otro de los valores noventeros de los del Pireo. Internacional en el EuroBasket de Lituania, Sloukas es un jugador de fuerte personalidad y carácter, habilidoso con su zurda amén de un excepcional tirador, dotado de una gran capacidad para generarse sus propios tiros en especial tras bote. Algo acelerado en ocasiones e inconstante en defensa (aunque dotado de condiciones innatas), Bartzokas se siente más cómodo utilizándolo como '2'.

Consagrado como uno de los mejores aleros del continente, Kostas Papanikolaou llega a Londres dispuesto a repetir su gran actuación de la pasada Final Four. Con un ligero bajón de prestaciones en la segunda mitad de curso, Papanikolaou sigue mostrándose como un '3' todoterreno, expresivo y de fuerte carácter, hasta el punto de disfrutar de su mejor versión en los momentos clave. Buen reboteador, su juego en el poste adolece aún de cierta falta de naturalidad, algo aplicable también a su capacidad de pase. Buen defensor, el salto de calidad más notable le ha llegado en el tiro, donde si ya el año pasado había evidenciado progresos en la naturalización y velocidad de su ejecución, en éste ha pasado a presentar un espectacular 49/93 en triples.

Pese a mostrar, al igual que en la temporada pasada, cierto bajón de prestaciones en los cruces, Vassilis Spanoulis aparece como el líder absoluto

Contrapunto perfecto para la juventud de Papanikolau (90), Stratos Perperoglou ha evidenciado una rápida adaptación al “cambio de

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

77


acera”. Jugador sobrio como pocos, Perperoglou es un todoterreno tan capaz de ayudar en defensa y rebote como de aportar a nivel ofensivo. Inteligente sin balón y con buena capacidad de lectura del juego, está teniendo problemas con el tiro exterior (28´3% en Euroliga por un mucho más interesante 38% en la HEBA), pero a cambio ha mejorado en el tacto en las cercanías del aro. Máximo anotador del equipo en la competición domestica y segundo en la euroliga, parece claro que Giorgos Printezis ha recuperado en Atenas su mejor versión. Jugando como '4', Printezis es el encargado de abrir la pista para dotar de espacio a las penetraciones de Spanoulis o Law, a la par que genera su propio peligro bien con su tiro exterior (irregular pero peligroso a pies parados) o bien con sus penetraciones, donde su fuerza y su capacidad para finalizar con ambas manos generan buenos puntos para el Olympiacos. Inteligente sin balón, su juego por línea de fondo es otra de las bazas ofensivas para los de El Pireo, gracias en buena parte a su excelente conexión con un Spanoulis de cuyas manos ya saliera la antesala del tiro más famoso en los últimos 20 años de Final Four. Claro ejemplo de jugador cuyo valor está muy por encima de sus números, el flojo porcentaje en triples no refleja el peligro real de un Pero Antic siempre amenazante desde fuera. Buen reboteador, quizás su mejor cualidad sea la inteligencia y pausa en su juego, lo que muchas veces le lleva a ser el verdadero cerebro del ataque ateniense gracias a su excelente manejo de las fintas y su buena capacidad de pase. De enorme sintonía con Hines, el macedonio deberá cuidar su tendencia a cargarse de faltas. El citado Kyle Hines está demostrando de nuevo que su falta de centímetros no le impide ser un interior de plenas garantías. Ancho y fuerte, su excelente uso del cuerpo le permite resolver cuando recibe en ventaja, a la par que cargar con brutalidad el rebote ofensivo definiendo así una de las señas de identidad del equipo. Tercer máximo anotador del equipo, el ex del Bamberg sigue presentando problemas en los tiros libres pero a cambio ha ganado recursos en los laterales y en la conducción del contraataque. Excelso en el juego por línea de fondo, su manejo de las fintas y su explosividad tapan muchas de sus carencias físicas hasta el punto de convertirlo en uno de los interiores más atractivos para el espectador de toda la competición.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Llegado para sustituir a Dorsey, Josh Powell ofrece un perfil bastante alejado del que encarnaba el ex baskonista. Menos contundente en las continuaciones y con menor capacidad de intimidación, Powell posee en cambio más recursos ofensivos, destacando entre ellos la naturalidad con la que se maneja en la media distancia. Algo frío y sin demasiada presencia en el rebote, sus puntos pueden ser un alivio en momentos de atasco ofensivo.

Llegado del Maccabi a mitad de temporada, Giorgi Shermadini tampoco ha sido de capaz de plasmar en El Pireo la evolución apuntada en Cantú. Grande y de buena movilidad, el center georgiano es resolutivo en las cercanías del aro y sin tener un gran rango de tiro posee una mecánica bastante fluida. Buen taponador, su falta de fuerza y unas manos no excesivamente duras le condicionan en demasiadas ocasiones. Duda por problemas físicos para la cita londinense, Dimitiros Mavroeidis tiene muchos números para ser uno de los descartados aún en el caso de completar su recuperación. De vuelta a las órdenes de un Georgios Bartzokas que ya fuera su entrenador en el Maroussi, el ex del Bilbao ha perdido su sitio en la rotación tras la llegada de Powell y Shermadini. Peleón en el rebote ofensivo y buen defensor, su falta de recursos atacantes acaba por condicionarle en demasiadas ocasiones.

78


El entrenador Cuestionado tras la derrota en la final copera ante Panathinaikos pese a liderar con solvencia la liga, la clasificación para la Final Four ha terminado por avalar el trabajo de un Georgios Bartzokas al que en algunos momentos le ha costado manejar una plantilla larga como la de El Pireo. Continuista en cuanto a la circulación ofensiva y apostando por un nivel alto de intensidad defensiva, el técnico heleno ha ido modulando la apuesta de principio de temporada perfilando un equipo que, aunque corre muy bien la pista, tiene más al juego posicional.

Tapones: 3'27 Hines 1'1, Shermadini 0'8, Papanikolaou 0'7 Valoración: 83'68 Spanoulis 15'4, Hines 12'4, Papanikolaou 12 Tiros de 2: 50'2% Hines 60'2%, Shermadini 58% Tiros de 3: 35'3% Papanikolaou 52'7%, Sloukas 45'7% Tiros libres: 72'5% Sloukas 85'1, Spanoulis 79%

El juego: ataque CIRCULACIÓN: Uno de los puntos fuertes del cuadro de Bartzokas es sin duda su capacidad para circular el balón en estático. Los balones invertidos y los espacios creados por sus '4' abiertos redundan en la misma idea. TRANSICIÓN: Aunque con el paso de los meses el Olympiacos se ha ido convirtiendo en un equipo de un mayor control de ritmo y una menor anotación, el conjunto heleno mantiene una capacidad encomiable para jugar en transición. Pocos contraataques pero letales.

Jugador del Maroussi, una grave lesión propicia el paso de Bartzokas a los banquillos como asistente en el club amarillo, hasta que en la 2005/06 pasa al Larissa también en calidad de ayudante. Un año más tarde se hace cargo del cargo de primer entrenador, donde permanecería durante tres temporadas llevando al club a los play-off por el título por primera vez en su historia. En la 09/10, Bartzokas vuelve a su Maroussi ya en calidad de primer entrenador, metiendo al equipo en el Top 16 de la Euroliga y recibiendo el premio de entrenador del año en Grecia para a continuación pasar a un Panionios en el que permanecería dos años antes de dar el salto a su actual puesto.

Los números Puntos: 76'58 Spanoulis 14'7, Printezis 10'9, Hines 9'1 Rebotes: 35'79 Hines 5'9, Papanikolaou 4'5, Antic 2'9 Asistencias: 15'62 Spanoulis 5'6, Mantzaris 2'3, Law 1'8

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

NÚMEROS: De ser el 5º máximo anotador en la primera fase el Olympiacos ha pasado a ser el 10º al final del torneo. TIRO EXTERIOR: Aunque el Olympiacos presenta un porcentaje triplista discreto, es uno de los conjuntos que más anota desde más allá de 6´75. Con la excepcional temporada en esa faceta de Papanikolaou y Sloukas, a poco que Spanoulis, Law o Antic tengan el día las opciones de los griegos pueden subir exponencialmente. SPANOULIS: Amo y señor del ataque del Pireo, de la capacidad para mantener la cabeza y piernas frescas de Spanoulis puede depender un buen flujo de puntos para Olympiacos. Clavo ardiendo al que agarrarse en momentos crudos, su facilidad para atacar el aro, sacar faltas o doblar al lado débil desatascan en muchas ocasiones a su equipo.

El juego: defensa AGRESIVIDAD: Con una rotación amplia y un perímetro pequeño pero muy activo, el Olympiacos presenta por momentos cierto déficit de agresividad en el perímetro. Equipo de los 24

79


de Euroliga que menos pérdidas genera al rival, una mayor presión puede ser uno de los puntos de mejora. Con picos de gran intensidad y fuerte uso de las manos y contactos, conseguir extrapolarlos a más minutos asignatura pendiente. COLECTIVO: Quizás la mejor característica del entramado defensivo del cuadro rojo. Coordinada y activa, la defensa global de los de Bartzokas suele funcionar como un reloj. INTIMIDACIÓN: Pese a los esfuerzos de Hines, la salida de Dorsey ha mermado la capacidad de intimidación de un Olympiacos algo blando en la pintura.

ALTERNATIVAS: Dejando entrever por momentos una zona 2-3 algo pasiva, la mejor versión del Olympiacos ha llegado en la defensa de los pick&roll con los grandes saltando sobre el pasador y sin miedo a los cambios. Con ayudas más frecuentes en la pintura, en buena parte de los partidos optan por no realizarlas en el exterior prefiriendo resguardar el aro a saltar a los tiros, algo heredado de la etapa Ivkovic.

VÍDEO: DEFENSA DE PICK&ROLL DE OLYMPIACOS http://youtu.be/i6tRmBvnBZI

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

80


EL APUNTE HISTÓRICO

por Iván Fernández Ganar de cualquier manera Fundada en el año 1925, la sociedad polideportiva Olympiacos nacía a orillas del Pireo impregnándose ya de inicio de una fuerte vocación internacional. El contacto con marineros americanos pronto sirvió como puente de un baloncesto que encontraba en jugadores como Alekos o los hermanos Spanaoudkis (Lekos tiene el honor de haber sido el primer jugador griego en practicar el tiro en suspensión) a sus primeros alumnos aventajados. Pese a este carácter pionero, el club rojiblanco permanecía a la sombra de Panathinaikos, Panellinios o AEK, que por turnos se disputaban la hegemonía en una liga helena de la que el Olympiacos no podría gozar hasta 1949. Lejos de asentarse, el segundo título habría de esperar hasta 1960 y el tercero 16 años más. En esa época, finales de los 70, el Olympiacos vive sus mejores momentos de la mano de dos jugadores nacionalizados: Steve Giatzoglou y Giorgios Kastrinakis, y de la estrella local Giorgios Barlas. Al título del 76 se le une el de 1978 con una meritoria actuación en la Copa de Europa del año siguiente. Además, la creación de la Copa griega en 1976 trae nuevas alegrías a los del Pireo, con 4 títulos y un subcampeonato en sus primeros cinco años de existencia. Pese a los buenos augurios, la entrada en los 80 trae consigo un dominio inicial del Panathinaikos y una segunda mitad de dominio claro del Aris de la pareja Gallis-Giannakis, mientras que en el Pireo lo más notable se limita a dos subcampeonatos coperos. Con el afán desmedido de ser grande, el Olympiacos comienza a cambiar su suerte con la llegada en la 91/92 de Zarko Paspalj. MVP en su primera campaña, el zurdo lleva en su segunda temporada al Olympiacos al quinto título de su historia, abriendo un ciclo que se prolongaría cinco

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

años. Con el dominio local a sus pies, Europa era el nuevo objetivo. Mediados los años 90 el eje central del baloncesto heleno vira de nuevo de Salónica hacia Atenas, haciendo que el tradicional dominio en los últimos años de Aris y PAOK pasara a manos de Panathinaikos y Olympiacos. A su eterna rivalidad los atenienses sumaban ahora otra, y es que ambos buscaban con locura el primer cetro continental para Grecia.

Con estas premisas no es de extrañar que la semifinal que les enfrentó en 1994 fuera tensa y competida a más no poder. Símbolo del traspaso de poder, Gallis y Fassoulas, otrora lideres de Aris y PAOK, lideraban ahora a Panathinaikos y Olympiacos, aunque una extraordinaria defensa de Sigalas dejaba al primero en unos míseros 8 puntos haciendo estériles los 32 de Volkov y llevando a los portuarios a su primera final europea. Con un Paspalj que afrontaba su tercera temporada, y el ex NBA Roy Tarpley como pareja de extranjeros sólida y millonaria, poca gente concedía oportunidades a la Penya, que había entrado en la final sin armar ruido. Pero cuando el inolvidable triple de Corny Thompson besaba la red y Zarko Paspalj fallaba desde el 4´60, el proyecto se desmoronaba.

81


De nada sirvió que llegados los play-off el equipo del Pireo se mostrara intratable sumando el segundo título liguero consecutivo a costa del PAOK y que además supusiera el tercer doblete (se habían llevado la Copa ante el Iraklis) de su historia, casi 20 años después del segundo, ya que la gran obsesión era Europa. Paspalj cambia de acera y se va al Panathinaikos, desde el cual recala Volkov y además Tarpley también es dado de baja. Para sustituir al americano se busca de nuevo a un jugador de cartel NBA y tras sopesar varias opciones el elegido resulta ser Eddie Johnson.

Jugador elegante y sobrio, se había formado en la Universidad de Ilinois para después ser elegido en segunda ronda del Draft de 1981 (el de Isiah Thomas o Mark Aguirre, entre otros) por los Kansas City Kings, franquicia en la que permaneceria durante seis temporadas promediando cerca de 20 puntos por noche (si exceptuamos su año ‘rookie’, donde no llegó a 10), antes de emprender un periplo por Phoenix, Seattle y Charlotte. Prueba de que pese a sus 35 años aún es un jugador válido, es que en los Hornets promedia 11´5 puntos con un 40% en triples en su última temporada previa a su aventura europea. Como curiosidad, cabe recordar que Johnson había sido elegido mejor sexto hombre justo un año después de que lo hiciera el propio Tarpley. Con la guinda de Johnson, el equipo del Pireo creía acariciar el sueño europeo, más aún al comprobar la rápida adaptación de éste, que en el tercer partido de la temporada europea contribuía con 32 puntos a vengar la final de la temporada anterior con la victoria del Olympiacos en Badalona. Pese a mostrarse un tanto irregulares, los rojos acaban por asegurarse el segundo puesto de su grupo tras vencer en casa cómodamente al Kinder de Bolonia (89-64 con 34 puntos de Johnson y 20 GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

de Volkov) en la penúltima jornada de la primera fase, lo que les garantizaba la ventaja de campo en el cruce de cuartos de final, último escollo antes de la Final Four. El rival resulta ser el CSKA de Moscú, tercero del otro grupo, que presentaba igual balance de victorias y derrotas que los griegos pero se había visto relegado por el basket-average tras su empate con Madrid y Scavolini. Hablar hoy en día del CSKA de Moscú conlleva referirse a uno de los equipos más potentes del viejo continente. Sus dos Euroligas y su presencia en nueve Final Four sólo en la última década así lo atestiguan. Con una estructura altamente profesionalizada y un poderío económico casi sin parangón, el actual equipo moscovita poco tiene ya que ver con lo que fue en sus orígenes. Creado en los años 20, será después de la segunda guerra mundial cuando adopte el nombre de CDKA (Casa Central de la Armada Roja). Con los sucesivos cambios de nombres ligados a sus distintas adscripciones, los moscovitas lograban el título de 1954, pero sería a principios de los años 60 cuando, bajo las órdenes de Yevgeni Alexev, logren romper la hegemonía del ASK Riga de Gomelsky o del Dinamo Tbilisi. Pronto, el histórico TSKA también logra dominar Europa, logrando cuatro títulos europeos entre 1963 y 1971, que bien podrían haber sido más de no mediar un par de decisiones políticas: Por un lado las autoridades soviéticas daban absoluta prioridad al baloncesto olímpico y cada cuatro años sus equipos no participaban en competición internacional alguna. La otra, más dañina para los intereses del TSKA, llega en 1966. Buscando dar mayor protagonismo a los jóvenes valores, la Federación soviética decide limitar la presencia de los mayores de 25 años, por lo que, de un plumazo, los moscovitas se ven obligados a prescindir de Zubkov, Korneev y Borodin. ¿Tenía razón el TSKA para quejarse? Evidentemente no, pues si alguien había favorecido la legislación era al equipo del ejército. El TSKA de Moscú era oficialmente el equipo del ejército, por lo que, apoyándose en esa condición, comenzó a realizar su particular draft. Desde 1954 y hasta 1987, los técnicos del TSKA reclutaban a los mejores jugadores del país para que realizaran su servicio militar en el equipo rojo. De Semenov en 1954 a Goborov en 1987, con excepción de las lituanas, todas las grandes estrellas de la URSS pasaron por el TSKA mediante este procedimiento (Belov, Volnov, Edeshko, Tarakanov...), labrando una hegemonía local tan brutal que entre 1960 y

82


1984 los moscovitas sólo dejaran de ganar el torneo en dos ocasiones, el del 68 ante el Dinamo Tbilisi y el de 1975 ante el Spartak de Leningrado de Alexander Belov, que por una vez dejaba de lado su condición de Poulidor del basket soviético (7 subcampeonatos en la década de los 70). Con Kurtinaitis como excepción de la ausencia de lituanos (los detalles y un millón de cosas más en las magnificas Crónicas Lituanas de Juan Carlos Gallego), el basket en la república báltica se convertía en algo más que un mero acontecimiento deportivo para definir uno de los símbolos de la identidad lituana… entre la que el Zalgiris se erigía, con algún breve interludio como el del 79 del Statyba, como principal referente.

superar los 110 puntos en 8 ocasiones. La segunda fase de los de Garastas es aún mejor, cerrándola invictos y venciendo de nuevo al CSKA (la segunda vuelta la jugaban los ocho primeros a una sola vuelta) esta vez por 88-78. Las previsiones se cumplen y lituanos y moscovitas alcanzan la final con ventaja de campo para los primeros, pero con la particularidad de que el equipo peor clasificado juega primero como local. Lejos de acusar la presión, el Zalgiris asalta Moscú por 71-86 con 26 puntos de Homicius, 19 de Kurtinaitis y 15 de Sabonis, mientras que Tkachenko con 12 se queda como el mejor realizador del TSKA.

