__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Accesorios para la cuna :: Mantitas para bebé :: Juguetes de tela :: Ropa para bebé :: Y ¡mucho más! En Coser para los más pequeños es fácil, Lotta Jansdotter nos demuestra lo fácil que es confeccionar alegres regalos para los pequeños querubines. Ella también es madre desde hace poco, por eso incluye proyectos que encajan con su estilo sencillo pero dotado de un gran sentido práctico, con lo que consigue que algunos artículos esenciales sean a la vez bonitos y duraderos para cualquier bebé, por revoltoso que sea. En el interior encontrarás veinticuatro propuestas para gorritos, baberos, una bolsa para pañales para el cochecito, una mantita con cintas perfecta para sobrellevar la dentición y muchos pequeños proyectos más. Las bellas fotografías de los proyectos finalizados resultan inspiradoras, a la par que las claras instrucciones paso a paso y las ilustraciones garantizan la comprensión sea cual sea tu nivel. Con diez patrones listos para su uso y siete plantillas para stencil, todo incluido en el bolsillo frontal, Coser para los más pequeños es fácil te acercará a la confección de modernos accesorios que seguro que gustarán tanto al bebé como a su madre.

« Si aún no tiene hijos, Coser para los más pequeños es fácil de Lotta Jansdotter puede que acelere su reloj biológico con sus

irresistibles y nada intimidatorios proyectos de costura. Desde lo más práctico y útil a lo más divertido y original, las ideas llenas de frescura de Lotta resultan interesantes para personas con experiencia en el mundo de la costura, pero también asequibles para las más novatas. La estética de Lotta, elegante y desenfadada a la vez, casa perfectamente con el mundo cándido y hermoso de los niños.» —Carrie McBride, editora, Ohdeedoh.com

« Las madres de hoy en día piden a gritos una manera de expresar su creatividad, y con el nuevo libro de Lotta la han encontrado.

Coser para los más pequeños es fácil ofrece una selección de artículos esenciales, únicos y prácticos para convivir con un recién nacido.» —Kathreen Ricketson, editora, Whipup.net

« El estilo de vida de Lotta Jansdotter ha evolucionado maravillosamente para incluir a los recién nacidos en Coser para los más pequeños es fácil. Como madre de un recién nacido y además trabajadora, me encanta la variedad de proyectos rápidos de costura que exhiben sus vibrantes impresiones y su perspectiva fresca sobre el mundo de los bebés, la moda, los juguetes y la decoración.» —Natalie Zee Drieu, editora jefe, Craft

M e i k o T a k e c h i A r q u i l l os

De origen escandinavo, Jotta Lansdotter es una diseñadora autodidacta. Inició su empresa en un pequeño apartamento de San Francisco en 1996, y pronto obtuvo una gran acogida local. Actualmente trabaja en su estudio de Brooklyn, Nueva York, desde donde vende sus productos y diseños por Internet y a centenares de tiendas de todo el mundo. Puedes visitarla en www.jansdotter.com. Meiko Takechi Arquillos es fotógrafa editorial y de publicidad. Creció en Tokyo y vive en Los Ángeles. Cuando no está haciendo fotos, le gusta disfrutar de su tiempo con su marido y sus dos gatos. Puedes visitarla en www.meikophoto.com. www.chroniclebooks.com

www.coserparalosmáspequeñosesfácil.com

Coser para los más pequeños es fácil

Contiene patrones originales, listos para su uso

BFE

Coser para los más pequeños es fácil 24 sencillos proyectos para recién nacidos y bebés

Proyectos e ilustraciones por Lotta Jansdotter Fotografías de Meiko Takechi Arquilos


Coser para los más pequeños es fácil 24 sencillos proyectos para recién nacidos y bebés Proyectos e ilustraciones de Lotta Jansdotter Fotografías de Meiko Takechi Arquillos

BFE


Texto e ilustraciones copyright © 2009 Lotta Anderson. Fotografías copyright © 2009 Meiko Takechi Arquillos. First published in English by Chronicle Books LLC, San Francisco, California.

© 2009 Barbara Fiore Editora www.barbara-fiore.com Depósito Legal GR 2843-2009  ISBN 978-84-936778-9-3 Traducción de Albert Vitó Godina   Todos los derechos reservados. Queda prohibida cualquier forma de reproducción publicación de esta obra, ya sea a través de una impresión, fotocopia, microfilm o cualquier otro procedimiento,sin la autorización previa por escrito del editor.

Impreso en China.

La editora, la autora y el artista que han realizado Coser para los más pequeños es fácil se eximen de toda responsabilidad relacionada con cualquier daño, pérdida o lesión que pudiera derivarse del uso adecuado o inadecuado de la información que contiene este libro. Recomendamos actuar con sentido común a la hora de llevar a cabo los trabajos que se sugieren y no suponer de antemano que la información proporcionada sea precisa o segura para las circunstancias concretas de cada usuario. En ningún caso debería considerarse un sustitutivo del buen criterio, los conocimientos y el ya mencionado sentido común.

Fiberfil es una marca registrada de Fiberfil Corp. Velcro es una marca registrada de Velcro Industries.


Agradecimientos: Para hacer este libro he trabajado con pequeños modelos de lo más guapos y encantadores. Tanto los bebés como sus padres han sido muy amables conmigo. MUCHAS GRACIAS por vuestra ayuda, porque habéis hecho posible este libro: eli gray culler, jason culler, allisyn levy, zachary odunsi, ethan odunsi, sasadi odunsi, ade odunsi, isabel marks, ezra marks, rachel schneider, ben marks, eve olivia bowker, amanda z bowker, david bowker, simon sherber brannan, moira brannan, jeremy sherber, ella atkinson, maria boren, matea salame’, annika salame’, philippe salame’, zoe taylor, josh taylor, lisa taylor, august anderson, y nick anderson. Le estoy muy agradecida, por el excelente trabajo que ha hecho, a mi equipo de Chronicle Books y Tuesday. Señora Osanai, es usted un encanto. Gracias por su maravillosa ayuda. Laura, ¡no te lo podré agradecer lo suficiente! y Meiko, simplemente eres una estrella, ¡me encanta trabajar contigo!

Dedicado al valiente y resplandeciente August.


