Issuu on Google+

Paula Olivieri / Caminante Diosaoasis / Batuel Iriarte DelfĂ­n en libertad/ Carlos Tapia C. Marcelo Lazcano / Ramiro Valda Sandra GutiĂŠrrez A./ El Anthar.


Después de un receso obligado, regresamos con el tercer volumen de este proyecto literario que comienza a tomar forma y color. Gracias a ustedes (lectores y colaboradores) “Avenida Los Escritores” va formando su propia identidad, construyendo su historia y así como los primeros habitantes comenzaron a hermosear sus ciudades cuando no había nada que alegrara el paisaje, nosotros de a poco vamos dando vida a nuestro rincón de letras. Nos hacemos un grato espacio entre el ruido del tránsito, los chismes, los semáforos, los vecinos, el comercio, los graffitis, el reguetón, la plaza, el humo, la iglesia , la basura, la rutina, etc, etc… No vivimos en un mundo aparte, eso no, desde la Avenida no se ve el mar pero si podemos sentir el ruido del oleaje. Señor transeúnte, lo invitamos a adentrarse por nuestras páginas, tome precaución (puede que encuentre alguna sorpresa). Disfrute su viaje .

Avda Los Escritores Coordina y Edita: El Anthar Vallenar—Chile

Avda. Los Escritores es una revista digital dedicada a la literatura. Todos los textos y obras publicadas son propiedad de sus respectivos dueños. Avda.losescritores@gmail.com

Redacción: Paula Olivieri Buenos Aires—Argentina


Poesía & Prosa________

Paula Olivieri / El beso no rendido

03

Caminante / Vivo o sueño

04

Diosaoasis / Como es el año contigo

05

Batuel Iriarte / En Falso

06

Delfín en libertad/ Haikus

07

Carlos Tapia C. / La ultima función

08

El Anthar / Nocturna

09

Marcelo Lazcano C. / Devoradores

10

Sandra Gutiérrez A. / Conceptual y cotidiana

14

Cuentos______________

Ensayos & Reflexión___

Carlos A. Loprete / Requisitos para la estupidez

Biografía______________ Libro recomendado___

15

Ramiro Valda / La sutileza de sentir / Opinar

16

Gabriel García Marquez /

17

Carlos Ruiz Zafón / La sombra del viento

18


(Buenos Aires, Argentina) Yo sigo guardando ese beso que no pude darte jamás, lo tengo en los labios prendido resistiendo el olvido, luchando arduamente por no caer al vacío. Pende de un hilo, se aferra a mi boca como un naufrago a esa tabla rota y a fuerza de esperanzas flota. Es profunda como el mismo océano la soledad y el vigor se le disipa,

http://paulaolivieri.blogspot.com/

ya se va debilitando pero lo mantiene vivo esa fe irrevocable

Pretendí posarlo en otras bocas,

que solo Dios sabrá de donde obtiene.

dejarlo a merced de otras mareas

A menudo la humedad le hace resbalar,

pero no quiso entregarse,

la lluvia tempestuosa de mis lágrimas de amor le pega fuertes golpes

pues ha nacido a tus orillas.

pero logra sostenerse y persiste allí cuando la calma llega.

He intentado casi todo para deshacerme de el: Quise regalarlo al descuido pero se dio cuenta y se escondió,

En las noches cuando duermo y sueño contigo

traté de arrancármelo

el se da el gusto de mentira,

y se prendió con la fuerza de una madre;

hace que practica con tu boca.

procuré matarlo y casi me saca el alma.

Juega a imaginar que se rompe el hilo

He llegado a la conclusión

que divide esos dos mundos, se da cuenta de que no es tan imposible,

de que solo se marchará contigo

se alborota y se vuelve aun más fuerte. Me fastidia muchas veces y me veo en el dilema de expulsarlo, lo he intentado varias veces pero es un beso caprichoso

el día que cumpla su cometido y si eso nunca ocurre pues paciencia… persistirá conmigo. Como un soldado valeroso de primera línea, como un guerrero implacable morirá solo en batalla. Es el beso no rendido.


(Madrid, España) Soy un hombre de otro tiempo en este mundo perdido, sin saber si vivo o sueño si estoy despierto o dormido. Quise ser pastor de nubes encantador de tormentas, pintor de cielos azules Robinsón de islas desiertas. En la lluvia me deshice y me dispersé en el viento, soy por fin un alma libre soy criatura del desierto. Cielos de noches oscuras intenté inundar de estrellas, para ayudar a la luna que iluminaba mi senda. Soy un hombre de otro tiempo en este mundo perdido, sin saber si vivo o sueño si estoy despierto o dormido. http://lluviaynubes.blogspot.com/


http://poemati.blogspot.com/ (Lima, Perú)

Contigo conjugaría todos los verbos en todos los tiempos en presente, en pasado y futuro. Porque al hablar hemos conjugado todos los tiempos de los verbos y podemos RIMAR nuestros sentimientos para podernos AMAR. Y siento que tu ternura se adhiere en toda mi piel, que tus caricias me confortan todo mi ser. Roza tu piel con la mía hazme sentir la sensación de la ternura que brota en tu piel, sintiendo que podemos conjugar tu y yo. Hazme aprender el verbo BESAR recibiendo de tus labios la dulzura de tus besos.

y así CANTAR todas las mañanas pensando en ti pensando en cada locura que me hace decir y me haces REIR. Porque al CAMINAR por el parque me encanta verte JUGAR acariciando las flores del jardín. Porque contigo se puede jugar con las palabras que me llegan hasta el alma con tan solo amar.


Suenan las risas, conversaciones y música de fondo Por entre las espesas neblinas de los cigarrillos y marihuana Con las luces rojas verdes y negras parpadeantes Las paredes oscuras y una extraña música

(Santiago, Chile)

Se ven los colores vivos de las personas que bailan Y sin embargo todo su esplendor es claro Rayas, círculos, triángulos de laser y reflejos de sonrisas por doquier Y cuando fijas tu mirada en ella, sólo existe ella y NADA MÁS Ni las voces, los acordeones, el piano y los violines en su danzar "bluesero" y carnivalesco pueden con su maravillosa complejidad Todo se aleja excepto ella. ¡ANDA! Están solos en aquél bar silente y oscuro, sólo esta su silueta fosforescente, Levántate de ese rincón y pídele que baile contigo Pues hoy y sólo hoy, las ratas y las cucarachas pueden salir de su miseria y Dejar de crepitar las sombras y esconderse Transfórmate en una polilla y persigue su luz, tez blanca y ojos verdes El hombre lo pensó demasiado, y bastó con una mirada de ella para que se decidiera ir hacia La Mujer, Pasó a llevar un vaso que se precipitó ha abrazar al suelo en un suicida impulso Las luces se prendieron y lo empezaron a quemar Huir de ahí tuvo pues la incandescencia del Neón lo dañaban Y antes de que ella se diera cuenta, El hombre salió corriendo para ocultarse En la grietas de la pared Que ahora en adelante será,

http://tenebrio.blogia.com/

Su hogar y tumba.


(San José, Costa Rica)

I Olor a café atardecer violeta el sol bosteza II Sobre arena las gaviotas emprenden su grácil vuelo III Bajo la sombra las ramas sigilosas inventan cuentos IV cuando yo muera ni tumbas ni barreras el río fluye V Sin su reflejo frente al espejismo mi gato llora

http://corazonlibrecr.blogspot.com/


Cada mañana, desde 1959, Andy estaba presente. Antes de partir a clases, en el quinto asiento, de la octava fila. Obnubilado por, quizás la mujer más hermosa que haya visto. Ella, rubia, tan brillante como el sol, encandilaba a todo cristiano que se atreviera a mirarla a los ojos. Sus labios, rojo como el rubí, más rojos que las rosas que adornaban el jardín de su madre. Después de clases, volvía al quinto asiento, de la octava fila. Ella merecía ser vista una y otra vez, incansablemente, enloquecidamente. Cada beso de ella, elevaban a Andy a un incontrolable éxtasis. Era como si se suspendiera en el aire, hasta llegar a una catarsis de todos sus púberes pecados. Ella era realmente una santa. Una diosa. Una voluptuosa y exuberante diosa. Ella se dejaba admirar por Andy. Pero no sólo por él, sino por todo macho que se precie de tal, que embelesados acudían al mismo llamado frenético que llevaba a Andy. Peter, el encargado de cada función, desde hace dos décadas atrás lo veía llegar. Siempre en el quinto asiento de la octava fila.

