Issuu on Google+

7ª SEMANA DE LA GUITARRA

ZAHIRA NOGUERA, cuatro llanero (Colombia)

Miércoles 7 de octubre de 2015 • 7:30 p.m. Montería, Auditorio CECAR Viernes 9 de octubre de 2015 • 6:30 p.m. Valledupar, Auditorio Corporación Biblioteca Rafael Carrillo Lúquez Martes 13 de octubre de 2015 • 7:00 p.m. Leticia, Auditorio Biblioteca Banco de la República Jueves 15 de octubre de 2015 • 7:30 p.m. Bogotá, Sala de Conciertos Biblioteca Luis Ángel Arango


TOME NOTA •

Los conciertos iniciarán exactamente a la hora indicada en los avisos de prensa y en el programa de mano. Llegar con media hora de antelación le permitirá ingresar al concierto con tranquilidad y disfrutarlo en su totalidad.

Si al momento de llegar al concierto éste ya ha iniciado, el personal del auditorio le indicará el momento adecuado para ingresar a la sala de acuerdo con las recomendaciones dadas por los artistas que están en escena.

• •

Agradecemos se abstenga de consumir comidas y bebidas, o fumar durante el concierto, con el fin de garantizar un ambiente adecuado tanto para el público como para los artistas. Durante el transcurso del concierto por favor mantenga apagados sus equipos electrónicos, incluyendo teléfonos celulares, buscapersonas y alarmas de reloj. Esto ayuda a crear un ambiente propicio para disfrutar la música. Por respeto a los derechos de autor de los compositores e intérpretes, no está permitido realizar grabaciones de audio o video ni tomar fotografías durante el concierto.


La serie de los jóvenes intérpretes y el concierto de hoy Desde 1985 la Serie de los Jóvenes Intérpretes es parte importante de la programación musical del Banco de la República. En algunos casos estos recitales son la primera experiencia profesional de los mejores estudiantes de música del país y, con el paso de los años, ha demostrado ser un aporte al crecimiento artístico de músicos cuyas carreras continúan desarrollándose tanto en Colombia como en el exterior. 27 jóvenes participaron en la convocatoria de la Serie de los Jóvenes Intérpretes 2015 en la categoría cuerdas pulsadas. La cuatrista Zahira Noguera fue la única intérprete de esta categoría seleccionada para presentarse en la temporada de conciertos 2015. La Serie de los Jóvenes Intérpretes se vincula a la 7ª Semana de la Guitarra Banco de la República presentando a Zahira Noguera, al guitarrista Roberto Hurtado, ganador del VII Concurso Nacional para Jóvenes Guitarristas Compensar, al Cuarteto de Guitarras Cordam y al dúo de guitarras Robledo-Tobón.

1


La 7ª Semana de la Guitarra Banco de la República cuenta con el apoyo de

2

Y con la colaboración de Instituto Departamental de Bellas Artes y Colegio Hispanoamericano en Cali, Comfenalco Valle – Regional Buenaventura, Universidad de la Amazonia en Florencia, Cámara de Comercio de Honda, Universidad del Sinú en Montería, Gobernación de la Guajira, Instituto Departamental de Cultura del Meta y Fundación Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo – Quinta de San Pedro Alejandrino en Santa Marta. Consulte toda la programación de la 7ª Semana de la Guitarra en http://proyectos.banrepcultural.org/semana-de-la-guitarra


Edinson Fernando Torres, multipercusión; Juan Carlos Contreras, bajo eléctrico, y Sandra Sánchez, flauta. Zahira Noguera Cárdenas inició su carrera artística desde temprana edad. Su primer maestro fue su padre, Simeón Noguera, quien le dio las primeras lecciones sobre la ejecución del cuatro llanero. En el año 2002 ingresó a la academia Llano y Joropo; allí empezó sus estudios musicales como maraquera, con Hildo Ariel Aguirre como maestro; posteriormente se interesó en el cuatro y estudió bajo la guía del maestro Julián Croswaithe. En 2006 se inició como cuatrista solista bajo la batuta del maestro Juan Carlos Contreras. Ha asistido a clases magistrales con Asdrúbal “Cheo” Hurtado, Jorge Glem, Carlos Capacho y Nelson González, entre otros. En 2009 comenzó sus estudios profesionales en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas-ASAB, siendo el cuatro su instrumento principal. Ha participado en diferentes festivales de música llanera y ha obtenido premios a nivel infantil, juvenil y profesional en diferentes ciudades del país. Como cuatrista solista ha sido invitada a diferentes encuentros internacionales del cuatro llanero en Colombia y Venezuela; también ha acompañado a diferentes artistas en festivales internacionales de música latinoamericana, entre ellos el Festival del Mono Núñez, el Festival Latinoamérica de Concierto en Bogotá, y el Festival Internacional de la Cultura en Tunja. Actualmente es integrante de Cuatro Cuerdas Ensamble y dirige la Agrupación Guarura, agrupaciones con las que ha obtenido grandes reconocimientos en el país, y con las que ha ganado diferentes festivales, entre ellos el Torneo Internacional del Joropo en Villavicencio, Meta.