Fundado en 1944 bajo la denominación de Skif Kaunas, el club de la segunda ciudad de Lituania tardaría tan sólo tres años en llevarse su primera liga soviética de la mano de Mykolas Zimiskas, llegando la segunda cuatro años más tarde ya bajo la denominación de Zalgiris. Pese a ese espectacular arranque, el club de Kaunas pasaría su particular travesía del desierto alejándose de manera paulatina de los puestos de cabeza. Con el excepcional Modestas Paulauskas a la cabeza, en los finales de los años 60 y los 70 el club va recobrando su status alcanzando en diversas ocasiones el tercer puesto, aunque la falta de jugadores interiores de garantías acaba por limitar a un equipo preciosista pero falto de contundencia. La irrupción de Civilis y la consolidación de Iovaisha como una estrella llevan al Zalgiris al subcampeonato en el año 80 y preparan el asalto al trono de un CSKA que empieza a mirar de reojo la imparable ascensión de un gigantón de la propia Kaunas, de nombre Arvydas. Con Sabonis y Civilis cubriendo el juego interior, la falta de un base puro se suple con la dinamita de Homicius, Kurtinaitis o Iovaisha. El club sigue creciendo, y con la llegada de los playoff cede en las finales del 83 y del 84 ante un CSKA símbolo del poder central de Moscú y ya obsesión absoluta de un grupo que cada día esta más cerca. La temporada 84/85 se ve en Kaunas como la de la definitiva ascensión, algo que la propia competición va confirmando, de tal manera que el Zalgiris cierra la primera fase liguera con un balance de 20-2 (cayendo solamente por 74-73 ante el Spartak y 100-92 ante el VEF Riga de Valters), con doble victoria ante el CSKA (98-88 en Kaunas y 78-80 en Moscú) y con registros anotadores espectaculares hasta el punto de GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Con todo a favor, el segundo partido resulta ser mucho más trabado con la buena defensa de los de Gomelsky minimizando a Sabonis y obligando al Zalgiris a jugar a un ritmo menor al acostumbrado. Tensión, dureza, nervios… y empate a 69 que da paso a una prórroga donde un triple de Iovaisha certifica el triunfo del Zalgiris, cortando la racha moscovita y llevando al delirio al publico que abarrotaba el viejo pabellón. La euforia de la victoria y la baja de un Iovaisha al limite condicionan a un Zalgiris que días después pierde la final de la Recopa ante el Barcelona. Esa derrota y la del año siguiente en la final de Copa de Europa ante la Cibona impiden un mayor reconocimiento internacional, pero con el triunfo ante el CSKA los verdes ya se habían convertido en inmortales… y más aun cuando conseguían repetir título ante el mismo rival en el 86 y el 87, con

83


mención especial a esta ultima con un tercer partido épico y que probablemente se encuentre entre los mejores de esa década. Un año después, y con Sabonis lesionado, el CSKA conseguía vencer en el cuarto cara a cara consecutivo, mientras que los de Kaunas, en el último baile de su quinteto mágico, serían de nuevo subcampeones en el 89 cayendo en una polémica final (al igual que Livorno o Partizan ese mismo año) ante el Budivelnyk de Volkov… tras superar al CSKA en semifinales, cerrando siete años de enfrentamientos al más alto nivel. Con un Zalgiris ya sin sus cuatro grandes (aunque aún así los de Kaunas rondan la eliminación del Real Madrid en la semifinal europea), el CSKA recupera el título en la 89/90 superando a sus vecinos del Dinamo.

Un año más tarde, será un ex jugador moscovita el protagonista liguero, un Titt Sokk que se convierte en el alma del Kalev Tallin. Junto a Sokk el Kalev logra reunir a Pehka, base sobrio y excelente defensor, al pívot Sergei Babenko, plata con la URSS en el EuroBasket 87, y al joven Pert Kullamae. Sin embargo, el gran impulso llega de la mano de un jugador que habría de ligar su carrera a la de nuestro protagonista: Aivar Kuusma, escolta de físico un tanto endeble, pero con una capacidad de tiro espectacular. Kuusma se había formado en el Tallin, pero a finales del año 90 había dado el salto al Youngstown pride, equipo de la WBL, donde formando pareja exterior con Mario Elie (que posteriormente ganaría tres anillos de la NBA), logra hacerse con el título. Con su reincorporación el Kalev gana en amenaza exterior y poco a poco va creciendo en su juego, logrando encarar los play-off en una forma envidiable. Una vez en las eliminatorias el equipo sigue su ascensión y en una final vibrante, derrotan al Spartak de San Petersburgo y dan a Estonia el primer titulo de su historia. GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Ya en el 92, y mientras el Spartak logra el título en una versión menor de la liga sovietica, el CSKA se alza con el primer título liguero de la recién creada liga rusa, estableciendo un patrón que hasta nuestros días sólo ha conseguido romper el Ural Great en la 2000/01 y la 01/02. La llegada de los primeros americanos y la consolidación del bloque nacional que sería clave en las cuatro medallas rusas de los 90 (platas en los mundiales 94 y 98 y en el EuroBasket 93 así como bronce en el del 97), el CSKA llega a esa eliminatoria de 1995 como un cuadro temible. Entrenados por Eremin, los moscovitas vivían tiempos de cambio y habían iniciado la competición con dos americanos: el diminuto base Evans, eléctrico y gran pasador, y el rocoso pívot Patrick Eddie, aunque eso sí, acabarían por ser cortados. La base del equipo la formaban parte del núcleo duro que había llevado a Rusia a la meritoria plata del Mundial de Canadá, destacando sobre todo Karaseev, un base escolta de gran capacidad ofensiva, Koudeline, un impredecible escolta zurdo capaz de armar el brazo desde cualquier lado, el efectivo Panov y el resolutivo y talentoso ala-pívot Kissourine, armas éstas que, en cualquier caso, parecían insuficientes para detener a la millonaria maquina ateniense. Por aquel entonces los cuartos de final de la Liga Europea tenían la particularidad de que el primer partido se disputaba en casa del equipo con peor balance, y así pues el 9 de marzo de 1995 se celebraba en Moscú el partido inaugural de la serie. Hasta el descanso todo transcurre con normalidad (45-44 para los locales), pero la segunda parte se salda con una memorable exhibición ofensiva del CSKA, que con Karaseev y Koudeline anotando una y otra vez se apuntan el primer tanto por un inapelable 95-65. Las críticas de la prensa griega fueron feroces y, exceptuando a un Johnson que se había ido a los 28 puntos, no respetaban a ninguno de los componentes de la fuerte plantilla roja. Pese al lógico desencanto por la abultada derrota, más de 15000 personas llenaron el Palacio de la Paz y de la Amistad (o de las dos mentiras como sabiamente decía el gran Ernest Riveras) y pudieron presenciar uno de los mejores partidos del año, con grandes defensas, emoción y tres jugadores rayando a un nivel sublime: Johnson de nuevo con 28 puntos, Volkov con 22+11 rebotes y el moscovita Karaseev, cuyos 31 puntos resultaban estériles en el marcador final (86-77).

84


Hasta este punto, y dentro de la relativa sorpresa que suponía el gran rendimiento ruso, todo marchaba dentro de unas pautas habituales, pero desgraciadamente todo estaba a punto de quebrarse. Tras disputar el segundo partido el martes 14 y estando previsto el tercero para el jueves 16, el miércoles 15 ha quedado grabado como uno de los más vergonzosos de la historia reciente del basket europeo. Tras poco más de una hora de entrenamiento varios jugadores moscovitas comenzaron a sentirse mal, pero lo que no parecía más que un problemilla se torna rápidamente en todo un drama: en poco más de un minuto y ante la incredulidad del cuerpo técnico, Morgunov, Panov y Koudelin pierden el conocimiento y tienen que ser trasladados a un hospital. A medida que pasa la mañana el resto de jugadores va sintiendo distintas molestias, mareos o dolores de cabeza y apuntan a las botellas de agua que la organización les había facilitado. Examinadas las que aún no se habían abierto, se observó que presentaban varios agujeros en los respectivos tapones y se decide llevarlas a un laboratorio. El dictamen es rápido y concluyente: presentan un fuerte componente químico ajeno a la composición normal y cercano al ácido lisérgico. La situación va empeorando y Panov tiene que ser trasladado a la UCI mientras Morgunov entra en coma. Poco a poco su situación mejora, pero simultáneamente Karaseev y Kornev caen también gravemente enfermos y tienen que ser ingresados. Llegado el jueves, la estupefacción es total porque la FIBA se niega a aplazar el partido. El CSKA llega al encuentro con sólo cinco jugadores: Kissourine, Vadeev, Grezin, Spiridonov y un semi-recuperado Kodelin que apenas se puede mantener en pie. En una demostración de coraje, los moscovitas llegan al descanso con tan sólo 5 puntos abajo, pero en 5 minutos Koudelin cae eliminado y 10 después lo hace Grezin. Con 5 minutos por jugar, la megafonía helena pide al público que anime a los heroicos jugadores rusos, pero por entonces todo suena ya a burla y el Olympiacos gana cómodamente. VÍDEO: OLYMPIACOS-CSKA (1994-95): http://youtu.be/kEV398E4yW8 Por suerte los jugadores rusos fueron recuperándose poco a poco, pero la fechoría quedo indemne. La FIBA alegó que si no había reclamación especial no podía hacer nada, y desde GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Rusia, pese a la insistencia de Eremin, pesó más la “alianza ortodoxa” con Grecia que la sed de justicia. De una manera ensombrecida, el Olympiacos llegaba de nuevo a la Final Four, donde habría de repetir la actuación del año anterior: semifinal victoriosa ante el Panathinaikos (la FIBA obligaba en sus competiciones a que los equipos de un mismo país se enfrentaran en semifinales), favoritismo y posterior derrota en la final ante un equipo ACB entrenado por Obradovic (esta vez el Madrid). Pese a que volvieron a hacerse con la liga, Johnson (que volvió a buen nivel a la NBA) y Volkov salían del equipo para dar entrada a Walter Berry (que regresaba) y a David Rivers.

¿Justicia poética dirán algunos? Quizá, pero si hay que buscarla quizás se encuentre en que en la nueva temporada (95-96), CSKA y Olympiacos fueron encuadrados en el mismo grupo, y pese a que al final presentaron el mismo balance (10-4) el hecho de que los moscovitas ganaran su doble enfrentamiento hizo que, en un triple empate con la Benetton, el CSKA fuera primero y Olympiacos tercero. Lo que puede parecer irrelevante, no lo es tanto al comprobar que al amparo de su público el CSKA lograba el pase a la Final Four (caería ante un Panathinaikos con el mejor Wilkins del año, 30 puntos), mientras que los del Pireo caían ante el Real Madrid. Un año más tarde, y contra todo pronóstico, el Olympiacos lograba al fin, su anhelada Euroliga tras una temporada sumamente irregular en la que se veía obligado a competir desde los octavos de final con el factor pista en su contra. Al título europeo le seguiría el doméstico... empezando una sequía que dura hasta nuestros días y donde sólo pequeñas alegrías coperas (2002, 09 y 10) atenuarían la desazón de los del Pireo, quienes

85


tras arruinarse a principios de la década pasada (quizás el equipo que lidera Dino Radja en la 2001 es el último grande de esa época), pasarían a vivir otra espiral de gasto brutal con un par de Final Four como exiguo premio.

Curiosamente, la temporada pasada y tras vivir otro de sus recurrentes achuchones financieros, el Olympiacos se reinventaba de forma más natural logrando volver a tocar el cielo y haciéndolo además con el valor añadido de las cosas hechas desde abajo.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

86


EL PERFIL DE… ACIE LAW

por Jorge Díez La importancia de llamarse Acie Law IV No es un hecho extraño que los miembros de una familia reciban el nombre de sus antepasados, pero quizá sí lo sea que la tradición perdure durante varias generaciones. Así, Acie Law es Acie Law IV, ya que su nombre procede de su bisabuelo y continuó con sus descendientes. Algo de lo que se siente particularmente orgulloso, y de ahí la decisión de colocarse Law IV en la camiseta, en lugar del simple Law, durante la parte más exitosa de su carrera. Como el nombre, la afición al baloncesto y al deporte también le viene de familia: su padre, Acie III, jugó de base, aunque a un nivel modesto, en el Navarro Junior College (institución por otra parte de fuerte relación con Texas A&M), aunque en principio iba a enrolarse con los St. Louis Billikens hasta que nació su primer hijo (quien no se llama Acie, sino Lamont). La figura de su padre ha sido fundamental en su desarrollo baloncestístico, pero si hablamos de reconocimiento deportivo, la rama materna se lleva la palma, pues Acie Law es el sobrino-nieto de Ernie Banks, el mítico jugador de béisbol de los Chicago Cubs. Con estos antecedentes familiares, Acie vino al mundo en Dallas del modesto matrimonio entre su padre y Dolores, y fue el primero quien se encargó de inculcarle el amor por el baloncesto desde muy temprano. Para ello acudían al Thurgood Marshall, un centro recreativo donde empezó a dar sus primeros pasos. Curiosamente de esta etapa vienen dos de los aspectos baloncestísticos que son más conocidos en el base de Olympiacos: su manejo de ambas manos y su tiro en suspensión sin rotación. El pequeño Law, diestro de nacimiento, se rompió esa mano cuando tenía 13 años y su padre le obligó a manejarse con la izquierda. Algo a lo que acabó tan acostumbrado tras lesionarse otras dos veces la mano, que acabó lanzando con la izquierda, aunque manteniendo la capacidad de usar ambas manos con eficacia. Y de estas lesiones también procede su peculiar falta GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

de rotación en el tiro, aspecto que ningún entrenador ha conseguido modelar. Y es que es mejor que el balón entre a que la mecánica sea perfecta, algo que sin duda ha conseguido Acie Law en esta Euroliga con el Olympiacos, estando entre los 25 mejores lanzadores con un 41% desde la línea de 3.

Pero volviendo al pequeño Acie de instituto, tras alcanzar la edad de entrar en High School siguió desarrollando su juego en el Justin F. Kimball, un centro de la propia Dallas que ha dado a buenos deportistas, entre ellos algún NBA de escasa relevancia como Quinton Ross o los hermanos Sasser. Desde su primer año Acie Law se ganó el respeto en los círculos de instituto del Estado, lo que le llevó a tener ofertas de universidades potentes como Connecticut, Texas, Oklahoma u Oklahoma State. Con todo, su deseo era no ir a un gran programa y permanecer cerca de casa, por lo que acabó firmando por Texas A&M, una universidad con escasa tradición baloncestística. Esto fue tras su año junior de instituto, en el que había llevado a su equipo a la final estatal y ganado el galardón de MVP. Y el mismo verano que marcó su trayectoria profesional. Su entrenador de instituto, Royce Johnson, le centró en su objetivo de llegar a la NBA, cambiando su posición de escolta a base, así como el número de su camiseta, del 34 al 1. Las razones las puso sobre

87


la mesa el propio Jones: podía ser un buen jugador universitario jugando de escolta, pero si quería ser profesional, tendría que adaptarse a la posición de base. Cuando Acie desembarcó en Texas A&M durante el año 2003, los Aggies llevaban desde 1987 sin estar presentes en el Torneo final. Y sus dos primeras temporadas no fueron precisamente fáciles. En la primera ni siquiera la presencia de Antoine Wright (de nefasto recuerdo en España tras su breve paso estudiantil pero un buen proyecto entonces) les permitió ganar más de 7 partidos (incluido un tremendo 0-16 en su conferencia). Esto supuso el despido del entrenador y la llegada de Billy Gillespie, un entrenador con el que el programa dio un gran salto adelante, pero con el que el joven Acie tuvo sus más y sus menos, pensando incluso en el transfer durante esa campaña. Ello a pesar de que el equipo mejoró hasta un buen récord de 21-10 con Acie Law asumiendo mayor responsabilidad y la llegada de Joseph Jones. El actual jugador del CAI generó un impacto inmediato en el equipo y en Law, del que se hizo íntimo.

Syracuse en primera ronda, para caer después ante la LSU de Glen Davis. Pero la temporada de definitiva explosión a nivel nacional para Acie Law, y a su vez para los Aggies, fue la de su año senior. No sólo se clasificaron para el Torneo, sino que avanzaron hasta Sweet Sixteen (tope de la universidad, ronda que sólo habían logrado dos veces anteriormente) y sólo un punto ante Memphis les separó de hacer historia. La temporada de Law fue soberbia siendo All American, jugador del año en la Big 12, ganador del trofeo Bob Cousy, que premia al mejor base de la competición, y otra retahíla de reconocimientos que le situaron en la órbita de la lotería del draft. Rango que hizo realidad al ser seleccionado por los Atlanta Hawks en la elección nº 11 del draft 2007. SIn embargo, ahí se acabaron por un tiempo las buenas noticias para Law. Como una especie de maldición que se cernió sobre él, dejó de llevar el numeral romano en el nombre y cambió su número al 4. Se terminó el Law mágico y tras un par de temporadas sin encajar en los Hawks , pasó la campaña 09-10 en tres equipos diferentes para sumar apenas 26 partidos y la 10-11 en dos, en lo que supuso su última temporada NBA. Decidido a volver a ser importante, se enroló la pasada campaña en el Partizan de Belgrado, en una historia mucho más conocida por los aficionados europeos. Allí se volvió a ver la sonrisa del mejor Law, y eso le valió firmar en enero con el Olympiacos. Justo a tiempo para proclamarse campeón de la Euroliga la temporada pasada, derrotando al favorito CSKA en la final. Aunque con una actuación mucho menos relevante que la que había tenido en cuartos de final ante Montepaschi.

