Issuu on Google+

Azotea #1


Editorial Antes de presentar la revista vale la pena por qué el nombre Azotea. La razón es bastante simple, se busca interpelar al lector a entender a la lectura como la posibilidad de mirar más allá de lo pensado. Desde una azotea logramos una panorámica excepcional. Podemos mirar el paisaje completo como también podemos fijarnos en detalles muy pequeños, o pasar horas mirando algo que nos llamó la atención. Así mismo los libros nos abren la posibilidad a nuevas realidades dispuestas para nosotros. El libro es la azotea misma desde donde miramos, es el escenario que nos permite disfrutar de un mundo desconocido. Aquel mundo dispuesto por siempre interactúan las disposiciones del discurso con nuestro propio almacén de conocimientos. Tal como plantea Mendoza, (2003) Las evocaciones que hace el discurso solo adquieren sentido cuando son reconocidas por el intertexto lector. Esto se entiende porque todo discurso pertenece a una cadena mayor de enunciados, por lo tanto todo lo que leemos tiene relación con otros discursos anteriores, ya sea escrito, hablado o en cualquier otra modalidad. Pues todo enunciado es palabra ajena "cualquier producto ideológico es parte de una realidad natural o social, […] que refleja y refracta otra realidad, la que está más allá de su materialidad (bajtín, 1992). Por lo tanto, para formar lectores competentes, es muy importante promover que ellos, los pequeños lectores, encuentren y comprendan las múltiples relaciones que puede contener el enunciado. Como bien argumenta Amo Sánchez-Fortún, (2005) al manifestar que una lectura competente y placentera dependerá principalmente de la capacidad del lector de revelar las conexiones que el texto presenta. Por eso esta publicación espera abrir una puerta al mundo de las relaciones textuales. La revista se divide en cuatro secciones, La primera consta de artículos, en los cuales se analizan textos infantiles desde temáticas relevantes para la literatura actual. En la segunda sección se presentan críticas literarias en las que podrás encontrar algunas recomendaciones para usar en clases. Finalmente presentamos tres propuestas pedagógicas de las que puedes sacar ideas novedosas para trabajar intertextualidad con los pequeños lectores y Además presentamos tres trailers de atractivos libros infantiles.

1


Índice Editorial

1.

Artículos

3.

-Leer más, saber más.

4.

- Renovación literaria: Los setenta, una época de cambio

7.

Críticas

10.

- Ada, madrina y otros seres 11. - Tomasa y cubanito

12.

- El corazón y la botella

13.

Propuestas pedagógicas

Trailers

14.

17.

El chupacabras de Pirque Rosalinde tiene ideas en la cabeza Secreto de familia

2


ArtĂ­culos

I

3


Olivia

Ian Falconer

Las pinturas de willy

Anthony Brwone

Temática común: Intertextualidad. El propósito de este artículo es Analizar el incremento del intertexto lector mediante referencias del intertexto discursivo. Para ello se hará un análisis de estrategias discursivas del código escrito y visual utilizadas para ampliar el intertexto lector, desde la intertextualidad de Antonio Mendoza y La doble codificación de Carmen Maturana. Olivia cuenta la historia de una pequeña cerdita, inquieta, muy curiosa que es muy buena para cansar a la gente. Tanto que a veces incluso se cansa ella misma. Lo interesante de este libro álbum es que en el trascurso de su narrativa, incorpora dos obras plásticas reconocidas mundialmente: "Ritmo otoñal #30" de Jackson Pollock y "Ensayo de un ballet en el escenario" de Edgar Degas. Las pinturas de willy es un libro álbum sumamente atractivo, pues más que contar una historia, la narrativa de las imágenes y el texto nos permite involucrarnos es cómo un pequeño interpreta obras clásicas de pintura europea. En este caso no mencionaremos todas las obras , ya que son más de veinte las que aparecen en todo el libro.

