__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Illya Kuryaki & The valderramas

FUEGO ETERNO Emmanuel Horvilleur y Dante Spinetta decidieron, diez años después de separar IKV, volver como banda y con nuevo disco, Chances. Un regreso que, a diferencia de otros retornos anunciados, no esconde ansias de dinero ni reflota carreras perdidas. Esta nueva versión de la banda los encuentra maduros, enteros, compenetrados con su propia búsqueda. Una historia de dos grandes amigos que se salieron con la suya y lo celebran el 28 de agosto en el luna park. texto Eduardo Fabregat

Fotos Lucila Blumencweig

PRODUCCION Daniela Benitez y mariana colson

56

BACANAL julio 2013

fx: leandro sivori


E

n el mundo del espectáculo, la frase “crecer en público” ha sido utilizada infinidad de veces, muchas veces con acierto. Pero hay casos en los que el concepto encuentra un ejemplo perfecto. En 1988, Luis Alberto Spinetta decidió abrir el Lado B de su disco Tester de violencia con El mono tremendo: una potente extrañeza firmada por un grupo que convertía el nombre del grupo infantojuvenil Menudo en Pechugo. En el disco y en la presentación del teatro Broadway en noviembre de ese año, Catarina y Valentino Spinetta y Lucas Martí compartieron micrófono con Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur, que fijaron así el kilómetro cero de un camino artístico largo y fructífero. Es que tres años después, Dante & Emma, continuadores de la férrea amistad del Flaco y Eduardo “Dylan” Martí (padre político de Horvilleur) ya no eran Pechugo sino Illya Kuryaki & The Valderramas, fundiendo al Agente de CIPOL con el talentoso melenudo de la selección colombiana y clavando en el ángulo de ese 1991 sus dos primeros hits. Con Fabrico cuero y sobre todo con Es tuya Juan, los Kuryaki se instalaron como otra faceta del rap argentino, en la vereda opuesta a Jazzy Mel: tan opuesta que, en los siguientes álbumes, el dúo se convirtió en banda, y el rap en un punto de partida para una amplia paleta de músicas afroamericanas. Horno para calentar los mares (1993), Chaco (1995), Ninja Mental MTV Unplugged (1996), Versus (1997), Leche (1999) y el compilado con inéditos Kuryakistán (2001) le dieron forma a una carrera en la que el dúo se despegó de cualquier presunción sobre sus lazos sanguíneos. Pero que también significó un seguimiento de su paso a la pubertad, a la juventud, a la adultez, a convertirse ellos mismos en padres. Esa, julio 2013 BACANAL

57


Somos amigos pero la amistad no es para afuera, es nuestra. Kuryaki es el proyecto para afuera, algo que volvemos a compartir y que sí, nos repotencia.

claro, fue una de las facetas: resultó fascinante el crecimiento musical de IKV, del rapeo sobre simples sonidos de teclado y batería electrónica a su dominio de género en los que el que no pela queda en ridículo. La historia de Kuryaki se truncó en 2001, cuando Dante & Emma decidieron abandonar la Matrix y probar suerte por la suya. No es que en IKV no se hubieran dado espacios “solistas”: en vivo y en los discos siempre hubo juegos solitarios, de dúo y de banda. Pero durante diez años Spinetta y Horvilleur hicieron la suya, con identidades bien diferentes (el primero lanzado a una faceta 100% rapper, el otro consagrándose a una noble vertiente de canción pop rock). A pesar de llevar esos pasos en el contexto de una industria musical en disgregación, no les fue mal. Pero entonces, como si las décadas marcaran el pulso, en 2011 llegó el momento de volver a la Matrix Kuryaki. Y reunirse, grabar Chances y salir a tocar fue tan natural como el momento en que bifurcaron los caminos: así lo explican en un tranquilo bar entre Belgrano y Viyurca -histórica área de influencia de la famiglia IKV- donde en medio de la charla, de improviso, son capaces de suspender un análisis serio de su trayectoria para torearse y provocarse como si siguieran siendo esos Pechugos fabricantes de cuero: “Dale, a ver, hacete otro Abarajame, dale, no te sale”, pincha Emma a Dante, y Dante promete un llamado en mitad de la madrugada para cantarle “Retuiteame en la panera”. -Con ustedes es raro hablar de “regreso”. ¿En qué momento la amistad, la hermandad de la vida, le vuelve a abrir la puerta al proyecto musical? Emmanuel: Nosotros somos amigos