Contenido

Introducción 9 Antes de empezar 14 Útiles de costura 19 Glosario 140 Notas 142

Para vestir

Para vestir

Para vestir

Cubrepañales 23

Pañuelo babero 28

Vestido sencillo 32

Para vestir

Para jugar

Para jugar

Gorrito y bufanda a juego 54

Sonajero blandito 63

Amigotes 67

Para la casa

Para la casa

Para la casa

Arrullo 87

Babero 93

Manta de juegos con bolsillo 97

Para la casa

Para la casa

Para salir

Toallitas 111

Protecciones para la cuna 112

Bolsa para pañales 123


Para vestir

Para vestir

Para vestir

Pantalones sencillos 39

Camisetas y bodis decorados 42

Gorrito con orejeras 50

Para jugar

Para jugar

Para jugar

Letras de tela 73

Libro de tela 77

Mantita con cintas 80

Para la casa

Para la casa

Para la casa

Sujetalibros 101

Para salir

Cambiador 129

Almohada versĂĄtil 105 Toalla con capucha 109

Para salir

Para salir

Bolsitos con velcro 133 Trapos y paĂąuelos 137


Introducción Cuando me quedé embarazada de mi hijo August me alegré muchísimo, por supuesto. Me alegré de poder vivir la experiencia del embarazo y de la maternidad, pero también sentí una increíble sensación de vértigo ante todos aquellas cosas para bebés que «podría» comprar a partir de entonces. Tras unos meses de embarazo, y después de visitar varias tiendas de artículos para bebés, me di cuenta de que no hay muchas cosas especialmente originales o atractivas para las personas a las que no nos gusta el rosa o el azul celeste, ni encontrar lazos y patitos por todas partes. De acuerdo, hay bonitos mitones, vestiditos y bolsas para cambiar de pañales que realmente están muy bien, pero cuestan un riñón y parte del otro y yo no podía gastar tanto en algo que tan sólo utilizaría durante unos meses. Por eso se me ocurrió que algunas de las cosas que necesitaba para el bebé las podía hacer yo misma. Me di cuenta de que no sólo me ahorraría dinero sino que además quedaría más satisfecha si las confeccionaba yo misma, porque serían artículos únicos e irrepetibles. Dado que no tenía ni idea de cómo hacerlo, me dediqué a visitar varias tiendas e investigar en Internet con la esperanza de encontrar libros que me ayudaran e inspiraran. No sabía qué necesita un bebé ni por qué: si los corchetes de presión eran mejores que las cremalleras, las tallas que corresponden a cada edad, etcétera. Finalmente encontré algunos sitios Web interesantes y, gracias a algunos amigos que ya tenían hijos más creciditos, hice una lista con las cosas que me harían falta. ¡Me pareció tan larga! ¿Hasta qué punto necesitaría realmente lo que estaba en la lista?

9


Cosí un par de baberos y una mantita y nos hicieron algunos regalos preciosos para nuestro futuro príncipe. Unos meses más tarde llegó el momento de recibir al nuevo miembro de la familia. Mientras escribo esto ha pasado ya más de un año desde que nació mi hijo, y desde entonces no hemos parado ni un momento; es agotador, pero también extraordinariamente maravilloso. También tengo un año más de experiencia en el mundo de los artículos para bebés. Es impresionante (y también un poco deprimente) lo mucho que puede dar de sí hablar de cochecitos de paseo, de los diferentes tipos de cambiadores y de la manera más correcta de elegir el calzado para el bebé. Ahora sé que hay muchas cosas prescindibles en la lista de lo que se supone que hay que comprar. Un bebé tiene unas necesidades muy básicas y no necesita un montón de chismes absurdos. Es muy fácil dejarse llevar y empezar a comprar artículos para el cuidado del bebé a troche y moche, pero yo hice cuanto pude por resistirme a ello. Dicho esto: algo de parafernalia también es útil, y realmente algunas cosas sí que son necesarias para el bebé. Además, hay artículos que contribuyen a que todo resulte más divertido y grato. Pero aún me resulta difícil encontrar libros creativos e interesantes de verdad que muestren cómo hacer todas esas cosas para los bebés y me sorprende, puesto que el mercado de accesorios se expanden sin cesar. Por eso me pareció que es natural empezar a planificar un libro de costura pensando en todos esos artículos para bebé, además ya contaba con muchas ideas y más conocimiento de causa sobre lo que es verdaderamente útil (¡y divertido!) para la primera infancia.

11


El primer manual de costura que escribí para el mercado norteamericano, Simple Sewing (Chronicle Books, 2007), estaba dirigido sobre todo a principiantes, pero también a personas que, habiéndose iniciado ya, deseaban ver unas cuantas ideas fáciles y estimulantes que las motivaran a realizar labores de costura. En este libro, Coser para los más pequeños es fácil, me propongo un objetivo parecido: conservar la simplicidad. He incluido sugerencias para proyectos muy sencillos, muchos de los cuales pueden llevarse a cabo en unas horas o en una tarde de domingo. También he recopilado proyectos que me parecieron de lo más práctico. (Por ejemplo, todos los padres y madres sin excepción necesitan cambiadores si tienen previsto salir de casa con sus bebés durante los primeros dos años.) Y otros proyectos los he incluido simplemente porque son bonitos y divertidos, como los sujetalibros (página 101) y el sonajero blandito (página 63). Os animo a todos y a todas, futuros papás, mamás, abuelas, tíos, etc. a que personalicéis estos proyectos con telas de vuestra elección. Hay tejidos fabulosos en el mercado y pueden adquirirse fácilmente en tiendas online. Apostad por los estampados, los colores atrevidos y los motivos divertidos. Sed creativos con los stencils y las impresiones con patata. ¡Rebelaos contra todos esos rosas y celestes del mundo de los bebés!

13


Antes de empezar Acerca de los tejidos: Cuando se realizan labores de costura para bebés es mejor utilizar fibras naturales como el algodón, el lino y la lana. Los tejidos naturales permiten que la piel se ventile como es debido. El algodón presenta un alto grado de resistencia, durabilidad y absorción. La ropa de un bebé se lava una y otra vez, por lo que el algodón es una buena elección. Los artículos que confecciones en algodón durarán mucho tiempo. También me gusta utilizar el lino. Mucha gente se siente intimidada ante este tipo de material porque piensan que requiere muchos cuidados, pero en realidad no es así. El lino es una fibra increíblemente resistente que puede lavarse a máquina. Con cada lavado se va volviendo más y más suave, por lo que resulta muy adecuada para la piel de los bebés. Se arruga con facildad, pero eso a mí no me preocupa en absoluto; en mi opinión, eso le da aún más encanto. La lana es un poco más delicada, ya que puede llegar a picar, y no se lava sin más como otras fibras naturales porque encoge enseguida. En algunos proyectos de este libro he optado por utilizar borreguillo de algodón en lugar de lana porque es suave y fácil de manipular. Si os cuesta encontrar borreguillo de algodón, el forro polar sintético se puede adquirir sin problema en los almacenes de telas. El forro polar es una fibra de fabricación humana, pero es adecuada para ciertos artículos para bebés como bufandas y gorros.

14


15


El tejido fabricado con bambú es un material nuevo y apasionante. Destaca por su suavidad, parecida a la del terciopelo, y por su carácter ecológico. El cáñamo es otra fibra natural que me interesa cada vez más. Se presenta en varias texturas y grosores y es muy duradero. Consejos sobre tejidos: · Asegúrate de encoger los tejidos antes de cortarlos. Muchos tejidos encogen con el lavado y no todos lo hacen del mismo modo. Para ahorrarte la gran decepción que supone ver cómo la lavadora arruina una prenda acabada, te recomiendo lavar, secar y planchar todos los tejidos necesarios para confeccionar el artículo. · Ten en cuenta la estabilidad del color de las telas. No queremos que los colores destiñan y se mezclen. (Ésa es otra buena razón para lavar los tejidos antes de coserlos.) Los artículos de mercería, cintas y ribetes también deberían permanecer inalterables para lo cual se han de lavar con anterioridad. · Cuando se cortan materiales, debe verificarse el hilo (la dirección de las fibras longitudinales y transversales de un tejido). En los tejidos de punto, el hilo puede verse en el canalé. A menudo los patrones requieren que el hilo encaje, por lo que es importante asegurarse de que la línea del hilo marcada en el patrón coincida con la del hilo del tejido.

16


Cuando se elaboran artículos para niños y bebés es esencial pensar en la seguridad. Consejos de seguridad:

· Asegúrate de rematar bien las costuras para que no se deshagan. Por ejemplo, si estás haciendo los sujetalibros (página 101), no interesa que empiecen a perder el relleno ya que podría llegar a las manos o a la boca del bebé. · Si utilizas botones u otro tipo de adornos, asegúrate de que están MUY bien fijados para evitar que el bebé los arranque (mordiéndolos, por ejemplo) y pueda ahogarse con ellos. · Utiliza pintura no tóxica cuando apliques la técnica del stencil en un proyecto. · Atar una bufanda o un pañuelo alrededor del cuello de un bebé podría parecer peligroso, y de hecho lo es. Yo no recomendaría ponerle una prenda así a un recién nacido. Si se trata de bebés y de niños más mayores, debemos asegurarnos de no perderlos de vista y de no dejar que se duerman mientras llevan ese tipo de prendas.

17


18


Equipo de costura Ésta es una lista de los útiles necesarios para confeccionar los proyectos del libro: Máquina de coser con agujas de recambio Surtido de hilos para la máquina Tijeras (no deben utilizarse para cortar papel para que no se desafilen) Descosedor Cinta métrica Regla de plástico transparente Regla de 1 metro Tiza de sastre o rotulador para ropa lavable Alfileres e imperdibles Agujas para coser a mano Plancha y tabla de planchar Pulverizador con agua para planchar al vapor Lápiz no muy afilado con goma de borrar Cinta adhesiva Plegadera de madera (una aguja de tejer grande o un palillo chino para comer también pueden servir)

