Issuu on Google+

UNIVERSIDAD DE CARABOBO AREA DE ESTUDIOS DE POSTGRADO FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN MAESTRIA: EDUCACIÓN EN FÍSICA

EVALUACIÓN DE LOS SOFTWARE EDUCATIVOS # 1

Autor: Silva M. Eli A. C.I. 19.279.457

Valencia, Noviembre de 2012


Evaluación de Software Educativo: El uso de nuevas tecnologías en el salón de clase abre extraordinarias posibilidades de realización de nuevos modelos pedagógicos tendientes a mejorar la labor docente. Se ha vuelto ineludible analizar las relaciones existentes entre las tecnologías informáticas y el campo educativo, con el objetivo de aprovechar el potencial de las primeras dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje. Día a día se cuenta con mayores y mejores herramientas computacionales, que se colocan al servicio del ser humano con el objetivo de facilitar sus actividades diarias tanto en el ámbito laboral como en el personal. El rol de muchos profesores debería estar cambiando, del modelo tradicional de ser un presentador de información de forma secuencial a un administrador, y mediador del aprendizaje, dedicándose al desarrollo de recursos educativos y de entrenamiento, enfocados en las Tecnologías de la Información y la Comunicación TIC, lo cual proliferación de estos materiales educativos lleva consigo la necesidad de evaluar su calidad pedagógica y su pertinencia con metodologías activas que permean la educación moderna. Actualmente en casi todos los sectores de la sociedad se está pronosticando un cambio radical en la educación, el mismo se debe en gran parte, a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y su efecto sobre el estilo de vida y el aprendizaje. Ya mismo los adelantos posibilitados por la computadora están dando lugar a una reorganización en las aulas, se puede visualizar por ejemplo con el proyecto Canaima implantado en varias instituciones educativas para los estudiantes de primer grado, el cual busca impartir contenidos educativos, a través de materiales educativos, en las instituciones, el proyecto es administrado directamente por la docente de aula, a quien no se limita a estar supeditada a los contenidos ya elaborados, sino que se le permite crear sus propios materiales. Con lo antes mencionado, se puede decir que es fundamental la capacitación de los futuros docentes en esta área, pues al egresar al campo laboral y a medida que se avanza en tiempo y espacio será muy probable que el docente deba incorporar a su planificación el diseño y elaboración de Materiales Educativos Computarizados (MEC), que contribuyan al desarrollo del que hacer educativo. Al hablar de evaluación de software, lo más sencillo y fácilmente manejable que viene a la cabeza es una lista de cotejo en la que se verifica la existencia o ausencia de determinadas características o procesos involucrados en su uso. Sin embargo, es


también fácilmente justificable que no se puede hablar de una evaluación aislada del contexto y los procesos por los que transita el software antes de llegar a las manos del usuario, o bien, divorciada de los objetivos que tiene quien conduce la evaluación. Puede ser que se evalúe para justificar el diseño de nuevo software, o para su adquisición y puesta en marcha de acuerdo con un modelo de uso previamente definido, o bien para explotarlo en su uso de manera que mejor acomode al usuario. El software educativo es un producto tecnológico diseñado para apoyar procesos educativos, dentro de los cuales se concibe como uno de los medios que utilizan quien enseña y quien aprende, para alcanzar determinados propósitos. Además, el software es un medio de presentación y desarrollo de contenidos educativos, como lo puede ser un libro o un video, con su propio sistema de códigos, formato expresivo y secuencia narrativa. De esta manera, el software educativo puede ser visto como un producto y también como un medio. Por otro lado, existe una doble perspectiva para evaluar software educativo: la constatación de características, funciones y procesos relacionados con el software en su calidad de producto-soporte de contenidos educativos, y el planteamiento de criterios de análisis de acuerdo con propósitos y contextos particulares de la evaluación. El producto representante de la primera perspectiva es la lista de cotejo, el de la segunda, la guía de evaluación. Sin embargo, aunque pertenecen a paradigmas de evaluación diferentes, las dos perspectivas en realidad son complementarias. Es difícil encontrar una guía de evaluación que no contenga en algún punto una lista de cotejo, y por otro lado, no es posible concebir una evaluación seria, sin el desarrollo de determinados criterios para evaluar. En la evaluación del software educativo se debe tomar en cuenta los siguientes criterios: Por qué evaluar un software Todo recurso de aprendizaje se debe evaluar constantemente para conocer sus ventajas y desventajas pedagógicas y sus fortalezas y debilidades en el aprender. Se debe tener un feedback usuarios para poder analizarlos, enriquecerlos y comunicarlos Se deben evaluar características como: calidad del contenido, facilidad de uso, pertinencia de los contenidos e interactividad. Los profesores/as deben prepararse para utilizar recursos y una forma de aprender a usarlos es a través del proceso de evaluación “selección”


Se debe identificar el software por la forma como presenta los contenidos y las actividades y por el modelo de aprendizaje que orientó su diseño. La elección de un software dependerá de los objetivos, del contenido, del contexto de los aprendices y de la metodología que se intenta utilizar. La evaluación se convierte en una reflexión de nuestras prácticas pedagógicas y sobre el currículo de nuestro establecimiento. Esos aspectos deberán guiar la selección del software para las actividades de aprendizaje que diseñemos. Para que evaluar un software Ayuda a organizar el material del establecimiento al ir generando documentos o registros del software que se tienen. Permite establecer nuevos criterios y prioridades para seleccionar nuevo material haciendo que el proceso de selección sea flexible y permanente en el tiempo. Entrega orientación acerca de las posibilidades de aplicación del recurso y sobre cómo fue trabajado por los aprendices.


Referencias Bibliográficas Balestrini, M. (2002). Como Elaborar el Proyecto de Investigación. Editorial

Consultores

Asociados. Caracas- Venezuela. Cornejo, M. (2005) posibilidades y riesgos de la computación en el nivel inicial y primer grado de

primaria.

Página

Web

en

http://www.uib.es/depart/gte/revelec1.html

la

línea

disponible

consulta: 2005, julio.

Fernández y otros. (2002). Las actitudes de los docentes hacia la formación de la información y comunicación (TIC) aplicadas a la revista en

de

en

en tecnologías

educación. Contextos educativos,

educación.

Disponible

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=498346

Fundación Bolivariana de Informática y Telemática (Fundabit). (Septiembre, Construir el Proyecto Pedagógico CBIT. Ministerio de

Educación y Deportes (MED):

Venezuela. Gonzales, Martínez, Reyes Evaluación del Software Educativo. Disponible en:

http://investigacion.ilce.edu.mx/panel_control/doc/c36,evaluacsoft.pdf Sequera R. (2012) Producción y Uso del Software Educativo

2002).


sotfware,1