Issuu on Google+

Costo $3 pesos.

AÑO 6

www.ptr.org.mx

No es una crisis, es el sistema: ¡Indígnate!

COMO LA GRAN MAYORÍA DE economistas de izquierda han venido afirmando, la crisis abierta en 2009 no ha finalizado (a pesar de que los limitados indicadores de producción hayan dejado de estar en número negativos) sino que por el contrario; hoy el mundo capitalista se enfrenta a las consecuencias anunciadas detratar de salir de la crisis del capitalismo neoliberal con más neoliberalismo, el excesivo endeudamiento ya no sólo de los países del tercer mundo (que arrastran esta deuda odiosa desde hace décadas) sino que hoy pone a temblar el corazón mismo del capitalismo global. A pesar de que el gobierno estadounidense haya logrado elevar su techo de deuda y evitar el incumplimiento de la misma en el

corto plazo, el el problema no se ha resuelto sino que una vez más tratan de salvar al neoliberalismo en crisis con más crisis, solo que en pagaré. Sin embargo la burguesía más poderosa políticamente (la financiera), no pretende ceder sus ganancias a costa de nada. Este hecho aunado a las dificultades de la Unión Europea, confirman que la crisis no ha pasado. Estamos ante una nueva fase de la misma. Nueva fase que la burguesía y los gobiernos del mundo pretenden, sin sorpresa de nadie, recaiga sobre los hombros de las y los trabajadores, mujeres, jóvenes, campesinos, indígenas y sectores populares del globo entero. Así lo muestra el carácter de los recortes en gasto público que prevé el acu-

erdo tomado en Washington y las exigencias de programas de austeridad exigidos cada vez con mayor fuerza a Grecia, Italia, el Estado Español y en general toda Europa. En nuestro país esta situación adquiere tintes más trágicos, dado el histórico atraso económico y dependencia de la economía estadounidense. Pues las repercusiones de este nuevo capítulo llegan cuando los cálculos más optimistas ubican la pobreza en el país de 52 millones, (otros especialistas en la materia la sitúan incluso en más de 90). Donde palabras como estabilidad laboral, sindicato, prestaciones, seguridad social, jubilación son solo ilusiones para la mayoría de la población trabajadora del país, es decir las

y los jóvenes. Todo esto mientras persiste la campaña del gobierno contra los sindicatos y los derechos de los trabajadores, la violencia no cesa como tampoco la estrategia militarista y represora de Calderón. Y por si fuera poco, el gobierno sínicamente no sólo da cifras irrisorias, sino que pretende mantener el curso del país tal cual sigue. A quienes estamos ya sufriendo la progresiva degradación de nuestras condiciones de vida nos toca luchar ya por revertir esta situación. ¡No seguiremos pagando su crisis! Pues nadie lo hará por nosotros. La grave situación que vive el país exige alternativas, que vayan a la raíz del problema. Es decir una alternativa sistémica, anticapitalista y socialista.

LA ORGANIZACIÓN POLITICA DEL PUEBLO Y LOS TRABAJADORES A NACIDO: “Vamos a la disputa por la Nación”

EL 27 Y 28 DE AGOSTO, CON MÁS de mil delegados de veintidós estados de la república mexicana, se celebró el Congreso Constituyente de la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT) en las históricas instalaciones del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Confluyendo en esta nueva apuesta política de izquierda, impulsada desde abajo por los trabajadores electricistas, asistieron a unirse y organizarse para luchar en ella diversas organizaciones sociales y políticas. Sindicalistas del SME y de la Sección XVIII de la CNTE, mineros, campesinos, maestros, obreros, estudiantes, defensores de derechos humanos, ambientalistas, militantes de más de quince organizaciones políticas (el PRT entre ellas), se reunieron para discutir los Documento base de la naciente organización política en cuatro Mesas (Principios, Programa, Estatutos, Plan Político). Como se sabe, la iniciativa de formar la OPT vino de los compañeros de la dirección del SME y apunta a la conquista de la independencia política de las clases trabajadoras, del proletariado, en México. Aunque en nuestro país han existido desde hace tiempo organizaciones de izquierda que reivindican un programa socialista, incluso revolucionario o proletario, no ha existido una organización propia

del grueso de la clase trabajadora. Los pocos sindicatos mexicanos que en verdad han representado a los trabajadores, se han dedicado, principalmente, a la defensa de su gremio y de sus intereses inmediatos (salarios, condiciones laborales,

prestaciones, etc.), sin intervenir en la política luchando por sus intereses históricos. De hecho, la gran mayoría de las organizaciones sindicales de los trabajadores de nuestro país fueron corporativizadas a un partido ajeno a sus intereses de clase, al PRI, o se han ligado a organizaciones políticas que representan el interés del capitalismo.La constitución de la OPT es importante porque es una iniciativa que viene de sectores de los trabajadores, principalmente de la lucha de los compañeros del SME, y porque tiende a llenar un vacío en la historia política del país: la ausencia de una organización política de los trabajadores. Por eso, la OPT puede representar lo que la experiencia de otros países reconoce como un partido de los trabajadores, esto es: un partido convocado y organizado desde los trabajadores en lucha y

en función de sus intereses. Cabe destacar que los dirigentes y trabajadores del SME llegaron a esta relevante conclusión política después de sufrir una agresión sin precedentes y de que agotaron todas las instancias laborales y legales del sistema. Es decir, por la experiencia que dejó una batalla histórica los trabajadores electricistas concluyeron que era necesario construir una herramienta política para pasar de la confrontación laboral, sindical y legal, a la lucha política: a la disputa por la nación. La formación de la OPT es, en consecuencia, un llamado a organizar a la clase trabajadora políticamente, ya no sólo sindicalmente; una convocatoria al pueblo organizado para luchar contra un poder político que es la representación de la oligarquía y del capitalismo. Y si la lucha es política, la conclusión es que hay que organizarse también a nivel político para luchar por el poder. Se trata, entonces, de ya no quedarse en luchas de resistencia y de reclamos a las autoridades, sino de luchar por el poder, para desplazar y sustituir a la oligarquía que domina el actual Estado. Así pues, la OPT nace planteándose organizar un partido de los trabajadores, una organización para la lucha política, es decir: en lucha permanente por el poder. Y si la OPT realmente llega a representar los intereses históricos de los tra-

bajadores, tendrá una perspectiva anticapitalista, lo que para nosotros quiere decir: una perspectiva socialista y revolucionaria.Los trabajadores y sus organizaciones, que han resistido la tempestad neoliberal, la izquierda socialista que contra viento y marea ha logrado subsistir, los movimientos sociales que recorren con sus luchas el país (ante la indiferencia del gobierno), debemos saludar y celebrar la iniciativa de unidad, organización y lucha participando en una organización política que quiere ser del pueblo y de los trabajadores.No es difícil entender el significado profundo de esta iniciativa; para el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) supone, principalmente:-la necesidad de pasar de las resistencias, locales y particulares, a la lucha política estratégica de izquierda (que implica, para nosotros, plantear la cuestión del partido, del Programa de Transición, del Frente Único);-la agudización de la crisis y ocaso ideológico del PRD y los partidos institucionales autoproclamados de izquierda, así como el bienvenido distanciamiento y ruptura de organizaciones y movimientos sociales y sindicales con tales referentes políticos;la confirmación de la necesidad y urgencia de organizar una izquierda anti-capitalista con un horizonte socialista en nuestro país.El PRT, como izquierda anticapitalista y socialista que participa en la OPT, sabe que sus tiempos son los de la política: pág. 2


EDITORIAL: ¡OPT! ¡PRT! ¡OPT! ¡PRT! COMO LO HEMOS VENIDO AFIRMANDO DESDE EL Congreso Ordinario de nuestro partido, a raíz de la crisis económica mundial (que no ha terminado), el crecimiento y rápida politización de movimientos sociales, populares y de trabajadores de gran importancia a lo largo del país (siendo la heroica lucha electricista uno de los más representativos); y la debacle y putrefacción de la “izquierda institucionalizada” representada por el PRD. La oportunidad de la consolidación de una alternativa de izquierda en el país, así como del retorno de la lucha política y la confrontación con el régimen sigue abierta. Sin embargo esta apuesta se estará consolidando en los meses subsecuentes. En este sentido, es que saludamos e impulsamos el Congreso de fundación de la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT), convocada por la dirección del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), como un paso hacia la obtención de una de las demandas más importantes de la izquierda desde el siglo pasado, la independencia política de la clase trabajadora de los partidos del régimen. Reivindicamos, por tanto, la constitución de la OPT en la ruta de poder ser, además de un punto de unidad entre diversas corrientes de izquierda, un partido de los trabajadores con claras definiciones clasistas y en consecuencia antineoliberal, anticapitalista y nosotros agregaríamos, socialista, en donde no separemos la lucha por la transformación de la sociedad actual de las luchas inmediatas contra gobierno neoliberal pro capitalista y pro imperialista. La fundación de la OPT significa, desde nuestro punto de vista, un paso muy importante hacia el retorno de la lucha política y la disputa por el poder contra una burguesía y sus tecnócratas serviles, que tienen hoy inmerso al país en una grave crisis en casi todas las ramas. Estamos hablando también, de un paso hacia el reposicionamiento de los trabajadores con voz propia en el escenario político nacional, estamos hablando de un paso en el relanzamiento general de corrientes y organizaciones de izquierda que cada vez son más urgentes como alternativa ante la ya no solo deslegitimación y distanciamiento de las luchas y necesidades sociales de la supuesta “izquierda institucional” representada por el PRD, sino que hoy muestra la verdadera porta

los del cuestionamiento del Poder establecido y de la Dictadura del Capital, los de las tentativas por llevar las luchas sociales inmediatas a la necesidad de terminar con la explotación y las injusticias, los de organizarse y tomar partido, los de la exigencia permanente de una democracia verdadera y radical: como gobierno del pueblo por el pueblo, los de la disputa por el poder desde el poder de los trabajadores. – Y para “hacer política” se requiere una organización política, pues “una política sin partido es… una política si política”. Las luchas de resistencias son importantes, pero lo son menos si rechazan la política. Se trata de resistir, sí, pero con un horizonte estratégico: con demandas y un proyecto político de transformación social, con una organización política que se constituya desde las luchas de los trabajadores y los diversos movimientos sociales. El presente es, entonces, político, estratégico; es un conjunto de circunstancias dadas a partir de las cuales es posible actuar políticamente, es decir: hacer historia Se trata, entonces, de apostar activa-

cara de un proyecto sin contenido ni proyecto político alguno, mas que la simple búsqueda de cargos, así lo muestra la actitud traidora de importantes corrientes del PRD en la reciente campaña por la gubernatura del Estado de México, donde simplemente, de capa caída dejaron pasar el tren corporativo y autoritario del priismo amenazante. O la vergonzosa postulación de Figueroa para la gubernatura de Morelia, Michoacán. O la política represiva del supuesta “gobierno de izquierda y vanguardia” de Marcelo Ebrard en la Ciudad de México, contra movimientos populares que defienden los interés públicos, sean ambientales (Magdalena Contreras), deportivos y culturales (Tlalpan), etcétera. Todo esto por no mencionar el respaldo que brindaron en el congreso para la aprobación de la ley de seguridad nacional, que legaliza la militarización, el abuso del poder y la violación de derechos humanos, cuando calles y plazas públicas a lo largo del país han venido exigiendo el cese a la militarización, la represión y la violencia sistémica promovida por el Estado. Y por si fuera poco, el nuevo embate de la crisis económica internacional, que el capital trasnacional pretende que paguemos nuevamente los explotados, generada por el rescate de las grandes corporaciones desde 2009 por parte de los gobiernos de los países del centro capitalistas y el aceleramiento en consecuencia de su espiral de deuda, que traerá como consecuencia no sólo recortes en el gasto público en Estados Unidos y la Unión Europea, sino dada la dependencia que el tercer mundo y en este caso, México, guardan con estas economías, las consecuencias para las mayorías no se harán esperas (a pesar de las mentirosas aseveraciones de los tecnócratas del gobierno, para evitar el pánico y la movilización social). En suma, la izquierda, los trabajadores, mujeres, jóvenes, campesinos, pueblos indígenas y movimientos sociales, tienen ante sí, el reto de salirle al paso a tan difícil situación. Esta es una de las principales preocupaciones de la naciente OPT. Y aún más allá, es urgente que el pueblo de este país no ceda en la defensa de sus derechos, avance rumbo a la la confrontación política contra el obsoleto régimen actual. Salgamos a las calles, centros de trabajo, escuelas, ejidos, etc. a luchar unitariamente, contra este régimen y sus políticas. Es urgente que la organización de las y los explotados crezca por nuestras propias vidas, que valen más que sus ganancias. ¡Súmate a la izquierda socialista! ¡Súmate al PRT!

mente con una fuerza política real, desde la coyuntura presente, por la realización de una posibilidad histórica que logre dar un viraje a la Historia, que no sólo rompa con el neoliberalismo sino con los ciclos infernales del Capital y permita la emergencia del acontecimiento revolucionario que rompería con el pasado y abriría una nueva temporalidad humanizadora, el Otro Tiempo, contra y más allá del capitalismo, por el que luchamos.

Fundación de una nueva fuerza política de los trabajadores Héctor Márquez

EL PASADO 27 DE AGOSTO, TUVO lugar el congreso fundador de la Organización Política del Pueblo y de los Trabajadores (OPT), “para la liberación nacional y la emancipación social”. Esa iniciativa había sido anunciada en octubre del 2010 por Martín Esparza, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), en un meeting que reunío a más de 60.000 personas en el estadio Azteca de la Ciudad de México. El origen de esa iniciativa, es la creciente toma de conciencia en el seno del SME, que frente a la obstinación del gobierno en contra del sindicato y la situación catastrófica que vive el país, la lucha en el terreno político se volvía cada vez más necesaria. En efecto, el gobierno de Calderón hizo todo para demostrar que era el enemigo declarado de toda la clase trabajadora, y al servicio exclusivo de la oligarquía y del imperialismo. Así, la OPT apunta claramente a la lucha para la conquista del poder político y a la necesidad de derrocar a la actual clase política, representante de la oligarquía que actualmente dirige el país. Cabe mencionar que la participación en las elecciones no figura dentro de las prioridades de la OPT, y que esta no quiere ser presa del calendario institucional. Numerosas organizaciones obreras,

campesinas, indígenas, populares y políticas han respondido al llamado del SME, y este hecho representa un paso histórico en la conquista de la independencia política de la clase trabajadora. En efecto, si siempre han existido en México organizaciones que se reclamaban del socialismo, ningún partido que defendía un programa basado en la lucha de clases, ha agrupado, hasta ahora, el grueso de los trabajadores. Por razones históricas, la mayoría de las organizaciones sindicales fueron ligadas, de forma corporativa, al partido-estado representado por el PRI que gobernó al país durante más de 70 años. La conquistade las libertades sindicales más elementales todavía no se ha podido lograr, como lo demuestra la obstinación del gobierno para acabar con el SME. ¿Liberación nacional o socialismo? En el transcurso de los últimos meses se llevaron a cabo importantes debates que permitieron diseñar el perfil de la nueva OPT. Si los documentos adoptados mencionan claramente la necesidad de luchar por una transformación radical de la sociedad, señalando al actual modelo económico y político como responsable de la actual catástrofe, y

El deporte en Tlalpan y el gobierno neoliberal de Higinio Chávez Israel Ballesteros Ramírez

La lucha en el deporte en Tlalpan

Vivimos un proceso sin antecedentes. Trabajadores, entrenadores, deportistas, usuarios y vecinos de los deportivos públicos de Tlalpan, y varias organizaciones sociales, se han organizado y protestado contra la privatización de los deportivos públicos que impulsa el gobierno delegacional. Comenzó con protestas de trabajadores que exigían su pago retrasado hasta por tres meses, deportistas que no recibían apoyos sociales, usuarios que reclamaban mantenimiento a las instalaciones que utilizan, etc. Denunciaban ineficiencia y corrupción en la administración de los deportivos públicos. Primero, suponiendo desconocimiento del delegado, se realizaban escritos denuncia. La delegación no respondía a esas denuncias y, cuando lo hacía, era con mentiras, negando lo que para todos era evidente. Entonces se decidió protestar: escritos de denuncia ante el Gobierno del DF y algunas manifestaciones en deportivos y oficinas de la delegación, sobresaliendo el cierre al crucero San Fernando y Madero por parte de quienes, a partir de ese momento, se autonombrarían Movimiento de Entrenadores, Deportistas y Padres de Familia, y en el que participamos, en congruencia con nuestra línea política, algunos integrantes de la Organización Tlacaélel. La delegación se vio obligada a dar la cara, pero la dinámica esta vez fue violar los acuerdos que firmaba. A través de la participación organizada, se tomó conciencia del problema de fondo. Las deficiencias que se sufrían en el servicio de los deportivos públicos no se debían sólo a malos funcionarios, sino que pretendían justificar, argumentando incapacidad administrativa, un proyecto delegacional: la privatización. Decenas de espacios en los deportivos los controlaba el capital privado y el 1º de marzo se privatizó el estacionamiento del deportivo Vivanco, el 1º de abril se haría lo propio con el estacionamiento de CEFORMA (que se recuperó el 1º de junio gracias a la lucha de lo que se denominaría, desde el 2 de junio, la Asamblea de Usuarios de CEFORMA), y finalmente se privatizaron las albercas de Vivanco y CEFORMA el 1º de julio y el 8 de agosto respectivamente. Se enfrentaban pág. 3 dos proyectos: uno que considera al deporte como un derecho social y otro de corte neoliberal.

pág. 2

El proyecto de Higinio Chávez, delegado en TlalpanHiginio Chávez García llegó a jefe delegacional asegurando (como estrategia para obtener votos, como muchos otros candidatos del PRD) que representaba e impulsaría el proyecto de López Obrador. Ahora no hay duda de que ha traicionado ese proyecto. Lejos de promover un proyecto alternativo de nación, aplica el mismo modelo neoliberal de Marcelo Ebrard en la Ciudad de México y de Felipe Calderón a nivel federal. Representa un proyecto de derecha que hipócritamente trata de disfrazarse de izquierda. Ese proyecto consiste, entre otras cosas, en la privatización de los recursos públicos. Se evade la responsabilidad de dotar de servicios a la población y transfiere esa responsabilidad a la iniciativa privada. Los habitantes de la delegación perdemos el derecho a acceder a un servicio que brinda el estado, para que un grupo de empresarios oferten servicios a los que acceden sólo quienes pueden pagarlo.No supongamos en Higinio Chávez y su equipo de gobierno más relevancia de la que tienen. Sólo cumplen con la tarea de aplicar un modelo que la derecha y el capital privado les marca, y que no es diseñado ni propues-

adoptando un tono anticapitalista, el socialismo, aparece más como un horizonte lejano, sin verdadera visión estratégica ni elementos de transición. Los ejes principales del programa parecen más enfocarse en la liberación nacional y en la lucha contra el imperialismo, lo que significa, en la tradición mexicana, nacionalista y distributiva. También vale la pena señalar que el internacionalismo ocupa un lugar importante en los documentos de la organización, haciendo claramente referencia a los actuales procesos revolucionarios en el mundo árabe y a las rebeliones en Europa. Algunos aspectos organizacionales, que suscitaron importantes discusiones, como el derecho de organizar tendencias en el seno de la organización y la táctica que será adoptada frente al proceso electoral del 2012, serán discutidas en el próximo congreso de la organización, que tendrá lugar en marzo del año próximo.

lencia cada vez más descontrolada y a una presencia cada vez más importante (y asumida) de personal militar norte-americano. La OPT lanzara su primera campaña de afiliación en algunos días. En un contexto de aguda crisis política y social, y frente a un régimen inepto, el surgimiento de esa nueva fuerza representa un paso importante en el sentido de la organización de los oprimidos y de la clase trabajadora. Junto al Movimiento para la Regeneración Nacional de AMLO, la OPT puede contribuir a acelerar una confrontación con el régimen que parece inevitable a mediano plazo, como las que se producen actualmente en numerosos lugares del orbe.Artículo publicado en francés en el número 193 de solidaritéS (Suiza) www.solidarites.ch

Más allá del congreso Indiscutiblemente, el congreso ha representado un éxito importante, con la participación de más de mil delegados proveniente de 22 estados. Sin embargo, la OPT tendrá que enfrentarse a una situación de vio-

to por ellos. Pero cumplir la tarea tiene una recompensa: el dinero obtenido de la corrupción. Un ejemplo claro es el permiso a José David Guerrero Ojeda, director de actividades deportivas y recreativas, y a su estructura, para incluir decenas de “aviadores” (personas que cobran y no trabajan) en las nóminas de los deportivos o utilizar algunos espacios públicos para montar negocios familiares, como pago por cumplir la tarea de impulsar el proceso de privatización de los deportivos públicos. Se trata de un modelo antipopular, pues deteriora las condiciones de vida de la mayoría, afectando principalmente a los sectores socialmente vulnerables; así que la única forma de aplicarlo es mediante la imposición. Aparece así, como una práctica necesaria, la represión. Cuando la población decide organizarse y oponer resistencia, la respuesta ha sido el uso de la fuerza pública para dispersar violentamente manifestaciones pacíficas, las amenazas e intimidaciones a quienes les suponen cierto liderazgo, despidos injustificados en el caso de trabajadores de la delegación, detenciones ilegales y otros hechos similares. Como ejemplos, podemos mencionar las detenciones violentas y lesiones ocasionadas contra las compañeras Seferina y Carmen -la primera mientras defendía el derecho al trabajo de decenas de comerciantes en vía pública y la segunda cuando protestaba contra la privatización del deportivo CEFORMA-, el uso de granaderos para reprimir a trabajadores que exigían su pago el 1º de marzo, a comerciantes de la colonia Cultura Maya durante sus manifestaciones de los días 17 y 20 de julio, y a usuarios, trabajadores y vecinos del deportivo CEFORMA durante su manifestación del 21 de julio; o las

amenazas de girar órdenes de aprehensión contra la propia Seferina, contra la entrenadora de patinaje artístico Patricia Jardón y contra mi persona.

Perspectivas Con esta política, Higinio Chávez ha sido capaz de iniciar un proceso de unidad entre diferentes organizaciones y vecinos que, de otra manera, hubiera sido difícil de realizar. Amplios sectores populares dentro de la delegación ven afectadas sus condiciones de vida y reducida su posibilidad de acceder a servicios de desarrollo individual y social, gracias a la privatización de los recursos y espacios públicos y a la corrupción que cierra la gestión para la mayoría de los tlalpenses. La indignación se generaliza en la medida que se multiplican los actos de represión ordenados por el equipo de Higinio Chávez (muchos a través de su director jurídico, Marco Antonio Arellano Zavala). El 26 de julio, más de 150 vecinos y comisiones de varias organizaciones realizamos un mitin frente a las oficinas de la jefatura de gobierno del DF., en contra de la privatización, la corrupción y la represión. Todo proceso de unidad tiene sus complicaciones y no hay manera de garantizar su éxito. Pero es urgente detener el proyecto neoliberal que aplica Higinio Chávez y que amenaza con mantenerse a través de su candidato oficial, Carlos Hernández Mirón, director general de servicios urbanos, que, hasta el 31 de mayo, fuera director general de desarrollo social y principal encargado de promover la privatización de los deportivos públicos. Se destinan todos los recursos para posicionarlo hacía el 2012, como los cientos de pintas con su nombre haciendo uso de un programa social en el que se preparó a jóvenes para presentar el examen único de ingreso al bachillerato. Por ello, es necesario hacer el esfuerzo de rebasar esas complicaciones y generar la organización suficiente para cambiar el rumbo de la política pública en Tlalpan. Ese es el reto.


SE INAUGURÓ EL NUEVO LOCAL DEL PRT

EL VIERNES 8 DE JULIO, FINALMENTE, SE INAUGURÓ EL NUEVO local del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores ) en la Ciudad de México. El local albergará a las oficinas nacionales del PRT, así como varias salas de reunión para el funcionamiento y coordinación del trabajo del partido en el movimiento e internamente. Un espacio ha sido dedicado para la organización del archivo y biblioteca del PRT.La nueva sede del PRT se ubica en la calle Carlos Pereyra 69, entre Coruña y Santa Anita, en la Colonia Viaducto Piedad, en la Delegación Iztacalco de la Ciudad de México (Código Postal 68200). La estación del metro Viaducto (línea 2) está a 3 cuadras saliendo por la calle Coruña. Próximamente estarán reconectadas las líneas telefónicas (55) 55900969 y (55) 55793226.El acto inaugural, conducido por la compañera Gaby Z. Corona, se realizó en el auditorio del tercer piso de Pereyra 69. El acto inició con un programa artístico organizado por la compañera Hilda Valencia quien dirige a la Compañía de Teatro “Andamios” de Hermosillo, Sonora, de la cual se presentó en la inauguración la soprano Natalia Brambila.El resto del acto consistió en las intervenciones de Edgard Sánchez y Luis Guillermo Rangel, ambos integrantes del Comité Político del PRT y el discurso inaugural de la compañera Rosario Ibarra. Edgard Sánchez informó del conflicto original que motivó la búsqueda de un nuevo local en sustitución del anterior ubicado en Xola 181. Explicó que hace alrededor de 10 años Simón Castillejos, Carmen Rueda y Edgar Saynez, intentaron despojar el patrimonio colectivo del PRT representado por el edificio de Xola para privatizarlo y hacer negocio con el mismo. El asalto privatizador de esos cuyos nombres quedan en la historia de la ignominia, no logró despojarnos físicamente del edificio durante la pasada década pues el PRT siguió en posesión del mismo y funcionando en ese espacio. El desgaste político de esta pelea y el deterioro del edificio, sin embargo, nos llevaron a explorar otros caminos para superar la situación hasta que logramos un convenio de permuta que nos permitió contar con Pereyra 69, no solamente en posesión sino en propiedad nuevamente como indudable patrimonio del PRT. Al conseguir el nuevo local en Pereyra 69, se reconoció en el acto, la solidaridad y apoyo concreto de varios camaradas que permitieron adecuarlo para las oficinas del PRT, especialmente de la compañera Rosario Ibarra, de la Arquitecta Rosalía Olguín, realizadora de la parte final de remodelación del edificio, de Melania Hernández y Santos Martínez para recuperar el jardín de la casa, de Hilda Valencia de la sala de juntas del CP y de William y otros compañeros que guardaron en cajas el archivo histórico del PRT para trasladarlo finalmente de Xola a Pereyra.Edgard Sánchez también explicó los planes

y el papel que tenemos para la nueva sede del PRT. Especialmente el relativo a organizar y clasificar el archivo histórico y la biblioteca, tarea que puede llevar tiempo pero que permita su consulta y estudio en el espacio de Pereyra 69. Se hizo en el acto un llamado a contribuir para el enriquecimiento de la biblioteca y archivo, como ya lo han hecho antes compañeros y compañeras que han donado, como Peter Gellert ofreciendo parte de sus archivos, entre ellos de documentos del movimiento trotskista americano, los libros y archivos que dejó Lucía Peña “Bibis” antes de salir del país, que han hecho también Hilda Valencia, Urania Chavarría o Josie Chávez. Pero, en primer lugar, la nueva sede del PRT es muy impor-

tante en el proceso de reorganización partidaria acordada en los dos pasados congresos del partido (el extraordinario de 2009 y el XII Congreso de agosto del 2010) y en el esfuerzo hacia una confrontación y cuestionamiento político del régimen que se vislumbra hacia el 2012, con motivo de la elección presidencial, y la construcción de alternativas de organización amplias que se desarrollan, en el marco de la crisis y degeneración de la izquierda institucionalizada, como es MORENA y por otro lado la propuesta del SME de crear una organización política nacional de los trabajadores y el pueblo. Simbólicamente la inauguración del nuevo local del PRT representa otra señal del posicionamiento de la izquierda socialista y revolucionaria en las nuevas circunstancias, lo que el Congreso del partido del 2009 llamó “una nueva oportunidad en la construcción de un partido revolucionario” o que el del 2010 ratificó como la evidencia de que “otra izquierda es necesaria, la izquierda socialista y revolucionaria” en el marco de la crisis actual. No se trata de un “nuevo PRT” como dicen algunos que creen que “todo tiempo pasado fue mejor”, sino la continuación del PRT, cuya trayectoria e historia reivindicamos, pero con fuerzas renovadas, sobre todo con una nueva generación militante que incluso rejuvenece al partido y que confirma la frase de un PRT “construyendo futuro” afirmó Edgard Sánchez. Para finalizar el acto del viernes, la compañera Rosario Ibarra hizo una larga, fraternal, cariñosa y emotiva intervención de felicitación y reconocimiento del PRT por todas las luchas desarrolladas conjuntamente. Después de la inauguración formal del local, a cargo de Rosario Ibarra, la compañera Natalia Brambila regresó al frente para conducir nuevamente La Internacional entonada por los asistentes. Previamente, se había leído un fraternal mensaje de felicitación por el nuevo local de parte del compañero Manuel Aguilar Mora, a nombre de la LUS (Liga de Unidad Socialista). Acompañándonos en el acto también estuvieron Héctor Díaz Polanco, director de la revista Memoria y antiguo codirector de la revista Convergencia Socialista, así como la compañera Consuelo Sánchez también colaboradora de las publicaciones de Convergencia Socialista. Junto con Rosario Ibarra, estaba presente también nuestra querida compañera Celia Piedra del Comité “Eureka!”, así como Mario Álvaro Cartagena “El Guaymas” y Jorge, el papá de Lucía Morett. Recordando lo que era subir al cuarto piso del edificio de Xola, a las reuniones del Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba, también estaba ahora la compañera Irina Layevska subiendo al tercer piso de Pereyra, cuyo documental, basado en su propio libro, será exhibido pronto en el nuevo local de Pereyra. Antes del discurso de Rosario Ibarra, el camarada Luis Guillermo Rangel, joven integrante del Comité Político del PRT, dio lectura al texto que publicamos a continuación.

Nuevo local, misma apuesta Luis Rangel

El Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), la sección mexicana de la Cuarta Internacional, llega por fin a su nuevo local. Llegamos a él quienes militamos en sus filas y nos asumimos como socialistas, marxistas, revolucionarios contra los vientos y mareas de la llamada vuelta de siglo. Llegamos a este nuevo punto de organización y militancia sin que los perretistas dejemos de ser detractores de un capitalismo que fetichiza lo muerto (el dinero, las mercancías, las cosas) por encima de la vida misma, de la sociedad y las potencias humanas. Llegamos con alegría y nuestro optimismo de la voluntad intacto, pero nos resulta inevitable tener cierto sentimiento de pérdida pues dejamos atrás un espacio en donde, durante muchos años, se compartieron debates, trabajo, planes, amistades y, sobre todo, apuestas militantes para transformar esta realidad en la que vivimos. De ninguna forma nos es fácil dejar lo que fue nuestro local histórico, el que se ubicaba en la avenida de Xola. Sin embargo, nuestro arribo a la nueva sede partidaria parece significar, simbólicamente, el cierre del más difícil periodo en la vida de nuestro partido, es decir, el de la crisis por la que atravesó no sólo el PRT sino toda la izquierda mundial. En nuestro caso, esta crisis se vivió con mayor amargura. Al tiempo que se nos cerraban caminos, el resto de lo que era una izquierda socialista se suicidaba al disolverse en el PRD. Hoy es evidente que el PRD se derrumba política, ética y electoralmente mientras que el PRT encuentra un nuevo espacio para intentar relanzarse cuando es más necesaria y urgente que nunca una izquierda socialista y anticapitalista, internacionalista y feminista, ecosocialista y democratizadora. Dejamos un local viejo y casi en ruinas para ir a un nuevo local mucho más modesto pero más adecuado para nuestras ganas de cambiar la vida y transformar el mundo. Una época se cierra y otra parece abrirse. Como síntoma de los tiempos, nos vimos obligados a resistir un despojo traidor que, finalmente, nos orilló a la mudanza. Ello muestra la profundidad de la crisis que vivimos y que hoy estamos viendo llegar a su fin, con las heridas y pérdidas, dolorosas todas, de todo lo que significó ese periodo histórico. Sin duda, perder el local histórico fue un duro e histórico revés, pero, por más difícil que haya sido, nuestro arribo a este nuevo domicilio, Pereyra, es una clara muestra de que el proyecto perretista, cuartista, revolucionario, se está sobreponiendo a las múltiples adversidades que hemos enfrentado en los últimos años. Bien decía el más famoso comunista ruso que es más difícil ser revolucionario cuando la revolución no es inminente que cuando ésta se encuentra a la vuelta de la esquina. Efectivamente, cuando hay adversidades y se ve lejano el cambio que anhelamos, se pone a prueba la convicción y viabilidad del proyecto revolucionario. Llegar al nuevo local, por tanto, debe ser motivo de celebración: es una victoria del PRT, de toda su militancia y de nuestra insistencia por mantener el hilo rojo de la alternativa anticapitalista, cuando sería más fácil y cómodo abandonar la utopía posible y sencillamente adaptarse al sistema, claudicar o traicionar la más noble de las aspiraciones humanas en nuestros tiempos: el proyecto de emancipación, del trabajo y de las vidas enajenados y sometidas al capitalismo.

35 AÑOS DEL PRT 35 AÑOS ¡CONSTRUYENDO FUTURO! www.prt.org.mx

Simbólicamente, la inauguración y puesta en funcionamiento de las nuevas instalaciones del PRT son el cierre final, la vuelta a la página de un período de contracción, rupturas y traiciones. Por delante queda un camino enorme, el cual tampoco será fácil. Lucharemos para que no sea más de resistencia sino de relanzamiento, de reposicionamiento, de reorganización y crecimiento. Las luchas de los trabajadores, de las mujeres, de los jóvenes, de los sectores populares a lo largo del país, así como la confrontación política nacional en puerta, parecen confirmar nuestras perspectivas. Muchos son los retos que tenemos por delante y, aunque la tarea nos parezca titánica, el periodo que hoy se cierra nos comprueba que nuestras potencialidades y convicciones son más fuertes que nuestras adversidades y limitaciones. Hagamos de éste capítulo en la larga historia del PRT, ahora asentado en Pereyra 69, un espacio más grande y glorioso de lo que el tamaño de este local parece poder acoger. Démosle al nuevo local una activa vida militante, demostremos que nos queda chico, pues nuestros sueños son más grandes. Llenemos sus salas de discusiones, círculos de estudio, conferencias, asambleas, arte gráfica y convivencia. Tengamos en él reuniones de sindicalistas, campesinos, ecologistas, feministas, estudiantes, luchadores sociales dispuestos a organizarse para la lucha Llenemos al local de camaradas, de actividades, de proyectos, para que fuera de éste, el PRT se consolide como una alternativa de izquierda, tan necesaria hoy en día, entre los millones de trabajadores, mujeres, jóvenes, campesinos, indígenas, luchadores sociales, que allá afuera están luchando también por un mundo distinto, por un país justo y libre. Celebremos esta tarde nuestra victoria, y vayamos el día de mañana por muchas más. Levantemos orgullosos nuestras banderas, nuestra identidad y nuestra historia. Cambiemos la vida, transformemos el mundo, cuidemos a la naturaleza. Porque a 35 de su fundación, el PRT vive, lucha, se organiza y continúa construyendo futuro. Porque otra izquierda es necesaria, posible y urgente.

¡Viva la cuarta internacional! ¡Viva el PRT!

En Bosnia y Croacia se reconstruye la izquierda socialista

DURANTE LA ÚLTIMA REUNIÓN del Comité Inernacional de la IV Internacional, las organizaciones JLSD (Organizaciónón Unificada por la Democracia y el Socialismo) de Bosnia y RADNICKA CORBA (Lucha de los Trabajadores) de Croacia, fueron reconocidos como observadores permanentes en la IV Internacional, como parte del proceso de integración y acercamiento de nuevas organizaciones de izquierda de Europa oriental en torno a la IV, tras los cambios sociales, políticos y económicos en la región que se dieron cuando la URSS, Yugoslavia, Checoslovaquia y el mal llamado “bloque socialista” que se desintegró a finales del siglo pasado. A continuación reproducimos la entrevista que Bandera Socialista realizó a los delegados de Croacia y Bosnia al Comité Internacional. BS: ¿Podrían comentarnos algunos aspectos de la situación general en sus países? Bosnia: A finales de 2010 tuvimos elecciones parlamentarias, donde la mayor discusión era si nos deberíamos o no incluir en la Unión Europea; la mayoría de los partidos contendientes en las elecciones estaban por buscar nuestra integración de Bosnia en la UE. Por nuestra parte, estamos en contra de ingresar a la UE, pues consideramos que para el caso de Bosnia la UE es solamente una herramienta del imperialismo, nosotros proponemos una integración europea solidaria construida entre los trabajadores, no entre los gobiernos. Mientras que en Bosnia tenemos tres burguesías: la ortodoxa, la católica y la islámica; pero trabajan unidas mientras dividen a la población, cuando tenemos un desempleo de 40% y el producto nacional no logra alcanzar los niveles que tenía antes de la guerra. También tenemos una industria completamente destruida, como consecuencia de la privatización sistemática durante los años posteriores a la guerra. Esto porque la burguesía se apropió de la industria durante la guerra, industria que era propiedad de los trabajadores, no del estado. Todos estos ataques, han ido reduciendo la conciencia de clase en general. Croacia: En Croacia tenemos a 3.6 millones de desempleados, de una población total de 4.2, lo que significa que sólo 1.6 millones tienen oficialmente trabajo. Mientras tenemos algunas contradicciones en rubros como las pensiones, pues la edad para retirarse es de 55 años, pero la mayoría de la población no tienen un trabajo que permita generar antigüedad como para retirarse, pues muchos incluso no tienen ni siquiera trabajo. Todo esto mientras nuestra deuda externa ha crecido en un 100% en el último periodo, crece anualmente entre 7 y 8 billones de euros. BS: ¿Cómo es posible que tras la disolución de Yugoslavia y en medio de la ofensiva neoliberal hayan podido nacer y crecer organizaciones como JOSD y RADNICKA BORBA? Bosnia: Nuestra organización es realmente joven, nació en un contexto en el cual no había ninguna representación de izquierda en las elecciones, solamente dos partidos socialdemócratas que no son una alternativa. También nuestra organización está conformada en su mayoría por jóvenes. Nosotros, como jóvenes, queríamos estar más activos para cambiar nuestra condición, mientras que otros de nuestros militantes, estuvieron dentro de la socialdemocracia pero se convencieron de que la socialdemocracia no es una alternativa, por lo que decidieron romper con el electoralismo; construyendo lo que somos hoy, donde hemos tenido recientemente importante crecimiento. Hemos confirmado la importancia de hacer mas agitación política para promover la conciencia de clase entre los trabajadores. Pero no queremos ser como maestros rojos, pues en nuestro país, si le proponemos directamente a la gente el comunismo, no nos escucharan, tenemos que ser más pedagógicos y comenzar nuestro discurso desde otros problemas, como por ejemplo hacer ver que tanto Croacia como Bosnia, Serbia, Montenegro y Macedonia tenemos las mismas necesidades, para así estimular que los propios trabajadores lleguen a la conclusión de la necesidad de la lucha política de izquierda. pág. 7


Sobre cartas, ética y política Guillermo Almeyra

En las cartas del subcomandante Marcos a Luis Villoro se destacan la exigencia de ligar estrechamente la ética con la política y el fuerte sentimiento democrático que lleva a la solidaridad con el SME y con el movimiento promovido por Javier Sicilia. En el ejemplo del militante indígena que pone Marcos, el sentimiento de responsabilidad hacia la comunidad –aunque ésta no le reconozca sus esfuerzos y aportes y le ponga multas por no asistir a asambleas ejidales debido a sus tareas en la junta de buen gobierno y lo critique por privilegiar sus actividades políticas– y la coherencia que lo impulsa a no pedir nada a cambio de su trabajo son, sin duda, ejemplos de ética. Ésta, como en el caso de la prohibición de mentir, robar y ser flojos de los indígenas andinos, no es compatible con el capitalismo, ya que el mismo se basa en la explotación de los trabajadores por los zánganos sociales, en el engaño y el despojo de los bienes ajenos, y requiere como humus cultural el egoísmo generalizado del primero yo. Pero la ética no puede tener vigencia sólo individual ni impera en abstracto: un preso político debe mentir para no dar informaciones dañinas para sus compañeros, un combatiente, si puede, debe robar informaciones al enemigo, y cualquier obrero sabe que hay que oponerse al salario a destajo, que lo obliga a ser el capataz de sí mismo y, naturalmente, ahorra esfuerzos.Existe una ética de clase que obliga a pensar en el interés del conjunto de los trabajadores y de los oprimidos, al cual debe subordinarse el interés individual y el del propio grupo. En política, ella obliga a ver la realidad para modificarla. Es decir, obliga a ser consecuente en la lucha por la liberación nacional y social, autocriticándose y criticando también a los amigos cuando cometen errores, tratando de reforzar todo lo que pueda ser positivo para la organización de los trabajadores y los pueblos oprimidos. No basta pues con dar solidaridad al SME, aunque esa sea una actitud indispensable y muy loable. Es necesario sobre todo impulsar el intento del SME, de otros sindicatos y de grupos de izquierda de dar vida a una OPT, o sea, un partido de los trabajadores y sus organizaciones, con un programa anticapitalista y antimperialista, lo cual sería un progreso en la independencia

frente a los partidos precapitalistas y al Estado, aunque ello, aparentemente, haga competencia a la otra campaña, porque el interés general de los explotados y oprimidos está por sobre el interés de cualquier organización. Lo mismo se plantea en otros terrenos. El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad es muy importante porque es una expresión del repudio social a la militarización del país y a la interpenetración entre los narcos y el Estado y la homogenización de los métodos de ambos. Debe ser apoyado, por supuesto. Pero también es necesario tratar de darle una mayor compren-

sión política y social sobre cuál es la raíz histórica de la violencia extrema en México –sobre la que se apoyan las atrocidades de los narcos– y de la colombianización actual de México promovida por Estados Unidos, que también fomenta el armamento de los delincuentes, la corrupción y la sumisión de los gobernantes, así como el consumo de la droga (que es la industria más floreciente en la crisis mundial capitalista, por sus altas ganancias monetarias y políticas y porque se extiende debido a la desesperación de millones, que aumenta el consumo de estupefacientes). El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad es un sobresalto democrático de la sociedad, no un impulso de la misma resultante de una esperanza o de un deseo imperioso de cambio. Eso no le quita nada de su importancia pero sí torna ilusoria la idea de que pueda ser, por sí mismo, el detonante de una movilización popular espontánea, de un movimiento ciudadano, de una ac-

ción política de masas al margen de los partidos que están integrados en el Estado. El instrumento para la organización política de los trabajadores con independencia de los partidos capitalistas y del Estado, en cambio, podría ser la OPT promovida por el SME, si fuese reforzada por comunidades indígenas, movimientos estudiantiles y ciudadanos, y con él podría colaborar el MPJD. En sus cartas Marcos critica correctamente a los que creen que un pedacito de papel en una urna basta para cambiar el país. En efecto, lo que hay que cambiar es la relación de fuerzas entre las clases, que está marcada por la escasa movilización popular, que es esporádica y está desorganizada. En esta situación nos encontraremos ante las elecciones organizadas por el poder para perpetuarse y reforzarse. ¿Cuál es la alternativa? Votar o abstenerse. Pero abstenerse simplemente es votar por los que hoy están en el poder. Queda entonces utilizar el voto como castigo y como elemento de organización de lo que sí cuenta, es decir, de la creación de elementos de poder popular (comités de vecinos, policías comunitarias, consejos de autodefensa, tendencias democráticas en los sindicatos), y allí donde sea posible, de experiencias de autonomía y autogestión. O sea, queda la utilización no electoralista del proceso electoral, aunque al final se ponga una boleta opositora en la urna (sea ésta la de la OPT o incluso la de AMLO). Porque lo que importará es la organización pre y post electoral, donde los votantes se harán sujetos, aprenderán, afirmarán su independencia, crearán gérmenes de poder.No es posible salir de la lucha de clases tal cual se da en todos los terrenos, incluso el de las urnas. Pintarse el cabello o vestirse diferente para protestar contra el sistema no es algo nuevo (Alphonse Daudet en el siglo XIX se ponía un chaleco rojo intenso cuando todos vestían de negro). Es simpático y comprensible, pero es una protesta pasiva e individual que no lleva a nada. Lo que hay que cambiar es el interior de las cabezas, no el peinado. Para eso, sin duda, hay que tener principios éticos –no mentir, basarse en el interés colectivo–, pero también hay que enseñar todos los días a hacer política.

Porque es necesario no olvidar el 2 de octubre de 1968 Andrés Lund Medina

¿De qué hablar del 68 si todo está dicho? 1. Podría hacer memoria de algunos acontecimientos de ese año prodigioso:-Recordar ese momento en el que el pueblo vietnamita no sólo resistía un desproporcionado ataque militar de la mayor potencia económica y militar del siglo sino que lanzaba una ofensiva militar que acabaría por expulsar, años después, al ejército invasor norteamericano –pueblo vietnamita que, por cierto, luchó acompañado por una enorme y mundial protesta estudiantil. -Rememorar también al pueblo checo que intentó un “socialismo con rostro humano” y a los tanques soviéticos que invadieron su país, terminando -si alguna duda cabía- con el Mito de la URSS (cuatro mentiras en cuatro palabras) y la mentira de los Partidos Comunis-

tas estalinistas, enceguecidos por los dogmas y finalmente funcionales al sistema capitalista. -Hacer memoria asimismo de esa rebelión estudiantil y juvenil que cuestionó radicalmente al orden capitalista, sacudiendo al mundo occidental. Una poderosa revuelta que sacudió a Alemania, a EEUU, a México, culminando con el prodigioso mayo francés del 68 y la huelga más extensa de estudiantes y trabajadores de la postguerra, el ensayo general de una revolución anunciada… 2. Podría referirme a México en el 68 y volver a hacer la cronología de esos pocos meses extraordinarios (de julio a octubre) en los que se gestó un enorme movimiento estudiantil y popular que puso en crisis al Estado mexicano. Contar cómo de una banal riña de estudiantes se pasó a la ferocidad de los granaderos que incluso derribaban con bazucas puertas de preparatorias

para golpear a quien se les pusiera enfrente. Contar cómo, mientras el gobierno y los medios satanizaban a los jóvenes, se iba extendiendo una huelga estudiantil a casi cien escuelas de nivel medio superior y superior (¡públicas y privadas!) y se constituía una Asamblea Democrática, el CNH, permitiendo así la asombrosa experiencia de una democracia directa y auténtica. Podría hablar de las magníficas manifestaciones, de la inteligencia y osadía de los estudiantes (atreviéndose a pedir un Diálogo público con un poder omnímodo, vertical e intolerante), todo ello en contraste con la estupidez y torpeza de los gobernantes. Podría desarrollar el relato de la Fiesta de la Revuelta y el de la Tragedia de la Masacre en Tatelolco, el 2 de octubre de 1968. 3. También podría centrarme en la necesidad de recordar, de hacer memoria en la sociedad de la desme-

moria, de rememorar las injusticias, exigir castigo. Podríamos recordar hasta que la Justicia ya no se siente con nosotros. Recordar actuando, para hacer un futuro en el que las víctimas puedan redimirse y, de ese modo, hacer que sus muertes absurdas tengan sentido… 4. Podría insistir en que el 68 estudiantil y juvenil mexicano fue fiesta y tragedia histórica. Que debe ser recordado también y sobre todo como acto de liberación, de atrevimiento irreverente por parte de una generación que cuestionó la cultura autoritaria, patriarcal, heterónoma, represiva, intolerante y enajenante, que luchó contra la asimilación al sistema, que fue generosa, idealista, justiciera, solidaria, democrática y rebelde… 5. Incluso podría valorar a la Huelga, no tanto como el momento de la lucha final sino como el de la ruptura de lo cotidiano, como suspensión del tiempo, como deten-

ción de la máquina productivista y enajenante, como la institución de otro tiempo: para reunirse, convivir, confraternizar, pensar, atreverse a hacer, afirmando esa libertad que sólo puede ser colectiva… 6. Siguiendo esa línea, podría señalar cómo el 68, con su huelga masiva suponía romper la enajenante serialidad que nos forma y uniforma, nos determina, nos separa y aísla, nos sumerge en nuestras soledades, en las inercias del mundo dado. Rememorar el momento en el que se rompe esa serialidad enajenante, cuando aparece el grupo como fusión de espíritus libres que hacen Historia, que le dan sentido a la Historia y, de esa manera, a su existencia… 7. Podría señalar, entonces, ese poder, esa fuerza que tenemos cuando nos unimos con consciencia y libertad persiguiendo un proyecto común, abriendo así el campo de los posibles, la posibilidad de otro porvenir distinto al ya hecho que se nos quiere obligar repetir. Recordar entonces que el poder radica en nosotros, pero no aislados, enajenados, privatizados, sometidos…

Podría hablar de que el 68 nos muestra la posibilidad de romper el tiempo uniforme, repetitivo, lineal y gris de la historia repetida: de que el ser humano, como un colectivo unido, libre y consciente tiene una fuerza capaz de hacer irrumpir el Acontecimiento, lo imprevisible, lo intempestivo, la ruptura que cambia al mundo… 8. Podría señalar las secuelas del 68, de su estela duradera, de los cambios culturales, ideológicos y políticos que propició. Hacer el recuento de las libertades conquistadas con las luchas de los 70 en las que esos jóvenes del 68 crearon organizaciones políticas de izquierda (una nueva izquierda), se volcaron al campo, organizaron sindicatos, se fueron a las colonias populares, con los pobres y marginados del pueblo a organizarse, a cobrar fuerza y luchar. Podría hacer el balance de movimientos y luchas que fueron, poco a poco, conquistando sus derechos. Recordar cómo las mujeres iniciaron una revolución desde la vida cotidiana, cómo se organizaron sindicatos “independientes y democráticos”, señalar el exacto momento en

pág. 5

Otro ejemplo es una fuerte crisis social, generada porque muchos de los soldados que fueron activos en los 90 con menos de 50 años se encuentran retirados, entre otros temas. Croacia: A finales de los 80, al interior del Partido Socialista de los Trabajadores, especialmente entre la juventud, se dieron fuertes debates sobre la historia y balance de la época del “socialismo”, llegando al punto de la división, nosotros defendimos la explicación de Trotsky. Desde entonces tomamos nuestro propio camino, teniendo algunas dificultades para impulsar algunas campañas en Croacia, pues tenemos un fuerte control político en nuestro país. Pero esto contrasta con el hecho de que mucha gente se asume como católica a la vez que tienen una suerte de “mentalidad comunista”, es por esto que ha habido muchas huelgas y piquetes en fábricas, hemos tenido incluso experiencias de autogestión obrera. Esto nos ha permitido establecer contacto con distintos sindicatos y también movimientos estudiantiles, en los que estamos construyéndonos y tratando de cooperar con otros grupos de izquierda. BS: En general, ¿Qué perspectivas tienen en lo inmediato para sus organizaciones? Croacia: Para nosotros, es importante involucrarnos en las protestas masivas contra el desempleo, y más hoy con las negociaciones con la UE en puesta. Nuestra política es impulsar estas manifestaciones con otras fuerzas progresistas y de izquierda, pero sin los nacionalistas. Estamos integrándonos en este movimiento para que podamos promover alternativas. Bosnia: También nos estamos involucrando en las luchas contra la UE, al igual que contra la OTAN, pues si entramos en la UE en la situación actual, no podremos competir con el gran poder que significa la UE y no tendremos ninguna oportunidad de reconstruir nuestra industria, quedándonos en una situación colonial al servicio de los grandes poderes capitalistas. BS: Finalmente, sobre su relación con la IV Internacional hasta ahora, ¿Cuál es su balance y qué expectativas tienen? Croacia: Para nosotros, es la primera vez que estamos en contacto con tantas culturas, organizaciones, experiencias y situaciones, todas juntas. La atmósfera es genial, hay mucha fraternidad y entendimiento entre los camaradas. Queremos aprender de otras experiencias de lucha y también contribuir, por supuesto. Bosnia: Estamos realmente impresionados, hay un gran ambiente y los camaradas son muy abiertos y eso nos ayudará mucho, y también queremos apoyar. Hay mucha diferencia en las situaciones que vivimos en cada región, pero también muchas coincidencias, esto nos alienta a seguir con la IV y construir con ella y con sus secciones relaciones cada vez más fuertes. Para más información sobre estas organizaciones anticapitalistas y revolucionarias: RADNICKA BORBA (Croatia): http://www.radnickaborba.org JOSD (Bosnia): www.josd.org

que los homosexuales salieron del closet para manifestar en la calle su derecho a la diferencia, rememorar cuando las organizaciones campesinas independientes cobraban fuerza y protagonismo, la emergencia del movimiento urbano popular, la pluralidad de grupos de la izquierda socialista que florecieron después del 68… -Pero entonces sería necesario hablar del viraje en los ochenta, de la contrarevolución neoliberal, del suicidio de la izquierda socialista cuando abandonó sus utopías para transformar el mundo y se unió a los excluidos del PRI para construir una nueva edición del “nacionalismo evolucionario” con el PRD y de la vergüenza en que se ha convertido esa organización política hoy en día. Sería preciso hablar de nuestra derrota temporal en el intento de “cambiar la vida y transformar el mundo” y en la urgente necesidad de otra izquierda democratizadora, anticapitalista, feminista y ecosocialista… 9. Pero no, mejor hablo y recuerdo a una generación lúcida, valiente, generosa, justiciera e igualitaria, que se atrevió a luchar por transformar al mundo, para hacerlo mejor. Una gen-

eración que en esa tentativa cambió su vida, dándole pleno sentido a su existencia. Una generación que ha sido el modelo para que otras generaciones sigamos su ejemplo. 10. Porque recordar también es elegir una identidad que nos diga de dónde venimos y quiénes somos. Entonces sabremos que sólo somos nuestros ideales –que si los perdemos nos extraviamos en la vida y en la historia, como tantas generaciones de jóvenes que se hundieron en la desmemoria y el cinismo. Y si sabemos de dónde venimos, si reconocemos el enorme poder que tenemos si nos atrevemos a ser lo que debemos ser, entonces tendremos claro a dónde dirigirnos y qué hacer, acompasando nuestros pasos con el de aquellos muchachos y muchachas verdaderamente extraordinarios que en el 68 empezaron (o continuaron) una marcha, una revolución –una revolución permanente-, para hacer un mundo más libre y más justo. Por todo eso, el 2 de octubre no se olvida, no debe olvidarse…

Génova 2001:

la memoria indignada diez años después Esther Vivas, Josep Maria Antentas Se cumplen ahora diez años de la cumbre del G8 en Génova en julio de 2001, donde se escribió una de las páginas más significativas en la trayectoria del movimiento altermundialista. Las protestas en Génova significaron el momento cumbre de la fase de crecimiento lineal del movimiento altermundialista después del Encuentro Ministerial de la OMC en noviembre de 1999 en Seattle, que representó el inicio de un nuevo ciclo internacional de movilizaciones. Fueron la constatación de que éste había pasado de tener esencialmente una fuerza simbólica a poseer una capacidad de movilización real. Génova llegó poco después de la celebración del primer Foro Social Mundial de Porto Alegre en enero de 2001, bajo la hoy ya famosa consigna de “otro mundo es posible”, cuya pertinencia es aún más evidente en plena crisis global.El décimo aniversario de las jornadas de Génova llega en un momento donde la Unión Europea está atravesada por fuertes turbulencias y en el que los vientos que han electrizado el mundo árabe desde finales de 2010 soplan cada vez con más intensidad en el viejo continente. Las movilizaciones sostenidas en Grecia y el ascenso del movimiento de l@s indignad@s en el Estado español, sin olvidar la victoria en el referéndum del agua en la misma Italia, son los síntomas más destacados del ascenso de un nuevo periodo de luchas, cuyo reto es internacionalizar y “europeizar” las resistencias emergentes. Hace una década los acontecimientos en esta ciudad italiana capturaron el imaginario de millones de personas y de múltiples movimientos y luchas sociales de todo el planeta, que se sintieron identificados con el mensaje de crítica radical a la globalización capitalista de unas protestas que vivieron como propias. Las masividad de las mismas, su radicalidad y el elevado nivel de confrontación entre l@s manifestantes y el poder marcaron la dinámica de unos días decisivos, donde el tiempo histórico pareció acelerarse de forma muy intensa al compás de los intentos de l@s activistas de “liberar” la ciudad, de entrar en la prohibida “zona roja”, y de desestabilizar la cumbre. “Nosotros somos millones, ellos 8” era el sentir general de aquell@s que desembarcamos en la histórica ciudad portuaria dispuestos a doblegar a los amos del mundo. El asesinato del joven Carlo Giuliani en la jornada de acción directa del 20 de julio por un disparo de la policía y el asalto policial a la escuela Díaz fueron los episodios más dolorosos de unas movilizaciones marcadas por una feroz represión. Habilitada como un lugar para dormir y reunirse por parte de algunos manifestantes extranjeros, la escuela Díaz se convirtió la noche del 21 de julio en escenario de una vendetta policial que dejaría tras de sí 63 heridos y decenas de arrestados, ocasionando un gran escándalo político y mediático y un largo proceso judicial. Génova marcó el inicio de un fuerte periodo de protestas sociales conpág. 8 tra el gobierno Berlusconi. Una verdadera “generación Genova”


pág. 7

emergió en Italia, que pasó a ser uno de los epicentros de la lucha global. Junto al altermundialismo, en esta nueva etapa, los sindicatos mayoritarios, y en particular la CGIL, jugarían un rol importante entrando en escena, después de su clamorosa ausencia en la contra-cumbre del G8, con la convocatoria de varias huelgas generales y movilizaciones, aunque sin abandonar su modelo de sindicalismo de concertación. En parte como resultado de este largo proceso, en abril de 2006 las fuerzas de centro-izquierda llegarían al poder, tras una muy ajustada victoria electoral frente a la derecha liderada por Berlusconi. Sin embargo, los dos años de gobierno Prodi dejaron tas de sí un triste balance en política económica, social y exterior, provocando desánimo, desmovilización y parálisis social… y allanaron el terreno para el regreso triunfal al poder de Il Cavaliere en abril de 2008, quien, mucho a su pesar, va a festejar la carnicería de los carabinieri en Génova en pleno ocaso, decadencia y en una atmósfera de final de reinado. Poco después de los acontecimientos en la ciudad italiana, los atentados del 11S en New York significaron el inicio de un nuevo periodo internacional marcado por la “guerra global contra el terrorismo”. La denuncia contra la guerra tomaría fuerza en el seno de la crítica a la globalización, dando paso

al desarrollo del movimiento antiguerra, cuyo clímax fue la jornada internacional del 15F de 2003, en vísperas del comienzo de la invasión de Irak. A partir de entonces, se entró en una nueva fase marcada por una pérdida de centralidad de las movilizaciones altermundialistas, de su capacidad aglutinadora y de mayor dispersión de las luchas sociales, en un contexto muy defensivo en el conjunto de la Unión Europea, hasta el estallido de la “gran crisis” del 2008 que ha marcado la escena internacional estos últimos tres años y frente a la cual despuntan ahora las luchas sociales. Una década después de la cumbre de Génova el ciclo altermundialista ya terminó, pero otro se abre ante nuestros ojos. No es éste un aniversario nostálgico de un movimiento que fue, pero que ya no es. Es un aniversario donde la memoria indignada de aquellas míticas jornadas nos permite recordar el pasado para mirar hacia el futuro, donde el recuerdo del asalto a la “zona roja” se mezcla con las vivencias recientes de las ocupaciones de plazas, las asambleas de barrio y el “bloqueo” al Parlament de Catalunya. Y donde el sentido recuerdo de Carlo Giuliani sólo hace sino aumentar la ira y la indignación de quienes, aún con más raz��n que hace diez años, seguimos defendiendo que “otro mundo es posible” y que “no somos mercancías en manos de políticos y de banqueros”.

Hemos resistido a un gobierno autoritario, militarizado y corrupto en todo sentido

¡PERO YA NO MÁS!: Encuentro de mujeres de izquierda

Aproximadamente 900 mujeres, de todos los estados del país, se reunieron los días 16 y 17 de julio en la ciudad de México en el Encuentro de Mujeres de Izquierda ante la Emergencia Nacional. La convocatoria inicial surgió del PRD, de la Secretaría de Equidad y a la cual se sumaron mujeres de los partidos Convergencia, y del PT, integrantes de la sociedad civil, sindicalistas y feministas independientes. Estuvieron presentes en el encuentro mujeres de distintas corrientes políticas de la izquierda, las de los partidos mencionados con una presencia fuerte, así como de otras organizaciones de la izquierda que impulsan y trabajan en el movimiento social y en diferentes luchas, también mujeres representativas de diversos movimientos, sindicalistas, y en menor escala también feministas de diversas agrupaciones, alianzas y luchas. El encuentro inicio con la exposición de los testimonios, muchos de ellos lacerantes y terribles de victimas de la guerra y la militarización, de la violencia de las políticas del estado neoliberal y violencia de género. El feminicidio y la criminalización presentes en la voz de a la hija de Sara Salazar, cuya familia entera tuve que salir del país por las amenazas, quien abrió el encuentro, la lucha por los desaparecidos de la guerra contra el narco, estuvo presente en la voz de mujeres de Coahuila, de Durango. El impacto criminal de la privatización retumbo en el recinto con el testimonio de la compañera del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME, de las sindicalistas del magisterio, del Instituto Politécnico Nacional; la devastación ambiental y los daños ecológicos, en voz de las mujeres de Cuernavaca; se estrujaron los corazones con el testimonio de las mujeres organizadas de Cherán, Michoacán, pueblo purépecha, una lucha heroica de resistencia, 10 comuneros asesinados, 8 desaparecidos.Los grupos de trabajo sesionaron toda la tarde del primer día una apretada agenda, además del análisis de los elementos del contexto nacional, otros temas fueron abordados a partir de preguntas detonadoras.

A continuación brevemente se describen, en la medida que suscitan temas de debate y diálogos necesarios en procesos de este tipo, sobre todo debido a que, el amplio espectro de las mujeres que se definen de izquierda tienen posiciones políticas e ideológicas distintas.Sobre estrategia: ¿Cuáles son los desafíos para las mujeres de izquierda frente a esta situación? ¿Es factib e transformar el actual estado de cosas? ¿Es necesario desplazar de la conducción del país al actual grupo en el poder? ¿Como podemos cambiar las relaciones sociales opresivas desde la vida cotidiana? ¿Qué podemos hacer las mujeres para comenzar a cambiar y resolver la problemática nacional convirtiéndonos en sujeto político? ¿Como podemos contribuir al florecimiento de la paz, la igualdad social y entre los sexos, la democracia y la justicia?.Sobre ejes articuladores: ¿Cuáles son los puntos programáticos centrales que nos permitirán orientar y articular las transformaciones necesarias del país? ¿Cuáles son los ejes específicos que debemos impulsar en el proceso de transformación social tanto para la acción urgente como para la lucha de largo aliento? Sobre organización: ¿Qué forma organizativa debemos adoptar para impulsar las tareas y acciones de este encuentro, la coordinación y las toma de decisiones? ¿De que manera podemos articular los diversos esfuerzos organizativos que ya existen? ¿ Cuáles podrían ser las alianzas importantes en estas tareas? ¿Qué tipo de organización, métodos de lucha, conductas políticas y estilos de trabajo necesitamos las mujeres de izquierda para convertirnos en sujetas revolucionarias, transformar las relaciones sojuzgantes y desplazar de la conducción del país a los que lo han llevado al desastre?. La declaración política del encuentro llamó a la creación de un “Movimiento de Mujeres de Izquierda ante la Emergencia Nacional, incluyente, democrático, horizontal y plural”. Las mujeres reunidas se pronunciaron: En contra del neoliberalismo, de la privatización del territorio y los recursos naturales que lleva al

despojo de comunidades y de la producción campesina, pesquera y ganadera; Por la defensa de la soberanía nacional; Por la defensa del estado laico y la necesaria separación de las iglesias y el estado; Por el derecho como mujeres a decidir libremente sobre nuestras vidas y nuestros cuerpos; Acceso irrestricto al derecho a la salud universal y de calidad, incluyendo la interrupción libre, segura y legal del embarazo en todos los estados del país. Por el derecho a una vida libre de violencias y por el acceso a la justicia y la tipificación del feminicidio de manera adecuada en todos los estados del país. Por el respeto a la diversidad sexual y de las mujeres lesbianas. Por la defensa de los derechos laborales, estabilidad en el empleo y respeto a la legalidad constitucional, con perspectiva de género. En contra del proyecto de ley de seguridad nacional que está actualmente en proceso de discusión en el poder legislativo. Por el respecto a la diversidad multicultural, étnica de las mujeres. En la misma declaración política emanada del encuentro se exige: Aparición inmediata y con vida de todos y todas las personas desaparecidas; Justicia para las víctimas y personas ofendidas por asesinatos como secuestros y masacres, a causa de la guerra sin sentido de Calderón; Justicia para las mujeres víctimas de violencia feminicida, reabriendo los casos; Libertad inmediata a todas las personas presas por motivos políticos y por abortar; Seguridad para las y los defensores de derechos humanos y periodistas libertarios; Democratización del poder judicial y rendición de cuentas; Detener la aprobación de la Reforma Laboral y que se establezcan mesas de discusión con perspectiva de género; Cese inmediato de la operación de minas a cielo abierto y revocación de concesiones; Regreso del ejército a los cuarteles y freno a la paramilitarización; Alto a la impunidad y a la corrupción; Que no se apruebe el período extraordinario de sesiones para la discusión de la Ley de Seguridad Nacional y demás reformas estructurales; Restitución del empleo de las mujeres despojadas

injustamente de su fuente laboral. SME, Mexicana de Aviación y del IPN; A todas y todos los representantes populares de izquierda, asuman de manera congruente su actuación en la defensa de la agenda por los derechos de las mujeres. Son muchos los retos. Desde al año 2006, coincidentemente con el cambio en la situación nacional, el fraude electoral y el endurecimiento de las políticas del estado, las mujeres están presentes en luchas de resistencia, y cada vez más obligadas a organizarse para enfrentar la embestida brutal que se esta viviendo. Desde las mujeres de la APPO en Oaxaca, las de Atenco, las del movimiento contra el fraude y del campamento de Reforma, por la defensa del petróleo, las mujeres en las zonas indígenas de Chiapas, de la zona Triqui y de otros lugares del país donde los casos no llegan a los titulares de los periódicos. Las sindicalistas, las trabajadoras reaccionando como las mujeres del magisterio, del SME y de otros sindicatos. Las esposas, viudas y familiares de las zonas mineras. En los movimientos de resistencia frente a la devastación ecológica, defendiendo el patrimonio. Las madres, hijas, hermanas, esposas, de los miles de desaparecidos y asesinados por la guerra contra el narcotráfico. Por la defensa de las mujeres que han tenido que salir del país victimas de las amenazas, persecuciones en las zonas en donde se esta luchando en contra de la militarización. Para apoyar y denunciar el feminicidio y la impunidad. Para apoyar a las defensoras de los derechos humanos agredidas y asesinadas victimas de la criminalización. Para encontrar cuantas mujeres están presas en cárceles del país por ejercer su derecho a la interrupción del embarazo, las mujeres presas por abortar. Encuentros feministas como el de Zacatecas, alianzas como la del Pacto por la Vida la Libertad y los Derechos de las Mujeres. Una multiplicidad de movimientos, a lo largo y ancho del país, en todos las mujeres se organizan, están resistiendo. El encuentro de mujeres de izquierda, se suma a esta ola. El contexto lo resume el lema incorporado en la declaratoria ¡Pero ya no Más!


Bandera Socialista