Issuu on Google+

NÚMERO 39

MARZO 012012 Costo $3 pesos.

AÑO 7

2012: ¡ ES LA HORA DE LUCHAR!

www.ptr.org.mx

● 2012: ¡Es la hora de luchar!

Pág. 2 ● Defender a la UACM, defender la educación crítica, gratuita y popular

● Con los trabajadores el cambio verdadero va. ● Otro modo de votar

Pág. 3

● La OPT toma posición ante la coyuntura del 2012

Pág. 4

● El papel de los trabajadores ante el poder

Pág. 5

● ¡Ni Cárcel Ni Muerte a las Mujeres de México! ● Pacto nacional por la vida, la libertad y los derechos de las Mujeres Pág. 6 ¡ Ni cárcel Ni muerte a las Mujeres por abortar !

Pág. 7

● La privatización del conocimiento ● Exitosa la escuela de formación de cuadros del PRT

Pág. 8

● ¿Cómo cambiar el mundo?

Pág. 9

● Crisis de la Deuda en Europa: ¿Que esperar en el 2012?

Pág. 10

● La situación actual de los derechos humanos en México y la necesidad de su inclusión en un proyecto alternativo de nación.

Pág. 12


2012: ¡Es la hora de luchar! MÁS DE CINCO AÑOS DE un gobierno asesino, ilegítimo, pro empresarial, corrupto y represor. Más de tres décadas de privatizaciones, reformas, apertura comercial, inversión extranjera, carestía, alza de precios, feminicidios, devastación ambiental, pérdida de derechos laborales, represión y militarización. Movimientos sociales que crecen, radicalizan sus posturas, que, sin ser derrotados tampoco obtienen victorias claras. Las luchas sindicales, ecologistas, de mujeres, jóvenes, han venido encontrando cerrazón y represión por parte de las distintas instancias de gobierno. El mejor ejemplo es la heroica lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), por la defensa de su empleo, sindicato, contrato colectivo y el servicio eléctrico como un bien público; pues mes tras mes el SME ha demostrado hasta el cansancio la ilegalidad, arbitrariedad, anticonstitucionalidad e ilegitimidad del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC). Las y los electricistas una y otra vez han comprobado la incapacidad de las empresas subcontratadas a Comisión Federal de Electricidad (CFE) para dar un buen servicio en la zona atendida por el SME. A pesar de que a los trabajadores smeitas les asiste la razón desde el 10 de octubre de 2009; su larga y difícil lucha no ha consumado una victoria por la ausencia de voluntad política por parte de las autoridades de distintos niveles para darle solución al conflicto. Ante tan difícil situación la decisión del SME de impulsar como principal fuerza la construcción de la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT), de la cual somos parte, es una muestra del viraje hacia la lucha política que se vuelve urgente en la actualidad.

Hoy no basta con la resistencia, con la lucha social, con la defensa de un gremio, colonia, bosque, universidad. Aunque hasta ahora las distintas movilizaciones y luchas populares se mantienen, no pueden seguir aisladas. Es necesaria la lucha política, la lucha por otro país, otra forma de hacer política, otra orientación económica. No se trata solamente de decirlo, es ahora el momento de luchar por otro rumbo para el país. En la presente coyuntura electoral (que trasciende a los comicios del 1 de julio próximo), mucho se encuentra en juego; no se trata de una mera disputa por cargos entre los políticos profesionales de los partidos electoreros, ciega de la realidad nacional quien así lo sostenga. Pues en medio de la crisis económica internacional, la devastadora sequía que se extiende a lo largo y ancho del país, el aumento desenfrenado de la violencia y la militarización, por mencionar algunos factores; se presenta ante la población del país la grave amenaza de la continuidad de la doctrina neoliberal, represiva y limitante de las libertades democráticas mínimas (concretada en las candidaturas tanto de Peña Nieto como de Vázquez Mota) llevarían al país a seis años más de tormentos como los que ha generado el actual gobierno. Mientras que por otro lado la candidatura de López Obrador puede abrir la brecha para un respiro al movimiento social, colocándolo en condiciones menos adversas para impulsar sus reivindicaciones. Sin embargo la presente coyuntura adquiere mayor relevancia en el sentido que alrededor del movimiento de AMLO se está configurando un nuevo y frente que pretende impugnar el régimen oligárquico ac-

tual. Dentro del cual la naciente OPT aparece como el bloque popular y clasista que con mayor claridad defenderá las reivindicaciones de la clase trabajadora en su conjunto. Sin que esto signifique un acuerdo absoluto ni subordinación alguna al proyecto o figura de Obrador. Por el contrario, como hemos venido señalando desde hace meses, la constitución de la OPT significa un paso rumbo a la conquista de la independencia política de la clase trabajadora en el país. Así lo demostró el exitoso evento en el que se consolidó públicamente la alianza de la OPT con AMLO.

DONDE ENCONTRARNOS Oficinas Nacionales del PRT: Carlos Pereyra 69, entre Coruña y Santa Anita, Col. Viaducto Piedad, C.P. 68200, México, D.F. Tel. 5590 0969

Además de que la OPT puede aparecer como una alternativa ante las evidentes deformaciones, que no han de sorprendernos, del propio MORENA donde los oportunistas clásicos del PRD ven ahora un nuevo espacio para posicionarse. Corriendo MORENA el peligro de volverse un PRD reciclado, así lo muestran las nefastas candidaturas locales que con apoyo regional, y en algunos casos, nacional de la estructura del movimiento obradorista, se van perfilando para encabezar las listas del autodenominado Movimiento Progresista.

PRT en la Cuenca del Papaloapan: Margarita Jiménez 167, Col. María Eugenia, Tuxtepec, Oaxaca, C. P. 68350, celular 044 287 8838393.

Todo esto viene a confirmar nuestras orientaciones generales para el presente periodo; ante la crisis civilizatoria, la debacle del PRD, asenso de diversos movimientos sociales se abre una oportunidad para la izquierda revolucionaria que en la presente coyuntura tiene ante sí la posibilidad de intervenir posicionarse y consolidar alternativas políticas como la OPT, o mantenerse al margen de tan importante pugna en el país. En el PRT escogimos la primera ¡Es la hora de lucha!

PRT en Guerrero: 2a Calle de la Franja Número 38, Colonia del PRI, Chilpancingo, Guerrero. Celular 044 747 1092620

PRT Morelos: Privada de las Flores 16, Colonia San Antón, Cuernavaca, Morelos, celular 044 777 5224830 Convergencia Socialista en Quintana Roo: SM24, Mza. 8, Calle Chaccí No. 72, Cancún, Quintana Roo, tel. 8928481

PRT en Oaxaca: PRT/CLIP: 1ª poniente 500 Colonia Cuauhtémoc Oaxaca, Oaxaca. Celular 9511803623 CP.68050 PRT en Colima: Calle Ignacio Sandoval #109 Colonia Centro C.P. 2800. Celular 3123181851

¡UNETE AL PRT! Directorio

Director: Luis Rangel Jefe de redacción: Manuel Acosta Comité editorial: Andrés Lund, Josefina Chávez, Jesús Franco, Héctor Márquez. Bandera Socialista es una publicación del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), sección mexicana de la Cuarta internacional. Los artículos firmados no representan necesariamente el punto de vista de la organización. Correo: prt@laneta.apc.org prt.bandera.socialista@gmail.com web: www.prt. org.mx Facebook: www.facebook.com/BanderaSocialista Diseño: Rosalba Tapia


CON LOS TRABAJADORES EL CAMBIO VERDADERO VA. LA FIRMA DEL ACUERDO POLÍTICO ELECTORAL DE LA OPT (Organización Política del Pueblo y los Trabajadores) con AMLO (Andrés Manuel López Obrador) es consecuencia de la convocatoria que desde fines del 2010 hizo el compañero Martín Esparza, dirigente del SME para conformar una organización política que luchara por los intereses de los trabajadores también en el terreno político, en la lucha por el poder. Después de todos los ataques contra el SME, desde el decreto que diera fin a la Compañía de Luz y Fuerza por parte del gobierno espurio de Felipe Calderón, hasta el rechazo a las demandas de los electricistas en todos los niveles del gobierno y de instituciones como el Poder Legislativo y el Judicial, la conclusión era clara; había que elevar el nivel de lucha al terreno político para sacar del gobierno a los representantes de la oligarquía y su política neoliberal, privatizadora y antipopular. En torno a la precandidatura presidencial de AMLO se ha venido agrupando un gran abanico de fuerzas políticas y sociales en oposición al grupo oligárquico representado tanto por el PAN como por el PRI. El descontento, oposición e insatisfacción con la minoría burguesa de esta oligarquía que defienden tanto el PRI como el PAN, ha venido creciendo mucho porque atenta no solamente contra los derechos y conquistas del pueblo trabajador, sino también contra amplios sectores de la población, incluso otros diferentes grupos empresariales, desplazados del poder y aún más grave los intereses nacionales al subordinarse, como lo ha hecho el gobierno de FECAL a los intereses imperialistas. La candidatura de AMLO ha servido de unidad de un conjunto de sectores e intereses muy diversos opuestos al PRI y al PAN, incluso de grupos provenientes de estos partidos. El abanico alrededor de AMLO no es solamente en el terreno político al nivel del llamado Movimiento Progresista que agrupa a los partidos con registro PRD, PT y Movimiento Ciudadano y MORENA, actualmente sin registro, al igual que la OPT. El amplio abanico es también un bloque social y político de diversas fuerzas unidas contra el grupo oligárquico y que se expresará en el terreno electoral apoyando a AMLO.

En ese bloque social y político alrededor de AMLO faltaba también una representación política de los trabajadores, de los intereses de la clase trabajadora. Esta es la importancia del acuerdo político electoral suscrito este 4 de febrero entre la OPT y AMLO. En el gran bloque social del Movimiento Progresista en que ya hay sectores empresariales y corrientes políticas

muy diversas, nacionalistas, social liberales, socialdemócratas y muchos provenientes del PRI y del PAN, el acuerdo de este 4 de febrero implica la incorporación de los intereses de los trabajadores y al nivel de la coalición de partidos con registro, PRD, PT y Movimiento Ciudadano y sin registro como MORENA, ahora la representación del partido de los trabajadores y sus organizaciones, la OPT. Es cierto que algunos aspectos de los programas e intereses de un bloque social tan amplio pueden ser diferentes. Lo que nos une ahora es la posibilidad de emprender juntos una lucha para sacar del gobierno a los partidos de la oligarquía el PRI y el PAN. Como cada sector social que se une a este Movimiento Progresista con AMLO, nosotros también reclamamos particularmente nuestros derechos e intereses, especialmente la necesidad de revertir los procesos privatizadores de las empresas nacionales, como sucedió con la Compañía de Luz y Fuerza del Centro. Al mismo tiempo que lo proponemos para el programa del nuevo gobierno encabezado por AMLO, necesitaremos también contar con representantes populares en la Cámaras para defender el programa de los trabajadores y la izquierda que representa la OPT. Al suscribir este sábado 4 de febrero este acuerdo con AMLO, la OPT se estrena también este terreno de lucha político electoral. Convocaremos a los trabajadores de todo el país no solamente a votar el 1 de julio, sino también a incorporarse a la lucha y el programa que defiende la OPT por la soberanía nacional y la emancipación social. La OPT, recién fundada en agosto pasado, se proyecta como un amplio partido de los trabajadores y sus organizaciones, convocado por los trabajadores electricistas en lucha y resistencia, que hoy ya es plural, pero que en el curso de esta campaña deberá crecer más con compañeros y compañeras, militantes sindicales y de la izquierda socialista y de nuevas organizaciones que tendrán en la OPT la posibilidad de participar ahora también en la lucha político electoral defendiendo dentro del bloque alrededor de AMLO, los intereses de la clase trabajadora y una política de izquierda antineoliberal y anticapitalista. Los militantes del PRT que somos parte constitutiva de la OPT desde su fundación, les invitamos a incorporarse ya a la nueva Organización Política del Pueblo y los Trabajadores. PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES.

Otro modo de votar Guillermo Almeyra

SEGÚN EL SISTEMA HEREDADO de los gobiernos del PRI, México vive en un proceso electoral permanente, pues las elecciones en los estados o en el DF, los procesos de renovación parlamentaria y los comicios para elegir presidente de la República no son simultáneos, sino se escalonan para que el presidente –el gran elector– pueda mediar entre los diversos grupos, cooptar a unos y separarse de otros, dosificar su política sexenal. Eso da también un amplio margen al electoralismo, el clientelismo político, las alianzas sin principio de todo tipo, y dificulta en extremo el control de la sociedad sobre los llamados representantes de la misma, que no rinden cuentas a nadie. Aparentemente, la vida política se reduce a ese juego de sombras. Pero la verdadera vida bulle al margen de los procesos electorales. En ella toman forma y se define la relación de fuerzas ente las clases y subsectores en pugna y, de modo indirecto, incluso las tendencias electorales. Por consiguiente, actuar en la sociedad y apoyarse en los oprimidos e impulsar su autorganización y sus iniciativas para modificarla es fundamental para quienes aspiran a desplazar al establishment conservador y reaccionario y, mucho más aún, para los que esperan cambiar el sistema. En todo el mundo rural serpentea la protesta social y el descontento. Si las regiones autónomas zapatistas en Chiapas subsisten, a pesar de su debilidad, la miseria y sus problemas con otros grupos indígenas de la zona, es porque cuentan con un respaldo social en todo el México rural. Pues desde el sureste hasta el norte, desde Guerrero hasta Veracruz, aparecen experiencias autónomas, policías comunitarias elegidas en asamblea,

Mítin de la OPT con AMLO 4 de febrero. Foto: Gabriela Corona formas de democracia directa y de solidaridad comunitaria, resistencias a la violencia oficial y la del capital, incluyendo la del narcotráfico, que es una parte importante del mismo, tanto en el sector financiero como en el productivo, y ayuda poderosamente a aumentar las ganancias de todos los capitalistas, reduciendo los derechos y el nivel de vida de los trabajadores de todo tipo. Ese soplo democrático de abajo es lo que impulsa a los estudiantes de las normales rurales o de las mismas universidades y lo que da y dará un punto de apoyo a quienes la migra estadunidense devuelve por centenares de miles a nuestro territorio o impide ingresar a la economía gringa, en crisis profunda.

El aumento de la miseria y de la pobreza y el impacto de la crisis mundial sobre la economía de los países latinoamericanos, en particular de la mexicana, tan dependiente de Estados Unidos, impulsan por otra parte a una radicalización política de un sector de los trabajadores urbanos y de sus sindicatos –expresada en el movimiento encabezado

por el SME y en la OPT creada sobre esa base– y a su confluencia con las organizaciones campesinas. El debilitamiento de los charros obreros o campesinos tradicionales es una cara del mismo proceso que lleva a estallidos del militantismo y la democratización de los movimientos sindicales y sociales, como en Oaxaca. La barbarie en Otula y la costa michoacana o en los territorios triques y mixes oaxaqueños y en Guerrero es la expresión de una disgregación del Estado y de una guerra civil larvada y no declarada de éste contra los explotados y oprimidos de las zonas rurales del país. El país tiembla bajo los pies de todos. Pero las luchas son defensivas y están desunidas entre sí, dispersas en todo el territorio, mientras el bloque banqueros-narcos y banqueros-gobierno está en cambio concentrado y es sostenido por Estados Unidos, que quiere crear los condiciones de una desestabilización tal que pueda servir de pretexto a una intervención militar, como en tiempos de la Revolución mexicana. Tanto el que vota contra un futuro gobierno de los mismos, como Peña Nieto, que reprimieron tan ferozmente a los campesinos de Atenco y violaron, mataron, encarcelaron, como el que piensa abstenerse pues no confía en nadie ni ve una alternativa, deben enfrentar el empeoramiento de la vida cotidiana, buscar defenderse, ahora mismo, sin esperar que un papelito en una urna dé mágicamente voluntad y luces a un señor para que resuelva los problemas de todos desde la cumbre de la pirámide de este aparato gubernamental que se derrumba. Es más: los que siguen a Andrés Manuel López Obrador no pueden asegurar que los que perpetraron el fraude en 1988 y en 2006 van a respetar esta vez


la voluntad popular si el voto les es desfavorable. Tampoco pueden excluir que el PRI gane sin necesidad de un gran fraude aprovechando el apoyo del oligopolio televisivo, más un alto nivel de abstencionismo (que favorece a los aparatos y a los más ricos) y la desmoralización y despolitización sembradas por la dirección del PRD, así como el desprestigio de muchos de los nuevos aliados de López Obrador. ¿Cómo prepararse, pues, para enfrentar esas dos posibilidades?

Hoy mismo es necesario coordinar las luchas, desarrollar solidaridades, impulsar la autorgani-

zación, las policías municipales, el funcionamiento en asambleas populares de las comunidades para asegurar su autodefensa, la creación de comisiones territoriales obrero-campesinas para encarar democráticamente los problemas. Es necesario impedir suspensiones y despidos, rechazar la represión, manifestar el hartazgo y la decisión popular ante la arbitrariedad y la violencia. Sin demora hay que elaborar colectivamente, mediante asambleas en cada lugar de trabajo o de estudio, las grandes líneas de un programa alternativo al del capitalismo en crisis, basado en la expro-

piación de los bancos, la anulación de las deudas usureras, cimentado en un amplio plan nacional de creación de empleos que solucione las necesidades locales (casa, agua, servicios cloacales, educación, sanidad, seguridad) en todo el territorio. Sin esperar a nada ni a nadie, los que deben ser protagonistas de la regeneración mexicana deben elaborar colectivamente sus cuadernos de exigencias populares, los esbozos de los planes territoriales que podrían ser reales si los respaldase la autorganización democrática popular.

LA OPT TOMA POSICIÓN ANTE LA COYUNTURA DEL 2012 Andrés Lund Medina

EL 17 DE DICIEMBRE DEL 2011, el Consejo Político Nacional de la OPT se reunió para discutir y resolver una “toma de posición ante la coyuntura electoral del 2012”. Considerando el Plan Político trazado en el Congreso de fundación de la OPT, el Consejo Político Nacional retomó el objetivo de construir nuestro instrumento político incidiendo en el proceso electoral de este año. Se trata, dice el documento, de “actuar con autonomía y eficacia” en la conformación del Bloque Histórico que se consolida alrededor de la candidatura de AMLO para confrontarse con el régimen oligárquico actual. Esta confrontación puede generar una crisis política que abra un nuevo escenario que modifique la correlación de fuerzas a favor de una izquierda anti-imperialista y anti-neoliberal, anti-capitalista y socialista, que favorezca la consolidación de la OPT. La OPT buscará la conjunción de las luchas electorales y las de los movimientos sociales llamando a la formación de una nueva Centra de Trabajadores, planteando la necesidad de otra política económica (que no sea neoliberal), de otro régimen político (que no sea oligárquico) y de otra forma de organización social (que no sea capitalista).

El documento del Consejo Político insiste en lo necesario que es “avanzar hacia la convergencia de todas las fuerzas sociales y políticas dispuestas a formar un gran movimiento o frente para disputar la presidencia de la república a las fuerzas abiertamente neoliberales e imperialistas.” Este Frente dispuesto a disputar la presidencia del país puede levantar un movimiento de masas que choque con el régimen y sus políticas neoliberales, empujando hacia un cambio político y una nueva situación de lucha que favorezca al posicionamiento de la OPT como una organización de izquierda que conjunta la lucha por la liberación nacional con políticas anticapitalistas y socialistas. El documento de la OPT habla de un “desastre nacional” aludiendo a la crisis multidimensional y civilizatoria

(económica, financiera, agraria, alimentaria, ecológica, moral) que repercute en nuestro país –crisis que es resultado del funcionamiento del sistema capitalista que tiene sus “personificaciones” en oligarcas, gobernantes, políticos burgueses. Por eso, el documento referido dice con razón: “Que nos quede claro: no habrá salida del desastre nacional si no se les desplaza del gobierno y de la conducción económica y cultural del país.” Sin embargo, habría que ser más claro y decir: no habrá salida del “desastre nacional”, de esta crisis civilizatoria que se profundiza cada vez más, si no se cambia de raíz al sistema capitalista. Aunque el documento compara la situación actual con momentos de confrontación histórica en los que se disputa a la nación (luchas por la Independencia, la Reforma, la Revolución), lo cierto es que en nuestros días no hay una irrupción de masas en la disputa del poder. La OPT ha nacido para politizar las diversas luchas sociales, para conjuntar una fuerza política y social que empuje a las masas a unirse y organizarse para sacar al país del desastre e impulsar una transformación radical, profunda y de largo aliento. De manera atinada, el documento de la OPT enmarca la situación nacional dentro de las políticas imperialistas de despojo y saqueo, de destrucción social y recolonización del mundo, de especulación financiera y economía criminal. Sin embargo, de manera ambigua y contradictoria, el documento del Consejo Político afirma que la burguesía imperialista “ha elegido el camino de las dictaduras civil-militares y de las guerras de agresión neocolonial.” Cuando se refieren a “dictaduras civil-militares” seguramente se remiten a la Dictadura del capital (de la mercantilización y privatización de todo, del poder anónimo del Dinero y del Mercado) que es enmascarada

en una pseudo-democracia liberal que sólo ha servido para encubrir un régimen oligárquico que con sus políticas neoliberales resulta incapaz de generar consensos y hegemonía, razón por la cual recurre a las fuerzas policiacas y militares para gobernar (dominando con coerción, pero sin consenso). Esta Dictadura del capital ha secuestrado la esfera pública, la res (cosa) pública, al mismo tiempo que promueve la despolitización e incluso el rechazo a la política. A contracorriente de todo ello, la OPT ha nacido para hacer política, como instrumento político para disputar el poder explícito del Estado, para recuperar la soberanía de la república. Pese al acuerdo que tenemos con la orientación general del posicionamiento del Consejo Político Nacional de la OPT (ir a la campaña electoral para formar la OPT, salvaguardando nuestra identidad política), no podemos dejar de señalar términos y párrafos desafortunados en el documento emanado de la dirección política. Por ejemplo: “En México, en términos estadísticos o formales, la correlación de fuerzas es extremadamente desfavorable para las fuerzas sociales que luchan por la liberación nacional y la emancipación social y también para los liberalprogresistas y socialdemócratas que abogan por una renegociación de las políticas neoliberales y de las relaciones de dependencia neocolonial con la oligarquía y el imperialismo estadounidense. En el corto plazo no existe ninguna posibilidad de detener y vencer a la coalición oligárquica-imperialista sin la unidad de las fuerzas de la liberación nacional, el socialismo, el civilismo, el comunitarismo, el autonomismo y las fuerzas liberal-progresistas y socialdemócratas. Sin apostarle al acumulado histórico producido por las resistencias anti-neoliberales que en 1988, 1994 y 2006, pusieron en jaque al régimen oligárquico.” No en “términos estadístico o formales” sino en términos políticos y sociales, efectivamente existe una correlación de fuerzas desfavorable para una izquierda emancipatoria, que une la liberación nacional con la lucha anti-capitalista y por el socialismo. Pero éste no es el caso para los otros referentes políticos aludidos: los “liberales-progresistas” sólo luchan por la alternancia en el gobierno, pero no por el cambio de

sistema económico-social o por una democracia como gobierno del pueblo. Los “socialdemócratas” hace tiempo se volvieron social-liberales que promueven y aplican el neoliberalismo cuando gobiernan (como lo hicieron recientemente en España). Es por eso que debe asumirse que la OPT confluye con esas fuerzas en esta coyuntura pero no que establece una alianza con fuerzas políticas electorales que en la búsqueda de votos se corrieron a la derecha para ocupar el centro liberal, volviéndose partidos institucionales, sistémicos, sin ideología de izquierda ni horizonte emancipatorio (PRD, PT, MC).