Y fueron los dos (Wright salió rumbo a la NBA) los que pusieron a los Aggies en el mapa los dos siguientes años. Jones fue muy importante, pero la piedra angular era el base, quien en estos años se ganó su apodo de Captain Clutch, por su sangre fría en los tramos finales de los encuentros, que sustituyó al que había heredado de su padre: Lawman. En la temporada 05-06 con un Law ya en sintonía con Gillespie, lograron clasificarse para el Torneo NCAA casi 20 años después. Y no sólo se clasificaron, sino que dieron la sorpresa ante

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Ahora ha llegado el momento de la revancha personal para él. El Olympiacos llega en una situación similar a la del año pasado, pero Law está preparado. De nuevo con el IV a la espalda, ha llegado el momento de recuperar al viejo Captain Clutch. Si el balón quema, muchos pensarán en Spanoulis, pero no es recomendable perder de vista a Law. No es casualidad ser el primer Aggie en ver retirada su camiseta y que fueras el terror de toda una competición cuando el balón más quemaba.

88


ENTREVISTA A… KOSTAS PAPANIKOLAOU

por Chris Mammides Antes de nada, gracias por darme la oportunidad de entrevistarte para la Guía Final Four Euroliga 2013 de BasketMe. Primeramente, ¿cómo te sientes al ser elegido como mejor jugador joven de la temporada 2012-13 en la Euroliga? Siendo además el primer jugador griego en conseguir el galardón. Gracias por la felicitación, pero todo tiene que ver con el equipo porque sin el Olympiacos no hubiera conseguido ser elegido mejor jugador joven de la Euroliga. Soy muy afortunado por jugar en este equipo, así que el premio es realmente para los 14 jugadores. Además, quiero tener un recuerdo especial para un compañero que ha tenido la mala suerte de pasarse seis meses lesionado, Vangelis Mantzaris, probablemente el mejor defensor del equipo, y que volverá a la cancha en el mes de junio.

El año pasado afirmabas que sería un sueño poder ganar la Euroliga, y en sólo unos días volverás a viajar a una Final Four, tu segunda consecutiva. ¿Qué sientes al poder lograr algo así? Me siento muy bien, porque una Final Four de la Euroliga es toda una celebración para el baloncesto y nosotros tenemos la suerte de poder estar en ella por segunda vez consecutiva. Hemos demostrado que estamos en la élite del basket europeo, y esta temporada es la prueba después de haber logrado el título el año pasado.

¿Qué recuerdos tienes del sueño vivido la temporada pasada, en la que pudísteis traer los títulos de Liga y Euroliga a El Pireo? Contra todo pronóstico conseguimos ganar aquella Final Four de la manera tan brillante en que lo hicimos, y más tarde vencíamos a un equipo tan potente como el Panathinaikos otra vez contra pronóstico. El equipo es muy grande, su dirección es muy grande y tenemos que dar gracias a Dios por haber podido conseguir todo aquello. Kostas, mucha gente en Grecia sostiene que eres el nuevo Diamantidis. ¿Cómo te sientes cuando escuchas algo así? Pienso que 3D es un gran jugador y no sería cierto afirmar que soy "el nuevo Diamantidis" porque yo sólo acabo de comenzar mi carrera como jugador profesional hace cinco años y creo que tengo aún mucho por delante. En este momento no creo que pueda compararme a 3D, porque él es una leyenda y a mí me quedan muchos años y muchos kilómetros por recorrer.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

En lo que respecta a las posibilidades, creo que los cuatro equipos tenemos las mismas opciones, porque a pesar de que el CSKA tiene una gran plantilla y querrán vengarse de nosotros por la derrota del año pasado, daremos lo mejor de nosotros mismos y habrá que ver al final si podemos conseguir de nuevo esa sonrisa que muestran las fotos del año pasado. En cualquier caso, lucharemos con todos nuestros argumentos para clasificarnos para la final, y contra el equipo español que llegue seguro que habrá un 50% de posibilidades para cada equipo, porque es un partido decisivo y allí el mejor (o el que tenga más suerte) será el que se lleve el gato al agua.

89


Hablando sobre el CSKA, como has mencionado intentará tomarse la revancha del año pasado. Por ejemplo, Khryapa ha declarado que ahora os conocen mucho mejor y no repetirán los errores del pasado...

¿Qué opinas sobre los Presidentes del Olympiacos? Ellos te trajeron desde Thessaloniki hace cuatro años, sólo conociéndote por tus actuaciones con las selecciones nacionales de categorías inferiores.

Nosotros estamos ahora mismo muy bien y plantearemos una batalla dura. Khryapa es un gran jugador, toda una leyenda, pero yo daré todo lo mejor que tengo para defenderle en la pista y así conseguir nuestro objetivo, que no es otro que ganarles. No importa quién anote, quién tenga que defender y quién sea el MVP. El CSKA es un gran equipo, pero también lo es el Olympiacos, que no olvidemos que además es el actual campeón. La mejor defensa será la que gane el partido y la que consiga la clasificación para la final.

Tengo que darles las gracias, porque llevo aquí ya cuatro años y ellos creyeron en mí desde aquel primer año en la A1, en el que sólo disputé 59 minutos con la camiseta del Aris Thessaloniki. Los hermanos Angelopoulos tuvieron fe en mí trayendomé aquí y les debo mucho. Me encanta trabajar con ellos, porque son verdaderos profesionales y grandes personas. Sobre la otra semifinal, ¿qué equipo crees que conseguirá clasificarse para la final en el duelo fratricida entre Real Madrid y Barcelona? ¿A cuál preferirías como rival en una hipotética final? Los dos son grandes equipos y muy potentes, así que no tengo ninguna preferencia real. Lo que espero es que se pueda ver un buen baloncesto, que no haya lesiones y que gane el mejor de los dos. ¿Qué hay sobre tu futuro? ¿Piensas, tal como dice la prensa griega, en marcharte a la NBA para probar suerte en la mejor liga del mundo? Por el momento mis planes pasan por centrarme en conseguir otra vez el título de la Euroliga, y luego el de liga en Grecia, y nada más por ahora. Tengo un año más de contrato con el Olympiacos, así que mis planes para la temporada the 20132014 con básicamente los mismos que los de este año. Más tarde claro que me gustaría jugar en la NBA, pero sólo si me siento preparado, no antes, porque quiero tener éxito y no solamente marcharme para estar todo el año sin jugar.

¿Qué nos puedes decir de tu compañero Vassilis Spanoulis? Es un gran jugador y nuestro líder, además de uno de los mejores bases del país (si no el mejor). Es un verdadero líder en la pista y no soporta perder, porque tiene un carácter muy fuerte, pero a la vez ayuda mucho a los jóvenes a convertirse en mejores jugadores para el Olympiacos. Si tiene su mejor día hay muy pocos equipos que puedan vencernos, porque V-Span es como todo un equipo por sí mismo. GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

90


LA OPINIÓN DE… MARIO FERNÁNDEZ

Carta a los Reyes Magos de Europa Ya sé que no soy un niño ni debo vivir de ilusiones, pero no por ello voy a negar mis propios deseos. Se acerca la fecha señalada por todos los equipos Top de Euroliga. Para unos estar en la Final Four es una obligación, mientras que para otros se convierte en una merecida recompensa. Lo que sí es cierto es que augurar previamente un vencedor se antoja, cuanto menos, difícilísimo. Por eso mismo, lo que sí me gustaría es hacer una petición personal a cada uno de ellos, por el bien del espectador y por el bien del deporte al que tanto queremos.

Al Real Madrid le pediría que no se dejase en casa la valentía en ataque. La no renuncia a correr y a desplegar ese juego que tanto gusta al espectador y al enamorado del buen baloncesto. El juego desenfadado de sus exteriores y de un Mirotic confirmado en el star system europeo, además de exhibirnos una vez más la ya bautizada como “defensa Slaughter”. Y por último, que nadie nunca dude de los límites de juego de un Felipe Reyes al que los años le rejuvenecen. Del FC Barcelona me gustaría ver una vez más a ese equipo capaz de revertir situaciones en las que no parte como favorito. Ese espíritu competitivo que saca en las grandes ocasiones en donde Navarro siempre confirma su excelencia en el continente. También quisiera la mejor versión de Huertas y Lorbek para que el baile grupal fuera del

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

todo al unísono. La confirmación de Tomic en las grandes citas europeas para que se deje atrás el tan repetido comentario de que le falta un punto de gas para hacerse notar como sus números avalan. Y por último, las defensas alternativas que propone Xavi Pascual como arma camuflada del éxito.

Deseo ver a un CSKA rotundo. Un Messina sin excusas. Ampararse en tópicos para explicar situaciones adversas se me hace ridículo y los rusos tienen razones de peso como para llegar a Londres con un alto porcentaje de favoritismo. Quiero ver la versión de sabio despistado de Teodosic, capaz de perder tres balones seguidos y ganarte el partido con un triple a 8 metros del aro. Confirmar si Weems es capaz de arrebatar y destronar a Pete Mickeal como “3” dominante en Euroliga. Sería fantástico ver a Aaron Jackson dinamitando el juego con sus ya característicos coast to coast. Y cómo no, a Krstic dando clases extra al poste bajo. Y de Olympiacos sólo me queda agradecerles su presencia. Un equipo recién campeón de Europa y que aún rebajando el presupuesto alrededor de un 40% es capaz de meterse de nuevo en toda una Final Four. Spanoulis ejerce de arquitecto superior y guía espiritual, un seguro de vida para los helenos al que pocas veces se le apaga la bombillita. Un Papanikolaou recién ascendido a

91


director de obra y al que aún recordamos de la Final Four de Estambul. El equipo que mejor se acerca a la definición de eso mismo: EQUIPO. Verles actuar coralmente es una delicia.

Lo que sí pido encarecidamente es que no haya carbón para nadie, que todos podamos disfrutar de un momento tan dulce de la temporada como es este. Ojalá el O2 se pueda llenar sin que los bolsillos de los que hagan el €sfu€rzo de ir se vea disparatado. Pero más allá de todas mis peticiones, deseos e ilusiones, lo que de verdad ansío es que actos como la Final Four doten de buena salud un deporte como el de la canasta, que tantas alegrías nos ha dado y que a buen seguro nos seguirá dando. El domingo 12 de Mayo por la noche brindaré por un final de fiesta feliz, ¡por una Final Four inolvidable!

* Mario Fernández ha sido jugador de Gran Canaria, Joventut y CB Granada Twitter: @MarioFdez34

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

92


F.C. BARCELONA: EL ANÁLISIS

por Iván Fernández Palmarés del F.C. Barcelona Campeón de Europa

2 (2003 y 2010)

Subcampeón Europa

5 (1984,90,91,96,97) 13ª (1989, 90, 91, 94, 96, 97, 00, 03, 06, 08, 10, 12, 13) 2 Copa Korac (87, 99), 2 Recopas (1985, 86)

Final Four

Otros títulos europeos Ligas

17

Copas

23

un Barcelona preso de sus miedos, excesivamente dependiente de un renqueante Navarro y con un ataque excesivamente jerarquizado y mecanizado. A cada triunfo en Europa se le contestaba con apuros en las pistas de la ACB (incluyendo derrotas en el Palau ante Valladolid u Obradoiro) y a una clara sensación de cambio de ciclo. Sin embargo, tras tocar fondo ante Estudiantes, la clasificación para la Copa liberaba al Barcelona de su ansiedad, a la par que la llegada de Brad Oleson suavizaba los ajustes de plantilla y permitía dosificar a Navarro. Manteniendo la importancia del juego interior, los de Pascual acababan por crecer hasta el punto de llevarse la Copa del Rey y completar un soberbio Top 16 con una sola derrota.

Esta temporada Fase regular

1º Grupo D (9-1)

Top 16

1º Grupo F (13-1)

Playoff

3-2 a Panathinaikos

Total

25-4

Cuarta Final Four en cinco años y decimotercera en total, la presencia en Londres del conjunto de Xavi Pascual confirma al Barcelona como uno de los clubes de trayectoria más sólida en el ámbito europeo. Impecables en las dos primeras fases y sabiendo sufrir para remontar la eliminatoria de cuartos de final, los blaugrana llegan al momento clave lastrados por multitud de problemas físicos, pero con la fortaleza de haber superado momentos duros. Con un planteamiento de plantilla en el que la apuesta por jugadores jóvenes parecía implicar una diferencia de direcciones entre la dirección técnica y la deportiva, el Barcelona comenzaba el curso siendo solvente en Europa pero demostrando serias dudas en la competición nacional. Sin menospreciar el papel del calendario (de los siete equipos restantes que estarían en la Copa, el Barcelona sólo recibía como local al Madrid) o los problemas derivados de los cupos, los primeros meses de competición traían a la luz a GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Al margen de los resultados, la mejora de Pete Mickeal y la flexibilización ofensiva redundaban en un conjunto que cerraba dicho Top 16 como el equipo más anotador de la euroliga. En medio de ese vaivén, el mazazo de la enfermedad de Mickeal y la dureza de la eliminatoria ante el Panathinaikos vuelven a propagar nubes en torno a un Barcelona en el que la participación de CJ Wallace y Nate Jawai es dudosa, y en el que el estado físico de Navarro, Jasikevicius y Todorovic o el mental de Lorbek dista de ser el ideal. Con el ánimo de impedir un sorpasso blanco, el Barcelona se aferra a su más que probada capacidad competitiva para aspirar con toda base a una nueva final.

93


La plantilla A la espera de su definitivo asentamiento en el Barcelona, Marcelinho Huertas aparece como una de las claves para que el cuadro de Pascual pueda aspirar a su tercera corona europea. Excepcional en la Copa e irregular el resto del curso, Huertas ha encontrado sus mejores minutos cuando ha tenido espacio para la transición, explotando su buena visión de juego o su facilidad para generar puntos en campo abierto. Irregular en el tiro exterior, el brasileño esta encontrando tiros abiertos pero su acierto fluctúa con demasiada frecuencia, pudiendo detectarse su nivel de confianza en la propia mecánica de tiro (por momentos no ha sido raro ver al ex del Baskonia encoger el brazo en la acción de tiro). Mejor pasador del equipo, Huertas es el mejor alimento para los interiores blaugranas pero debe cuidar su tendencia a abusar del bote y la explotación continuada del pick&roll. Siendo uno de los jugadores con más facilidad para conseguir canastas imposibles (bombas, tiros a una pierna…) del viejo continente, si Huertas se acerca al nivel de lectura de juego que exhibió en la Copa, los de Pascual tendrán mucho camino andado.

Tras un inicio de campaña marcado por su complicada renovación y un punto menos de frescura física, Víctor Sada parecía haber recuperado su mejor nivel antes de una eliminatoria de cuartos de final en la que la estrategia del Panathinaikos para flotarle acabó por costarle muchos minutos de banquillo. Excelente defensor en el uno contra uno a la par, Sada puede ser el jugador indicado para cambiar el ritmo de juego desde la defensa. Dotado de un

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

espectacular salto que le permite ayudar en el rebote, ofensivamente le cuesta tomar responsabilidades (3´7 puntos en la Euroliga) en parte por su falta de confianza en el tiro (apenas un 24% en triples) y en parte por cierta falta de, pese a sus buenas piernas, capacidad para atacar el aro. Buen pasador y notable competidor, Sada necesitará en Londres al menos un punto de amenaza exterior para no condicionar su presencia de minutos. Llegado para momentos como éste, el lituano Sarunas Jasikevicius alcanza la Final Four en el que probablemente sea su mejor momento del año. Con un rol muy definido y similar al vivido el año pasado en Atenas (aunque en Barcelona sí ha disfrutado minutos como único base, 118) donde no conviene olvidar que ya consiguió ser el máximo anotador de la semifinal que le enfrentó al CSKA. Genial y creativo como nadie en Europa en la última década, el de Kaunas desatasca el juego ofensivo del Barcelona con su capacidad de tiro, bien exterior o bien de la media distancia, amén de seguir siendo un mago del pick&roll. Más esforzado en defensa de lo esperado, la falta de físico ha minado su capacidad de continuidad y en ocasiones le genera cierta incertidumbre en el manejo de balón. Condicionado por sus problemas físicos a lo largo de la temporada, Juan Carlos Navarro llegará un tanto justo a la que es ya su séptima Final Four. Dosificado en ACB en especial tras la llegada de Oleson, Navarro ha ido quemando etapas y completando un buen tramo final hasta el punto de lograr sus mejores números en la serie de cuartos de final. Jugador sin parangón en el basket europeo por su extremada facilidad ofensiva, Navarro está presentando grandes porcentajes en el tiro exterior (43% en triples, su segunda mejor marca en la historia de la Euroliga), lo que unido a su capacidad de generarse tiros desde casi cualquier rango y casi cualquier forma, le siguen convirtiendo en una amenaza que se multiplica gracias a su facilidad para crear juego en el 2x2. Sin nada ya que demostrar, si el físico le permite llegar en buenas condiciones, Navarro tiene números para pelear por repetir el MVP de 2010, aunque para ello deberá mantener la cabeza fría ante la presumible dureza de sus oponentes. Con el recuerdo de su portentosa exhibición ante el Real Madrid en la fase regular, en última instancia, como buen genio, las sensaciones propias probablemente acaben siendo más importantes que cualquier otra cuestión.

94


De sacrificado en ACB a casi imprescindible tras la baja de Pete Mickeal, Joe Ingles vuelve a Londres, donde ya realizó uno más que interesantes Juegos Olímpicos con Australia. Polivalente y versátil, Ingles puede lanzar desde fuera, penetrar de izquierda o generar juego en especial a los postes, pero tiene problemas para gestionar los tiempos adoleciendo en ocasiones de pausa en su juego, en especial cuando es capaz de encadenar varias acciones correctas. Más cómodo cuando puede partir desde el centro del ataque, no parece coincidencia que sus mayores anotaciones hayan llegado en las ausencias de Navarro. Buen defensor si está concentrado, su falta de fuerza en el poste bajo y los problemas de lateralidad ante jugadores rápidos, pueden ser un hándicap para un jugador que debe dar un paso adelante en el rebote. De la capacidad del “aussie” para adaptarse a un rol de menos participación y para aprovechar las esquinas y lado débil, dependerá buena parte de la suerte del barcelonismo.

final “grande” si alguno de los distintos tocados se cae del equipo. De gran rendimiento en la LEB Oro, sus primeros pasos en el primer equipo han sido discretos, pero no cabe duda de que el croata presenta un talento excepcional. De físico prodigioso, ataca el aro con voracidad y pese a no gozar de grandes porcentajes de tiro da la sensación de deberlo más a una cuestión de selección que de capacidad. De carácter peculiar, la mejora en defensa, la consolidación del tiro y un mayor filantropismo ofensivo (visión de juego tiene) pasan por ser los factores que le pueden llevar a ser un jugador de referencia.

Recién salido de una lesión, Xavi Rabaseda busca recuperar la exuberancia física que da sentido a su juego. Potente en juego abierto pero falto de fluidez en estático, Rabaseda tiene capacidad para tirar de fuera pero presenta un pobre 27% en triples durante la Euroliga. Clave en las semifinales coperas, el ex del Fuenlabrada deberá saltar a la pista concentrado e intentar subir el nivel defensivo para así intentar ganar confianza. Con todo, es posible que por delante en la rotación aparezca un Álex Abrines que ha derivado en uno de los grandes beneficiados por los distintos problemas físicos del perímetro. Muy encorsetado y sin demasiadas oportunidades en el primer tramo de la temporada, la llegada de Oleson parecía dejar al mallorquín fuera de la rotación de manera definitiva. Sin embargo la ausencia del de Alaska en Euroliga y las bajas de Mickeal y Rabaseda permitieron al ex de Unicaja abrirse un hueco que ha aprovechado a la perfección. Descarado y desbordante de talento, Abrines va consolidando un interesante tiro exterior, que más allá de su porcentaje (32% en Euroliga) ya resulta una amenaza. Poderoso en pista abierta y de tren inferior privilegiado, posee un aire a Rudy Fernández en la manera de completar alley-hoops. Buen defensor aunque aún algo falto de fuerza, debe mejorar su manejo de balón en especial en ataque estático, donde le cuesta penetrar ante defensas formadas.

Una de las grandes incógnitas londinenses en lo que al barcelonismo se refiere será el rendimiento de Erazem Lorbek. El de nuevo casi a tiempo completo '4' comenzaba la temporada lastrado por su falta de competición en verano, lo que unido a unos recurrentes problemas de espalda mermaba su estado físico. A ello se unía la presión por su costosa renovación, que parece haber provocado una involución en el jugador esloveno, por momentos especialmente lento y falto de seguridad. Mejorado en los porcentajes triplistas en la Euroliga, donde ha subido a un 46%, su porcentaje en la ACB baja hasta un alarmante 28%. Con todo, su buen papel en los momentos decisivos de la Copa abre la puerta a la esperanza con un jugador de los que quedan pocos en Europa. Inteligente y dotado de un excepcional juego de pies, su buena lectura del juego redunda en una mayor fluidez del juego, amén de formar una interesante sociedad con un Tomic que se ha beneficiado de la calidad del esloveno.

Llamado a ser una de las atracciones del torneo junior, es posible que Mario Hezonja acabe en la GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

95


Duda hasta el último momento por una lesión en el codo, C.J. Wallace es otro de los jugadores que ha vivido un tobogán de sensaciones a lo largo de la temporada. Señalado a principios de temporada como uno de los responsables del mal momento culé, desde el entorno del club llego a especularse con su corte. Finalmente la mejora global del equipo y la lucha del propio jugador "congoleño" acababan por revertir la situación. Peleón y algo acelerado, Wallace destaca por su perfil de jugador abierto (56 intentos de tres por 52 de dos), desde donde amenaza con el triple o finta para iniciar unas penetraciones en las que le suele faltar naturalidad. Irregular ofensivamente, ha mejorado en la capacidad de pase y es un activo en la pelea por el rebote. Duda por una luxación en un dedo de la mano derecha, Marko Todorovic busca consolidarse como algo más que una apuesta de futuro. Sin un físico explosivo pero sí consolidado, el montenegrino se muestra como un buen reboteador defensivo y un activo en el ofensivo. Buen manejador de balón para su altura, sus fintas y penetraciones le permiten atacar el aro aunque sigue adoleciendo de falta de tacto, algo extrapolable a un pobre tiro exterior. Defensivamente activo, Todorovic es un buen taponador aunque debe mejorar la lectura global.

destila clase en el poste bajo, donde suple su falta de explosividad con una amalgama de movimientos ofensivos sin parangón en Europa. Tercer máximo reboteador de la Euroliga, pese a su fama Tomic es además un buen defensor que aunque sufre en el 1+1 es capaz de intimidar a la par que leer perfectamente las ayudas. Mejorado en el tiro lateral y destapando cada vez más frecuentemente su gran capacidad de pase y de visión desde el poste medio, la consolidación en el tiro de media distancia (y en los tiros libres) y la necesidad de no estar tan pendiente del arbitraje pasan por ser las siguientes etapas en la evolución de un jugador fascinante. Casi en la antitesis del croata, Nathan Jawai esta cumpliendo con su rol de especialista ofensivo confirmando las sensaciones apuntadas en Partizan o Unics. Mejorado físicamente a lo largo de la temporada, el australiano es poco menos que imparable cuando recibe en ventaja mostrando un altísimo porcentaje de acierto. Fuera de eso, el uso del cuerpo y un puntual semigancho son sus otras armas, mientras que unas manos excesivamente blandas y su falta de tiro muestran sus lagunas más evidentes. Progresando en el aspecto defensivo, Jawai aún tiene problemas para leer el juego en esa parcela, a la par que debe cuidar sus problemas de faltas. Duda tras sus problemas físicos ante el Joventut, si el australiano es baja, Erazem Lorbek pasaría a disputar minutos como '5', lo que quizás minimice su irregular estado y permita al esloveno desempolvar su impagable catálogo de movimientos al poste.

El entrenador

Sin duda el jugador más regular de los azulgranas en toda la campaña, Ante Tomic ha demostrado con creces el acierto de su fichaje. Jugador más valorado del cuadro de Pascual y quinto de toda la competición, el croata ha encontrado el hábitat idóneo para seguir desarrollando una carrera que se ha caracterizado por pasos cortos pero seguros. Cómodo con su rol en el equipo, el de Dubrovnik GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Cuarta Final Four en su sexta tentativa, no cabe duda de que la carrera de Xavi Pascual dista de ser la habitual en un entrenador de tan corta trayectoria. Serio y trabajador, Pascual se ha revelado como un gran preparador de partidos amén de mantener en líneas generales una muy buena dinámica de grupo con los roles bastante definidos y de inculcar una excelente línea defensiva al equipo, incluso en temporadas como la actual donde el perfil de la plantilla no parecía el más idóneo en ese aspecto. En el lado menos positivo, en ciertos momentos le ha costado ir a contrapié lo que en momentos complicados ha terminado por afectar a su capacidad para rotar a sus jugadores. Con el desgaste propio de un club tan grande, la

96


eliminación ante el Panathinaikos hace dos temporadas pasó cierta factura, lo que unido a un estilo ofensivo cada vez más controlado y rígido pusieron en entredicho alguna de sus decisiones. Con probada capacidad de reacción en los momentos críticos, como ya demostrara en la final ACB del año pasado o en la propia serie de cuartos ante el Panathinaikos, la flexibilización de los sistemas ofensivos y la inclusión de más jugadores en ellos hicieron al Barcelona subir sus prestaciones de manera notable. Respaldado por club y prensa, más allá de consideraciones estilísticas lo que queda fuera de toda duda es un palmarés que le coloca ya en un lugar privilegiado del baloncesto español.

blaugrana han mostrado su mejor versión jugando con un ritmo más vivo. Sin ser un equipo especialmente veloz, el Barcelona tiene capacidad para jugar en distintos registros. La actitud del base en la recepción del primer pase tras rebote (parado o en carrera) suele ser un buen indicador de las intenciones culés. TIRO EXTERIOR: 10º en la Euroliga con un 36%, el Barcelona se ha mostrado sumamente irregular en el tiro exterior. Más allá de porcentajes, mantener la capacidad de amenaza para generar espacios a los interiores se antoja básico para un equipo que ha tirado mejor cuanto más ritmo ha tenido.

Con la cuarta Final Four en seis oportunidades, Xavi Pascual iguala incluso la ratio de toda una institución en el Barcelona como Aito García Reneses. En cuanto al récord absoluto, queda cómo no en manos de Zeljko Obradovic. El de Cacak, en una de sus múltiples marcas, conseguía meterse en la Final Four en sus ocho primeras participaciones.

Los números

Puntos: 77'89 Navarro 13´2, Tomic 11´5, Mickeal 11´3 Rebotes: 35'17 Tomic 6´3, Jawai 4´8, Wallace 4 Asistencias: 16’06 Huertas 3´4, Navarro 2´3, Sada 2´3 Tapones: 3’13 Tomic 1´1, Jawai 0´8 Valoración: 90’1 Tomic 16´3, Navarro 12´3, Mickeal 11´7 Tiros de 2: 56’1% Jawai 69´7 %, Abrines 66´7%, Tomic 63´3 Tiros de 3: 36’2% Lorbek 46´2%, Navarro 43%, Ingles 39´4% Tiros libres: 75’9% Abrines 100% (12), Huertas 97´1%

El juego: ataque RITMO: Cuestión recurrente en los análisis del juego del Barcelona, el equipo blaugrana ha pasado por diversas fases en su apuesta por el ritmo. De la parálisis a principios de temporada a la más que interesante evolución en el Top 16, los GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

PINTURA: Sin duda otra de las grandes bazas del Barcelona es su capacidad de hacer daño en el juego interior. La capacidad de entendimiento entre Lorbek y Tomic unida a la visión y calidad del croata garantizan una amenaza que si se complementa con un buen Jawai puede ser decisiva. FACTOR NAVARRO: Único en Europa si sus sensaciones son las adecuadas, la capacidad de Juan Carlos Navarro para anotar o crear juego puede reventar un partido por sí sólo. Con todo, buscar el equilibrio para no caer en la “Navarrodependencia” puede ser fundamental en un equipo con jugadores suficientes para ser importantes en la parcela ofensiva.

El juego: defensa SOLVENCIA: Sin grandes especialistas a priori, el Barcelona ha vuelto a conseguir mostrarse como un conjunto irreprochable en el aspecto defensivo. Sin la agresividad exterior de antaño, la

97


mentalización colectiva y los buenos planteamientos de Pascual han reafirmado la línea de los últimos años. Los azulgranas, con 66´8, son el equipo que menos puntos encajan por partido (aunque eso sí, 4 más que el curso pasado) y el que genera un peor porcentaje al rival en tiros de 3 (29%).

ALTERNATIVAS: Clave en la resolución de la eliminatoria ante el Panathinaikos, la zona 2-3 es sólo una de las alternativas que ha manejado este curso un Barcelona más activo en ese aspecto que en temporadas pasadas. Más proclives también a las ayudas interiores, no es descartable que en semifinales Pascual opte por alguna zona de ajustes para incomodar a los tiradores blancos. INTIMIDACIÓN: Pese a ser el segundo equipo en tapones de la Euroliga, el Barcelona ha perdido capacidad de intimidación en las cercanías del aro, lo que unido a la baja de Pete Mickeal puede generar una vía de agua por lo que la capacidad de Tomic y Jawai para cuidarse de las faltas cobra especial relevancia.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

98


EL APUNTE HISTÓRICO

por Iván Fernández El éxito de la continuidad Fundada en 1926, la sección baloncestística del F.C. Barcelona nunca tuvo una singladura fácil, de tal manera que incluso en 1961 estuvo al borde de la desaparición. Sin peso en los primeros años, el Barcelona se establecería como una de las potencias baloncestisticas de los años 40, logrando cinco Copas y la primera Liga disputada a nivel nacional, aunque ésta finalmente quedara en el olvido y ya no se retomara con el formato definitivo hasta diez años después. En el seno ya de la Liga nacional, el Barcelona se llevaría su tercera edición, la de 1959, de la mano de históricos como Canals, Bonareu, Buscató, Miró o los Martínez. Sin embargo, lejos de ser un presagio de tiempos mejores, el título liguero fue el comienzo de una larga travesía del desierto. Tras un par de dobletes madridistas, el Presidente del club, Enrique Llaudet, decide disolver la sección ya que ésta no estaba en condiciones de competir por los objetivos mínimos estimados por la directiva. Finalmente, el club continúa en categorías inferiores y logra el ascenso de nuevo a la Liga nacional, pero en 1964 vuelve a perder la categoría, esta vez en la pista. Tras recuperar de nuevo su status, los blaugrana pasan sin pena ni gloria por el torneo hasta que en 1972, con Xavier Añúa en el banquillo, logran el subcampeonato liguero. A mediados de los años 70 y de la mano de Eduardo Portela en la dirección y de Ranko Zeravica en el banquillo, el Barcelona comienza a priorizar su cantera y a sembrar las semillas de sus primeros éxitos. Con todo, y tras varios subcampeonatos, el primer título no llegaba hasta 1978 en forma de Copa con Kucharski en el banquillo. Convertido en dominador copero, el primer título liguero llega en 1981, pero el siguiente no se hace esperar tanto y llega en el 83, dando paso a la Copa de Europa de 1984, donde ante la Roma el Barcelona se topa con su primera gran decepción en la máxima competición continental. Antes, la

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

mejora doméstica ya había tenido sus primeros reflejos europeos con sendas finales perdidas ante el Cantu. En el 75, todavía con Zeravica en el banco, el Barcelona abría la final cayendo en el Palau por 69-71 en un partido donde los italianos habían llegado a manejar ventajas superiores a los 10 puntos. Ya en la vuelta, los hombres del “científico” Taurisano no daban opción venciendo por un claro 110-85 con 27 puntos de Pier Luigi Marzorati.

Seis años más tarde, en la Recopa, el club italiano volvía a ser el verdugo de un cuadro blaugrana ahora entrenado ya por Antoni Serra, al imponerse por 86-82 dejando en estériles los 28 puntos de Epi. Por parte de los de Bianchini, el reparto ofensivo de los Marzorati, Riva, Flowers o Boswell resultaba clave. Tras las decepciones ante las escuadras italianas, el club blaugrana iba a conocer al fin la gloria en Europa encadenando tres títulos continentales: las Recopas del 85 y 86 ante Zalgiris y Scavolini y la Korac del 87 ante el Limoges. Con Manolo Flores al

99


frente en la primera de ellas, las dos siguientes llegan ya bajo la manija de una de las figuras clave de la historia barcelonista: Aito García Reneses. Tras su buen papel en la Penya y sus dos títulos europeos, en el 87 Aito dirige al Barcelona que, de la mano de la recodada canasta de Kenny Simpson, reconquistaba en Badalona (los culés habían eliminado al Madrid en semifinales) el título liguero, abriendo una etapa de dominio que en cierta forma dura hasta nuestros días (13 de las últimas 25 ligas). Reconquistado el poder liguero, bajo la dirección de Aito el Barcelona encadenaba por primera vez 4 títulos, aunque la gran asignatura pendiente pasaba a ser la Copa de Europa… convirtiéndose en una herida que no se cerraría hasta 2003.

La Jugoplastika por tres veces, el Joventut, los colosos griegos… el Barcelona acababa por chocar en la fase más decisiva del año abriendo un debate encendido entre los que achacaban al equipo falta de competitividad y los que valoraban el éxito de estar en la pomada año tras año. Ahora, con dos títulos en las vitrinas, el viejo debate se observa con más indulgencia y que el Barcelona se haya convertido en el club con más presencias en la Final Four es visto como el reflejo del trabajo bien hecho… de tal manera que quizá los verdaderos fracasos estuvieron en aquellos años en el que el club no consiguió llegar a la Final Four. Entre ellos, varios llaman especialmente la atención por ser especialmente dolorosos: el de la temporada pasada y el de 1998, por celebrarse la gran cita en el Palau Sant Jordi, y sobre todo la casi inexplicable ausencia de la primera Final Four de la historia. Con sus recientes éxitos europeos como aval, el conjunto blaugrana partía como uno de los grandes favoritos del torneo añadiendo a su extraordinaria plantilla nacional (Solozábal, Epi, Sibilio, Jiménez, Costa, Ferrán...) a un Audie Norris GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

que había deslumbrado en sus dos temporadas en Treviso. Marcado por los problemas físicos de este último, el conjunto de Aito arrancaba la competición domestica con varias derrotas que habría de unirse a las cuatro cosechadas en las primeras cuatro de la propia Copa de Europa. VÍDEO: PARTIZAN-BARCELONA (1988) http://youtu.be/bpr4KHx-c0I

Tratar de analizar la trayectoria culé en este torneo obliga a tirar de calificativos tan manidos, ¿y erróneos?, como el de kafkiano. De entrada, el Barcelona caía en Tel Aviv por 108-107 pese al 7/7 en triples de Sibilio, en un partido que dominaba claramente a escasos momentos del final y donde la baja de Kevin Magee acabaría siendo suplida por los 36 puntos de Ken Barlow y los 34 de Jamchy. Lastrados por ese mazazo y por los 45 puntos de Gallis, los catalanes repetían guión en su pista ante el Aris entrando en una dinámica atroz que incluía otra inesperada derrota en Colonia ante el Saturn. Con sólo diez años de historia, el equipo alemán se presentaba como el espejo de su entrenador, un Tony Di Leo sin el que no se podría entender la singular trayectoria del Saturn. Miembro en la actualidad del organigrama de los Sixers, equipo que llevó a los play-off tras sustituir de manera interina a Mo Cheeks en la temporada 2008/09, Di Leo había llegado al club de Colonia tras dirigir al conjunto femenino del DJK Dusseldorf, con el que conseguía siete títulos ligueros y una Copa de Europa, a la par que se hacía con las riendas de la propia selección femenina. Tras disipar las dudas de su adaptación al basket masculino en la temporada anterior, el técnico de Philadelphia moldeaba un equipo rápido, alegre y atrevido como pocos, tan capaz de presionar a toda pista como de bombardear el aro rival sin ningún tipo de miramiento en un poético desprecio del reloj de posesión. Con una buena pareja norteamericana formada por el eléctrico Bryan Warrick y el sobrio y eficaz Ralph McPherson, el Saturn completaba su columna vertebral con el canadiense nacionalizado Richard Hunger (que había pasado por Ferrol y Alcalá de Henares) y con internacionales como Gnad, Baeck o el que sin duda era la gran estrella del equipo, Michael Jackel. Dotado de una zurda exquisita, Jackel compartía origen canadiense con Hunger y llegaba a aquella edición de la Copa de Europa en plena madurez baloncestistica tras

100


realizar un espectacular EuroBasket en Atenas. Al igual que dos años antes, el cuadro germano había caído en cuartos de final ante España, casi en ambos casos habría que decir ante Epi, pero a nivel individual Jackel había llevado su juego hasta nuevas cotas, batiendo incluso el récord de puntos con la selección al anotar 42 puntos en el triunfo ante Israel, en una marca que perduraría hasta el partido por el bronce del EuroBasket 2001 con los 43 de Dirk Nowitzki (cinco años más tarde ante Angola el propio jugador de los Mavs se iría hasta los 47). Con estas premisas, el Saturn comenzaba su periplo destrozando al vigente campeón, Tracer Milan, por un claro 102-78 con 32 puntos de Jackel, pese a lo cual la victoria ante los blaugrana se convertía en un verdadero bombazo.

Tras caer ante el Partizan en el Palau, el Barcelona comenzaba su salida del pozo venciendo en Milán gracias a un Epi imperial... antes de caer en Francia ante un pobre Pau. La segunda vuelta dejaba la mejor versión de un equipo que destrozaba a Maccabi o Tracer y que asaltaba la hasta entonces poco menos que imposible pista del Aris en un esfuerzo finalmente baldío, pues cuando la situación parecía encarrilada dos derrotas consecutivas, una asumible en Belgrado y otra increíble en Holanda, dejaban a los culés con la miel en los labios en favor de un Maccabi que en la última jornada no fallaba ante un apático Partizan. Con la perspectiva adecuada, y sin urgencias históricas, es posible que el Barcelona y el barcelonismo debieran afrontar la cita londinense con la mente clara, consciente de lo difícil y meritorio que es llegar a una Final Four, para quién sabe si así encarar en mejor disposición la gran cita del año. GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

101


LA OPINIÓN DE… JOHNNY ROGERS

El mejor baloncesto del año ¡Saludos a todos! Antes de nada quiero felicitar a BasketMe por la excelente cobertura que realiza de nuestro deporte, y darle las gracias a sus responsables por invitarme a escribir en su Guía BasketMe Final Four Euroliga 2013. Siempre es un placer para mí poder escribir sobre una competición como ésta, y en particular sobre la Final Four, que seguramente sea mi momento favorito. Espero con ansia la llegada de la edición de este año, porque los cuatro equipos están muy igualados y no hay ningún claro favorito como podía pasar en años anteriores. Sin embargo, como ya pudimos ver el año pasado, ¡todo puede pasar! La milagrosa remontada del Olympiacos en la gran final ante el CSKA fue algo increíble e inesperado, y el azar ha querido que encontremos en la primera semifinal de este año la reedición de aquel partido. El CSKA volverá a ser una vez más el favorito, pero a buen seguro no caerá en el error de sentirse superior a su rival, que ha tenido una temporada muy regular y ha demostrado su fuerza en momentos como el quinto partido de playoff ante el Anadolu Efes, remontando 15 puntos de diferencia, o reponiéndose después de dos derrotas en los primeros tres partidos de la fase regular para conseguir siete victorias consecutivas demostrando que podía ser de nuevo un candidato sólido para estar en la Final Four. Creo firmemente que el Olympiacos cuenta con un elemento intangible que le coloca por encima de los otros tres equipos en este aspecto: su carácter y experiencia en los momentos decisivos. Sus jugadores lucharán con uñas y dientes para defender su título sin una presión extra o una obligación de ganar por encima de todo, como puede ser el caso de sus contrincantes en la cita de Londres. CSKA y Barcelona cuentan con entrenadores de experiencia en partidos de Final Four, lo que normalmente se ha demostrado ser un factor determinante en este tipo de encuentros. El conjunto ruso tendrá nuevamente

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

la presión de ser el gran favorito este año, y no de forma gratuita ya que cada temporada se convierte en un equipo más y más potente con el paso de los meses y suele mostrar su mejor baloncesto en el momento preciso. Aunque el Barcelona ha tenido una temporada complicada en términos generales, ha podido jugar un baloncesto consistente en toda la campaña de Euroliga, siendo el equipo que ha alcanzado un mayor número de victorias (25). A pesar de que no podrá contar con uno de sus jugadores clave, Pete Mickeal, es un club con orgullo que ha demostrado capacidad para crecerse en los grandes partidos, como hace unos meses en cuartos de final de la Copa del Rey ante el Real Madrid en uno de los mejores partidos de la temporada en Europa.

El Real Madrid puede ser uno de los equipos más peligrosos en Londres, además de uno de los más espectaculares en la pista en las situaciones de contraataque y transiciones. Si sus tiradores están acertados, son simplemente imbatibles. Los jugadores interiores son muy potentes, pero los del perímetro no tienen parangón en la Euroliga. Ningún otro equipo cuenta con tantas y tan diversas armas desde fuera, y a ello hay que sumar el carácter y talento que demuestran, que les hace capaces de resolver en el último segundo las

102


situaciones más complicadas... precisamente esas en las que se puede ganar un título de Euroliga. La capacidad de resolver en momentos de presión y la habilidad de mantener la concentración hasta el más mínimo detalle durante los 40 minutos son fundamentales para conseguir el éxito.

En sólo unos días podremos ver competir de cerca a los que han demostrado ser los cuatro mejores equipos del año en Europa por el trofeo más prestigioso del baloncesto europeo. ¡Os espero en Londres!

* Johnny Rogers ha sido dos veces campeón de Euroliga con el Panathinaikos, y ha militado en Olympiacos, Real Madrid, Pamesa Valencia, entre otros equipos.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

103


EL ANÁLISIS DE... REAL MADRID

por Iván Fernández Palmarés del Real Madrid

Campeón de Europa Subcampeón de Europa

Final Four

Otros títulos europeos

8 (1963-64, 65, 67, 68, 74, 78, 80 y 95) 6 (1961-62, 63, 69, 75, 76, 85) 5ª (1993, 95, 96, 2011 y 2013) 4 Recopas (84, 89, 92, 97), 1 Korac (88) y 1 ULEB (2007)

Ligas

26

Copas

23

Top 16 en el que los resultados iban por delante del juego. Los triples ganadores ante Zalgiris o Brose, las prórrogas ante el CSKA o el propio equipo lituano en Kaunas tapaban en cierto modo los problemas de un equipo que bajaba notablemente sus números ofensivos. Paralelamente, la eliminación copera ante el Barcelona y, en menor medida, las derrotas ante Canarias y Unicaja despertaban aún más dudas… unas dudas que, demostrando aquella vieja máxima de que se aprende más en las derrotas, el cuadro de Pablo Laso disipaba con su convincente partido final del Top 16 ante el Efes y con una autoritaria serie de cuartos de final ante el Maccabi de Tel Aviv.

Esta temporada Fase regular

1º Grupo A (7-3)

Top 16

2º Grupo E (10-4)

Playoff

3-0 a Maccabi

Total

20-7

Confirmando su magnifica temporada hasta la fecha, el Real Madrid se convertía el martes 16 de abril en el primero de los equipos que certificaba su paso a la Final Four de Londres, logrando así su segundo billete en tres años, lo que en buena parte viene a enterrar fantasmas recientes. Aferrados a un ideario de juego rápido, vistoso y de fuerte predominio exterior, los blancos vivieron una plácida primera parte de la temporada donde a la solvencia europea, en especial como locales, unían un claro dominio en la liga ACB. El desequilibrio en el peso ofensivo del juego interior y cierto bajón en las prestaciones de jugadores como Llull o Rudy Fernández provocaron una caída del rendimiento entre los meses de febrero y marzo, coincidiendo con el devenir de un GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Con Llull recuperando su mejor versión y un Rudy en apariencia más fresco, el conjunto blanco presenta un cuadro exterior demoledor en el que la mejora en el tiro de Sergio Rodríguez y la dinamita de Jaycee Carroll ponen la guinda. Con la necesidad de involucrar a un Begic que parece llegar en buen momento para complementar la facilidad ofensiva de Mirotic y a un Carlos Suárez muy necesario por su “rareza” en la composición de la plantilla, el Real Madrid llega a la cita londinense sin renunciar a nada y con el aval de una clara mejora defensiva (en especial a nivel de concentración). Si a esa capacidad de manejar otros ritmos el cuadro de Laso logra sumar su capacidad de correr y de dominio del rebote, bien pudiera estar ante una oportunidad histórica de volver a saborear el triunfo.

104


La plantilla Tras una muy buena serie de cuartos de final ante el Maccabi, Sergio Llull llega a su segunda Final Four con ganas de subir un escalafón en su jerarquía continental. Después de un excelso inicio de temporada y algunas dudas posteriores, el jugador balear ejerce ya sin discusión como base titular, aunque a lo largo de los partidos simultanee su presencia en el puesto de '2'. Dotado de un espectacular tren inferior, Llull es poco menos que imparable en campo abierto y muy agresivo en sus penetraciones, aunque en ocasiones su falta de pausa en el juego le lleve a hacer la guerra por su cuenta. Tirador de sensaciones, presenta mejores porcentajes en la competición doméstica (45%) que en una Euroliga (32%) donde le ha costado algo más manejar el timón blanco. Intenso defensivamente en el marcaje individual, le cuesta más interpretar las defensas colectivas, donde sus despistes y su tendencia a pasar los bloqueos por detrás terminan en ocasiones complicando a los interiores blancos, por lo que su capacidad de concentración en esa faceta y en la de la selección de tiro pueden ser vitales.

Con la inercia de sus excelentes play-offs y estimulantes Juegos Olímpicos, Sergio Rodríguez aparece en Londres tras haber estallado definitivamente como un jugador total. Capaz de generar un caudal de juego y puntos en un solo instante, a su habitual creatividad el tinerfeño ha unido un tiro exterior cada día más notable, algo

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

más palpable en su confianza y en las sensaciones que en los porcentajes (30% en triples en Euroliga frente al 45% de la ACB). Sin haber solucionado sus carencias defensivas, el “Chacho” se muestra más cómodo en la defensa de escoltas, aunque en general su actitud y predisposición parecen mejoradas. Cómplice perfecto para las salidas de los aleros o las (escasas) continuaciones de los interiores, Rodríguez deberá intentar no abusar del bote si los partidos derivan hacia el tono físico. Pese a la perdida de protagonismo con el paso de las jornadas, Dontaye Draper sigue mostrando una estimable capacidad de adaptación a un rol muy diferente al que disfrutaba en el Cedevita. Sin gran peso ofensivo más allá de algún tiro abierto, el croata de Baltimore tiende a ejercer como revulsivo defensivo subiendo la agresividad de la línea exterior. Con una capacidad de avalado anotador en las penetraciones, la falta de continuidad le ha abocado a un triste 9/34 en tiros de 2 en la Euroliga. Llegado para poner la guinda al proyecto que ya se insinuara durante el lockout de la temporada pasada, Rudy Fernández está mostrando su mejor cara en una Euroliga en la que parece clara su motivación. Sexto jugador más valorado del torneo (entre los exteriores sólo ha sido superado por Bobby Brown), si Rudy llega a salvo de sus problemas físicos puede ser el factor decisivo de este Real Madrid. Algo limitado en el bote, su capacidad de generar tiros o atacar el aro se han visto reforzadas con una cada vez mejor lectura de juego (3'1 asistencias por partido), aunque lo que realmente acaba de definir su juego es su capacidad de mantener la intensidad en ambos lados de la pista. Incansable en defensa y mucho más que un parche frente a '3' físicos, la actividad del mallorquín, sus largas ayudas e incluso su presencia en el rebote (3'8 en Euroliga, siendo el tercer reboteador del equipo) elevan la solvencia defensiva de los de Laso varios grados. Con la necesidad de controlar su carácter y mantener la cabeza fría ante partidos broncos, Rudy tiene en su mochila el haber sido el MVP de sus dos finales europeas. Saliendo desde el banquillo, pero sin necesidad alguna de continuidad, Jaycee Carroll sigue confirmándose como uno de los mejores tiradores de Europa. Espectacular triplista, el ex jugador de Teramo y Gran Canaria arma el brazo con una velocidad pasmosa y en las más diversas circunstancias. Buen manejador de balón y con tacto en los tiros cortos, Carroll muestra además

105


facilidad para conducir el contraataque. Defensivamente correcto y con rapidez de manos, la capacidad de generar juego y la dureza mental cuando se enfrenta a defensas cara a cara y de contacto son sus asignaturas pendientes. Único '3' puro del equipo en la competición europea, Carlos Suárez está viviendo una temporada complicada, pese a lo cual en las últimas semanas parece haber ganado en presencia. Buen triplista cuando está abierto, Suárez está presentando en cambio problemas esta temporada con porcentajes pobres en Euroliga no ya sólo en los triples (12/47) sino también en los tiros libres (56'5%). Buen reboteador, especialmente cerrando el defensivo, Suárez debe cargar el aro rival e intentar sacar provecho de su juego al poste. Con buenos conceptos, su falta de claridad y fuerza le privan de ser una amenaza ofensiva pero por el bien del equilibrio ofensivo de su equipo ha de ser cuanto menos capaz de invertir balones para desahogar a los exteriores. Con pasos lentos pero seguros y firmes, el montenegrino Nikola Mirotic prosigue su camino hacia el estrellato firmando una temporada notable, pese a que en algunos momentos el polarizado juego madrileño le ha tenido un tanto apartado. Líder en valoración durante varias semanas de la ACB, en Europa ha vuelto a dejar huella con actuaciones tan estelares como la protagonizada en Kaunas. Maduro y serio en la pista, Mirotic goza de una naturalidad ofensiva reservada a unos pocos elegidos. Capaz de generar desde fuera hacia dentro con un buen bote, el alapívot ha ido ganando juego al poste a la par que ha profundizado su amenaza exterior (Laso ha llegado a probarle como '3' en varias ocasiones), en especial desde las esquinas. Mejorado también en el rebote y de extrema fiabilidad en los tiros libres, defensivamente su tamaño ayuda a cerrar la zona pero le falta fuerza en el poste bajo y concentración en las ayudas, lo que junto a una mayor producción en el pase (la visión la tiene) puede ser el próximo paso del montenegrino en su consagración como jugador de primer orden. Con un papel menos protagonista pero con su habitual solvencia, Felipe Reyes sigue siendo la principal baza interior blanca desde el banquillo. Algo más errático que en los últimos años en el tiro, Reyes sigue siendo en cambio un impagable aval en el rebote, especialmente en el aro contrario, donde su continua brega tiene un impacto no sólo estadístico sino moral. GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Heterodoxo pero eficaz en sus penetraciones, en especial al lado derecho, el cordobés puede ser un perfecto punto de aguante si los blancos se encuentran con un partido trabado. Llamado a subir la temperatura del termómetro defensivo interior, Marcus Slaughter suple su falta de centímetros con agresividad y capacidad de intimidación. Espectacular en su juego y, paradójicamente, más cómodo cuando ejerce de '5', el ex del Bamberg es utilizado en ocasiones como punta de lanza de una zona presionante. Con un rol ofensivo muy limitado, su presencia se limita a algún rebote ofensivo o a las continuaciones finalizadas en mate gozando de una conexión especial con Sergio Rodríguez. Siempre intenso, el estadounidense deberá prestar atención a su paupérrimo porcentaje desde el 4´60 (16/42 en la Euroliga).

Clave por su condición de '5' puro, Mirza Begic parece llegar a la cita londinense en el mejor momento de la temporada. Favorecido por un ritmo algo más controlado y por una aparente mayor voluntad de equilibrio, el bosnio/esloveno está gozando de más balones en un poste bajo donde es un jugador aprovechable. Con cierta mano en tiros cortos, un aceptable reverso y cierta facilidad finalizadora, Begic puede ser una buena punta de lanza al menos en los inicios de partido. Blando de manos y falto de fuerza, le cuesta repetir esfuerzos y pude salirse fácilmente de los partidos. En el apartado defensivo sigue teniendo problemas de continuidad pero es un muy buen taponador y la mejor baza de los de Laso en la pintura. Con más oportunidades en el último tramo liguero, Pablo Laso parece estar buscando la integración de un Rafa Hettsheimeir que no ha acabado por ser un factor en el juego merengue. Visiblemente más lento que en su versión anterior, el brasileño sigue

106


teniendo capacidad para correr la pista y parece haber ampliado su rango de tiro frontal, pero por el contrario sigue teniendo problemas defensivos y parece necesitar de más presencia para rendir, algo a día de hoy complicado en el actual Real Madrid.

Sin Pocius lesionado y sin la posibilidad de inscribir a Darden, la hipotética duodécima plaza quedará reservada presumiblemente para Guillermo Hernangómez.

El entrenador Siguiendo lo que bien podría considerarse ya un proceso clásico (Luyk, Plaza tras Maljkovic…) el Real Madrid parece haber vuelto a encontrar la estabilidad tras la salida de un técnico de primer nivel y la llegada de un hombre de un perfil a priori más modesto. En esas coordenadas, el fichaje hace un par de veranos de Pablo Laso por la casa blanca era recibido con escepticismo por una buena parte del entorno. Temporada y media después, la incuestionada permanencia del vitoriano en el cargo es la primera prueba de éxito de la empresa. Apostando por la naturalidad y la confianza en la posición natural de los jugadores, Laso lograba la temporada pasada dibujar un Real Madrid fresco y veloz que cautivaba por juego y que lograba además romper su maldición copera de la mejor manera posible, venciendo con rotundidad al Barcelona en su propio hábitat. La posterior eliminación en el Top 16 de la Euroliga con los varapalos ante Siena y Bilbao reabrían unas dudas

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

reforzadas tras una final liguera en la que los blancos llegaron a paladear el triunfo. Mantenida la apuesta en el presente curso y reforzado el equipo con la llegada de Rudy a tiempo completo, el progreso de Mirotic o Sergio Rodríguez contribuían a un inicio de curso espectacular, donde al triunfo en la Supercopa se le unía una impecable marcha liguera en la que el Real Madrid aseguraba un solvente liderazgo de la fase regular, al tiempo que se manejaba con solvencia en las aguas europeas. La derrota en los cuartos coperos ante el Barcelona y los problemas en el Top 16 significaban las primeras piedras en una trayectoria que, no obstante, sigue siendo encomiable. Respaldado por el público más generalista, club y prensa, Laso se encuentra algo más cuestionado en la labor táctica, sembrando dudas por su escasa utilización del juego interior y por cierta improvisación en las rotaciones. No obstante, la serie de cuartos ante el Maccabi (confirmando la línea del Top 16) dejaba ver a un Madrid menos eléctrico pero a la vez más concentrado en defensa y equilibrado en ataque, en lo que bien pudiera ser una evolución más posibilista de una apuesta sin duda muy atractiva.

