Issuu on Google+

Número 4 Mayo de 2010

NUEVA EDICIÓN LIMITADA (EL MISMO EDITOR LIMITADO)

Gratis hasta más no poder (¡hasta la próxima!)

NÚMERO DESPEDIDA


Textos y demás: Emilio Cuitiño

Ilustraciones: Pablo Iván

El equipo de Molinete en Nono, posando para una foto que fue tomada con una de esas camaritas descartables. Esa tarde conocimos a seis chicas con las cuales apostamos que si acertábamos al menos dos de sus nombres, ellas nos darían un piquito a cada uno, y si perdíamos nos tirábamos al río en calzoncillos. No sé si fue más raro que todas se llamaran Paulina o que todos nosotros tuviéramos calzoncillos blancos.

Martín N. J. Russo Iván Wicki (tapa)

Los nuevos colaboradores fueron recibidos debidamente con un monumental capotón lloroso.

funcionó en papel gracias a la paciencia y absoluta entrega de la gente de :

Podés mandarnos un texto, un beso, una demanda judicial, una foto de tu madre depilándose las axilas, una recomendación laboral, un insulto con su correspondiente justificación, un cheque a cobrar en ventanilla o una bula pontificia a esta dirección de correo: molinetemail@gmail.com Apodo del mes: cara con viento

c

Molinete / www.molineteweb.com.ar

En la producción se la tiran de graciosos con chistes de este talante: “¿Cómo se dice asiento en camerunés?: butaca”.


Bondi 2 Hacía un mes que la Flaca no tenía ningún episodio de carácter violento. Ella lo atribuía, quizá, a las clases de Yoga, Reiki, Feng Shui, Musicoterapia, Cestería china y Full Contact, que realizaba diariamente en el Pabellón Rosa de un Hospital para desequilibrados. Ella, como cada mañana, tomó el colectivo que la llevaba al trabajo. Al estar repleto de gente, se quedó entre los primeros lugares. El clima era caluroso y percibió que tal vez circulaba poco aire. -¿Disculpá, podés abrir la ventanilla, por favor? -dijo la Flaca, a dos decibeles de ser considerado un grito histérico, dirigiéndose a un gordo con pinta de barrabrava que estaba con una nena en brazos; sin comprender, aún, que tiraba por la borda treinta días de espiritualidad y autocontrol. El tipo sólo se limitó a mirarla con asombro. -Mirá, salame, te lo voy a decir de otra forma, a ver si entendés: abrí la ventanilla A HO RA -volvió a atacar la Flaca. -Rescatate, che otaria, ¿no ves que voy con la nena y se me puede enfermar? La Flaca atinó a abrir la ventanilla por su propia cuenta pero el tipo le apartó la mano, sin violencia, pero con desprecio. -¡Mirá cómo me rescato, gordo puto! -gritó la Flaca y le arrojó en la cabeza, el Código de Comercio, edición de tapa dura, que pesaba cerca de tres kilos. El hombre se tambaleó por el golpe y cuando intentó levantarse para enfrentar a su agresora, ésta le clavó en el cuello un portaminas que siempre llevaba sujeto al espiral de su cuaderno. El gordo cayó malherido, su hija lloraba desconsolada y la gente intentaba retener a la Flaca que también quería ajusticiar a la criatura. -Acá no estás en tu casa -disparó nuevamente la Flaca, gritándole al gordo-, donde podés tratar como se te canta a la guacha ignorante que te cepillás, y tampoco estás en la cancha donde seguramente te la das de Scarface con tus amigotes, así que acostumbrate a la idea de que te podés encontrar gente como yo en la calle. Algunos no podemos respirar en un lugar cerrado cuando se siente el hedor agrio de tu piel grasosa. Y ojalá ese pendorcho al que llamás impunemente “nena”, comprenda lo que está


pasando ahora para que cuando crezca no sea como vos y pueda desarrollar el intelecto, lo suficiente como para saber que un vientito pedorro de verano no le va a provocar pulmonía -sentenció ella ante la mirada atónita de todos los pasajeros y del propio chofer. La Flaca se fue caminando hasta el fondo del colectivo que estaba detenido por el incidente, y tocó el timbre al grito de “abrime, por favor, que yo no me bajo por adelante, como las embarazadas y los viejos”.

El espacio del Fiambre Porque lo peor de la muerte es que después hay que hacer un montón de trámites. Y si alguno se quiere venir del más allá, le dicen: “¡de acá!”. antes que un verdadero hijo de puta. Realmente no sé cuál habrá sido tu caso. Te saluda tu, cómo decirlo, extasiado representante.