58

BACANAL julio 2013

pero la amistad no es para afuera, es nuestra. Kuryaki es el proyecto para afuera, algo que volvemos a compartir y que sí, nos repotencia en el plano de la amistad. Dante: Pasó que nos empezamos a juntar en la casa de un amigo a zapar y justo se cumplió el aniversario de la separación. Estábamos los dos en el mismo sello, con discos que salieron casi al mismo tiempo. Y empezamos a boludear la idea, a familiarizarnos cada uno por su lado. Un día Emma me dice “si juntamos la banda ya tenemos el guitarrista”, y me manda el link de Matías Rada tocando en Canal Encuentro con Rubén. Y yo le respondí que obviamente teníamos que poner al Rafa Arcaute en teclados, que tocaba conmigo. Empezamos con timidez, hasta que nos

fuimos de vacaciones con nuestros hijos y en esas vacaciones hicimos unas canciones y nos propusimos ver si podíamos combinar nuestros mundos. Porque más allá de la amistad, había que ver si conceptualmente, esteticamente, con las carreras solistas tan diferentes que habíamos tenido, podíamos combinar nuestros espíritus de nuevo. Empezamos a componer y cuando salió Helicópteros dijimos “OK, esto sigue intacto”. -Como andar en bicicleta. Dante: Explotamos las cosas que tenemos en común, pero a los dos nos pareció un desafío a nivel musical encontrar un nuevo camino, teniendo en cuenta lo que habíamos hecho. Tocar en vivo nos hizo muy bien, porque nos refrescó todo lo que habíamos escrito


antes. Tocar Chaco y darnos cuenta lo actual que es la letra… nos volvimos a meter en nuestro mundo y ahí armamos una pista de despegue para lo nuevo teniendo en cuenta lo que habíamos aprendido como solistas. Pero con la intención real de mezclarnos más que nunca. Emmanuel: Y poner en marcha de nuevo la situación de compartir. IKV es realmente una situación donde existe mucho el completar, lo que trae uno como idea primal, el otro se sube a la idea: ese ejercicio es algo muy diferente a estar solo. Después de diez años, en este disco quisimos potenciar eso. Por primera vez todas las letras son de los dos, y las letras de Kuryaki son un universo que queremos plasmar más allá de lo musical que es importantísimo. Desde lo lírico siempre quisimos

buscar esa musicalidad de las palabras, ese concepto, ese plasmar un submundo, otra visión del amor, de la canción si querés social. Este disco lo hicimos los dos escuchando muchas veces la música y haciendo un ejercicio como de cadáver exquisito. todo ikv Con una tapa estilo Electric Ladyland, donde Jimi Hendrix aparecía rodeado de mujeres exhibiendo sus encantos, Chances es el perfecto regreso para Illya Kuryaki & The Valderramas. Como suele suceder, el single Ula Ula es apenas la superficie de un disco que se sumerge en las profundidades de la música, con un dominio asombroso del lenguaje, la técnica y el groove necesarios para que no sea

una mala imitación de Prince + Earth Wind & Fire y Parliament /Funkadelic. “Hubo decisiones de producción que creo que fueron acertadas: decidimos mover todas las máquinas al compás de lo humano y no al revés, como se hace siempre, que lo humano se acomoda a la máquina”, detalla Dante. El resultado es un disco, que presentarán el 28 de agosto en el Luna Park, y que llama a mover la patita con Funky futurista, Helicópteros y El encuentro, pudre el sonido para el cruce con los mexicanos Molotov en Madafaka, y entrega momentos tan inspirados como Adelante, Monta el trueno y la balada Amor. El momento más intenso, por supuesto, es el homenaje a Luis Alberto Spinetta de Aguila amarilla, que eriza la piel no sólo por lo julio 2013 BACANAL

59


Ahora es más fácil escucharnos que antes. El mestizaje suena más normal, la gente tiene el oído más acostumbrado. (Dante)

que dice, sino porque es una de esas canciones sencillamente perfectas. Al cabo, todo en el disco demuestra que, al decidir que aún tenían cosas interesante por decir y cantar, el dúo no andaba nada errado. -Antes mencionaban el trabajo en conjunto que tuvo Chances. ¿No fue así en sus discos anteriores? Emmanuel: En este disco lo hicimos de una manera consciente. Descubrimos un poco qué es Illya Kuryaki, cuáles son los aportes de cada uno a este pozo común. Y en ese sentido fue como una evolución. Dante: Fue la comprensión del concepto, y de moverse con inteligencia dentro de eso. Y, como dice Emma, de liberar un poco la rienda, porque estaba cada uno a cargo de su batalla y ahora la lideramos los dos, el rumbo de la canción lo decidimos entre los dos. Y está Rafa como productor, que también ayuda a balancear las decisiones de producción. Porque estuvimos casi todo un año en el estudio y una tercera opinión viene bien. -¿Qué cosas redescubrieron de su propia banda al rearmar el universo IKV y mirar atrás, cosas que por ahí en la vorágine del momento no advertían? Emmanuel: Yo creo que se resignificaron un montón de cosas, canciones, letras… tengo un recuerdo del primer ensayo… no hicimos prueba de banda, llamamos a los músicos y arrancamos, con Mariano Domínguez que venía de mi banda, Sergio Verdinelli que tocó con nosotros muchos años, Rafa Arcaute, Rada… y el primer ensayo, cuando tocamos Chaco, fue un descubrimiento, como tocar algo que no habíamos hecho nosotros. Las canciones que estamos tocando tienen una fuerza que me exigen otra cosa que mi carrera solista, un grado mucho más japonés, de estar muy concentrado en la tocada, en la interpretación. Somos dos, tenemos que cantar los dos como uno. -Pasarse la pelota. Dante: Claro, y cuando mirás atrás hay 60

BACANAL julio 2013

viajes que salieron mejores que otros, yo por ahí escucho algunas cosas que me pregunto “che, por qué pronunciábamos la erre así…”, hoy hasta me molesta escuchar Jugo, pero estábamos en nuestro propio viaje y nos salía así, era nuestro lenguaje, no teníamos otra referencia del español. -Llama la atención que en todo este tiempo no haya aparecido una banda que buscara ocupar el lugar de Kuryaki. No estrictamente por imitar, sino por ocupar ese espacio estilístico. Dante: Yo creo que ahora es más fácil escucharnos que antes. El mestizaje suena más normal, quizá antes el oído de la gente no estaba tan acostumbrado. Y hoy los pibes se acostumbran al zapping de Youtube, saltan de un género a otro, de un disco a otro. Es todo diferente, y nosotros también estamos inmersos en ese caso, nuestro disco salta de un mundo a otro. Es hacer el viaje más rápido, también. En Chaco pasaba eso, tenías Abarajame y Húmeda y parecían dos grupos distintos. Pero cuando nos veías todo concordaba, y eso es lo que tiene que pasar porque es así, nosotros crecimos así, escuchando Spinetta y Steely Dan y viendo Cheech and Chong. Para la industria seguimos siendo una banda “alternativa”, aunque tengamos varios hits. No encajamos en la batea, no saben bien dónde ponernos, y eso está bueno. Emmanuel: También pasa que hubo poco rock que se anime a distintos géneros. En Chances Illya Kuryaki no es específicamente una banda de hip hop o de funk, buscamos nuestro sello en distintas músicas. Obvio que el rap y el funk son un hilo conductor, pero hay músicas disímiles. Dante: Y tenemos referencias estéticas, pero nuestra búsqueda no es la de una copia, y el mundo lírico es enteramente nuestro, personal. Logramos de una manera inexplicable –porque no es tan consciente- que nuestros espíritus combinen naturalmente en lo musical. Lo que sabíamos que no íbamos a hacer era buscar temas que sonaran a nuestras carreras solistas.

-En la etapa anterior de IK V había muchos más momentos solistas, quizá porque no habían tenido la experiencia. Dante: ¡Muchos! Y en un disco por ahí se repartían cuatro temas míos, cuatro de Emma y cuatro de los dos. Y en este escribimos todas las letras juntos, y muchas músicas las terminamos juntos. -Es probable que la mayor diferencia entre el IKV de 2001 y el de 2011 es la industria en la que está inserto: en esos diez años pasó de todo, ya nada es igual en la música. Dante: Totalmente. Nosotros le seguimos prestando atención a cosas como el orden de los temas. Lo terminamos cuando ya estaba el arte. Emmanuel: Hay algo que grafica bien eso: a iTunes se manda el material un mes antes de lo físico por sus tiempos para subirlo. Y lo mandamos en otro orden, porque cuando ya estaba mandado probamos otro que quedó mucho mejor. -Lo loco es que te rompés la cabeza pensando esas cosas y después viene un pibe y lo pone en random. Dante: Hay gente que todavía se toma el viaje. Yo todavía compro CD’s. Emmanuel: Cuando escuchás los discos que te gustan y los escuchás muchas veces sabes qué canción viene, empezás a cantarla mentalmente, y eso es buenísimo. Dante: Eso para mí no hay que perderlo, porque sigue siendo amor puesto en la obra, dedicación, atender la energía de la música. Emmanuel: A mí me pasó en mis discos solistas que saqué dos temas no porque no me gustaran sino porque no sabía dónde ponerlos, no les encontraba el lugar. -Volvieron, grabaron, están tocando. ¿Hay un planteo definido de futuro? Emmanuel: En este momento, no nos planteamos cerrar nuestras carreras solistas. Cuando arrancamos coincidimos en eso: estamos convencidos de que podemos entrar y salir con naturalidad, darnos la posibilidad