Los números

Puntos: 79'25 Rudy Fernández 13´6, Carroll 12´5, Mirotic 11´7 Rebotes: 36'81 Mirotic 5´5, Felipe Reyes 5, Rudy Fernández 3´8 Asistencias: 15’07 Sergio Rodríguez 3´7, Llull 3´3, Rudy Fernández 3´1 Tapones: 3’66 Mirotic 0´9, Begic 0´8, Slaughter 0´8 Valoración: 87’92 Rudy Fernández 16´3, Mirotic 14´1, Carroll 10´7 Tiros de 2: 51’8% Slaughter 63´3%, Rudy Fernández 57´5% Tiros de 3: 33’1% Carroll 43´1 %, Rudy Fernández 33´6% Tiros libres: 75’2% Carroll 87´8%, Sergio Rodríguez 87´5%

* ESTADÍSTICAS REAL MADRID (EUROLIGA 12-13): http://goo.gl/WJJ9W

107


El juego: ataque

El juego: la defensa

AL ATAQUE: Seña de identidad madridista desde la llegada al banquillo de Pablo Laso. Sin ánimo de especular, el Madrid tiende a buscar el ritmo alegre, las transiciones rápidas y la velocidad de ejecución. Líder de largo en la ACB en anotación con más de 87 puntos por noche, en la Euroliga las prestaciones blancas bajan al 79´25… siguiendo una tendencia decreciente (83'2 en la primera fase, 77'5 en el top 16 y 74'3 en los play-off).

SOLVENCIA: Pese a las apariencias el Real Madrid, gracias en buena parte a la evolución del tramo final, presenta grandes números defensivos hasta el punto de que se trata del tercer conjunto que menos puntos encaja de la competición, sólo superado por Barcelona y Panathinaikos.

RACHAS: Uno de los puntos que ha diferenciado al Madrid de buena parte de sus rivales es su capacidad para encadenar grandes parciales de acierto ofensivo. TIRO EXTERIOR: Otra de las grandes bazas de un Real Madrid que en ocasiones ha polarizado en demasía su ataque. La progresión de Sergio Rodríguez, unida a la dinamita de los Llull, Rudy, Carroll o Mirotic dotan a los blancos de un arsenal casi ilimitado. Con todo, y por ahí ha venido parte de la tendencia decreciente en la anotación, el conjunto blanco presenta cierta disparidad entre la Liga ACB y la Euroliga (6º peor equipo en porcentaje, superando sólo a Besiktas, Olimpija, Lietuvos, Partizan y Cedevita). Mientras que en la competición doméstica el cuadro de Laso presenta unos porcentajes superiores al 40%, en Euroliga apenas pasa del 33%. Llama la atención que en el torneo europeo únicamente Jaycee Carroll supere el 40%, mientras que jugadores como Mirotic (de 47 a 32%), Llull (de 44 a 31%), Sergio Rodríguez (44 a 30%), Carlos Suárez (40 a 24%) o Draper (38 a 26%) sufren un claro retroceso en su puntería en la competición europea. De la capacidad del Madrid para lucir su artillería puede depender buena parte de sus opciones. EQUILIBRIO: Poco logrado hasta la fecha, parece que la intención de involucrar a Mirza Begic en el juego ofensivo ha sido una de las constantes en las últimas semanas. La constancia para hacerlo no sólo de inicio puede ser otra de las claves junto a la presencia cada vez más habitual del pick&roll o del aprovechamiento de los bloqueos indirectos.

CONCENTRACIÓN: Con picos de intensidad notable, la mejor versión defensiva de los blancos ha llegado cuando ha conseguido constancia. El papel de un Llull tan exuberante como tendente al despiste puede ser clave en la línea exterior. ALTERNATIVAS: Capaz de solventar grandes parciales adversos, el Madrid ha mostrado alternativas claras en los momentos de mayor apuro. La intensidad de Draper o la zona con Slaughter presionando en la cabeza son parte de las más visibles, aunque no es descartable que la 1-3-1 o la 1-2-2 vuelvan a cobrar la presencia que tenían el curso pasado.

FACTOR RUDY: Plenamente motivado, si el escolta balear llega en buen tono físico a Londres puede ser uno de los factores clave… y también en defensa. Intuitivo en el robo, su contagiosa actividad y sus ayudas kilómetricas serán fundamentales para que el Madrid encuentre su mejor cara. INTIMIDACIÓN/ACTIVIDAD: Pese a la falta de talla en alguno de sus hombres clave, el Madrid se presenta en Londres como el equipo que más tapones pone de los cuatro “finalistas”, así como el que más balones recupera.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

108


EL APUNTE HISTÓRICO

por Iván Fernández “Historia completa de mis fracasos sexuales” “Quien no conoce su historia, está condenado a repetirla”, frase terriblemente incrustada en la memoria de Europa y que bien podría atribuírsela el nuevo Real Madrid… pero a la inversa, ya que durante los últimos tres lustros el palmarés blanco ha resultado más una losa que un estímulo, algo que la reciente clasificación para la Final Four podría dejar atrás.

En 1980, y tras una exhibición de Rullán ante el propio Maccabi, el Real Madrid logra su séptimo título, cerrando una época gloriosa antes de comenzar a sufrir para mantener su hegemonía doméstica. De manera esporádica al principio e incuestionable al final de la década, el Barcelona consigue desbancar al club de Concha Espina, que sólo acierta a llegar a la final del 85 topándose en Atenas con un Drazen Petrovic imparable.

Tratar de glosar la historia del Real Madrid en sólo unas líneas es una tarea poco menos que imposible ya que la misma es una de las más prolijas de todo el continente. Fundado como sección independiente del club de fútbol en 1932, su mecenazgo provino de Ángel Cabrera, todo un histórico que ya llevaba varios años intentando promocionar el baloncesto en Castilla. Al año siguiente el club se proclamaría ya subcampeón de Copa, estableciendo una relación tortuosa con la competición que se cerraría con el primer titulo en 1951. Una vez creada la liga nacional, el Real Madrid se convierte en el gran dominador de la competición siendo además el pionero en la contratación de extranjeros. Con la creación de la Copa de Europa, los horizontes blancos pronto virarían hacia Europa, logrando los subcampeonatos de 1962 y 63, antes de que, al fin, 1964 llegara el anhelado cetro continental. Con Pedro Ferrándiz al mando, el Madrid pronto se convertía en el club más laureado no sólo en España, con 12 títulos de 13 posibles y una racha sólo quebrada por la histórica canasta de Emilio Segura, sino a nivel europeo donde se sumaban 4 Copas de Europa de la mano de los Emiliano, Luyk, Sevillano, Burgess, Brabender, Ramos o Cabrera. En la década siguiente, y pese a la tiránica presencia en todas las finales del Varese, los blancos aún logran dos nuevos galardones (74 y 78), amén de dos subcampeonatos.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Tras la mayor sequía liguera de su historia (del 86 al 93) la llegada de Arvydas Sabonis devuelve al Madrid al primer plano y, tras caer en la Final Four del 93, un par de años después el equipo logra su octavo entorchado europeo. Tras repetir presencia en la Final Four de la temporada siguiente, el Real Madrid emprendería una nueva travesía del desierto europea que le mantendría apartado de su presencia entre los 4 mejores equipos del continente hasta esta misma temporada. Alejados a su vez del título copero (no lo gana desde el 93) el Real Madrid ha ido engordando su palmarés con tres ligas y un par de trofeos europeos (prueba de su jerarquía continental, ya que siempre que el Real Madrid ha disputado una competición europea inferior a la Euroliga ha sido al menos finalista) a la espera de tiempos mejores, que bien pudieran estar a la vuelta de la esquina.

109


¿Pero qué es lo que ha sucedido estos años? Las causas aparecen diversas, desde la desorganización a la falta de interés por una sección en la que los más prestigiosos técnicos han salido escaldados. Los datos son fríos pero pueden resultar esclarecedores: - De las últimas 23 Euroligas, entre Obradovic, Maljkovic y Messina ganan 15. Los tres pasan por el Madrid y sólo el primero logra entrar en la Final Four, siendo incapaz de sumar ningún título nacional en tres años. - Hasta hace dos temporadas el Real Madrid no llegaba a la Final Four desde 1996. En ese tiempo, al margen de los grandes dominadores (Maccabi, Barcelona, Panathinaikos o CSKA), participaron en ella equipos como Siena (3), Efes (2), Fortitudo (2), Partizan (2), Zalgiris, Villeurbanne, Olimpija Ljubljana, Unicaja, AEK... - De los 32 títulos organizados por la ACB desde 2001 (12 ligas, 13 Copas y 9 supercopas) el Real Madrid sólo ha ganado cuatro (gracias al alivio de la Copa del año pasado y la Supercopa de éste), por 16 del Barcelona y 11 del Baskonia. - El Real Madrid se llevó 21 de las primeras 25 ediciones ligueras… pero de las últimas 26 ha ganado tan sólo 5.

Triple decisivo de Herreros en la liga ACB 2004-05

Con unos números que parecen confirmar las declaraciones en su día de Ettore Messina tras su salida, quizá sea el momento ahora que parece superado el trauma, de recordar las últimas eliminaciones europeas blancas, que puestas en perspectiva realzan el papel del conjunto merengue en esta temporada.

ha ido haciendo acto de presencia en la literatura universal de muy distintos modos, desde la alternativa real a la más pura inventiva dejando en los anales obras del más diverso tipo: Platón y su República, la utopía de Tomas Moro, el Cándido de Voltaire, Orwell, Kafka, Conrad… y así hasta un sinfín de obras entre las que, de las más recientes, habría que destacar “El hombre del castillo” y la maravillosa “El sindicato de policía yiddish” de un Mlichael Chabon que alcanzó la fama por su, llevado al cine, “Jóvenes prodigiosos” y por el magnifico pastiche holmesiano “La solución final”. Con el claro antecedente de “La guerra de los mundos” radiofónica, el falso documental pasa por ser uno de los géneros cinematográficos más creativos y peculiares a la par que se le podría emparentar con alguna de las ramas de la “política ficción”, al menos de aquellas obras que juegan con una realidad paralela o alternativa haciéndola pasar como real. Desde la visión de Elmyr de Hory dada por Orson Welles en “Fraude” al camaleónico y brillante “Zelig” de Woody Allen, pasando por el descubrimiento de la relevancia neozelandesa en la verdadera historia del cine, la lista de joyas adscritas a las difusas barreras del falso documental raya lo innumerable con ejemplos musicales (“This is Spinal Tap”) de humor negro/istmo (“Ocurrió cerca de su casa”), bélicos (la obra de Watkins) o incluso nacionales (el notable “Cravan vs Cravan”), que cautivan por su originalidad o quizás por ser más coherentes que muchas de las realidades que nos rodean. En esas coordenadas, Chris Waitt presentaba hace un par de años su “La historia completa de mis fracasos sexuales”, comedia sobre sus innumerables fracasos sentimentales a medio camino entre el patetismo y la subversión. Pese a su condición de obra menor, hay que reconocer la potencialidad de su título que bien pudiera servir para hacer un ligero repaso a las últimas ausencias madridistas en la gran cita del basket europeo. : 1996: El Real Madrid llega por última vez, hasta esta temporada, a una Final Four. En la cita parisina, un Barcelona que le tiene tomada la medida sigue la tónica general de la temporada, remontando el encuentro y propiciando la primera derrota como entrenador de Zeljko Obradovic en una Final Four. El varapalo, no obstante, llega en los cuartos de final de la ACB, donde el Caja San Fernando, a la postre finalista tras vencer a domicilio en el 5º encuentro de semifinales al TDK, elimina al conjunto blanco dejándolo fuera de la siguiente edición de la liga europea.

Género realmente interesante, “la política ficción” GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

110


1998: El Real Madrid llega a la última jornada de la segunda liguilla empatado en el cuarto puesto (último que da acceso a los cuartos de final) con el Estudiantes. Pese a que ambos se han vencido como locales, el average permite a los blancos depender de sí mismos… pero en un gran duelo entre Stojakovic (24 puntos) y Bodiroga (26) la partida cae del lado del PAOK de Salónica, dejando el destino merengue en manos de un Estudiantes que, pese a los desaforados gritos en la retransmisión de Nacho Calvo, cumple venciendo al Limoges de Jose Montero por 68-62 en una excelente segunda parte de Chandler Thompson y Nacho Azofra. 1999: En esta ocasión el Real Madrid accede a los octavos de final como tercer clasificado del Grupo H, por detrás del Olimpija de Ljubljana y el Asvel Villeurbanne. Ya en ellos, el Madrid asalta de la mano de un gran Tanoka Beard la pista del Fenerbahce (81-89 pese a los 34 tantos de Kutluay) y no falla como local (85-74) colándose en la ronda previa a la Final Four. La eliminatoria no tiene mucha historia, pues el Madrid cae ante la Fortitudo por 2-0 con paliza en Bolonia 90-63 (23 tantos de Mulaomerovic para los italianos) y mala imagen final en Madrid (65-76 con 22 de Jaric y un gran trabajo de Karnisovas y Myers). 2000: El Madrid vuelve a superar la liguilla como tercero, por detrás del potente Panathinaikos y de un Olimpija de Ljubljana que antecede a los blancos por segundo año consecutivo. El rival de los blancos resulta ser el Asvel Villeurbanne con dos futuros madridistas en sus filas (Sonko y Larrañaga) que contribuyen a un 2-0 galo sin mayores agobios (72-59 en el primer partido y 7385 en el segundo). 2001: La nueva Euroliga estrena formato de playoff, y el Madrid alcanza los cuartos de final tras quedar segundo de su grupo igualado a triunfos con el primer y tercer clasificados (Olympiacos y Olimpija). En octavos los de Sergio Scariolo se deshacen del Buducnost. En los cuartos de final el rival vuelve a ser la Fortitudo de Bolonia y, si bien en esta ocasión la serie llega al tercer acto (claro 88-57 como local del Madrid), en él los italianos no fallan y sellan su pase a semifinales con un claro 88-70 en el que Carlton Myers anota 41 puntos y se va hasta los 45 de valoración. 2002: El Real Madrid alcanza el Top 16, pero pierde todos sus encuentros como local: 88-95 ante el Ural Great (30 puntos de Liadelis), 58-86 ante el Kinder (24 de Smodis y 21 de Jaric) y 92GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

109 ante el Efes Pilsen (24 de Marcus Brown) haciendo estéril su buen rendimiento foráneo. 2003: Fuera en la última jornada de la fase de grupos (retomamos lo explicado en el artículo dedicado al Montepaschi Siena). Por aquel entonces la primera fase de la Euroliga se componía de tres grupos de 8 equipos, de los cuales los 5 mejores de cada grupo y el mejor 6º de los 3 accedía al Top 16. Llegada la última jornada, la única opción de los toscanos (que debían jugar el jueves) pasaba sólo por ser el mejor sexto, y el primer resultado de la jornada del Miércoles les daba alas ya que el Pau Orthez caía en casa y se quedaba en 6 victorias, las mismas que el Siena tendría si ganaba el día siguiente y con un average más beneficioso. Pero paralelamente, otro resultado daba al traste con las ilusiones del Mens Sana, que contemplaba estupefacto como el Real Madrid perdía en casa ante el Villeurbanne, quien liderado por un enorme Gulyas (en todos los sentidos) se colaba como quinto y dejaba a los blancos como sextos, obligando al Siena a obtener una victoria clara. El resultado de ese partido lo dice todo: 112-49 ante un Buducnost (Milojevic, Koljevic, Pavlovic, Cabarkapa…) totalmente desbordado. Con todo, lo peor para los blancos llega en la, liga donde el equipo de Imbroda finaliza décimo quedando fuera de los play-off y de las competiciones europeas (aunque luego recibiría una invitación de la ULEB)

2005: Eliminados, junto al Barcelona, en un Top 16 donde blancos y culés se ven superados por el intratable CSKA y el sorprendente Scavolini. Los de Pesaro, que la temporada anterior aún con Djordjevic en la pista habían sido subcampeones coperos y semifinalistas ligueros en Italia, se erigían en la gran sorpresa del año en Europa con un juego alegre de la mano de Scoonie Penn,

111


Charles Smith y viejos conocidos como Ress, Archibald o Milic. 2006: Una derrota en la última jornada del Top 16 en la pista de la Fortitudo despojaba al Real Madrid de la ventaja de pista en una serie de cuartos de final donde acabarían cayendo por 2-1 ante el Barcelona, en una de las innumerables ocasiones en que Dusko Ivanovic ha superado a Boza Maljkovic en un partido decisivo. El propio Barcelona eliminaba a los blancos en los cuartos de final de la ACB dejando de nuevo al club de Concha Espina fuera de la Euroliga.

2010: Gran serie de cuartos, arrancando un triunfo en el Palau Blaugrana… antes de caer en los dos partidos de Vistalegre. VÍDEO: DERROTA ANTE MACCABI, ESPERA EL BARÇA EN CUARTOS http://youtu.be/YdP5lJrM7gY 2012: Tras comenzar el Top 16 con una canasta ganadora de Mirotic en Málaga y un sólido triunfo ante el Bilbao Basket, las debacles ante Siena y el propio equipo de Katsikaris dejaban a los de Laso fuera de los cuartos de final.

2008: Con la sede de la Final Four fijada en Madrid, el equipo de Joan Plaza recibe en la penúltima jornada del Top 16 al Maccabi sabiendo que si vence es primero y gozará de ventaja en la serie de cuartos. Tras dominar buena parte del partido, un triple de Halperin en los instantes finales envía el partido a la prórroga, donde el Madrid sucumbe por 100-103. Por si fuera poco la derrota obliga a los blancos a jugarse el pase en Atenas ante un Olympiacos que no falla y que vence a los de Plaza por 72-63.

2009: El average decide el duelo con el Barcelona en el Top 16 enviando a los blancos a jugar una eliminatoria con el factor pista en contra ante el Olympiacos, que vuelve a dejar fuera de la Final Four a los madrileños por 3-1.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

112


EL PERFIL DE... PABLO LASO

por Iván Fernández Aunque si bien es cierto que se puede calificar como inexperto a Pablo Laso en la tesitura de una Final Four, no lo es menos que el técnico vitoriano acumula ya un cierto bagaje que choca con la imagen de novato que desde algunos sectores parece haberse publicitado.

