Page 8

ARQUITECTURA EN URUGUAY Por Laura Souto.

FARQ UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA- URUGUAY

A

ctualmente la Facultad de Arquitectura de la Universidad de La República de Uruguay es uno de los destinos a los que se puede optar dentro del programa de intercambio de Latinoamérica. En este breve reportaje intentaremos reflejar el espíritu de esta escuela que rebosa de energía y conocimiento y además demuestra muchísimas ganas de enseñar la profesión.

“Es una forma diferente de enseñar”

C

omo estudiantes de arquitectura que somos, lo que más nos entusiasmó fueron las clases de proyectos; ¡nuestras queridas clases de proyectos! Esta facultad se divide en talleres, que puedes elegir en el momento de matricularse. Actualmente cursamos el taller Scheps, uno de los más valorados entre los estudiantes y no es sólo por el profesorado que lo imparte, sino por la calidad de los proyectos finales. Debemos admitir que en un primer momento nos sorprendió la juventud de esos que decían ser nuestros profesores. No entendíamos cómo un chico de 28 años podía corregirnos un proyecto, pero así es. El joven equipo docente formado por Matías Carballal, Leonardo Elizalde, Luis Oreggioni y Daniella Urrutia junto con sus respectivos ayudantes, se encargarían de impartirnos clase de proyectos. Poco a poco nos fuimos dando cuenta de que las cosas aquí son muy diferentes: la forma de dar la clase; los profesores, cerca-

#08

nos y que apoyan tus ideas; las correcciones, que discurren en un clima diferente… Todos somos profesores y todos opinamos. Entre mate y mate, bebida tradicional uruguaya, profesores y alumnos pensamos y discutimos como se podría mejorar cada idea. Y entre corrección y corrección, surgen propuestas interesantes como viajes para ver obras arquitectónicas o acudir a intervenciones en centros culturales o simplemente hacer un asadero todos juntos, profesores incluídos. Es una forma diferente de enseñar, en la que el profesor es más cercano y no por ello aprendes menos, al contrario, el pensamiento se enriquece, las ideas crecen y la arquitectura fluye por todos lados. Creo que merece la pena venir y asistir un día en una clase de éstas y ver cómo es enseñar a proyectar desde un clima tan familiar. El contacto con el docente es tan fluido que hace que tu conocimiento crezca y las ideas sean mucho mejores, más trabajadas, más libres, más llenas de arquitectura.

Uno.Cien nº1  

fanzine para la E.T.S.A de Las Palmas de Gran Canaria

Uno.Cien nº1  

fanzine para la E.T.S.A de Las Palmas de Gran Canaria