Issuu on Google+

GUÍA PARA DESARROLLAR EL CONTROL DE LA PRESIÓN DE LA MANO Y EL TRAZO Es necesario que el niño/a aprenda a ejercer adecuadamente el control sobre la presión de sus dedos para que exista un control del trazo y por lo tanto el niño desarrolle adecuadamente las grafías, y se estimule el desarrollo general de la psicomotricidad fina, o sea, los movimientos pequeños y precisos que normalmente hacemos con los dedos y son necesarios, por ejemplo, para escribir, recortar, picar… Hay que tener en cuenta que: • Es un aprendizaje progresivo y estrechamente relacionado con el desarrollo psicomotor y neurológico del niño/a. Se puede estimular pero no forzar. • El control de la motricidad fina se lleva a cabo solo cuando se ha desarrollado la motricidad gruesa, o sea, cuando domine adecuadamente los movimientos globales de sus brazos y piernas y de su cuerpo en general: debemos trabajar los movimientos globales. • Implica no solo movimiento sino también la presión: debe aprender a ejercer presión con el total de su mano: a la hora de coger un vaso (por ejemplo) y beber, al tirar una pelota, aplastar una bola de plastilina… posteriormente va desarrollando esa capacidad en la punta de los dedos. Estas actividades están encaminadas básicamente a desarrollar este control, por un lado, y a motivar a ejercer el mismo. Deben ser, por lo tanto, actividades que se hagan con su consentimiento (no obligarle), dejarle elegir, valorar mucho su interés más que el resultado. No se trata de hacer todas en un día ni de hacerlo todo los días, debe ser un momento agradable y motivador para ellos. Es más útil la persuasión que la fuerza. Recursos que podemos necesitar: folios, cartulinas tamaño folio de colores, punzón, almohadilla para el punzón, rotuladores gruesos, ceras blandas marca Dac, plastilinas, papeles de colores y/o revistas con imágenes. Actividades: ☺ Con la plastilina: podéis enseñarle como hacer bolas, churros, tortitas… modelar objetos, animales, personas… que lo planifique con vuestra ayuda, esto además le ayudará a descomponer las cosas en cuerpos geométricos. ☺ Con los rotuladores: al no necesitar mucha presión el rotulador ayuda a que realice dibujos con facilidad. Podemos dejarle que dibuje libremente o planear con él/ella el dibujo que va a hacer y ayudarle a pensar qué necesita dibujar: por ejemplo, si pinta una cabeza le ayudamos a pensar en las partes que tiene que poner pero hay que permitir que ellos/as lo dibujen como les parezca: tienen que encontrar su personal manera de representar el mundo. Os daréis cuenta de que además aprenden conceptos básicos: arriba, abajo, grande, pequeño, redondo… ☺ Con cera blanda DAC: este material puede manchar un poco. Al principio que juegue libremente, no es necesario que haga un dibujo propiamente dicho, que trace, que disfrute de los colores, que los mezcle, luego puede ir trazando sus dibujos y colorearlos sin dejar “nada sin pintar”. Otra actividad

1

Guía para desarrollar la presión y el trazo (1). EDUCACIÓN INFANTIL. Por MariÁn Vidal.


es una vez coloreado un folio, coger un punzón y dibujar encima con él, así la cera se despega y se ve el fondo blanco: esto les entusiasma. Con el punzón y almohadilla: además de lo ya indicado en las otras actividades, puede picar libremente, o picar la grafía de un número, una letra o un dibujo que le hagamos sobre el papel. También puede picar dibujos o imágenes de revistas y pegarlas en un folio para hacer una composición, que puede terminar coloreando con las ceras o los rotuladores. Rasgar papel: otra opción es rasgar con cuidadito trozos de papel de colores o imágenes de revistas y, como en el caso anterior, realizar con ellas composiciones. Dibujar con plastilina: esta actividad necesita de presión y precisión y sobre todo que se usen plastilinas blandas. Sobre un dibujo para colorear muy simple, como una pelota, un globo… que le podéis dibujar vosotros, utilizar plastilinas, para ello las tiene que aplastar mucho y extender la plastilina por todo el dibujo, hasta los bordes, así que los dibujos no sean muy grandes para que no se canse. Otra posibilidad es que adorne sus propios dibujos con pelotas de plastilina aplastadas. A partir de ellas puede hacer otras formas estirándolas con la mano sobre el papel. Para los más peques lo mejor es pegarles bolitas de plasti en la cartulina y arrastrala un poco haciendo forma: de flor, estrella, churro… Dibujar sobre plastilina: LA PIZARRA MÁGIA. Extendemos plastilina sobre una cartulina (puede hacerlo él/ella misma pero a la mayoría los tendremos que ayudar); tiene que estar muy extendida. Nos servirá de pizarra mágica. Sobre ella puede hacer dibujos, escribir números, letras, su nombre… utilizando un punzón o un boli que no pinte (¡punzón de reciclaje!) Para borrar sólo tiene que aplastar la plastilina y volver a empezar.

Debemos tener en cuenta siempre: Que mantenga una buena postura mientras realiza sus trabajos, para que se encuentre cómodo/a y vaya desarrollando una correcta higiene postural. Los lápices tipo Plastidecor y otros más duros pueden utilizarse pero como le cuesta más trazar con ellos, es mejor evitarlos al principio para que vaya cogiendo seguridad en el trazo. No obstante, si quiere y los pide, que los coja. Lo mismo ocurre con el lápiz o las tijeras. Podemos ir introduciéndoselas más adelante cuando vaya progresando. Aprovechar situaciones de la vida cotidiana para desarrollar su motricidad: colaborar en casa ayudando a poner la mesa, vestirse solo, abrocharse botones… si se va de paseo se puede dibujar en el suelo con palitos, o si se tiene tizas, en el suelo de la calle o en un pizarra (si tiene)… las pizarras mágicas, o cualquier juego en que necesite utilizar la presión: construcciones, pinchitos… Respetemos su ritmo de aprendizaje y aprovechemos estos momento para disfrutar juntos, de modo que se conviertan en una experiencia positiva y reconfortante para todos. ¡Un abrazo!

2

MariÁn

Texto: MariÁn Vidal Imágenes: Cutecolors

Guía para desarrollar la presión y el trazo (1). EDUCACIÓN INFANTIL. Por MariÁn Vidal.


GUÍA PARA DESARROLLAR LA PRESIÓN DE LA MANO Y EL TRAZO