Page 49

Y empezaron a aparecer elementos ocultos. De algunos ya se tenían noticia, como la existencia de galerías subterráneas, pero otros resultaron ser una sorpresa, como el descubrimiento de un pozo al lado del portillo del campanario, o la aparición en la capilla de la Inmaculada de la antigua puerta de acceso a la sacristía desde el exterior. Se decidió dejar visto el magnífico arco de medio punto de ladrillo que sostiene el baptisterio, y que surgió una vez limpio y saneado este del yeso que lo cubre.

Acceso a una de las galerías subterráneas y representación de su ubicación en alzado.

Era la ocasión de recuperar para el templo su pila bautismal, pues se cree que es la que se encontraba en la iglesia del convento de San Eugenio. Fundamentos hay para ello, ya que se trata de una pila gallonada que podría ser de finales del SXV y que está cosida de antiguo por grapas, al haberse roto y desgajado una porción. Coincide este detalle con la reseña que hacen los visitadores de la Orden de Santiago en su inspección de 1511, asegurando que la pila está “quebrada”. La pila se encontraba cubierta de suciedad, macizado su interior y sin peana, la cual habrá que diseñar y tallar. Testigo del incendio y destrucción de 1521 no pocos avatares habrá sufrido, como demuestran sus cicatrices. Acabada la tediosa fase de picado de paramentos y excavaciones, llegó el momento por fin de echar la solera, unos 560 m2 entre iglesia y sacristía, para posteriormente empezar a revocar las paredes previamente saneadas. Siempre con mortero a la cal: uno específico con aditivos que le aportan resistencia y facilitan la ventilación del muro.

Pila bautismal ya recuperada con las grapas que la cosen y la magnífica bóveda del sotocoro al fondo.

Diferentes fases de revoco. Marzo 2018.

Profile for Ayuntamiento de Mora

Programa de actos Feria y Fiestas 2019 · Mora  

Programa de actos Feria y Fiestas 2019 · Mora  

Advertisement