No son imprescindibles, pero pueden hacernos la vida más fácil: Cuchilla de cizalla circular y tabla de corte Tijeras dentadas Acerico Dedal

19


Cubrepañales Quedan muy divertidos en los culitos de los bebés, ya sean niños o niñas. Pueden hacerse con franela para el invierno o de tela de algodón fino para salir a jugar en verano. Encontrarás un patrón para esta pieza en dos tallas: una para bebés de uno a cinco meses, y otra para bebés, de entre seis y doce meses. ¡Preciosos! Tamaño acabado: De recién nacidos a seis meses De seis a doce meses

Tejido: 70 cm (114 cm) de tela de algodón

Materiales: Patrón adjunto en el bolsillo frontal del libro Tijeras Alfileres Regla Rotulador para ropa Hilo Plancha Imperdible pequeño 90 cm de goma elástica (de 6 mm de ancho) Notas: Todas las costuras son de 12 mm a menos que se indique otra medida. El suplemento para la costura se incluye en las instrucciones de corte y en el patrón. Encoge previamente la tela lavándola, secándola y planchándola antes de empezar.

23


Paso 1: Cortar los trozos de tela A: Corta las piezas del patrón que encontrarás al principio del libro. B: Extiende la tela con el derecho hacia arriba. Dobla los orillos hacia el centro de la tela para que se encuentren en el medio. Pon las piezas del patrón sobre la tela doblada como se indica y sujétalas a la tela con alfileres. Corta las piezas del cubrepañales siguiendo las líneas de corte continuas del patrón. C: Necesitarás dos tiras cortadas al bies para los ribetes de las piernas. Despliega la tela y, sobre el revés y a un ángulo de 45 grados respecto a la dirección del hilo de la tela, corta dos tiras de 3,8 cm de ancho por 36 cm de largo. Utiliza el rotulador para ropa para trazar las tiras. Córtalas según las marcas trazadas. [figura 1]

Figura 1

24


Paso 2: Coser el cubrepañales A: Despliega todos los trozos de tela. Con el revés de la tela hacia fuera, pon el frontal encima de la parte trasera. Alinea las costuras laterales y únelas con alfileres. A continuación alinea las costuras de la entrepierna y únelas con alfileres. Cose todas las costuras laterales, con pespuntes al principio y al final. Cose también la entrepierna, con pespuntes al principio y al final. B: Recorta los suplementos de la costura unos 6 mm. Cose en zigzag el borde del suplemento de la costura para evitar que se deshilache, con cuidado de no atrapar la costura recta con el zigzag. (Si no puedes hacer zigzag, utiliza las tijeras dentadas para recortar las costuras unos 6 mm. Con esto conseguirás que las costuras tarden más en deshilacharse.) Plancha todas las costuras. C: Con el revés de la tela hacia arriba, haz un doblez de unos 12 mm en la cintura y plánchalo. A continuación haz otro doblez de 12 mm y plánchalo de nuevo. Deja una abertura de 5 cm en una de las costuras laterales y une con alfileres el resto del borde doblado. Cose a máquina cerca de la costura doblada hacia dentro, asegúrate de dejar la abertura de 5 cm en la costura lateral y pespuntea al principio y al final de la costura. D: Dobla y plancha 12 mm en uno de los lados largos de cada tira cortada al bies. A continuación, dobla por debajo 12 mm en uno de los extremos cortos de la cinta cortada al bies y plánchala. Con el derecho de los trozos de tela hacia dentro y empezando por el extremo doblado por debajo y planchado de la cinta cortada al bies, prende con alfileres el lado largo sin dobladillo de la tira cortada al bies alrededor de cada una de las aberturas para las piernas, empezando por la costura de la entrepierna. Superpone el ribete 1,9 cm al extremo y recorta el ribete que sobre. Cose a máquina el perímetro de cada abertura para las piernas. Recorta el suplemento de la costura unos 6 mm y realiza unos pequeños cortes en las curvas, con cuidado de no cortar también la costura. E: Dobla hacia abajo y plancha el ribete interior de las aberturas para las piernas. Prende con alfileres el borde doblado hacia dentro del ribete del cubrepañales con cuidado de no formar arrugas. Deja una abertura de 3,8 cm en la costura de la entrepierna. Puede que haya de alisar el ribete con los dedos para que se adapte correctamente. Mete el extremo basto del ribete dentro del extremo doblado donde se encuentran los dos extremos, para que no queden bordes sin dobladillo. Cose a máquina cerca del borde doblado del ribete, asegúrate de que dejas una abertura de 3,8 cm en la costura de la entrepierna y pespuntea al principio y al final de la costura. Repite la operación en la abertura de la otra pierna.

