Issuu on Google+


Lic. MIGUEL ANGEL QUINTERO BUSTAMANTE


En este documento hablaremos de lo que el psicopedagogo como profesional de la educación y asesor directo del proceso de enseñanza-aprendizaje debe de hacer, basándose en los principios y normas que modelan su conducta profesional tanto como en la sociedad, institución, con los clientes/pacientes, con los colegas y otros profesionales. La Ética Profesional como ética aplicada, es la ciencia normativa que estudia los deberes y derechos profesionales. No se reduce a la descripción de las reglas de conducta, sino por el contrario, supone el estudio de cambios reales al extinguir viejas normas e implementar nuevas. Esta tiene como objeto de estudio crear un sentido de alta responsabilidad en todos los que ejercen su profesión. Por ello es importante hacerlos conscientes de cuáles serán sus deberes y derechos al ejercer su profesión.


Condiciones Profesionales: •

Se debe de tener un texto único (Declaración universal sobre bioética y derechos humanos) para todos los profesionales, donde se aplique para todos los profesionales que tratan con los

seres humanos y así esto nos ayude a proporcionar un marco universal.

Los Psicopedagogos deben contar con las aptitudes y actitudes requeridas en para proporcionar

sus conocimientos y debe ser consciente del servicio que presta en instituciones educativas o consultorios privados..

Se debe formar promotores del desarrollo humano que mediante una idea apegada a los principios del bienestar colectivo, innoven estrategias, programas y propongan actividades que propicien el enriquecimiento del aprendizaje en los individuos y/o de los grupos con los que colabore.


El consultorio o espacio asignado para el psicopedagogo debe de presentar un ambiente sano,

libre de distracciones y colores tenues que reflejen tranquilidad y paz al momento de aplicar pruebas o terapias.

El psicopedagogo debe de estar bien preparados y fomentar la actualizaciónes del conocimiento que se adquiere a través del tiempo.


Deberes para con los Clientes/Pacientes: •

El Psicopedagogo debe de atender terapias de niños, personas mayores y personas con

discapacidades mentales sin tener ninguna preferencia siempre buscando la mejoría del paciente.

Se debe informar al paciente o alumno que solo se intenta obtener información personal para posteriormente iniciar tratamientos y cuando el nivel de beneficio que se espera del procedimiento /tratamiento esté muy por debajo de la completa mejoría del paciente.

El Psicopedagogo debe de tratar con equidad, sin ningún tipo de discriminación o estigmatización, evitando entre la sociedad la discriminación y la marginación de los individuos con alguna capacidad diferente.


Se debe realizar un seguimiento de cada cliente, paciente o alumno, procurando conocer su trayectoria así como también elaborar un expediente el cual nos permite saber cual prueba o terapia se le aplicará y no abandonarlo a la mitad de un proceso de orientación o tratamiento.

El psicopedagogo debe de fomentar el respeto a la intimidad del paciente esto implica en no ir más allá de lo estrictamente imprescindible, se debe de hacer una entrevista para así poder elaborar un diagnóstico correcto y saber que terapia aplicar.


Deberes para con la Sociedad: •

El psicopedagogo debe de promover el respeto de la dignidad ante la sociedad así como también proteger los Derechos Humanos de cada individuo fomentando un ambiente de armonía y paz.

Debe de atender sanitariamente a toda la población sin restricciones de ningún tipo ya sea en la institución o consultorio, así como brindar acceso a los más necesitados, fomentar el principio de equidad, e Incorporar la comunidad a actividades donde se hagan partícipe para la mejora

de la sociedad y de las instituciones.

El psicopedagogo debe de adaptar a los individuos a los sistemas educativos y un sistema social determinado así como preparar recursos humanos para el mercado del trabajo e

inculcarles valores sociales y personales para así poder Socializar a los jóvenes, producir y transmitir conocimientos.


El deber del psicopedagogo es que las estrategias educativas tienen que contar con políticas del conocimiento, el acceso a las nuevas tecnologías de información y comunicación para fomentar con facilidad el aprendizaje y que estén a la vanguardia de los nuevos conocimientos.

Se debe de fomentar la responsabilidad social tanto de los individuos como los padres de

familia o bien pacientes para que los compromisos que realicen dependan de la mejoría de la sociedad buscando siempre conservar la convivencia entre individuos.


Deberes para con la Profesión: •

El psicopedagogo debe de promover el acceso equitativo de las adelantos de la ciencia y tecnologías para fomentar mejores resultados y conservar siempre la vanguardia de los adelantos de la tecnología utilizándolos para fines educativos.