Olga Turrón Abuela, esta tarde hacemos un juego de la copa, y a ver si nos indicás cuál es la combinación de tu caja fuerte, vieja miserable.

Pablo Dorrego Nunca me cansaré de decirlo: prefiero que muera un falso artista

Marvin Ramos Fuiste humilde, parco y mesurado. Decías que los lujos son para los ostentosos y que lo más importante es compartir. Nos sentimos orgullosos de haber entendido tu mensaje y hoy te homenajeamos tirándote en una fosa común.

Daniel Sabur En esta hora aciaga te escribí un pequeño texto por el aniversario de tu muerte: “Yo creo que mucha gente en el geriátrico no te quería, a juzgar por el intento de los enfermeros de operarte del hígado con un destapador y luego haberte colocado una camisa de fuerza con alacranes adentro. Yo quiero seguir tus pasos en la política, pero cuando tenga la oportunidad de enriquecerme ilícitamente, lo voy a pensar dos veces”. Tu querido nieto.


La Pirรกmide Social

Alejandro

Magno

Anhelando un

Mango


Prof. Agapito Catalán Este prestigioso docente en la Universidad de Wisconsin, nos enseña los principales tópicos que han movido la pluma de grandes pensadores a lo largo de la historia de la humanidad. Su particular forma de abordar estos temas, su estilo directo, su prosa desinhibida y su cara de degenerado han motivado polémica y controversia, pero no podemos negar su éxito. En esta entrega, nos habla del camino hacia la felicidad.

Cómo ser feliz Cada partícula del cosmos conspira contra nuestra plenitud. Por eso es que elaboramos un manual cuyos simples conceptos son ejemplificados con situaciones reales para entender que la única forma de encontrar la dicha es cagándonos categóricamente en los otros. Lección 1 Ser oportuno contribuye a su bienestar. Aconsejamos eliminar cualquier obstáculo que se presente en este sentido. Debe ser fuerte y tener claro su objetivo. Ejemplo: Supongamos que hoy mismo usted tiene un gran compromiso, como la presentación de una tesis universitaria. Ha estudiado duramente durante muchos años para obtener un status, un nivel de vida y un conjunto de satisfacciones académicas, materiales y espirituales que no piensa abandonar bajo ningún punto de vista. Está repasando los últimos puntos para exponer su trabajo ante el tribunal que lo examinará. Usted ha pasado el fin de semana previo estudiando en la casa de su abuela materna, quien vive sola a escasas cuadras de donde usted habita. Quería privacidad y la ahora la tiene. Pero de repente, surge un imprevisto. Oye un ruido que lo desconcentra y procede a descubrir el origen. Camina por la casa hasta que encuentra a su abuela tirada sobre el piso de la cocina. Se acerca rápidamente a ella y comprueba que está exánime. Es un cuerpo sin vida sobre el suelo. Llora un rato, pero no se desespera. Piensa. Si no rinde hoy el examen, tendrá que aguardar otros 6 meses por un nuevo turno. Seca esas lágrimas. Aún le quedan 2 horas de repaso. También podría llamar a emergencias o avisar a sus familiares, pero no lo hace porque sabe que eso significaría abandonar el compromiso que usted asumió en primera instancia: rendir su examen final. Repasa una hora, no come nada porque está nervioso por la presentación de la tesis y porque su abuela aún yace en la cocina, en donde almorzar no sería la decisión más moral ni la más higiénica. Luego, se baña y sale de la casa. En el examen está un poco disperso por todo lo sucedido, pero igual lo consigue: ¡se ha recibido! Sus familiares lo celebran junto a usted. Su madre le solicita que llame a su abuela para contarle la buena nueva. Usted procede a realizar el llamado y luego simula una conversación con su abuela, y no hace esto por maldad; lo que pasa es que ahora que ha logrado su objetivo no puede privarse de un merecido festejo que tendrá lugar esa misma noche en un bar. Y mañana... mañana será otro día en el cual su madre descubra el cadáver en cuestión; con tiempo de sobra para lamentos, velatorios y llamados telefónicos.


