Page 6

NOTAS AL PROGRAMA Por Carolina Conti Bach En su tiempo, el Barroco, Johann Sebastian Bach (1685-1750), más que un gran compositor, era considerado el mejor intérprete de órgano, con una habilidad que sorprendía. Su talento para el clavicémbalo no debía ser menor, si interpretaba su Fantasía cromática o sus conciertos para el instrumento. Su habilidad al teclado, como era lógico, aparece también en sus conciertos, suites o partitas que nos siguen sorprendiendo por la complejidad y por la belleza que despliegan. Pero además, obras como las Variaciones Goldberg o El clave bien temperado constituyen, sin duda, hitos en la historia. En 1717 Bach dejó Weimar, no en los mejores términos, y se trasladó a Anhalt-Cöthen al servicio del Príncipe Leopoldo, profundo amante de las artes. Como maestro de capilla y director de la música de cámara fue un periodo muy productivo para Bach, especialmente en la creación de música de cámara.

4

Sus sonatas para violín, sus sonatas trío, los conciertos para violín y los Conciertos brandemburgueses nacieron en ese periodo. Al igual que sus Invenciones, obras para violín o violonchelo solo, el primer libro de El clave bien temperado también surgió en este periodo con un propósito educativo. Los dos libros que conforman la obra contienen, cada uno, veinticuatro preludios y fugas en todos los tonos, que además de su belleza demostraron la resolución de un problema de afinación en los instrumentos de teclado, lo que también trajo consigo una evolución en la escritura de este tipo de obras. Estos preludios y fugas no siguen un modelo establecido sino que en ellos el compositor explaya su genialidad. Cada uno presenta un desarrollo único del material temático, y todo el conjunto es una obra maestra sorprendente por la belleza, variedad y complejidad estructural que lleva la forma de la fuga a un punto que solo será superado en El arte de la fuga hacia el final de la vida de Bach. El Preludio y fuga No. 13, BWV 858, que hace parte del primer libro de esta obra capital del repertorio para teclado, abre el presente recital. Haydn Franz Joseph Haydn (1732-1809) es, sin duda, una de las figuras centrales del Clasicismo y de la historia de la música occidental. A él se debe la consolidación de formas como la sinfonía y el cuarteto de cuerdas que están en la base de la creación musical. La sorprendente evolución de dichas formas no habría sido posible sin sus obras. Haydn hizo igualmente un aporte importante al repertorio para teclado, aunque, a diferencia de Mozart o Beethoven, no era un gran pianista. La sonata para teclado se

Profile for Banrepcultural

CRISTIAN DEL REAL, piano (Colombia)  

Conocido hace unos años como el ‘niño genio’ de los timbales’, ahora Cristian del Real es uno de los pianistas colombianos de mayor proyecci...

CRISTIAN DEL REAL, piano (Colombia)  

Conocido hace unos años como el ‘niño genio’ de los timbales’, ahora Cristian del Real es uno de los pianistas colombianos de mayor proyecci...

Advertisement