Page 80

Del punto de vista heurístico, el monitoreo de la porcentaje de huevos doble yema es una herramienta útil para evaluar el método de alimentación durante la subida para pico. Un porcentaje entre 2-2.5% de huevos doble yema puede ser considerado como adecuado. Cuando de la ocurrencia de valores fuera de este rango, hay que se revisar el plan de alimentación, la forma física y el sistema de distribución del alimento. Las recomendaciones actuales de energía para la producción al pico son de 470 kcal/ave/día en condiciones estándares. Es importante considerar que el cálculo de los requerimientos es influenciado principalmente por el peso corporal, nivel de producción, masa de huevos y la temperatura. Poca o ninguna atención es dada a los efectos negativos del frio sobre la performance del lote e invariablemente resulta en performances inferiores. Las aves sometidas a ambientes fríos deben recibir alrededor de 2 kcal más por cada 1°C por debajo de 23ºC. Este ajuste ha sido bastante constante para temperaturas operativas hasta 14ºC (ToCmin+1/3*[ToCmax-ToCmin]). Es de destacar que el uso de registradores de temperatura ayuda mejor a conocer las condiciones locales y posibilitan una mejor precisión en el ajuste de energía. En altura, donde el cambio de temperatura se produce abruptamente, hay una tendencia de los técnicos a subestimar los efectos del frío. Como práctica común, el gerente de la granja con el objetivo de reducir los efectos del frío aumenta la cantidad de alimento, sin embargo, olvida que al aumentar la cantidad de alimento también están proporcionando mas proteína la cual puede afectar el control del peso corporal y el tamaño del huevo. Por lo tanto, en períodos o sitios donde el frío es marcado la utilización de una dieta con relación energía : proteína más alta es muy útil. Varios estudios han investigado los efectos de diferentes niveles de proteína en el desempeño reproductivo de las reproductoras, aunque la mayoría de ellos no han evaluado los efectos nutricionales en edad

Pregunta al ponente a través de:

aviforum.org

reproductiva en los resultados iniciales de la progenie. Es destacado el trabajo de López y Leeson (1995), que redujo la ingesta diaria de proteína cruda (PC) durante el pico de producción de 26 g (16% CP) a 23 g (14% CP), 19 g (12% PB) y 16 g (10% CP), manteniendo constante la ingesta de calorías (464 kcal/ ave/ día), la ingesta de lisina (1312 mg/ ave/ día) y la metionina+cist(e)ina (944 mg/ave/día).

80

Marcelo A. Silva Puntos importantes en la nutrición y alimentación de reproductoras pesadas de alta performance aviForum 2019

Profile for Grupo agriNews

Memorias incubaFORUM & aviFORUM-CARNE 2019  

Memorias incubaFORUM & aviFORUM-CARNE 2019  

Profile for avinews