www.libroson.blogspot.com librosson@gmail.com


Vinos, libros y giladas Vino Finca de los Abejorros Es un vino elegante, austero, huele a madera, a cuis y a sunga mojada. Su textura nos remite a la pradera, a una noche en carpa durmiendo sobre el pecho tibio y peludo de un amigo arquitecto. Si lo toma a la temperatura ideal podrá sentir la presencia de un paisaje cálido de primavera en Tío Pujio, el tufillo de una cabaña cuidada por un sereno analfabeto; es un vino con mucho cuerpo, demasiado tal vez, tanto que su color intenso penetra en nuestra mente hasta devolvernos la sombra de los labriegos, hombres oscuros que trabajan de sol a sol por un pebete duro y un vaso de agua que contiene 9 familias de bacterias. Finalmente sentimos el sabor dulce de la uva, fruto delicadamente exprimido por pies enfermos que circundaron lejanas letrinas y sangraron densamente por los arduos caminos de la indomable Patagonia. Difícil resistirse a los encantos de este ejemplar. Literatura Hoy: Julio Cortina. Autor de hermosos libros de microrrelato, tales como Vestuario y Cazuela. En esta ocasión quisimos compartir con ustedes la enorme sensibilidad de su célebre cuento titulado El internacional: “La idea era venir de Europa para hacerse la América; dicen que definitivamente superó sus expectativas: comiendo empanadas árabes en el bar del gallego, encontró el amor de una peruana que terminó haciéndole una turca en una hamaca paraguaya del barrio chino”.

www.molineteweb.com.ar


Cómo surgió

Historia de aquellas cosas con las cuales convivimos a diario. Nuestro relato nos remonta a principios del siglo pasado, en una aldea alemana situada a unos 50 kilómetros de Münich, cuyo nombre es Geretsried. Allí vivía un joven haragán llamado Andreas Bremer, quien convivía con dos pastores alemanes; uno de ellos era su padre, hombre plenamente entregado a su cristiana vocación; el otro era su mascota, Mika, una perra de gran corazón. Andreas era conocido en el pueblo por dormir larguísimas sies-

tas que se prolongaban desde el mediodía hasta el ocaso, razón por la cual nunca pudo sostener un empleo en sus 38 años de vida. En ocasiones, su padre lo observaba con ternura cuando Andreas se quedaba dormido junto a Mika, aunque más que ternura era satisfacción la que sentía, ya que era él quien lo sedaba después de cada almuerzo para que su hijo nunca padeciera la desdicha de esa época impía y austera. Pero más allá de ese aberrante hecho, hubo algo que lo marcó aún más: Andreas tenía un solo pulóver que, producto del uso constante y de las extensas siestas

junto a su perra, adquirió una inusual suavidad que parecía haber modificado la textura original. Las pocas personas que lo veían, quedaron extasiadas por la metamorfosis de su abrigo, y esa tendencia no tardó en propagarse por toda la región. El padre de Andreas, no se durmió para nada, porque registró el invento y vendió la idea en una cifra millonaria a una compañía textil que mandó a esquilar todos los perros y gatos de Alemania, para obtener ese efecto peludo tan característico. Desde ese momento, nunca pasaría de moda el famoso y confortable suéter de Bremer.


ritu spí se to e ¡Es i!

ngu

teri

Sol

or op ad o liz e n ea qu or r rn ado ones i nto eñ co dis acac un o v tuv

“ME GUSTAN LOS HIJOS DE MIS AMIGAS, ¿Y QUÉ?”

D’alessandra, tu sexóloga deportiva presenta en exclusiva un adelanto de su nuevo libro Si esto no es envidia de pene, no sé. En la primera cita, ¿qué le digo si se quiere mandar por el camino de tierra?

5

Cómo ser positiva cuando tenés todo caído y cuando en cada uno de tus planes está incluida tu madre.

consejos útiles para pasar del inodoro al bidet sin dejar rastros.

No es que los hombres desesperados te acechan constantemente porque se corre la bola de que sos una mujer cada vez más fácil. Resulta que te estás volviendo extraordinariamente ¡irresistible!


Conclusiones a las que se arribaron luego de ver tanta publicidad A-En La Serenísima son todos misóginos: tratan a las mujeres como infradotadas en sus comerciales y las conminan a no consumir nada que tenga calorías; para eso inventaron los productos Ser. Y como después ellas no pueden cagar porque no tienen nada en la panza, aparece la magia de Activia. B-El 0,1% de los virus y bacterias que en teoría no eliminan

La refle

los desinfectantes, seguramente generan el 99,9% de nuevos bichos inmunes a esos mismos desinfectantes. C-L.casei defensis, burbujas de oxifrescura, inmunofortis, acti regularis, ¿se creen que uno es pelotudo? D-Si Dady Brieva vende un jabón para lavar la ropa, ¡estamos hasta las pelotas! E-Nadie puede negar

que los de TV Compras son los mejores vendedores del mundo. F-9 de cada 10 odontólogos no tienen ningún inconveniente de índole moral. G-¡Qué pelazo, Kloosterboer! H-La Mole Moli es mejor actor que boxeador. I-Ojo con ponerle Hellmans a todas tus comidas. Es muy probable que te arruine un guiso de mondongo.