25


F: Sujeta un imperdible pequeño a un extremo de la goma elástica. Inserta el imperdible por la abertura de 5 cm de la cinturilla. Cose la goma elástica a través de la cinturilla empujando el imperdible y alisando la tela a su paso. La tela tenderá a acumularse cerca del imperdible, pero sigue empujando y avanzando poco a poco para que la goma elástica vaya pasando por la cinturilla. Asegúrate de que el otro extremo de la goma elástica no se meterá en la cinturilla. Cuando el imperdible salga por la otra abertura, úsalo para unir los dos extremos de la goma. Tira de la goma para ajustarla a la medida de la cintura del niño. Pon un extremo de la goma encima del otro y fíjalos con un alfiler. Une los extremos de la goma elástica cosiéndolos a máquina y recorta lo que sobre. G: Deja que la goma elástica se introduzca en la cinturilla y cierra la abertura con un alfiler. Cose a máquina la abertura para cerrarla, con cuidado de no coser sobre la goma elástica, y pespuntea al principio y al final. H: Repite los pasos F y G en las aberturas de las piernas.

26


Amigotes Aquí tenemos a un amigote para que tu pequeño pueda abrazarlo. El amigote tiene un velcro en cada mano para aumentar su poder abrazador. Estos muñecos pueden hacerse en varias medidas: cuanto más grandes, mejor, creo. No hay ningún patrón para estos amigotes, sólo los dibujos que hice para sugerir las formas que se encuentran en la página 71. Recomiendo un tejido suave, como la franela, para que sean más agradables de abrazar. Con una plantilla para stencil (he incluido algunas en el libro) se le puede dibujar una cara para darle más personalidad. Tendrás que tener cuidado al coser las piezas que forman el amigote, ya que hay muchos brazos y piernas que hay que tener en cuenta. Pero no pierdas el ánimo, ¡vale la pena! Tamaño acabado:

Materiales:

Depende de ti, pero el amigote grande que aparece en el libro mide 58 cm por 36 cm sin contar los brazos y las piernas.

Regla Rotulador para ropa Tijeras 8 cm de tira de velcro (2,5 cm de ancho) Hilo Alfileres Plegadera de madera Plancha Una bolsa grande de relleno Aguja de coser a mano

Tejido: 1,4 m (114 cm de ancho) Algodón de peso medio

Notas: Todas las costuras son de 12 mm a menos que se indique otra medida. El suplemento para la costura se incluye en las instrucciones de corte. Encoge previamente la tela lavándola, secándola y planchándola antes de empezar.

67


Paso 1: Cortar todos los trozos de tela A: Dobla la tela por la mitad con el revés hacia fuera y los orillos alineados. Mide y marca las medidas siguientes directamente sobre el revés de la tela con la ayuda de una regla y un rotulador para ropa. Corta las piezas siguiendo las líneas marcadas. Para el cuerpo, corta: 2 rectángulos redondeados, de 61 cm de largo por 38 cm de ancho. Haz las curvas superiores un poco más pronunciadas que las inferiores. Para los brazos, corta: 4 rectángulos, más anchos por un extremo que por el otro, 43 cm de largo por 10 cm de ancho en un extremo y 8 cm en el otro. Para las piernas, corta: 4 rectángulos, más anchos por un extremo que por el otro, 53 cm de largo por 10 cm de ancho en un extremo y 8 cm en el otro.