3


PROGRAMA La siembra del cuatro Apure en un viaje Aquel zuliano Tonada de luna llena Para Andrea

4

JOSÉ ASDRÚBAL HURTADO (n. 1960) GENARO PRIETO (n. 1941) RENATO AGUIRRE (n. 1946) SIMÓN DÍAZ (1928-2014) CARLOS CAPACHO (n. 1988)

INTERMEDIO Amanecer tuyero Criollísima 2X2 Pajarillo

FULGENCIO AQUINO (1915-1994) LUIS LAGUNA (1926-1984) ZAHIRA NOGUERA (n. 1991) TRADICIONAL

CONCIERTO No. 59


NOTAS AL PROGRAMA Por Manuel Bernal Martínez La llegada de Zahira Noguera a esta sala se debe a una circunstancia particular: fue la única intérprete escogida por el jurado de la serie en la categoría de cuerdas pulsadas, lo cual habla a las claras de la calidad de su propuesta musical. Ella misma lo dice. Los solistas de cuatro en Colombia “somos contaditos con la mano, y con la mano izquierda, como decía Beco Díaz”; sin embargo, están totalmente actualizados con todo lo que ha venido pasando con el instrumento en nuestro vecino país y en su proyección al mundo. Al contrario que acá, “… en Venezuela el cuatro está en todas las regiones, hay miles de intérpretes de buen nivel” y unos cuantos que se codean con los mejores músicos populares del mundo, añadiría yo. Estudiante de una reconocida escuela dirigida por el maestro Hildo Ariel Aguirre, se inició como muchos otros en los roles tradicionales de maraquera y posteriormente cuatrista, para luego dedicarse al instrumento en pleno, ya con visos de solista. En el año 2007, con escasos 14 años, conoció a Cheo Hurtado y a Jorge Glem, invitados a un festival en la capital del Casanare y “mi mente se abrió totalmente”, nos dice. Es ese el mundo al que decidió pertenecer y por el que trabaja con dedicación y esmero. La escogencia del repertorio que nos brinda hoy se debió fundamentalmente a su proceso académico. Cuando indagamos sobre las fuentes de lo que toca afirma que “Los repertorios están parcialmente codificados en partitura, yo transcribí Para Andrea y gran parte del Pajarillo”, y encontramos acá la decisión de formar parte de otra tendencia, un tanto controversial. Si “transcribir la primera parte del pajarillo lleva casi 14 páginas”, ¿qué sentido tiene? Ella responde muy acertadamente que el asunto no es tanto por los géneros y el repertorio en sí mismo, sino por el instrumento, por la codificación a varias manos, y con referencias al trabajo de otros cuatristas colombianos y venezolanos, de tantos hallazgos y creaciones. La academia tiene esa necesidad, los cuatristas no tanto: las partituras “son una referencia para el estudio de ciertos temas, pero la tradición oral permanece”. Y es la más importante. Sin duda alguna, José Asdrúbal “Cheo” Hurtado (n. 1960) es el principal referente contemporáneo en el rol de cuatro solista, porque se encarga tanto de desarrollar el lenguaje y las posibilidades del instrumento desde su práctica en diferentes agrupaciones y producciones discográficas como de “tirar línea” (al decir popular) y ser el fundador y principal impulsor de un movimiento de renovación del instrumento mediante el Festival Internacional La Siembra del Cuatro, título de la obra que será interpretada hoy. Es precisamente a través de este festival y del prestigio que da a sus concursantes y ganadores, como surgen solistas y agrupaciones, técnicas y sonoridades, estilos interpretativos diversos, desarrollos

5


en la construcción del cuatro… en fin, que se confiere al instrumento y a sus intérpretes un marco de sentido y de proyección local, nacional e internacional. “… utilizamos como pretexto temporal la celebración de una fecha cabalística, día cuatro, del mes cuatro, del año dos mil cuatro, y su relación homófona con el instrumento, circunstancia por demás incitadora de encuentros, de sueños y acciones”, podemos leer en la página de presentación del sitio web del festival1. Diez años después de este día y con muchos sueños cultivados y otros tantos en proceso, Cheo estrenó esta obra, la cual llega a nuestra intérprete de hoy directamente de su compositor, ya que fue trabajada en uno de los talleres del componente académico del Festival Colombia al Parque2.

6

El vals-joropo Apure en un viaje, de Genaro Prieto (n. 1941) se volvió una especie de estándar de la música venezolana debido a su diseño: cuando se canta el texto es casi un trabalenguas al ir describiendo la región del Apure y cuando se hace instrumental hay unas variantes rítmicas de la segunda sección que implican un extenso y complicado fraseo. Prieto, como muchos otros, se inició a los seis años bailando joropos y tocando el cuatro y las maracas, y a los diez se inició en el arpa. Siempre en su “Apurito querido”, como el lo llama en esta canción del año 1973, ha compartido su dedicación a la composición y el canto de temas llaneros con la elaboración de instrumentos musicales y la conservación de la tradición local a través de clases de arpa, cuatro y canto a los niños y jóvenes. La versión que escucharemos hoy es “la sumatoria de muchas propuestas” al decir de Zahira Noguera, en la que se recreará también esa otra manera de ser solista: interactuando con otros instrumentos. Renato Alonso Aguirre González (n. 1946) nació en Maracaibo en una familia de tradición gaitera, tanto así que junto a su hermano Ricardo, conocido como El Monumental de la Gaita, le fue concedida la Orden Ciudad de Maracaibo por su trayectoria artística. Se inició a los dieciséis años de edad con conocidas agrupaciones del género, destacándose como cantante, arreglista, intérprete del cuatro y compositor. Ha obtenido varios premios y reconocimientos a su destacada labor gaitera, especialmente como fundador y director musical de la orquesta Dinastía Aguirre. En su danza zuliana, versión de Cheo Hurtado, Aquel zuliano, le canta a su tierra y a un hombre, aquel hombre poeta del común, que ama su región y encarna el sentimiento colectivo. Despierta y se estremece la ciudad del sol amada cuando la voz adorada de aquel bardo fiel le canta que orgulloso se levanta y a su terruño le ofrece su corazón en la mano. Ver www.lasiembradelcuatro.com Es recomendable ver la interpretación de esta onda nueva en https://youtube/c2cxGj9huaE, para apreciar la dimensión del trabajo. 1 2


En el año de 1972, Simón Narciso Díaz Márquez (1928-2014), el célebre tío Simón, decidió lanzar un LP titulado sencillamente Tonadas, en el que recoge y lleva a estado de género comercial las principales características de los cantos de arreo, vaquería y ordeño de los llanos colombo-venezolanos, rasgos que son similares y compartidos en muchas otras culturas pastoriles del mundo entero. De manera general, los cantos de arreo y vaquería son más fuertes, con constantes cambios de registro mediante el uso de lo que se conoce popularmente como falsete, con largos gritos y exclamaciones que se pretende deban ser escuchados por encima del rumor del caminar del ganado. Por otra parte, los cantos de ordeño suelen ser más íntimos, en un permanente diálogo con la vaca. En ambos es frecuente la ejecución de glissandos descendentes, exclamaciones que buscan imitar un breve mugido. La Tonada de luna llena es una de las más exitosas y ha sido interpretada por innumerables artistas; ahora bien, el reto para los cantantes es evidente, pero en las versiones instrumentales se requiere especial cuidado para poder expresar cabalmente el sentido de estas tres sencillas coplas y su estribillo: Yo vide una garza mora dándole combate a un río así es como se enamora tu corazón con el mío. Anda muchacho a la casa y me traes la carabina pa´ mata´ este gavilán que no me deja gallina. La luna me está mirando yo no sé lo que me ve yo tengo la ropa limpia ayer tarde la lavé. Luna, luna, luna llena… menguante.

Carlos Capacho Hurtado (n. 1988) es desde hace años uno de los cuatristas venezolanos con mayor proyección internacional y tiene ya una fulgurante carrera que lo llevó, muy joven, a ser director de la cátedra de cuatro en el Conservatorio Simón Bolivar. Nacido en Ciudad Guayana, estado Bolívar, a los seis años de edad comenzó sus estudios musicales de piano, luego recibió clases de teoría y solfeo con la profesora Irma Conchita Lorio y empezó a ejecutar el cuatro a los 12 años, bajo la dirección del profesor Luis Escalante Izzo. Estudió técnicas modernas y desplazamiento del cuatro con Juancho García y asistió a clases magistrales con José Asdrúbal “Cheo” Hurtado y Proto López. Cuenta con una amplia y destacada trayectoria artística y hoy día es considerado como uno de los mejores ejecutores del cuatro a nivel internacional, especialmente a partir de la obtención del primer lugar en el Festival Internacional La Siembra del Cuatro (2004), y el segundo al año siguiente. Interesado en ampliar sus horizontes musicales, se incorporó

7


a Berklee College of Music en 2012, y su posición actual frente a la música y al instrumento la resume de esta manera:

Nací y crecí en Venezuela, donde fui altamente influenciado por la música folclórica. De todas maneras, desde joven he estado tratando de incorporar influencias del jazz, especialmente del be-bop, en mis composiciones, técnicas de improvisación y arreglos. […] Fui ganando interés en llevar mi instrumento al siguiente nivel, arreglando y adaptando piezas del repertorio clásico, del jazz, brasileño o mundial al cuatro y viceversa incorporando el cuatro en estilos musicales no relacionados con el tradicional de Venezuela. En algún momento me sumergí en el jazz, y actualmente estoy en capacidad de entender lo que antes hacía de oído […] Actualmente trabajo en un libro específicamente orientado al cuatro, desde un punto de vista amplio de la armonía3.

Ha compartido escenario y realizado producciones discográficas con importantes figuras nacionales e internacionales de la música, y su innegable talento lo ha llevado a México, Cuba, Trinidad y Tobago, Colombia, Perú, Francia, Holanda y Estados Unidos. La onda nueva Para Andrea fue publicada en su primer trabajo discográfico (Carlos Capacho y cuatro, 2014), y en ella se destacan tanto el planteamiento armónico como la riqueza rítmica de lo que podríamos homologar a una bossa-nova en compás ternario.

8

Fulgencio Aquino (1915-1994) es reconocido en Venezuela como uno de los pilares de la música mirandina del Valle del Tuy, de allí el gentilicio de tuyero, región venezolana en la que se interpretan unos golpes particulares en formatos particulares y con un tipo de arpa cuyo encordado es metálico. Nos comenta Zahira que Amanecer tuyero se lo escuchó inicialmente al reconocido cuatrista Asdrubal “Cheo” Hurtado, que luego fue trabajado en clase con su profesor Juan Carlos Contreras y que su versión retoma las propuestas de Cheo aunque hace desarrollos propios. Por otra parte está Luis Laguna (1926-1984), fundamental para el desarrollo de lo que luego de sus planteamientos en conjunto con Aldemaro Romero se llamaría la “onda nueva”: una tendencia de la música popular venezolana cargada de influencias brasileñas, corriente no muy aceptada en sus principios y atacada por la más pura ortodoxia de las escuelas de música de la época. Criollísima es un vals lento de melodía profundamente expresiva en sus motivos largos y modulantes, con un breve paso por tonalidad mayor que acentúa la sensación entre nostálgica y dubitativa que está en su título. El planteamiento armónico de la obra mezcla sabiamente los giros propios del vals, las armonizaciones de la bossa-nova y ciertos toques de blues, lo cual la hace muy apropiada para las variaciones e improvisaciones de los intérpretes. A Zahira le encanta: “es un tema muy romántico y bonito”, comenta con entusiasmo.


Como representación de la Colombia geográfica, porque los llanos que compartimos son en esencia una sola cultura con matices locales, está nuestra solista, Zahira Noguera (n. 1991), con una onda nueva que será estrenada hoy. Su título es un juego: 2x2, que da cuatro. Nos cuenta que su composición se constituyó en un reto doble: inicialmente como un trabajo de clase de instrumento, y posteriormente como obra inédita presentada a esta convocatoria de Jóvenes Intérpretes. Finalmente no podía faltar un Pajarillo, el golpe recio por excelencia para demostrar conocimiento y virtuosismo, recogiendo en el cuatro los motivos y giros característicos de los instrumentos melódicos tradicionales, a los que se suman todos los desarrollos, ataques, sonoridades y asombros del cuatro solista.

9


2015

WWW.BANREPCULTURAL.ORG/MUSICA

Jueves 22 de octubre 2015 • 7:30 p.m. Bogotá, Sala de Conciertos Biblioteca Luis Ángel Arango

7ª Semana de la Guitarra

DÚO ROBLEDO-TOBÓN, dúo de guitarras (Colombia) La calidad tímbrica y contrapuntística del Dúo Robledo-Tobón proporciona a los oyentes una propuesta llena de variedad y color. En este recital abordarán obras de Scarlatti, Handel, Granados y de Falla, entre otros compositores. PROGRAMA D. SCARLATTI: Sonata, K. 173. G. F. HANDEL: Chacona en sol mayor, G. 229. C. FRANK: Preludio, fuga y variación, Op. 18. J. D. CÓRDOBA: Homenaje a Scarlatti-Adiós Don Domingo. F. CARULLI: Serenata, Op. 96 No. 1. E. GRANADOS: Danza española No. 2. M. DE FALLA: Danza española No. 1. M. CASTELNUOVO-TEDESCO: Sonatina Canonica, Op. 196.


ZAHIRA NOGUERA, cuatro (Colombia)