Page 1

Encarna Mart nez


PARADOR DE LOS REYES CAT LICOS Praza do Obradorio 1 Santiago de Compostela 2 al 17 de enero de 2010


EL TR BOL MARINO Una vez en mil a os los duendes del mar Entre las algas oscuras entre los guijarros verdes Lo plantan y brota antes de que el sol se levante Lo encantan y brota el tr bol marino Y quien lo encuentre no muere y quien lo encuentre no muere Una vez en mil a os trinan de otra forma los- ruise ores No r en ni lloran s lo dicen s lo dicen: Una vez en mil a os se vuelve eterno el amor Que tengas suerte que tengas suerte y el a o te traiga dicha Y desde la parte del cielo te traiga amor El tr bol marino que me lo env e quien lo - en cuentre Que me lo env e quien encuentre el tr bol marino. Odyseus Elytis

BOSQUE -

leo sobre lienzo


La pintura de Encarna Mart nez; cualquier acto creativo es descubrise a si mismo,- es una ci n de interidades y depende muy mucho de la hondura, de la inteligencia sensible del au Encarna Mart nez, en su pintura, es un big-bang de recia expansi n vital, es la potencia grado superlativo, y parad jicamente, no entra en contracci n, con una afirmaci n po tica ternura, delicadeza y sensibilidad. La huella que deja en su obra, personal sima, inconfundible, de combinaciones crom- ticas bles y t rminos contundentes, pasa de unas tintas recargadas a unas pian simas apenas per bles para un observador no avisado. Es muy dificil encerrar en este breve comentario todo lo que la pintura nos permite, el a nueva dimensi n de la vida. El alumbramiento pint rico de Encarna Mart nez nos acerca a p esa realidad interior fascinante de ella, podemos resumir ox moron: ella es la procelosa del atardecer, junto con un luminoso amanecer lleno de amorn a. Fernando Artal

Estamos ante una exposici n de obras de arte, distinta y diferente, de una artista novel posici n quiere presentarse en sociedad. Encarna pinta lo que ve y lo que siente. Sus - cua flejar armon a y sosiego y lo consiguen: unas veces son bosques, otras veces son rincones situaciones que destilan esa tranquilidad interior que todos buscamos. Pinta con los colo ver y se atreve a reflejarlos; se reconoce de lejos su estilo propio y original. Son - cuad flejan una ni ez y una juventud muy ligada al mundo rural y al contacto con la naturaleza deber a de tener en sus recuerdos, esa naturaleza que propicia una infancia feliz, ligada cillas que los bosques y campos gallegos ofrecen y que esta artista ha vivido con intensi cer. Encarna pinta de una manera especial y con un estilo muy propio, rboles, plantas y casas complejos, plasmando en los lienzos lo que ella ve con los ojos del esp ritu. Son pintura conoce muy bien lo que se quiere expresar pero que tampoco se pueden clasificar como rea creo que estos lienzos dejen indeferente al que los contemple y cuando menos le transmiti saci n de paz y equilibrio espiritual, pero adem s poseen indudable belleza y personalida Enrique

C sar L pez Veiga


ROM NTICO -

leo sobre lienzo

SOLEDAD -

leo sobre lienzo


TOSCANA -

leo sobre lienzo


IGLESIA VALLADARES -

LUGO - leo sobre lienzo PASI N FLORAL - leo sobre lienzo

leo sobre lienzo


NOSTALGIA -

leo sobre

lienzo

BOHEMIO -

leo sobre lienzo


La casa de mi abuela, era una vieja casa de labranza donde pas muchas noches de mi inf servo en mis recuerdos el olor a caf reci n hecho, jabones de lavanda, casta as asadas tiguas, y mi abuelo arrop ndonos en las noches fr as de invierno. Tambi n est en mi me armon a de cada amanecer observando un cuadro en el cabezal de una hermosa cama y pensa quiz s, alg n d a podr pintar la sensaci n de la libertad o la felicidad de estos encu Ese sue o es ahora realidad y en este momento en que voy a realizar una de mis exposici importante, tengo que dar gracias a mis hijos por creer en mi, por dejarme amarlos y plices en la magia de pintar. Quiz s habr alguien por ah que presuma de su gran riqueza, la m a son mis tres ni os. Son como la fruta deliciosa de cada temporada, como el licor maravilloso que escondes e tas de chocolate, como los aromas de lavanda guardados entre s banas reci n planchadas; abrir una caja forrada de precioso papel lleno de recuerdos de la abuela; son como tumb arriba en la hierba mirando el cielo mientras que la luna llena te sonr e; como sentars de casa en una mecedora escuchando los grillos en una noche de verano; como el olor a b de naranja reci n hecho; como el amanecer de cada d a; como esa canci n de Bruce Spring hace bailar mi coraz n; como unos crepes rellenos de mermelada de frambuesa. Mis ni os son como la brisa del viento que hace bailar mi pelo mientras que acaricia mi ci ndome en recuerdos. Son como prados verdes, como colinas llenas de flores silvestres como bombones sorpresa, son los que han hecho que yo sea madre consiguiendo envolverme Encarna Mart nez d a en todas estas sensaciones especiales. `Os quiero!. Para mis ni os es esta colecci n de

Atardeceres .


ENCARNA MARTナ誰EZ (Vincios - Gondomar), reside en la actualidad en la Parroquia viguesa de Valadares. Comparte su actividad pict rica en Bellas Artes Arta en Vigo, con estudios de tercer a o de piano. Ha editado un poemario llamado Atardeceres como la actual exposici n, porque a Encarna le encanta coleccionar atardeceres. Ha expuesto en la Casa de Cultura de Gondo mar, en la sala Torrente Ballester de Baiona, en el Castillo de Soutomaior, en la galer a de Renfe en Vigo y en el Centro Cultural -de Vala dares, y en el Parador de Turismo Hostal de Los Reyes Cat licos de Santiago de Compostela.

Catalogo 2 maqueta  
Catalogo 2 maqueta  

maqueta catalogo 2

Advertisement