Issuu on Google+

Música y músicos de Latinoamérica y el mundo

OUT OF PRINT, trío de jazz (Alemania) Martes 5 de marzo de 2013 • 6:30 p.m. Sincelejo, Teatro Municipal Jueves 7 de marzo de 2013 • 7:00 p.m. Cartagena, Teatro Adolfo Mejía Sábado 9 de marzo de 2013 • 6:00 p.m. Bogotá, Sala de Conciertos Biblioteca Luis Ángel Arango


TOME NOTA •

Los conciertos iniciarán exactamente a la hora indicada en los avisos de prensa y en el programa de mano. Llegar con media hora de antelación le permitirá ingresar al concierto con tranquilidad y disfrutarlo en su totalidad.

Si al momento de llegar al concierto éste ya ha iniciado, el personal del auditorio le indicará el momento adecuado para ingresar a la sala de acuerdo con las recomendaciones dadas por los artistas que están en escena.

Agradecemos se abstenga de consumir comidas y bebidas, o fumar durante el concierto, con el fin de garantizar un ambiente adecuado tanto para el público como para los artistas.

Durante el transcurso del concierto por favor mantenga apagados sus equipos electrónicos, incluyendo teléfonos celulares, buscapersonas y alarmas de reloj. Esto ayuda a crear un ambiente propicio para disfrutar la música.

Por respeto a los derechos de autor de los compositores e intérpretes, no está permitido realizar grabaciones de audio o video ni tomar fotografías durante el concierto.


Volker Kottenhahn, piano; Dirk Strakhof, contrabajo y Johannes Bockholt, batería. El mismo año en que cayó el Muro de Berlín, el pianista Volker Kottenhahn, el contrabajista Dirk Strakhof y el baterista Johannes Bockholt se encontraron en la UdK (Universidad de las Artes Berlín). Parte de la primera generación de estudiantes que entraron a participar de un programa académico dedicado exclusivamente al jazz, los tres músicos en ciernes armaron un combo bajo la sombra tutelar del vibrafonista David Friedman y el baterista Jerry Grannelli, dos personajes que marcaron tanto la pauta musical como la filosófica del trío. Durante varios años, Out of Print -como se empezaron a llamar- acompañaron a la cantante Céline Rudolph, con quien grabaron dos discos que los dieron a conocer en el circuito de Berlín. Allí son considerados hoy por hoy uno de los tríos más estables de la ciudad. Luego de separarse de Rudolph -que posteriormente se convirtió en una de las cantantes más representativas de la escena del jazz en Alemaniaa finales de 1999, el trío tomó las riendas de su carrera y editó Fishland Canyon, en cuyo debut mostró su estilo, que va y viene entre el minimalismo y el lirismo, influencia del pianista inglés John Taylor. Cuatro años más tarde, con la música de Keith Jarrett y con Charles Lloyd a la cabeza, el trío editó Anthem for a Private Country, disco que también contiene la experiencia de Volker y Johannes en Colombia y los viajes de Strakhof por Bulgaria.

1


‘Cinematográfica’, ‘elegante’ y ‘melancólica’ son algunos de los adjetivos que se ajustan a la música de Out of Print. Más allá del virtuosismo interpretativo, es un trío que conversa cálidamente y evoca sensaciones nostálgicas no exentas de buen humor. Después de largos viajes por el mundo, Out of Print aterriza de nuevo en Bogotá con un repertorio inédito que incluye piezas que se estrenarán en un próximo disco en que se cruzan rock, tango y algo de música colombiana envueltos en una síntesis de jazz y música de cámara, producto a su vez de su encuentro en 2007 con el Cuarteto Manolov.

2

El concierto de Out of Print en Cartagena cuenta con la colaboración de Teatro Adolfo Mejía y el Instituto de Bellas Artes de Cartagena.


PROGRAMA Remember November in December Joy Wheeler’s Wheels Remember November in December

VOLKER KOTTENHAHN (n. 1963) VOLKER KOTTENHAHN DIRK STRAKHOF (n. 1960)

La nariz del diablo

3

Astor Calle 11

VOLKER KOTTENHAHN

I feel the Ocean Four Steps into the Dark TCL

DIRK STRAKHOF VOLKER KOTTENHAHN

CONCIERTO No. 9


JAZZ EN ALEMANIA Notas al programa por Luis Daniel Vega

Al afirmar que existe un “jazz alemán” específico, se puede caer fácilmente en la trampa de los gentilicios. Si bien es una herramienta pedagógica eficaz para situarnos en un contexto, el jazz en Alemania ha sido el resultado de dramáticos contrastes históricos que han atravesado la nación desde finales del siglo XIX: las dos guerras mundiales, la guerra fría y la caída del Muro de Berlín. Sin embargo, el jazz en Alemania, más allá de la etiqueta, ha sido -como bien dice el periodista Wolf Kampmann- una “opción, un cambio, una perspectiva” que se ha entrometido de manera valerosa a la hora de reaccionar ante modelos políticos hegemónicos y totalitarios.

4

En la actualidad, la escena del jazz en Alemania es una de las más influyentes del planeta por la versatilidad de sus festivales, la gran oferta académica, la industria discográfica floreciente y por la actividad estética que ofrecen músicos que van y vienen entre la vanguardia y las sonoridades heredadas de Norteamérica cuando, a principios del siglo XX, el jazz fue adoptado por la clase intelectual alemana como una genuina expresión artística (revolucionaria y con tintes de modernidad) que, frente a la vergüenza causada por la derrota en la Primera Guerra Mundial, actuó como un paliativo idóneo donde el frenesí de los bailes de salón hacía olvidar por momentos la crisis. Aunque a finales del siglo XIX, en pleno Imperio, grupos como The Fisk Jubilee Singers habían provocado fascinación y asombro en salas de concierto y auditorios por sus interpretaciones de los cantos espirituales afroamericanos, el jazz empezó a ser comercialmente rentable cuando el saxofonista Eric Borchard grabó sus primeros discos, y músicos como Sidney Bechet y Sam Wooding visitaron Berlín, ciudad donde -recuerda Bechet- al menos seis bandas se turnaban diariamente el cartel del Wild West Bar, local que frecuentó entre 1929 y 1931. Al tiempo que el jazz se ponía de moda en la vida nocturna de algunas ciudades en Alemania, la radio empezó a programar música de Louis Armstrong, Duke Ellington y Paul Whiteman, quien tuvo un éxito rotundo en Berlín. El papel de la radio fue crucial en este momento. Por otro lado, compositores como Paul Hindemith, Ernst Krenek y Kurt Weill empezaron a incorporar elementos del jazz no solo por cuestiones estéticas sino, también, como reacción ante los rígidos cánones románticos y clásicos promovidos de manera enfermiza por el nacionalsocialismo hitleriano que, a


partir de la década de 1930, inició una cruzada ridícula contra esa “música judeo-negroide del capitalismo norteamericano, tan desagradable al alma germana", como la describió el propio Josef Goebbels, ministro del Reich de Ilustración Pública y Propaganda, quien en 1935 la prohibió en la radio pública. A pesar de la prohibición y de la entrada en decadencia del jazz durante el oscurantismo nazi, algunos valientes como Carlo Bohlander y Emil Mangelsdorff unieron esfuerzos y tocaron jazz ilegal en algunos clubes de Frankfurt; asimismo, surgieron alas subversivas como los Swing-Heinis (jóvenes contradictores de las Juventudes Hitlerianas), quienes, ataviados a la moda americana, adhirieron a la causa perdida del jazz; finalmente fueron perseguidos por la Gestapo y no fue sino hasta 1945 cuando un capítulo esperanzador se abrió de nuevo en Alemania. Jazz en la posguerra Después de 20 años de aislamiento, el jazz tuvo terreno fértil en Bremen, Frankfurt y Berlín, ciudades alemanas donde fue sinónimo, otra vez, de individualidad y optimismo. Pese a que la propaganda nazi había creado un imaginario distorsionado del jazz, muchos jóvenes -y otros entusiastas como Emil Mangelsdorffentendieron que la reconstrucción del país podía tener bases simbólicas en ese “diálogo democrático” propio de los improvisadores. Así las cosas, mientras se intentaba recobrar la confianza y el tiempo perdido, muchos músicos se obsesionaron con imitar el jazz americano, hasta que a finales de los años cincuenta apareció la pianista Jutta Hipp, que se apartó de este modelo musical en decadencia e influenció a una nueva generación que también se apoyó en figuras claves como Joachim Berendt; este, a su vez, logró desde el periodismo que el jazz de Alemania tuviera repercusión en otros lugares del planeta. Por esos mismos años se creó en Frankfurt el Deutsches Jazz Festival (el más antiguo festival de jazz de Europa) y se prepararon para salir al escenario Alexander von Schlippenbach, Gunter Hampel, Joachim Kühn, Peter Brötzmann y Eberhard Weber, algunas de las figuras que desde el Avant garde, el expresionismo, la abstracción y el free radical jugaron un papel crucial en la conformación de escenas que quedaron disgregadas luego de que en 1961 el Muro de Berlín dividiera políticamente a la nación.

5


No obstante las divergencias estilísticas en las fracciones occidental y oriental de Alemania, a finales de los sesenta se vivió un esplendor inusitado que se consolidó en la comercialización y globalización de estilos más cercanos al rock (por ejemplo Theo Jörgensmann y Klaus Doldinger), la creación de sellos discográficos que hoy son fundamentales en el ámbito del jazz mundial, como ENJA, FMP y el legendario ECM, y la creación de festivales como el Moers. Con la apertura de las fronteras en 1989, los dos extremos alemanes ¬-uno autorreferencial, el otro más cercano a la apertura- tuvieron que acercarse entre sí para restablecer un equilibrio que hace más de dos décadas sostiene al jazz como fenómeno cultural de gran envergadura, donde cada región tiene su especialidad marcada: Colonia y Frankfurt, por ejemplo, imbuidas en la vanguardia; Hamburgo, la capital del mainstream; Hanover, bastión del acid-jazz; Weilheim, famosa por su síntesis entre postrock y jazz; Wuppertal, sinónimo de free y Berlín, epicentro de la escena y ciudad de donde proviene Out of Print, el trío que escucharemos esta noche. Actividad discográfica alemana

6

Si revisamos con lupa la historia del jazz, descubriremos que los alemanes han estado detrás de algunas de las casas discográficas más importantes del género. Por ejemplo, fueron los alemanes exiliados Alfred Lion y Francis Wolff quienes dieron vida en 1939 al sello Blue Note. A finales de los sesenta emergieron a la luz el legendario ECM de Manfred Eicher, ENJA y FMP, tres sellos dedicados al jazz de vanguardia que floreció en esa década. En la actualidad, otros sellos discográficos alemanes sobresalen por poner en la palestra no solo a algunas de las figuras nacientes del jazz en Alemania sino a verdaderas luminarias del jazz mundial: Winter and Winter, ACT, Traumton Records, Pirouet y Jazzwerkstatt nos ofrecen un amplio catálogo que va desde clásicos como Peter Brötzmann hasta nuevas figuras como Nils Wogram, Frank Möbius, Pablo Held, Silke Eberhard, Hyperactive Kid, Florian Ross, Lisbeth Quartet, Eric Schaefer, Pär Lammers, Johnny La Marama, Zodiac Trio, Matthias Schriefl y Henning Sieverts, entre muchos otros.


Audiciones recomendadas Céline Rudolph & Out of Print. Paintings. Nabel, 1994 Céline Rudolph & Out of Print. Books of Travels. Nabel, 1996 Out of Print. Fishland Canyon. Nabel, 1999 Out of Print. Anthem for a Private Country. Konnex, 2004 Andreas Schmidt & Dave Liebman & Friends. In Berlin. JazzHaussMusik, 2009 DVD Swing Kids

7


sica y os de

Música y músicos de

Latinoamérica y el mundo

Música antigua

para

nuestro tiempo

C4 TRÍO, ensamble de música venezolana (Venezuela) Sábado 13 de abril de 2013 • 6:00 p.m. Bogotá, Biblioteca Luis Ángel Arango, Sala de Conciertos C4 Trío ha dado forma a una de las propuestas musicales latinoamericanas más interesantes de los últimos años. Su formato inusual -un trío de cuatros- y la reciente adición de un bajista al ensamble, le permite explorar sonoridades provenientes del joropo, la música tradicional venezolana y el jazz, entre otras expresiones.

Latinoamérica y el mundo Asista al conversatorio que se realizará a las 5:00 p.m. en la Sala de Audiovisuales de la biblioteca. Entrada libre hasta completar aforo.


Exposición Urbes Mutantes Latinoamérica en proceso

La muestra Urbes Mutantes pretende hacer un recorrido fotográfico por diversas ciudades latinoamericanas haciendo énfasis en esa capacidad de modificación arquitectónica, cultural y social, que se presenta a lo largo del siglo XX por la entrada en la modernidad.

Febrero 27 a mayo 27 de 2013 Museo de Arte, Piso 3 Colección: Letcia y Stanislas Poniatowski Curaduría: Alexis Fabry en colaboración con María Wills

Geraldo De Barros (Brasil): Sin título, São Paulo, 1949. Copia de época.


OUT OF PRINT, trío de jazz (Alemania)