Page 30

[ 30 ]

literaturas nacionales

narra con desparpajo su atracción por la joven reemplazante. Una derivación está también en la conmovedora “madre zorra” que tiene un período de vida humana, pues en el mundo de las leyendas es posible el amor entre especies diferentes. Ella desea hacer el bien manteniendo oculta su identidad, pero el hombre al que ha desposado y que sospecha de su identidad la obliga a transformarse. En el último instante se despide de su hijo que duerme. Él la encontrará, como cazador consumado que le perdonará la vida, o en una versión más dramática acariciará lo que de ella han hecho: el parche de un tambor que con su sonido lo convoca. Lecturas

avispero

imprescindibles para situar a esta madre en su temblorosa emoción: La piedra que mata (Sesshoseki), la obra de teatro Noh de Zeami del siglo xv, y el cuento de Tanizaki en traducción de Néstor Dietrich, “Arrurruz” (“Yoshinokuzu”). Como contrapartida a la doliente, también está la madre salvaje y potente, combinación de bruja de la montaña y ninfa. La Yamamba, una legendaria madre soltera, que oficia de entretenedora o prostituta, y que es fecundada por el dios del trueno. Popularmente tiene por hijo al héroe folklórico Kintar (niño dorado), dotado de poderes sobrenaturales. La novelista Tsushima Yuko escribió en 1980 Yama o Hashiru Onna (Mujer que corre por la montaña).

Profile for Avispero

Avispero | N° 8 | Japón  

Avispero | N° 8 | Japón  

Advertisement