Se trata, pues, de que la OPT se sume al torrente de indignación que sin duda se canalizará en el próximo proceso electoral del 2012 contra el régimen oligárquico pero no de establecer una unidad histórica con una “nueva mayoría”, con un Bloque Histórico que incluye a sectores burgueses. Esa no es nuestra perspectiva. Para nosotros, la confluencia de la OPT con el Movimiento Progresista formado para apoyar la candidatura de AMLO no es una alianza (programática) sino una política de Frente único, en donde golpeamos juntos (al neoliberalismo y al régimen oligárquico) pero marchamos separados. La OPT no le apuesta a una alianza con sectores burgueses (bajo el pretexto de una dictadura civil-militar) sino al intento de incidir en el movimiento electoral y social para posicionar a la OPT como una nueva fuerza política de izquierda en ese nuevo y naciente Bloque Histórico buscando disputar la hegemonía entre los trabajadores y los movimientos sociales para disputar el poder e impulsar un cambio revolucionario. Por eso distinguimos claramente entre una “nueva mayoría” (pluriclasista, con sectores capitalistas) y un “bloque popular” (clasista, emancipatorio) con un horizonte que conjunta la liberación nacional con el anticapitalismo y el socialismo.


Pese a esas expresiones confusas, estamos de acuerdo totalmente con las conclusiones políticas: “Por tal motivo, apoyaremos la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, en el entendido de que no es nuestro dirigente, sólo nuestro candidato. Lo apoyaremos sin subordinarnos a sus decisiones, sin disolvernos, sin integrarnos al MORENA ni a alguno de los partidos con registro que también lo postulan. Lo apoyaremos manteniendo con orgullo nuestra propia identidad y nuestro programa, que tiene coincidencias,

pero que es mucho más avanzado que el suyo. Pediremos el voto para AMLO, agitando y defendiendo nuestro propio programa, en el entendido que el suyo, teniendo puntos positivos, no es suficiente para revertir los graves daños que ha traído el neoliberalismo a la clase trabajadora y el pueblo; menos para avanzar a paso firme rumbo a la liberación nacional y la emancipación social, que nosotros demandamos.

Participaremos desde diversos frentes en la lucha electoral, sin rechazar la formación de un frente amplio en torno a la candidatura

de López Obrador, manteniendo en alto nuestra autonomía. Para tal fin impulsaremos la articulación de un espacio propio, autónomo e independiente de las fuerzas populares que asumen un programa antioligárquico y antiimperialista de Salvación Nacional, dispuestos a desarrollar la insurgencia cívicoelectoral para derrotar al fraude e impedir un nuevo atraco del tipo de los ocurridos en 1988 y 2006.” Sobre los ejes políticos para un programa político-electoral, pensamos que es necesario discutir más para

plantear las demandas de transición que nos permitan llevar la insurgencia postelectoral a una verdadera confrontación política que sea capaz de organizar un huelga política nacional y un poder alternativo naciente en una Asamblea Nacional del Pueblo y los Trabajadores. ¡A construir la OPT! “Por la liberación nacional y la emancipación social”

EL PAPEL DE LOS TRABAJADORES ANTE EL PODER Jesús Fco.

LOS TRABAJADORES CONSTRUYEN la sociedad misma, levantan los cimientos de una Nación, aportan a las finanzas públicas y generan la riqueza del País, ante esto los grupos de poder que controlan nuestra economía son los que se apropian de nuestro esfuerzo y riqueza (material e intelectual, del poder de decisiones, de la toma del poder), son estos quienes nos arrebatan, nos asesinan, nos persiguen y justifican la venta de este país, los que traicionan a la Patria solicitando el “auxilio de potencias extranjeras” (intervención militar, anexiones y entrega de amplias zonas de nuestro territorio, vigilancia y creación de fuerzas militares) en contra de la población civil y sus luchadores sociales, ecologistas, periodistas, son estos grupos encabezados por la derecha nacional, subordinados y cínicos al poder de las grandes corporaciones trasnacionales que mantienen de rehenes a la clase obrera, campesina, sociedad civil, los mismos que tienen el compromiso de que para pertenecer al grupo de los 20 (OCDE), deben mantener una cuota macroeconómica que hoy está entre los 145 mil millones de dólares, mientras que nuestro pueblo está en su inmensa mayoría en la extrema pobreza, donde prácticamente la clase media ha desaparecido, nuestro campo antes autosuficiente ahora es un país importador de alimentos y donde las agroindustrias desplazaron a nuestros campesinos de sus tierras lanzándolos fuera de nuestro territorio, en suma son estos grupos financieros, económicos, políticos, religiosos y militares los que se han alimentado de nuestro esfuerzo en beneficio propio, lanzándonos como parias en nuestro propio país, esto no debe continuar, debemos defender nuestros derechos constitucionales, el derecho a la vida, a la educación, a la salud, al trabajo a defender nuestras conquistas, nuestra tierra, nuestras riquezas culturales, étnicas, las que existen en las entrañas mismas, en la superficie y el espacio, son nuestras y no de estos parásitos que nos controlan y se nutren de nuestros temores, perdamos el miedo de expresarnos colectivamente y exigir a estos que no solo en los periodos electorales requieren de “la prole” como peyorativamente nos conocen estos señores feudales y no es casual que sus descendientes así nos descalifiquen es toda una cultura de desprecio absoluto por lo que somos para ellos. CONTEXTO: PRI: Este partido que se mantuvo por más de 70 años, con controles de parte de los militares post revolución, que ha hecho de la figura presidencial el líder omnipresente y omnipotente, que controla, favorece y premia a sus allegados, que elimina la oposición o la debilita, con gobiernos represivos e intolerantes, aplican políticas corporativistas y donde se establece una política de corrupciones que hasta ahora es manifiesta en todos lo niveles de gobierno y sus industriales.

Recordemos que veníamos de gobiernos priistas (López Portillo 1976, Miguel de la Madrid 1982) que presentaban una clara caída en que sustentar su sostenimiento en el poder por más tiempo, con gastos corrientes (salarios de la burocracia y de la misma clase política) discrecionales, como hasta ahora, caída de un crecimiento económico y una deuda externa que va aumentando rápidamente, una inflación galopante. En 1988 se presentó un fraude electoral por Carlos Salinas de Gortari, puso a temblar el sistema político en México, en 1989 se anuncia que entramos en el círculo de los países del primer mundo como lo dicho y respuesta a esta afirmación fue el levantamiento zapatista, este hecho evidenció los compromisos adquiridos de este gobierno, venido de un fraude, con respecto a las inversiones extranjeras como un punto de equilibrio ante la debilidad de credibilidad social, entrando de lleno en la concepción del Neoliberalismo, donde los tecnócratas asumen los roles de privatizar las riquezas naturales, eliminación de conceptos constitucionales (soberanía, campo, educación), con el fin de poder privatizar áreas sensibles y estratégicas de la Nación en manos extranjeras y de sus allegados, vemos como la banca fue regalada a españoles y norteamericanos, las telecomunicaciones a gente cercana, los ferrocarriles desaparecen por mandatos presidenciales, las mineras a compañías canadienses el campo a trasnacionales, se detiene al movimiento obrero en sus justas demandas y se ponen controles para su crecimiento. Tenemos un país sumido en la más grande crisis social, jamás vista, originada por los desmedidos criterios de los grupos financieros, económicos y políticos, tanto propios como extranjeros, subordinados los primeros a las reglas internacionales. PAN: Partido compuesto por diversas fuerzas reaccionarias y de composición empresarial ligada a la alta jerarquía (enemiga de los pobres y persecutora de la Teoría de la Liberación), ligadas más estrechamente al capital trasnacional y relacionada a la extrema derecha internacional, pertenece oficialmente como hermano del partido republicano norteamericano, impulsor del intervencionismo militar y paramilitar norteamericano, este organismo político se ha caracterizado por su infame desprecio por la vida, así como también privatizando y entregando empresas estratégicas (minería, telecomunicaciones, petróleo, reservas ecológicas, mantos acuíferos etc., considerándolo como un partido de extrema derecha, vinculado a los halcones militaristas e intervencionistas anglosajones y sionistas.

Asume la transición al ganar las elecciones al PRI, donde se mantienen intactas las estructuras priistas, manteniendo un perfil beligerante en contra de las capas más desprotegidas, dando continuidad a las políticas neoliberales, sin la experiencia de gobierno, se desdibuja y retoma viejas recetas reaccionarias de su antecesor, efectuando el desafuero como primer acto ilegal y posteriormente comete el segundo fraude electoral que aún tiene consecuencias políticas y sociales, dependiendo del ejército mismo para dar la imagen de legitimidad. Comenzando por el Ejecutivo y todo su equipo de trabajo, manifiestan incapacidad, intolerancia y la mezquindad hacia las necesidades reales de la población, a diferencia de los compromisos contraídos con los grupos de poder detrás de este gobierno nacionales como extranjeros, este gobierno también trabaja para amigos y familiares al frente de las instituciones de gobierno, han llevado al país a la quiebra de programas sociales, salud, tecnológicos, de investigación, donde nos han colocado en donde el país se encuentra en las condiciones más precarias que tengamos memoria. Lo que ha generado el aumento del Gasto Corriente (salarios de los altos funcionarios, amigos y familiares en puestos de las diferentes secretarias), tenemos un país desigual, mientras a los trabajadores y al pueblo nos controlan con reglamentaciones, impuestos, controles salariales, esto por si mismo ha creado un descontento en la población, abriendo las brechas de desigualdad entre los distintos sectores de la sociedad, como la pérdida de la seguridad del Estado a manos de la violencia del crimen organizado, se mantiene y profundiza la inestabilidad política, social y económica, cooptando el crimen organizado grandes sectores del propio aparato de Estado (en todos sus niveles de gobierno) Algunos organismos incluyendo los provenientes del exterior consideran al País como un Estado fallido, donde ya no se tiene el control de las instituciones gubernamentales en regiones geográficas del país. Por todo lo anterior el panorama actual es de un desaseo, depredación de nuestros derechos y riquezas, dispersión y temor. EL SINDICALISMO, COMPOSICIÓN Y LUCHAS Nuestra visión va más allá de las descalificaciones a priori de las centrales obrera, sindicatos, mutualidades, corporativos o burocracias, nuestro llamado, es hacia los trabajadores esas mujeres y hombres que salen a ganarse el sustento diario de cada día para su familia, de la ciudad


y del campo, de servicios, educación, salud, de los servidores públicos, que prestan sus servicios en empresas terceras, por honorarios, los que se les desconoce sus derechos laborales, los que están controlados por organismos de protección, de los sindicatos blancos o charros.

Así como también invitamos de manera fraterna a compañeros de las distintas izquierdas revolucionarias que se aíslan voluntariamente, reprobando la participación en luchas donde no están presentes, o con propuestas sectarias, apolíticas. Hoy debemos cerrar filas para la construcción de organismos de los trabajadores, campesinos, colonos, de los que tienen trabajos informales, participar en este proceso electoral, debemos entender que el quedarnos como espectadores, reconociendo que el proletariado se encuentra en distintas estructuras de participación

que no son precisamente las que se aspira tener, que existe un gran desnivel de formación, dispersión, desconfianza. Nuestra apuesta es la realizar un salto cualitativo de ACOMPAÑAMIENTO de las decisiones que tome como clase trabajadora como la sociedad civil como conjunto, de otra forma estaremos convalidando preservar los espacios que mantienen las clases ricas que controlan, dando la espalda a los trabajadores y a la vida de este país. RESPUESTAS DEL MOVIMIENTO OBRERO Eso es precisamente contra lo que debemos cambiar, nuestra fortaleza está en la UNIÓN, en la coordinación de esfuerzos, visiones, movimientos, en la toma del poder a favor de la clase que genera la riqueza la clase proletaria (obreros, campesinos, informales, los que

maquilan, las etnias, la sociedad civil), debemos arrebatarles los mecanismos de control, de asociación de impartición de justicia, de libertad de movimiento, de expresión de poder decidir que país queremos nosotros, debemos construir sobre la base del respeto a nuestra cultura, a nuestra alimentación, creencias, tecnologías propias, hacer del poder un campo de oportunidades que nos fueron arrebatadas posteriores a los movimientos revolucionarios que lucharon por un cambio y que aún no ha terminado.

Debemos abonar visones de crecimiento humano, solidario, fraterno, erradicando la traición a nuestra Soberanía, erradicando el odio hacia nuestras costumbres ancestrales y sus expresiones. Recuperemos lo que por derecho nos corresponde el PODER, desde una óptica de bienestar, respeto de

evolución, luchar y solidarizarnos con otras luchas de resistencia y soberanía que existen en el mundo, debemos construir una izquierda distinta, sin sectarismos, dobleces, de cara a la sociedad y para la sociedad trabajadora. POR LA UNIDAD DE LOS TRABAJADORES DE CIUDAD Y DEL CAMPO. COORDINAR NUESTROS MOVIMIENTOS DE RESISTENCIA.. DETENER LA POLITICA GENOCIDA Y MILITARISTA DE ESTE GOBIERNO POR EL DERECHO AL TRABAJO POR EL DERECHO AL RECONOCIMIENTO DE LOS ORGANISMOS DE LOS TRABAJADORES POR UNA IZQUIERDA DIFERENTE

¡NI CÁRCEL NI MUERTE A LAS MUJERES DE MÉXICO! Aimé Jezabel

A partir del año 2009 comenzaron a ser públicos los casos de mujeres encarceladas por abortar, como resultado de la puesta en marcha de una estrategia legislativa de los sectores más conservadores en el país. Esta ofensiva se dio a partir de que en el la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, aprobó la interrupción legal del embarazo ( ILE), en abril de 2007. Se ha confirmado que la mayoría son mujeres pobres, jóvenes que acuden en algunos casos a los servicios de salud y son denunciadas por clínicas y hospitales públicos y remitidas y consignadas. La ofensiva pretende hacer retrocede el derecho de las mujeres en el Distrito Federal. Con la complicidad del PAN, PRI, la estrategia impulsada a nivel nacional consiste en reformar las Constituciones de los Estados para, ”proteger la vida desde la concepción y hasta la muerte natural”; que en franca violación del derecho constitucional a decidir sobre nuestra reproducción. Aunado a esto, en las Estados en donde se han aprobado las reformas en Códigos Penales ha llevado a la persecución y criminalización de las mujeres que abortan, incrementándose el número de mujeres en la cárcel por abortar. De 2007 a 2011 se han reformado 16 constituciones; Baja California, Chiapas, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Morelos; Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora,Tamaulipas y Yucatán. En el mismo periodo se presentaron seis iniciativas de reforma que aún no han sido votadas: Aguascalientes, Estado de México, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala y Zacatecas. En el mes

de Junio de 2011 en el Estado de Baja California Sur una de dos iniciativas que han sido presentadas no logró obtener la mayoría de votos necesarios. Una fuerte movilización local y nacional contribuyó para que la reforma no pasara. En septiembre del mismo año el ministro Fernando Franco presentó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación dos proyectos de Acción de Inconstitucionalidad promovidos por Baja California y San Luis Potosí. Ambos proyectos fueron desestimados basando la decisión en una discusión que invisibiliza la violencia que estas reformas están representando para las mujeres en el país.

están basadas en una ideología patriarcal que utiliza a las personas en base a prejuicios, mitos y desnaturalizaciones sexuales; según el sexo del cuerpo. En este caso las mujeres utilizadas como objetos de reproducción y por tanto ignoradas como sujetos de derechos. Así el estado es responsable de fomentar una violencia específica en contra de las mujeres y un conjunto de valores e ideología que niega existencia propia a las mujeres mexicanas: poder de decisión, autonomía de decisión y ejercicio de ciudadanía.

Frente a la violenta ofensiva las mujeres a lo largo y ancho del país no se han quedado paralizadas, por el contrario las acciones de resistencia se Lo que si fue claramente visible, fue el peso de un han multiplicado. Diversos grupos, corrientes estado patriarcal, que a través de sus instituciones y organizaciones feministas, redes nacionales y poderes intenta a toda costa, controlar la vida y latinoamericanas estamos hermanadas en reproductiva de las mujeres. La tensión es clara; a este lucha por la defensa de los derechos de las las mujeres nos interesa decidir sobre nuestro cuerpo mujeres. El estado mexicano está en la mira de y nuestra vida; al Estado le interesa el control de instancias internacionales que han intervenido nuestras vidas. Así pues el aborto es un problema para apoyar en la liberación de las mujeres político y en efecto se trata de intereses religiosos y presas en Guanajuato y en Baja California. En poderes. Y de una estrategia internacional pues en diciembre de 2009, se creó una alianza plural otros países los sectores religiosos y ultraderechistas el Pacto por la Vida la Libertad y los Derechos están en la misma lógica, en contra del estado laico. de las Mujeres, este acuerpamiento político para la unidad en la acción, fue necesario y ha El aborto es un problema de salud pública, es una de sido el techo, para el impulso de acciones de las primeras causas de muerte entre las mujeres. Y resistencia para frenar la ofensiva legislativa y de es un problema de justicia social, ya que la mayoría solidaridad con todas las mexicanas presas por de quienes mueren son mujeres pobres, jóvenes, ejercer su derecho a decidir. En febrero de 2011 productivas, madres. La cárcel y la muerte son una en Xalapa Veracruz, el Pacto fue refrendado, en realidad lacerante para muchas mujeres y viola todo el mes de marzo de este año electoral, será la principio de humanidad. Es violencia institucional reunión nacional para definir su plan de acción. y violencia feminicida pues sus medidas de control

PACTO NACIONAL POR LA VIDA, LA LIBERTAD Y LOS DERECHOS DE LAS MUJERES ¡ NI CÁRCEL NI MUERTE A LAS MUJERES POR ABORTAR ! 177 MUJERES DE 85 ORGANIZACIONES provenientes de 18 Estados de la República, nos reunimos en la Ciudad de Xalapa los días 4 y 5 de febrero de 2011.  Celebramos nuestra segunda Reunión Nacional con el objetivo de realizar el balance anual de nuestras actividades; analizar la situación actual del derecho a decidir en los Estados y a nivel nacional y definir nuevas estrategias y plan

de acción para este año. En el periodo 2008-2010 fueron aprobadas 17 reformas constitucionales locales que limitan o impiden el ejercicio de uno de nuestros derechos fundamentales: el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas,  criminalizando a las mujeres por practicarse un aborto, incluso

cuando se trata del producto de una violación. El camino seguido por estas reformas ha llegado al encarcelamiento de mujeres, no sólo de aquellas que libremente ejercen su derecho a decidir, sino también a mujeres que sufren abortos espontáneos (involuntarios) como lo hemos constatado en varias entidades del país.


El Estado, desde sus tres poderes, sigue sin tener claro cuál es su función de Estado laico y de derecho.  Sigue impidiendo el ejercicio de los derechos de las mujeres, condenándolas a una pena de muerte latente, donde las deja respirar para que sientan su indefensión e impotencia frente a un ejercicio desmesurado de su poder.  Las mujeres que conformamos el Pacto Nacional por la Vida, la Libertad y los Derechos de las Mujeres, exigimos el pleno y cabal cumplimiento de lo que significa un Estado laico, respeto a los derechos reconocidos en la Constitución Política Mexicana y a lo ratificado en la Convención Internacional de Derechos Humanos de Viena, la Convención Sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Contra las Mujeres y  la Convención Interamericana para  Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres. En nuestro país, las reformas constitucionales y la forma en que se aplican las leyes, así como las políticas públicas, son un signo evidente de violencia institucional que rechazamos con todas nuestras fuerzas y frente al que continuaremos actuando hasta lograr un Estado realmente democrático y de justicia equitativa. Por lo que ratificamos nuestros principales compromisos suscritos en nuestra primera reunión, y que son:

1.     La defensa del derecho a decidir y por la libertad de las mujeres criminalizadas por ejercer su derecho a abortar. 2.     La defensa del Estado laico y contra la injerencia de cualquier iglesia al tratar de imponer sus valores al conjunto de la ciudadanía. 3.     La denuncia de aquellos servidores públicos que votaron o voten a favor de las reformas constitucionales; del personal de los servicios de salud que extralimitando sus funciones, juzgan y acusan a las mujeres; a los servidores públicos del sistema de justicia, que aplican criterios personales en lugar de criterios jurídicos. 4.     Por el derecho a la salud y la despenalización del aborto en todo el país. Para las mujeres que integramos el Pacto Nacional por la Vida, la Libertad y los derechos de las mujeres, estos compromisos son irrenunciables, fundamentales para lograr una vida digna, lo que para nosotras significa libertad, autonomía, poder de decisión sobre nuestras vidas como forma de desarrollarnos plenamente como personas. Desde estos compromisos convocamos a todas las mujeres, institu-

ciones, organizaciones políticas y sociales, personas en lo individual, pero sobre todo a las y los representantes de la ciudadanía que nos representan o que nos quieren representar, para construir un país basado efectivamente en derechos que se puedan ejercer, donde las mujeres sean reconocidas como ciudadanas plenas y personas con todos los derechos y no como botines políticos. Reconocemos que esta ofensiva de la derecha es parte de una ofensiva contra más sectores de la sociedad y que tiene como fin el sometimiento del conjunto de la población y se manifiesta más claramente en el brutal golpe al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), sindicato que ha sido un emblema de lucha y resistencia de las y los trabajadores en el país.

de justificación a las agresiones contra la población, acrecentando la impunidad en estos delitos y en el caso concreto de las mujeres asesinadas por exigir justicia y respeto a los derechos humanos.  ¡Alto a la criminalización de las mujeres por abortar! ¡Libertad inmediata a las mujeres presas por abortar! ¡Respeto del Estado laico! ¡Despenalización del aborto en todo el país!

¡REPUDIO TOTAL A LAS AGRESIONES CONTRA NORMA ANDRADE !

En esta reunión, todas las participantes hacemos público nuestro total apoyo y solidaridad con la lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas y en particular de las mujeres trabajadoras del SME, quienes forman parte activa de este Pacto y reiteramos la exigencia de que se respete su derecho al empleo y salario dignos. Rechazamos enérgicamente la ola de feminicidios y violencia contra las mujeres, situación que se ve agravada con la creciente militarización del país, que a partir de la llamada guerra contra el narcotráfico sirve

Defender a la UACM, defender la educación crítica, gratuita y popular LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE LA CIUDAD DE MÉXICO (UACM), atraviesa por un momento donde el conjunto de la comunidad universitaria se ha visto afectada por múltiples atropellos en todos los ámbitos de vida de la institución, como parte de una política sistemática de confrontación, represión y viraje a la derecha promovida por la actual rectora Esther Orozco. La compleja situación que vive la UACM se puede ver desde el punto laboral, por un lado y el propiamente educativo, que involucra a toda la comunidad. En el terreno laboral, el STUACM (integrado por más de 1100 trabajadoras y trabajadores afiliados voluntariamente, conscientes independientemente de su labor, de la función y proyecto de la institución por la que laboran ha venido siendo objeto de una agresión tras otra de parte de rectoría y autoridades estatales, entre éstas destacan la negativa a recibir la toma de nota de la Comisión Ejecutiva recientemente electa de manera democrática y ejemplar, lo que da el pretexto a la dirección para negarse a entablar diálogo con el sindicato y su legítima representación; o la retención de las cuotas sindicales por ya casi un año y medio tratando de paralizar las actividades sindicales. O el menor aumento salarial para este año, por no mencionar el que el salario base de los trabajadores de la UACM representa sólo el 25% del total de lo que reciben, lo que a futuro significaría una jubilación raquítica. En prácticamente todos los apartados se ha estado violentando el Contrato Colectivo de Trabajo. Al cobijo del Gobierno de la Ciudad, la rectoría ha venido implementando éstas y otras medidas que no sólo atentan contra los intereses de los trabajadores universitarios. Bajo el argumento de convertir a la UACM en una universidad de calidad, concepto empresarial que enmascara precariedad laboral, formación autómata y eliminación del pensamiento crítico. Desde el comienzo de la aplicación del modelo neoliberal a la educación lo hemos repetido hasta el cansancio: ¡La educación no es una mercancía! Por lo que no puede ser sujeta a estándares de calidad, lo que asemejaría la formación superior y académica con los procesos productivos capitalistas. En este sentido han sido los estudiantes y trabajadores de la UACM quienes con mayor conciencia que las autoridades de la institución han venido defendiendo el carácter crítico, y la esencia del proyecto de la UACM. Muestra de esto es la vigencia hasta la fecha de un Consejo Universitario con representación paritaria entre docentes y alumnos (cosa que la mayoría de las univerwww.prt.org.mx

sidades públicas han perdido), instancia que Orozco sistemáticamente evade o compra a sus miembros, según sea el caso. En medio de este panorama es que la lucha por la defensa de la autonomía de la UACM toma importancia, movimiento que se opuso a la iniciativa de Orozco cabildeada por ella misma y su grupo en la Asamblea Legislativa del DF. Pero más allá del movimiento del año pasado, hay toda una lista de tareas y peligros en puerta, como la discusión sobre el criterio en la otorgación de becas, Orozco propone que estén en función del rendimiento académico (por lo general asociado a condiciones económicas parcialmente estables del estudiante), el movimiento mantener el ingreso personal y familiar como principal criterio. O la pretensión de instaurar el sistema de ingreso por medio de un examen de selección, tan discriminador como los que aspirantes a la UNAM, IPN o UAM, por mencionar algunas, se ven obligados a presentar. Así como el posible intento de imponer mecanismos de diferenciación docente, lo cual significaría introducir al personal académico a una dinámica de competencia entre colegas y no a la atención del desempeño escolar de sus alumnos. Todos estos, temas en la mesa de la rectora.

Además de los graves y preocupantes procesos de expulsión abiertos contra trabajadores disidentes de la política de la rectoría, tales como los que en la actualidad enfrentan Eduardo Moshes y John Hazar. Dichos procesos son una muestra clara de que la represión es usada por las autoridades de la UACM como una estrategia para frenar y desmantelar su joven organización sindical. Ante este panorama, al conjunto de sectores que conforman la oposición a la actual política de la rectoría (la cual ha logrado mantener la unidad en coexistencia con el debate y las diferencias) tiene ante si una importantes tareas, tales como mantener y ampliar la resistencia en contra de los proyectos de Orozco, exigir a que los aspirantes al gobierno de la ciudad se pronuncien sobre las problemáticas de la UACM, por mencionar algunos. En el plano sindical, es indignante la negativa a la toma de nota. La defensa del STUACM, se vuelve central no sólo ya para la defensa de los intereses de las y los trabajadores de la universidad, sino incluso para mantener a la UACM como una alternativa educacional en medio de la mediocridad, competencia, privatización y exclusión sistemática presente en el sistema educativo del país.

EL PRT Y BANDERA SOCIALISTA EN LA WEB www.facebook.com/BanderaSocialista prt.bandera.socialista@gmail.com


La privatización del conocimiento Daniel Salazar Mendoza

EN EL MUNDO ENTERO AÚN SE DISCUTE y se toman providencias contra la ley PIPA o SOPA -Ley para Detener la Piratería en Internet- que, como se sabe, pretendió ser aprobada en la Cámara de Representantes de EEUU. En México, su paralelo se llama ACTA  (Acuerdo Comercial Anti-Falsificación) y se encuentra actualmente en el Senado de la República, institución que en un primer momento ha rechazado esta iniciativa panista. En la trama de la situación mundial, una ley similar -la Ley Sinde- fue aprobada ya en España.

Desde Europa hasta América, pasando por nuestro país, estallaron manifestaciones y protestas de todo tipo como respuesta a estas iniciativas. La Casa Blanca -que opinó estar en contra- y los gigantes del internet: Facebook, Mozilla, Yahoo, Google así como un sinnúmero de empresas más, se manifestaron también en contra de tales iniciativas legislativas. De todas partes, millones de “www” se enlazaron a esta misma línea de oposición, dando como resultado el ya conocido hecho en el que estos gigantes de la electrónica tomaron medidas concretas de rechazo al promover el “apagón digital” del pasado 18 de enero. PIPA, SOPA, ACTA y otras tantas iniciativas legales, incluida la francesa, se presentan como  tentativas de protección intelectual encaminadas, según dicen sus promotores, a detener la “piratería” en líneas de contenidos y para castigar a los sitios web que faciliten, permitan o acepten, violaciones de la ley copyright. Pero, en el fondo, ¿qué esconden estas leyes? ¿Qué razones existieron para que los gigantes

electrónicos apoyaran el apagón digital? ¿Qué implica la defensa del copyright? ¿Es acaso un movimiento por la libertad de expresión? La ley de los derechos de autor (copyright) establece los derechos sobre la privatización del conocimiento pero, ¿a qué conocimientos se refiere? Las respuestas salen a la luz si se revisan los derechos ya otorgados y postulados en la ley ADPIC (Acuerdo sobre los aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio), que son compromisos que se comparten dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC), de modo que toda nación que pertenezca a ella, se vincula necesariamente con lo establecido en la ADPIC.  Otra pregunta: ¿los derechos señalados en la ADPIC se mantienen bajo reserva del creador de tales conocimientos? La respuesta es NO. Por el contario, estos conocimientos pertenecen a los “titulares” de esos derechos, los cuales han obligado a su creador a vender sus productos intelectuales de tal manera que los “titulares” o “patronos del conocimiento” son, principalmente, compañías trasnacionales de EEUU, Inglaterra y Francia. Desde el Convenio de Berna hasta su versión ADPIC, los derechos de autor y toda la producción intelectual se han privatizado. La mundialización del capitalismo neoliberal lo ha mercantilizado todo, hasta el conocimiento, y las leyes de marras son una expresión clara y contundente de esa privatización. El imperialismo y sus aliados defienden “este derecho” a privatizar los conocimientos existentes y aún aquellos que están por producirse. El imperialismo se mantiene en esa la lógica. Va por el incremento de la tasa de beneficio y por la enajenación plena de esa cualidad humana llamada CONOCIMIENTO. Ha logrado ya la mercantilización misma del milenario conocimiento indígena sobre la biodiversidad y sus beneficios, apropiándose también de los resultados últimos del trabajo genial de los creadores del software. Lo mismo ha hecho con la música, el arte y sus obras, los monumentos históricos, el lenguaje, etc. Todo

forma parte de su imperio de mercancías que sirven para lucrar y privatizar ganancias. Por eso es necesario explicar que en esta oposición nuestra a las iniciativas y leyes que privatizan la obra intelectual de hombre, no es necesario confundirnos -mucho menos fundirnos- con los gigantes electrónicos citados que hicieron pública su oposición a las iniciativas en cuestión. No olvidemos que ellos también están por la privatización del conocimiento y que, por ahora, sólo difieren de los órganos legislativos y de las iniciativas rechazadas por el momento político en que se pretendió tomar la decisión de aprobarlas. De esta manera, a la crisis sistémica del capitalismo neoliberal, con todos los movimientos de indignados que recorren el mundo, se vienen a sumar estas movilizaciones contra PIPA, ACTA, SOPA etc. Y son precisamente todos estos movimientos sociales y políticos los que pueden contribuir a modificar o cambiar la actual correlación de fuerzas entre el capital y los oprimidos. Esa ha sido seguramente la principal razón y la preocupación central por la que tanto la Casa Blanca como los gigantes electrónicos se opusieron a la promulgación de la tan aludida ley, respondiendo a la presión pública multitudinaria realizada durante el mismo 18 de enero. A juicio nuestro, los conocimientos técnico-científicos y demás conquistas del espíritu humano no deben ser propiedad privada ni mercancía banal, porque son el resultado histórico-social de la actividad humana y, como tales, pertenecen a la humanidad entera para el disfrute de sus beneficios. Por eso, el ACTA de hoy en México y la SOPA y PIPA de EEUU, entre otras iniciativas en el mundo, deben ser plenamente rechazadas. Necesario es mantenerse en una perspectiva anticapitalista. Lograr reunir y conquistar a la mayor parte de las fuerzas sociales y políticas que se enfrentan a estas y otras privatizaciones, debe estar en la mira de nuestros objetivos revolucionarios. Baste, por ahora, archivar y congelar estas iniciativas de ley, pero manteniendo la alerta frente a las nuevas embestidas que se avecinan.

EXITOSA LA ESCUELA DE FORMACIÓN DE CUADROS DEL PRT COMO CADA AÑO, a finales de diciembre del 2011 se celebró durante cuatro días, y de manera exitosa, la sesión anual de la Escuela Nacional de Cuadros “Sabino Estrada” del PRT. En esta ocasión se llevó a cabo en la Ciudad de México, en el local del PRT, en donde se reunieron militantes y simpatizantes del PRT, provenientes de diez estados de la república, que se envolvieron en acalorados debates sobre cada uno de los temas del programa. En las sesiones asistieron militantes sindicales, activistas estudiantiles, defensores de derechos humanos, ecologistas, miembros de organizaciones campesinas, feministas, así como integrantes del movimiento de la diversidad sexual, entre otros. Cada militante sectorial con sus propias problemáticas, agendas, luchas –con sus luchas de naturaleza tan distinta pero a la vez muy similares: todas dirigidas contra el sistema capitalista.

Desde el primer tema, la cuestión del partido y la lucha política, se encontraron puntos coincidentes entre tan variado auditorio. Todos reafirmamos la necesidad y vigencia del partido revolucionario, de la lucha política y de la apuesta anticapitalista y socialista. Pues hoy, ninguna lucha aislada, por justa que sea, podrá obtener una victoria definitiva si no es dando la batalla también en la arena política, disputando el poder con la irrupción de las masas en la esfera pública, en la historia. Imposible no recordar la manera en que Trotsky definió lo que para nosotros es la revolución. La escuela también se tomó un día entero para analizar el desarrollo de la crisis económica global, la cual implica severas consecuencias para la clase

trabajadora a nivel mundial. Pero también se abordó la crisis actual considerando la multidimensionalidad de la misma, es decir, considerando sus múltiples facetas: financiera, política, ecológica, alimentaria, energética, migratoria, de derechos humanos, examinando de modo particular su impacto para las mujeres, que son la mayoría de la población mundial. Todo ello se enlazaba con la necesidad de impulsar una política de Frente Único: de golpear unidos al Capital, pero marchando separados. Unidad amplia y partido revolucionario para enfrentar la crisis civilizatoria del capitalismo, para que no seamos nosotr@s, las y los trabajadores, campesinos, mujeres, jóvenes, quienes paguemos por una crisis que no generamos. Conscientes de la gran tarea que tiene la izquierda socialista y anticapitalista, de la que el PRT forma parte, de ofrecer salidas por la izquierda a la crisis actual, se incluyeron discusiones particulares sobre el ecosocialismo y el feminismo. Para nosotros tocar tales temas no tiene nada que ver con el notorio oportunismo con el que tanto la supuesta “izquierda”


9 otrora roja y deslavada en pálido amarillo (PRD), como incluso la derecha, incluye estos temas en sus discursos guiados por el mercantilismo electoral. En la escuela incluimos el feminismo, que tiene una ya larga tradición entre nuestras filas, con el objetivo de integrar plenamente las demandas de las mujeres como condiciones necesarias para la emancipación social. No sólo en sesiones particulares, sino buscando transversalizar nuestra orientación y programa feminista socialista. Como todos los presentes lo sabemos desde que nos identificamos con el PRT: No habrá revolución socialista sin liberación de la mujer y no habrá liberación de la mujer sin revolución socialista, como se recordó en la escuela. De igual forma fue abordada la discusión sobre ecosocialismo. Se hizo referencia a la presencia de un discurso crítico y ecológico en el mismo Marx y se rescató el pensamiento de ecosocialistas de la IV Internacional, como el de Michael Löwy; se abordó también el examen del ecocidio en México y compañeros ecologistas expusieron ejemplos de despojo, devastación y defensa de los recursos naturales del país, devolviéndonos a la necesidad de la lucha política.

Uno de los momentos más emotivos de la escuela fue la proyección del documental “Morir de pie” basado en la vida de nuestra camarada Irina Layevska, que no sólo sirvió para abordar el tema de la diversidad sexual y la lucha por la liberación LGBT, ya que el debate trascendió más allá, reafirmando la voluntad militante de luchar por otro mundo posible, a pesar de las dificultades políticas, económicas, y personales. Como quedó de manifiesto en esta discusión, la concepción de militancia que en el PRT reivindicamos no ve la actividad política como una carga de tareas, sino, por el contrario: para nosotros, militar en la izquierda socialista es amar la vida, tener un placer en colectivo, compartir un proyecto de vida, sentirse unido a otros en la convicción invencible por la construcción de otro mundo, otra historia,

otra política, por cambiar la vida, transformar al mundo, cuidar a la naturaleza. Los trabajos de la escuela concluyeron con un análisis de la situación de la clase trabajadora en México, los problemas que enfrentan en medio de la crisis los sindicatos, la pérdida de derechos como consecuencia de décadas de políticas neoliberales que obligan ya a la lucha decidida por cambiar de modelo, de rumbo. En la sesión de clausura se llevó a cabo un debate sobre la situación nacional y las tareas de la izquierda, reafirmando las orientaciones adoptadas por el PRT en sus últimos dos congresos. Para el PRT, este año que comienza lleva la posibilidad de reorganizar y relanzar a la izquierda socialista en México, tanto en las filas de MORENA (en donde llamamos a construir otra izquierda que no repita la experiencia del PRD, una izquierda anticapitalista y socialista) como en la naciente y prometedora OPT (que conjunta la liberación nacional con el socialismo y una base amplia de trabajadores politizados), convocada por la dirección del SME. Es ahí donde queremos ubicarnos y desde donde daremos la batalla en los meses venideros para reorganizar a una izquierda anticapitalista mientras nos sumamos a un movimiento popular que busca cambiar de rumbo, frenar a los neoliberales, acabar con el saqueo neoliberal, la carestía de la vida. Pero, tenemos la obligación de decirlo, para hacer todo ello será necesario reposicionar a la alternativa antiacapitalista y revolucionaria en México. Como cada año, cantando la Internacional, regresaron los camaradas a sus lugares de origen, con la convicción más firme, con mejores herramientas teóricas y políticas para promover la movilización y la organización popular. La despedida también fue emotiva: en medio de abrazos y la promesa de volverse a encontrar, más fortalecidos, en la siguiente escuela.

¿Cómo cambiar el mundo? Esther Vivas

¿CÓMO CAMBIAR EL MUNDO? Ésta es la pregunta que se formulan miles de personas empeñadas en cambiar las cosas, la pregunta que se repite a menudo en encuentros sociales alternativos... una pregunta que como bien decía el filósofo francés Daniel Bensaïd no tiene respuesta porque, decía, “no nos engañemos, nadie sabe cómo cambiar el mundo”. No tenemos un manual de instrucciones pero sí que tenemos algunas pistas de cómo hacerlo y algunas hipótesis de trabajo. La lucha en la calle y en los movimientos sociales es la primera premisa, ya que no habrá cambios espontáneos desde arriba. Aquellos que hoy ostentan el poder, no renunciarán sin más a sus privilegios. Cualquier proceso de cambio será fruto de la toma de conciencia de los de abajo y del combate por recuperar nuestros derechos desafiando desde la calle a los que mandan. Así lo demuestra la historia. Pero también es necesario construir alternativas políticas que vayan más allá de la movilización social, ya que no podemos limitarnos a ser un lobby de aquellos que mandan. Es necesario ser capaces de plantear opciones políticas alternativas antagónicas a las hoy dominantes y que tengan su centro de gravedad en las luchas sociales. Siendo muy conscientes de que el sistema no se cambia desde dentro de las instituciones sino desde la calle, pero que no podemos renunciar a unos espacios que también nos pertenecen.

Hoy las instituciones están secuestradas por los intereses privados y del capital. Una minoría social, que es la que tiene el poder económico, está totalmente sobre representada en las mismas y cuenta con el apoyo incondicional de la mayor parte de quienes ostentan cargos electos. Rige la dinámica de ‘puertas giratorias’: aquellos que en la actualidad están en las instituciones y mañana en los consejos asesores de las principales empresas del país es una constante y una realidad. Nos presentan la ideología neoliberal como socialmente dominante... y esto es falso. Por eso pensamos que voces anticapitalistas y antisistema serían útiles en las instituciones, rompiendo con el discurso político hegemónico. Demostrando que “otros mundos” son viables y que “otra práctica política” es tan posible como necesaria. Hay que avanzar en ambas direcciones y supeditar esta última a la primera, creando mecanismos de control de abajo a arriba y aprendiendo de los errores del pasado tanto de la izquierda política como social. Partiendo de que nadie tiene verdades absolutas, de que el proceso de cambio será colectivo o no será, de que hay que aprender los unos de los otros, de que es necesario trabajar sin sectarismos ni seguidismos y que a menudo las etiquetas separan más que unen. Pero, por supuesto: sin por ello caer en relativismos o en renuncias ideológicas. Seguramente éstas sean las lecciones más difíciles: romper con el dominio moral e ideológico del sistema capitalista y patriarcal.

Y como cambiar el mundo no es cosa de dos días... sino que es una tarea de largo recorrido, que requiere de constancia, perseverancia y de una “lenta impaciencia”, como señalaba de nuevo Daniel Bensaïd, es necesario ir avanzando en nuestras utopías desde lo cotidiano en paralelo a la movilización social contra las políticas actuales y en defensa de otras medidas. Modificando el mundo en nuestro día a día. Demostrando con nuestra práctica que “otra manera de vivir” es tan posible como deseable. Alternativas desde la economía cooperativa y autogestionaria, el consumo crítico y agroecológico, las finanzas éticas, los medios de comunicación alternativos... son iniciativas imprescindibles para caminar hacia otro modelo de sociedad. Siendo conscientes de que éstas no son un fin en sí mismo sino un medio para avanzar sin perder de vista un horizonte de sociedad más justa y equitativa para todas y todos. Apostar por una economía solidaria en el día a día y reivindicar a la vez una economía fiscal progresiva, que los que más tienen más paguen, que se eliminen las SICAV, se persiga el fraude fiscal; construir proyectos agroecológicos y trabajar también para que se prohíban los transgénicos, a favor de un banco público de tierras; tener nuestros ahorros en una cooperativa de crédito pero reivindicar una banca pública al servicio de los de abajo. El camino se demuestra andando y no podemos esperar a mañana.

Aunque no hay que olvidar que un cambio de modelo social requiere de la movilización consciente de la mayoría de la población y una proceso de ruptura con el actual marco institucional y económico. La irrupción de la “revolución” en el panorama político, a raíz de las revoluciones de Túnez y Egipto, a pesar de sus debilidades y límites, es por ello una magnífica e inesperada noticia que nos ha deparado este 2011. Asimismo tenemos que situar nuestro papel en el mundo y el impacto de nuestras prácticas en el ecosistema. Vivimos en un planeta finito, aunque el sistema capitalista se encargue de que nos olvidemos a menudo de ello. Nuestro consumo tiene un impacto directo allí donde vivimos y si todo el mundo consumiera como aquí lo hacemos un solo planeta no bastaría. Pero igualmente nos instan a un consumismo desenfrenado y compulsivo, prometiéndonos que a más consumo más felicidad, aunque la promesa después nunca se cumple. Hay que empezar a plantearnos que tal vez podamos “vivir mejor con menos”.

De todos modos, nos quieren hacer culpables de unas prácticas que nos imponen. Nos dicen que vivimos en una sociedad consumista porqué a la gente le gusta comprar, que hay agricultura industrial y transgénica porqué así lo queremos... Mentira. Nuestro modelo de consumo se basa en la lógica de un sistema capitalista que produce mercancías a gran escala y que necesita que alguien las compre para que el modelo siga funcionando.


10 Nos quieren hacer cómplices de unas políticas que sólo a ellos benefician. Afortunadamente el mito del “más es mejor” ha empezado a resquebrajarse. La crisis ecológica que vivimos ha encendido las luces de alarma. Y sabemos que esta crisis climática tiene sus raíces en un sistema productivista y cortoplacista.

Hoy una ola de indignación recorre Europa y el mundo, rompiendo el escepticismo y la resignación, que durante años ha prevalecido en nuestra sociedad, y recuperando la confianza en que la acción colectiva sirve y es útil para cambiar el actual orden de cosas. Aprendemos de la Primavera árabe, del “no pagaremos

su deuda” del pueblo islandés, del levantamiento popular, huelga general tras huelga general, en Grecia y ahora del latido de Occupy Wall Street en el “corazón de la bestia” que señala que frente al 1% que manda somos el 99%. Los tiempos se comprimen y se aceleran. Sabemos que podemos.

*Esther Vivas es militante de Izquierda Anticapitalista, organización hermana del PRT en el Estado Español, es coautora de “Resistencias globales. De Seattle a la crisis de Wall Street”, entre otros libros. Artículo publicado en la revista Iglesia Viva.

Crisis de la Deuda en Europa: ¿Que esperar en el 2012? Daniel Munevar (Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo, CADTM)

A pesar de los anuncios realizados tras la cumbre extraordinaria de la Unión Europea en Diciembre del 2011, la espiral derivada del débil o inexistente crecimiento económico, el deterioro de las finanzas públicas y la toma de nuevas medidas de austeridad que agravan el problema inicial de crecimiento se continua fortaleciendo mes a mes. El compromiso central asumido por los países de la zona Euro durante la citada cumbre fue la promesa de incluir en todas las constituciones nacionales una ley de presupuesto balanceado. Dicho tipo de ley obliga al recorte de gastos e incremento de impuestos para mantener un superávit fiscal de carácter estructural de forma permanente. Este mecanismo fue presentado como la solución a todos los problemas de Europa sustentado en dos premisas. La primera, es que los problemas de la periferia europea se derivan del excesivo gasto público y de un sistema de bienestar social fiscalmente insostenible. La segunda, es que al estar incluidas en la constitución y ser respaldas con sanciones por parte de la comunidad europea en caso de incumplimiento, las leyes de presupuesto balanceado ahora obligaran a los países ¨irresponsables¨ a cumplir con las reglas de convivencia común. El problema radica en que ninguna de las dos premisas es cierta. En cuanto a la primera, una rápida mirada a la evolución de la posición fiscal y deuda pública de la zona euro muestra como en todos los casos, con la posible excepción de Grecia, se presenta una tendencia a la estabilización o caída de dichos indicadores previa a la crisis del 2008. Solamente cuando colapsa el gasto del sector privado, en la medida que los bancos europeos congelaron el acceso al crédito de dicho sector, tiene lugar el ciclo recesivo que indujo al crecimiento de los déficit y de la deuda. Es decir que los problemas de deuda pública que enfrentan los países europeos son un resultado directo del

insostenible crecimiento del endeudamiento del sector privado durante los primeros años de existencia de la zona euro. Dicho argumento abre la puerta para cuestionar la segunda premisa, esto es la capacidad real de las leyes de presupuesto balanceado de contener los déficit y devolver a Europa a la senda del crecimiento. El crecimiento del déficit en el periodo posterior a la crisis es el resultado natural del colapso del crédito y gasto privado. Sin una recuperación de la capacidad de gasto y estabilización de las hojas de balance de dicho sector, no es posible esperar una mejora significativa en los balances públicos. Debido a que el proceso de desapalancamiento del sector privado tomara algunos años, no es posible esperar que este jugara un rol importante en el proceso de recuperación económica. De esta forma en el contexto actual, insistir en la implementación de planes de austeridad aumenta de forma significativa los problemas toda vez que el gasto público es la única fuente estable de demanda agregada. Mas austeridad implica menor crecimiento y por ende menos ingresos para pagar la deuda. Esta secuencia poco o nada tiene que ver con la capacidad del tribunal supremo europeo de imponer multas a gobiernos incapaces de cumplir con metas fiscales que ignoran los efectos de la austeridad sobre la evolución de los balances financieros sectoriales. De hecho, las multas incluidas en el nuevo pacto fiscal solo agravan el panorama general ya que debilitarían aun más la insuficiente capacidad de gasto de los países en problemas. En este sentido, las recientes reducciones de la calificación de riesgo otorgan aun mas poder al país que más ha insistido en la validez e importancia de la implementación de leyes de presupuesto balanceado: Alemania. Al mantener la máxima calificación de riesgo de dicho país y reducir la de Francia, S&P ha validado la retórica de virtud fiscal predicada por las principales autoridades alemanas. Según estas, si todos los países de la periferia europea siguieran el ejemplo alemán de rectitud fiscal, salarios controlados y alta competitividad internacional la zona euro no estaría enfrentando las dificultades actuales. Sin embargo, como en el caso de las premisas este es un argumento completamente vacío. Los crecientes superávit externos y mejora de la posición internacional de inversión alemanes a lo largo de la década son la otra cara de la moneda de los déficit externos y acumulación de deuda de la periferia europea: las virtudes que predica Alemania no hubieran podido darse sin los vicios que ahora le atribuye de forma arrogante al resto de sus contrapartes europeas. El principal peligro que enfrenta Europa en el presente año se deriva entonces de la

insistencia en una retórica que insiste en dividir al viejo continente a lo largo de las líneas de ciertas virtudes imaginarias que de paso ignoran los principios económicos y políticos mas básicos. Como ya advirtiera hace poco menos de un siglo en su libro ¨Las Consecuencias Económicas de la Paz¨, John Maynard Keynes el forzar a una nación a pagar deudas por encima de su capacidad económica al mismo tiempo que se le niega los mínimos medios de subsistencia a la población es una receta directa para la intensificación de los sentimientos nacionalistas, el rearme y en última instancia la guerra. Aunque es claro que Europa ha recorrido un largo camino desde los oscuros días de la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial, resulta evidente que no es posible esperar que pueblos y naciones enteras permanezcan inmutables mientras observan a su alrededor el colapso de sus niveles de vida en nombre de la rectitud fiscal. La intensificación e internacionalización de las protestas originadas en España y Grecia, las cuales es de esperar crecerán aun más en el 2012, son una clara muestra de ello. En este sentido no todo son malas noticias en Europa. Mientras las autoridades económicas insisten en arrastrar al continente hacia un desastre económico, los movimientos sociales han incrementado su coordinación para buscar alternativas frente a la crisis. A lo largo del último semestre han sido formados o están en vía de constitución comités de auditoría de la deuda en Grecia, Francia, Portugal, España, Italia, Irlanda y Bélgica. El objetivo inmediato de dichas iniciativas es abrir el debate público respecto a la legitimidad de la agenda económica europea que predica recortes de los presupuestos públicos en el orden de los miles de millones de euros al mismo tiempo que entrega cuantías similares de recursos a los bancos responsables en primera instancia de la crisis sin ningún tipo de control público. Sin embargo la verdadera meta de estas iniciativas es lograr un manejo claro y transparente de las finanzas públicas en la zona euro que permita cancelar aquellas deudas de carácter ilegal o ilegitimo que han sido asumidas por los gobiernos europeos a lo largo de los últimos años. De la capacidad de los movimientos sociales de promover una salida de carácter social y progresista de la actual situación depende en gran medida la posibilidad de evitar una crisis similar a la experimentada en 2008. Foto: http://www.lingoro.info/tag/crisis-2/

LAS PRIMERAS SEMANAS DE ENERO 2012 han servido para despejar cualquier ilusión sobre la capacidad de los gobiernos europeos de hacer frente de forma efectiva a la crisis de la deuda. El viernes 13 de Enero la agencia calificadora de riesgo, Standard & Poors, en una acción sin precedentes redujo la calificación de la deuda soberana de 9 países europeos. Los principales afectados por dicha medida fueron Francia, quien perdió el máximo grado de calificación, y Portugal, cuya deuda ahora es calificada como basura en los mercados internacionales. Tan solo tres días después de esta acción, fue reducida así mismo la calificación del European Financial Stability Facility (EFSF), el fondo común creado con miras a respaldar la capacidad de pago de la deuda pública de países de la zona Euro que enfrenten problemas de financiamiento en los mercados. En cierta forma estos eventos encapsulan las dificultades y serios problemas que deberá enfrentar la moneda común para sobrevivir intacta, es decir con todos sus miembros originales, por un año más.


11 separados fueron violadas sexualmente y torturadas por miembros del ejército mexicano en el estado de Guerrero en 2002. Además de significar una victoria para estas mujeres que han luchado por más de nueve años por la justicia, esta decisión marca un paso importante de transferir casos de violaciones a los derechos humanos cometidos por militares a los tribunales civiles. Históricamente, la Procuraduría General de Justicia Militar no ha castigado a aquellos miembros que cometen violaciones contra civiles, lo que ha dejado a muchas víctimas sin justicia. En agosto de 2010, la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitió dos fallos obligando al gobierno mexicano a transferir los casos de estas mujeres al fuero civil, pero por un año el gobierno mexicano no tomó los pasos para transferir los casos a la Procuraduría de Justicia General. Al mismo tiempo, el 12 de julio de este año, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó, en una decisión histórica, que las violaciones a los derechos humanos cometidas por miembros de las Fuerzas Armadas deberán de ser juzgadas por tribunales civiles, lo que generó esperanza de que los casos de las mujeres y otros similares serían trasladados al fuero civil. La transferencia de los casos de Inés y Valentina significa una nueva etapa en la lucha que esperamos tenga un fin a favor de la justicia. Derechos humanos y reclamo social. Cuando la autoridad no cumple con el más elemental respeto a los derechos humanos no puede reclamar a la ciudadanía su apoyo. Igualmente, desde la sociedad, no se puede avalar a las autoridades sólo porque digan que cumplirán. El gobierno está obligado a respetar los derechos y a garantizarlos a la población. Mientras más antidemocrático es un gobierno, más alejado de la población estará. Por ello, recurrir a instancias internacionales, para denunciar lo que ocurre en nuestro país, implica la posibilidad de obtener condenas para que el gobierno sienta la presión y no quede en la impunidad. Es el caso del feminicidio y la militarización. Durante las últimas semanas el feminicidio en Morelos se ha incrementado. Las autoridades lo niegan. Minimizan. Llegan a ocultar datos. Y sucede que el nivel de violencia feminicida en 2011 es similar a 2010, en la parte más alta de estos ominosos casos ocurridos en más de una década. ¿Se puede exigir un respaldo a la acción de la Procuraduría en estas circunstancias? O ¿Se puede extender un cheque en blanco a la PGJ por parte de organizaciones civiles? Por supuesto que No. No ayuda a clarificar la dimensión del problema. Las familias de las víctimas de feminicidio reclaman

con toda claridad la aplicación de justicia y verdad, no les ayuda en mucho sentarse a tomar un café con las autoridades. Así lo han entendido familiares de las mujeres víctimas en Campo algodonero, en Ciudad Juárez. Esta sentencia es emblemática, entre otras razones, porque permitió por primera ocasión que las familias de las víctimas del feminicidio fueran escuchadas por un Tribunal internacional y que el Estado mexicano fuera juzgado por su falta de actuación en la prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres. La Corte Interamericana de Derechos Humanos estableció un conjunto de medidas que el Estado mexicano debía realizar en un plazo perentorio. Durante el primer año, el Estado estaba obligado a: reiniciar las investigaciones de la desaparición, tortura y asesinato de las tres jóvenes; investigar a los servidores públicos que provocaron que estos crímenes se mantengan impunes y que amenazaron a las familias; publicar la sentencia íntegra en las páginas de internet de los gobiernos federal y local; realizar una página de internet con la información de todas las mujeres y niñas desaparecidas desde 1993 en el Estado de Chihuahua; crear un Banco Nacional de Información genética a nivel nacional; indemnizar a las familiares; realizar un acto público donde reconozca su responsabilidad internacional y develar un monumento en memoria de Laura Berenice, Esmeralda y Claudia Ivette y todas las demás mujeres y niñas víctimas de homicidio por razones de género en Ciudad Juárez. Durante un plazo razonable (3 años) el Estado debe: Estandarizar los protocolos de investigación de homicidios de mujeres por razones de género, desapariciones y violencia sexual; Rediseño del protocolo de búsqueda inmediata de mujeres y niñas, conocido como Protocolo Alba; Establecer un programa de capacitación a servidores públicos y un programa de educación dirigido a la población. Es claro que las autoridades simulan cumplir. No merecen el apoyo de las víctimas, sino la condena pública de su doble discurso. Eso mismo ocurre en Morelos. No solo se niegan las autoridades a emitir una alerta de género. Su interés está en otra parte. Dos ejemplos lo ilustran. Uno es el tema de la certificación de las corporaciones policiacas. Tenían el compromiso de cumplir en enero de 2012, luego de simulaciones y

puestas en escena entre Calderón y gobernadores, reprograman para 2013, cuando ninguno de ellos estará en el gobierno. Más simulación. El otro ejemplo, sin embargo, es aún más claro. Aun cuando la militarización sólo ha significado el crecimiento de la violencia y el costo humano de la búsqueda del control monopólico del narcotráfico, el presupuesto gubernamental prioriza el gasto en seguridad pública para fortalecer el aparato represivo. La apuesta panista es clara: fortalecer la estrategia militarista, no para garantizar la vida de las mujeres, sino para imponer un autoritarismo ante el proceso electoral de 2012. En este sentido no puede ser otro el objetivo de establecer una base militar en“Los Lagartos”, una extensa zona de más de 250 Hectáreas ubicadas en Jojutla, en un área de reserva ecológica, que se destinará para “un campo de entrenamiento militar y hasta para capacitar a policías federales y estatales en materia de seguridad y combate al crimen organizado”. El diputado panista estableció que se trata de“retribuirle al Ejército Mexicano todo el esfuerzo que ha desplegado en la lucha en contra del narcotráfico y del crimen organizado”. Seguramente no coinciden con ello los familiares de personas que han sido torturadas en la 24 zona militar. “El predio Los Lagartos, no será una base ni campamento militar, sino que será un espacio para el entrenamiento militar y para el adiestramiento de cuerpos policíacos en materia de seguridad”, dijeron hace un año, hoy incluso construirán un “Centro de Inteligencia” militar en ese lugar. Así pues, como lo señala la red todos los derechos para toda y todos: “Nos enfrentamos a un contexto sumamente complejo en materia de seguridad en donde las violaciones a los derechos humanos se han agravado. Entendemos a la seguridad en un sentido amplio y colocamos a las personas como los sujetos a quienes toda actividad del Estado debe proteger y respetar. En ese sentido la insistencia del gobierno federal en torno a la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional, que legaliza acciones que desde los derechos humanos, son violatorias del derecho internacional y la dignidad humana. La militarización de la seguridad pública y la presencia del ejército en las calles han incrementado la ola de violencia. La estrategia de combate al crimen organizado ha ocasionado la existencia de miles de víctimas. A este clima de violencia se suman agravios históricos como la desaparición forzada de personas, el feminicidio, la criminalización de movimientos sociales y defensores de derechos humanos”.

Algunas conclusiones. Dos ejemplos ilustran lo contradictorio de la situación. Uno es el tema de la certificación de las corporaciones policiacas. Tenían el compromiso de cumplir en enero de 2012, luego de simulaciones y puestas en escena entre Calderón y gobernadores, reprograman para 2013, cuando ninguno de ellos estará en el gobierno. Más simulación. El otro ejemplo, sin embargo, es aún más claro. Aun cuando la militarización sólo ha significado el crecimiento de la violencia y el costo humano de la búsqueda del control monopólico del narcotráfico, el presupuesto gubernamental prioriza el gasto en seguridad pública para fortalecer el aparato represivo. La apuesta panista es clara: fortalecer la estrategia militarista para imponer un autoritarismo ante el proceso electoral de 2012. En conclusión, podemos asegurar que nos enfrentamos a un contexto sumamente complejo en materia de seguridad en donde las violaciones a los derechos humanos se han agravado. Entendemos a la seguridad en un sentido amplio y colocamos a las personas como los sujetos a quienes toda actividad del Estado debe proteger y respetar. Una política de seguridad humana requiere cambiar paradigmas sobre la seguridad pública entendida como protección de las instituciones de gobierno por una seguridad ciudadana, donde la policía esté cercana y controlada por la población, un verdadero combate a la impunidad delictiva, así como impedir que las fuerzas armadas del Ejército y la Marina sigan realizando tareas de represión interna que constitucionalmente no les corresponden y que ha traído un alto costo en vidas humanas, militares y policías incluidos pero sobre todo civiles. El ejército debe estar en los cuarteles y defender la soberanía nacional hoy violada por agentes de la DEA y militares yanquis. La seguridad y los derechos humanos no están peleados, deben ir juntos para enfrentar la violencia y la impunidad. Ni mano dura ni autoritarismo son la solución. Los derechos de las víctimas forman parte indisoluble de los derechos humanos. Es necesario vincular seguridad ciudadana y derechos humanos mediante una política integral que atienda las causas estructurales de la desigualdad, la injusticia y la violencia, con evitar toda clase de abusos por parte de las autoridades.


NÚMERO 39

MARZO 012012 Costo $3 pesos.

AÑO 7

www.ptr.org.mx

La situación actual de los derechos humanos en México y la necesidad de su inclusión en un proyecto alternativo de nación. José Martínez Cruz.

Los derechos humanos son progresivos, solo en la medida en que se articulan políticamente y se asumen socialmente, si se logra conjugar un proyecto con la historia y la conciencia organizada. Derecho que no se conoce no se ejerce. A eso le han apostado los gobiernos neoliberales que niegan el conocimiento de los mismos y tratan de imponer únicamente sus concepciones ideológicas a través de leyes a modo, contradictorias o francamente retardatarias. Los derechos fundamentales se violan cotidianamente, pero se invisibilizan. Son los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. No se permite su justiciabilidad plena. El capitalismo los viola sistemáticamente en aras del lucro y la ganancia. Sólo respeta el derecho a la propiedad privada de unos cuantos (1% mundial dicen los indignados, 300 familias en México señala AMLO). En un mar de pobreza (56 millones según Boltvinik), informalidad en el empleo (27 millones según Inegi), jóvenes sin acceso a educación y empleo (15 millones según la UNAM), con salarios con poder adquisitivo similar a 1976 (según Fernández Vega), estos derechos son imposible de ejercer por parte de la mayoría de la población. Están en el fondo de la injusticia social, la exclusión, la concentración del poder financiero, la desnacionalización de la economía.

En el fondo, la desigualdad social, ese aterrador panorama que daña la dignidad de cualquier ser humano que la sufre, es lo que impide una convivencia social y, sin duda alguna, genera una espiral de violencia e inseguridad. La guerra llevada a cabo por el gobierno de Calderón por el control monopólico del narcotráfico en México (de acuerdo al Informe Bourbaky) busca utilizar las ganancias capitalistas de este sucio negocio, no eliminarlo. Las ganancias se maximizan, las consecuencias las pagan la mayoría de la sociedad. El consumo de drogas se eleva, casi en la misma proporción que el número de muertos (más de 60 mil según algunas fuentes como el semanario Zeta, 46 mil según el sistema nacional de seguridad pública) desaparecidos (15 mil según algunas fuentes, 1500 documentados por familiares), heridos, presos, huérfanos. Las ejecuciones extrajudiciales y la desaparición forzada crecen exponencialmente, tanto como la tortura se generaliza y el temor se extiende entre poblaciones enteras. Es la lógica policiaca-militar autoritaria la que busca paralizar la protesta social, se criminaliza a quienes denuncian y se oponen a esta forma de imponer decisiones políticas, la antidemocracia pone en riesgo las más elementales garantías constitucionales y libertades democráticas.

Las estadísticas oficiales lo único que hacen es confirmar que este gobierno sirve únicamente a intereses de unos cuantos. ¿Qué decir del hecho de que el hambre afecte cotidianamente a 28 millones de personas en el país, 4.2 millones más que en 2008 según cifras del Coneval? El número de hambrientos a nivel mundial

la población es femenina se infiere que la pobreza afecta más a las mujeres.

aumentó de 800 a 1,000 millones de personas de 2008 a esta fecha, y la tendencia al alza de los alimentos en el mundo permanece. El incremento de la miseria en México es el caldo de cultivo para que las mujeres sufran más violencia de género, tengan menor conocimiento de sus derechos y un escaso acceso a la justicia.

Según Inegi, el 60 por ciento de los ingresos de los hogares son los salarios pero el poder adquisitivo de éstos es muy limitado, lo que se traduce en mayor carencia social. La pobreza es una condición que impacta de manera negativa todas las condiciones de vida de las mujeres y las afecta en el ejercicio de sus derechos humanos. La pobreza las hace más vulnerables ante la violencia de género y la falta de acceso a la justicia. Las mujeres pobres son más susceptibles a sufrir abusos de todo tipo, ya que no cuentan con los recursos, herramientas e información para ejercer sus derechos.

Los bajos ingresos para adquirir la canasta alimentaria y solventar los gastos en salud, vestido, vivienda, transporte y educación son un detonante para la violencia contra las mexicanas. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó, hace un par de semanas, que hasta 2010, ocho de cada 10 de las y los mexicanos viven en pobreza o tienen algún tipo de carencia social. De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010, en México hay 112 millones 336 mil 538 habitantes, el 51.1 por ciento está integrado por mujeres (57 millones 481 mil 307). A partir de que más de la mitad de

Entre 2006 y 2008, el porcentaje de personas en condición de pobreza alimentaria pasó de 13.8 a 18.2 por ciento, mientras que el de pobreza patrimonial se incrementó de 42.6 a 47.4 por ciento.

Cuando se juntan pobreza y violencia se daña severamente los derechos de las mujeres. Por eso es digno de mencionarse el hecho de que la Procuraduría General de Justicia Militar decidió remitir al fuero civil las investigaciones de los casos de Inés Fernández y Valentina Rosendo, quienes en dos hechos pág. 11

Derechos de las mujeres. Decenas de mujeres pobres han sido asesinadas. Decenas de miles de mujeres padecen pobreza cotidiana. Son dos aspectos de una cruda realidad que deberían motivar no sólo rechazo, sino indignación y una lucha por transformar de raíz un sistema explotador, opresivo y violento. A la injusticia social se agrega la violencia de género y se tiene un cuadro de horror cotidiano. El hambre cotidiana que padecen las familias obligadas a migrar, es menos visible, pero igualmente devastador para la sensibilidad humana.

Colectivo CCTI Foto: “El Comunista”

MÉXICO ATRAVIESA POR una grave crisis de derechos humanos. De manera contradictoria, se ha legislado para llevar a rango Constitucional este derecho y en la práctica aumentan día a día las violaciones a estos derechos. No basta tener un discurso sobre derechos humanos, hay que forjar una verdadera cultura de respeto a los mismos. Conciencia y organización de nuestro pueblo para exigir que se cumplan en la práctica son el binomio insustituible para conseguir que se lleven a la práctica.


Bandera Socialista #39