Issuu on Google+

Serie de los Jóvenes Intérpretes

DAVID MERCHÁN, viola (Colombia) Leonardo Cáceres, piano (Colombia) Jueves 28 de febrero de 2013 • 7:30 p.m. Bogotá, Sala de Conciertos Biblioteca Luis Ángel Arango Viernes 1° de marzo de 2013 • 7:15 p.m. Cúcuta, Sala Múltiple del Área Cultural


TOME NOTA •

Los conciertos iniciarán exactamente a la hora indicada en los avisos de prensa y en el programa de mano. Llegar con media hora de antelación le permitirá ingresar al concierto con tranquilidad y disfrutarlo en su totalidad.

Si al momento de llegar al concierto éste ya ha iniciado, el personal del auditorio le indicará el momento adecuado para ingresar a la sala de acuerdo con las recomendaciones dadas por los artistas que están en escena.

Agradecemos se abstenga de consumir comidas y bebidas, o fumar durante el concierto, con el fin de garantizar un ambiente adecuado tanto para el público como para los artistas.

Durante el transcurso del concierto por favor mantenga apagados sus equipos electrónicos, incluyendo teléfonos celulares, buscapersonas y alarmas de reloj. Esto ayuda a crear un ambiente propicio para disfrutar la música.

Por respeto a los derechos de autor de los compositores e intérpretes, no está permitido realizar grabaciones de audio o video ni tomar fotografías durante el concierto.


Nació en Bogotá. A sus tres años inició estudios musicales con profesores particulares. A los siete ingresó al Programa Infantil y Juvenil de la Pontificia Universidad Javeriana, donde tomó clases de batería-jazz, y a los diez inició estudios de violín y violonchelo en la Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil de Colombia. Sus estudios universitarios de viola iniciaron c on el maestro Aníbal Dos Santos en la Universidad Nacional de Colombia. Allí obtuvo los primeros puestos en los exámenes generales de admisión y de énfasis, y por esto mereció la Matrícula de Honor en esta universidad. Posteriormente estudió con las maestras Johanna Gutiérrez y Sandra Arango en la Universidad Javeriana. Ha sido seleccionado cuatro veces en la convocatoria de la Serie de los Jóvenes Intérpretes del Banco de la República: en 2010 con la Kamerata Latinoamericana y en 2012 para la serie 2013, como solista y en la modalidad de agrupaciones de cámara con Linos Trío y el Cuarteto de Cuerdas Balzac. Ganador en la convocatoria nacional de música de cámara de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y el Distrito Capital “Estímulos Económicos 2012” con Linos Trío, a quienes fue concedido un premio especial para asistir como invitados al VII Festival Internacional de Música de Cartagena, que se realizó en enero de este año. Invitado por la Orquesta de las Américas (YOA) en su gira de conciertos por América del sur como primera viola en el 2010 e invitado por el Banco de la República a participar en la serie Retratos de un compositor, concierto monográfico y grabación de un disco del compositor colombiano Luis Rizo-Salom, en 2012, en la sala de conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango. Se ha presentado varias veces como solista en algunos de los auditorios más importantes del país: Auditorio León de Greiff, Sala Víctor Mallarino del Teatro Colón, Auditorio Fabio Lozano, Sala Otto de Greiff, Teatro Amira de la Rosa y Auditorio Olav Roots, entre otros, y ha ofrecido conciertos en Perú, Brasil, Ecuador, República Dominicana, Israel, Panamá, Costa Rica, Estados Unidos, Italia y Alemania. Ha participado en festivales nacionales e internacionales como el Festival Internacional de Música de Cartagena, Festival de Música de Santa Catarina en Brasil, St. Lawrence String Quartet Chamber Music Seminar

1


en la Universidad Stanford en California, Festival giovanile internazionale Casa Montagna−Ferriere y La Via dei Concerti en Italia, y Young Euro Classic en Berlín. Ha asistido a clases con Rubén Haddad (Orquesta Sinfónica de Venezuela), Robert Pascal (Conservatorio Nacional de Lyon), Anja-Regine Graewel, Midori Seiler y Georg Kallweit (Akademie für Alte Musik de Berlín), Emerson Di Biaggi (Orquestra Sinfônica do Estado de São Paulo), Richard Young (Northern Illinois University), Ori Kam (Jerusalem Quartet), Hsin-Yun Huang (Juilliard School), Craig Mumm (MET Opera Orchestra New York), Paul Cortese (Conservatorio de Badalona) y Kim Kashkashian (New England Conservatory). David Merchán es actualmente la primera viola en la Orquesta Sinfónica de Bogotá y se encuentra estudiando en la Universidad de los Andes bajo la orientación de Julián Linares.