4


En el caso de Olivia ambos cuadros aparecen dentro de la ilustración tal como si el lector los viera en un museo, o al menos muy similar, pues en realidad se muestra solo una parte de los mismos. Sin embargo es importante que aparezcan parecidos a como los vería el lector, porque esto significa que posee una modalidad alta. Lo cual tiene relación con el nivel de veracidad con que se plantea

la

imagen

(Maturana,

2013)

Especialmente en relación al resto de la escena, la cual si bien tiene elementos bastante realistas como la tridimensionalidad, aun así mantiene un patrón más cercano al dibujo, lo cual podría representar una modalidad un poco menor. Desde el afecto podemos decir que su representación es más icónica (Maturana, 2013). Por su parte Las pinturas de Willy no solo incorpora un amplio espectro de referentes sino que es capaz de hacerlas dialogar entre ellas y con el lector a la vez. Mezclando pinturas para dar a conocer la interpretación del narrador- protagonista, Willy, al mismo tiempo que incita al lector a ser parte de la construcción de la narración. Desde el punto de vista de la imagen es posible encontrar varios elementos que aluden al lector. Primero desde la portada hasta la tercera página nos encontramos con los personajes que nos miran directamente de frente. Esto es una imagen de demanda, donde por medio de vectores no imaginarios, los personajes incitan al espectador a involucrarse con lo representado (Maturana, 2013) Además de algunas escenas donde el personaje pareciera salir del texto; en una de ellas willy intenta escapar de la página, en otra la mano del pintor que se junta con la del mono en la representación de "la creación de Adan" proviene del exterior de la ilustración junto con la versión de "Las espigadoras" donde el fondo es pintado por los mismos personajes.

5


Todo esto hace referencia a un recurso visual llamado Metaficción. (Cabrera, 2010) Podemos encontrar una infinidad de elementos más, sin embargo lo que nos atañe en este artículo es la característica predominante que comparten ambos libros. La intertextualidad. En palabras de Antonio Mendoza, (2003) Con la evocación tanto explícita como implícita se alude a la complicidad del receptor que se da gracias a los saberes compartidos entre el mensaje y el lector previsto. En los libros que analizamos se invoca al lector a ser un participante activo a través del uso de referentes culturales no textuales que se plasman en las ilustraciones de manera explícita. Anteriormente mencionamos cómo estas imágenes se muestran de manera que no pasen desapercibidas. Cuando se establecen estas conexiones en el texto se pretende que el lector active conocimientos previos y experiencias receptivas específicas (Mendoza, 2003) Se intenta que el lector efectivamente reconozca las evocaciones culturales. Lo que más destaca en ambos casos es que permiten la doble posibilidad; dan oportunidad de reconocer relaciones a quien posee el intertexto necesario, lo cual en el caso de las pinturas de willy además permite incluso disfrutar de una cuota de humor. Al mismo tiempo que facilitan al lector más novato, es decir, aquel que no posee bagaje cultural y lector suficiente el incremento del mismo. Pues Willy al final y Olivia al principio, presentan una explicación de las obras a las que hacen referencias. Dan a conocer el nombre y el lugar de procedencia. Además en el caso de Las pinturas de Willy, se invita al lector a crear sus propias versiones. En conclusión ambos libros apuntan tanto a un intertexto enriquecido, como a uno carente de referentes. Mediante la explicación necesaria amplían el intertexto lector, especialmente el de los más pequeños. Tal como establece Mendoza, (2003) es necesario formar el intertexto lector del escolar que se está formando. De esta forma ambos textos atienden a dicha necesidad haciendo evidente la relación, son entonces una herramienta pedagógica importante para el desarrollo de la competencia literaria.

6


Renovación literaria: Los setenta, una época de cambio Temática común: Los desplazamientos El propósito de este artículo es analizar elementos que caracterizaron los desplazamientos en la historia de la literatura infantil y juvenil. Para dicho propósito se compararán dos novelas infantiles de la época de transición El superzorro de 1970 y Los amiguetes del pequeño Nicolás de 1963. Mirados desde la perspectiva de María Teresa Colomer y Fanuel Hanán. Los siglos XIX y XX han significado un periodo de eclosión, de desprendimiento del valor moralizante hacia el descubrimiento de formas más cercanas a lo lúdico y la recreación (Hanán, 2011) Ese es el nuevo escenario sobre el cual se desarrollan actualmente las creaciones literarias para niños y jóvenes. Desde esta perspectiva nos encontramos en un periodo cambio en el cual existe una necesidad comunicativa, propia del nuevo contexto, la sociedad de masas, una cultura desligada de los valores propios de la sociedad tradicional. Hoy las prioridades son otras. Bajtín, (1992) diría que esto se asocia con una nueva esfera de comunicación en la cual el componente ideológico es distinto y debe ser interpretado como parte de la nueva realidad social. Un mundo globalizado como el nuestro, en el cual se privilegia el consumo y el bien estar personal sobre cualquier otro ámbito no deja cabida a una literatura con fines pedagógicos cuyo fin último sea realizar una formación ética.

7


Un ejemplo de esto son los libros que analizaremos a continuación. Por un lado tenemos Los amiguetes del pequeño Nicolás que nos presenta un ingenioso personaje infantil que junto con sus amigos del colegio disfrutan su vida de niños al mismo tiempo que se cuestionan algunas costumbres de los adultos. En contraste, encontramos el Superzorro, que desde un narrador omnisciente nos cuenta las aventuras que un zorro, padre de familia debe vivir para escapar de la mano de unos fastidiosos granjeros que intentan acecinarlo para que deje de robar animales de sus granjas. Estos últimos encarnan las malas costumbres como el alcoholismo y la suciedad, a diferencia del buen zorro que representa justamente lo contrario. Ambos textos pertenecen al periodo de transición estilística que se produce en los años setenta. Dicho periodo se caracteriza por un constante cambio, donde se modifican las jerarquías, alcanzando también a la relación adulto- niño, la cual evoluciona a una mayor preponderancia del mundo infantil (Colomer, 2010). Aquí se evidencia el primer contraste: El súper zorro es un personaje adulto, hombre, trabajador, quien tiene la labor de dar sustento a su hogar. En esta dinámica la esposa debe limpiar a la casa y cocinar, mientras que los niños deben obedecer a sus padres. Fuera de servir de asistentes y aprendices, los niños en este relato no tienen otro rol. Por su parte, el pequeño Nicolás es un protagonista infantil dinámica, gracioso, todo lo contrario al anterior. Aunque muestra relaciones asimétricas entre padres e hijos, profesores y estudiantes, es el niño quien tiene la voz de la narración, Entonces a pesar de jerarquía etaria, se propone un nuevo rol de los niños, donde ellos tienen poder de opinión y razonamiento propio. Se destaca este aspecto, pues tal como plantean los teóricos, el niño protagonista es un recurso que incentiva la identificación con el lector ( Hanán,2011) Más tarde en la década de los ochenta, los recursos humorísticos dejan de lado incluso el componente ideológico que en las décadas anteriores buscaba transformar los paradigmas existentes para transformarse en un medio de entretenimiento en sí mismo (Colomer, 2010) René Goscinny con su personaje el pequeño Nicolás podría ser un precursor en este sentido pues antes de esta metamorfosis literaria, ya estaba entregando atisbos de un humor dirigido a la entretención. En el libro podemos encontrar varias situaciones cómicas que no tienen otro fin más que divertir al lector. Es por esta razón también que tiene tan buena 8


recepción entre los niños. A pesar de ser anterior a la época es capaz de orientar su narración a un público infantil. Desde la perspectiva sociológica, en este tiempo de transición se desarrolla una propuesta ideológica que defiende la inexistencia de modelos externos de moral, donde es otro quien establece los límites. (Colomer, 2010) Se producen una serie de contraposiciones de los sistemas de valores que se pueden observar en ambos textos. Por ejemplo en EL superzorro la descripción de uno de los personajes dice así: "Y era que Benito no se lavaba y como no se lavaba, pues tenía los oídos sucios, el pobre no oía ni papa". Los tres antagonistas se muestran como sujetos sucios, flojos, desagradables, incluso uno de ellos es alcohólico. Entonces se busca forjar costumbres en los lectores. Se intenta de una más sultil que en la época anterior, pero aún así se mantiene la idea moralizante. Una de las dicotomías que plantea Colomer es "la vida como placer en vez de la idea de servicio o preparación para el futuro"(Colomer, 2010, p.115) A diferencia del servicial y esforzado súper zorro, el pequeño Nicolás nos ofrece el propósito contrario; diversión por sobre todas las cosas, tal como los niños y nosotros mismos podríamos desear para nuestras vidas. Dos libros cercanos en fecha de publicación, pertenecientes al mismo proceso de transformación literaria que nos

permiten conocer algunos de los elementos que

caracterizan la nueva literatura infantil y juvenil. Niños protagonistas, cercanos al lector, transformaciones en las relaciones jerárquicas entre adultos y jóvenes y finalmente transformaciones en los parámetros morales, escalas de valores e ideologías. A modo de conclusión podemos decir que el superzorro se queda un poco atrás en los cambios, mientras que los amiguetes del pequeño Nicolás innova en su propuesta y por lo tanto es un ejemplo que da cuenta de los nuevos paradigmas latentes en nuestra literatura actual.

9


CrĂ­ticas literarias

II

10


"Ada, madrina y otros seres” El libro “Ada, Al oír el titulo de este libro pareciera ser que nos enfrentamos a un cuento de hadas, sin embargo al leerlo nos damos cuenta que realmente es todo lo contrario. Ada se refiere al apodo de Adalberto, el protagonista de la historia, quien nos narra las aventuras que se ve obligado a vivir debido a su fastidioso hermano menor, yoyito. Un día tras una llamada telefónica deben partir con su madre al velorio del esposo de su tía, donde ocurren una serie de sucesos inesperados que los llevan a vivir experiencias tenebrosas con seres de ultratumba. Escrito e ilustrado por los hermanos Pelayo, destacados dentro de la nueva literatura infantil y juvenil debido fundamentalmente a la incorporación del humor en la mayoría de sus publicaciones.

Hanán, (2011) destaca la figura del niño de la calle y de otros prototipos como el niño urbano o el niño rural que abren su murada al mundo Adalberto encarna justamente este personaje, un niño urbano que se enfrenta a una situación más ligada con el mundo rural. Incluso podríamos decir que la trama terrorífica del texto gira entorno elementos propios del campo, desde la descripción el lugar, pasando por los personajes, hasta el hecho ficcional de que los personajes que se encuentran durante su aventura resultan ser fantasmas. Personas muertas que permanecen en su hogar podría hacer alusión a las leyendas típicas de zonas del campo de nuestro país. Lo que reafirma su valor literario y didáctico, pues incorpora elementos de la identidad nacional. Por lo tanto es un libro totalmente recomendable para ser trabajado en actividades de clase o bien para el plan lector del curso.

11


“Tomasa y el cubanito” Tomasa y el cubanito es un cuento infantil escrito por Liana Castello que narra la relación entre dos hormigas vecinas. Una de ellas,

Tomasa, es una entusiasta

protectora del medio ambiente que trabaja a diario para mantener limpio su entorno y el de los demás. En contraste a esto, Cubanito, el hormigo perezoso, un mulato proveniente de Cuba, que sólo quiere tomar sol y disfrutar con los amigos.

La estructura de la narración es similar a la fabula de la tortuga y la liebre, el protagonista esforzado versus el antagonista holgazán. Encontramos una relación intertextual no tan evidente, pues no se hace referencia explícita al hipotexto, sin embargo es fácil reconocer el parecido entre ambas. Se cambian los personajes, se moderniza el contexto, pues se utilizan elementos propios de la vida cotidiana actual, regar las plantas con mangueras, hacer una fiesta, entre otros, además de incorporar el cuidado del medio ambiente como problemática central sin embargo la forma es básicamente la misma; un personaje trabaja mientras el otro descansa y disfruta, el primero advierte al segundo que su actuar no está bien, pero el segundo no escucha, finalmente el antagonista sufre un percance y aprende su lección

Por otro lado cabe destacar que a pesar de estar inmerso en el contexto de la nueva literatura infantil y juvenil, caracterizada por destacar lo lúdico y la recreación. (Hanán, 2011), este texto mantiene plenamente los elementos de una literatura tradicional. Mediante el uso de animales antropomorfos busca enseñar valores y conductas moralmente correctas, dejando de lado el valor de la lectura placentera. Por otro lado se pasa a llevar la construcción de una literatura visionaria, comprometida con la formación de identidad latinoamericana (Hanán, 2011) pues se presenta una visión estereotipada del pueblo cubano, mostrándolos como gente floja y sucia, incrementando la xenofobia entre los niños, por lo anterior no sería recomendable como artefacto de uso pedagógico

12


El corazón y la botella Una pequeña niña, curiosa, llena de inquietudes sobre el mundo vive con el que parece ser su padre o su abuelo. Él la cuida y le enseña todo lo que ella quiere saber, pasean juntos, miran las estrellas y descubren cosas nuevas. Todo va bien hasta que un día el hombre ya no está. La niña que deja de serlo para convertirse en una joven, debe enfrentar la vida sola. Por esta razón decide encerrar su corazón en una botella. Se vuelve insensible, triste, hasta que un día una pequeña le devuelve la alegría de vivir. Este libro álbum como buen representante de su género, se atreve a tratar temas complejos, delicados, pues pertenecen a la esfera de las emociones. Quizás muchas personas se hayan sentido identificadas con esta historia, ya que tiene que ver posiblemente de la muerte o la separación. En fin trata de la pérdida de un ser querido y cómo solemos refugiarnos en nosotros mismos. Esconder nuestros sentimientos para sentirnos seguros. Es un libro tanto para pequeños, como para grandes, eso sí, requiere de un lector intrépido capaz de decodificar imágenes. En sus primeras páginas aparece una de las escenas más complejas de comprender sin una apropiada observación. Aparecen cuadros pequeños dentro del cuadro mayor. Unos parecen dibujos infantiles, mientras que los otros parecen sacados de libros de ciencia. Están apareados por unas flechas que los unen. Lo que quiere expresar es que la niña hace preguntas y el hombre le responde utilizando los libros de su biblioteca, pero para poder entender esto es necesario tener capacidades estratégicas y habilidades de conexión intertextual que permitan reconocer las relaciones y a la vez disfrutar de la lectura. El libro álbum justamente cumple esta función, desmonta los límites del texto, la imagen y el código escrito se complementan en una relación bidireccional, de ahí nace su importante función pedagógica (Amo, 2005). El corazón en la botella es una excelente herramienta para analizar la narrativa escrita y visual descubriendo relaciones y promoviendo la comprensión, por lo tanto es un libro totalmente recomendable para el trabajo pedagógico.

13


Propuestas pedag贸gicas

III

14


Libro base: El túnel. Anthony Browne Actividad 1: Hacer una lectura en grupos con el fin de reconocer relaciones intertextuales presentes en el libro álbum

Actividad 2: En los mismos grupos de trabajo, hacer un libro álbum basado en El túnel como referente, es decir, tomando la forma de presentar las imágenes y de tratar la temática. Para eso cada alumno lee uno de los hipo textos que aparecen en el libro de Anthony Browne y luego comparte lo leído con los compañeros de su equipo. A partir de los nuevos conocimientos adquiridos sobre los hipotextos, los niños deberán hacer su propia versión de El túnel, incorporando elementos intertextuales distintos a los utilizados por Browne. En otras palabras, un hipertexto se transformará en un hipotexto a través de su reelaboración por parte de los niños. Para incorporar otros agentes de la comunidad educativa, se expondrán las creaciones en el patio del colegio.

15


Libro base: El secuestro de la bibliotecaria. Margaret Mahy Actividad 1 Este libro posee un tipo de intertextualidad que consiste en nombrar hipotextos dentro de un nuevo texto, pero sin hacer modificaciones semánticas, sino simplemente hacer referencia a ellas, nombrándolo en la narración.

Actividad 2 En busca de generar una comunidad lectora y hacer participar a los alumnos de instancias distintas del aula de clases, se quiere hacer que los niños amplíen su intertexto leyendo ejemplares de variados temas, en lo posible provenientes de la misma biblioteca del colegio. Para eso se pedirá que hagan una lista con todos los libros que son mencionados en el secuestro de la bibliotecaria, luego deberán ir a la biblioteca a buscarlos, pues estos se transformarán en el nuevo plan lector del año.

16


TRAILERS

17


Azotea