Page 30

ECONOMÍA

Política fiscal

El Gobierno afina el lápiz de cara a las elecciones El déficit del primer semestre fue de apenas el 0,5% del PBI, pero el Gobierno se apresta a liberar el gasto electoral en un período con menores ingresos. Economistas coinciden en que lograrán un saldo menor al esperado, aunque con una agenda pendiente muy cargada.

Opinan: Marina Dal Poggetto - Enrique Szewach Orlando Ferreres - Miguel Kiguel

30 -

ECONOMÍA

E “El problema de cara al 2022 es que los recursos extraordinarios no van a estar y, desde el lado del gasto, la movilidad previsional puede complicar si quieren desinflar precios y recomponer el salario real.” Marina Dal Poggetto

l déficit fiscal del primer semestre de este año alcanzó el 0,5% del PBI. El dato es relevante si se toma en cuenta que el Presupuesto votado en septiembre de 2020 pautaba que, para todo el año, los ingresos quedarían por detrás de los gastos en el equivalente al 4,5% del producto bruto interno. El saldo deja un amplio margen para que el Gobierno disponga de fondos para financiar gastos de impacto electoral como ya ha comenzado a hacer. Sin embargo, los economistas coincidieron en que, por circunstancias especiales, y a pesar de la persistencia de la pandemia, el déficit fiscal primario a fin de año rondará el 3,5%. La raíz de los resultados fiscales El “veranito fiscal” del semestre pasado se explica, en primer lugar, por una mejora significativa de los ingresos tributarios generados por la reactivación económica, en general, y los derechos a la exportación, en particular, que escalaron un 141,2% de la

mano de los precios internacionales de las commodities agropecuarias. Para Orlando Ferreres, de OJF & Asociados, el primer semestre no estuvo mal fiscalmente: “El rojo fue bastante bajo y llegó a ser de alrededor del 0,40% del producto. Comparado con el 3,5 o 4% que va a llegar en el año, demuestra que el primer semestre estuvo muy bien. Por eso se pudo controlar la cantidad de dinero que el Banco Central le pasa al Tesoro”. Con todo, el especialista adelantó: “Recién ahora, con las elecciones, se va a empezar a ver más el gasto público y ahí va aparecer un déficit del 3,5% o similar. Son 420.000 millones de pesos, casi 16.000 millones de dólares de déficit, que es bastante”. La economista de la Universidad Torcuato Di Tella y ex jefa de asesores de la Secretaría de Política Económica, Marina Dal Poggetto, coincidió en que hubo una consolidación fiscal: “Era obvio que las curvas se iban a cruzar. El año pasado, en los meses duros de la pandemia (ya en marzo pero, fundamentalmente, en abril, mayo y junio), el gasto casi se duplicaba mientras los recursos crecían cero. Este año, la normalización y el rebote en el nivel de la actividad, así como la aceleración de la inflación, más el adicional por los derechos de exportación y el impuesto a las grandes fortunas generaron un salto violento en la recaudación. Del otro lado, el gasto por COVID-19 tiende a desaparecer. Ya no hay ATP ni IFE”.

Profile for NBS  Bancos y Seguros

300 NBS  

300 NBS  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded