Page 4

punto no cambié. Sí cambié en el sentido de que no soy la misma a la que le costaba hablar, acomplejada con su cuerpo, discriminada por sus compañeros. Cuado empecé a trabajar como modelo y a través de la mirada del otro empecé a florecer y a convertirme en una mujer que no parecía para nada acomplejada. Gracias a ese trabajo de autoestima pude expresarme, hablar, conocerme. la diosa salvaje Tres años concentrada en sus estudios, la vuelta a la naturaleza y un gran amor la fueron acercando a la persona que es hoy. Chancho en el horóscopo chino y canceriana, la vida simple en su hogar, el disfrute, la elección muy pensada de cada trabajo, la preparación constante y el andar libre y despojada como filosofía es una fórmula que le resulta y le sienta muy bien, al igual que esas primeras canas que ya enmarcan su cara y que ella jamás piensa ocultar. -Volviendo al formulario, ¿qué ponés en el espacio donde dice “estado civil”? -(Piensa… “Quiero encontrar una linda palabra”, dice). Pondría “construyendo con el otro”. Ese es mi estado civil. -A los 40, ¿la maternidad es materia pendiente o no importa? -No, la verdad es que me encantaría. -En una entrevista que te hicieron a fines de los 90, contabas que tu relación con Luis Alberto Spinetta te cambió mucho en la manera de ver la vida. Decías que necesitabas limpiarte e incluso cambiaste de hábitat, te mudaste… Esto que te pasó, ¿coincide con ese momento de transición tan importante? -Sí, es en esa época. Creo que tuve la inmensa suerte de poder cruzarme en el camino de Luis. Y eso también mucho tiene que ver con quien soy ahora, porque me enriquecí con él. Me pone un poco triste hoy hablar de eso. Es imposible ponerle palabras a un tipo como él. Luis llegó a mi vida en un momento muy importante, y fue como sentirme absolutamente apoyada, con permiso para muchas cosas. -¿Adónde creés que se va la gente cuando se va de este mundo? -Mmm… no sé. Creo que se mezcla con la naturaleza. Esas personas que se van se vuelven partículas de la naturaleza que vemos, de las cosas bellas que se manifiestan todos los días y a veces uno con la velocidad con que se vive no tiene la posibilidad de ver un atardecer, un amanecer. Pero creo que las personas que amamos y que se han ido están ahí. -¿Hace cuánto te fuiste a vivir fuera de la ciudad? -Hace 14 años. -¿Y cómo es el lugar que habitás? -Una de las cosas que más me gustan es esjunio 2012 BACANAL

69

La piel que habito  

Carolina Peleritti en pleno proceso de búsqueda, desde las pasarelas a la música, pasando por el teatro, el cine y la televisión.

La piel que habito  

Carolina Peleritti en pleno proceso de búsqueda, desde las pasarelas a la música, pasando por el teatro, el cine y la televisión.

Advertisement