Debe de ejercer la profesión de forma digna, mediante el buen desempeño y el reconocimiento de los profesores que le transmitieron los conocimientos así como las experiencias en la escuela donde egresó para continuar actualizando en diplomados y cursos donde crezcan sus conocimientos dia a dia.

El deber del psicopedagogo es combatir la charlatanería y falta de profesionalismo en el campo profesional así como denunciar los intentos o la explotación de la credibilidad de las personas, tales como los abusos que se cometan al aprovecharse de la ignorancia de las personas.


El psicopedagogo debe de fomentar un modelo de educación que aspire a ser lo más universal y plural posible y ser suficientemente capaz para debatir los problemas morales emergentes y

persistentes que se presenten en su profesión, así como también debe de modelar los valores cívicos y de valores útiles para la nueva sociedad, fomentando nuevos ciudadanos con nuevas costumbres.

Debe de avisar si existe algún tipo de peligro donde se afecte a la sociedad ya sea de salud física o emocional y en el caso de que no se puedan tomar medidas preventivas adecuadas se pondrá en práctica la responsabilidad los grupos existentes tales como el gobierno o responsables de donde se ejerza.


Deberes para con los Colegas: •

El psicopedagogo debe de fomentar un diálogo multidisciplinario y pluralista donde estén expuestos sus conocimientos sin necesidad de adaptarse al lenguaje cotidiano.

Debe de promover y mantener en la comunidad de profesionistas un espíritu de colaboración y respeto mutuo, aún cuando existan diferencias teóricas y/o metodológicas.

El psicopedagogo debe tratar con atención, constancia y humanidad todos los casos a su cargo así como ofrecer ayuda a los colegas con casos que necesiten más opiniones.

Debe de estar dispuesto a atender los problemas que se presenten ante la sociedad, tratando de ayudar a controlar, modificar o disminuir las conductas que afecten al humano aquí se pondrán en práctica los principales valores: Respeto, responsabilidad, tolerancia, apoyo y armonía.


El deber del Psicopedagogo es exigir el cumplimiento del Código Ético cuando un colega viole algún principio, siempre y cuando la falta no exija de la sanción de un cuerpo colegiado, en cuyo caso presentará ante dicho organismo la denuncia respectiva.


Deberes para con las Instituciones: •

Respetar la normatividad de las instituciones u organizaciones con las que se trabaje o colabore y así emplear ciertos deberes correspondientes con la profesión.

Se debe de informar a su cliente sobre el plan de trabajo y honorarios, así como de las condiciones de posibles cambios a lo largo de la relación profesional.

El psicopedagogo tiene el deber de respetar y ser solidario con las distintas escuelas y/o instituciones así como también de los métodos de aprendizaje o terapias que se utilizan.

No deberá prestar servicios profesionales a instituciones donde las condiciones de la dignidad profesional violen los conceptos básicos de este Código.


El psicopedagogo debe de negarse a aceptar condiciones de trabajo que le impidan aplicar los principios éticos y científicos descritos en este Código.


Deberes para con otros Profesionales: •

El Psicopedagogo debe de reconocer y respetar las necesidades, especializaciones, derechos y características personales de sus colegas y otros profesionistas.

Se debe de evitar subestimar a otros profesionales y dejar los malos entendidos para poder tener un ambiente de armonia y union.

Debe de dar crédito a sus colegas, asesores y trabajadores por la intervención que tengan en los asuntos, investigaciones y trabajos elaborados en conjunto.


El Psicopedagogo debe de abstenerse de intervenir en asuntos donde otro profesionista esté prestando sus servicios, salvo que el cliente y el otro profesionista le autorice para ello, o bien en aquellos casos de urgencia en los que sea necesario ofrecer atención primaria en situaciones de crisis.

Debe de actuar y participar en los consejos y organismos consultivos de la administración en la materia de competencia de cada una de las profesiones.


CONCLUSIÓN: Este código de ética del psicopedagogo nos ayuda a desarrollar y conocer los intereses principales que se emplean en la carrera, así como aportaciones sobre las acciones éticas y morales que en el transcurso de nuestra vida profesional, necesitamos aplicar y así tener una preparación más profesional con base a los deberes que debemos de ejercer a diario basándose en los principios

y normas que modelan su conducta profesional. Por ello es importante hacerlos conscientes de cuáles serán sus deberes y derechos al ejercer su profesión.



Código de Ética del Psicopedagogo