Issuu on Google+

Playas de Peñíscola

Peñíscola es un municipio de la Comunidad Valenciana, situado en la provincia de Castellón, España que desde enero de 2013 forma parte de la red de Los pueblos más bonitos de España. Entre los lugares de más interés en Peñíscola se encuentran sus playas de finas arenas y que son muy visitadas.

Playa Basseta Las aguas de esta pequeña cala se caracterizan por la abundancia de rocas en la orilla y de vegetación en los alrededores a la playa. Sin embargo, siempre es grato visitarla al atardecer, momento en que el sol se esconde y deja ver una vista fantástica con la figura del castillo Templario al fondo. Su longitud es de 1.200 m y su superficie total es 14.400 m2 de guijarro. Los servicios que ofrece son señalización, servicio de policía y de limpieza.


Playa Torrenova Posiblemente una de las playas de más difícil acceso, sin embargo la calma y tranquilidad que reina en su costa la convierten en visita recomendada para disfrutar de un día de naturaleza. Su longitud es de 250 m y su superficie total es de 3.750 m2 de guijarros. Los servicios que ofrece esta cala son la señalización, servicio de policía y de limpieza.

Playa de la Petxina Se encuentra al lado de una pista de tierra. Esta cala está alejada de cualquier atisbo de civilización. Sin duda, una de las últimas calas vírgenes de los alrededores. Su particularidad más evidente es que sus orillas están repletas de conchas. El característico color de las mismas, hace que la cala Petxina combine el color de la arena gruesa de la playa con la multitud de colores de las conchas. Por sus características físicas, es el lugar perfecto para practicar deportes submarinos como el buceo o el snorkel. Su longitud es de 35 m y su superficie total es de 350 m2 de conchas y gravas. Los servicios que ofrece son de señalización, servicio de policía y de limpieza.

Playa del Russo La playa del Pebret y la del Russo son de las pocas playas de arena que existen en el Parque Natural. Junto a ellas se encuentra el cuartel de carabineros que hasta mediados del siglo XX se encargaba de controlar el tráfico de mercancías. Estas playas forman un ecosistema de cordones de dunas, donde la densidad vegetal aumenta a medida que se aleja de la orilla del mar. Se pueden ver plantas tan valiosas como el lirio marino y la lechetrezna de mar, que aparecen en las dunas situadas en la primera línea de playa y en las dunas móviles, que se encuentran más hacia el interior. Su adaptación a los suelos arenosos, la salinidad, la escasez de lluvias y la fuerza del viento es extraordinaria. Además la vegetación dunar tiene asociado un elevado número de especies animales, muchos de ellos endémicos, como algunos escarabajos o caracoles. En el refugio de las dunas nidifican especies de aves muy escasas en nuestro territorio, como la Canastera (Glareola pratincola) o el Chorlitejo Patinegro (Charadrius alexandrinus). Su longitud es de 80 m y su superficie total es de 1.200 m² de arena fina.


Playa Norte La Playa Norte de Peñíscola es la playa más próxima al casco antiguo de la localidad. Una gran y atractiva playa en un entorno espectacular y con el Castillo del Papa Luna de fondo. Cinco kilómetros de arena fina que la convierten en la principal playa del municipio. Una de las principales características de la playa es su excelente cuidado y la calidad de sus aguas, debido a la presencia de equipos de vigilancia y salvamento y señalización a lo largo de los cinco kilómetros de la misma. Además de estar equipada con pasarelas de acceso, infraestructuras para personas con movilidad reducida, teléfono, servicio de limpieza, papeleras, alquiler de hamacas y sombrillas. En el amplio paseo marítimo que bordea la playa, poblado de palmeras podrá disfrutar de encantadores paseos contemplando la figura del Castillo Templario coronando la Ciudad en el Mar. Además, en la Playa Norte de Peñíscola podrá disfrutar del deporte de la vela, canoas, patines acuáticos o motos de agua. Así también cerca del paseo marítimo se encuentran muchos hoteles de Peñíscola con vistas espectaculares.

Playa Irta Tan solo cuenta con treinta metros de longitud y cinco de ancho, medidas que la convierten en una de las más pequeñas de los alrededores. Sus condiciones físicas la convierten en el lugar ideal para descansar tras un día de senderismo. En cuanto a su apariencia, esta playa cuenta con arena dorada bastante gruesa y algo de grava. Al atardecer, los más aficionados a la pesca marítima se concentran en esta playa donde disfrutan de la naturaleza y la tranquilidad que se respira. Su longitud es de 30 m y su superficie total es de 150 m2 de arena y grava. Los servicios que ofrece esta cala son señalización, servicio de policía y de limpieza.

Playa Sur Al pie de las murallas y junto al puerto pesquero, nos encontramos con la recogida Playa Sur, abrigada de temporales. La Playa Sur se caracteriza por la arena fina que compone sus cerca de 300 m de longitud y 35 m de anchura. Disfrutar de un recorrido por el paseo marítimo sur mientras llegan los barcos al puerto con la pesca del día, es una de las magníficas vistas de las que podrán disfrutar en esta localización. Asimismo, podrá gozar de unas magníficas vistas al Castillo mientras se broncea en la playa. Dispone de servicio de vigilancia y salvamento y de servicios básicos como son duchas e instalaciones con juegos infantiles y de voley-playa. La presencia de la Estación Náutica


Benicarló-Peñíscola permite a todo visitante practicar vela ligera, submarinismo, windsurf o piragüismo con las distintas empresas relacionadas con deportes náuticos asociados. Si eres de las personas que no les gustan las playas, cosa que dudo mucho, siempre tienes alternativas como las piscinas o spa en Peñíscola. No tengas dudas que encontrarás un lugar a donde ir y pasarla bien, además este pueblo te gustará tanto que no dudarás en regresar en tus siguientes vacaciones.


Playas en peniscola