Page 26

ALKARRENBARRI250EKAINA2018 PASTORAL PENITENCIARIA

DÍAS EN LA CÁRCEL DE BASAURI “Si queréis encontrar al Dios de los pobres, el Centro Penitenciario de Basauri es un lugar adecuado”, se podía leer en la introducción a la convocatoria para participar en el campo de trabajo llevado a cabo esta primavera por la capellanía de Pastoral Penitenciaria de la diócesis de Bilbao en colaboración con Instituciones Penitenciarias. En él han intervenido ocho personas y dos responsables diocesanos, repartidos entre los módulos de respeto y general de la prisión basauritarra, participando medio centenar de reclusos entre los 19 y 40 años, todos hombres, lo que supone un 20-22% de la población reclusa. En los cuatro días de duración de la experiencia -la tercera realizada por la Pastoral Penitenciaria de Bilbaolas actividades se han desarrollado en jornadas de mañana y tarde. En el interior de la prisión un total de 18 horas y 12 más en la parroquia de Ariz, donde se hizo una lectura creyente de la realidad, una reflexión reposada sobre lo acontecido y experimentado en el transcurso de los juegos de patio, partidas de ajedrez, parchís, damas, dardos, tute o la sesión de cine-forum. Alkarren Barri ha querido saber cómo fue la experiencia y para ello hemos recogido las impresiones de Nely Hui-

dobro (Barakaldo, 48 años de edad) y María Luna (nacida en Madrid, residente en Erandio, 54), siendo testigo de la conversación, y a ratos partícipe, Jorge Muriel, rostro visible de la diócesis en la cárcel. El centro penitenciario es un lugar de aislamiento y reclusión al margen de la sociedad, un espacio repleto de barrotes. “No había tenido ninguna experiencia con presos, pero resultó algo muy gratificante”, nos confiesa María, licenciada en Derecho, voluntaria de Cáritas y asidua colaboradora con la parroquia de San Agustín en Erandio. “Yo sabía de la cárcel por las películas y puedo confirmar que es un territorio oscuro, inhóspito, de ambiente frío y sumamente ruidoso, como lo justifica que para llegar a los reclusos haya que pasar seis puertas de hierro con cerrojos”, dice Nely, diplomada en Tu-

Hamar lagun sartu ziran Basauriko kartzelan. Goizez, presoakaz egoteko eta arratsaldez, errealidadearen irakurketa sinisteduna egiteko. 26

Jorge Muriel: “Se trata de contactar con la persona y no con el delincuente” Nely Huidobro: “Jesús está en cada uno de los reclusos” María Luna: “Buscan el perdón y la paz de Dios” rismo por la Universidad de Deusto y catequista. “El primer día estuve a punto de sufrir un ataque de nervios y es que no sabía a lo que me iba a enfrentar”. Lo cierto es que hubo un buen clima de acogida por parte de los internos, una vez superado un primer contacto con dudas por ambas partes. “Se mostraron participativos, jugaron con nosotros muy contentos”, afirma María, en tanto a Nely le sorprendió la importante asistencia tanto a la eucaristía como al cine-fórum.

Alkarren Barri nº 250(Ekaina/Junio)  

Revista de información de la Diócesis de Bilbao correspondiente al mes de junio de 2018

Alkarren Barri nº 250(Ekaina/Junio)  

Revista de información de la Diócesis de Bilbao correspondiente al mes de junio de 2018