Paso 2: Coser el amigote A: Toma una mitad del velcro y céntrala sobre el derecho en el extremo ancho de una de las piezas de los brazos. El velcro se ha de colocar de a lo largo del brazo, a 2,5 cm del borde inferior (imagina que está en el reverso de la mano del amigote), y centrado respecto a los lados largos. Cose a máquina todo el contorno del velcro y asegúrate de pespuntar al principio y al final. Repite la misma operación con el otro lado del velcro en otra pieza de brazo (ésta irá en la palma de la mano del amigote). B: Con las piezas unidas por el derecho, une con alfileres las piezas de los brazos y de las piernas. Deja los extremos estrechos abiertos y sin alfileres. Asegúrate de que cada brazo tiene un trozo de velcro, ya que no nos servirán de nada dos trozos de velcro en el mismo brazo. Cose los tres lados de los brazos y de las piernas que están prendidos con alfileres y asegúrate de pespuntar al principio y al final. Recorta el suplemento de la costura unos 6 mm y corta las esquinas en un ángulo de 45 grados. Dales la vuelta a través de los extremos abiertos para que quede el derecho por fuera. Utiliza la plegadera de madera para marcar las esquinas. Plánchalo. C: Rellena las piernas y los brazos con la fibra de poliéster. Deberían quedar llenos pero blandos, no demasiado densos. Deja los últimos 2,5 cm junto a la abertura sin rellenar. Hilvana a máquina las aberturas para cerrarlas a 2,5 cm del borde. D: Con el revés de la tela hacia fuera, une con alfileres la parte superior de las piezas del cuerpo. Une las manos con el velcro y a continuación prende los brazos entre las piezas del cuerpo con los bordes bastos alineados con los bordes bastos del cuerpo, más o menos a la altura del tercio superior del cuerpo. Fíjalos bien en su sitio con alfileres. Sigue poniendo alfileres por los lados del cuerpo hasta llegar a las esquinas inferiores. Prende las piernas entre las piezas del cuerpo. Debes centrarlas en la parte inferior, con los bordes bastos alineados. Fíjalas bien en su sitio con alfileres. Dado que el cuerpo quedará lleno de bultos con las piernas y los brazos dentro, deberás comprobar que las costuras del cuerpo están alineadas y bien fijadas con alfileres antes de proceder a coserlas. E: Cose el contorno del cuerpo, pero deja una abertura de 12 cm en uno de los lados, debajo de un brazo, y pespuntea al principio y al final. No recortes la costura de la abertura, pero sí el suplemento del resto de costuras para que queden 6 mm y corta las esquinas a 45 grados (con cuidado de no cortar también la costura). F: Dale la vuelta a todo el amigote a través de la abertura. Rellena el cuerpo hasta que quede bien lleno, aunque sin embutirlo demasiado. G: Dobla hacia adentro 12 mm en los dos lados de la abertura y préndela con alfileres para cerrarla. Con aguja e hilo cierra la abertura con unos puntos de dobladillo. H : Pinta la cara con una plantilla para stencil en la parte frontal del amigote (véase página 44).

69


71


Glosario Abertura

Dobladillo

Hilván:

Separación de las partes de algo, dejando al descubierto el interior.

Pliegue que se le hace a la ropa en los bordes como remate. Consiste en doblarla un poco hacia adentro dos veces para coserla, de forma que el borde basto quede en el interior.

Costura de puntadas largas y que pueden extraerse fácilmente con que se une y prepara lo que se ha de coser después de otra manera.

Bies Trozo de tela cortado en sesgo respecto al hilo, que se aplica a los bordes de prendas de vestir y permite una cierta flexibilidad que lo hace especialmente útil en el caso de las esquinas curvas. Aunque puede confeccionarse fácilmente y en el libro se especifica el procedimiento, también puede adquirirse en mercerías ya listo para su aplicación.

Borde basto Borde de la tela simplemente cortado, sin dobladillo ni otro tipo de acabado que lo embellezca y evite que se deshilache.

Costura Serie de puntadas que unen dos piezas cosidas..

Descosedor Pequeño utensilio empleado para quitar costuras, abrir ojales y sacar las puntas con rapidez. También se denomina desgarrador o abreojales.

