Page 5

“en mi fue un proceso. Todo lo que hice, desde pisar una pasarela, despues actuar, hacer teatro, o una pelicula, o sacar la voz en un escenario, todo se enhebra como un collar.”

70

BACANAL junio 2012

tar en contacto con la naturaleza… ponerme salvaje. Yo viví toda mi vida en Martínez y no sabía lo que era un ascensor. Luego tuve tres años de centro, y cuando me di cuenta de que el lugar de plenitud para mí era la naturaleza, volví. Vivir fuera de Buenos Aires y entrar y salir hace que tenga una calidad de vida mejor. Me pongo muy creativa en mi casa, hay mucha tarea para hacer: el jardín, estar con mis perros… vivir una vida cotidiana simple. -¿Seguís sin tener cable ni tele? -No tengo tele. -¿Cómo hacés para verte? -Me graban los capítulos. O me voy a la casa de alguien a ver los programas. Las películas las veo en la compu. Me gusta la televisión, hacer zapping. Me he encontrado en la situación de cambiar canales con el control en la mano, perdiéndome cosas que pasaban afuera. Ahora prefiero hacer el trabajo de que el estímulo me pase por otro lugar. -¿Qué es lo que más tenés del Chancho, tu animal del horóscopo chino? -Lo sibarita, el disfrute. El placer por la comida, tomar un rico vino, juntarme con la gente que quiero a cocinar, prender fuegos, o estar al sol con mis perros. El revolcarme en mi chiquero. -¿Y qué tenés de canceriana? -Ufff… un montón. Y por suerte fui equilibrando. En mi primera etapa de laburo fui muy conquistadora, me costaba mucho más

lo blando, lo emocional, ahora está todo bastante mezclado, sazonado. Tengo mucho de canceriana porque amo estar en mi casa, de hecho yo construí mi casa, mi templo, con todo lo que eso significó, porque también es un refugio y a veces me cuesta salir. Soy canceriana en lo lunar, lo maternal, la situación de cuidado para la gente que quiero y mis animales. -Mostrás sin problema tus canas ¿pensás dejártelas? -Creo que sí. Tengo un pelo muy puro, nunca me lo teñí, es como hierba fuerte. Las canas son una cosa nueva para mí, algo ahí que está pidiendo con fuerza. No me gustaría empezar a teñirme y seguir haciéndolo por 30 años. Mientras sean bellas y me queden bien, me las voy a dejar, salvo que un personaje pida otra cosa. Hay que tomar estas cosas con cariño y y verse en esta nueva situación. Hay cosas que uno puede modificar, y hay otras que una elige no modificarlas. -¿Qué ves cuando te ves? -Me veo más… genuina. Enraizada. Me veo tomando fuerza de mis ancestros y de todas mis raíces. Me veo aceptándome, encontrándome. Me veo valorando a mis padres, me veo mujer, y a la vez con esa cosa adolescente. Por momentos una no se gusta, pero pasa a todas las edades, una va y viene. Me veo descubriéndome, con una actitud más amorosa, menos exigente, no queriendo parecerme a algo que no soy.

*

La piel que habito  

Carolina Peleritti en pleno proceso de búsqueda, desde las pasarelas a la música, pasando por el teatro, el cine y la televisión.

La piel que habito  

Carolina Peleritti en pleno proceso de búsqueda, desde las pasarelas a la música, pasando por el teatro, el cine y la televisión.

Advertisement