Page 78

[ 78 ]

miscelánea

La mitología del kami no michi une los principios antagónicos del cosmos en una sola realidad, pues el ser y no ser mutuamente se engendran como el sonido y su tono mutuamente se armonizan. vez que es la literatura de todas las latitudes el íntimo bálsamo contra la infelicidad, la zozobra o la soledad? Si las obras de Confucio, Homero o Tanizaki nos atañen aún en este tiempo es porque enseñan que lo único singular y real de la vida es la relación del hombre y sus dioses, del mismo hombre y sus demonios. Nos aflige de esta manera la reacción de Raúl Zurita ante la idea de un Alighieri hundido en el desasosiego. “Ésta es la soledad: escribir algo tan colosal, tan enorme —ni más ni menos que escribir una travesía por lo que está desde siempre fuera del lenguaje, por la muerte— sólo para escucharle decir a su amor, a Beatriz, las cosas que ella jamás le dijo”. No podemos ignorar el hecho de que siendo hombres de hoy, recientemente atraídos hacia la conciencia global de la filosofía y la literatura que incluye a los autores del Japón, la admiración o la nostalgia por el pasado a veces domine nuestro espíritu, siendo a su vez infecunda para revivir la vieja llama literaria ya extinta. Dicho ímpetu está en el poeta que ve cerca de las provincias de Seishu y Mitilene el parentesco con Ise y Safo, y advierte que su AVISPERO

vínculo es algo más poderoso que la sangre. Se encuentra en la conciencia del Premio Nobel, Oe o Montale, que reconoce a sus colegas del pasado, ilustres o anónimos, tolerados o perseguidos por realizar su oficio.

IV La ética del kami no michi está construida en la relación de los dioses con el hombre libre de pecados. Tomobeno Yasutaka en el siglo xviii explicó que la ablución no era sólo la limpieza del cuerpo con el agua lustral sino la vía de la pureza, la elevación y la moral, pues si un hombre es realmente sincero y leal en su espíritu, tiene la seguridad de que está en comunión con lo divino. Nos conviene recordar que hay un aspecto especial de la ética que se desarrolló en el sistema moral del mononofu no michi o “el camino de los caballeros combatientes”, los samuráis. De los ideales budistas y del menosprecio de la vida característico del Tao chino, según la interpretación histórica de Roger Riviére, surge en la clase militar japonesa durante el siglo xii una moral mezclada de piedad filial

Profile for Avispero

Avispero | N° 8 | Japón  

Avispero | N° 8 | Japón  

Advertisement