Resabios del verano xión ¿Ver un buen culo o disfrutar de una lecsalchicha del mes tura profunda? En medio del debate, al país le va como al primero.

El dinero va y viene (del Banco Mundial al Fondo Monetario)

Bache dedicado a la invalorable labor de los más reconocidos intelectuales de nuestra época. Asiduos lectores de Wikipedia.


Rincón de la razón

“El tiempo de un hombre es todo aquello que termina justo antes del matrimonio”. Anónimo *** “Hay que admitirlo: la cara de pelotudo es hereditaria”. Luis Majul *** “La

mayoría

de los seres humanos morimos sin habernos bronceado bien el hoyo”. Raúl Lavié *** “La gente que,

para identificarse con

Dios, no son las que

un movimiento espe-

dedujo Santo Tomás

cífico, se viste com-

de Aquino, sino las

pletamente de negro

del ferrocarril de Alta

aún en temporadas

Córdoba, ya que si

de grandes calores,

ahí no te roban ni te

¿esa gente, es estú-

apuñalan,

pida o arraiga convic-

por Obra y Gracia del

ciones más fuertes

Señor”.

que el olor a puma y

Carlitos Jiménez

la insolación?” Bono

es

sólo

*** “Amo a la humani-

***

dad. Tanto, que sería

“Las vías para de-

capaz de masacrar al

mostrar la existen-

hijo de puta que me

cia de

convenza de lo contrario”. José P. Feinmann *** “Te

quiero

tanto,

¡uoh!, te quiero tanto”. Vilma Palma *** “Todo ser viviente es cogestible”. Héctor Veira ***


Siempre piense en el lado positivo de las cosas. Perder el trabajo no es la muerte; que se muera un amigo sí es la muerte pero no es tan duro como perder el trabajo. Perder ambos es algo que no se lo deseo

a nadie y que precisamente está contemplado en mi último libro: “De la insuficiencia renal a la plenitud emocional”. Si usted es mujer, tenga en cuenta que atorarse con un huevo duro es una posibilidad tan latente como la de reencontrarse con una persona del pasado (del pasado fin de semana), con quien bebió 3 litros de piña colada con Pritty y después fue hallada por las autoridades federales corriendo desnuda en el círculo de suboficiales. Si usted se lo propone, puede demostrar la sensibilidad de La Madre

Teresa, tener el culo de Pampita, hacer el amor como un animal y adquirir la sabiduría propia de una anciana; aunque lo más probable es que tenga el culo de La Madre Teresa, adquiera la sabiduría propia de Pampita, demuestre la sensibilidad de un animal y haga el amor como una anciana. Si usted es hombre, cuidado con las fracturas peneanas y con las decisiones que toma en la Guardia del Hospital de Urgencias. Será preponderante el número 5, que es la cantidad de personas que lo cagarán esta semana.


Chau chau Sí, este número constituye la despedida formal de Molinete. La decisión no tiene que ver, como quizá pueda pensarse por ahí, con alguna clase de desgaste o resignación relacionada a la falta de recursos. Si bien es cierto que conseguir el dinero representa un problema, siempre hay una forma de publicar en papel sin victimizarse ni pretender sobrellevar la tarea con aires de heroicidad. Pero la cuestión es otra: nunca pude definir concretamente el objetivo de Molinete, y no tengo miedo de decirlo con tanta franqueza. Molinete nació como un canal para forjar un discurso en formación, cuando en realidad la mecánica correcta, para mí, debe recorrer el camino inverso: tener un mensaje concreto para transmitir y luego propiciar el canal que lo haga posible. Entonces concluyo que continuar con este proyecto implica ir en contra de aquello por lo cual estoy luchando: aceptar que la necesidad de publicación está desplazando a otra necesidad primaria, que es la de crear porque hay algo para decir. Por eso, ahora me toca asumir responsablemente lo que siento y lo que pienso, y en consecuencia voy a hacer silencio, al menos hasta estar seguro de lo que quiero expresar. En caso de que siga apareciendo algún chascarrillo ácido, inoportuno y lo suficientemente desenfrenado como para no poder ofrecerle una sana resistencia, entonces esa clase de arrebatos quizás tengan espacio en el blog. En caso contrario, simplemente gracias y adiós. PD: La revistita sólo era una pantalla con la cual podía ocultar el hecho de que soy un tipo demasiado serio. Emilio Cuitiño

MARCELO T. DE ALVEAR 837 - 4685302



Molinete 4