Page 1

TIAHUANACOTA

1. Ubicación geográfica Se desarrolló en la meseta del Collao y su centro principal fue la ciudad sagrada de Taipicala, a 18 kilómetros al sureste del Lago Titicaca.

2. Organización política Fue una sociedad gobernada por una casta teocrático-militarista, la que dirigió un estado expansivo y colonizador en los Andes del Sur.

3. Economía Al concentrarse en una región de clima muy frío los tiahuanaquenses desarrollaron principalmente la agricultura de altura (papa, olluco, quinua) y la ganadería de camélidos (alpacas y llamas). Además se empeñaron por fundar y controlar colonias enclavadas en diferentes pisos altitudinales. Este control de pisos ecológicos les permitía abastecerse de una variedad de recursos que en el altiplano no se podían producir. Es así que del piso Chala provenían las cosechas de algodón y muchos recursos marinos. Del piso Yunga obtenían abundantes frutales, de la Quechua variedades de papa y maíz, y de la Rupa Rupa, coca y madera.

4. Religión y escultura Su dios principal fue Wiracocha o dios de la Varas, el mismo que fue representado en la famosa Portada del Sol. Esta es la pieza escultórica más destacada de Tiahuanaco. Otras muestras de su excelente tallado en la piedra son el monolito Bennet de 7. 3 metros de altura y el monolito Ponce de 3.5 metros.


MOXEÑA Pueblo Mojeño ETNOHISTORIA En los “llanos de Moxos”, Beni, hábitat tradicional del pueblo mojeño, se han descubierto recientemente considerables extensiones de tierras con trabajos que datan del periodo pre–colonial: lomas, terraplenes, canales y camellones que constituían un sofisticado sistema de control hidráulico, tanto en la pampa como en el bosque, que permitió jugar con las limitantes ambientales de la región para la agricultura, a saber las inundaciones estacionales y la pobreza en nutrientes de suelos. La sociedad mojeña estaba conformada por una gran diversidad de parcialidades étnicas, con una mismas raíz lingüística, una intensa movilidad en el espacio, tanto por motivos de sobrevivencia (ríos, fauna) como religioso. Las aldeas contaban con un líder local y demostraron una gran autonomía entre ellas. Las certezas arqueológicas mas las noticias de los primeros cronistas han permitido afirmar que la población mojeña debió ser muy importante antes del siglo XVII, pues se estimaba una población de alrededor de 350.000 personas, de las cuales un elevado porcentaje disminuyo con el tiempo a raíz de las enfermedades introducidas por los españoles. La palabra Moxos sigue una variante de las leyendas de “El Dorado”, motivación principal para las expediciones en busca de Moxos que aparecen registradas en los archivos que no tienen nada que ver con las cuencas del Beni y Mamoré. Lastimosamente y para desgracia de los investigadores los relatos hechos de estas expediciones son tan vagos que son casi imposibles de localizar con exactitud. Por otra parte asumimos que de estas primeras fechas empezó el contagio de pestes europeas en la gente indígena de la zona, iniciando muchos acontecimientos desastrosos para los indígenas de la época. Las expediciones para conquistar a los moxos salieron de Cuzco (entre 1536 y 1537) y desde Santa Cruz (fundada en 1561). Recién en 1595, los españoles lograron arribar a territorio propiamente mojeño, con las expediciones de Lorenzo Suárez de Figueroa. Otros ingresos se realizaron posteriormente, pero al no encontrar las riquezas esperadas, las expediciones militares cesaron. En la segunda mitad del siglo XVII, fueron los misioneros jesuitas los que empezaron a recorrer la zona. A partir de 1682 se fundaron 5 reducciones entre los Mojeño, Loreto (1682), Trinidad (1687), San Ignacio (1689), San Francisco Javier Y San José (1691). El modo de vida bajo el régimen de la reducción significa drásticos cambios en la vida de los indígenas, el tener estabilidad de sus asentamientos, imposición de una lengua franca en lugar de las propias, producción de bienes para la exportación (telas, productos agrícolas) introducción del ganado vacuno en sustitución a la caza, considerada como salvaje, introducción de artes y oficios, organización de Cabildos Indigenales y sobre todo la religión católica como eje central de la vida cotidiana. Posteriormente los movimientos migratorios los llevaron del río Mamoré al Ichilo y al río Grande, siempre han sido navegantes y la necesidad de nuevas tierras indujo originalmente a estos viajeros desde tiempos antiguos, con la llegada de los españoles, sus motivos se acrecentaron debiendo huir para salvar sus vidas. UBICACIÓN GEOGRAFICA El pueblo indígena mojeño en el departamento de Santa Cruz, se encuentra ubicado en las orillas de los ríos Ichilo y Grande, lado noroeste de la reserva forestal El Chore, en las provincias Ichilo y Guarayos y en los municipios de Yapacaní y el Puente. FAMILIA LINGÜÍSTICA La raíz lingüística de la lengua mojeña es el Arawak. POBLACION Y NÚMERO DE HABITANTES La población Mojeña en el Departamento de Santa Cruz es de 678 personas, distribuidas en siete comunidades. Zona Río Ichilo 1. Alto Pallar 19 familias 2. Corte Hondo 17 familias 3. El Peligro 27 familias Zona Río Grande 1. El Carmen “A” 25 familias 2. El Carmen “B” 23 familias 3. Palermo 19 familias 4. Combate 29 familias ORGANIZACION La organización social de los mojeño, se basa en la familia nuclear.


