Page 35

Adapte su programa de incubación de acuerdo con el horario de transferencia. Una gestión de temperatura precisa es crucial para los resultados de incubación. Si los embriones dentro de los huevos se desarrollan con una temperatura inferior a 100 ° F, su tasa de crecimiento se reduce. Si la temperatura sube a 102 °F, los embriones presentarán un crecimiento acelerado al principio; sin embargo, esos pollitos posteriormente crecerán de forma más lenta que los demás. Con temperaturas superiores a 104 °F, el riesgo de muerte de los embriones es elevado. Además, si la temperatura no es correcta durante el período final de la incubación, la absorción de la yema del huevo se verá afectada, resultando en ombligos mal cicatrizados. Mantener una buena temperatura genera pollitos con ombligos bien cicatrizados y tasa de crecimiento ideal. Es importante recordar que una temperatura óptima en combinación con la ventilación y la humedad correctas genera aves con ombligos correctamente cicatrizados (López, 2014). Idealmente, la transferencia de los huevos de la incubadora a la nacedora se realiza a partir de los 18 días y 12 horas. Si utilizamos los mismos programas de incubación en la transferencia, por ejemplo, al día 17 y 12 horas que utilizaríamos en una transferencia al día 18 y 12 horas, se corre el riesgo de obtener resultados por debajo del ideal. ¿Por qué? En el gráfico siguiente, se puede ver cómo la temperatura del embrión evoluciona a través de las diversas etapas del proceso de incubación: actividad vascular (sangre que fluye en la membrana externa) (1), posicionamiento de pollo (2), picaje interno (3) y picaje externo (4):

Consulta los proceedings y toda la documentación del congreso en:

aviforum.org

35

Eduardo Romanini Optimización de la ventana de nacimiento aviForum 2019

Profile for Grupo agriNews

Memorias incubaFORUM & aviFORUM-CARNE 2019  

Memorias incubaFORUM & aviFORUM-CARNE 2019  

Profile for avinews