2

LEONARDO CÁCERES, piano Docente de piano, pianista acompañante y pianista repetidor de la Escuela de Música de la Fundación Universitaria Juan N. Corpas. Realizó sus primeros estudios musicales en la Escuela Superior de Música de Tunja con el maestro Jorge Zorro. A los doce años recibió el premio Nacional de Colcultura y fue solista con la Orquesta Sinfónica Nacional bajo la dirección del maestro Jaime León. Después de cuatro años de estudios con Pilar Leyva, viajó a la antigua Unión Soviética como ganador del Primer Premio Nacional Convenio ICETEX-URSS (1988), en donde terminó estudios como profesor de piano, solista e intérprete de música de cámara en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú, con los maestros N. Suslova, Galina Miceroba y Tatiana Golik. Representó a Colombia en el VIII Festival Internacional de Música Contemporánea en Quito (Ecuador). Desde su regreso al país ha llevado a cabo una labor extensa como docente y acompañante en diferentes salas tanto en el ámbito nacional como internacional.


PROGRAMA Sonata para viola y piano en si bemol mayor, Op. 36 Maestoso - allegro Barcarola: andante con moto Finale scherzando: allegretto

Itinerante Pasillo

HENRI VIEUXTEMPS (1820-1881)

JESÚS ALBERTO REY MARIÑO (1956-2009) Arreglo: Fernando León

INTERMEDIO Sonata para viola y piano en do menor No. 1, Op. 18

Allegro moderato Poco lento e cantábile Finale. Presto - allegro molto

YORK BOWEN (1884-1961)

CONCIERTO No. 6

3


NOTAS AL PROGRAMA Por Guillermo Gaviria Henri Vieuxtemps (1820-1881) nació en Verviers, Bélgica, no lejos de Lieja, una ciudad con mucha actividad alrededor del violín. Inició sus estudios con su padre, un aficionado a la fabricación e interpretación del violín, como lo narra el propio Vieuxtemps en su autobiografía:

4

Por lo tanto, en la medida de lo que puedo recordar, he visto y escuchado tocar el violín. A la edad de cuatro años, mi padre, con el único propósito de divertirme, me puso un pequeño violín en la mano, me dio las primeras nociones de música, me enseñó lo que sabía. Como aprendí todo en poco tiempo y viéndose superado, quiso que uno de sus amigos me diera las lecciones. […] Un amateur de nuestro pequeño pueblo, un hombre rico y generoso, el Sr. Genin, se interesó del joven prodigio que había escuchado, y me hizo dar las clases del Sr. Lecloux, profesor serio y de un saber real.1

Los progresos de Vieuxtemps fueron rápidos, de manera que dos años después tuvo su primera presentación pública, en la que tocó un concierto de Rode y un aire variado de Fontaine, con orquesta. El pequeño Henri tenía seis años y el resultado fue que le organizaron su primera gira de conciertos, acompañado por su profesor Lecloux, que incluyó: Lieja, Bruselas, Amberes, Breda, La Haya, Roterdam, Utrecht y Ámsterdam. Charles de Beriot, según Vieuxtemps, “con la frescura y el encanto de su talento, después de haberme escuchado en Ámsterdam; teniendo en cuenta las cualidades que me había observado, le propone a mi padre hacerse cargo de mi educación de músico y de virtuoso, proposición que fue aceptada con agradecimiento”. Beriot, profesor del Conservatorio de París, lo inició en el conocimiento de los grandes maestros y sus obras -Corelli, Tartini, Viotti, Rode, Kreutzer- y le enseñó a “admirarlos y a considerarlos como sus modelos”. La guía de Beriot sería fundamental en la vida de Vieuxtemps; lo condujo a París y le ayudó a conseguir una beca de Guillermo I, rey de los Países Bajos. En la revolución de 1830 cambió la situación, Beriot se casó y tuvo que viajar a Italia, el padre de Henri se sintió desolado y le consultó:

“¿A quién podré confiar mi muchacho?” A lo cual responde el maestro: “que trabaje solo, que busque su voz, que se abra un camino; observarlo solamente”. Y es así como desde la edad de 11 años no volví a tener una clase de violín. Continué trabajando, meditando sobre los antiguos, comparando con los modernos, revisando su relación, uniéndolos en aquello que encontraba bello y grande.2

En 1836 compuso su primer concierto para violín (Concierto en fa menor No. 2, publicado como Opus 19). Su carrera como concertista y compositor lo llevó a recorrer todo el mundo. Sus viajes pasan por Viena, Londres, 1 2

Vieuxtemps, Henri, Le Guide Musical, 1881, núms. 24-25. Henri Vieuxtemps, Le Guide Musical, 1881, núms. 24-25.


París, Estados Unidos y Rusia, en donde fue violinista de la corte de San Petersburgo. Allí compone el Concierto No. 1 en mi mayor, publicado como Op. 10, una obra que recibió la admiración de Wagner y Berlioz. Su catálogo de obras incluye algunas para viola, entre ellas la Sonata en si bemol mayor, Op. 36, publicada en Leipzig en 1863, composición muy exigente en el aspecto técnico, con rápidas figuraciones de tresillos del inicio y las demandas virtuosas del final. Igualmente, se encuentran pasajes de carácter melancólico como en la Barcarola. En general, se puede afirmar que Vieuxtemps fue un innovador dentro del movimiento Romántico. Vieuxtemps debió abandonar su vida de concertista e incluso su carrera como profesor en el Conservatorio de Bruselas, cuando en 1873, sufrió un accidente cerebrovascular que paralizó su brazo derecho. Frustrado por su imposibilidad de tocar, se trasladó a Argelia para estar cerca de su hija y de su yerno; allí murió en 1881. Robert Schumann, quien escuchó a un Vieuxtemps muy joven, escribió:

Cuando escuchamos a Henri, podemos cerrar nuestros ojos con tranquilidad. Su manera de tocar es como una flor, fragante y vistosa al mismo tiempo. Su ejecución es perfecta, magistral. […] Desde la primera hasta la última nota estuvimos como en un círculo mágico, cuyo principio y fin no podíamos discernir.3

Jesús Alberto Rey (1956-2009) compositor, pianista y educador, conocido familiarmente como “Chucho”, nació en Pamplona (Norte de Santander). Uno de los músicos promotores de la llamada “nueva música colombiana”, muy valorado y querido como profesional y como persona por estudiantes, colegas y amigos, falleció de manera sorpresiva a muy temprana edad en agosto de 2009. “Chucho” estudió en la Universidad Pedagógica Nacional en Bogotá y se formó como pianista y compositor. Es el autor de la serie ¡Música, maestro!, publicada por Editorial Voluntad. Compuso música incidental para teatro y danza, así como diversas piezas dentro de géneros populares y materiales para el trabajo pedagógico musical. Su labor educativa fue extensa. Recorrió el país como asesor del Ministerio de Cultura en el Programa Nacional de Coros y como docente en diversos cursos y seminarios de educación musical. Fue profesor en la Universidad Pedagógica, en la Universidad Industrial de Santander (UIS), en la Universidad de Antioquia y Decano de la Facultad de Música de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. En su trabajo educativo, siempre enmarcado dentro de la solidaridad y la responsabilidad social, es importante resaltar la creación y dirección del proyecto Red de Escuelas y Bandas de Música de Medellín. 3 Robert Schuman, (Editor: Konrad Wolff), On Music and Musicians. University of California Press, Oakland, CA, 1983, p. 238.