En el departamento de Santa Cruz son siete las comunidades que forman parte de la Central de Comunidades Indígenas del Pueblo Indígena mojeño (CCIPIM), la misma que fue creada el 23 de julio del 2005. TENENCIA DE LA TIERRA El acceso a su territorio y recursos naturales, se encuentra amenazado por empresas madereras foráneas y colonizadores. Esto ha motivado en ellos demandar la creación de una franja de seguridad en la reserva El Chore, en los límites donde ellos viven, se consideran los guardianes naturales del bosque y están gestionando este proyecto. Las comunidades mojeñas actualmente comparten el territorio con el pueblo yuracaré, quienes tienen una demanda de tierras comunitarias de origen en proceso. DESCRIPCION DE LA VISION ECONOMICA, PRODUCCION La actividad económica de los mojeño, es diversificada, siendo su actividad básica la agricultura y la pesca; el trabajo es realizado en forma unifamiliar, cada unidad familiar trabaja en su propio chaco, que no excede a una hectárea de terreno, en ocasiones dos. La producción es a pequeña escala (maíz, arroz, fréjol, plátanos, piñas, etc.) y mayoritariamente está destinada al autoconsumo; algunas veces se realiza el trueque para obtener de los comerciantes ribereños productos como azúcar, ropa usada, etc. Las actividades de caza, pesca y recolección se practican allí donde se puede, por los conflictos permanentes de los mojeños con madereros y ganaderos por la ocupación del espacio, así como las entradas de colonizadores espontáneos.


CULTURA QUECHUA UBICACIÓN: se ubican preferentemente en la zona precordillerana y altiplánica. TIPO DE VIDA: sedentaria Lengua: quechua Creencia religiosa: Han permanecido fieles a sustradiciones, leyendas y cuentos populares. Conservan gran parte de su religión, a veces oculta bajo el catolicismo, como sus ritos agrícolas y sus juegos primitivos. ACTIVIDAD: son comerciantes dellamas, principalmente se dedican a cambiar sus productos de ganadería, como carne seca, sebo, cueros y en algunas oportunidades lana por alimento. VESTIMENTA: quechuas destacan comohábiles tejedores, actividad en la que participan varones y mujeres, realizando para las mujeres llixllas y aqsus, y para los hombres ponchos y unqus, con decoraciones, crean las aymillas (vestidos muy amplios y decorados sobriamente), polleras y chaquetas, para las mujeres, y pantalones, camisas, chaquetas para los hombres. Con cuatro a cinco palillos tejen también los lluchus ochullus, para ellos y para sus hijos varones. VIVIENDA: las construyen aprovechando los recursos del lugar donde habitan: adobes, piedras o tablas en las paredes; para el tejado utilizanpaja, totora , palma, teja o barro. Tienen puertas y ventanas pequeñas, por el frío, todos duermen en el mismo cuarto y también cocinan Educación: La madre es el agente principal ybásico para la socialización del niño. Hasta el año y medio de edad lo lleva cargado a la espalda y lo va cuidando mientras realiza sus actividades. La que colabora en el cuidado de los niñosmenores es normalmente la hija mayor. La asamblea comunal es la máxima instancia de autoridad y eje de la vida comunitaria.


Historia de la Cultura Aimara La cultura Aymara ha existido en los Andes, en lo que hoy se conoce como el occidente de Bolivia, Sur del Perú y el norte de Chile por más de 2.000 años, según algunas estimaciones. La región donde floreció la cultura Tiwanaku (llamada también Cultura Tiahuanaco) y los aimaras, el Altiplano, fue conquistada durante el reinado del inca Huayna Capac (1483-1523), aunque la fecha exacta de esta conquista es desconocida. Lo más probable es que el Inca tuvo una fuerte influencia sobre la región aymara durante algún tiempo. Durante la conquista de los incas, la arquitectura Inca cogería elementos y estilos de la arquitectura de los Tiwanaku. Aunque conquistados por los incas, los aymaras conservarían cierto grado de autonomía bajo el imperio del Tahuantinsuyo. Los aymaras, a su vez, invadieron y desplazaron a los Uru, una antigua población del Lago Titicaca y de la región del lago Poopó.

Ceremonia aimara

Hubo una serie de grupos étnicos que fueron posteriormente llamados Aymaras por los españoles. Estos incluyeron a los Charqa, Qharaqhara, Quillaca, Asanaqui, Carangas, SivTaroyos, Haracapi, Pacajes, Lupacas, Soras, entre otros. A la llegada de los españoles, todos estos grupos estaban distribuidos en lo que hoy es Bolivia.

La Lengua Aymara En cuanto a la historia de la lengua aimara, su distribución es diferente a la actual, es evidente que el aimara se hablo una vez más hacia el norte, como el centro de Perú, donde algunos de los lingüistas andinos consideran que es donde muy probable se origino la lengua aymara. De hecho, la nobleza inca pudo haber sido originalmente aimara hablante, que adoptaron el quechua poco antes de la expansión inca. Por ejemplo, la zona de Cuzco tiene muchos topónimos aymaras, y el llamado "lenguaje secreto de los Incas" en realidad parece haber sido una forma de aymara. El idioma aymara tiene un pariente sobreviviente, hablado por un grupo pequeño y aislado de cerca de un millar de personas al norte en las montañas del interior de Lima en el centro del Perú (en los alrededores del pueblo de Tupe, provincia de Yauyos, departamento de Lima). Este lenguaje, cuyos dos dialectos se conocen como jaqaru y cauqui, son de la misma familia que el aymara. De hecho, algunos lingüistas se refieren a ella como "aimara central", en contraposición al "Aymara del Sur", que es la parte predominante de la familia que es hablada en la región del Titicaca.


Poblacion total aproximada: 2 millones Regiones con poblaciones significativas:

Bolívia 1,5 millones.

Peru 440 mil.

Chile 41 mil.

Argentina 35 mil.

Lenguas: aymara, castellano. Religiones: Catolicismo, tradiciones andina.

Ubicación geográfica de los Aymaras

Distribución de la población de lengua aimara

Los aymara-hablantes viven alrededor de la cuenca del lago Titicaca en el lago Titicaca, en el río Desaguadero y en el lago Poopó (Oruro, Bolivia), también conocido como el Altiplano, y se concentran mayoritariamente al sur del lago Titicaca. La capital de la antigua civilización aymara es desconocida, ya que había por lo menos siete reinos aimaras diferentes (según la investigación del antropólogo John Murra de la Universidad de Cornell ). La capital del Reino lupaqa fue la ciudad de Chucuito, situado en la orilla del lago Titicaca. El actual centro urbano de la región aymara es El Alto, una ciudad de 750.000 personas, cercana a la capital boliviana, La Paz. Durante la mayor parte del siglo XX el centro cosmopolita de la cultura aymara ha sido Chuquiago Marka (llamada actualmente ciudad de La Paz). Durante el gobierno del general Pando (muerto en 1917) y durante la Guerra Civil de Bolivia, la capital de Bolivia se trasladó de Sucre a La Paz.