La mujer que dominaba el mundo ya no estaba entre los mortales, pasando a ser la musa de los cielos... En una ocasión, extrañamente, nadie llegó a la función de la mañana, excepto, Andy. Fue entonces cuando Peter, rengueando, como de costumbre, se le acercó y amablemente lo invitó a conocer el lugar. Entre dudas Andy aceptó. Era increíble como desde las alturas se podía apreciar a la hermosa rubia, magnífica, con ese andar serpenteante y ese hablar que erizaba los pelos. Desde entonces, Andy se dio el lujo de disfrutar de su musa, la dueña de sus húmedos sueños, la ama y señora de sus poluciones nocturnas, la encargada de que emanara toda su juventud como leche hirviendo.

Sin lugar a dudas, Andy estaba enamorado. La mañana del 5 de agosto de 1962 el mundo se conmocionó. Ella había muerto. La mujer que dominaba el mundo ya no estaba entre los mortales, pasando a ser la musa de los cielos. Su cuerpo fue encontrado, frío, con una sobredosis de pastillas y quizás cuantas cosas más. Andy, al igual que todos, sintió el golpe. El amor de su vida, no estaría más y cada segundo reflejado en el viejo telón blanco al fondo del salón ya eran solo recuerdos. El edificio estaba vacío, frío, húmedo. Ya nada era

igual. Para nadie, ni siquiera para Peter, el vetusto rengueante, que como era de costumbre, fue a arreglar las cintas para la función vespertina. Algo estaba mal. Andy ya no estaba en el quinto asiento de la octava fila esperando ver a su rubia. “Debe estar arriba”, pensó el hombre. Sus ojos se tornaron vidriosos, negros, impenetrable, como el de los tiburones cuando se disponen a masticar la presa. Andy colgaba de una de las vigas, ahorcado por uno de los rollos de la película a exhibir. Su silenciosa muerte era el reflejo de lo que muchos sintieron entonces. Marilyn, había muerto.


(Vallenar, Chile) Nos encontrábamos en un rincón apartado de aquel lugar, como arañas tejiendo su telar en una esquina, enfrente, habían algunos cuervos altivos camuflados en la penumbra, acechando o mas bien devorando con la mirada a “gatubela”; mujer acróbata de movimientos sensuales que prendía el show con poses y juegos morbosos, quitándose la ropa al ritmo de una fogosa canción gringa (Still got the blues- Gary Moore). Yo la llamaba “diosa” (más bien le gritaba), y con ese simple halago fui bendecido con su breve pero gentil visita a nuestro rincón de humo, tomó mis manos y las puso sobre sus estrellas- adhesivos plateados que cubrían sus suaves y cálidos senos- estrellas hermosas que acaricié con cariño y el morbo de hombre borracho. Ella hizo lo suyo; sonrió, calentó la sopa y se fue.

Abandonamos ya casi de amanecida, luego de ver el show de “la marinera” que más bien parecía trapecista en lo alto del caño, aún me sorprendo (y me prendo) al ver tanta elasticidad en ese cuerpazo. Sobre la mesa quedó la concha de molusco con unos cuantos cigarros muertos, la ponchera semi vacía, pues desde hace mucho tiempo que no probaba algo tan malo, así que decidimos invertir en “compañía” una gracia más cara pero con “derechos especiales” y aunque esa noche mis manos se perdieron bajo la falda de mi morena acompañante, nunca dejaron de palpitar ni olvidaron el momento en que tocaron las estrellas.


Después que estallara la 4ta Gran Guerra (mas conocida como la hecatombe de los 200 años) la ruina y la miseria se apoderaron de la última raza de habitantes de un país que en la antigüedad se llamó Chile. Ahora de ese país no queda nada; las maquinas, medios de comunicación y transporte son parte del pasado, solo queda desolación, ruinas, contaminación, peste y muerte. Las ciudades finalmente sucumbieron ante la mano del hombre! y los últimos habitantes de este remoto país se vieron obligados a huir de aquel purgatorio terrenal, adoptando una nueva forma de vida en las entrañas de la gran cadena montañosa de Los Andes, una nueva forma de vida que los hizo mas miserables que las ratas (al menos ellas sobrevivían a la peste y la polución) y mas infelices que los mismos condenados a los fuegos eternos del averno. Al principio todo pareció andar bien, el grupo se organizó y no con poco esfuerzo comenzaron a regularizar este nuevo modo de vida subterráneo. Los que fueron destinados a las labores del criadero estaban encargados del cultivo y cuidado de las lombrices de tierra, que eran el único alimento de esta "renovada raza", mientras que los otros eran los encargados de estar constantemente descubriendo napas subterráneas de donde obtener agua. Napas milenarias que segura-

mente eran reservas filtradas que la montaña aún guardaba de una sustancia fría y húmeda que se llamó nieve. Dicha sustancia había dejado de formarse alrededor de 350 años atrás debido al calentamiento global extremo. Así con el correr de los meses, comenzó a gestarse una nueva sociedad, una sociedad que al principio pareció perfecta, pero que, sin embargo, no tardó en generar los primeros conflictos ideológicos cuando un grupo disidente comenzó a profanar las cámaras mortuorias de los recién fallecidos para extraer cadáveres de su interior y alimentarse con ellos, argumentando que la dieta en base a lombrices no era del todo alimenticia y que a la larga podía ser perjudicial para la salud por la falta de variedad nutritiva. Además que de un cadáver se podía aprovechar todo, pues al consumir los excrementos liberados por este, se podían asimilar los nutrientes que no habían alcanzado a ingresar al organismo del occiso. También con esta nueva practica necro–antropofagica, y porque no decirlo escatofagica, se podían ahorrar el considerable espacio que ocupaban las cámaras mortuorias. Otro factor que los llevo a idear tan macabra concepción fue que en la antigüedad, no solamente en chile, sino que en todo el planeta se llevaran a cabo sangrientas matanzas de animales ya extintos, tales como ovejas, vacas, chanchos y


gallinas para la alimentación humana. Entonces, ¿por qué el hombre no podía alimentarse de sus semejantes si también somos animales? La sola idea hizo que el grupo mas conservador de la nueva sociedad se escandalizara y se organizaran bandos destinados a resguardar las cámaras mortuorias de los rebeldes necrófagos, quienes, además, comenzaron a vivir una suerte de destierro dentro del subsuelo cordillerano, ya que fueron segregados y se les comenzó a reducir las raciones de lombrices y agua como forma de castigo y señal de desprecio por aquella particular forma de pensar. Esto comenzó a engendrar el odio y la aversión por parte de los necrófagos, ya que solo por el hecho de pensar distinto a la masa, estaban siendo privados de lo básico para sobrevivir en aquellos abismos cordilleranos.

Algunos de los cadáveres estaban empalados en unas afiladas columnas de roca situadas en los muros laterales de la caverna, mientras que por el suelo yacían innumerables trozos de miembros humanos, que a simple vista no eran fáciles de reconocer; masas informes que bien podrían ser los órganos internos de las víctimas o solo pedazos de carne roída por los dientes de los victimarios, al fondo de la caverna había toda una suerte de armamento fabricado con las partes óseas de la víctimas, donde se podían distinguir rudimentarios mazos y lanzas. Todo esto acompañado del hedor y la pestilencia que emanaba de la putrefacción de los cadáveres, creaban la más dantesca escena jamás vista desde los campos de exterminio de Holanda, en el año 2493.

Al tiempo, que con el asunto comenzó a olvidarse, una serie de secuestros comenzaron a suceder en la naciente sociedad. Todos sospechaban el macabro destino de los secuestrados, pero nadie decía nada por no contar con las pruebas suficientes para juzgar a los presuntos implicados. Las desapariciones eran de alrededor de cinco personas por semana y la mayoría de los secuestrados eran mujeres que presentaban a lo menos seis meses de embarazo. Y así las pesquisas arrojaron los tan ansiados y temidos resultados. En una caverna que estaba cerca de la superficie, los encargados de las investigaciones no pudieron dar crédito al más grotesco espectáculo que sus ojos jamás habían presenciado, ni la mente más mórbida había podido concebir.

Así se llevó a cabo una encarnizada batalla que duró semanas, en donde las fuerzas mayoritarias de la sociedad no pudieron doblegar a los antropófagos, que no peleaban por defenderse, sino que peleaban para conseguir alimento.

Los intrusos fueron descubiertos en el acto y no tardaron en correr la misma suerte de las primeras víctimas, además este hecho apresuró la idea de atacar a todo los que conformaban la sociedad y así tener una buena reserva de alimento para los meses venideros.

Como se esperaba, la sociedad no pudo con el salvajismo primitivo de los antropófagos y les sirvieron de alimento por varios meses, pero nada es eterno y los cadáveres comenzaron a escasear, de este modo se vieron obligados a comerse los unos a los otros. Ya nunca más se pudo confiar en nadie. Hubo casos en que la madre mataba al padre para alimentarse a si misma y a sus hijos, luego los mismos hijos se devoraban a la madre, sin un atisbo de humanidad o arrepentimiento. Otros secuestraban a las muchachas embarazadas, les arrancaban los fetos de sus vientres para así devorar con ansias el no nato, aún palpitante y tibio. No faltaban los que daban su vida da para servir de alimento a sus hijos y familiares, bueno en realidad nadie supo si lo


hacían para que sus seres queridos tuvieran un poco de alimento para sobrevivir un tiempo mas o sino para huir de aquel infierno…

Yo soy el ultimo de los antropófagos y pronto la muerte me tendrá entre sus fauces, ya que en estas últimas horas he tenido que cercenar varias partes de mis miembros para poder alimentarme y así escapar de las garras de la inanición, pero la sangre que emana de cada una de las mutilaciones junto con la infección que ha entrado en mi cuerpo me han debilitado de tal manera que no me explico como alcancé a dejar este testimonio por escrito antes que el Ángel de la Muerte haya venido por mi.

Escrito hallado en los abismos cordilleranos de la ex República de Chile, en el año 2872


ŠPaula Olivieri


(Atlántida, Uruguay) A veces los conceptos claros pueden parecernos tan claros, que por simples y llanos no nos aportan nada más que su mera presencia en esta vida. Pareciera que han venido para quedarse ahí en la existencia tal y como son, sin mayor utilidad que la primaria. Si fuéramos sólo materia física sin sentimientos ni sensaciones, si el arte fuera banal o un divertimento pasajero, aún la simplicidad seguiría siendo bella. Pasamos frente a la belleza de la vida sin darnos cuenta, caminando sin mirar los tesoros que hay en cada micra del universo, y tantas veces cuando alguien descubre el brillo de un carbón nos burlamos del mítico descubridor de nuevos valores. Claro que los valores, como los usos y la estética son tan relativos como la valoración misma que queramos darle y todos se mueven por nuestros conceptos, que pueden se puros o muy rebuscados. No importa, son nuestros conceptos. Todo está en el enlatado de nuestras cabezas, en lo que hemos aprendido y que de alguna manera nos condiciona. Todo gira entorno a la libertad de crear, de ser y dejar ser.

Creer en nuestros proyectos por locos que parezcan, nos fortalece como humanos y nos da la certeza de que somos más que simples sustantivos caminando; porque un sustantivo puede pesar mucho, pero creando se adjetiva por si solo, entonces se vuelve un creativo... Hay un nuevo concepto de poesía dentro de mi vida, un nuevo amor, más lineal y puro, proviene de la vida misma, y sin dejar el espíritu se vuelve conceptual y cotidiana...porque el cambio significa crecimiento y crear es mi vida.

"Mis alas seguirán siendo mías, mientras conserve el poder de manejar mi propia vida..."

Mi rincón , donde confluyen el arte y la vida.

http://elreinodeseda.blogspot.com/


Aunque sea doloroso decirlo, no se puede dejar de reconocer que en este mundo existen los estúpidos. Se los puede llamar en general estúpidos, pero es una palabra tan grosera, que se prefiere recurrir a otros sinónimos, como tonto, bobo, lelo, torpe, rudo, estólido, necio, idiota, tardo, imbécil, estulto, retardado, sandio, sin contar los muchísimos vulgarismos que se les aplican en cada país. Excluyo de este artículo con premeditación a los enfermos mentales, porque en mis escritos no me permito ninguna maldad ni impiedad. El común de la gente reconoce en el estúpido los siguientes rasgos: 1. Cree que está en este mundo simplemente porque está, sin tener que preocuparse por saber quién lo ha fabricado. 2. Ya que está aquí, tiene que pasarlo lo mejor posible, gozar de buena salud, disfrutar las noches serenas, comer y beber los manjares y bebidas más exquisitos, dormir los sueños más felices, asociarse a una compañera bella, bondadosa y laboriosa tener hijos sanos, bonitos e inteligentes, disfrutar de una fortuna oculta, indemne a la voracidad impositiva de los gobernantes, y como no es inmortal, vivir la mayor cantidad de años posible. 3. Acatar e imitar las modas del momento, saltar, cantar, gritar, disfrazarse de algo, realizar extravagancias, tratar de ser el primero en su actividad, mentir a los cuatro vientos para no que caer cautivo de sus rivales, tener su capital en monedas de oro enterradas, no regirse por ningún principio, en suma, hacer lo que quiera. 4. Todo estúpido es diferente de uno. Estúpidos son los demás. Saben o no saben que son, pero lo son. Se los encuentra en la calle, en los congresos, en la política, en el arte, en todo lugar por donde transiten seres humanos. Alguien ha dicho que hasta los dioses luchan contra ellos, pero no han podido vencerlos. Otros han sostenido que la bondad de los dioses los ha hecho estúpidos en vez de hacerlos locos. 5. Hay diferentes grados de estupidez. Estúpido es tanto quien cree que los astrónomos mayas tienen razón cuando profetizan que el mundo se acabará en diciembre de 2012, como quien cree que los políticos se preocupan por la pobreza de los demás y descuidan la propia; estúpido es quien cree que la ciencia llegará a develar todos los misterios de la creación, como quien piensa que la industria inventa sus productos para favorecer a los indigentes. El estúpido mayor es el que cree que él no lo es. Seguramente yo debo de ser un estúpido más, -aunque permítaseme la inmodestia- no de los mayores. Lo sería, con seguridad, si creyera que este artículo que estoy escribiendo va a ser aplaudido y festejado por los demás.


(La Paz, Bolivia)

Opinar...

La sutileza de sentir El sentir es cómo afinar un instrumento de alta

Opinar sobre el otro se ha convertido en una

precisión, todos tus sentidos, toda la técnica, toda tu

necesidad… en una catarsis constante; todos opinamos

experiencia... todo tu ser debe estar enfocado y concentra-

sobre algo o alguien, proyectamos nuestras expectativas y

do. Se trata de proyectar, en un espacio de tiempo, esa

frustraciones al otro ¿quién te crees tu para opinar sobre

fuerza poderosa que sutilmente cambia la vida del otro

mí?… ¿quién me creo yo para opinar sobre ti?... siempre

pero que a la vez modifica la tuya. ¿porqué?... porque hay

me costó entender cual es la epistemología oculta del acto

mucho más que “lo observable” en el otro... están esos

de opinar… siempre me fue difícil discriminar “la inten-

detalles magníficos que sostienen las relaciones... que las

ción del que opina” del “acto mismo de opinar”… de

construyen más allá de las distancias y de las propias

todas maneras, la forma de pensar de las personas produce

expectativas... si no estamos atentos, lo magnifico se esfu-

más enfermedades que las bacterias… entonces, allá tu si

ma... se diluye en lo cotidiano... se hace imperceptible e

continúas… allá yo si te sigo.

inalcanzable... que importancia tiene la sutileza!

http://colapsandoeltiempo.blogspot.com/

<<_Avda. Los Escritores_>>


Nació en Aracataca en 1928, en el hogar de Gabriel Eligio García, telegrafista y de Luisa Santiaga Márquez Iguarán. Siendo muy niño fue dejado al cuidado de sus abuelos maternos, el Coronel Nicolás Márquez Iguarán -su ídolo de toda la vida- y Tranquilina Iguarán Cortés. En 1936, cuando murió su abuelo, fue enviado a estudiar a Barranquilla. En 1940, viajó a Zipaquirá, donde fue becado para estudiar bachillerato. En 1946 terminó el bachillerato. Al año siguiente se matriculó en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional y editó en diario "El Espectador" su cuento, "La primera designación". En 1950, escribió una columna en el periódico "El Heraldo" de Barranquilla, bajo el seudónimo de Séptimus y en 1952, publicó el capítulo inicial de "La Hojarasca", -su primera novela en ese diario- en el que colaboró desde 1956.

“Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra. “

En 1958, se casó con Mercedes Barcha. Tienen dos hijos, Rodrigo y Gonzalo. El 11 de diciembre de 1982, por votación unánime de los 18 miembros de la Academia Sueca, fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura.

Premio de la Novela ESSO por "La mala hora" (1961)

Premio Nobel de Literatura (1982)

Doctorado honoris causa de la Universidad de Columbia en Nueva York (1971)

Premio cuarenta años del Círculo de Periodistas de Bogotá (1985) Miembro honorario del Instituto Caro y Cuervo en Bogotá (1993)

Premio Rómulo Gallegos por Cien años de soledad (1972) Doctorado honoris causa de la Universidad de Cádiz (1994) Medalla de la legión de honor francés en París (1981) Condecoración Águila Azteca en México (1982)


Bibliografía del autor

Narrativa - La sombra del viento ( 2001) - El juego del ángel (2008)

Literatura juvenil - El príncipe de la niebla (1993) - El palacio de la medianoche (1994) - Las luces de septiembre (1995) - Marina (1999)

Un amanecer de 1945 un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambiará el rumbo de su vida y le arrastrará a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad. La Sombra del Viento es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del Modernismo a las tinieblas de la posguerra. La Sombra del Viento mezcla técnicas de relato de intriga, de novela histórica y de comedia de costumbres pero es, sobre todo, una tragedia histórica de amor cuyo eco se proyecta a través del tiempo. Con gran fuerza narrativa, el autor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidable relato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros ,manteniendo la intriga hasta la última página. Escritor y guionista español, Carlos Ruiz Zafón es uno de los autores contemporáneos más conocidos de España, siendo su novela La sombra del viento uno de los libros más vendidos de la última década, con más de 12 millones de ejemplares en todo el mundo. La sombra del viento ha sido traducida a cuarenta y cinco idiomas y convertida en un éxito de ventas en los principales mercados editoriales del mundo. En 2008 publicaría una continuación, El juego del ángel, que logró batir un récord al obtener una tirada inicial de más de un millón de ejemplares.


http://pordefectorevista.blogspot.com/

"Revista literaria y mucha buena onda"

http://www.facebook.com/profile.php?id=100000445429976&ref=ts

"UtopĂ­a y otras Realidades"


Stop! Detenga aquí su vista (callejón sin salida). La única opción es dar marcha atrás y releer aquello que solamente se ha hojeado. ¿Leyó todo por completo, seguro? Entonces prosiga por este último tramo de avenida y reciba estas cálidas palabras de despedida. Somos un manojo de noveles soñadores deseosos de transitar por todas las miradas (No es complejo narcisista solo necesidad de compartir). Interactuamos, sentimos la calma y la furia de la ciudad, recorrimos lugares inhóspitos y escabrosos tomados de las manos; fuimos al futuro y regresamos. Fuimos tontos, nos volvimos locos de remate, luego más serenos juntos reflexionamos. Nos volvimos tímidos, luego atrevidos, melancólicos y apasionados. Nos hicimos analíticos conceptúales, valientes y por supuesto también nos enamoramos. En diversos escenarios encarnamos diferentes personajes vestidos de la humanidad que cada quien fue capas de interpretar e imaginar. Ojala se hayan vestido también ustedes con cada disfraz. Está revista intenta inmiscuirse por cada recoveco del planeta es por eso que cuenta con colaboradores de varias partes del globo (véanse flamear abajo las banderas de cada interviniente). Nos sentimos orgullosos de viajar a tantos destinos de la mano de todos ustedes, escritores y lectores, mil gracias. Les regalo un Adiós pequeñito, que no es más que un simbólico “hasta luego” (nos separa solamente el peldaño hasta la próxima edición).

Un abrazo gigantesco.


http://avda-losescritores.blogspot.com avda.losescritores@gmail.com

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES: Shacolly, Natalie Villalobos y Gonzalo Nu単ez.


Avda Los Escritores Vol. 3