Cáceres, para a continuación dar el salto, de la mano de un Trieste en el que coincide con Teoman Alibegovic, a una LEGA en la que sólo disputa 18 encuentros, aunque eso sí, con tiempo para ser protagonista en uno de los partidos más largos de la historia del torneo (5 prórrogas).

Criado en un ambiente puramente baloncestistico (Pablo es el hijo de Pepe Laso), el actual entrenador madridista da sus primeros pasos como jugador en el colegio San Viator de Vitoria, desde donde rápidamente pasa a las filas del Baskonia -por entonces llamado Caja Alavadebutando ya en la ACB en la temporada 84/85. Parte fundamental en el crecimiento del club, Laso se destapa ya desde los inicios como un base eléctrico, rápido de manos y que frente a cierta irregularidad en el tiro muestra una facilidad pasmosa para el pase.

ESTADÍSTICA B.S.SASSARI - LINELTEX TRIESTE: http://195.56.77.208/game/?id=58539

Dentro de ese crecimiento a nivel de club, Laso llega a liderar hasta en 5 temporadas la clasificación de asistencias, a la par que llegan los primeros éxitos con el subcampeonato de Copa del 94 y de las Recopas de ese mismo año (derrota ante el Olimpija de Sagadin, Horvat y Hauptman) y de la temporada siguiente (ante la Benetton de D´Antoni, Naumoski o Woolridge). Precisamente en esa temporada 94/95 llega el primer gran título de los baskonistas al imponerse en la final de Copa al Amway Zaragoza por 88-80, con 11 puntos y 7 asistencias de un Laso que es elegido MVP de la cita. Tras una sorprendente eliminación en los cuartos de final ligueros ante el TDK Manresa, el base pone fin a su etapa vitoriana firmando por un Real Madrid que trata de rehacerse tras la salida de Arvydas Sabonis. A las ordenes de Zeljko Obradovic, Laso goza de minutos disputando la Final Four de 1996 y logrando, en su tercer intento, al año siguiente el título en la segunda competición continental al derrotar al Verona de Iuzzolino. Tras la salida del técnico serbio, los problemas con Miguel Ángel Martín provocan la marcha del jugador rumbo a

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Tras ser cortado y sustituido por Srdjan Jovanovic, Laso termina la temporada en Unicaja, para el verano siguiente abrir en Girona la que a la postre sería su segunda mayor estancia en un club al permanecer tres años y medio. Finalmente en Valladolid, en plena 02/03, Laso dejaba el baloncesto activo como máximo pasador de la historia de la ACB, a la par que figuraba en la clasificación de históricos en los apartados de robos y minutos. Al margen de su etapa en clubes, Laso pasaba por las distintas categorías inferiores de la selección

113


española formando parte del cuadro que disputa el EuroBasket Junior de Austria en 1986 y en el que la selección hispana se veía fuera de las semifinales tras una ajustada derrota (78-76) ante la Alemania de Harnisch, que a su vez caería en la penúltima ronda ante la todopoderosa Yugoslavia dirigida por Pesic y en la que figuraban Kukoc, Radja, Divac, Dobras, Djordjevic, Alibegovic o Ilic.

Entrenador / Jugador en la Final Four A lo largo de la historia de la Copa de Europa de baloncesto sólo tres personas han conseguido alzar el título en la doble faceta de jugador y entrenador: Armenak Alachachan (CSKA Moscú), Lolo Sainz (Real Madrid) y Svetislav Pesic (Bosna Sarajevo/Barcelona). De los tres, sólo el título como entrenador del serbio se produjo en la Final Four, por lo que aún nadie ha conseguido llevarse una Final Four en ambas facetas. Hasta el momento, quienes más cerca han estado son Dusko Ivanovic y Panagiotis Giannakis, que tras haber sido campeones como jugadores lograron alcanzar la final desde el banquillo. En el caso del actual técnico del Limoges, el logro hubiera sido doble ya que ya había conseguido el doble triunfo en el EuroBasket. Aunque Pablo Laso no puede optar a ello, sí que pasará en Londres a engrosar un club también bastante selecto, el que engloba a quienes han disputado la Final Four tanto como jugadores como entrenadores. Al margen de Laso y de los ya citados Giannakis e Ivanovic, hasta la fecha “el club” cuenta con la presencia de Zeljko Obradovic, Mike D´Antoni, Velimir Perasovic y Evgeni Pashutin.

Presente en los Juegos del Mediterráneo del 87, celebrados en la hoy tristemente célebre Aleppo, el mayor éxito en esa época llega con la medalla de oro en aquella suerte de Mundial sub22 celebrado en España en 1989. A nivel absoluto, Laso disputaría el Mundobasket de 1994 y los EuroBasket de 1989 y 1995, siendo especialmente relevante en este último, en el que partiría como titular en todos los encuentros de la primera fase así como en la eliminatoria de cuartos de final. Ya como entrenador da sus primeros pasos en Castellón, desde donde es reclamado por el Valencia Basket, pagando ahí si su inexperiencia. Tras un buen paso por el Cantabria, en la temporada 07/08 se hace cargo del Bruesa GBC ascendiéndolo a la ACB. Ya en la máxima categoría, Laso permanece en el cargo durante tres temporadas antes de abrir su actual etapa.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

114


ENTREVISTA A... ANTONELLO RIVA

por Nacho Doña ¿Cuáles son las principales diferencias que encuentra entre el baloncesto de su época y el actual? ¿Piensa que la introducción de las nuevas normas han favorecido el juego o le han hecho perder algo de su esencia? Naturalmente hay bastantes diferencias; quizá la más importante sea la nueva regla en cuanto a posesión, 8 y 24 segundos, que no permite al atacante demasiados tipos diferentes de jugada (de hecho, casi todos los equipos recurren constantemente al pick&roll). Creo que tendríamos que poner en Europa la misma distancia en la línea de tres puntos que hay en la NBA, porque ahora mismo casi todo el mundo basa su juego en tirar desde fuera y nadie juega con los pívots hacia dentro de la pintura. Otro aspecto importante es que últimamente los equipos cambian mucho a lo largo de la temporada, y eso no es algo que guste demasiado a los aficionados.

De la edición actual de la Euroliga, ¿cuál es el jugador que más le recuerda a usted en cuanto a estilo de juego? Quizá Jaycee Carroll sea un tipo de jugador que me recuerde al tipo de juego que yo solía desarrollar, porque siempre que recibe el balón mira inmediatamente hacia la canasta. ¿Cómo valora que, a pesar de que la LEGA está considerada como una de las ligas más potentes de Europa, el último título conseguido por un equipo italiano en la competición date del año 2001? El baloncesto italiano está pasando por un momento muy difícil debido a la situación económica mundial, pero yo realmente creo que si esta competición quiere convertirse realmente en una de las ligas más importantes del mundo debería establecer unas reglas sobre este aspecto. Me refiero a que los diferentes equipos tuvieran, como pasa en la NBA, unas normas económicas que cumplir y un límite salarial. Usted consiguió con el Cantú dos títulos de Copa de Europa. ¿Cómo ha visto al equipo este año en su vuelta a la Euroliga? El Cantù es uno de los clubes con mejor organización de toda Europa, pero no creo que esté en condiciones de competir con el resto de grandes equipos europeos, simplemente por una cuestión de presupuesto. ¿Cuál es su favorito para conseguir el título?

La de este año 2013 ¿es la Final Four más igualada que recuerda? Sí, pienso lo mismo, aunque es cierto que resulta complicado establecer comparaciones con épocas pasadas. GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Siempre es difícil hacer un pronóstico, pero sinceramente me gustaría ver a mi compatriota Ettore Messina levantar el título con el CSKA.

* Antonello Riva ha sido campeón de la Euroliga con el Cantú en 1982 y 1983

115


LA OPINIÓN DE… JORGE PÉREZ

Obradovic y la teoría de los Rolex A las puertas de la Final Four de Londres, el mayor interés que me despierta la gran cita del basket europeo no es quién se llevará el gato al agua, si el basket-bostezo de Messina, si el basket and roll del Olympiacos, si el basket tripledimensional de Laso o si el bueno de Xavi Pascual hace alguna de las suyas. Tampoco si la actuación de cuatro jugadores como cuatro soles, Navarro, Spanoulis, Rudy y Teodosic (quisiera añadir algún interior pero no me sale ninguno) es más o menos destacada o aparecen otros, amén de elucubraciones, análisis, y los vaticinios previos...

A partir de este vínculo, de este “amor” al baloncesto, se desarrolla el punto clave, la techne, o lo que hoy llamamos innovación, descubierta hace más de dos milenios. Es el arte, o la técnica, de construir una realidad donde antes no había nada. Como el zapatero, el escultor, o también hoy en día el diseñador, el emprendedor o el cineasta, de igual manera Obradovic desde la juventud hasta la pasada temporada destacó por crear su propio baloncesto donde antes no lo había.

Quisiera centrarme en esta ocasión en la ausencia de una figura, sin duda el buque insignia de los banquillos en la última década; no un entrenador sino un activista de las personas y el talento. Hablamos, claro está, de Zeljko Obradovic. De él se ha dicho todo: lo que ha ganado, dónde lo ha ganado y cómo lo ha ganado. Lo único que falta por saber es por qué lo ha ganado, dónde reside el éxito en clave de dirección de grupos y gestión del talento. Deberíamos retrotraernos un poco a sus inicios, en una magnifica entrevista en el blog "Vive el basket", de Eduardo Burgos, Zeljko hace alusión a que todo su universo baloncestístico se elaboraba desde el autodidactismo. “Toda la información me llegaba desde la experiencia personal; siendo jugador con veintidós años ya entrenaba a los niños de los colegios cercanos a mi casa. Por eso desde mi juventud he amado más al baloncesto”.

“Empezaba a apuntar los entrenamientos que realizábamos y los ejercicios que practicábamos, sabiendo que nuestro baloncesto siempre se ha caracterizado por el buen tiro y el buen manejo de balón”. De este modo, además de aumentar su conocimiento también aumentaba su organización, la clasificación de lo aprehendido y la puesta en marcha de una metodología práctica que le acompañará durante toda su carrera.

Pero esto no significa que creara su baloncesto en solitario, en absoluto. Bebió de las fuentes de la escuela yugoslava, sobre todo del maestro Aza Nikolic, pero lo adaptó y lo desarrollo dándole su propia forma. Puso la experiencia adquirida al servicio de la creatividad (algo que no se enseña en la escuela de hoy). “No matéis a vuestros jugadores, dejadlos que jueguen”, añade.

Es importante hacer notar en este punto que no estamos hablando de gestión de grupos, búsqueda de liderazgos, otorgar roles... No, estamos hablado de ejecutar una PASIÓN, simplemente, algo que debería hacer cualquier joven con vocación por entrenar. Un paso previo e ineludible que pasa desapercibido en los temarios para entrenador, gestor de personal, director, etc..

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

116


Rápidamente y a medida que avanzaba su carrera nos acercamos a otro elemento no menos importante: el tratamiento del talento. Un concepto tan necesario, y tan prescindible para él si no está envuelto en trabajo. Lo define de la siguiente manera: “El talento sólo es que el jugador más rápido y más fácil puede aprender algo”.

La teoría de los roles nos dice que es esa conjunción de saberes y competencias la que, repartida de forma equilibrada y armoniosa, da como resultado el cuadro perfecto de desarrollo de un equipo o de una empresa. Falso: el deporte no es una empresa, aplica conocimientos de ella pero no lo es, y si en una empresa te vale un perfil determinado enfocado a una función más o menos importante, en el deporte profesional sólo te vale ganar y para ello sólo te sirven los mejores, Los Rolex, o aquellos que desde un talento innato se disponen a querer ser los mejores.

Desde luego confía en lo talentoso, en el genio como parte integrante de los buenos jugadores, llegando a afirmar que “sin talento no se consigue nada”. Zeljko se presenta aquí como un gestor de equipos, y resulta difícil que dé un talento por perdido. Los quiere a todos, y los quiere mejorables, protestones, delincuentes, vagos, engreídos y de cualquier otra calaña. Su carrera da sobradas muestras del trabajo con ellos, y nos habla como ejemplo de Danilovic. “La gente no se lo va a creer si les digo que Danilovic ha recibido en categorías de formación no mano 'dura', sino una mano de 'piedra', pero él ha tenido una voluntad de hierro. Cada día no paraba el entrenamiento hasta anotar 1000 tiros. No intentos, sino tiros". A lo que añade en referencia sin duda a la actual salida al estrellato de jugadores imberbes: “Si el jugador joven gana pronto mucho dinero, existe una gran probabilidad de que se olvide del trabajo”. Lo dicho: el talento sin actitud es como un rolex sin muñeca. En la misma línea reconoce Pepe Laso que en una ocasión le llegó a escuchar decir: “yo quiero a los mejores, dádmelos y haré un equipo con 12 líderes”, echando por tierra la archiutilizada, tanto en deporte como en la empresa, teoría de los roles, abogando por un liderazgo compartido que comenzaba por él mismo y su ayudante.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

117


EUROLEAGUE NIJT: EL ANÁLISIS

por Rafal Juc Después de cuatro torneos de clasificación, disputados en Roma, L’Hospitalet, Siauliai y Belgrado, ocho equipos competirán por el título del Euroleague Basketball Nike International Junior Tournament 2013, que en su 11ª edición se disputará del 9 al 12 de mayo en el O2 Arena de Londres, precisamente en el fin de semana de la Final Four de la Euroliga.

lo que en su equipo deberían estar sus mejores promesas. La base del equipo estará formada por los jugadores que el año pasado finalizaban en 7º lugar en el Mundial U17, con un balance de 4-4, y el hombre a seguir será Wang Zhelin (’96), bien conocido por su actuación en el Nike Hoop Summit 2012, y que ha impresionado en su debut este año en la liga china.

GRUPO A

LIETUVOS RYTAS VILNIUS TEAM CHINA JOVENTUT BADALONA ESTRELLA ROJA TELEKOM

Uno de los grandes del baloncesto lituano, el Lietuvos Rytas, se proclamaba campeón del torneo de clasificación disputado en Siauliai, consiguiendo así la oportunidad de defender su título logrado el año pasado en el NIJT de Estambul, aunque parece poco probable que pueda repetir aquel éxito. Aunque los lituanos impresionaron con su fortaleza defensiva, competitividad y amplia rotación, tendrán que dar lo mejor de sí mismos para suplir la ausencia de su máximo anotador y una de las mejores promesas de la generación del 95: Edvinas Seskus, que no podrá jugar al estar recuperándose de una grave lesión de ligamentos. Como siempre, el Team China será un conjunto interesante para seguir. Vuelve a llegar a la competición entre sombras y sin muchos focos sobre sus jugadores, pero los asiáticos siempre garantizan una buena dosis de altura, capacidad atlética y un buen puñado de promesas de calibre NBA. En esta ocasión se espera que el NIJT les sirva de preparación para el próximo Mundial U19, por

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Por su parte, el Joventut Badalona podría ser uno de los equipos 'tapados', y se presenta en Londres tras conseguir el título en el torneo de clasificación de L’Hospitalet demostrando buen juego, una fuerte defensa, buena química de equipo y versatilidad en sus jugadores. La mitad de su plantilla ya tiene experiencia en competiciones internacionales, habiendo representado a la selección española en campeonatos como el Europeo U16 o el Mundial U17, destacando figuras como la del versátil José Nogués (’95), líder del equipo y elegido como integrante del quinteto ideal, o la de Agustí Sans (’95), que seguramente sea la que más intriga despierta. Sus mejores valores serán su altura, potencia y visión de juego, algo que le hacen tener un prometedor futuro en la Liga ACB. Con su tercer título consecutivo en el Torneo de Belgrado, el Estrella Roja llega a la capital británica como uno de los favoritos a levantar el título. Los serbios tienen un nivel de intensidad diferente al del resto de equipos de su generación, con Dusan

118


Ristic (’95) a la cabeza como líder y jugador con más talento de su quinta, lo que demuestra dominando competición tras competición. Ristic forma un gran dúo con el hábil base Nikola Rebic (’95), habiendo debutado ya ambos en la máxima categoría de la liga serbia. Su experiencia en nivel senior debe ser fundamental en los momentos cruciales del Torneo de Londres.

Dusan Ristic (Estrella Roja)

GRUPO B OKK SPARS SARAJEVO FC BARCELONA REGAL INSEP PARIS TEAM ENGLAND Tras conseguir la clasificación en el Torneo de Roma, el OKK Spars Sarajevo bosnio puede ser considerado como el segundo máximo favorito de esta edición, tras el Estrella Roja. El derby de los Balcanes puede estar servido en una hipotética final, a pesar de que los de Sarajevo cuentan con una rotación de sólo 7 jugadores, que sin embargo ha impresionado desde que tres de sus estrellas hicieron su aparición en el Basketball without Borders 2012. En concreto, el pívot Djoko Salic (’95), poor men’s Nikola Pekovic, de enorme fuerza y que muestra su gran instinto en el juego en el poste, aunque 'el asesino silencioso' sea quizá el alero Nedim Buza (’95), que aunque no muestra todavía una plena madurez sí atesora gran talento y elegancia.

actualmente en el FC Barcelona y ya ha debutado en ACB y Euroliga. El torneo londinense debe darle la oportunidad de demostrar su talento frente a los numerosos 'cazatalentos' de la NBA, pero no sólo de su rendimiento vivirá el equipo catalán, que cuenta también con importantes nombres como los de Stefan Peno (’97) o Milovan Draskovic (’95), aunque la dependencia de Hezonja se hace máxima y el equipo sufre cuando su estrella no está en pista, como ya se demostró en L’Hospitalet. A pesar de su tercer puesto en el Torneo de Belgrado, el INSEP, la academia francesa que reúne a los mejores talentos del país, debe ser tenido muy en cuenta como uno de los posibles favoritos para conseguir el título. Su carta de presentación volverá a ser la gran capacidad atlética y la reunión de promesas de calibre NBA como Damien Inglis (’95), que ya en Belgrado dominó como combo-forward de estilo LeBron James (19 puntos, 8.5 rebotes y 7.3 asistencias) antes de caer lesionado en la semifinal. Como equipo anfitrión, el Team England tendrá la oportunidad ante sus aficionados de dar la sorpresa y luchar por una buena clasificación en el Grupo B. Su participación supone un paso más en la preparación para el Europeo U18, y los ingleses se presentarán con su mejor colección de talentos, que incluirá a Kingsley Okoroh (’95), Mo Soulade (’95) y Luke Nelson (’95), entre otros.

Después de una actuación algo decepcionante en el Torneo de L’Hospitalet, el FC Barcelona Regal se presenta en el NIJT al conseguir una de las wildcards para el evento. Sin duda, la razón de su concesión es la presencia de Mario Hezonja (’95), máximo exponente internacional de la generación de 1995 y seguramente uno de los candidatos a 'lottery pick' en el Draft 2014, que milita GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

119


EUROLEAGUE NIJT: 5 PROMESAS A SEGUIR

por Rafal Juc

Aleksiej Nikolic (OKK Spars Sarajevo) Pasador decente y con un manejo de balón aceptable, Nikolic es más un anotador que un verdadero base. Suple falta de altura con elegancia, inteligencia en el juego y buena capacidad de decisión en momentos de presión, pero al jugar en un equipo plagado de talentos como el KK Spars, donde comparte vestuario con el el MVP en Roma Doko Salic (’95) o el MVP del último Basketball without Borders, Nedim Buza (’95), Nikolic ha estado un poco en la sombra. Sin embargo, ha sido la principal arma a la hora de asumir la responsabilidad en los momentos cruciales.

ocasiones en 4 partidos a los 6'75. Como base, Nikolic muestra paciencia y buena visión en la pista, implicando en el juego a sus compañeros con sus pases hacia la zona más desguarnecida y rompiendo la primera línea de defensa con su dribbling. No hay que olvidar tampoco que 35 de sus 70 puntos llegaron desde la línea de tres, la mayoría en tiros laterales. No utiliza mucho los bloqueos y tampoco crea situaciones de aclarado, esperando en la esquina un pase hacia fuera de sus pívots con manos y pies dispuestos para montar el tiro rápidamente. Su 10/22 en triples muestra una mecánica rápida de tiro tras pase, incluso con el defensor encima. Defensivamente es un jugador muy activo en el uno contra uno, poniendo mucha presión a su rival y cortando la línea de pase en numerosas ocasiones. Además, es efectivo en la defensa global de su equipo y ayuda mucho en el rebote, luchando en la pintura de manera agresiva.

Mario Hezonja (FC Barcelona Regal) El mejor jugador con diferencia en el Torneo de Hospitalet, pero que no tiene precisamente la mejor de las actitudes. Juega en un equipo lleno de grandes promesas, pero Hezonja parece vivir en un mundo aparte en muchas ocasiones. La 'superestrella' croata intentaba hacer la guerra por su cuenta cada vez que recibía el balón, y debido a esta actitud el FC Barcelona no lució todo lo que hubiera podido en los partidos que Hezonja estuvo en pista.

A pesar de no tener demasiada capacidad atlética, Nikolic acude a menudo a la línea de tiros libres gracias a su buen manejo de balón, agresividad y rapidez de pies, provocando numerosas faltas personales que le hicieron acudir hasta en 30 GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

'SuperMario', como le llaman los aficionados del Barcelona, está un nivel por encima con respecto al resto de jugadores de su generación, gracias a una imparable acometida hacia la canasta, que finaliza en muchas ocasiones con poderosos mates. Aunque su tiro es muy estético, sus

120


porcentajes no son demasiado efectivos, con un pobre 4/30 en triples que se hizo especialmente flagrante en la semifinal (0/11). No gastó demasiada energía en defensa, pero la mayoría de las veces no lo necesitó para poder robar el balón o capturar un rebote defensivo.

porcentajes no le acompañan demasiado (1/6 en la final). De cualquier manera, es un gran generador de tiros y debe continuar mejorando en esa faceta para conseguir hacerse un hueco en categorías profesionales, jugando con un base que le pueda surtir de balones en las posiciones adecuadas. Buza tiene que trabajar su creatividad, manejo de balón y capacidad de pase, porque para ser un jugador que tiene tanto tiempo el balón en sus manos promedia únicamente 0.8 asistencias en 34 minutos por partido.

Tras perderse el Nike Hoop Summit 2013, se espera un Hezonja ansioso y dispuesto a demostrar todo su talento en Londres.

Nedim Buza (OKK Spars Sarajevo) Integrante del quinteto ideal en Roma, la clasificación para la fase final del NIJT es un paso más en la prometedora carrera de Buza, tras conseguir el MVP del Basketball without Borders el pasado mes de septiembre. De gran altura (es un 6'7''), que acompaña con envergadura, fuerza y buenos movimientos, y aunque no destaca especialmente por su explosividad ni por su primer paso sí se muestra muy fluido y con una buena dosis de capacidad atlética. La principal arma de Buza es quizá su brillante instinto anotador, con un tiro elegante y gran juego de pies con el balón en las posiciones de perímetro. Debido a su falta de explosividad en el primer paso no acomete la canasta con mucha frecuencia, lo que le impide conseguir canastas fáciles y acudir en demasía a la línea de tiros libres (4.5 intentos por partido). Alrededor de la línea de tres puntos es realmente peligroso, pero los

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Defensivamente, en un equipo de no demasiada altura como el KK Spars, Buza se las ha tenido que ver habitualmente con el ala-pívot del equipo contrario, pero también tiene las herramientas necesarias para defender al alero rival, a pesar de su envergadura y altura. Quizá no sea el mejor a la hora de defender al hombre que tiene el balón, pero sus elegantes movimientos y una buena visión de juego le hacen leer bien las situaciones para impedir tiros cómodos en su área. Buza parece ser un buen compañero dentro del equipo y da muestras de tener una correcta disciplina de trabajo.

121


Dusan Ristic (Estrella Roja)

Djoko Salic (OKK Spars Sarajevo)

Máximo anotador (18.6 puntos) y reboteador (9.4) del Torneo de Belgrado, el pívot Dusan Ristic (’95) lideró al Estrella Roja en su clasificación para el NIJT de Londres, siendo nombrado MVP de la cita serbia. Está catalogado como uno de los pívots más versátiles de su generación en Europa, finalizando en Belgrado con 18.6 puntos, 63.1% en tiros de campo, 9.4 rebotes, 1.2 asistencias y 1 tapón en sólo 23:57 minutos por partido, con victorias tan contundentes como la conseguida en la final ante el Mega Vizura (88:56).

Salic fue sin duda el jugador más dominante en el NIJT de Roma, promediando 21.8 puntos y 10.5 rebotes por partido gracias a su increíble potencia. Su tren inferior es muy fuerte y es muy ancho de hombros, por lo que Salic hace un gran trabajo utilizando su corpulencia en el poste bajo. Impresiona asimismo por su resistencia tanto física como mental, jugando de espaldas cerca del aro y pidiendo continuamente el balón.

Ristic ha estado en el punto de mira desde hace tiempo, comenzando a hacerse un nombre en el Jordan Brand Classic, los Europeos de categorías inferiores y el Basketball without Borders. Con un juego muy estético en el poste, un toque elegante, decente capacidad atlética e increíble envergadura, a sus 18 años es serio candidato a ser elegido en primera ronda del Draft NBA en unos 2-3 años, pero por el momento juegan en su contra su poca corpulencia y una capacidad defensiva poco contundente, que hacen que Ristic esté considerado más bien como una promesa a seguir de cerca. Si continúa creciendo y mejorando su juego, específicamente con el tren superior, debe conseguir un hueco propio en el nivel senior, ya que actualmente sufre demasiado en el uno contra uno. Tiempo seguro que tiene por delante, ya que en el draft será autoelegible en el año 2017.

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Aunque da muestras de gran madurez para su edad, Salic (6'9'') seguramente no será considerado todavía más que un correcto atleta a niveles de Euroliga. No posee gran capacidad de salto (sólo 0.5 tapones en 36.15 minutos), y su movimiento en el poste parece más bien básico, a pesar de que sí es muy efectivo ejecutándolo (62.5% en tiros de campo). No impresiona tampoco su pase (0 asistencias en 4 partidos), aunque sabe sacar el balón fuera en las situaciones de 2 contra 1. El número de pérdidas por partido es demasiado elevado (4.8), mostrando que su capacidad de decisión es aún cuestionable y su IQ no muy destacada, pero sí es capaz de crear sus propios tiros y demostrar buena mano.

El peligro de Salic para los rivales pasa fundamentalmente por sus ganchos tras postear y por su visión reboteadora, más gracias a sus fundamentos que a capacidad atlética. En la defensa hombre a hombre se sabe manejar bien, mostrando habilidad a la hora de parar las penetraciones de sus rivales, pero por contra sufre defendiendo el pick & roll. Pocas veces abandona la pintura, y prefiere permanecer bajo el aro en lugar de salir a presionar al hombre que tiene el balón. Debido a su fuerza es muy bueno defendiendo en el poste, pero no se maneja bien en las ayudas. Con una altura entre 6'8'' y 6'9'', Salic puede sufrir un poco en el máximo nivel ante rivales más altos que él en su puesto de pívot.

122


LA OPINIÓN DE... LUKA BASSIN

Un paso adelante en el camino hacia la élite Un torneo como el NIJT supone mucho más que una simple competición entre los mejores equipos jóvenes de Europa. Es una ocasión única en la vida para muchos de sus participantes, como supuso para mí la doble presencia como entrenador del Union Olimpija Junior en Berlín 2009 y París 2010) para sentirse parte de un evento de Euroliga. En él puedes competir ante los mejores combinados U18, presenciar en directo los partidos de la Final Four y encontrarte con técnicos y expertos de todo el mundo para compartir ideas y aprender. Estoy seguro de que el NIJT se ha ganado ya un hueco sustancial en la Euroliga y es un evento que atrae la atención de cada vez más público y medios de comunicación. No hablo únicamente de la fase final, sino también de los 4 Torneos previos que se disputan a lo largo del año por toda Europa, con ocho equipos en cada uno de ellos. Además, la presencia en Londres de la selección U18 de China da al evento una dimensión global y quizá, en mi opinión, en los próximos años podamos ver también a equipos procedentes de USA, Australia y otros países. Mi pensamiento es que el NIJT es un paso adelante en el camino de cualquier jugador o entrenador hacia la élite. Desde el punto de vista de la competición, el NIJT es el lugar en el que tus jugadores pueden conocer su verdadera medida y comparar su calidad con la de otros rivales procedentes de los mejores programas de formación del continente. Y de igual manera ocurre con los entrenadores, que tienen la oportunidad de ser evaluados por los numerosos scouts presentes en el Torneo. Tanto mi equipo como yo nos pudimos enfrentar a jugadores como Jonas Valanciunas, Dejan Musli, Danilo Andjusić, Augusto Lima, Alessandro Gentile, Nemanja Nedović o Vytenis Cizauskas en la temporada 2008/09, además de Livio Jean-Charles (MVP del Nike Hoop Summit 2013), Bogdan Bogdanović, Rafa Freire, Dovydas Redikas y otros muchos en la 2009/10. Es un honor haber podido competir ante

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

equipos tan importantes en Europa como Zalgiris, CSKA, Unicaja, Real Madrid, Barcelona… por nombrar sólo a unos pocos. Como entrenador, y también para mis jugadores, la presencia en el NIJT es una prueba de que has trabajado bien durante la temporada y de que tu equipo es parte de la élite europea a nivel junior. Pero aún más importante es saber que tu grupo de jugadores puede convertirse en el futuro en figuras importantes que quizá algún día puedan competir en la Euroliga y llegar a una Final Four. Puedo decir con orgullo que 7 jugadores que fueron dirigidos por mí en el Union Olimpija han podido saborear las mieles de la competición "mayor", como por ejemplo Mirza Sarajlija y Klemen Prepelič.

Al regresar a casa después del fin de semana de la Final Four tienes la sensación de que has ganado una experiencia de gran valor para tu carrera a nivel baloncestístico y personal, ya seas jugador o entrenador. La presencia en el Pabellón en el que se disputa la Final Four "real" te permite ver de cerca a los mejores equipos y jugadores del baloncesto europeo, convivir con los aficionados venidos desde cada país y disfrutar del mayor evento a nivel de clubes en Europa. Así es como tuve la oportunidad de estar presente en

123


momentos memorables como la gran remontada del CSKA de Ettore Messina en la segunda parte de la final de Berlín 2009 ante el Panathinaikos y el fallo en el tiro decisivo de Siskauskas, o el inolvidable pase (¿o fue realmente un tiro?) en el último segundo de Teodosić para el alley-hoop de Childress que forzaba la prórroga en la semifinal entre Olympiacos y Partizan en París 2010.

alegría, felicidad, desesperación. Todo eso que reúne en tres palabras el eslógan de la Euroliga: "I feel Devotion". Y, por encima de todo, las jóvenes promesas de nuestro baloncesto comienzan a conocer el significado del proverbio: "El único lugar donde el éxito viene antes del trabajo es en el diccionario". Dado que tus rivales con los mejores jugadores del continente, es bastante fácil que puedas pasarlo mal en la cancha y perder, pero entonces llega la tarea de los entrenadores para enseñar a sus pupilos que “El fracaso derrota a los perdedores, pero inspira a los ganadores" (Robert T. Kiyosaki).

* Luka Bassin ha sido entrenador del Union Olimpija en el Euroleague NIJT 2009 y 2010

No podría terminar este artículo sin mencionar la importancia del NIJT en cuanto a la posibilidad de encontrarse y compartir impresiones y puntos de vista con técnicos y expertos de todo el mundo del baloncesto. Supone una gran oportunidad para conocer gente, y así es como pude encontrarme con Ettore Messina (y más tarde poder establecer una excelente relación con él) o Željko Obradović, también hablar por primera vez con Miloš Teodosić, conocer a gente relacionada con el mundillo como Alejandro González, Marin Sedlaček o Yarone Arbel, admirar a grandes exjugadores como Ivo Nakić o Vladimir Dragutinović (ambos campeones de la Euroliga con el Partizan de Belgrado en 1992, el año del histórico triple en el último segundo de Đorđević ante el Joventut), construir una gran relación con Boris Gorenc, uno de los mejores jugadores eslovenos de la historia... La presencia de todos ellos en el mismo lugar es una gran muestra de la importancia del evento. Se puede afirmar que si quieres comenzar a dejar huella en el baloncesto europeo debes comenzar por el Nike International Junior Tournament. En el NIJT no sólo encontrarás competición al más alto nivel, sino mucho más. Allí sentirás de cerca todo aquello que más tarde te rodeará en los partidos decisivos de la Euroliga: emoción, orgullo, miedo, coraje, determinación, sangre, sudor, lágrimas, GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

124


EUROLEAGUE NIJT: EL PALMARÉS

Como en los últimos años, la fase final del NIJT será uno de los platos fuertes del fin de semana y un escaparate inmejorable para contemplar las evoluciones de alguno de los mejores jugadores junior de Europa. Los partidos se disputaran en el London Soccerdome, excepto la final que tendrá lugar en el propio O2 Arena. Calendario del torneo: http://www.euroleague.net/events/nikeinternational-junior-tournament/london

2006 – PRAGA CAMPEÓN: CSKA FINALISTA: ZALGIRIS KAUNAS MVP: IVAN NELYUBOV (CSKA)

2007 – ATENAS CAMPEÓN: ZALGIRIS KAUNAS FINALISTA: FMP MVP: DONATAS MOTIEJUNAS (ZALGIRIS)

2003 – BARCELONA CAMPEÓN: ZALGIRIS KAUNAS FINALISTA: MACCABI TEL AVIV MVP: ROLANDAS ALIJEVAS (ZALGIRIS)

2008 – MADRID CAMPEÓN: FMP FINALISTA: AXA F.C. BARCELONA MVP: DEJAN MUSLI (FMP)

2004 – TEL AVIV CAMPEÓN: CSKA FINALISTA: MONTEPASCHI SIENA MVP: VASILIY ZAVORUEV (CSKA)

2009 – BERLÍN CAMPEÓN: FMP FINALISTA: LIETUVOS RYTAS MVP: DEJAN MUSLI (FMP)

2005 – MOSCÚ CAMPEÓN: CSKA FINALISTA: ZALGIRIS KAUNAS MVP: VASILIY ZAVORUEV (CSKA)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

2010 – PARÍS CAMPEÓN: INSEP FINALISTA: FMP MVP: LIVIO JEAN-CHARLES (INSEP)

125


2011 – BARCELONA CAMPEÓN: KK ZAGREB FINALISTA: ZALGIRIS KAUNAS MVP: DARIO SARIC (KK ZAGREB)

2012 – ESTAMBUL CAMPEÓN: LIETUVOS RYTAS FINALISTA: FENERBAHÇE MVP: JAMES METECAN BIRSEN (FENERBAHÇE)

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

126


CRÉDITOS

BasketMe.COM quiere agradecer a todo su equipo de redactores y colaboradores su labor desinteresada y el enorme trabajo de cada uno de ellos en su aportación personal a esta Guía BasketMe Euroleague Final Four 2013. Asimismo, damos las gracias al Departamento de prensa de CSKA de Moscú, Montepaschi Siena y Olympiacos por las facilidades concedidas para la realización de las entrevistas que acompañan a esta Guía.

En especial, BasketMe da las gracias a los históricos Johnny Rogers y Mario Fernández y a nuestros colaboradores internacionales Luka Bassin, Chris Mammides y Rafal Juc por acceder desde el primer momento a colaborar con nosotros regalándonos su sabiduría en forma de textos. Es un honor poder contar con ellos, y queremos transmitirles nuestro agradecimiento y admiración más sinceros.

Aviso Legal: Todo el contenido de BasketMe.COM es propiedad de sus autores, con lo cual está totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier tipo de esta guía u otro contenido publicado en BasketMe.COM sin el consentimiento de dichos autores. El departamento de administración de BasketMe dispone del correo electrónico direccion@basketme.com como medio de contacto para todos sus usuarios y lectores.

PRODUCCIÓN Y EDICIÓN: Nacho Doña EQUIPO DE REDACCIÓN: Iván Fernández, Alejandro González, Nacho Doña, Jorge Díez, Chris Mammides, Jorge Pérez, Tomás Campo, Rafal Juc FOTOGRAFÍA: BasketMe, Euroleague Basketball, FIBA, Panathinaikos

GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

127


GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

128