Cultura Aymara en la actualidad La lengua materna de los aymaras es el aymara, además, actualmente muchos aymaras también hablan español como segunda lengua, que es el idioma predominante en los países en donde viven. La bandera aymara se conoce como la Wiphala, que consta de siete colores acolchados


junto con rayas diagonales. Los aimaras tradicionalmente han utilizado las hojas de coca durante siglos con fines medicinales, así como en los rituales donde la ofrecían al dios sol " Inti" y a la Pachamama, diosa de la tierra. Durante el siglo pasado, la coca los ha colocado en conflicto con las autoridades estatales que han llevado a cabo la erradicación del cultivo de la coca con el fin de impedir la extracción y aislamiento de la droga llamada cocaína. La coca también juega un papel central en las religiones indígenas, tanto en la aymara y como en la quechua. La coca es utilizada en los rituales ceremoniales de curación del yatiri, y, en tiempos más recientes, se ha convertido en un símbolo de la identidad cultural de los pueblos andinos y altiplánicos.

Whipala: Bandera aimara

La mayor parte de la cultura aymara urbana contemporánea se ha desarrollado en los barrios de la clase obrera aymara de La Paz, como Chijini y otros. El sombrero de copa han sido usado por las mujeres aymaras y quechuas en el Perú y en Bolivia desde los años 1920 cuando un cargamento de sombreros bombín (llamados también Sombrero Hongo) fue presuntamente enviado desde Europa hacia Bolivia a través de Perú para el su uso de los europeos que trabajaban en la construcción de los ferrocarriles. Los sombreros resultaron ser demasiados pequeño y, por eso, fueron distribuidos entre la población local. El lujoso, elegante y cosmopolita vestido de chola aimara, que es un icono en Bolivia (sombrero hongo, aguayo, pollera pesada, faldas, botas, joyas, etc) se inició y se desarrolló en La Paz. Es, en consecuencia, una tradición urbana y no rural. El vestido se ha convertido en un símbolo étnico de las mujeres aymaras.

Grupos políticos aimaras en Bolivia Hay numerosos movimientos que buscan una mayor independencia o poder político para los aymaras y otros grupos indígenas. Estos incluyeron al ya desarticulado Ejército Guerrillero Tupac Katari, liderado por Felipe Quispe, y al Movimiento al Socialismo, un partido político organizado por el sindicalista cocalero Evo Morales que actualmente ejerce el gobierno en la República de Bolivia. Estas y muchas otras organizaciones aymaras han estado involucrados en el activismo en Bolivia, incluyendo la guerra del gas boliviano en el 2003 y en las manifestaciones del 2005 en Bolivia. Uno de los objetivos del movimiento, como lo plantea Felipe Quispe, es el establecimiento de un estado indígena independiente, Collasuyo (en gran parte aymara) región del imperio Inca que cubría la esquina del sudeste del Perú y gran parte de lo que hoy es Bolivia.


Evo Morales, que es un lider cocalero aymara de la región de Chapare, cuyo partido Movimiento al Socialismo ha forjado alianzas con los grupos indígenas rurales y urbanas, las clases trabajadoras para formar una amplia coalición de izquierda en Bolivia. Morales se presento en varias ocasiones a la presidencia, pero en el año 2005 finalmente obtuvo una victoria sorpresiva al ganar el voto de la mayoría de la población de Bolivia. Él se declaró a sí mismo como el primer presidente indígena de Bolivia.

LO MEJOR DEL MUNDO  

Las culturas de Bolivia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you