julio 2013 BACANAL

61


si queremos y si sale de grabar cosas solistas sin abandonar el proyecto IKV, que es un concepto que sabemos nuestro y del cual podemos entrar y salir. Esta juntada sirvió para darnos cuenta de que podemos hacerlas convivir. Dante: Hay viajes que son más personales, más solistas, pero la idea es fluir con eso. -Antes les pedían que se volvieran a juntar, ahora les van a pedir que se vuelvan a separar. Emmanuel: Hay gente que pide esas cosas. Dante: Nos piden temas solistas, pero por ahora preferimos no hacerlos. Quizá más adelante metemos algún temita, pero por ahora es todo IKV. aguila amarilla La charla deriva por un costado previsible, inevitable. Aunque, no por eso, menos difícil. Luis Alberto Spinetta y su muerte, esa descarada trompada que pegó la vida y que no hubo manera de esquivar. Así y todo, Dante habla de su padre, esa águila amarilla de la canción, y Emma también recuerda al padre de su amigo, a su propio amigo, con palabras que celebran el recuerdo, que no caen abatidas por el destino. -Es imposible no acotarlo: el reencuentro se dio en el contexto de la enfermedad y la muerte de Luis Alberto. ¿Cómo llevaron ese peso? 62

BACANAL julio 2013

No nos planteamos cerrar nuestras carreras solistas. Podemos entrar y salir de IKV con naturalidad. (Emmanuel) Dante: Para mí fue un alivio no estar solo en ese momento, porque no hubiera hecho nada. Estar con Emma, con Rafa, laburando, nos daba un empuje que también era una compañía humana. Obviamente que el momento en que murió mi viejo dejamos de grabar, pero después seguimos, y para mí era una sensación de exorcismo, de tener cosas que hacer, estar ocupado y no estar pensando. Ir para adelante, hacer el Cosquín Rock de ese año a los 3 días de que falleció mi papá. -¿Fue sanador? Dante: No sabés lo sanador que fue, menos mal que lo hicimos. Llorar, sacar todo afuera... Fue el show más difícil que me tocó hacer en la vida, pero la música te ayuda a sobrellevar

eso, y Aguila amarilla fue una manera honesta de bajar esa sensación,y mucha gente se sintió identificada porque ha perdido… ese nivel de intensidad en la canción, y la grabamos con la guitarra de mi viejo, y con una guitarra de Cerati, y estaba Sergio Verdinelli que fue el último baterista de mi viejo, y Marianito López en la consola, Rafa, toda la monada poniendo su amor y sabiendo qué estábamos haciendo. Es un tema muy difícil, pero que tiene esa sensación de que nada muere y todo se transforma, algo que yo venía diciendo desde Pyramide: las cosas cambian de forma. Emmanuel: Algo importante es que cuando empezamos a ensayar con la nueva banda Luis vino mucho al estudio y estaba muy contento con la situación. Lo ponía muy contento vernos juntos otra vez. Estuvo presente en una gran parte del disco, físicamente. Dante: Aguila amarilla tiene ese espíritu chamánico de que cuando los chamanes morían cambiaban de forma, se convertían en animales, y mi viejo me inició en Castaneda, eso me quedó de chiquito, todas esas historias. Yo sentí que mi viejo cambiaba de forma, que la música lo convertía en inmortal, y más con la música que hizo: inmortal entre los inmortales.

*

Profile for Revista Bacanal

IKV  

Emmanuel Horvilleur y Dante Spinetta decidieron: historia de dos grandes amigos que se salieron con la suya.

IKV  

Emmanuel Horvilleur y Dante Spinetta decidieron: historia de dos grandes amigos que se salieron con la suya.

Advertisement