5


Acerca de este periodo nos ilustra Jorge Iván Hurtado:

Le recuerdo, en una época muy dolorosa de nuestra historia reciente, en la martirizada ciudad de Medellín, escalando las empinadas escarpas de las comunas más pobres y huérfanas de esperanza, cargando violines, flautas y trompetas, que con decisión difícil de rechazar, ponía en las manos de esos niños y adolescentes que podrían ser presa fácil de las más repulsivas formas de violencia -y sin duda, algunos ya lo eran-, sin esperar siquiera la respuesta de los sorprendidos muchachos y muchachas, y empezaba con ellos, imperturbable, la divina labor pedagógica en búsqueda de la elusiva armonía.4

“Chucho” fue un permanente promotor del rescate de las raíces y el legado musical de su tierra. En 1996 obtuvo una beca de creación de Colcultura para la realización del proyecto de Negros y blancos en blancas y negras. Y, en el mismo año obtuvo el Primer Premio en el VI Concurso Nacional de Composición Carlos Vieco Ortiz, con la obra Dos impresiones andinas para piano, conformada por Itinerante, un estudio de pasillo, y, el bambuco Virtual. La música de Rey tiene excelentes líneas melódicas, clara estructura formal y armonías imaginativas, todo dentro de una gran sencillez y profunda expresividad. Fue un músico perfeccionista que dejó un conjunto de obras, quizás no muy extenso pero muy valioso, que ya hace parte del repertorio nacional.

6

Edwin York Bowen (1884-1961) nació en Crouch Hill, Londres en 1884, siendo el hijo menor de un fabricante de whisky, dueño de la destilería Bowen y McKechnie. Fue niño prodigio. Recibió sus primeras lecciones de piano y armonía, y al observar su excepcional talento sus padres lo inscribieron en el North Metropolitan College of Music. Luego pasó a estudiar en el Blackheath Conservatoire con Alfred Izard, donde ganó varias becas. A la edad de catorce años ganó la Erard Scholarship de la Royal Academy of Music, donde estudió piano con Tobias Matthay y composición con Frederick Corder. Fue un estudiante brillante, recibió muchos premios en piano y composición, incluyendo el Worshipful Company of Musicians' Medal, y a la edad de veinticinco años fue designado como profesor en la Academia. Bowen mantuvo durante su vida una actividad regular en la composición, la enseñanza y la interpretación como pianista. Hasta el final de la Primera Guerra Mundial fue considerado como uno de los compositores más importantes e influyentes de la Gran Bretaña. Sin embargo, después de su muerte en 1961, sus obras estuvieron en el olvido durante cerca de 40 años, fueron muy poco conocidas por el público en general5; solo recientemente se empezó a publicar su catálogo, conformado por cerca de 160 obras. 4 Jorge Iván Hurtado, “Chucho” Rey, itinerante sin agenda, Cátedra Libre, Universidad Industrial de Santander, octubre de 2009, N. 121, www.uis.edu.co 5 A los interesados en conocer más sobre la música de Bowen, se les sugiere visitar el sitio www.yorkbowen. co.uk


Bowen escribió cuatro sinfonías, igual número de conciertos para piano, un concierto para violín, música de cámara y numerosas piezas para piano. De acuerdo con Matthew Jones6, interesado en el timbre de la viola más que en el del violín, Bowen fue inspirado a componer para este instrumento, al igual que muchos compositores de la época, por Lionel Tertis7, conocido como el “padre de la viola moderna”, quien enfrentó muchas dificultades para promoverla como instrumento solista:

Tertis principalmente quería hacer su carrera como violista, sin embargo, en esta aspiración se enfrentaba a enormes desafíos. A comienzos del siglo XX, escribió: "He dado un montón de recitales [de viola] pero el prejuicio en contra de esta idea fue extraordinario. Todo el mundo parecía estar en pie de guerra frente a mi atrevimiento de tocar solos en la viola".8

Bowen se presentó en numerosos recitales a dúo con Tertis, de quien tomó como referencia el virtuosismo y la profundidad del sonido para la composición de sus obras; con ellas promovió la idea de la viola como instrumento solista, modificando los límites de lo que se consideraba posible en la época. Compuso dos sonatas para viola y piano que fueron estrenadas en el Aeloian Hall, de Londres; la Sonata para viola y piano en do menor No. 1, Op. 18 y la Sonata en fa mayor, No. 2, Op. 22, en febrero y mayo de 1906, respectivamente. Los estrenos estuvieron a cargo de Lionel Tertis en la viola y del compositor, de apenas 21 años, como acompañante al piano. Después del recital en el cual se estrenó la Sonata en do menor, el 1º de junio de 1905 se publicó lo siguiente en The Musical Times:

Como instrumento solista la viola es sin duda la Cenicienta de la familia de las cuerdas, y existe tan poca música escrita para ella que despertó interés excepcional el recital de viola a cargo del Sr. Lionel Tertis, el 19 de mayo en el Aeolian Hall, en el cual presentó estrenos de no menos de seis composiciones para viola y piano. La más importante de ellas fue una Sonata en do menor de York Bowen, quien tocó el piano. Este trabajo es otro testimonio del gran talento de Sr. Bowen.9

Los estudiosos consideran el estilo de composición de Bowen como “romántico", caracterizado por su individualidad y un lenguaje armónico rico y profundo. Sin embargo, es calificado como un compositor conservador, pues no se adhirió a las tendencias más renovadoras de su época. El propio compositor, citado por Donald Brook, establece su posición al respecto: Matthew Jones, Edwin York Bowen: Viola Sonatas Nos. 1 & 2 – Phantasy, CD Naxos: 8.572580. Lionel Tertis (1876-1975) fue uno de los primeros intérpretes de la viola en lograr reconocimiento internacional. Nació en West Hartlepool, hijo de inmigrantes judíos polacos, y en un principio estudió violín en Leipzig y en la Royal Academy of Music (RAM) de Londres, en donde, estimulado por el director, Alexander Mackenzie, cambió el violín por la viola. Rápidamente se convertiría en uno de los mejores violistas de su tiempo, recorriendo en sus giras como solista Europa y Estados Unidos. Como profesor de viola en la RAM (desde 1900), animó a sus colegas y estudiantes a componer para el instrumento, con lo que logró en buena medida la ampliación del repertorio para viola. Los compositores Arnold Bax, Frank Bridge, Gustav Holst, Dale Benjamin, Bowen York y William Walton escribieron piezas para él. 8 John France, The Centenary of a Minor Masterpiece, 2007, www.yorkbowen.co.uk 9 John White, Lionel Tertis: The First Great Virtuoso of the Viola, Londres, Boydell Press, 2006, p. 13. 6 7

7


Algunas de las cosas que se espera sean digeridas hoy en día son insultos audaces. Pueden ser inteligentes, pero estas efusiones que no tienen ningún sentido de la tonalidad, de la línea melódica o de la forma de cualquier tipo, no pueden ser consideradas como música. Siempre he tratado de componer música moderna que siga siendo música. […] Durante toda mi carrera he tratado de apreciar la belleza de la música de otras personas, sobre todo porque yo mismo soy un compositor, y no sé qué hacer con los argumentos de la gente que trata de excusar música horrible con la tesis de que expresa la época horrible en la que estamos viviendo en la actualidad. Si la vida moderna es horrible, con mayor razón la música debería aportar belleza a ella.10

8

Brook, Donald, Composers Gallery: Biographical Sketches of Contemporary Composers, Cooks & Vowies, Londres, 1940, p. 37.

10


AGUASALÁ, ensamble de música colombiana (Colombia) Jueves 7 de marzo de 2013 • 7:30 p.m. Aguasalá es una agrupación de mujeres bogotanas impregnadas por sonidos del Caribe. Ellas presentan un repertorio de bullerengues, fandangos y cumbias, obras pertenecientes a su primer trabajo discográfico Palpitar. En este concierto, la agrupación evocará con tambores y gaitas los sonidos tradicionales del Caribe, de los bailes cantaos y de los sonidos -un tanto ácidos, un tanto citadinos- que caracterizan a la cumbia de hoy. Una propuesta que pretende cautivar los oídos de todos.


Los conciertos realizados en la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango están autorizados por la Dirección Administrativa de la Secretaría de Gobierno de Bogotá, mediante la Resolución 027 del 10 de febrero de 2012


Concierto DAVID MERCHÁN, viola (Colombia)