Page 6

Electricidad

www.bioenergyinternational.com

Barómetro europeo de la biomasa sólida

D

ebido a un invierno excepcionalmente templado, incluso en el norte de Europa, la producción de energía primaria en la Unión Europea a partir de biomasa sólida se contrajo un 2,9% entre 2010 y 2011, cayendo hasta las 78,8 Mtep, aunque la producción de electricidad creció impulsada por la demanda adicional de biomasa para cocombustión. • Consumo térmico a partir de biomasa sólida en la UE en 2011: 64,9 Mtep. • P r o d u c c i ó n d e electricidad a partir de biomasa sólida en la UE en 2011: 72,8 TWh. • P r o d u c c i ó n d e energía primaria a partir de biomasa sólida de la UE en 2011: 78,8 Mtep.

Consumo de energía El consumo bruto de energía primaria procedente de la biomasa sólida, teniendo en cuenta importaciones y exportaciones, se estima en 80,8 millones de toneladas en 2011, lo que supone un descenso del 3,9%. Esta diferencia se explica por las importaciones cada vez mayores de pellets de madera provenientes de Canadá y los EEUU. Se trata de un descenso muy inhabitual si nos fijamos en las estadísticas de los últimos 20 años.

Central eléctrica de Gar La nueva planta de biomasa forestal de Garray, Soria, entrará en funcionamiento en 2013. 15 MW de potencia para abastecer a 25.000 familias y crear 238 empleos directos en la zona. Los promotores, Gestamp Biomass y Somacyl, están orgullosos del gran porcentaje de tecnología nacional que ha participado en la construcción de la central. Visitamos las obras con el Jefe del Proyecto, Ginés Santos.

L

a planta se encuentra dentro del entorno conocido como “Ciudad del Medio Ambiente” en las afueras de Soria; en el momento de la visita, en diciembre de 2012, seguían avanzando a buen ritmo las obras de construcción de la central, cuya entrada en operación está prevista para otoño de 2013. 138.000 t/año de biomasa Para abastecer el consumo medio de 25.000 familias, la planta estará operativa 8.000 horas al año y consumirá 138.000 toneladas de biomasa o, lo que es lo mismo, 16 t/h de biomasa, unas 250-300 t/día; un camión de astillas cada 20 minutos. El cierre de las plantas de tableros y otras industrias tradicionales de la madera han colocado a la producción de energía como la alternativa de aprovechamiento más factible y duradera para muchas masas forestales. La biomasa utilizada será como norma general de pino, aunque está previsto que se pueda utilizar hasta 16 especies arbóreas distintas, de origen forestal. Lo que no está previsto es usar tocones, explica Ginés. El 40% de la biomasa llegará a la central ya astillada y el restante 60% será madera en rollo que se astillará en la propia planta. La astilla a utilizar es P63 (astilla igual o menor de 63 mm en todas sus caras), con menos del 40% de humedad, menos de un 5% de finos y que generará como máximo un 3% de ceniza. El responsable de suministro de biomasa explica que el precio de compra de la astilla dependerá del formato en el que llegue (astillado o en rollo),

de la humedad y de la calificación tarifaria de la biomasa que ingresa en la planta (b61, b63,….). Esto hace que el precio sea muy variable, con una oscilación de 20 a 60 €/t. El radio medio de abastecimiento abarca 70 km, aunque se prevé que la mayor parte del suministro se consiga en un radio de 50 km alrededor de la planta. La madera de los tratamientos y aprovechamientos forestales cercanos será suministrada en pacas o directamente en troncos enteros para ser triturados in situ en el equipo de trituración Saalasti. La producción de astilla varía según se introduzcan pacas o troncos: • 40 t/h para pacas con 40% de humedad. • 65 t/h para troncos con 40% humedad. La mayor parte de fardos y troncos llegará con una longitud de 2,5 a 3 metros, aunque se podrá recepcionar fustes de hasta 5 metros de longitud. El diámetro máximo admitido no superará un metro. La biomasa astillada es volcada en un foso desde donde se dirige a una zona de cribado por aire para eliminar piedras previamente a su almacenamiento en un silo de 6.000 m 3 de capacidad y 1.800 t, suficiente para atender el consumo de la planta durante 5-6 días. El silo tiene sistemas antiincedios con sprinklers, todo automatizado. “Toda la astilla llega en verde, la caldera puede funcionar con material de hasta el 50% de humedad, pero la idea es que la biomasa entre al 40%. Es muy importante el control de la humedad del combustible”, afirma Ginés. Desde el silo un tornillo sinfín conduce la biomasa al sistema

cont. en col. 7

Pag. 6

Bioenergy International Español Nº18 - 1er Trimestre 2013 / www.bioenergyinternational.es

Bioenergy International Español, nº18  

Revista especializada en uso energético de la biomasa, edición español. Número 18, publicado en enero de 2013

Advertisement