Encoger: Muchos tipos de tela encogen cuando se lavan, y lo hacen en distintas proporciones. Para ahorrarte el disgusto de que el primer lavado arruine una pieza ya confeccionada, deben encogerse las telas antes de utilizarlas. Simplemente lava, seca y plancha todas las telas, como lo harías con la pieza acabada, antes de empezar. Por muchas ganas que tengas de ponerte manos a la obra, no es conveniente saltarse este primer paso.

Entrepierna: Piezas cosidas, entre las hojas de los calzones y pantalones, a la parte interior de los muslos, hacia la horcajadura.

Hilo: El hilo lo crean en un tejido las hebras que pasan a lo largo y a lo ancho. En una tela de punto, el hilo puede verse en los bordes longitudinales. El hilo siempre es paralelo a los orillos de la pieza de tela.

Imperdible: Alfiler que se abrocha quedando su punta dentro de un gancho para que no pueda abrirse fácilmente.

Overlock: Máquina de coser que tiene pespunte de cadeneta. También permite cortar la tela y ribetearla en una sola operación.

Patrón: Modelo de papel que sirve de muestra para el corte de las piezas utilizadas en la confección de la prenda. Pueden aprovecharse para marcar la posición de elementos adicionales (bolsillos, ojales, etc.) y pueden incorporar o no el suplemento para la costura. Todos los patrones del libro tienen este suplemento ya añadido, por lo que las marcas de corte ya tienen en cuenta la cantidad de material necesaria para rematar los cortes y unir las piezas entre ellas.


Pespunte:

Relleno:

Stencil:

Labor de costura, con puntadas unidas, que se ejecuta volviendo la aguja hacia atrás después de cada punto, para meter la hebra en el mismo sitio por donde pasó antes.

Material blando que se usa para aumentar el grueso del traje o del bordado. Para los proyectos del libro puede utilizarse relleno de origen natural (algodón) o sintético (poliéster). Si se trata de una pieza que deba lavarse a menudo, el poliéster ofrece un rendimiento óptimo, puesto que se seca mucho más rápido que el algodón o la lana y no encoge.

Es una técnica de impresión sencilla en la que una plantilla evita que la pintura se adhiera a la superficie, lo que da lugar a la formación de un motivo decorativo. Es particularmente adecuada para tejidos, puesto que supone una simplificación de la serigrafía. También se denomina estarcido.

Plegadera de madera: Aunque también puede ser de plástico, es una pequeña pieza plana y de punta redondeada, tan sencilla como versátil, utilizada para voltear las esquinas en los cuellos, solapas, etc. sin correr el riesgo de dañar la tela. También se utiliza para quitar hilvanes y abrir las costuras antes de plancharlas.

Presilla: Fragmento de cinta o goma elástica sujeto a la tela en forma de lazada que hace las veces de ojal para el botón.

Puntos de festón: Bordado de realce en que por un lado queda rematada cada puntada con un nudo, de tal modo que puede cortarse la tela a raíz del bordado sin que éste se deshaga.

Ribete: Cinta o tira de tela o piel con que se adorna y refuerza la orilla del vestido y el calzado.

Sisa: Corte curvo hecho en el cuerpo de una prenda de vestir que corresponde a la parte de la axila.

Tiza de sastre: Pieza plana de arcilla que se presenta en diferentes colores, utilizada para marcar la tela puesto que se lava fácilmente. Se presenta en diferentes colores y los bordes deben mantenerse delgados para poder trazar líneas finas. Una alternativa más moderna son los rotuladores lavables.


Notas:


Notas:


Notas:

Profile for Barbara Fiore Editora

Coser para los más pequeños es fácil  

Coser para los más pequeños es fácil 978-84-936778-9-3 Lotta Jansdotter Marzo 2010 / Cartoné / 22 x 24 / 144 páginas / 24 € Accesorios para...

Coser para los más pequeños es fácil  

Coser para los más pequeños es fácil 978-84-936778-9-3 Lotta Jansdotter Marzo 2010 / Cartoné / 22 x 24 / 144 páginas / 24 € Accesorios para...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded