Issuu on Google+


Pueblo Ejemplar de Asturias 1991

Treinta años de Sísifo Los dioses habían condenado a Sísifo a hacer rodar una roca sin cesar hasta lo alto de una montaña, de donde la piedra volvía a caer por su propio peso. Pensaban con razón que no hay peor castigo que el trabajo inútil y sin esperanza. En estos días centenarios de Albert Camus nos invade finamente el recuerdo de su Mito de Sísifo, lectura deslumbrada de nuestros años mozos. Y puesto que los mitos están hechos para que la imaginación los anime, se nos ocurre introducirlo ahora cuando se cumplen treinta años de aspiraciones, propuestas, planes, sugerencias, esfuerzos y otras ‘bagatelas’ en esto que llamamos Cubera. Que la ría tiene —y contagia— graves problemas. Que la biblioteca ha sido secuestrada. Que no tenemos polígono industrial. Que la poca empresa que hay se va. Que la urbanización anda manga por hombro, pues se han arrumbado edificios singulares. Que el del Ateneo ha soportado una larga época de abandono. Que el arboricidio sigue siendo un sentimiento difundido. Que el teatro no tiene condiciones de seguridad. Que una capilla como la de San Telmo (El Puntal) se desmonta y desaparecen sus piedras. Como desaparecen tantos elementos de nuestro patrimonio. Que se comete el flagrante desaguisado de la plaza de Obdulio Fernández; sin responsables, por supuesto. Que no se cuida el bienestar y la belleza de nuestro hábitat, al amparo del infundio “Villaviciosa hermosa”. Que se invierten millones en un parque mal planificado y peor realizado. Que aceras y plazas son resbaladizas. Que las farolas no están acordes con su ubicación. Que el monasterio de Valdediós se desmonta; y se cierra después de las ingentes inversiones de dinero público y de ilusión general. Que nuestras aldeas no tengan los servicios que pagan. Que manos inexpertas rotulen pueblos y lugares con nombres inexistentes. Que —ya— no sea lícito recrearse en el canto romántico de la alabanza de lo territorial, porque las parroquias interiores no han ofrecido alicientes de residencia alternativa para quienes huyen a ratos de la urbe. Quizá estemos rozando la fantasía de reparar los errores cometidos en tantos espacios generando condiciones dignas y la pervivencia de una cultura a la que debemos en buena medida el sentido de nuestra identidad (Cubera 1998). Este es el momento de la lucidez, la que hace al hombre superior a su destino. Si este mito es atractivo es porque su héroe es consciente. El propio esfuerzo hacia las cumbres basta para llenar un corazón humano. Por eso retomamos la roca —las rocas— para elevarlas, una vez más, hasta lo alto. “Hay que imaginarse feliz a Sísifo”.

Editorial

Revista cultural de la asociación Amigos del Paisaje de Villaviciosa


C ubierta :

Meando por las ramas Acuarela sobre papel.

Noé Tuero Simón

Nacido en 1984, Noé es uno más de la prolífica saga creativa de los Simón. Completa esa tradición familiar en la Escuela de Arte de Oviedo, donde ha cursado estudios de Técnico Superior en grabado y en técnicas de estampación. Es autor de una polifacética obra creativa que se remonta ya a los nueve años de edad, cuando realiza su primera exposición. Desde entonces, ha realizado muchas más en Asturias, pero también en la Universidad Central de Quito (Ecuador) y en Aoya (Japón). Con motivo de esta última cita, su obra resulta seleccionada para el fondo del Instituto Cervantes de Tokio. En 2008 fue autor del cartel de las Fiestas del Portal más conocido de los últimos años, gracias a que la censura municipal trató de hacerlo invisible. Ha impartido cursos de grabado para niños en la Casa Jovellanos (Gijón)


Pueblo Ejemplar de Asturias 1991

Año XXIX.

Número 46.

6

Historia Local

2013.

El puerto de Tazones y las actividades pesqueras Ángela Gonzáles Mieres

11

Centenario de la muerte de Alejandro Pidal y Mon Senén Rivero Cueto

17

La sorprendente oración fúnebre de Manuel Bedriñana por Pidal Senén Rivero Cueto

23

Un humanitario maliayés: Jesús Pando y Valle Etelvino González López

28

Tonada: el espléndido futuro de la música tradicional asturiana Joaquín Pixán

31

Medio Rural

Peregrinos jacobeos por Villaviciosa Vicente Álvarez Rivero

36

Mel Amandi, un buscador de razas Isolina Cueli de la Llera

38

Ruta de los miradores de la ría: de Villar a Lliñeru Isolina Cueli de la Llera

40

Tazones es geometría imperfecta Jesús Gallego Rilla

42

Crónica

44

Se dignifica la muralla medieval Cubera El legado de Jesús Pando y Valle Actividades de Cruz Roja Villaviciosa Cáritas: 30 años de acción solidaria en la Villa

46

19 de octubre, día internacional contra la fractura hidráulica Cubera


Edita: asociación Amigos del Paisaje de Villaviciosa

C/ Carmen, 17, bajo. 33300 Villaviciosa (Asturias) Fotomecánica e impresión: Gráficas Summa, S. A. Depósito Legal nº 0-146-84

Dirección y maquetación: Ángel Valle Cuesta Consejo E ditorial: José Luis García, Carlos González, Etelvino González, Delia Piris

La responsabilidad de las colaboraciones corresponde a quien las firma. El Consejo Editorial no se responsabiliza de su contenido.

48

La Ría

La navaja americana en Asturias: historia reciente de una invasión Andrés Arias Rodríguez / Nuria Anadón Álvarez

52

Vuelve a ser primavera en El Cierrón Bernardo Busto Collado

56

Sendas de la ría: no son incompatibles Rafael G. Tuñón

57

Propuesta de ampliación de la senda ecológica El Cierrón - La Espuncia Adolfo Villaverde Garrido

62

Asociación

64

Grata acogida para la “mirada” de Humberto y de Cubera Se reúne el Foro anual de Participación de la ría, tras seis años de letargo Eva Solé del Valle

67

Cartas a la Dirección

Un acercamiento a los bosques de Cuadra desde la ecología Adoración Abella García

68

Agenda de Cubera

Reseña de las asambleas anuales Delia Piris Marina

70

Distinciones y Premio 2012

Entrega del Premio y Distinciones anuales: discurso del presidente

72

Distinciones y Premio 2012

Toda una vida ligada a la Iglesia y a su patrimonio rural La vida de hace millones de años Música clásica para todos los públicos Premio Aldea más guapa al renacer de un mercado centenario

79

Álbum familiar


Historia Local


6

El puerto de Tazones y las actividades pesqueras documentación

Ángela González Mieres

L

a pesca, tanto marítima como fluvial, era otra fuente de recursos alimenticios que complementaba a los proporcionados por las actividades agropecuarias. Junto a la venta del pescado fresco en los mercados locales, una parte de las capturas se destinaba al salazón y escabechado para comercializarlos fuera de la provincia posteriormente a través de los puertos más importantes1. El sistema portuario de Villaviciosa estaba compuesto desde la Edad Media por el puerto de Tazones, por el fondeadero del Puntal, situado en la desembocadura de la ría, y por un atracadero en el Puente de Buetes, situado en las inmediaciones de la villa.

La pesca marítima se concentraba principalmente en el puerto de Tazones, pero también debemos suponer que existía cierta actividad en la ría del Puntal2. Aunque el Catastro ofrece muy pocos datos de la actividad del puerto, sabemos que Tazones ya poseía actividad pesquera desde mediados del siglo XII, convirtiéndose a finales del XIII en un importante puerto ballenero. Además durante los siglos XVI y XVII desarrolló una floreciente actividad comercial con puertos, tanto de la Península como de la Europa Atlántica. Sin embargo, durante el siglo XVIII, la captura de la ballena perdió importancia, unido al mal estado del puerto y el frecuente reclutamiento de marineros, hizo que la ría de Villaviciosa y el fondeadero de Tazones, al igual que el resto de puertos asturianos, perdieran importancia y que las actividades pesqueras entrasen en decadencia. El puerto de Tazones formaba parte de la provincia marítima de Ribadesella y se hallaba entre las Puntas de Rodiles y de Tazones, formando un abrigo natural. Según Adaro, Tazones era capaz de amparar barcos de todos los portes, y a pesar de que estaba circundado de peñascos y piedras que podían resultar peligrosas, su fondo era limpio y seguro, lo que permitía que se refugiasen en ella las embarcaciones que no podían entrar en el Puntal, a causa del mal tiempo3. Sin embargo, autores de la época como Menéndez Valdés o Caveda, coinciden en el mal estado del puerto a fines del siglo XVIII, el cual aunque su fondo era arena muy igual y firme para asegurar las embarcaciones, carecía


7

Descripción del puerto, o concha de Tazones, y de la ría del Puntal (sic). 1765, Francisco Llobet, ingeniero militar. 1 OCAMPO, J., Campesinos y artesanos en las Asturias preindustrial (1750-1850). Silverio Cañada, Gijón, 1990. p. 124. 2 Es en la parroquia de Oles y San Miguel del Mar, donde se concentraban los pescadores, además de que es en Tazones donde se situaba el gremio de mareantes según el Catastro. 3 ADARO RUÍZ, L., El puerto de Gijón y otros puertos asturianos. Cámara oficial de comercio, industria y navegación. Gijón, 1976. p. 42.

de muelle y abrigo para las lanchas de pesca; además toda la playa estaba salpicada de grandes escollos que imposibilitaban el acceso, de manera que los marineros debían arrastrar con cabestrantes las lanchas y los pequeños barcos, para defenderlos de las olas y del temporal, llevándolos por un pedrero desigual y peñascoso arriesgándose a sufrir grandes descalabros4. Situación que prueba que los distintos intentos que se dieron para mejorar el puerto a lo largo de Edad Moderna no dieron resultado. Ya en 1571, los vecinos de Tazones pretendieron construir un muelle y para sufragar los gastos se pensó en el producto del quiñón del pescado; sin embargo, según Caveda, se encontraron con la oposición del Ayuntamiento de Villaviciosa. Al no llevarse a cabo este proyecto, en 1674 los vecinos volvieron a insistir en la mejora del puerto, encontrándose con la misma oposición5. Aunque Caveda cree que esta obra se hizo posteriormente o por lo menos parte de ella, lo cierto es que en 1747 D. Pedro Antonio de Peón, escribía al marqués de Ensenada, instándole a construir un nuevo puerto entre el Cabo Peñas y Cantabria, que no tuviera barra, y que sirviese para proteger a los navíos que comerciaban entre Galicia y Pasages (País Vasco), tras exponer sus razones, Peón concluía que el puerto de Tazones era el que mejores características reunía en el Principado6. Sin embargo, este proyecto tampoco se llevó a cabo, y en el siglo XIX ya era considerado como un puerto de segundo orden. Por su parte, la aldea de Tazones se componía por dos barrios

5 CAVEDA SOLARES, F. de P., op.cit. p. 38. 6 MARTINEZ MARINA, F. “Informe dado por Don Pedro Antonio del Peón al Marqués de la Ensenada desde Villaviciosa a 23 diciembre del año 1747”, en Diccionario histórico geográfico de Asturias. RAH.9/6038, leg.9. Transcrito por FEO PARRONDO, F. en Villaviciosa (1753) según las respuestas generales del catastro de Ensenada, Alcabala del Viento, 1994.

distintos, San Miguel y San Roque, divididos por un arroyo y que pertenecían además a dos parroquias distintas, la de San Miguel del Mar y la de Oles. Al igual que el puerto la aldea no se encontraba en las mejores condiciones,

documentación

4 CAVEDA SOLARES, F. de P. Descripción geográfica e histórica de Villaviciosa. Ed. De Elviro Martínez. Gijón, 1988. p.37.


8

documentación

Vista general de Tazones. Fotografía tomada por Octavio Bellmunt en 1898. puesto que, según Caveda, el pueblo estaba situado en una hondonada y era sumamente pendiente y escabroso, lo que hacía su entrada y la bajada hacia el puerto fuese muy expuesta y violenta a caballo y dificultosa a pie7. En los siglos XVI y XVII, la pesca era floreciente en el concejo de Villaviciosa. Según Caveda, los pescadores maliayos iban a Galicia a hacer su pesca, pudiendo, a partir de 1619 por ordenanza municipal, descargarla donde les pareciese, sin necesidad de acudir a Villaviciosa y obteniendo bastantes beneficios. A esto, se sumaba un ramo muy lucroso como era la pesca de la ballena, la cual tuvo gran importancia en el concejo pues proporcionaba in7 CAVEDA SOLARES, F. de P., op. cit. p. 37. 8 CAVEDA SOLARES, F. de P., op. cit. p. 49. 9 PERIBAÑEZ CAVEDA, D., Comunicaciones y comercio marítimo en la Asturias preindustrial. (17501850). Gijón, 1992. p.172 10 PERIBAÑEZ CAVEDA, D., op. cit. p. 167. 11 PERIBAÑEZ CAVEDA, D., op. cit. p.165. 12 OCAMPO, J. op. cit. p. 125.

gresos altos, según constata el intento por los vecinos de arrendar su producto8. Sin embargo, en el siglo XVIII comenzó su decadencia, y a comienzos del siglo XIX, la pesca marítima en Villaviciosa, era ya un ramo de poca consideración. Al deterioro de su puerto que resultaba inservible, incluso para la descarga de pequeñas lanchas de pesca, al igual que ocurría con otros pequeños puertos asturianos como Lastres9, se unían los principales problemas que contribuían a la decadencia de las pesca asturiana en general, como era la escasa profesionalización de la actividad, predominando el carácter familiar que utilizaba métodos de captura tradicionales, una organización corporativa, la escasez de capitales y la baja rentabilidad, además de la matricula de mar o el estanco de la sal, que gravaba enormemente la salazón del pescado para su exportación. Por lo que, aunque Asturias era una de las provincias con mayor número de puertos, no fue partícipe del incremento y la innovación de la actividad pesquera que experimentaron otras comunidades, como Galicia, en este caso debido a la labor de los “fomentadores” catalanes que explotaron comercialmente este sector, profesionalizándolo10. Así a lo largo del siglo XVIII, en el territorio asturiano el número de pescadores fue disminuyendo gradualmente. Según las Respuestas Generales, a mediados del siglo XVIII, en la aldea de Tazones existía un Gremio de Mareantes compuesto por 82 vecinos, mientras que las Particulares solo contabilizaban 64. Sin embargo, existe una ocultación fiscal, puesto que según los datos obtenidos por Peribañez para los mismos años, consta que los hombres de mar en Villaviciosa eran 119 en 1752 y 98 en 175311. Según estos datos, Tazones era el segundo puerto, tras Llanes, con más hombres de mar en la zona oriental. El Gremio de Mareantes sufrió mucho durante el siglo XVIII y, como comentamos, el número de pescadores disminuirá gradualmente a causa de la Matrícula de Mar. A través de ella, el gobierno pretendía disponer de un censo de la población directa o indirectamente dedicada a las actividades pesqueras y con éste, saber las personas disponibles para ser empleadas en la Armada. Por ello, el sector


9

El puerto de Tazones. Fotografía tomada por Arturo del Fresno en 1918.

13 CAVEDA SOLARES, F. de P., op. cit. p. 49. 14 OCAMPO, J., op. cit. p. 136. 15 CAVEDA SOLARES, F. de P., op. cit. p. 47. 16 OCAMPO. J., op. cit. p. 133. 17 Llama la atención que los Estados Generales no contabilicen ninguna embarcaciones ni de pesca, ni de mar, ni de transporte.

documentación

pesquero se verá perjudicado con las continuas levas militares a las que se veía sometida la población marítima, a tenor de los conflictos bélicos internacionales, y aunque como contrapartida a la prestación de los servicios militares se concedía el privilegio de la pesca a los marineros matriculados, excluyéndose de la actividad a los habitantes de localidades costeras (“terrestres”), esto no fue suficiente compensación a los riesgos físicos y dificultades económicas que suponían el reclutamiento de la Armada12. Así Caveda, comenta a comienzos del siglo XIX como las muchas levas que se levantaron con las pasadas guerras, su mucha duración y las miserias con que han vivido, disminuyeron notablemente su número –el de pescadores–, y sólo se ven viudas y pupilos13. Por otra parte, según Ocampo, en Asturias, predominaba una pesca costera o de bajura, de carácter familiar, que se efectuaba en pequeñas embarcaciones y por medio de artes de pesca que requerían un mínimo concurso de brazos para su manejo. Las embarcaciones y los aparejos pertenecían al pescador o al marinero matriculado y, como vimos, eran las mujeres de los pescadores las que se encargaban de repararlos en tierra. En el caso de artes más costosas, como la captura del salmón en Ribadesella, todos los pescadores del puerto se organizaban mediante compañías y luego los beneficios se solían dividir en diferentes partes, entre el patrón, el marinero y el gremio14. La baja productividad derivada de la escasez de capturas y la estacionalidad de los recursos, hizo que, en muchas ocasiones, los matriculados combinaran su trabajo en el mar con el trabajo del campo o que empleasen sus barcos en el comercio de cabotaje. Respecto al pescado, las especies que más se pescaban en Villaviciosa, según Caveda, eran el atún y las agujas, además de congrios, merluzas, rubieles, morenas, y otros de menor calidad como rayas, pulpos, sepias, y dos especies de tiburones: mielgas y cazones. Llama la atención que este ilustrado, destaque que la sardina y el besugo no abundaban en el concejo, cuando la captura de estas dos especies, junto con la del salmón, era lo más común entre los pescadores asturianos15.

La pesca de algunas de estas especies estaba reglamentada y sólo se podía capturar en la época concreta que determinaban las ordenanzas. Sin embargo, otras no tenían veda, así en el puerto de Tazones, la merluza y el abadejo se pescaban durante todo el año, empleándose “artes de bolante”16. Por otra parte, destacar que el pescado diezmaba en las dos parroquias que coincidían con el puerto de Tazones, San Miguel del Mar y Oles, ascendiendo el valor de su producción a 5000 reales anual. El Catastro contabiliza para el puerto de Tazones diecisiete embarcaciones de transporte y pesca que servían para el transporte de varios géneros, pescar en la mar y otras utilidades17. Entre todas generaban unas rentas anuales de 18.000 reales. La flota se componía de cinco pata-


10

documentación

ches, los cuales eran antiguas embarcaciones de guerra, con una capacidad de carga que oscilaba entre las doce y las treinta toneladas, y que se utilizaban exclusivamente en la marina mercante para el tráfico comercial con otros puertos cantábricos18. También había siete pinazas, las cuales eran pequeñas embarcaciones de remo y vela que se empleaban para la pesca, el tráfico de cabotaje y la vigilancia de los

18 FEO PARRONDO, F., Villaviciosa (1753) según las Respuestas Generales del Catastro de Ensenada. Alcabala del Viento. 1994. p.31. 19 PERIBAÑEZ CAVEDA, D., op. cit. p. 110. 20 PERIBAÑEZ CAVEDA, D., op. cit. p.106 21 MARTINEZ MARINA, F., op. cit. p. 57. 22 PERIBAÑEZ CAVEDA, D., op. cit. p.109 23 CAVEDA SOLARES, F. de P., op. cit. p. 47-48. 24 FAYA DÍAZ, M., “Jovellanos y la pesca. Iniciativas para su fomento en el norte de España” en Jovellanos, el valor de la razón. Instituto Feijoo de Estudios del Siglo XVIII, Oviedo, 2011. p.461. 25 CAVEDA SOLARES, F. de P., op. cit. p.47.

puertos y costa, con una capacidad comprendida entre las cinco y las catorce toneladas y por último, cinco lanchas de pesca. Sin embargo, según los datos de Peribañez para el mismo año (1753), estos eran muchos más, pues existían quince barcos de pesca y once barcos mayores, es decir, un total de veintiséis19. Respecto a su construcción, durante la segunda mitad del siglo, ésta se realizaba en pequeños astilleros desperdigados por las principales villas costeras asturianas, que cubrían la demanda de los marineros, a través de la construcción de barcos sencillos para el cabotaje o lanchas de pesca20. Según el informe de Pedro Peón, en Tazones se construían algunos pataches, y además en la ría existían astilleros cómodos que poseerían la suficiente madera y los oficiales necesarios para la fabricación de la carena de los barcos21. A pesar de la existencia de este astillero, el Catastro sólo nos contabiliza un carpintero de ribera o calafate, mientras que Peribañez, contabiliza cinco maestrantes para 1753. A lo largo del siglo XVIII, el número de barcos al igual que el de pescadores disminuirá, a los motivos antes citados, hay que sumar la subida del precio de la madera, a causa de las talas para el arsenal de Ferrol22. Por otro lado, otra fuente de recursos era la ría, aún hoy fuente de una abundante y diversa vida animal. En ella se pescaban muchos muhiles, soyos, lenguados, saragos, bogas, etc, pero además en ella se podían recoger crustáceos y moluscos como langostas, centollos, cangrejos, mejillones, almejas u ostras, siendo muy apreciadas las de la parroquia de Selorio23. Aunque en Villaviciosa no encontramos conflictos sobre la pesca en la ría, en otras zonas del litoral como Navia, Pravia o Ribadesella, fueron comunes los pleitos entre “terrestres” y “matriculados” por la jurisdicción y el límite de la pesca de salmones en las desembocaduras de los ríos. Desde la creación de la Matricula de Mar la zona de pesca de los salmones irá aumentando a costa de los terrestres, los cuales se quejaban para que los matriculados se limitasen a pescar sólo en agua realmente salada24. Finalmente, aunque el catastro no nos informa de la pesca fluvial, ésta, al igual que la caza o el aprovechamiento de los comunales, también tendría importancia en la economía campesina, sobre todo si tenemos en cuenta la abundancia de ríos que atravesaban el concejo. Según Caveda, en los ríos maliayos se pescaban abundantes truchas y anguilas, sin embargo, no menciona a los salmones tan abundantes en otros ríos asturianos25. En algunos lugares era común que personas particulares o las comunidades religiosas se beneficiasen en régimen exclusivo de la pesca, poniendo estacadas o apostales en los ríos, sin embargo, el Catastro no nos informa de ninguno de estos artefactos en el concejo.


11

Centenario de la muerte de Alejandro Pidal y Mon

A

memorias

unque nació en Madrid el 26 de agosto de 1846 Alejandro Pidal y Mon siempre se sintió asturiano. Segundo hijo de Pedro José Pidal y Carneado (Villaviciosa 1799) y de Manuela Mon (Oviedo 1802), su padre fue un político y erudito que llegó a presidente del Congreso y Ministro en distintos Gobiernos de Isabel II (de Gobernación, de Estado, de Ultramar y Gracia y Justicia), Embajador en Roma, y Conde de Pidal a partir de 1847; su madre era hermana del hacendista Alejandro Mon (Oviedo 1801), también Presidente del Congreso y Ministro de Hacienda, de Estado, de Gobernación y de Gracia y Justicia en sucesivos gobiernos de Isabel II, así como Embajador en Roma, París y Viena. Alejandro Pidal estudió en el instituto San Isidro de Madrid y en la Universidad Central en la que finalizó Derecho. Fundó en esos años la revista católica “La Cruzada”. En 1868 se casa con Ignacia Bernaldo de Quirós y González-Cienfuegos hija del marqués de Camposagrado, con la que tendrá quince hijos de los que sobrevivieron trece. Fue elegido diputado en las cortes de Amadeo de Saboya en 1872 por el distrito de Villaviciosa. No salió elegido en las Cortes de la I República, pero con la llegada de la Restauración ya fue diputado de manera ininterrumpida, hasta su muerte en 1913, en otras quince elecciones siempre por el mismo distrito -Villaviciosa-. Desde 1890, tras la muerte del Conde de Toreno, llevó la jefatura del partido conservador en Asturias. En 1874 fundó La España Católica, que se convertiría en La España al año siguiente. En 1881 funda el partido Unión Católica en el que pide la unidad de todos los católicos que quieran colaborar por medios legales en fines religiosos y sociales. En ella, los obispos son los presidentes de la asociación en su diócesis. Al año siguiente funda el periódico La Unión como órgano de expresión del partido y, en 1887, otro diario vinculado a la misma organización con el nombre de Unión Católica. En 1883 se manifiesta en el Congreso contra la ley del matrimonio civil. Ese mismo año ocupa la letra V de la Real Academia Española con un discurso sobre Fray Luis de Granada. En 1884 es nombrado Ministro de Fomento en el Gobierno de Cánovas del Castillo en el que permanecerá dos años, hasta la disolu-

Senén Rivero Cueto

El joven Alejandro Pidal en París, con 13 años (1859). Foto Disderi. ción del gabinete por la muerte del rey Alfonso XII. En 1891 es elegido presidente del Congreso de los Diputados hasta diciembre de 1892. Lo vuelve a ser de mayo de 1896 a julio de 1897 y por tercera vez de junio de 1899 a abril de 1900. Cesa en el cargo al ser nombrado Embaja-


12

memorias

Clarín, su enemigo encarnizado, le llamó “el Zar de Asturias”, o “Júpiter Tronante”. dor en la Santa Sede, donde ejercerá hasta enero de 1902, año en el que renuncia por la propuesta de modificación del Concordato que promueve el gobierno de Sagasta. En 1897, al ser asesinado Cánovas del Castillo, Alejandro Pidal es propuesto para líder del Partido Conservador, pero renuncia proponiendo a Silvela. Tras el fallecimiento de este en 1904, apoyará la candidatura de Maura. Acaparador de cargos Si en el plano político estuvo en primera línea durante 40 años como diputado, sólo salpimentado con ser embajador ante la Santa Sede o Senador por Asturias, en el cultural no lo está menos. En 1883 es Académico de la Lengua, y Presidente de la misma en 1906, después de una gran polémica al saltarse a candidatos mucho más valiosos como Marcelino Menéndez Pelayo. En 1884 ingresa en la Academia de Ciencias Morales y Políticas; en 1895, en la Academia de Legislación y Jurisprudencia, de la que luego es presidente; es directivo del Ateneo de Madrid, donde pronuncia la necrológica de Cánovas del Castillo; es fundador y directivo del Centro

Mapa del caciquismo en España, según la revista satírica Gedeón, 1898. En Asturias se ve la barba blanca de Pidal.

Asturiano de Madrid, de la Academia de la Historia, en la que en 1904 es Presidente. Pertenece al Consejo de Estado desde 1906… En cuanto a distinciones, estas fueron numerosas: la gran Cruz de San Gregorio el Magno, concedida por el Papa León XIII en 1891 o la máxima condecoración de la Monarquía Española, el Toisón de Oro, concedida por Alfonso XIII en 1903, así como la de Nuestra Señora de la Concepción de Portugal, Leopoldo de Bélgica, León y Sol de Persia, etc., etc. En el plano económico, figuró en numerosas sociedades de las que obtuvo pingües beneficios, siendo entre otras presidente del Consejo de Administración de la Compañía General Azucarera (1905) y de la Compañía Arrendataria de Tabacos (1908). Pidal y el caciquismo: el zar de Asturias Alejandro Pidal fue conocido como el Gran Cacique. Gobernó durante décadas Asturias desde su finca de Somió, a donde iban en verano a rendirle pleitesía diputados, alcaldes, religiosos, jueces y numerosos cargos que le debían el puesto. Clarín, uno de sus más encarnizados enemigos, le denominó de múltiples maneras: el Zar de Asturias, el Júpiter Tronante, el Neptuno en bable, el Barba Azul de montera picona. Fue un dique contra el que se estrellaron todas las ideas liberales y reformistas de la época. Lo retrata muy bien Oliveros el director del periódico reformista El Noroeste: “El caciquismo de Pidal no era ni más ni menos que el de otro elemento significado de la Restauración en su feudo respectivo. Infelicidad, abyección, miseria, esclavitud, ignorancia y clericalismo eran las características del caciquismo pidalino en Asturias. Gobernaba su feudo por delegación en caciques de menor


13

“Aquí no hay más Dios que Alejandro, y Cavanilles su profeta”. cuantía que hacían más odioso, más depredatorio, más insoportable y más inhumano el sistema. No se respetaba en la práctica ningún derecho. Era temeridad reaccionar contra el despotismo caciquil. Se perdía la tranquilidad, la hacienda y, en casos frecuentes la vida por atreverse, quien se atreviere, a protestar contra tanto envilecimiento. Joaquín Fernández autor de su última biografía dice: “Alejandro Pidal suscita escasas simpatías por su agria petulancia, su delirante reaccionarismo y su caciquismo inmisericorde, aunque muchos alaben su bonhomía en las distancias cortas”. Pidal y Villaviciosa “Aquí no hay más Dios que Alejandro y Cavanilles su profeta” fue un conocido eslogan electoral de la época. Aunque nunca vivió en Villaviciosa, donde ni tenía casa, su relación con la villa fue intensa y continuada por ser diputado del distrito sin discusión durante 16 elecciones. Los datos de votaciones en la Restauración son completamente falsos y los votos que figuran en las actas son una pura invención. En 1881 el Ayuntamiento presidido por el alcalde Antonio Cavanilles remodela el Mercáu Vieyu dotando de aceras bordeadas de

acaeció en 1884, como Ministro de Fomento, ya que presentó un proyecto de Ley para que la Ría de Villaviciosa con el fondeadero de Tazones se comprendiesen entre los puertos generales de 2º Orden (Gaceta 20.03.1885) y para, bajo su orden, buscar una persona que redactase el proyecto que convirtiera definitivamente a Villaviciosa en puerto. El elegido por Pidal fue el prestigioso ingeniero bilbaíno José Lequerica, pasando por encima de los ingenieros de la demarcación de Asturias. El proyecto caminó despacio y no es hasta 1892

acacias y un parque central con magnolios y le da el nombre de Plaza de Pidal, nombre que se mantendrá hasta la República. Al ser “Pidal” y no “Marqués de Pidal” es un reconocimiento a la familia tanto al padre, Pidal Carniado, como al hijo, Alejandro. El busto de su padre, en hierro fundido pavonado realizado por la fábrica de Trubia en 1849, fue regalado por la familia al Ayuntamiento y se encontraba en el salón de sesiones desde 1878. En 1906, al inaugurarse el nuevo edificio consistorial, fue colocado con un pedestal en el descansillo de la escalera principal. La gestión más importante que realizó Pidal por Villaviciosa

cuando se adjudican las obras, sólo parcialmente y en la desembocadura. En octubre de 1892 tras la boda de su hijo Pedro con Jacqueline Guilhou -al que la Regente le regala el título de Marqués de Villaviciosa- hace una visita a su distrito electoral por Nava, Infiesto, Colunga, pero es en Villaviciosa donde los agasajos son máximos. Es recibido con arcos de triunfo levantados en las calles: “Villaviciosa agradecida al Sr. Pidal”; desde el balcón de la casa de Antonio Cava-

memorias

Elecciones de Alejandro Pidal. Se observa la disparidad de votos, un mero apunte ya que no se realizaban. Fuente: Congreso de los Diputados


memorias

14

nilles pronuncia un discurso en el que dice: “a Villaviciosa debo cuanto soy y cuanto valgo”, y afirma que no es él quien en verdad preside el Congreso, sino sus electores, a quienes promete la canalización de la Ría, el puerto de Tazones, el ferrocarril a Gijón y muchos más proyectos. El Ayuntamiento había consignado 1850 pesetas para recibirle con festejos, pero la cantidad finalmente aumentó. Pero no todo el mundo estaba de acuerdo. Ya en julio de 1886 aparece en Vilaviciosa el periódico quincenal La Tía Cacica, nombre dado a Concepción Peón, esposa de Antonio Cavanilles, en el que se combate de manera furibunda contra el caciquismo. Cavanilles, Pidal y el alcalde Ángel de la Villa, “Barájoles”, son ridiculizados a conciencia por el director, el barbero José González “Lamparilla” y colaboradores, que firman con seudónimo. Los verdaderos autores eran el médico Tomás García-Ciaño y sus hijos, sobre todo Francisco “K. Zurro”, que realiza la mayoría de los poemas, en los que ironiza sobre las obras prometidas por Pidal. Tras publicarse durante dos años, el periódico cerró al tener que emigrar a América la mayoría de los redactores. Años después, en 1894, Lamparilla edita otro periódico, El Tio Cacique, pero duró poco tras la muerte del Director por

la paliza que le propinaron tres desconocidos. Sin embargo, la oposición más importante a Pidal se daría a partir de 1893 con la aparición del periódico La Opinión de Villaviciosa en el que se aglutinan todos los sectores en contra de Cavanilles y, por extensión, de Pidal. Liberales, burguesía industrial, indianos, carlistas, y propietarios se unen para disputar el poder municipal y “exterminar la vergonzosa plaga social que se llama caciquismo���. Presentados a las municipales, una candidatura liberal sale vencedora pero el recuento, celebrado a puerta cerrada, da el triunfo a los conservadores. En la discusión plenaria del presupuesto se produce la conocida Causa de los sablazos donde los concejales y el público son desalojados por los municipales por orden del alcalde Ángel de la Villa, lo que produjo varios heridos. Además son denunciados y condenados por la Audiencia de Oviedo, lo que dio lugar a un gran escándalo que tuvo repercusión nacional y el mismo Clarín llegó a publicar un palique sobre este asunto en El Heraldo de Madrid. A la vez uno de los acusados, el abogado Lucas Merediz, edita un libro en el que relata el juicio titulado El caciquismo en Villaviciosa. Distrito de Pidal. La causa de los sablazos que alcanzó mucha repercusión. Tras la huelga general de 1901 en Asturias, en la que intervino Pablo Iglesias, se declaró el estado de guerra en toda la provincia, excepto en el distrito de Villaviciosa, para el que Pidal consiguió la Ya canalizan la Ría, Y hacen un muelle precioso A un extremo del que se halla Un pedestal primoroso Para colocar mañana La estatua del gran coloso A quien esta villa debe Porvenir tan rico y prospero. Una inscripción también veo

En bonitas letras de oro Que dice de esta manera: “Al diputado celoso D. Alejandro Pidal.” Dejad, dejadme que absorto Contemple con detención Panorama tan grandioso. K. Zurro Villaviciosa, 1887

publicación de un Real Decreto con el que “su” distrito quedara libre de la jurisdicción militar. Catorce años después de esa visita de 1892, y ante la parálisis de los proyectos en que se encontraba el concejo, al que Pidal no había vuelto nunca más a pesar de veranear a 20 Km., una nutrida representación de las fuerzas vivas de Villaviciosa, encabezada por la corporación y burguesía industrial, se encamina, el 18 de octubre de 1906, a Somió para entrevistarse con él. Le llevan las conclusiones de una reunión que habían tenido días antes en la que piden: a) Continuación la canalización de la ría hasta su terminación. b) Construcción del puerto de Tazones cuyo presupuesto es de 318.000 pesetas.


15

La plaza del “güevu” llevó durante más de cincuenta años el nombre de Plaza de Pidal. recibirlo toda la Corporación más el Juez, el Secretario, el Diputado Provincial y personas notables, con cohetes y a los acordes de un alegre pasodoble. Tras la visita se sírvió, en la acreditadísima fonda “La Madrileña”, un espléndido banquete que la comisión local de Obras Públicas había preparado en obsequio del Sr. Pidal y sus acompañantes. El alcalde Pedro Pidal Arroyo dijo que esta visita la recordará con “fruición” el pueblo entero, pues será la base de la regeneración de Villaviciosa. Pidal, muy conmovido, prometió solemnemente velar, como hasta aquí, por los intereses generales del distrito. El redactor termina preguntándose: “¿servirá esta visita para que este pueblo tenga la misma calma y suerte en todas sus gestiones que tuvo hasta hoy y por otros quince años? Mucho miedo tenemos a que esto ocurra”. La muerte de Pidal Al fin del verano de 1913 Pidal enferma por una infección gastrointestinal que se complica con un ataque de uremia. Recibe los Santos Sacramentos en compañía de su familia y de amigos como

Reunión con Pidal en Somió de la burguesía y la corporación villaviciosinas. 18 de octubre de 1906.

memorias

c) Construcción de una carretera que partiendo de la Venta de las Ranas termine en Tazones y en la riega de Llames. d) Construcción de carretera de Miravalles al Puente Agüera, imprescindibles ambas para alimentar de remolacha a la recién construida azucarera de Villaviciosa. e) Subvención de un edificio para cárcel del partido. f ) Subvención para edificios destinados a escuelas públicas del concejo. Leídas las peticiones por Pidal contestó a la comisión: “Eso que ustedes me piden y mucho más puede conseguirse. Para el logro de vuestras aspiraciones no habrá más límite que mi poder: hasta donde éste llegue, hasta allí llegará el pueblo con cuya representación me honro. Yo, que conseguí para Gijón las obras del Musel, ¿no habría alcanzado para mi distrito la terminación de las obras en él comenzadas?... Todo cuanto ustedes piden ahora me parece razonable y legítimo y lo he de gestionar con todas mis fuerzas, sea diputado por este distrito o deje de serlo, pues será para mí un verdadero placer defender los intereses de un pueblo al que me unen la simpatía y el cariño. Ya desde luego puedo asegurar a ustedes que, para conseguir lo que se pide, no creo encontraré dificultad alguna”. Dos años después, en 1908, La Voz de Villaviciosa recordaba a la comisión que no se había conseguido nada y que por parte municipal “sólo el concurso de Tiro al Pichón había salido adelante, siendo mucha la energía y el entusiasmo que desplegaron para que ese sport resultara brillantísimo, el mejor organizado de España”. En esas fechas, el 8 de setiembre de 1908, Alejandro Pidal vuelve al concejo. Habían pasado 16 años desde la última visita. Viene con el inspector de Obras Públicas y el ingeniero jefe de la provincia a ver las obras de la Ría. Sale a


16

memorias

Carroza fúnebre de Pidal durante el cortejo que recorre las calles de Madrid.

Vázquez de Mella, el Marqués de Comillas o el Marqués de Canillejas. Incluso los Reyes se interesan por su estado desde San Sebastián. Muere a las cuatro de la tarde del domingo, 19 de octubre, siendo el padre Nozaleda quien le da la absolución. Maura es de los primeros políticos que visita la capilla ardiente instalada en su propio dormitorio, con dos altares y las paredes recubiertas con telas negras, porque la familia no quiso trasladar el cadáver al Congreso. El lunes La Gaceta publica un acuerdo del consejo de ministros que dice: “Artículo 1º. Se tributarán al cadáver de D. Alejandro Pidal y Mon las honras fúnebres que la ordenanza señala para el Capitán General del Ejército que muere en plaza, con mando en jefe, celebrándose en Madrid solemnes exequias el día que se fije. A la conducción del cadáver y las exequias concurrirán mi Consejo de Ministros y comisiones de todos los cuerpos, así civiles como militares; y Artículo 2º. Por mi Ministro de Gracia y Justicia se dirigirán cartas reales a los muy reverendos arzobispos, reverendos obispos, vicarios capitulares y jurisdicciones exentas, para que en todas las iglesias, catedrales, colegiatas, y parroquias

de sus diócesis hagan celebrar el correspondiente oficio de difuntos.” El martes 21 por la mañana, en un día de lluvia, la carroza fúnebre tirada por ocho caballos sale de su domicilio en la calle Fernando el Santo, continua por el Paseo de Recoletos y la calle de Alcalá hasta la iglesia de San José y posteriormente a la estación del Norte para ser trasladado a Asturias. Al son de la Marcha Real dos brigadas del Ejército le rinden honores de Capitán General con mando en plaza. En los edificios militares ondea la bandera a media asta. Forma parte de la comitiva el Batallón del Regimiento de Infantería de Asturias. El Marqués de Torrecilla representa al Rey y el Duque de Frías a la Reina. El Conde de Romanones y los Ministros Luque, Ruiz Jiménez, Suárez Inclán, Gimeno, Gasset y López Muñoz representan al Gobierno. Termina el entierro en la Estación del Norte, donde sus cinco hijos (Pedro, Manuel, Ignacio, Roque y José) trasladan el féretro de ébano al furgón del tren que lo conducirá hasta la estación de Oviedo y luego al panteón familiar en la basílica de Covadonga. En su testamento, realizado semanas antes de morir, ante el notario Luis Gallinal y Pedregal, figuran como comisarios contadores y repartidores del testamento el presidente del Gobierno, Antonio Maura, y el senador vitalicio y prestigioso jurista Luciano Obaya y Pedregal (nacido en Villaviciosa en 1857 y muerto en Priesca en 1926). En él, además de declararse cristiano, católico, apostólico y romano lega a sus hijos numerosos bienes en acciones, obligaciones y deuda amortizable de compañías que había presidido o en las que había estado en sus consejos de administración, muchas de ellas en Asturias, como la Hullera de Turón, la sociedad Duro Felguera, el Ferrocarril Vasco –Asturiano, el Banco Asturiano de Industria y Comercio, la Unión Asturiana, o la compañía de Navegación Vasco Asturiana. Se citan asimismo numerosos inmuebles en Asturias, sobretodo en la parroquia de Somió y otros en Madrid y provincias. A pesar de estar tasadas con una valoración muy baja, el monto total de los bienes inventariados asciende a la enorme suma para la época de 2.741.210 pesetas.


17

La sorprendente oración fúnebre de Manuel Bedriñana por Pidal Senén Rivero Cueto

T

ras la muerte de Alejandro Pidal se producen numerosos homenajes a lo largo del otoño en los distintos medios que le eran afines, tanto periodísticos como eclesiásticos o de las distintas Academias a las que pertenecía. El 25 de octubre se reúne el Congreso y el Senado en sesión conjunta para rendirle homenaje. Lo inicia el presidente con una oración parlamentaria en la que recuerda sus cuarenta años de vida pública; continúa Antonio Maura en nombre del Partido Conservador para lamentar la pérdida de un “fraternal amigo”; le sigue el liberal Gumersindo de Azcárate con varias anécdotas, a continuación el diputado tradicionalista asturiano Vázquez de Mella, muy amigo suyo, y cierra el acto el Ministro de Hacienda Suárez Inclán en nombre del gobierno.

(Lo mismo le pasó a Teodoro Cuesta, que esperó quince años por un prometido prólogo de Alejandro para editar su colección de poesías asturianas, libro con el que paliar su delicada situación económica. Teodoro se muere sin verlo publicado y es entonces cuando Pidal escribe el prólogo.) Numerosas fueron las loas en periódicos como ABC,

documentación

Izquierda. Ejemplar de la oración fúnebre promovida por la Real Academia Española.

Derecha. Primera del ABC con una fotografía de (desde la izda.) Bergamín, el gobernador civil de Madrid, marqués de Portago, Dato, SánchezGuerra y el marqués de Santillana, en representación del rey, a la salida del funeral en San Francisco el Grande.

La Real Academia Española le hace un funeral el 19 de noviembre en San Jerónimo el Real, con oración fúnebre a cargo del Fr. Pedro Gerard. Este dominico zaragozano, que había ingresado en el convento de Corias y profesó en la Orden de Predicadores, se especializó en apostolado social y fundó la casa de Trabajo en Jerez de la Frontera y los Sindicatos Católicos Libres, así como el periódico La Voz del Trabajo. La conferencia que se editó ese mismo año ensalza la figura de Alejandro como seguidor de Santo Tomás de Aquino. El padre Gerard confiesa que sólo habló una vez con Pidal para enseñarle las bases del proyecto de reglamento para una sociedad obrera cristiana, las cuales alabó de manera entusiasta, y accedió a ir a dar una conferencia sobre sindicalismo cristiano pero, como en muchas otras ocasiones, no fue.

El Correo de Asturias, o el local La Voz de Villaviciosa. El Ayuntamiento de Villaviciosa se reunió en sesión extraordinaria el día 24 octubre, con el fallecimiento como único punto del orden del día. Benito Cavanilles, el alcalde, da cuenta de este acontecimiento y dice “para nuestro concejo la pérdida es irreparable, no ofrece duda alguna, pues sabido es que


18

documentación

todo cuanto se refiere a obras Públicas obtenidas, al Sr. Pidal son debidas...” El concejal Manuel Cavanilles, hermano del alcalde y futuro diputado en 1914, remacha diciendo “… por mucho que se haga no se recompensaran los favores por él recibidos…” El pleno acuerda:

Ejemplar de la oración fúnebre mexicana, editada por el también villaviciosino Tomás Rivero.

1) Enviar a la familia un telegrama de la corporación con un sentido pésame. 2) Que en la iglesia parroquial se celebren por cuenta del municipio, solemnes honras fúnebres y que sean invitados los ayuntamientos

de Colunga, Caravia, Cabranes, Nava y Sariego para que envíen comisiones. 3) Se autorice al alcalde a entenderse con el cura párroco para hacer las exequias de la mejor manera posible y que cuantos gastos se originen sean satisfechos por cuenta del capítulo de imprevistos, y si no fueran suficientes se apliquen de otros capítulos. 4) Por último, para demostrar el sentimiento que hoy se siente, se levante esta sesión en señal de duelo. La Oración Fúnebre mexicana Todo lo relatado hasta ahora es relativamente conocido y se puede consultar en distintos libros o biografías sobre Alejandro Pidal. Pero ahora quiero hablar de la “Oración Fúnebre” mexicana sobre Alejandro Pidal. Es éste un curioso y sorprendente folleto, muy desconocido, ya que no conozco ejemplares en ninguno de los archivos públicos de Asturias. Se titula Oración fúnebre en memoria del Excmo. Sr. D. Alejandro Pidal y Mon, pronunciada con licencia de la Autoridad Eclesiástica, en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe (El Buen Tono) en la Ciudad de México el día 20 de diciembre de 1913, por el señor cura Don Manuel Bedriñana y Martínez. Tomada taquigráficamente y editada por la comisión organizadora. México. 1914. Se compone de 27 páginas en cuarta. En la edición participan dos villaviciosinos, Tomás Rivero González como productor y editor, el cura Manuel Bedriñana Martínez como redactor del manifiesto, más el honrado Alejandro Pidal y Mon. Tomás Rivero, villaviciosino de Fuentes, nació en 1865 y era el hermano mayor de Alfonso Rivero profesor del seminario de Valdediós y canónigo en Covadonga. Emigró a México donde fue dueño de la empresa de artes gráficas “La Carpeta”, en la que casi con seguridad se editó el folleto. Dueño de una sólida fortuna, como buen indiano regresó a España y compró en Santander el periódico El Cantábrico. Fue cofundador, junto con el párroco, de la Hermandad de Nuestra Señora del Portal de la que tanto él, como su hermano Alfonso, fueron mayordomos. Murió en México en 1935 y se enterró en Villaviciosa. De Manuel Bedriñana, redactor de la conferencia, tenemos datos muy escasos. Era hijo del comerciante Eugenio Bedriñana y de Josefa Martínez y vivían en el casco urbano de la villa. Era el cuarto de cinco hermanos, nació el 1 de enero de 1869 y asistiría probablemente a clases en el colegio San Francisco que regentaba Joaquín García Caveda. Pasó luego a estudiar en el convento de Valdediós y, a continuación, en el Seminario conciliar de Oviedo. Aunque el expediente eclesiástico desapareció, sabemos que el 20/12/1884 fue ordenado de Menores, el 23/03/1890 Diácono y el 19/09/1891 Presbítero. A partir de 1892 con 23 años aparece como profesor en el Colegio de Valdediós.


19

Al leerlo, entran dudas de si con esta oración fúnebre nos encontramos ante un elogio o un escarnio. De lo que pasó a continuación con su vida sabemos por el Españolito, a quien se lo contó José María Uncal, que tenía una gran cultura en lenguas antiguas y modernas, así como un gran dominio de Filosofía y Teología. Escribió en la prensa regional y, según Uncal, “se distinguía su forma literaria por la raigambre cervantina, por su fino humorismo, por sus tendencias filosóficas, propias de un cerebro pensador y bien equilibrado. Pronunció sermones brillantísimos; sabía trasladar al oyente esa emoción maravillosa que sólo pueden arrancar los grandes artistas de la palabra. Hizo política desde un punto de vista filosófico”. Era hombre de ideas liberales en mayor medida de la usual entre sacerdotes españoles, y esto le acarreaba algunas contrariedades. Acaso ellas pesaron más que otra cosa en su determinación de expatriarse al continente americano. Residió en algunas repúblicas antillanas, en todas las cuales, a la vez que de sacerdote, desarrolló actividades de periodista. En Cuba colaboró asiduamente en el Diario de la Marina. Sostuvo en algunas ocasiones polémicas de prensa contra cuanto estimaba digno de ser combatido, muy espe-

La calle Manuel Bedriñana cruza perpendicular la calle Magdalena, y alcanza desde Cervantes hasta Víctor García de la Concha.

cialmente si con ellas contribuía al prestigio de España, sus cosas y sus hombres. Al final fijó su residencia en Méjico. En Villaviciosa, en 1923, Manuel Bedriñana se enzarzó en una conocida polémica local con motivo de la fundación del colegio San Francisco, por la peculiar ejecución testamentaria que violaba la voluntad del testador convirtiendo en provecho de los ricos lo que se había instituido en beneficio de los

Manuel Bedriñana. En estos nombramientos se ve la mano del funcionario municipal Ramón Rivero Solares, relator habitual de las cosas del concejo y profundo admirador de la obra de los nominados.

documentación

pobres. Las cartas publicadas en los semanarios Pan y Paz y El Progreso de Villaviciosa las firmaba como “El sacristán de Abayu” e iban dirigidas “a mis amigos los pobres de Villaviciosa”. El contrincante era Celso Meana Peña (1872-1937) acusado de ser pastor anglicano, que firma como “Peña de Abayu”. Previamente, Manuel Bedriñana publicó en El Progreso de Villaviciosa un largo estudio sobre Fray Luis de León. Falleció en México en 1925. Hay una calle con su nombre en Villaviciosa, aprobada por acuerdo plenario del Ayuntamiento en el mes de febrero de 1957. Por el mismo acuerdo se pusieron nombres de escritores locales a nuevas calles y travesías: Plácido Jove Hevia, Carlos Ciaño, Ramón del Valle Ballina, José Cuesta Fernández y el mencionado


20

documentación

“Es cierto que en Villaviciosa impera entronizado el más procaz e insolente caciquismo.” La conferencia, que contó con la presencia del arzobispo de México, de un ministro español, el cuerpo diplomático y la Academia Nacional de la Lengua, es de un barroquismo extremo. Bedriñana realiza una encendida defensa de la vida pública de Pidal, “de sus fulgores de vidente, sus intuiciones de genio, sus anhelos de patriota”, para conjugarlo con su religiosidad. Aprovecha para atizar contra “la herencia del racionalismo, del idealismo, de los protestantes y de esa basura que es el krausismo…”, y ahí aparece Pidal con su obra sobre Santo Tomás restaurando el pensar tradicional. Pero, sin duda alguna, lo más original de la perorata de Bedriñana, es la crítica feroz que hace del caciquismo de Villaviciosa -del que el muerto era el principal factotum- al que dedica tres hojas de su discurso en denunciarlo, para a continuación, en unas pocas líneas, decir que, como es obvio, el gran Alejandro no se enteró de nada y los responsables fueron sus acólitos que abusaron de su confianza. Después de leerlo y con los antecedentes de Bedriñana, de su pasado liberal, entran dudas fundadas de si estamos ante un elogio o es simplemente un escarnio a todo lo que representaba el difunto. Juzgue el lector:

“El hálito ponzoñoso de la maledicencia humana, que no respeta santidad de estados y personas, pretendió con impúdica osadía empañar el brillo diamantino de esa reputación inmaculada, presentando al esclarecido extinto como fautor, encubridor y cómplice de los enormes desafueros y nefandas tropelías a bulto y montón perpetradas por el caciquismo político en la provincia de Asturias, y muy señaladamente en el distrito de Villaviciosa, que desde el año de 1876 hasta la hora presente, gime bajo el ominoso yugo de la más negra y odiosa servidumbre, perdidos todos sus derechos civiles, ahogadas en inmunda ciénaga sus libertades políticas, y flageladas noche y día sus espaldas por el látigo inclemente de la más infame y despiadada de todas las tiranías. Para desvanecer tamaña imputación, lanzada como padrón de ignominia con todos los enconos del oprobio y todos los baldones de la afrenta, sobre la honradez acrisolada de nuestro insigne finado, no necesito apelar a livianos subterfugios, ni pretendo ocultaros la verdad con el deslumbrante oropel de fútiles sofismas. No; yo no puedo ocultaros la verdad, porque estoy hablando en la cátedra de la verdad. Es cierto que en Villaviciosa impera entronizado el más procaz e insolente caciquismo, en forma tan brutal y desalmada, con tal lujo de ferocidad y refinamiento de barbarie, que no tiene par ni semejanza en otro pueblo alguno del orbe civilizado. La noción de justicia, el dictado de la ley, el derecho de propiedad, la inviolabilidad personal y las garantías individuales son letra muerta ante la atrabiliaria imposición del despotismo caciquil, erigido en ley suprema en aquella comarca, que, más que porción de un país civilizado y culto, tiene todas las semejanzas de una tribu de beduinos, de una madriguera de zulús, o de un aduar de abencerrajes. Las gentes nobles y honradas han tenido que emigrar de allí, escapando a los estragos inauditos de aquel vergonzoso y universal naufragio de toda moral y justicia, o resignarse al ostracismo de la ley, viviendo a sombra de tejado, ya que a sombra de tejado anda allí la conciencia privada, pues la pública a quedado a merced de forajidos, sicarios y salteadores de caminos. Las arbitrariedades políticas de Antíoco en Jerusalén, de Dracón y Pisístrato en Atenas, y de los treinta tiranos en Roma, son tortas y pan pintado ante la insólita ferocidad y desenfrenada licencia del caciquismo de Villaviciosa, fautor de toda injusticia, burlador de toda ley, sentina de inmoralidades, silo de rapiñas, violador del derecho de gentes, conculcador del derecho privado, usurpador de bienes comunales, dilapidador del erario público, cómplice de la criminalidad, reo de sangre y atentado contra la vida de honrados ciudadanos, a los que caza como fieras en medio de la vía pública y en pleno mediodía (1) (Alude al asesinato frustrado de la honorable persona de D. Mariano de la Concha y Manjón en diciembre de 1911; delito que ha quedado


21

“¿Acaso podría el sr. Pidal contentarse con ceñir la clámide y la púrpura entre los eunucos de Villaviciosa?” y caciques de Villaviciosa. No pidáis, por Dios, al genio que descienda de las olímpicas alturas por los espacios infinitos, para entretener sus ocios infantiles con las infames estulticias de la chismografía callejera, con las baldías consejas de las viejas del barrio, con las ñoñas aventuras y groseros lances de los paladines de la encrucijada. Y ¿pretendéis señores, que el gran vidente de Israel, el profeta de Sión, el glorioso taumaturgo resucitador de la filosofía cristiana, D. Alejandro Pidal, descendiera de las olímpicas alturas de la iluminación metafísica, del Zenit radiante de la contemplación extática para mancillar los esplendores de su gloria en la prosaica realidad y ruin bajeza de la política de Villaviciosa? El, que enamorado de los eternos ideales del espíritu, embriagado en los extáticos deliquios de la ciencia, renunciara tantas veces a los encantos seductores del poder y a la gobernación suprema del Estado, ¿habría de vender su insigne primogenitura por un plato de lentejas, y resignarse a desempeñar el cacicato en un oscuro rincón de Asturias, y contentarse con ceñir la clámide y la púrpura real entre los eunucos de Villaviciosa? Vamos señores, que se necesita haber perdido la razón para juzgar de ese modo a las grandes personalidades de la historia.”

documentación

impune con la agravante de protección de fuga)allanador de morada con conato de atentados al pudor en el hogar de pacíficos vecinos (2) (El atentado escandaloso perpetrado en la casa de D. Luis Cordero en febrero de 1912, y que también a quedado impune), desflorador de vírgenes, raptor de doncellas, profanador de sepulturas (3) (El cementerio cristiano de la Ballera, convertido en público muladar). Todas esas atrocidades, y otras mil que fuera imposible enumerar, acaecen a diario en aquella privilegiada porción del Principado de Asturias en España, sin que nadie se asombre, sin que nadie se escandalice, sin que nadie lance un gemido de dolor, un grito de protesta, con excepción de un muy reducido número de personas honradas, que allí viven como parias bajo la proscripción de la ley, vibrando siempre sobre sus cabezas, como sobre la cabeza de Damocles, la cortante espada de la tiranía; porque allí, donde la ruina de todas las libertades civiles y políticas es tan completa, a nadie sorprende ver el delito sancionado por la legalidad; nadie se asombra de ver a la delincuencia pública ostentando carta de ciudadanía legal allí donde la historia de la criminología social registra en sus anales, el horrendo prevaricato judicial de la causa de los sablazos. Que todas esas fechorías y desaguisados caciquiles han sido perpetrados en nombre y con la influencia y prestigio político de D. Alejandro Pidal, no cabe ponerlo en duda. Y sin embargo, señores; con la mano puesta sobre mi corazón, con la profunda convicción de mi conciencia, y bajo la fé de mi palabra honrada, certifico aquí solemnemente que D. Alejandro Pidal y Mon es absolutamente irresponsable de las nefandas abominaciones, execrables contubernios e infames prevaricatos de lesa sociedad, alevemente perpetrados por el caciquismo político en el distrito de Villaviciosa. Sorprendida su buena fé de hombre honrado, y su hidalguía de caballero, pues lo fue indudablemente, por la pérfida ambición y refinada astucia de personas que él creyera dignas de su estimación y merecedoras de su confianza, a las que distinguió con su amistad, las honró con sus prestigios, les otorgó sus poderes y la plenitud de su influencia. Si abusaron torpemente en el desempeño de su cometido, convirtiendo en vil granjería y logro de bastardas ambiciones, los sagrados intereses del bien público, no fue culpa del honrado y generoso comitente, que, consagrado, como visteis, a la especulación de las altísimas lucubraciones de la Metafísica, embebido en la contemplación perenne de los eternos ideales de la ciencia, entregado en cuerpo y alma al servicio de la Religión y de la Patria en las gloriosas palestras del genio, en los titánicos combates del espíritu, y en las justas y torneos de la inteligencia, no pudo abatir sus vuelos de águila caudal hasta el légamo de impudicias y ciénaga de vilezas donde, como enjambre de bacilos asquerosos, fermentan las bastardas ambiciones y revuélcanse los instintos sucios de los monterillas


22

Derecha. Alejandro Pidal con uniforme de ministro y el Toisón de oro. Lienzo de Luis Menéndez Pidal, 1912

documentación

Abajo. Las más altas autoridades del estado despidieron en Madrid el féretro de Alejandro Pidal, cuyo destino final fue Covadonga. Epílogo Realmente, a pesar de todo el poder que acumularon en vida los Pidal, durante un siglo, son de los grandes olvidados de la Historia tanto a nivel de España como en su feudo villaviciosino. Su hijo, el Marqués de Villaviciosa, también político y diputado por Villaviciosa es más conocido por ser el promotor del primer Parque Nacional, el de Covadonga, que por su labor como diputado o por sus incomprensibles libros, escritos con su “prosa de esquimal”. En

1919 donó mediante escritura a la Sociedad Ateneo Obrero en Villaviciosa un solar para edificar su sede social. Tras su muerte, uno de los hijos pidió la reversión y vendió el edificio construido a un particular sin abonar nada por ello, lo que dio lugar a un embrollo que todavía dura. Su nieto Santiago Pidal Gilhou fue diputado por Villaviciosa en las elecciones de 1918 pero a partir del veinte ya triunfan los reformistas. Hoy, 100 años después de la muerte de Alejandro Pidal, queda muy lejos su manera de entender la política, su palabrería vacua, su exacerbado clericalismo, su mangoneo de cargos, vidas y haciendas, su cacicato en suma. Podemos afirmar que Villaviciosa debe una gran parte de su atraso y su aislamiento secular en infraestructuras, a la desidia de los Pidales y sus cómplices.


23

Un humanitario maliayés: Jesús Pando y Valle

T

Labor americanista

Si fecundo fue como escritor, aún lo fue más como elemento de actividades organizadoras y constructivas (según Españolito). Su pluma hizo más que letras,

consiguió hacer instituciones, dice Antonio Balbín de Unquera. Él era uno de los fundadores del Centro Asturiano de Madrid, del que fue secretario con Posada Herrera como presidente. Colaboró en la Sociedad Económica Matritense. Tienen especial significado dos de las causas que sirvió: la sección española de Cruz Roja Internacional de cuya Comisión Ejecutiva fue presidente, desde donde dirigió el semanario La Caridad; y la Unión Ibero-

memorias

res de los hijos del notario José Pando Careaga y Asunción Valle fueron notables en su actuación humanitaria. José, cuyos merecimientos luce una placa en su casa natal y otra al pie de su estatua en el jardín de la plaza de Santa Clara. Genaro, propuesto para la cruz laureada de San Fernando por el valor mostrado al morir defendiendo el barco Bélico que comandaba, en 1898. Sus restos fueron trasladados al panteón familiar en Villaviciosa. Jesús, el primogénito, nació en Villaviciosa (1850), estudió Derecho en Oviedo, fue concejal en la villa y secretario de su ayuntamiento; cofundador de una Sociedad de Socorros Mutuos, así como del colegio de García Caveda, donde fue profesor. Ejerció el periodismo en Asturias: en la revista El Campo dejó bellas descripciones (“La quinta de Sorribas” junio de 1877) estudios (”La sidra en Villaviciosa” julio de 1877) de paisajismo (“El arbolado en Asturias” septiembre de 1877) y en Madrid a donde se trasladó en 1879. Escritor de poesía y relatos, era hombre de pasmosa actividad y fecunda energía; asesor de empresas de cierta importancia, accedió a puestos del funcionariado en diversos ministerios. Publicó estudios y ensayos económicos y administrativos. Dirigió varias revistas y diarios.

Etelvino González López


24

memorias

“Primer heraldo en España de nuestras glorias de América.” (Rubén Darío) Americana, como impulsor y eficaz secretario general, al servicio de la colaboración y del acuerdo entre España y los países americanos de origen ibérico. Entendía que: “Borrado ya el recuerdo del triste alejamiento en que españoles y americanos vivieron durante el periodo de la emancipación colonial, vuelven a dominar las corrientes de cariño que a unos y otros impulsan, inspiradas en las páginas gloriosas de la común historia, en los vínculos de la sangre y del idioma y en el aliciente del interés común” (Jesús Pando y Valle, El Centenario del descubrimiento de América, 1892, pag.1) El primer paso para agrupar personalidades eminentes españolas y americanas que constituyeran el núcleo originario de la Unión Ibero Americana se da en el ámbito de la revista Los Dos Mundos. El 6 de octubre de 1884 su fundador y director J. Pando y Valle decidió reanudar las veladas de invierno de redactores y colaboradores de la revista y les expuso el proyecto de constituir una asociación no oficial; se formaron dos comisiones: una de Propaganda y otra de Estatutos y Reglamentos. Enseguida el ministro del Salvador escribía al Señor Pando y Valle: “Felicito a Vd. y a sus eminentes colegas por la noble

inspiración que han tenido al fundar la Sociedad Unión Ibero Americana. Esta es una idea positiva y que producirá fecundos resultados; es uno de esos pensamientos que Víctor Hugo llama del corazón. Con todo el lleno de mis fuerzas me adhiero a esa meritoria labor. Vd. sabe muy bien que hace cuarenta años trabajo en la realización de una empresa semejante a la que Vds. han acometido. Seguro estoy de que Vds. hallarán como auxiliares en América a todos los hombres inteligentes e ilustrados”. (J. M. Torres Caicedo, Ministro del Salvador en París y Madrid. París 14 de diciembre de 1884). En la sesión inaugural -Paraninfo de la Universidad Central, 22 de marzo de 1885- intervinieron Pedro Govantes y Azcárraga (filipino, diputado y luego senador vitalicio, conde de Albay), Antonio Balbín de Unquera (hijo del maliayés Francisco Balbín), Carlos Holguín (ministro plenipotenciario de Colombia), y el presidente Segismundo Moret. En 1900 se celebra en Madrid el Congreso Social y Económico Hispano Americano, en noviembre; preside la mesa el ministro de Estado y es secretario del Congreso el Excmo. Sr. D. Jesús Pando y Valle. Aquel congreso, convocado por un Real Decreto de Francisco Silvela en la Gaceta de Madrid (17.4.1900), fue el resultado de un conjunto de iniciativas privadas y públicas. Entre las privadas fue determinante la iniciativa de la Unión Iberoamericana, bajo la presidencia del gijonés, senador y futuro ministro, Faustino Rodríguez San Pedro y movida en el plano ejecutivo por Jesús Pando y Valle. La calidad de las representaciones de los países americanos se vio favorecida por la coetánea celebración de la Exposición Internacional de París, que trajo a Europa un gran número de destacados representantes de la cultura, la sociedad y la economía del otro lado del Atlántico. “El éxito y la repercusión del Congreso Social se convirtió en hito fundamental del hispanoamericanismo y dio la fórmula idónea para manifestaciones de esta índole, donde las grandes palabras históricas acogían intereses de política internacional y búsqueda de mercados, comerciales o literarios”, en palabras del profesor José Carlos Mainer. Alma y brazo del Congreso Social y Económico, a Jesús Pando le llamó Rubén Darío “primer heraldo en España de nuestras glorias de América”. Costa tenía alta valoración de su empuje, voluntad y dedicación. Muchas entidades le tuvieron como miembro, y le adornaron con distinciones nacionales y extranjeras. En particular se premiaba aquella cualidad tan suya: “la rara habilidad de armonizar los deseos y opiniones de todos con tal arte, que ninguno queda descontento o desavenido”. Fueron innumerables las gestiones que le cupo hacer con todas las personalidades invitadas a asistir y a intervenir en el Congreso. Tengo delante las cartas de dos significativos intelectuales. De América, el


25

poeta nicaragüense Rubén Darío, doce misivas de ida y vuelta (1905-1908). De España, el rector de Salamanca Miguel de Unamuno. El Congreso, si bien mereció un análisis crítico de Clarín por sesgos mercantiles ‘oficiales’, no deja de ser un inicio de mayor alcance para empresas sociales, culturales, de intención regeneracionista. Esta era la perspectiva en la que operaba el maliayés, americanista destacado.

Cruz Roja

memorias

Reorganización En 1864 delegados de las naciones europeas reunidos en el salón principal del ayuntamiento de Ginebra firmaron un convenio, convención que dio origen a la Cruz Roja. De esta se organizó en España un activo comité al amparo de la Orden de San Juan de Jerusalén, con el apoyo oficial y seguimiento de todos los sectores sociales. Sus principios comenzaron a aplicarse en la guerra carlista, ya que atendía en especial a los problemas generados por los combates. El estado de cosas creado por la revolución de 1868 no propició el apoyo oficial, y durante años se creyó próxima a desaparecer Cruz Roja en España. La aspiración a reorganizarla se concretó en diversas reuniones en casa del marqués de Cubas y en la de Basilio Sebastián Castellanos, donde se formó un comité con la tarea de reunir a los miembros dispersos, buscar recursos y proponer la forma de que Cruz Roja acudiera en tiempos de paz en auxilio de las calamidades públicas. En algún momento, Jesús Pando -presidente de la Comisión Ejecutiva de la Asamblea Suprema- tiene que informar cómo una comisión de activos y entusiastas socios tuvo la fortuna de ver coronados sus esfuerzos, que no fueron pocos, el 14 de mayo de 1892, cuando en una Junta general el marqués de Estella indicó la necesidad de reorganizar vigorosamente Cruz Roja en España. Y suplicó al señor Pando y Valle que diese cuenta de los trabajos hechos desde 1889 y propusiera los acuerdos que convenía tomar. Pando y Valle refirió las colaboraciones de diversas entidades y expresó la conveniencia de que se sancionasen las reformas de los estatutos y reglamento iniciadas en 1891. Se aprobaron las propuestas de Pando. Se ofrece la presidencia de honor a la reina Maria Cristina y se inicia una gran campaña de propaganda y creación de comisiones provinciales. “Lo que entonces sucedió no nos

Casona familiar de los Pando y Valle en El Ancho. La placa de la fachada rinde homenaje a su hermano José. incumbe analizarlo por haber tenido intervención en ello” -escribe discretamente Jesús Pando, que realizó la reforma de estatutos y reglamento-; a nuestro propósito bastará digamos que la Cruz Roja española supo cumplir entonces su cometido dignamente, resume. (LC n. 1. 19.5.1893, págs 24-30) El verdadero motor de la reorganización fue Jesús Pando y Valle, cuya actividad llegó a arrastrar a los demás miembros de la Asamblea con nuevas perspectivas: ampliar


26

memorias

Su obra es la reorganización de la sección española de la Cruz Roja en lo posible los fines de la institución, hacer movibles cargos que no lo eran, dar mayor amplitud a los medios para obtener recursos y evitar deficiencias del antiguo reglamento, obsoletas. Desde el mes de enero de 1889 por la iniciativa incomparablemente poderosa y la constancia a prueba de sinsabores y desengaños de D. Jesús Pando y Valle, secundada por antiguos consocios...se venía trabajando en la empresa gloriosa de reorganizar la Cruz Roja en España. (P. 244, nota 1). Todo se pudo hacer por el amparo del general Camilo G. Polavieja, motivador de los gobernadores civiles de la mayoría de provincias. Se despertó el entusiasmo en todo el país, se obtuvieron recursos y se restablecieron las comisiones provinciales. Entre el verano de 1892 y octubre de 1893 ya estaba la asociación implantada en toda España. Hay algunas actuaciones que adquieren especial relieve: la campaña de Melilla y la guerra de Cuba. En el orden interno, la inauguración del sanatorio de Cruz Roja en Barcelona y el de Vallehermoso en Madrid. La atención de la reina regente Mª Cristina se evidenció en las visitas a las instalaciones administrativas (1894) y a los heridos de la guerra de Cuba, hospitalizados en Vallehermoso (1896).

Revista La Caridad. Se trata del órgano oficial de la Asamblea española de la Cruz Roja, 1º de mayo de 1893. Un cuaderno mensual de 32 páginas en cuarto con cubierta en negro y rojo. Desde entonces se fue publicando sin interrupción y con retratos de ilustres personalidades, entre ellos Jesús Pando y Valle, su director. Se editaron además seis mil ejemplares de los Estatutos, y otros documentos de interés. Pando ya había fundado el semanario El Sábado (1872), la revista de ciencias, letras y arte Los Dos Mundos (1883) y el diario La Patria (1890). Había ingresado en la Cruz Roja en 1873, al tiempo que Antonio Balbín de Unquera publicaba Defensa de la Cruz Roja y se dedicó en cuerpo y alma a su reorganización, “siempre detrás del anonimato” (J. Carles Clemente). Misión transcendental. “...ya que la bondad de Vd. ha querido honrar mi nombre, colocándolo al frente de su excelente obra ... reciba Vd. la primera y bien sentida enhorabuena por su meditado libro, tan útil y provechoso para la historia de la Cruz Roja Española, como para los que se dedican al cumplimiento de sus sabios y caritativos reglamentos, y a dar mayor amplitud a su esfera de acción.” Así saludaba el obispo de Sion Jaime Cardona y Tur el libro Misión tanscendental. Se presentaba como estudio sobre la caridad, el problema social y la Cruz Roja; su autor, Jesús Pando y Valle. Doce capítulos en 176 páginas, a lo que añadía apéndices de diversos documentos organizativos de la importante creación Cruz Roja, tales como el Convenio internacional para mejorar la suerte de los militares heridos en campaña. Otros convenios, organización general y programa (1894), reglamentos, informes de situación, proyectos y la Memoria de la Suprema asamblea de la Cruz Roja Española, que deja esta constancia: “La obra del señor Pando y Valle que compite con esta en transcendencia e importancia, es la reorganización de la sección española de la Cruz Roja. A él se debe -justo es reconocerlo- la mayor parte de la gloria de su buen suceso” (La Caridad, n 4 1.8.1893, págs. 16-18). Un final Sursum corda, capítulo doce, describe un panorama social de perspectivas sombrías para el siglo XX, que ojalá no hubieran tenido realidad: “Las conquistas de nuestro siglo [XIX] que ha dominado la electricidad y el vapor, convirtiéndolos en humildes esclavos del género humano, servirán al proletariado en guerra para acabar más pronto y de un modo más terrible con el actual estado de cosas, si en espacio relativamente breve no se acude a remediar el mal. La prensa, que al minuto da cuenta de las miserias y movimientos


27

“Era un amigo admirable; uno de los más bellos y más nobles corazones que puedan albergarse en el pecho de un hombre”. (J. Mª Vargas Vila) sociales, tiene unida a la masa proletaria universal en un mismo sentimiento, y hace crecer los deseos, aumenta los afanes y enciende las pasiones, hasta el extremo que no se aguarda más que un caudillo y un instante oportuno para dar la voz de exterminio. Las ilusorias teorías de regeneración social predicadas por aristócratas y burgueses en los congresos, en el libro y en la prensa, sin que la realidad venga a comprobarlas, ya no fascinan a la multitud, que, desilusionada e incrédula, camina a ciegas, pero vertiginosamente, a la destrucción. Al pueblo ya no le gustan teorías y discursos; quiere hechos, quiere pan, quiere que la obra acabada del verdadero progreso se cumpla.”

Semblanza

Bibliografía

Ensayos técnicos - La crisis agrícola (1878) - Los pósitos: apuntes acerca de su historia, de su importancia, sus reformas (1880) - La cuestión agrícola y los municipios. El comercio y su importancia (1882) - Los municipios y su influencia en el progreso (1882) - El comercio y su importancia (1882) - Galería de americanos ilustres (1883)

Obra literaria Poesías. Oviedo (1874). Horas perdidas. Más versos. Oviedo (1878). Pequeños poemas. Oviedo (1878). Cuentos y leyendas. Barcelona (1880). José Carlos Mainer. “Un capítulo regeneracionista: el hispanoamericanismo (18921923)”, en La doma de la quimera, Universidad Autónoma de Barcelona, Bellaterra 1988. A. Balbín de Unquera. Defensa de la Cruz Roja (1873) VC/ 829/10, VC/ 1347/32

memorias

La escritora peruana Clorinda Matto de Turner, en su Viaje de recreo por España y otros países dejó esta breve semblanza del eficaz maliayés: “El doctor Pando y Valle es un hombre de gentil apostura, espíritu dúctil, trabajador incansable en el campo intelectual, y un cumplido caballero de la alta aristocracia. Me ha honrado con su visita y puesto a mi disposición la biblioteca y los salones de la Unión Ibero-Americana, que tiene su gran edificio en la calle de Alcalá... El señor Pando Valle me pone en relación con escritoras, periodistas, educadores españolas, cuyo número y preparación me sorprende pues en América nos hemos familiarizado sólo con doña Emilia Pardo Bazán... ignorando nombres consagrados por la fama que constituyen gloria para la causa de la mujer emancipada por la ley de la luz, que ilumina y embellece” (págs 31-32). Y el escritor colombiano J. Mª Vargas Vila: “era un amigo admirable; uno de los más bellos y más nobles corazones que puedan albergarse en el pecho de un hombre...” Fue amigo de Tomás F. Tuero, de Fermín Canella, de Joaquín García Caveda, de Mariano Balbín Valdés, de Plácido Jove y Hevia, de Pedro José Pidal, de Concha Peón de Cavanilles, entre los de aquí. También de R. de Campoamor, de Gaspar Núñez de Arce, de Rubén Darío.

- Un programa de reformas. Sobre la crisis agrícola y medios de combatirla (1887) - El centenario del descubrimiento de América. Carta de A. Pidal y Mon (1892). - Misión transcendental: estudio sobre la caridad, el problema social y la Cruz Roja (1895) - Regeneración económica: croquis de un libro para el pueblo (1897). Reed. 1990. Ramón Tamames. - Memorándum dirigido al Rey de España y a los Presidentes de repúblicas - Congreso social y económico Hispano Americano, Reunido en Madrid el año 1900 - El impuesto de consumos y su abolición gradual (1905).


28

Tonada: el espléndido futuro de la música tradicional asturiana

reportaje

A

sturias, no cabe la menor duda, posee uno de los patrimonios mas ricos en cantidad y variedad de canción tradicional, la llamada tonada o asturianada. Por ello, no parecería necesario insistir sobre la idea de los valores del “canto tradicional asturiano”. Sin embargo, en estos momentos que vivimos de gran dificultad económica para todos, surge con más fuerza, si cabe, la necesidad de apoyarse en nuestros valores ancestrales de tradición oral, los que nos identifican como un pueblo con entidad propia e indudables valores culturales. El canto es, sin lugar a dudas, una expresión artística que nos proyecta hacia el exterior y muestra nuestra idiosincrasia como pueblo; texto, voz e instrumentos acompañantes y solísticos, configuran una voz poderosa a la hora de esa necesidad de cultivar el alma y, porqué no decirlo,

Joaquín Pixán

la conveniencia de mostrar nuestros valores como pueblo de cultura ancestral. Hay muchas variantes de canción asturiana: vaqueiras, alleranas, canciones de gaita, giraldillas… Y otras muchas, no menos significativas, que configuran ese mosaico tan variado y de tan gran riqueza melódica y estilística que posee la canción tradicional asturiana. La televisión autonómica (RTPA) ha puesto de manifiesto, a través de los variados programas de su producción, el interés creciente por estas expresiones artísticas propias y que no es necesario recurrir a formulas “comerciales” foráneas para conseguir programas de música con una audiencia que permita seguir apostando por lo nuestro. Paralelamente a esto, los dos grades periódicos de Asturias apuestan firmemente, hace ya unos cuantos años, por la canción asturiana. Al hilo de toda esta reflexión, me permito la sugerencia de trabajar en la buena praxis de este repertorio autóctono, con estudios que nos permitan desarrollar las técnicas de interpretación adecuadas, y me atrevería a decir que convendría revisar su aplicación correcta. Existe en estos momentos un movimiento emergente de intérpretes de canción asturiana muy cualificado, rico en calidad y cantidad, lo que representa un caldo de cultivo más que suficiente para plantearse una actividad docente encaminada a la vigilancia de una enseñanza adecuada a la hora de interpretar este repertorio en el que, en mi opinión, a veces se descuida un tanto la técnica vocal y el propio estilo. Voy más allá y afirmo que, a pesar de la idea bastante extendida de que estudiar la técnica vocal para una buena conservación de la voz va en contra de la pureza de lo tradicional, a mi modo de ver es un error. No hay que olvidar que el canto, aunque sea el tradicional, es un espectáculo, una expresión artística que se proyecta buscando la aprobación del público que lo consume; por lo tanto, busquemos la utilización adecuada de la técnica para permitirnos un discurso atractivo en lo artístico sin per-

Las voces de hoy en Villaviciosa Para conocer la vitalidad de la tonada en Villaviciosa disponemos de la perspectiva que aporta Javier Díaz Fernández. Javier el d’Arroes es la enciclopedia viva de la canción tradicional en Asturias. Su casa de El Fonduxu guarda la mejor colección de música que uno pueda imaginar, buena parte de ella grabada personalmente desde 1959, y sus cuadernos recogen más de un siglo de detallada historia. En su criterio y en su “tesoro” se inspiran buena parte de los cantantes actuales de toda la región.

Desde su experiencia y autoridad, destaca a Jorge Tuya (Seloriu) como el mejor cantante asturiano de tonada de los último 30 años. Acaba de cumplir los 55 años y lleva otros tantos primeros premios en los certámenes de tonada más prestigiosos. Otro de los grandes es Luis Estrada (Seloriu), polifacético como persona e inigualable como intérprete de alguna de las piezas más antiguas que se conocen. Comparte con Jorge, además del Dúo Astur con el que recorren la geografía asturiana y cántabra, la habilidad para cantar a la gaita y sin ella.


29

Otros llegaron a la música de concurso de la mano de Javier. A Andrés Cueli (Miravalles) lo encuentra Javier con motivo de un concurso que había en el Alto l’Infanzón, pero no sobre el escenario sino en el chigre al final de las actuaciones. Nunca se había planteado concursar; ahora lleva más de dos décadas y este año ganó varios concursos de primer nivel. En una situación parecida llegó a esto de la tonada Águeda Riera (Breceña), a la que su trabajo en La Espicha la arrastró desde la copla hasta la tonada a fuerza de escuchar a la clientela. En una de esas “reuniones” la escuchó Ja-

Carátula del CD distribuido por La Nueva España el pasado septiembre. he heredado de mis mayores. Y ese sentimiento asturiano, unido a la interpretación cuidadosa, a un trabajo técnico vocal elaborado, es el que estoy convencido merece la pena transmitir a nuestras generaciones futuras.

vier y la inscribió de seguido en su primer concurso de tonada para aficionados, que ganó. Más nuevo en el mundo de la canción de certamen es Eduardo Naredo, del que Javier asegura que no hace falta rogarle para que se lance a cantar en cualquier sitio. Tiene gusto cantando a la gaita y un afán de mejora que le sigue ayudando a progresar. Más margen si cabe tiene Andrea Cardín (Villaviciosa), una de las voces jóvenes de la tonada villaviciosina. Buena discípula de su padre, Andrés, a sus 19 años tiene mimbres para convertirse en una de las grandes, tanto a la gaita como sin ella, y garantizar la pervivencia de la tonada en nuestra comarca.

reportaje

der la referencia de lo tradicional o autóctono. Valdría la pena, pues, explorar e investigar en la renovación del género; para que esa renovación se produzca, conviene aportar nuevos textos y nuevas músicas con el fin de sumar aportaciones literarias como las del Antonio Gamoneda y otros escritores y compositores asturianos, que nos permitan plantear un discurso con valor literario y musical. Se alcanzaría así a interesar a un espectro de la sociedad que, por las razones que sea, no consume este producto cultural y etnográfico. Mi idea sería que la mayoría de los asturianos se sintieran identificados con su literatura-poética cantada. Como antes decía, todo el trabajo que durante tantos años se ha venido realizando por parte de autores, intérpretes (cantantes e instrumentistas) y asociaciones, han creado una realidad que nos abre ahora la posibilidad de dar un paso hacia el futuro, ser un poco más ambiciosos y plantearnos esa renovación de la que hablo. Mi experiencia de treinta años de carrera como cantante y, puntualmente como compositor de canciones asturianas y otras obras, me permite decir que en mis recitales en todo este largo recorrido por gran parte de Europa y América y por supuesto en España, -y no cuento Asturias donde sería más fácil el éxito por razones lógicas de sentimiento-, he podido comprobar que canciones como “Si yo fuera picador”, “Paxarín parleru”, “Ay de mi que me oscurece” y tantas otras, han sido siempre éxito asegurado; eso sí, siempre he procurado aunar los conocimientos técnicos con mi condición de intérprete de esa tonada que


Medio Rural


31

Peregrinos jacobeos por Villaviciosa Vicente Álvarez Rivero

El autor recoge en estas páginas su encuentro con dos peregrinos europeos que se dejaron caer por nuestras tierras. Les acompaña a lo largo del camino jacobeo por Villaviciosa y de la experiencia han pasado ya un par de años, los que hemos esperado, sin fruto, por la prometida respuesta del viajero italiano.

El interés, no obstante, se mantiene intacto, tanto como la desidia y el olvido en que se sumen los caminos carreteros que vertebran este concejo. Necesitamos que lo digan los viajros para que nos demos cuenta del potencial turístico, y de ocio para los locales, que guardan en cada curva, oculto tras los escayos que las tupen.

D

asociación

esde hace siglos nuestro concejo es zona de paso de “peregrinos”. Casi con toda probabilidad los primeros en hacerlo fueron los celtas en su viaje hacia el fin del mundo (Finis Terrae). Su testigo fue tomado por aquellos que movidos por la fe o la necesidad, se dirigen hacia aquella misteriosa tumba en la que, tras una magnífica operación de marketing, se confirma que reposan los restos del Hijo del Trueno. Aunque estos hechos tienen lugar en torno al año 813, parece que existiría documentación que hace referencia al paso de ¿peregrinos? por nuestro actual concejo, en fechas anteriores. El trasiego de ida y vuelta por nuestros caminos, duraría hasta la consolidación de la reconquista en la meseta, dejando expedito un camino más cómodo y que poco a poco, gracias al propio tránsito, iría generando una amplia red de estructuras y servicios y como consecuencia de riqueza, que lo convertiría en la Calle Mayor de Europa.

Es una pena que Aymeric Picaud no hubiese elegido el camino al “Campo de Estrellas” más antiguo de la historia para llegar a la tumba de Santiago, pues de haber sido así podríamos disponer de su peculiar visión de nuestra tierra y de las gentes que la habitaban en el siglo XII, como hizo con el llamado Camino Francés en el recientemente desaparecido (y después recuperado) “Codex Calixtinus”, y así compararlas con las de Anke y Leonardo, peregrinos del siglo XXI a quienes acompañamos en su recorrido por el trazado del camino a lo largo de nuestro concejo, a finales de este verano. El casual encuentro se produce a las puertas de la antigua iglesia asilo de La Llera, donde Pilar ejerce de cicerone y único habitante permanente de este pequeño núcleo fronterizo entre Colunga y Vi-


32

reportaje

Una magnífica operación de marketing confirma que allí reposan los restos del Hijo del Trueno. llaviciosa. Desde aquí compartiremos caminata hasta el Alto de La Campa, límite con Sariego. El trecho de carretera que nos conduce a Priesca abre un balcón inesperado sobre parte de la ría flanqueada por infinitas manchas de color, donde grises y azules se encuentran esclavizados por incontables verdes. Llama poderosamente la atención de nuestra rubia acompañante la variedad arbórea que cobija el camino a lo largo del recorrido, pero no comprende bien la renuncia a nuestras especies autóctonas a cambio de los eucaliptos, alcanzando el cenit su incomprensión con la asfixia que sufre por parte de los mismos el hermoso bosque de encinas de Cualmayor, que divisamos por la derecha. Al llegar a la iglesia de San Salvador la sorpresa de nuestros compañeros se acrecentó con la sotana de D. Daniel y su magistral lección sobre los mínimos detalles que componen tan emblemático edificio prerrománico. Nuestro regreso al trazado del actual camino, está precedido de un pequeño debate debido a que a Leonardo le marca el rumbo, desde que partiera de su Roma natal, una vieja edición facsímil de no se sabe qué año y autor, de una guía utilizada ya por su abuelo a principios del siglo XX para recorrer este camino que hoy el nieto repite en su honor y memoria. Esta antigua edición indica que desde aquí se debe seguir en dirección a Gancéu, Bayones, Santa María de La Magdalena, Paniceres y Santo Tomás de Coru hasta San Salvador de Fuentes, desde donde nos sugiere la posibilidad de dirigirnos al hospital de peregrinos de Vila Viciosa o continuar hacia Amandi. Nos cuesta un buen rato de charla con el Sr. Cura y la colaboración de otro lugareño convencerle de que en la actualidad el tramo de camino que conduce a Gancéu se encuentra inutilizado y es prácticamente imposible seguir los pasos de su abuelo en este trecho. Es curioso que este trazado, con alguna variante de paso, todavía aparezca marcado en la actualidad en algunos mapas oficiales españoles. El descenso hacia La Vega se hace por el camino que nace en el lateral norte del templo. Al poco nos encontramos con la primer capilla de ánimas de las muchas que jalonan los caminos del concejo. Resulta difícil explicar a nuestros acompañantes el sentido del cartel que cuelga en su interior y que en otros tiempos, con la presencia de una imagen y

un cepillo, tendría su sentido: “Caminante que caminas derecho a la eternidad, déjame aquí una limosna que Dios te lo pagará”, más aún el destino de las limosnas y las gracias

que se obtenía de las ánimas por medio de las mismas. Tras el empinado descenso, en el que nos sorprende con su presencia un corzo,


33

Comentan el abandono del trazado, el albergue y varias de las construcciones emblemáticas del Camino. emblemáticas del camino. Nuestros escasos conocimientos de lenguas extranjeras a buen seguro que nos salvaron de muchas de las perlas que, a tenor de los gestos, nos dedicaron por no ser capaces de defender nuestro patrimonio. El camino continúa en dirección a Tornón; de nuevo pasamos bajo la autovía para ascender al barrio de El Fresnu, desde donde seguimos en dirección a Pandu poco después de dejar atrás las ruinas de la Casa Marica, inigualable balcón sobre la ría de la Villa y su entorno. Dejamos el asfalto para continuar por un bonito pero encharcado camino que antaño conducía a los caminantes a la Venta del Sellu, actualmente desaparecida, y a la fuente de los Peregrinos, inexplica-

reportaje

retomamos el asfalto por el que alcanzamos el poblado de La Vega, donde los improperios del romano se elevan a los cielos al comprobar el lamentable estado en el que se encuentra el “palazzo de Güera”. Afortunadamente va recuperando la calma a medida que debe aumentar su concentración para no enterrarse en el barro que tapiza el camino, paralelo al arroyo de Sebrayu, que nos conducirá hasta el pequeño núcleo del que toma su nombre. Antes de pisar nuevamente el asfalto debemos ir dejando atrás otra capilla de ánimas, una antigua y peculiar presa, un gran viaducto y el pequeño puente de Sebrayu, antesala de la “Avenida del Felechu”, carreterilla junto a la que se alinean las casas de este pequeño pueblo en el que se encuentra el único albergue público de peregrinos del que dispone el concejo de Villaviciosa a lo largo de los 41 Kmts. de camino que lo atraviesan. En el patio del albergue nos encontramos a varios compañeros de camino de Anke y Leo; durante un corto descanso se genera una interesante conversación en mezcolanza de lenguas, rememorando momentos vividos en las etapas precedentes. La traca final la reservan para comentar el estado de abandono del trazado, el albergue y varias de las construcciones

blemente trasladada al otro margen de la autovía. Como la italo-guía hace referencia a ella, no nos libramos de atravesar las dos rotondas que la separan del Camino para cumplir con su deseo. De regreso al actual trazado caminamos un trecho hasta la blasonada casa de La Torre, lugar en que cambiamos el margen de la vía para tener una bonita visión de La Espuncia que logra despertar la curiosidad de Anke por nuestra bebida, pues dice que la sidra junto con la cerveza de su país son inmejorables. Naturalmente aceptamos el reto de comparar la sidra. La entrada por Les Caleyes, el ambiente festivo que se respira en la antigua Puebla de Maliayo y la oferta de compartir unos culinos con algo de comer, unido al compromiso de acompañarles durante la primera parte de la próxima jornada, hace que nos resulte fácil convencerles para que pernocten en la Villa. Si nuestros pere-invitados se van con la idea de que lo vivido en la tarde de este día es lo habitual, no nos cabe la menor duda de que no se creerán la explicación que les dimos sobre el origen del actual nombre de nuestro pueblo. Después de una visita a San Salvador de Fuentes y a la capillina de Santiago dio comienzo el desafío sidrero con Anke. No sabemos si por la calidad de la sidra, si por les andariques, les xulies


34

La visión a lo largo del recorrido es magnífica.

reportaje

o por el pasacalles de la banda de gaitas, nuestra amiga germana reconoció públicamente no haber probado nunca una bebida tan buena. La cita en El Güevu del día siguiente, fue temprana. Seguimos el trazado que antaño entraba en el recinto amurallado por la puerta del Mercáu Vieyu, continuamos por la calle del Sol hacia El Ancho hasta las Escuelas Graduadas, lugar donde antaño se levantara bajo la advocación del Sancti Spiritus el Hospital para pobres y peregrinos. La imagen de Nuestra Señora de la Oliva, los capiteles que la flanquean y Manolito nos desean buen camino al paso por la portada oeste de la iglesia, desde donde seguimos en dirección a La Torre. Los primeros momentos de la mañana discurren en silencio por

el paseo de la Alameda. A nuestro paso por Amandi lamentamos no poder mostrarles el interior de la Iglesia de San Juan para utilizarlo como despertador de nuestros compañeros. Un café extra en La Regatina, la impaciencia y la falta de atención de Leonardo consiguen que tenga que romper a sudar de manera imprevista, pues las marcas utilizadas en este tramo por una conocida asociación gijonesa también son flechas amarillas… pero en dirección a Covadonga. La carrera me permite alcanzar al despistado poco antes de Valbúcar, pero podría haber sido bastante peor si nos llegamos a tomar el otro café que pedía el cuerpo. Capilla y puente de San Juan, La Parra, Algara y reagrupamiento en la capilla de San Blas de Casquita. La intención de Anke de continuar en dirección a Gijón por el Camino de la Costa nos hace recurrir a esa antiquísima coplilla de incierto origen que incluso tiene recogida la vieja guía de Leonardo y dice: “Chi va a San Giacopo e non a San Salvatore visita il servo i lascia il Signore” Ante nuestra insistencia y la posibilidad de recuperar el trazado

de la Costa a través del enlace de Oviedo con Avilés, nuestra compañera germana cede y continuamos juntos. Debido a la influencia del librito trasalpino no hay otra opción que la de continuar sobre el asfalto en dirección a Camoca, La Riega y San Pedru Ambás. Atravesando entre las casas y paralelos a la carretera, comenzamos el ascenso hacia Arbazal, probablemente el trozo más bonito de Camino en nuestro concejo pero uno de los peor conservados; únicamente se mantiene semiabierto por el paso de los contadísimos peregrinos que todavía hoy utilizan lo que illo tempore fuera conocido como Camino Francés, ruta de paso y comunicación entre las dos laderas de La Campa. La visión que se contempla a lo largo del recorrido es magnífica, podemos ver desde la desembocadura de la ría, pasando por la cubeta en el que se asienta la Villa, hasta el Valle de Boigues y su conjunto arquitectónico que van quedando a nuestros pies. Al llegar al pequeño núcleo de Arbazal sorprende encontrarse con la grandeza de la iglesia de Santa María y la casa de los frailes o Mesón de los Cistercienses, lugar en el que en tiempo pasado los monjes de Valdedios ofrecían albergue a los peregrinos. El trecho de camino que resta hasta alcanzar La


35

y momentos inolvidables por vuestros bosques, costas, prados, caminos y montañas, no comprendo por qué vuestra región es una perfecta desconocida, y tampoco si el primer Camino nace en Oviedo ¿por qué este Camino, en las guías más conocidas, figura como una variante o alternativa? Respecto al tramo que hicimos juntos, tampoco entiendo por qué no se cuidan mejor los caminos, los edificios históricos, el medio ambiente y los servicios para los peregrinos, como lo hacen en lugares que encontré días más tarde. Es curioso que en algunos lugares del Camino, me hubiera sentido como un ser llegado de otro planeta y sin embargo en otros como una princesa, que un clérigo me hubiese recibido con insolencia y que otro me abriese las puertas del Cielo. Estas vivencias me hacen acudir al “Calixtinus” para rescatar alguna frase, para con todo mi cariño y quiero pensar que también lo habría hecho Aymeric, describir vuestra tierra: “llena de bosques, prados, ríos y saludables fuentes”, “región de lengua bárbara, poblada de bosques, montañosa” a sus pobladores “ligeros de palabra, parlanchines, burlones… borrachines, comilones” y a la excelente comida y bebida “…el alivio que representan las manzanas, la sidra y la leche” o “…abundante en sidra, bien abastecida en ganados y caballerías, en leche y miel, y en pescados de mar grandes y pequeños”. Seguro que muy pronto volveré, para compartir con vosotros esos ¿culinos? y pescados, para recorrer ese camino que nos contasteis que estaba jalonado de molinos de agua y que en otros tiempos compartían peregrinos y lugareños. De Leonardo, seguimos esperando alguna noticia que añadir a este escueto mensaje: Bel tramonto (puesta de sol) en Fisterra, domani torno a casa, presto scrivo. Ciao. * Las fotografías que ilustran este artículo son obra de Arsenio González.

reportaje

Campa sirve para que Leonardo tenga su última visión del Cantábrico y para hacerles una petición a nuestros compañeros: les instamos a que una vez estén de regreso en sus casas nos escriban con su visión personal del Camino, algo que aceptan al unísono sin dudarlo un instante. Con la grandeza de la cordillera Cantábrica, la sierra de Aramo y el valle de Sariego como testigos, sellamos con un abrazo los mejores deseos de Buen Camino para las jornadas que les restan a nuestros amigos hasta Santiago de Compostela. A las pocas semanas y con precisión “germana”, recibimos este correo : Hola amigos Ya de regreso a Berlín e incorporada a mi vida cotidiana, me dispongo a cumplir mi compromiso de contaros mi experiencia en El Camino y especialmente en vuestra tierra, de la que no comprendí muchas cosas y a donde algún día espero volver, tanto para conocerla mejor, como para comprender un poco más la vida y comportamiento de los asturianos. En primer lugar agradeceros la insistencia en que continuara por el Camino Primitivo desde Oviedo, la costa queda para la próxima ocasión. Después de vivir días


36

Mel Amandi, un buscador de razas

reportaje

Isolina Cueli de la Llera

M

el Amandi Bada (Tornón, Villaviciosa, 1959) se dedica a buscar animales de raza. Empezó hace treinta años con Asturiana de los Valles con carta de origen, pero desde hace quince años se centra exclusivamente en los asturcones (Equus Caballus). Tiene 18 ejemplares, repartidos por varios prados en las proximidades del casco urbano de Villaviciosa, en la salida hacia Santander. Se inició en el año 1998 con dos yeguas que compró a un criador de Teverga. En este tiempo multiplicó el rebaño que ahora llama la atención a muchas personas que pasean por las rutas aledañas a Villaviciosa. Mel Amandi, metalúrgico jubilado por accidente laboral, dedica su actividad a los asturcones, con los que compite en ferias de razas autóctonas de Gijón (San Miguel) y Avilés (San Agustín). En su casa tiene bastantes trofeos, concedidos a la pureza de sus ponisasturcones. El más concecorado se llama Ben Breen del Corru, de

8 años, primer clasificado en cinco concursos desde 2009 y Campeón de campeones. “Cuanto menos alzada tiene, más asturcón es” dice Mel refiriéndose a la altura de los pequeños caballos. Según la reglamentación específica del Libro genealógico del poni de raza asturcón, la alzada a la cruz no debe ser superior a 1,47 m. En la mayoría de los animales la media se sitúa entre los 1,25 a 1,35 m. Para los legos en la materia, lo primero que llama la atención es el fleco de pelo que les cae por la cara y que les tapa los ojos. Según Amandi, es una mosquitera natural. “En estos caballos está todo muy bien colocado y diseñado”, afirma. Según Mel Amandi una de las principales características del caballo autóctono asturiano es la cabeza: armónica, de tamaño medio, con perfil fronto-nasal entrante o recto. Característica que reúnen los asturcones que decoran los alrededores de Villaviciosa. Mel Amandi quiere desmitificar la fama de agresivos de estos caballos. “No entiendo cómo se puede decir que son ariscos estos animales: son muy dóciles y mansos, mimosos diría yo”, remarca el criador. Lo que sí confirma Amandi es que los asturcones son muy delicados. Este año ya se le murieron dos crías.


37

de agosto en la Bretaña francesa y en el que Asturias será invitada de honor”. Aunque las yeguas eligen la soledad para el momento del parto, los asturcones son gregarios y eligen el grupo para relacionarse y para defenderse. Esos grupos de caballos ponis asturcones se conocen como el corru. El rebaño de Mel Amandi está repartido en dos corros, en los que también hay un lider. Generalmente suele ser una yegua.

reportaje

“La cría es mi entretenimiento, pero no puedo ampliar más el rebaño, pues cuanto más lo amplíe, más dinero pierdo”, afirma el único criador de asturcones de Villaviciosa, que tampoco es partidario de vender sus ejemplares de pasarela. Una potra de asturcón de 1 ó 2 años puede valer 1000 euros. El asturcón forma parte de una raza de caballos típica del Arco Atlántico, desde Portugal a Escocia. Aunque el asturcón, gracias a las condiciones orográficas de Asturias, mantuvo su raza frente a los cruces que sufrieron sus otros parientes. Según Amandi, “alguno de los asturcones que pastan en Villaviciosa viajará a Lorient al Festival Intercéltico que se celebrará a principios


38

Ruta de los miradores de la ría: de Villar a Lliñeru

paisaje

L

a “Ruta de los Miradores” sólo es una propuesta para ver la ría de Villaviciosa desde otros puntos de vista. Una ría que cambia de paisaje cuatro veces al día, tantas como sube y baja la marea. La primera imagen que ilustra este texto corresponde a la Playa de Rodiles, vista desde Liñeru, a dos kilómetros de El Puntal, en dirección a Tazones. Esta vista insólita, desde este punto, sólo se podrá ver este verano, gracias a que se acaban de talar los eucaliptos que tapaban la visión. Tampoco sería descabellado proponer, a quien corresponda, habilitar una mirador permanente en esa zona, pero no se trataría de hacer nada con hormigón. Es mucho más sencillo, pero, precisamente por eso, no se hace. El otro mirador de la ría está, precisamente, enfrente, en la otra margen, en el alto de Villar (Seloriu). Desde Villar se alcanza a ver, por la derecha, el puerto de Tazones, la dársena de El Puntal y la ría hasta San Martín del Mar, por la izquierda. La panorámica se aprecia juntando las dos fotos. En Villar tampoco hay un mirador al uso, simplemente un claro de bosque y de matorral, a la entrada del pueblo que nos ofrece ese espectáculo, desconocido para la mayor parte de los visitantes que pasan por Villaviciosa. A Villar

Isolina Cueli de la Llera

se podría subir dando un paseo desde la zona de la iglesia de Selorio, donde se encuentra aparcamiento para los coches. La distancia es de kilómetro y medio. La carretera no tiene mucho tráfico, pero sí necesitaría una limpieza de las cunetas y los arcenes. Pero una limpieza digna de un concejo que quiere atraer turistas y visitantes durante todo el año. Las cunetas, que a estas alturas de temporada dan pena, sólo se


39

Mi amiga María José Gutiérrez, que vive en Liñeru, me comentaba que todos estos recorridos podrían hacerse en un tren turístico o en un autobús turístico. Existe la posibilidad de hacer paseos turísticos por la Ría, en lancha, pero no se ofrece este servicio a los turistas por tierra. Sería una forma de disfrutar el paisaje sin tener que ir pendientes de la carretera, ni tener que dar grandes caminatas, a la vez que se hace una gran safari fotográfico. Primera Ruta: Villaviciosa-Rodiles, por Moriyón, Tornón y Villar, con refrigerio en la playa. El tramo Moriyón-Tornón podría ser optativo a pie, ya que es todo cuesta abajo, mientras el autobús realiza el resto del itinerario. Otra alternativa sería la ruta Villaviciosa, El Puntal, Liñeru y Tazones, con refrigerio en el puerto pesquero. Estas serían posibilidades de ocio que nos ofrecen en otras zonas turísticas y con gran éxito de público. En Villaviciosa, de momento, no existen. No es que yo me quiera dedicar a agente turístico, pero creo que la mejor forma de vender Villaviciosa y su concejo es ponerla guapa, cómoda y limpia de matorrales. Lo demás, que es el paisaje y, especialmente, la ría, ya nos viene dado.

paisaje

limpian una vez al año, cuando tendría que hacerse como mínimo dos, una al principio del verano y otra al principio del invierno. Otro mirador impresionante, que para sí quisieran muchas rías y marismas del mundo, lo encontramos en la carretera de Villaviciosa a Miravalles, hasta Agüelle, con una incursión hasta Moriyón, desde donde también hay unas vistas inigualables, y la bajada por Tornón. Este recorrido se podría hacer a pie, ya que es una carretera con poco tráfico, aunque lo que sí necesita es la limpieza de las cunetas. Son momentos y rincones que hay que ver y vivir, pero nos encontramos con una cortina de matorrales que nos impide ese disfrute en la mayor parte de la carretera, y los arcenes también están impracticables. No se trata de quitar los árboles, pero sí los matorrales que trepan por ellos desde tiempo inmemorial y que forman una tupida cortina vegetal. Estamos, una vez más, ante un gasto o una inversión irrisoria y que serviría para avalorar la Ría. Una vista espectacular de la Ría, a pie de carretera, también se puede disfrutar en el tramo desde Villaviciosa a Tazones, con lugares como El Llagarón, pero, una vez más, nos encontramos con los matorrales que ocultan el paisaje. Este recorrido podría hacerse a pie si estuviesen los arcenes limpios, pero conlleva cierto peligro, ya que los coches circulan a una velocidad endiablada. Cuando hace unas semanas leí en los periódicos la propuesta de una senda de nueve kilómetros de Villaviciosa a Rodiles me eché las manos a la cabeza. Y no era porque no se me hubiese ocurrido a mí la idea, sino por el presupuesto que daban al invento. Nada más y nada menos que ¡dos millones de euros! Y les parecía baratam ¡madre mía! Además de infringir la Ley de Costas, que los ribereños tienen que cumplir a rajatabla. A mí, para los tiempos que vivimos, y para los que vienen, me parece un derroche. Deberíamos empezar a aprender a hacer más con menos presupuesto, que es posible. Y yo intento aportar mi grano de arena con esta idea.


40

Tazones es geometría imperfecta Jesús Gallego Rilla

paisaje

C

omo un pueblo griego trasladado del mar Mediterráneo al Cantábrico, empinándose sobre la ensenada. Un pueblo que hoy sería un Comala abandonado de no haberse dado un turismo gastronómico y cultural. Tazones nació como pueblo de pescadores y es la calidad de sus más cercanos caladeros la única razón que lo ha mantenido durante mucho tiempo. Mucho mayores son sus desventajas: su acceso único, carretera estrecha y zigzagueante, su empozamiento, humedad, salinidad, el nordestazo. Todo ese conjunto de venturas y desventuras ha hecho posible que el núcleo poblacional, arquitectónico y paisajístico se mantenga en el estado actual; ya que la guía del hombre en forma racional de leyes ha sido inoperante, aun cuando debería haber sido objeto de un Plan Especial de Protección desde el año 1991 en que fue declarado Bien de Interés Cultural. Otra vez más, como en todos los mandatos municipales, vuelven a darle vueltas al susodicho Plan. Sin que ya sepamos, ni creo que la Administración municipal se atreva a certificar “con absoluta seguridad”, el estado en que se

encuentra legalmente el expediente administrativo. Entre tanto, en estos años, el pueblo ha sufrido modificaciones imperceptibles para un ojo no atento al detalle que no las hubiera permitido un Plan Especial o unas normas urbanísticas razonables. Así la zona forestal ha crecido más allá de los límites originarios y con especies no autóctonas. La zona portuaria se ha “modernizado” no respetando los materiales y conceptos arquitectónicos del BIC, y que sin embargo les son aplicables a los vecinos. La sustitución del ladrillo por la piedra en las rehabilitaciones se está efectuando por temas de coste al no aplicarse por parte de las autoridades, entre ellas las municipales, las ventajas fiscales que la ley permite, afeando con línea vertical recta la individualidad de las edificaciones laterales. En los núcleos fuera del casco se ha incrementado la volumetría y el cemento ha sustituido a los antiguos merenderos. Mientras permanecen en estado de ruina o de abandono algunos edificios distorsionantes con el conjunto. En los dos últimos años las licencias de apertura de los negocios de hostelería han relajado su tradicional estilo marinero. No porque no haya normas urbanísticas el pueblo deja de tener necesidades de equipamientos sociales. Antes bien, al contrario, algunas son perentorias y crónicas como las de las plazas de aparcamiento en fines de semana en primavera y verano; y la más social de un parque infantil soleado, céntrico y abrigado del viento. Otras sin ser tan perentorias, también son necesarias. Tazones es una fuente de ingresos para el concejo de Villaviciosa como reclamo de turismo y especialmente para el Ayuntamiento; que no está siendo atendido en la medida de lo que aporta; más bien al contrario, está siendo desplazado de las políticas turísticas municipales o comarcales (entelequia administrativa); como si su oferta pudiera ser reemplazada (ceguera). Un Plan de Urbanismo, y más un Plan Especial de Protección, es más que un Plan de Construcción de Viviendas. Es también un plan de protección del entorno natural, del paisajismo, de los equipamientos sociales, del sector terciario o del comercio. Y sobre todo es un plan de conjunto que permite saber a la ciudadanía a qué atenerse en un horizonte de medio plazo. Tazones puede ser una maravilla, sin necesidad de grandes inversiones, abriendo sus miradores naturales al mar, el de San Roque, y San Miguel; y dejando abiertos espacios para la vista del mar desde la distancia (“ventanas” al mar).


Cr贸nica


42

Se dignifica la muralla medieval Cubera jar bajo tierra el trazado de la Puerta’l Cañu cuando se rehabilitó la Plaza del Ecce Homo o destinar el solar de la muralla a vertedero. Reproducimos a continuación las intervenciones del presidente de Cubera, Etelvino González, y del concejal de Cultura, Juan Ramón González, en el acto al que asistió una nutrida representación municipal, así como socios de Cubera y vecinos de la villa.

reportaje

Después de 30 años de abandono y estorbo, los restos de la muralla medieval que dio forma a la puebla de Maliayo recuperan un punto de dignidad con la colocación de una placa que la identifica. Tres décadas de desidia que coinciden en el tiempo con el nacimiento de nuestra asociación, preocupada por ideas peregrinas como la de deshacerse de “esos morillos”, de-

Señor alcalde presidente, señoras y señores concejales. Señores socios de Cubera, amigos: Fue hace treinta años cuando unas obras de desmonte pusieron ante nuestra vista el fragmento de muralla que ahora ilustramos. Un clamor se extendía por la villa: hay que tirar esos morrillos. Os confieso que aquello fue una de las causas que nos movió a hacer algo que lo evitara y que hiciera valorar aquel vestigio de nuestro pasado. Así fue naciendo la

idea de fundar una asociación que desde entonces se llama Cubera. Por lo que un pecio medieval tiene de peso histórico, por ser testigo de un viejo y largo recorrido, que es parte importante de nuestro patrimonio espiritual durante siete siglos, merecía y merece que lo conservemos, que lo cuidemos y lo avaloremos. Sin duda alguna. Pero permitid que haga ahora y aquí una somera memoria de personas que vivieron y alentaron este entorno, que tiene el sugestivo nombre de Caleyina Les Indies. Comienzo por la maestra de la broma ingeniosa Margot Iglesias y todos los suyos, sigo por las hermanas López: Lola, Eloísa, Amalia, Etelvina. No olvidamos a la familia Lombarda (con presencia hoy aquí de Pili), quién olvidaría a Les Pinones (Delfa y su tienda, Ángela, Mercedes, Conchita) y su fiel colaboradora Josefina. A la familia Corexa de Corona Felgueres y su doliente hermano Carlos. Al drogueru Vieyu Leopoldo Estany. Al prestigioso taller Fin de Siglo. Al cantor carrascoso, Juaco. A Gabino el prodigioso pintor. Y a Delfa de los Tres Leones, al cabo de la calle.


43

Era este un ámbito de convivencia y de inocente picaresca. Que se acogía al solaz de la muralla. A todos ellos quiero rendir un homenaje leyendo el soneto que un vecino tan notorio como fue Ramón Rivero compuso en duelo por los destrozos que en la vieja muralla se hicieron por los a��os veinte del pasado siglo. Exactamente el año 1928 cuando se continuaba la destrucción implacable por imperativos del urbanismo. Pues para que quedara perpetua memoria de su valor y significado nuestro querido amigo Ramón Rivero escribió:

Ese cuadro tan sombrío es lo que nosotros queremos evitar. Con este acto, con esta inscripción en mármol recuperamos para este humildísimo vestigio la referencia de su longeva dignidad. Lo ha hecho la Corporación local y lo ha ejecutado con celo merecedor de reconocimiento don Fernando Pando, bajo la responsabilidad de don Juan R. González. Conservarla y mantenerla en valor y dignidad no es sólo responsabilidad de la corporación que con toda diligencia y cuidado ha respondido a nuestra demanda; es carga, es cargo y es incumbencia de todos y cada uno de nosotros. Etelvino Glez. López

reportaje

Señoras, señores: Causa una emoción muy distinta de aquellas a las que estamos habituados en la actividad política, este momento del todo singular. Un conglomerado de piedras y tierras queda erigido en algo de un tremendo valor por el simple hecho de ponerle una inscripción. Una inscripción que no inventa nada, sino que da la explicación de este fragmento ante el que hemos pasado numerosas veces sin reparar en toda la fuerza de su significado. Estamos ante un fragmento de una construcción medieval. Pero no uno cualquiera, no. En la muralla a la que perteneció quedaba constituida nuestra villa, es decir se fundaba, se organizaba la vida civil, la paz social. Dentro de la muralla quedaba la puebla, un lugar de encuentro, de transacciones, de seguridad jurídica, como enlace de eso que llamamos concejo. Más de siete siglos han transcurrido, a la sombra física o social de aquella muralla y esto merece que cuidemos con mimo cualquier fragmento, cualquier elemento por pequeño que sea, de ella. Una inscripción lo dice para todos nosotros y para cuantos nos visiten. Fue otorgada por Alfonso Décimo, el rey Sabio, y así debe constar para realidad de la historia y como santo y seña de nuestra dignidad como pueblo. Mejor: como concejo. Porque concejo es tanto como concilio y nos designa como pueblos que se reconocen entre sí, como comunidad, como un colectivo solidario. Todo esto evoca en nosotros el hecho de ser villa, puebla o concejo. Y este es el mensaje profundo que queremos darnos con este sencillo memorial. Juan Ramón González


44

El legado de Jesús Pando y Valle

reportaje

Actividades de Cruz Roja Villaviciosa Cruz Roja intenta ayudar a las familias a cubrir sus necesidades básicas, para que puedan dedicar más tiempo a formarse, a buscar trabajo, a apoyar a sus hijos/as y a salir de la situación de dificultad en que se encuentran. La mayoría de las personas a las que atendemos son derivadas por los servicios sociales de cada ayuntamiento, con un informe donde nos dicen que se encuentran en situaciones de pobreza y de vulnerabilidad y nos piden que les ayudemos. Otras personas vienen directamente a Cruz Roja y nuestros equipos de trabajadores sociales las atienden y realizan el informe social que recoge cuál es la situación de la familia y si necesita ayuda. En el ámbito local, desde Villaviciosa, realizamos las siguientes acciones: • Ayuda alimentaria: (lotes de comida y vales de comida en superficies comerciales). • Ayudas económicas, para hacer frente a gastos de vivienda, vestuario, farmacéuticos, tasas administrativas, etc. • Kits de higiene, para asegurar útiles de higiene personal y del hogar. • Información Laboral. • Material escolar. Por otro lado, trabajamos programas de cooperación internacional, formación, personas mayores, personas con discapacidad,

medio ambiente, captación de fondos voluntariado y participación. Todo ello gracias a la ayuda de 69 voluntarios y voluntarias, que realizan de forma desinteresada un trabajo inestimable y el apoyo de los 367 socios y socias del municipio. Si quieres colaborar, puedes visitarnos o ponerte en contacto con la Oficina Local de Cruz Roja Española en Villaviciosa, en la ctra. de Fuentes, s/n, en el teléfono: 985 892 714 o a través del correo electrónico villaviciosa@cruzroja.es.

‘Ahora + que nunca’ Bajo este lema se ha puesto en marcha llamamiento a la población española para que ayude a Cruz Roja a atender a personas en España que, fundamentalmente debido a la crisis económica, se encuentran en situación de pobreza y extrema vulnerabilidad, mediante programas de intervención en el ámbito social y en el empleo. El objetivo es atender a 300.000 personas más sobre los 2 millones de personas que ya se están atendiendo. La crisis económica está agravando dramáticamente la situación de las personas que atiende Cruz Roja Española. El 71% de la población activa está en situación de desempleo; y el 33% carece de ingresos. Son algunos de los datos que se desprenden del Informe sobre la Vulnerabilidad Social, presentado en febrero por el coordinador general de Cruz Roja Española, Antoni Bruel, que también apuntó las cifras provisionales del ejercicio 2012 (2.390.819 personas), un 163% de incremento sobre el número de personas atendidas entre 2008 y 2012. El Llamamiento pretende atender a las personas en situación de extrema vulnerabilidad, especialmente familias con todos sus miembros en paro, niños/as que viven en hogares pobres, personas mayores con responsabilidades/cargas familiares o en situación de extrema vulnerabilidad, personas paradas en desempleo de larga duración, personas sin hogar y jóvenes en paro.


45

El legado de Jesús Pando y Valle

Cáritas: 30 años de acción solidaria en la Villa Cáritas de Villaviciosa empezó hace unos 30 años, como no podía ser de otra manera siempre unida a la acción parroquial, ayudando de diferentes maneras, según fueran las necesidades. Siempre formando parte de la Cáritas diocesana y asesorada por ella hemos ido caminando a lo largo de estos años. Para mejor desempeñar nuestra tarea todos los voluntarios hemos tenido cursillos de formación y hemos acudido a las asambleas diocesanas para compartir experiencias y aprender unos de otros. En la actualidad la Cáritas parroquial está formada por 10 voluntarios. Además formamos parte de la Cáritas arciprestal, donde se integran las restantes parroquias del municipio junto con Cabranes y Colunga. Contamos con la ayuda y el asesoramiento de una animadora diocesana. Tenemos también a nuestra disposición personal especializado de la Cáritas de Gijón y Oviedo.

Local de la calle Cervantes que acoge la iniciativa de recogida y distribución de ropa usada.

En estos momentos dos son las actividades más destacadas que realiza la Cáritas arciprestal: 1) La acogida para las personas que viven en esta zona en un despacho de La Oliva. Un grupo de 6 realiza la acogida en un pequeño despacho parroquial una vez por semana. Escuchamos a la persona y, si ella quiere, rellenamos una ficha donde constan sus datos personales, de su familia y la situación económica en la que se encuentran. Procuramos resolver los problemas que tienen y que no son únicamente de falta de alimentos. 2) Desde hace casi un año hemos emprendido una experien-

Nuestros ingresos procedes de las aportaciones de los fieles en las colectas de las eucaristías, así como de las cuotas de algunos socios y de las donaciones anónimas, que se pueden realizar en nuestra cuenta de La Caixa 2100 4630 76 2100135687.

reportaje

cia nueva en un local donde recibimos ropa usada. Lo llevamos unas 20 personas dirigidos por una representante de Oviedo y la directora de la Cáritas arciprestal. Queremos que sea un lugar de encuentro. Una presencia más de Cáritas y no sólo un lugar de venta. 3) Otro grupo realiza visitas a las dos residencias de ancianos de nuestra localidad: San Francisco y El Portal. 4) Actualmente junto con la animadora de la zona y el profesor de Religión del instituto estamos concienciando a los jóvenes de lo que es Caritas. Estamos en contacto permanente con los Servicios Sociales, para estar al corriente de las leyes y ayudas por parte del estado, así como con Cruz Roja para ayudarnos y coordinarnos en la distribución de las ayudas.


46

19 de octubre, día internacional contra la fractura hidráulica La Plataforma Asturiana Anti-Fracking, en la que está integrada nuestra asociación, celebró en Gijón el pasado 19 de octubre la segun-

paisaje

L

a resistencia internacional contra la fractura hidráulica (fracking) no para de crecer y de cosechar victorias. La primera edición del “Global Frackdown”, el día internacional contra el fracking, en 2012, fue un éxito rotundo a pesar de haberse convocado con mucha premura. Se tradujo en una convocatoria con cerca de 200 actos en más de 20 países. Este año, a una semana de la segunda edición de esta jornada de lucha, ya se había igualado el número de convocatorias de 2012. Activistas de todo el mundo aunan sus voces para pedir alto y claro una prohibición de esta técnica que ya ha contaminado acuíferos, suelos y aire allí donde se ha empleado de forma masiva para extraer las últimas migajas de combustibles fósiles del planeta. Coincidiendo con esta celebración, desde la Plataforma Asturiana Anti-Fracking pedimos al Consejo de Gobierno del Principado de Asturias que cumpla con la proposición no de ley aprobada por la Junta General sobre las decisiones relativas a la extracción de recursos y en oposición a la extracción de gas por fracking, y que se dirija al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para que

da edición del “Global Frackdown”. Se trata de una iniciativa internacional para prohibir la fractura hidráulica en todo el mundo.

esta proposición se aplique también en el territorio del Principado de Asturias a los permisos de competencia estatal. Desde el ámbito de actuación de Cubera, hacemos extensiva la petición al equipo de gobierno del Ayto. de Villaviciosa para que presente a la aprobación del pleno una resolución en contra de la extracción de gas de esquisto mediante técnicas no convencionales de fractura hidráulica y manifieste una posición activa con la declaración de Villaviciosa como municipio libre de fracking. La Plataforma Asturiana Anti-Fracking se suma a las iniciativas de Cantabria, Cataluña, País Valenciano, etc. y lo hará con el mismo mensaje unánime que caracteriza la resistencia global: “fractura hidráulica, no; ni aquí, ni en ningún sitio”. Porque el movimiento antifracking tiene claro que no cabe una regulación adecuada de la técnica. Los riesgos que conlleva son de tal magnitud que solo cabe una prohibición. Además, es común la demanda de abandonar el insostenible camino de los combustibles fósiles y dedicar todo este valioso esfuerzo y dinero a acelerar el necesario y urgente cambio hacia un modelo energético basado en el ahorro y en las fuentes renovables. El movimiento contra la fractura hidráulica ha conseguido que la propia industria lo considere un obstáculo importante para el desarrollo de la actividad. Esta oposición social se ha venido traduciendo en moratorias, prohibiciones, aumentos de la carga regulatoria y abandono de los proyectos por parte de las compañías. Ya se ha conseguido que se aprobaran más de 300 medidas contra el fracking en distintos territorios de EE.UU., incluyendo la prohibición en el estado de Vermont. Ha conseguido prohibiciones y moratorias en Francia, Bulgaria, Holanda, o República Checa. Ha contribuido a organizar la resistencia en Argentina, Túnez, Argelia, Marruecos o Egipto. Ha contribuido a que se endurezcan los marcos regulatorios en Australia. Ha retrasado la actividad en la República de Irlanda o Sudáfrica. La Unión Europea comience a tener en consideración los riesgos y reevalúe su normativa; 262 europarlamentarios (más de 1/3) son favorables a una moratoria inmediata. En España, varias provincias y cerca de 400 municipios se han declarado ya libres de fracking; son seis comunidades autónomas las que han tomado algún tipo de medida para protegerse de la fractura hidráulica: Andalucía, Cataluña, La Rioja, Navarra, Cantabria o Asturias, donde la Junta General insta al Consejo de Gobierno a promover una normativa responsable y coherente con el principio de precaución en las decisiones relativas a la extracción de recursos, y de oposición a la extracción de gas por fractura hidráulica.


La Ría


48

La navaja americana en Asturias: historia reciente de una invasión

paisaje

A

unque la distribución de las especies cambia a lo largo del tiempo, con frecuencia la rápida ampliación del rango de distribución de alguna de ellas es promovida por las actividades humanas. Una de las mayores amenazas para los ecosistemas marinos litorales resulta la introducción, intencionada o accidental, de especies no autóctonas (exóticas) que en su nuevo ambiente puedan llegar a desarrollar un comportamiento invasivo, siendo capaces de competir y desplazar a especies autóctonas. Esto genera desequilibrios ecológicos y ocasiona graves daños al ecosistema, con grandes repercusiones económicas en algunos casos. En ocasiones, estas invasiones biológicas tienen unas consecuencias más bien limitada alterando únicamente la biodiversidad local. Pero en esta era de globalización, las invasiones biológicas pueden llegar a alterar la biodiversidad global del planeta. Las actividades derivadas directa o indirectamente de la acuicultura pueden facilitar la introducción de especies en un nuevo territorio; otro modo de introducción puede ser el agua de lastre de los grandes buques. Cuando un barco mercante se encuentra sin carga, utiliza agua de mar o de estuario como lastre, para mantenerse sumergido por debajo de la línea de flotación, lo que le permite maniobrabilidad

Andrés Arias Rodríguez Nuria Anadón Álvarez*

para efectuar la navegación de forma segura. Pero al cargar la mercancía libera el agua almacenada, que puede contener organismos plantónicos, como larvas, de lugares muy lejanos. Por tanto, el agua de lastre es un vehículo muy importante en el transporte de organismos acuáticos. También los cascos de los buques pueden llevan organismos adheridos (bio-fouling) que pueden desprenderse y/o reproducirse y soltar su progenie en un puerto o continente distinto al de procedencia. Otro aspecto que puede facilitar el establecimiento de especies no autóctonas es el calentamiento global, proporcionando oportunidades para colonizar nuevas áreas, en las


49

Izquierda: vista exterior de la concha E. directus (arriba) y E. arcuatus (abajo). Derecha: vista interna mostrando las características distintivas entre ambas especies. Arriba E. directus y abajo E. arcuatus. La flecha indica la forma del seno paleal. Barra de escala 1 cm.

Descripción Concha con la típica forma de las navajas. Sus valvas son alargadas y estrechas, y su superficie externa es de color verdoso brillante. Es muy similar a la especie autóctona E. arcuatus (Jeffreys, 1865), diferenciándose de ésta por ser más ancha y corta, en relación a su longitud total, por la morfología del seno paleal en la parte interna de sus valvas y por la longitud del músculo aductor (imagen superior). Entre las principales diferencias entre E. directus (americana) y E. arcuatus (autóctona) destacamos: • Morfología del seno paleal: en forma de “S” en E. directus y en forma de “U” en E. arcuatus. • La distancia entre el seno paleal y la impresión del músculo aductor posterior es en E. directus más corta que la longitud de la propia impresión muscular. Por el contrario en E. arcuatus dicha distancia es más larga que la longitud de la impresión de dicho músculo. • La longitud de la impresión del músculo aductor anterior es en E. directus aproximadamente igual a la longitud del ligamento externo, mientras que en E. arcuatus es mucho más larga que dicho ligamento. • La relación entre la anchura y la longitud de la concha es aproximadamente 1:6 en E. directus y en 1:8 E. arcuatus Hábitat La navaja americana vive enterrada en sustratos blandos (arena, arena fangosa y grava) desde el intermareal hasta la zona sublitoral de bahías y estuarios. Distribución nativa Costas del Noroeste de los Estados Unidos, desde la península del Labrador hasta Carolina del Sur. Registros históricos en las costas europeas La introducción de esta especie americana en Europa está bien documentada y se sabe que tuvo lugar a partir de ejemplares introducidos mediante aguas de lastre en el estuario del Elba (Alemania) en

reportaje

que hasta hace poco tiempo no eran capaces de sobrevivir. Para facilitar la catalogación de las especies no autóctonas, conviene establecer una serie de conceptos básicos; para ello seguiremos una clasificación sencilla de las especies exóticas en función del “grado de aclimatación” a su nuevo ambiente: • Especie introducida: Especie transportada a un nuevo hábitat fuera de su área de distribución nativa. • Especie naturalizada: Especie introducida que supera las barreras ecológicas y se reproduce regularmente, pudiendo no causar efectos negativos sobre el ecosistema. • Especie invasora: Especie naturalizada que comienza a expandirse y a reproducirse en áreas alejadas de su lugar de introducción, entrando en competencia con las especies locales. Una especie exótica invasora ha tenido que pasar obligatoriamente por las tres fases anteriormente descritas, pero tanto una especie introducida como una naturalizada no siempre tienen por qué pa-

sar al siguiente nivel, pudiendo mantenerse estables en el tiempo en la misma categoría. Comentar ahora el hallazgo en la ría de Villaviciosa, y en otras localidades de la costa de Asturias de una especie de molusco bivalvo exótico: la navaja americana Ensis directus, especie descrita por Conrad en 1843 para las costas atlánticas de América del Norte; pertenece a la familia Pharidae, que comprende a las verdaderas navajas.


50

reportaje

Distribución actual de la navaja americana (E. directus) en el Atlántico Europeo con su rango de expansión en décadas.

junio de 1978. Desde ahí la especie se extendió rápidamente a otros países como Dinamarca, Holanda, Noruega y Bélgica en un lapsus de pocos años1. Al final de los años 80 E. directus se constituyó como la especie de navaja dominante en las costas de Alemania, Bélgica y Holanda, llevando a las especies de navaja nativas al borde de la extinción. En 1999 consiguió establecerse a lo largo del Canal de la Mancha, alcanzando las costas de Francia e Inglaterra2. Y más recientemente, en 2005, esta especie fue encontrada en el Mar Báltico. Primeros hallazgos en la costa de Asturias. En el año 2000 se recolectaron los primeros ejemplares en Asturias, procedentes de la Ría de Villaviciosa. Posteriormente se fueron encontrando más ejemplares vivos en aguas someras de otras localidades de la costa de Asturias, como el Puerto de El Musel (Gijón), Luanco, San Juan de Nieva (Avilés) y Otur (Valdés)3. Probablemente E. directus llegó a las costas asturianas en las aguas de lastre procedentes de buques fletados desde los puertos europeos con presencia de la especie. La puerta de entrada más factible en Asturias es el puerto de El Musel, debido a que desde principios de los años 90, el puerto de Gijón ha tenido rutas regulares con varios de los principales puertos europeos, como el de Rotterdam, en Holanda, o los puertos alemanes de Hamburgo, Luebeck y Bremen. Solo en el año 2000, arribaron a Gijón 24 buques mercantes procedentes de Rotterdam y 10 desde Alemania (principalmente desde el puerto de Hamburgo). Una vez en la costa de Asturias, sus larvas planctónicas pudieron dispersarse por medio de las corrientes marinas desde el puerto de El Musel hasta las localidades donde actualmente se encuentran. La navaja americana en la Ría de Villaviciosa En la Ría de Villaviciosa E. directus aparece en los sectores exter-

no y medio del estuario. En el sector externo del estuario de Villaviciosa actualmente es la única navaja que se puede encontrar, aunque en el pasado, las especies nativas Ensis arcuatus (Jeffreys, 1865) y Ensis siliqua (Linnaeus, 1758) eran muy comunes. Así en las colecciones del Departamento de Biología de Organismos y Sistemas (Zoología), hay ejemplares conservados desde finales años 70 hasta finales de los años 90 procedentes del

(1) von Cosel, R., J. Dörjes y U. Mfihlenhartdt-Siegel, 1982. Die amerikanische Schwertmuschel Ensis directus (Conrad) in der Deutchenschen Buch 1: Zoogeographie und Taxonomie im Vergleich mit den einheimischen Schewermuschel-Arten. Senckenb. Marit. 14:147-173. (2) Davoult, D., J.M. Dewarumez, C. Luczak y A. Mignè. 1999. Nouvelles signalisations d´espèces benthiques sur les côtes françaises de la Manche orientale et de la Mer du Nord. Cah. Biol. Mar. 40:121-127. (3) Arias, A. y N. Anadón. 2012. First Record of Mercenaria mercenaria (Vivalvia: Veneridae) and Ensis directus (Bivalvia: Pharidae) on Bay of Biscay, Iberian Peninsula. Journal of Shellfish Research, 31, 1: 57-60.


51

Comparación morfológica de las tres especies de navaja citadas para la Ría de Villaviciosa.

(4) Anadón, N., A. Anadón, C. Santos-Salas y C. Álvarez-Claudio. 1997. Macrozoobentos de la Ría de Villaviciosa (Asturias, Norte de España). Bol. Cien.Nat. R.I.D.E.A., 44: 201-216

un surco muy aparente en el extremo anterior de la concha (ausente en Ensis) y por su color amarillento uniforme, a menudo oscurecido a consecuencia del fango en el que habita. Consideraciones finales El éxito que ha tenido la navaja americana al colonizar varias zonas costeras de Asturias, hasta convertirse en una especie invasora, es debido a varios factores. En primer lugar a su gran resistencia fuera del agua, pudiendo permanecer tiempos prolongados en emersión; en segundo lugar a su alta movilidad, la cual le permite cambiar de zona buscando las condiciones más favorables y siendo por tanto más activa que las navajas autóctonas. Esta también es una de las razones por la cual Ensis directus se está convirtiendo en la especie de navaja más común a la venta en mercados y grandes superficies comerciales, importadas vivas desde Irlanda y Holanda. Otras razones de su éxito como producto comercial serían su gran resistencia a la depuración industrial y su fácil conservación “in vivo” bajo refrigeración durante varios días. Las poblaciones de navaja americana de las costas de Asturias, no constituyen un recurso marisquero importado sino propio de nuestra costa, del mismo modo que sucede con la almeja japonesa (Ruditapes phillipinarum) o con la ostra japonesa (Crassostrea gigas) las cuales, aunque no son especies autóctonas, están naturalizadas en nuestras costas siendo ambas un recurso natural no desdeñable, objeto de cultivo y marisqueo. * Nuria Anadón es catedrática de Zoología en la Universidad de Oviedo. Pertenece al Departamento de Biología de Organismos y Sistemas, en el que Andrés Arias desarrolla también sus investigaciones como becario de la FICYT (Fundación para el Fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología)

reportaje

sector externo del estuario4. A partir del principio de la década de los 2000 ya no se encontraron más ejemplares de E. arcuatus, correspondiéndose con los primeros hallazgos de la navaja americana. Lo que probablemente sucedió fue un aumento de la densidad poblacional de E. directus, lo cual causó el desplazamiento de las otras especies de Ensis como E. arcuatus. Este comportamiento es propio de una especie que se cataloga como “especie exótica invasora”. En el sector medio de la Ría convive con otra navaja perteneciente a una familia distinta (Solenidae) denominada Solen marginatus, conocida también como “navaja rugosa o mango de cuchillo”. El Solen marginatus es la otra “navaja” ampliamente recolectada en sector medio de la Ría por los mariscadores; se diferencia fácilmente de las verdaderas navajas (género Ensis) por la presencia de


52

Vuelve a ser primavera en El Cierrón Bernardo Busto Collado

Agua Invierno largo, movido y lluvioso en El Cierrón. Ese espacio de la Reserva casi doméstico, al pie de la última calle pero con su carácter natural y salvaje. Allí convive el caballo con los cisnes cantores o “les pites”, todos “pastiando” a su manera. Allí se asoma el gato común para poner a prueba los nervios de las cercetas. Las lluvias insistentes de todo el invierno dieron al traste con muchos nidos. Entre lo que llovió y las mareas, El Cierrón se convertía a ratos en una enorme piscina con una extensión similar a diecisiete campos de fútbol. El que se lo pasó genial fue el Cormorán grande C/10 (Phalacrocorax carbo, Cuervu marín); este ejemplar es de origen francés, de una isla en el canal de La Mancha, pero estuvo afincado toda esta temporada en nuestra ría. Con la primavera llegan las Lavanderas boyeras (Motacilla flava, Bruxa mariella). Entre abril y mayo ya las vemos aclimatándose al ambiente de El Cierrón, su hábitat ideal, pese a los residuos, para la época de cría que se les avecina. Da gusto verlas rebuscando por las charcas a la caza de invertebrados.


53

Obras Desde el otoño, la llegada de nuevos huéspedes a la ría tuvo que convivir con la actividad humana en El Cierrón. Estaba todo lleno de agujeros por las obras, pero pese al llamativo movimiento de tierras y el ruido de la maquinaria, en cuanto llega un día de fiesta, sin actividad laboral, las Espátulas, las Garcetas comunes, los Azulones y los Cormoranes grandes se meten en ellos con total naturalidad. Octubre, sobre todo, registraba día a día importantes entradas de aves. En El Cierrón confluían grupos numerosos de anátidas entre las que destacaban Cercetas comunes, Ánades azulones, Cucharas europeas o Ánades silbones, acompañados de avefrías europeas. Entre las muchas Espátulas comunes que hicieron su invernada, en diciembre reconocíamos a dos viejas visitantes de estos humedales; por sus anillas sabemos proceden de Holanda, como la nueva “amiga” a la que han convencido este año. En febrero volvían a poner rumbo al Norte. Los Azulones se mueven menos, también despertaron nuestra curiosidad. El exceso de agua pudo hacer que tardaran en dejarse ver con las nuevas camadas de polluelos; en abril ya corrían alocadas las nuevas familias numerosas. A la Garza real, hasta parece que se le hicieron largas las obras. Tiene pose de jubilado, con un ojo puesto en las máquinas y otro en el resultado de los trabajos. Volverá el próximo otoño para confirmar sus buenos o malos augurios.


54

paisaje

De Viaje El grupo de siete Cisnes cantores recorrió entre noviembre y febrero todos los rincones de la ría. Fueron una de las notas más llamativas de la temporada por su porte, su número y su permanencia. El Ánsar común (Anser anser, Gansu) fue llegando desde octubre en pequeños grupos, camino de sus cuarteles de invierno más al Sur. Doñana reúne hasta 15.000 cada año.

Unos cuantos ejemplares de Lavanderas blancas (Motacilla alba, Bruxa) disfrutaban del sol de noviembre en las mismas charcas, revoloteando a la caza de invertebrados. En mayo, en plena “operación retorno”, busca descanso en El Cierrón una veintena

(cinco en la foto) de Correlimos comunes (Calidris alpina, Mazaricu) en compañía de un Correlimos tridáctilo (Calidris alba, Mazaricu analayeru). Con algo menos de prisa vivía la ya incipiente primavera alguna Garceta común (Egretta garzetta, Garcia cande), que ponía a prueba las nuevas charcas de El Cierrón pescando anguilas. A finales de año se dejaba ver por primera vez uno de los pocos Archibebes oscuros (Tringa erythropus, Chibibí pintu) invernantes en la ría. Su actividad principal coincide con la subida de la marea; luego se resguardan en cualquier recodo a la espera de que la basa vuelva a quedar al descubierto.

Coincidiendo en el tiempo y compartiendo el espacio con la Garceta común, la Cigüeña blanca (Ciconia ciconia, Cigoña cande) repetía “parada y fonda” en estas aguas, algo que empieza a ser costumbre en los últimos inviernos.


55

paisaje

En casa Desde que en 2009 se documentara su reproducción en la ría por primera vez en Asturias (es muy excepcional en todo el norte peninsular) parece que le ha cogido el gusto a esta zona. En abril aterrizaba la primera pareja de Cigüeñuelas (Himantopus himantopus, Cigoñina) con intención de criar en las charcas de El Cierrón. Y no lo tuvieron fácil. Para empezar, las intensas lluvias dejaba a la pareja de arriba sin nido, por lo que tuvieron que volver a construirlo. Otra pareja abandonó su nido inicial cercano a la senda de El Cierrón para probar fortuna algo más lejos del camino. Por eso no es de extrañar que todavía en junio pudiéramos fotografiar a una de las cigüeñuelas de la pareja que sigue incubando en la zona restaurada. Tanto la construcción del nido como la incubación de los huevos son tareas compartidas por el macho y la hembra. Veíamos cómo la hembra (de lomo más gris) se levanta del nido y para ceder el puesto al macho (más negro intenso por el dorso). El cuidado del huevo exige trato exquisito, como vemos a la hembra con el primero de los que tres que acabarían por componer su puesta. Pero si las circunstancias lo exigen, también pueden mostrar una mala leche de campeonato. Pudo comprobarlo una familia de azulones que pasaban relativamente cerca del nido de la cigüeñuelas. Llegaron a juntarse hasta cuatro contra la pobre pata. El pato también estaba, pero intentó pasar lo más desapercibido que pudo. Entre el 19 y el 20 de mayo llegaban los primeros polluelos. Del primero de los nidos avistados veían la luz hasta cuatro polluelos. Es increíble su actividad y lo bien que nadan, con lo pequeños que son. La primavera avanza y los polluelos crecen bajo la atenta mirada de, al menos, uno de los progenitores.


56

Sendas de la ría: no son incompatibles

L

Rafael G. Tuñón

mentablemente no hubo consignación presupuestaria para llevarlo a cabo y seguiremos esperando tiempos –y recursos– mejores. Plantear otra senda por la orilla derecha no es en absoluto incompatible con la anterior. La belleza del itinerario es similar y su posible trazado, con bastante distancia a la carretera en su mayor parte, la harían muy atractiva. Hoy, que se debate la forma de descargar Rodiles de una presión automovilística insostenible los fines de semana y meses veraniegos, una senda peatonal y ciclable desde la Villa sería, sin duda, un gran valor. Damos por supuesto que la senda tendría una estructura estrecha, modesta, inviable para el vandalismo de los vehículos todoterreno

deporte y un contacto con la naturaleza que los que tuvieron el placer de disfrutarlo recuerdan con nostalgia. Hoy, lo que nos corresponde plantear es cómo podemos recuperar una actividad que haga valorar la Ría desde sus distintos aspectos: deportivo, turístico, ornitológico. La senda por la orilla izquierda ya se debatió hace años, CUBERA la defendió y se recogió en el POLA. La-

–unos bolardos bien colocados serían suficientes– y con un trazado que permita la fácil incorporación del usuario en la Villa, en la rotonda de salida de la autopista y en los núcleos de población que atraviesa la actual carretera. Las sendas de la Ría son la natural continuación de la del Río Linares hacia el mar, al igual que la otra continuación hacia el Sur –sigue pendiente– para enlazar con el tramo ya realizado en Cabranes. Asunto diferente es el del orden de las prioridades a la hora de plantear la realización de ambos caminos. En estos tiempos de crisis hacer dos sendas simultáneamente sería algo utópico. El ayuntamiento puede convocar un concurso de ideas; hacer una exposición con los proyectos y su coste (en la casona de Hevia, por ejemplo, bajo la atenta mirada de Carlos I) y que los ciudadanos decidan.

reportaje

a Ría de Villaviciosa ofrece al visitante vistas incomparables desde sus dos orillas. Hasta que el tráfico automovilístico de los últimos años hizo demasiado incómodo y hasta peligroso el paseo hasta El Puntal, caminar por su orilla izquierda constituía una actividad recreativa, un


57

Propuesta de ampliación de la senda ecológica El Cierrón - La Espuncia

E

interior del estuario) y territoriales (derivadas del alto grado de antropización del espacio en terrenos de titularidad privada o pública que se explotan en forma de concesión).

Arriba Panorámica del inicio de la senda propuesta (punto 1 del plano). Abajo Panorámica de El Cierrón (punto 2 del plano).

paisaje

l objetivo fundamental que persiguen las estrategias de protección ambiental de la ría de Villaviciosa es, por encima de cualquier otro interés, la preservación de los recursos naturales y los procesos biológicos que en ella se desarrollan. La consecución de este objetivo pasa por el planteamiento y desarrollo de unas actividades de uso público que satisfagan las expectativas de los visitantes y garanticen un uso sostenible de los recursos. Sin embargo, esta es una tarea especialmente delicada en la ría de Villaviciosa debido a dos razones principales. Por un lado, se trata de un espacio de dimensiones reducidas si se compara con otros humedales peninsulares con el mismo grado de importancia ambiental, por lo que el impacto ambiental generado por el desarrollo de estas actividades será más fuerte. Por otro lado, la accesibilidad está muy limitada en buena parte del territorio protegido por restricciones ambientales (ligadas a la alternancia cíclica en el nivel de inundación en el

Adolfo Villaverde Garrido


58

asociación

La gestión, planificación y desarrollo de las actividades e infraestructuras de uso público recae sobre la autoridad ambiental competente que, en el caso de la ría de Villaviciosa, es la administración regional. Sin embargo, cada vez cobra mayor relevancia la opinión y la aportación que, a este respecto, realizan diferentes colectivos de ámbito social muy diverso vinculados al espacio protegido. Desde este punto de vista, debería ser fundamental el papel de las ONGs conservacionistas que, en base a su profundo

Derecha Plano de la zona con detalle de la propuesta de actuación. Abajo Panorámica de La Lengüeta (punto 3 del plano).

conocimiento de los valores ambientales del espacio, podrían plantear propuestas destinadas a conseguir un aprovechamiento sostenible en el espacio como complemento a las tareas de vigilancia ambiental que realizan activamente. La propuesta que a continuación se desarrolla tiene como objeto ampliar la senda que discurre sobre el falso túnel de la ría de Villaviciosa, entre la localidad de El Riañu y la vía de servicio de la autovía A-8, a la altura de su emboquille en dirección a Santander. Se plantea conectar esta senda con el antiguo embarcadero situado en el paraje conocido como La Espuncia, que se ubica a escasos metros de la empresa sidrera Valle, Ballina y Fernández, S.A, comúnmente conocida como El Gaitero. La senda tendría una longitud aproximada de 620 metros que complementarían los 1.200 metros ya ejecutados en la zona que son, a su vez, la continuación de la senda fluvial situada entre Villaviciosa y San Juan de Amandi. Su trazado partiría de la vía de servicio de la autovía (punto 1 del plano), a escasos metros de la nave agrícola presente en la zona. Inicialmente discurriría a través de linderos de antiguos pastizales, ahora convertidos en marisma, que se localizan en el entorno del porréu de El Cierrón, hasta alcanzar


59

asociación

la cárcova que se encuentra a la altura de la zona conocida como La Lengüeta (punto 3 en el plano). Es en este punto donde se situaba el muro de contención mareal que colapsó recientemente, permitiendo la perdida de estanqueidad de estos porreos frente a la dinámica mareal del interior del estuario, provocando su reciente naturalización y creciente importancia para las aves. Desde este punto, la senda continuaría a través de la cárcova hasta alcanzar el antiguo embarcadero de La Espuncia (punto 6 del plano). El sendero natural que se propone debería discurrir íntegramente a través de una pasarela de madera que facilite la movilidad y accesibilidad de los visitantes a lo largo de todo el recorrido. Esta pasarela habría de situarse elevada sobre los terrenos comprendidos entre la vía de servicio de la autovía y La Lengüeta (entre los puntos 1 y 3 del plano) que se encuentran temporalmente inundados por efecto de las mareas. En el resto del trazado, la pasarela se asentaría directamente sobre

la cárcova, hasta alcanzar el embarcadero de La Espuncia. El uso público en esta zona se limitaría, exclusivamente, al tránsito de personas, para lo cual se debería habilitar el uso de barandillas y vallados que limitasen el acceso a las zonas más sensibles ambientalmente, así como hacía otras zonas que podrían suponer un peligro para los usuarios. Para favorecer el atractivo de este itinerario y teniendo en cuenta la importancia


asociación

60

Arriba Vista del recorrido a través de la cárcova (punto 5 del plano). Derecha Vista de la ría y de El Gaitero desde la cárcova (punto 4 del plano). que para las aves acuáticas constituyen los ambientes de porréu en proceso de naturalización se propone la creación de una torre de observación en altura que permita el avistamiento de aves desde una localización privilegiada sobre todo el entorno de El Salín, El Cierrón y La Espuncia. A su vez, sería deseable disponer de señalización y carteles interpretativos a lo largo de todo el recorrido que permitiera una mejor comprensión de las características e importancia del entorno recorrido.

Al margen de las limitaciones de carácter técnico-económico que pudieran derivarse del desarrollo de esta actuación y que no han sido objeto de valoración en este artículo, la propuesta presenta un elevado interés desde un punto de vista didáctico-ambiental y turístico porque: (i) Recorre ambientes naturales muy representativos de la ría de Villaviciosa que presentan un elevado valor paisajístico y faunístico, lo que puede resultar de gran atractivo para los visitantes. (ii) Potencia el atractivo turístico del entorno del núcleo urbano de Villaviciosa, combinando el disfrute de la naturaleza con una variada oferta de servicios e infraestructuras urbanos (aparcamientos, servicios públicos, etc.). (iii) Desarrolla actividades e infraestructuras de uso público en el entorno de zonas humanizadas, permitiendo la preservación de otras zonas con mayor interés de conservación. (iv) Comunica el núcleo urbano de Villaviciosa con la conocida empresa sidrera Valle, Ballina y Fernández S.A., que es un referente mundial en la elaboración de sidra y constituye, por su importante patrimonio industrial, uno de los reclamos turísticos más importantes del concejo con miles de visitas anuales a sus instalaciones. (v) Afecta a una superficie muy pequeña dentro de las 28 hectáreas de porréu inundable que atraviesa, por lo que el efecto de la infraestructura sobre las aves ligadas a este tipo de ambiente (uno de los mejor representados en el espacio protegido) sería mínimo.


Asociaci贸n


62

Grata acogida para la “mirada” de Humberto y de Cubera

asociación

Extractamos la reseña de Lluis Portal en la prensa Una mirada inteligente a nuestro entorno siempre es necesaria. Eso ha querido facilitar Cubera, sin otra pretensión que la de ayudar a un proceso reflexivo sobre el conjunto de su escenario, alejado a la vez de grandonismo y de menosprecio de lo cotidiano. Ha tratado de reunir las aportaciones de villaviciosinos conocedores del terreno que pisan, del espacio en que se mueven, de las inquietudes y quietudes de lo que les rodea. Comprometidos desde atrás en la militancia de Cubera, los redactores de los textos han volcado en síntesis lo mejor de sus vivencias. El resultado es un puñado de artículos que se ofrecen para iniciar un análisis. Para engarzarlos, la realidad de Villaviciosa, su espacio material y humano se ofrece en una iconografía gratamente reconocida, de la mano de Humberto Alonso. En este su segundo proyecto con Cubera, los colores de Humberto dan forma a ideas y paisajes, a tópicos y detalles. Son también pie para reflexión múltiple que quiere servir a una teoría de esta comunidad que llamamos Villaviciosa. Servida pictóricamente, no se detiene tan sólo en ello: se acompaña de las ideas, visiones y requerimientos de escritores que han hecho de esa realidad objeto de contemplación y de cuidado responsable. El público ha sido sensible a la propuesta y ha respondido con admiración compitiendo en la acogida y degustación de esta mirada múltiple y una. Que las publicaciones de Cubera tengan distribución exclusiva entre sus socios removió inquietudes y reforzó ese valor intangible de pertenencia a la entidad. No nos queda sino mostrar nuestro agrado por todo ello. Y dejar constancia de que esta unánime acogida actúa como acicate para continuar en la brecha.

La cubierta del libro, que aquí, desplegada, ofrece una perspectiva singular, reproduce una de las obras realizadas por Huberto para esta publicación.

L’asociación Cubera acaba de publicar un estupendu llibru con dibuxos del pintor colungués -maliayés d’adopción- Humberto Alonso. La obra titúlase Villaviciosa, una mirada y tien cásique un cientu de páxines a color maraviyosamente decoraes pol pintor; Alonso ye consideráu, a los sos ochenta y tantos años, el meyor acuarelista del Principáu. La llamativa obra, na que se da conteníu al gran retu de esplicar, reflesivamente, la realidá maliaya del sieglu XXI, ye una exaltación de los valores maliayos: naturaleza, fuentes, ilesies, palacios, horros, facines, capiyes d’ánimes..., acompañaos de siete collaboraciones d’otros tantos escritores. Los dibuxos d’Humberto, 140 en total, van acompañando les collaboraciones gracies al bon facer d’Etelvino González y Ángel Valle.

Otras publicaciones de Cubera en esta misma serie.

Arte prerrománco y románico en Asturias, 1988.

El libro del siglo XX en Villaviciosa. Coedición con La Oliva, 2002.

Paisaje sacro. Con la colaboración de la Mancomunidad Comarca de la Sidra, 2010.

Cubera, Amigos del Paisaje de Villaviciosa, es una asociación cultural, galardonada en 1991 como Pueblo Ejemplar de Asturias por la Fundación Príncipe de Asturias.


63

Humberto Alonso esmaraviya, nel cénit de la so carrera, presentando un magníficu llibru de 140 rincones maliayos La totalidá de les obres son situaciones reales tomaes la mayor parte nos últimos meses del natural; solamente una muyer con una macona y una vendedora de madreñes, feches a plumilla, son espresiones d’otra dómina, así como un paragueru en plena faena, xunto con un carreteru con una parexa de gües y un carru de los d’esquirpia antiguos. Destaquen, pola so calidá, el palaciu Buznéu, en Pión, casa solariega de la familia Xove-Llanos; el palaciu L’Agüera, en Priesca; el palaciu L’Anciena, xunto a la ría; la gran casa de Sorribes colos sos güeyos puestos na Villa a la que ve dende’l cuetu del mesmu nome y la carbayera; la torre Villanueva, construida nel sieglu XV; el palaciu La Torre, en Niévares, rodeáu de vetustes muralles; el palaciu Pandu o de doña Car-

lota, en Tornón, que mira confiáu la ría. La Villa tien casones y palacios pero si daqué destaca nes páxines del llibru ye la espectacularidá del Ayuntamientu y la suntuosa escalera de mármol fecha a plumilla, como los balcones de les cases antigües de les travesíes de la cai del Agua, con aguada. Finalmente resulta perinteresante l’enfoque de Tazones, dende’l so suroeste, qu’aporta’l pintor una vista diferente del puertu pesqueru mirando a la mar, que resulta mui estremada de los cuadros y semeyes que circulen del puertu fechu dende’l muelle. Lluis Portal Hevia

asociación “Sé pintar y dibujar. Yo mismo lo creo y también otras personas dicen creerlo. Pero no estoy seguro de que sea cierto”. Eso decía Gustav Klimt. Y era muy dueño de decir todo eso. Yo no poseo ese dominio de duda. Pintor o poeta de la ría de Villaviciosa me nombran. Dibujante desde que mi abuelo Rufino, me puso delante de un cuaderno y guió mi atención más que mi pulso hacia la belleza del mundo en torno. Mi tío abuelo Emilio ‘el Retratista’, que tuvo contacto con los hermanos Lumière, ya venía marcando la ruta, que él recorrió siendo pionero del cine en Colunga. Que no desdeñó la página pues era corresponsal gráfico de ABC-Prensa Española. Si todo arte es erótico, no cabe duda de que cuanto presentamos hoy aquí posee una capacidad de emoción intensa. Dígalo o no Adolf Loos como ornato y/o crimen. Emoción y deleite: eso es lo que quiero ofrecer como mirada al mundo. Lo sabe muy bien mi sombra tutelar, Margarita Amandi. Ella tiene en este ir y venir de mis trazos y colores un importante protagonismo, como compañera, como testigo y como sustento de mi arte. Siento que lo sabe ya Villaviciosa que me hizo hijo adoptivo, justamente por trazar, colorear, interpretar y servir su paisaje al punto que me ha hecho seguro de que sé pintar y dibujar. ¡Loado sea el Creador! Lo ha sabido también Cubera que cuenta con mi aporte como apoyo de su confesada vocación de avalorar cuanto constituye el paisaje de Villaviciosa. Y espero que lo sepan cuantos recorran estas páginas, fruto de una contemplación persistente y devota. Humberto Alonso


64

Se reúne el Foro anual de Participación de la ría, tras seis años de letargo Resumimos la sesión, a modo de acta

M

Eva Solé del Valle

La sesión se plantea como un punto cero, pues se ignora la lectura del acta anterior, que data ya de octubre de 2006 y “no ha lugar la lectura y aprobación porque nadie se acuerda de lo tratado y la mayoría no estaban”, en palabras de Fina. Cuando se refiere a la mayoría que no estaba podría referirse como mucho a los seis puestos que el Foro asigna a las administraciones, pues la mayor parte de los colectivos participantes siguen siendo los mismos y sí tienen memoria de la desidia con la que se dejó morir este órgano de participación. Si en algún momento debía constituirse el nuevo Foro de Participación, ese “pequeño detalle” despachó con un simple “están todos” de Antonio Alba a su Directora General, sin más presentación entre los asistentes, representantes de hasta siete entidades diferentes.

Generales de Recursos Naturales, Fina Álvarez, y de Pesca, Alberto Vizcaíno, el Alcalde de Villaviciosa, José Felgueres, el concejal de Obras, Andrés Buznego y el técnico de la Consejería, Antonio Alba, en funciones de director-conservador de la Reserva.

Pasados a “otro” punto, pues no hubo lectura del orden del día, intervienen varios de los asistentes para manifestar su opinión acerca del poco rigor en la convocatoria. Fina Álvarez recuerda que cualquiera de los integrantes puede solicitarla, mediante escrito motivado a Alba, e insiste en que se trata de una nueva etapa (aunque la persona que dirigía el Foro antes sigue siendo la misma que lo dirige ahora). Por parte de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, Marino Martínez pide que realmente se convoque y que se haga llegar con antelación suficiente la documentación de los temas a tratar.

documentación

ás de seis años después de la ultima cita, la administración regional vuelve a reunir al órgano de participación ciudadana que, según recoge la propia normativa de la Reserva Natural Parcial de la Ría de Villaviciosa, debería convocarse al menos una vez al año. Están presentes los Directores


65

zona de vertido y en época de poca lluvia. Añade que ante la imposibilidad de conocer el origen del problema se contactó con la Universidad de Barcelona para trasladarles el informe elaborado a instancias del Ayuntamiento. Parece que ese informe no llegó nunca a Consejería, a pesar de que el concejal de Obras, Andrés Buznego, asegura haberlo entregado por Registro. Andrés apunta incluso a que el origen de la contaminación estuviera en algún vertido de residuos procedentes de la depuradora de la Central Lechera, tras el final de la actividad en la fábrica. Dimas, como representante de la Cofradía de Pescadores, considera que si el río Llinares no está contaminado y la ría sí, el problema tiene que surgir en Villaviciosa, y recuerda que el análisis de ecoli realizado entre el 26/11/11 y el 17/12/11 se pasa de 26000 anteriores a 1100, coincidiendo con el final de las obras que hace el ayuntamiento. Solicita que se deje a un lado la guerra entre administraciones y se busque un órgano neutral que acabe con esta situación. Ante la pregunta del José Felgueres de cuántos an��lisis buenos más se necesitan todavía para abrir la pesca, Alberto Vizcaíno responde que no es un problema de número de análisis, es cuestión de que

documentación

En nombre del Grupo Ibérico de Anillamiento, José Vicente González solicita reuniones con frecuencia mayor a la anual, cuando surjan temas de interés. El Director General de Pesca, Alberto Vizcaíno, apunta que, puesto que puede resultar subjetivo decidir cuál es el momento indicado para tratar un tema de actualidad, podría estudiarse una convocatoria, regular con periodicidad preestablecida, trimestral por ejemplo. Fina Álvarez interviene de nuevo para cambiar de tema y proponer que la comisión de seguimiento de la contaminación de la ría quede absorbida por el Foro de Participación, algo a lo que se opone José Felgueres, pues ve más formal y rigurosa la comisión y porque hay entidades que están en aquella y no en este. Fina cierra el tema proponiendo que se les invite cuando sea necesaria su presencia. Cubera, representada en la sesión por Eva Solé, entrega un escrito a todos los asistentes y solicita se incorpore al acta. En él se expresa la postura de la asociación, escéptica con la voluntad real de hacer operativo este órgano de participación. Este punto de debate se cierra con la intervención de la Directora General, que “aprueba” la convocatoria de una reunión o más (que es lo que ya da por hecho la propia normativa) y que mientras exista el problema de la contaminación se convocará con la misma periodicidad con la que se venía convocando la comisión de seguimiento. Se pasa a continuación a revisar el estado en que se encuentra la contaminación de la ría. Alberto Vizcaíno recuerda que, en el origen del último problema grave había un grado de contaminación que obligó a cerrar la pesca en la ría. A partir de ese momento se incrementa el control de coliformes con el compromiso desde Pesca de estudiar el origen de esa contaminación y desde el Ayuntamiento de mejorar el saneamiento. Tras estas obras de mejora la contaminación baja a niveles permitidos pero se sigue sin pescar, ahora por falta de marisco. Para paliar esto se prepara una resiembra de almeja fina con 500000 ejemplares este año y 850000 el próximo. Se sospecha que la muerte repentina de las navajas debe achacarse a un vertido puntual y químico. Se llega a esa conclusión después de realizar análisis de agua, de fango y de la carne de los propios moluscos. Sobre si el vertido tendría origen orgánico o químico, parece que sólo sería posible esta última opción, pues la contaminación orgánica no suele acarrear la muerte. En todo caso, propone que el plan de seguimiento sea más amplio y continuado en lo sucesivo, con análisis sanitarios más amplios, análisis del oxígeno, temperatura, suelo, etc. José Felgueres considera que la incidencia del saneamiento en la contaminación ha sido pequeña y que los niveles de concentración detectados por los análisis se deben a que se realizaron muy cerca de la


documentación

66

los pescadores lo soliciten. El problema es que ahora mismo no hay nada que pescar y, si se abre la ría, las ayudas a los pescadores desaparecen. Mientras el alcalde asegura que los pescadores le piden que la ría se abra ya porque hay unas navajas muy grandes, Dimas cuenta que se reunió con los mariscadores la semana anterior y le dijeron que la ría estaba vacía. Felgueres insiste en que, al menos, la Consejería diga que la ría ya no está contaminada. Marino Martínez califica de impresentable el hecho de no querer eliminar vertidos con productos tóxicos y lamenta que la administración sólo reaccionó cuando la contaminación fue tan alta que obligó el cierre al marisqueo. En su opinión, el problema se centra en edificios no conectados a la red de saneamiento y en granjas que vierten directamente a la ría. Propone como soluciones pedir certificación medioambiental a las industrias agroalimentarias de la zona, que Fomento informe sobre los trabajos en la autopista y los productos utilizados, la realización de análisis periódicos y de informe por parte de Cadasa sobre el estado de aliviaderos y colectores, y un estudio sobre la separación de aguas pluviales y fecales en el saneamiento. José Cueto, en representación del Club Piraguas

El Gaitero pone sobre la mesa el tema del carril bici. Recuerda que el artículo 4.5.12 del PRUG reserva un trazado para el carril bici por la margen izquierda de la ría, que no se desarrolló, y que ahora se habla de un nuevo trazado por la derecha. Recuerda que ya hay expropiaciones para el 80 % del tramo en la izquierda. Durante su intervención, Fina Álvarez y Antonio Alba se ponen a hablar entre ellos hasta que finaliza la intervención de Cueto, al que Fina le responde con un escueto “son malos tiempos, no ahora”. José Vicente González pregunta si se están realizando acciones que eviten la destrucción del carrizal de Sebrayu, zona que se segó el año pasado y pide que se hable con el propietario. Pregunta también si se analizan las aves que encuentran muertas y que envían a la Administración, y señala que se producen más muertes desde que existe el problema de la contaminación. La Directora General de Recursos Naturales le responde que sí se están analizando y que se le enviará el informe. Luis Mario Arce, que acude en nombre del Grupo Local de la Sociedad Española de Ornitología, pide vigilancia en las áreas de observación de aves y que se arregle la entrada de agua de El Cierrón. Con respecto al Plan Rector de Uso y Gestión, Fina Álvarez informa de que se está iniciando el Plan de gestión de Red Natura, en el que se harán consultas sobre él y cuando exista un borrador se someterá a información pública. Pero antes ha de abordarse un proceso de participación ciudadana. Antonio Alba añade que saldrá primero, de modo inmediato, el índice general para todo el espacio Red Natura; después se publicará el borrador, que se someterá a información pública. A ese índice se podrá alegar incluso electrónicamente. Fina Álvarez precisa que cuando existan espacios afectados por más de un plan, el superior será el que rija, lo que incrementa la seguridad jurídica del afectado. Marino Martínez recuerda que el anterior Foro de Participación ya estaba trabajando en un borrador y pide que se tenga en cuenta ese trabajo. Álvarez asegura que se tomará como base y Antonio Alba precisa que este nuevo es “más amplio”. Ante la pregunta de Marino de “¿por qué se hace así y quien obliga a ello?”, la Directora General de Recursos Naturales reconoce que no hay modificaciones normativas recientes que obliguen a cambios y que realmente los plazos establecidos serán demasiado cortos, por lo que será necesario solicitar prórrogas. Con esto se levanta la sesión, pero nos queda una duda inocente: si ya había un Foro de Participación trabajando, ¿no es un lujo tenerlo parado más de seis años para llegar ahora con que se nos echan encima los plazos?


67

Cartas a la Dirección

Un acercamiento a los bosques de Cuadra desde la ecología Adoración Abella García

siempre presente, la casería, los caminos ganaderos, helechales casi transparentes, que daban base al bosquete y, en fin, una temática basada en la pura observación de la propia naturaleza con sus elementos. Yo no soy entendida en arte, pero la sensación que me causaban esos montes de

asociación

Durante el verano del 2012 se celebró una interesante exposición de la obra del pintor José Cuadra Sánchez en la Fundación José Cardín. Se trataba principalmente de bosques. En tamaños grandes se podían ver varios tipos de bosques: abedulares, carbayedas, bosques mixtos de ribera y también pomaradas típicas, en prados de un verdor resplandeciente. Es el color de las praderías norteñas, húmedas. Los regatos que discurren por el corazón de esos montes dan reflejos en amarillos, azules, verdes…, que juegan con los rayos de sol del crepúsculo. A falta de una descripción más extensa y especializada en materia pictórica, mi acercamiento se deja llevar por lo que tengo de ecóloga, científica, para reconocer en la obra de Cuadra esos ecosistemas de bosque. Bosques plenos, diversos, con sotobosque de helechos a veces, con fustes erguidos y paralelos, que soportan una copas que apenas se adivinan, y que buscan la luz en las alturas, mientras musgos y líquenes en los bordes del río dan la humedad necesaria. Ver esos espacios naturales con ojos de artista y trasladar al lienzo las formas y colores constituye toda una profesión que Cuadra Sánchez, en su generosidad, trata de comunicar en sus clases de pintura en Villaviciosa. Un privilegio del que puedo disfrutar en verano. Algo curioso, que se presenta, y tiene gracia, es una puerta antigua, de entrada a alguna casa, que mostraba la cara del autor, con su bigote, después de unos minutos de contemplación. Algo muy divertido, que yo tardé en adivinar. Pero también está la talla del Cristo de Viñón… preciosa, policromada y espectacular. Merece la pena visitar esa iglesia románica de Cabranes, tan cerca de Villaviciosa, por ver la magnífica talla del Cristo con aire románico. Algunos santos y una Virgen policromados también completan las excelentes obras que allí se exponían. Unas graciosas caras en madera natural contribuyen a la colección de tallas en madera tan originales y variadas, que se presentaron en la sala de la Fundación Cardín. Pero no solo se mostraba la biodiversidad vegetal. Además de óleos había deliciosas acuarelas de temática variada, con el monte

árboles era de estar “dentro”. Se respiraba el aire fresco y se percibía el aroma fragante de cada una de las obras a los pocos minutos de observación. Me envolvía el azul, el amarillo, el verde claro y la transparencia, que me permitía adentrarme en sus caminos. La muestra despertaba originalidad y buenas vibraciones. Ya esperamos del autor una próxima exposición.


68

Agenda de CUBERA

documentación

Reseña de las asambleas anuales Asamblea 2012 El 16 de octubre se celebraba la asamblea general anual de la asociación, en el Centro Cultural Capistrano. El tesorero Carlos Gonzáles Llames destaca la buena marcha económica, de acuerdo con los gastos presupuestados, y la concesión de una subvención de 900 € por parte de la Consejería de Cultura del Principado destinada a nuestra reciente publicación, Villaviciosa, una mirada, ya en mano de todos los socios. Por lo que respecta a la memoria de gestión, el presidente inicia su intervención con una referencia a dicha obra y destaca la excelente y ardua labor de maquetación de nuestro vicepresidente y director de la revista, Ángel Valle. Pese a la demanda existente, el libro es exclusivo para socios, no se vende. Se le han entregado 50 ejemplares a Humberto Alonso por convenio escrito. Su presentación en el Teatro Riera contó con la colaboración del ex vicepresidente del Parlamento Europeo, Alonso Puerta. Anuncia también el ya próximo envío de la revista 45, así como la adhesión de Cubera al Campus de Excelencia de la Universidad de Oviedo y la denuncia en prensa de la “pilla del gochín”, evento anacrónico en las fiestas del Portal que no es tradicional ni inocente. El tema de la ría conti-

Delia Piris Marina

núa sin resolver con numerosos puntos de vertidos contaminantes y las obras de saneamiento necesarias iniciadas con manifiesto retraso, tanto del Principado como del Ayuntamiento. Por parte de nuestra asociación, la revista 45 publicaba una exposición de la bióloga Adoración Abella sobre el problema, se ha denunciado la inoperancia del foro de la ría reiteradamente, sin convocar en los últimos cuatro años. Se ha mantenido también una reunión con representantes de los mariscadores, que nos dieron su versión sobre el lamentable estado de la ría e insistimos en las denuncias ante la administración y en nuestra próxima publicación. La secretaria informa sobre la actividad conocida como fractura hidráulica, o “fracking”que puede tener consecuencias nefastas para las actividades tradicionales de una región, poniendo en peligro su economía, su salud y su paisaje. Es una amenaza que afecta prácticamente a toda Asturias y a Villaviciosa en particular. Se han presentado dos alegaciones, una en septiembre ante la Consejería de Medio Ambiente del Principado y la segunda ahora en octubre, ante el Ministerio de Industria. Es un método altamente contaminante que intenta extraer gas no convencional del subsuelo o hidrocarburos mediante la fracturación de las rocas y la inyección de miles de toneladas de agua a presión, con aditivos químicos y arena. La Junta Directiva propone a la asamblea adherirse a la Plataforma Anti-fractura Hidráulica que se ha formado en nuestra región y en la que participan libremente las personas o colectivos que se sientan afectados; su objetivo es tratar de que se prohíba utilizar estos métodos tan devastadores para el medio ambiente. La asamblea ratifica la adhesión. Se han realizado gestiones para la colocación de una placa ante el fragmento de muralla que se conserva, sin concretar por trámites administrativos pendientes del Ayuntamiento. Se ha insistido por escrito ante la Corporación en la conveniencia, con respecto a la casa de los Hevia, de no acumular funciones y organismos en el edificio, en el que debe ser prioritaria la biblioteca pública, pues sabemos que se instalarán también, archivo, donación de Víctor de la Concha, la alcoba de Carlos I, el telecentro, y más. Con respecto al Premio de Investigación sobre Villaviciosa, se da cuenta del fallo del jurado, que decide premiar el trabajo de Ángela González, licenciada en Historia y doctoranda de la Universidad de Oviedo, sobre “La población de Villaviciosa a lo largo de los s. XVI al XX”. Ya se ha convocado el 2º Premio de Investigación con el tema “Usos tradicionales del suelo e industrias agro-alimentarias”. El propósito final sería hacer una historia de Villaviciosa con lo ya publicado y estas nuevas aportaciones. En el debate sobre cuestiones de actualidad es la ría y su deterioro el tema que interesa especialmente a los socios presentes. Juan


La asamblea acuerda reanudar una campaña para volver a salvar Valdediós, y pide atención para evitar el deterioro del árbol prehistórico colocado en El Pelambre. Caveda propone actuaciones inmediatas y pregunta por el origen de la contaminación. Adoración Abella responde que la bacteria ecoli no es patógena, y que los estudios realizados no aclaran si la contaminación es bacteriana o química. Bajo Argüello reclama la actuación urgente de las administraciones. Se reitera que el foro está ausente y todos coinciden en pedir más información y transparencia, y denuncias en prensa. Javier Bedriñana sostiene que las bacterias ecoli no matan a las almejas, que debe de haber algo más. Alejandro Vega informa sobre una reunión de la Junta del Principado, con informes oficiales de Medio Ambiente, Seprona y Confederación Hidrográfica. La Junta Directiva solicita dichos informes a este socio y diputado regional. Miguel Pereda habla de evidentes vertidos por un lado y de colmatación de la ría; propone un escrito-denuncia en prensa, ahora “hay que salvar la ría, no tiene cauce y por lo tanto no suben las mareas”. Moriyón asegura que es una contaminación química de origen incierto. La asamblea acepta reanudar una campaña para volver a salvar Valdediós, nuevamente en peligro ya que está prácticamente cerrado. Y se reitera la preocupación por el deterioro del parque del Pelambre, y en especial, el del árbol prehistórico instalado sin protección alguna. Finalmente, la Junta Directiva propone las distinciones y el premio “Aldea más guapa”, que son aprobados por la asamblea y de las que dan cuenta las páginas siguientes. Asamblea económica La asamblea de marzo de 2013, como es preceptivo, se centró en el informe del ejercicio económico 2012. Las cuentas se presentan con la aprobación de la Comisión Revisora. La tesorería refleja un saldo positivo, no existiendo deudas a largo. En los gastos de actividades destacan el Concurso de investigación (2100 €), la revista número 45 (3200 €), el libro Villaviciosa una mirada (5100 €), y el premio y distinciones Cubera (1300 €). En los gastos de gestión se consigue un ahorro de 1300 € sobre los 4500 € presupuestados por la reducción del gasto en correos, ya que los envíos por e-mail reducen esta partida, así como por el ajuste alcanzado en los gastos bancarios y por no haber contratado aún el seguro del local en 2012. Como ingresos no previstos se han obtenido subvenciones por importe de 3900 € (3000 del Ayuntamiento y 900 de la Consejería de Cultura). Se realiza inventario de existencias de material publicado en stock, por lo que se modifica su valoración. Con respecto al presupuesto 2013, la partida más importante es la de publicaciones, que serían la publicación del premio 2012, La población de Villaviciosa a lo largo de los siglos XVI al XX, la revista 46 y el cuaderno 25. Le seguiría la partida de premios y distinciones que incluye la 2ª convocatoria al premio de investigación sobre Villaviciosa.

El tesorero, Carlos Glez. Llames, destaca la buena marcha económica, pero se hace un llamamiento a la captación de nuevos socios, tarea de todos. Por temor a futuras bajas o aumento de las devoluciones se reduce el presupuesto para 2013, y se decide no contar con posibles subvenciones, que por supuesto se gestionarán como hasta ahora. Con respecto al inventario del stock de publicaciones antiguas se tendrá en cuenta que podrían estar sobrevaloradas, según la asamblea. Se aprueba la gestión por unanimidad. Se resumen las gestiones de la Junta Directiva desde la última asamblea. Se sigue el problema del fracking, a través de la Plataforma asturiana a la cual pertenecemos. Sobre la Casa de los Hevia, el arquitecto municipal califica la finalización de las obras con un “notable alto”, aunque señala fallos menores atribuibles a la falta de dotación presupuestaria. El presidente sugiere solicitar la elaboración de un plan de emergencia para todos los edificios públicos, incluido el Teatro Riera. Finalmente, se da a conocer un cambio en la tesorería. Carlos González Llames deja el cargo que será ocupado por José Luis García Cueto. A Carlos, que ejercerá la vicepresidencia 2ª, se le agradecen estos años de constante dedicación.


70

Agenda de CUBERA

paisaje

Entrega del Premio y Distinciones anuales: discurso del presidente Exmo. señor Presidente de la Junta General del Principado, Señor Alcalde del Ilmo. Ayuntamiento de Villaviciosa, señoras y señores concejales. Buenas tardes, señoras, señores, socios y simparizantes de Cubera y sus objetivos. El acto que iniciamos no tiene sentido protocolario ni designio propagandístico. Venimos reiterando año tras año que otorgar distinciones, adjudicar premios, no es para nosotros ejercicio de complacencia o para ganar amigos. En sus distinciones y premios, Cubera dibuja aquellos valores por los que lucha. Así se pensaron desde la fundación de la asociación hace 29 años. Poner de relieve a personas, a colectivos, que realizan aquellas finalidades que nuestra asociación proclama y persigue. Podría ser que en algún caso la realización no fuere perfecta, acabada. No por eso, a veces, menos meritoria y no por eso menos expresiva de cuanto decimos. Este año hemos presentado bajo los focos de nuestra asamblea nuevas propuestas que merecieron la aprobación unánime de los socios. En todos los casos podemos contemplar con la mayor complacencia a ciudadanos que con tesón y convencimiento han trabajado en pro de un aprecio de realidades nuestras, y las han puesto al servicio del saber, del disfrutar común.

No es por Cubera por lo que nosotros realizamos cuanto en su ámbito se viene realizando. Cubera es un instrumento para una vida mejor. Nuestro esfuerzo, el de directivos y el del conjunto de los socios no busca engrandecer nuestra asociación. No. El destino de todo ello es esta comunidad que llamamos Villaviciosa, enmarcada en una Comarca plena de sentido, a la que se debe reconocer en su identidad histórica y en sus virtualidades de bienestar para una población de 30.000 ciudadanos. Por eso, al distinguir o premiar actuaciones el punto de vista no es por quién han sido hechas, sino qué valor aportan a la comunidad. Y así, bien en el orden científico e investigador, bien en el área estética, bien ahondando en las tradiciones, lo que se valora es cuánto pueda enriquecer nuestra vida colectiva. 1.- Lo hace admirablemente el equipo científico del Museo Jurásico, un plantel de científicos que bajo la dirección de José Carlos García-Ramos enriquece nuestro conocer y eleva el interés por nuestra remotísima prehistoria. La investigadora Laura Piñuela, descubridora del ictiosaurio en la ensenada maliayesa de La Conejera, merece que digamos en voz alta cuánto apreciamos su trabajo, para común memoria, así como la ayuda de la especialista argentina Marta Fernández. 2.- Del orden de la investigación -esta vez en otro registro- es el trabajo de nuestro consocio don Agustín Hevia Ballina. Desde los primeros pasos de Cubera y de forma permanente ha colaborado en las publicaciones, vertiendo en ellas el fruto de sus estudios eruditos, de sus indagaciones de campo y sus observaciones. La aldea, la ría, Valdediós, tradiciones y catálogos han sido temas de su docta aparición en las páginas de revista o de cuaderno. Pero no ha sido esto solamente; para nuestro amigo el saber no es mera especulación. Él es un actor, se sitúa en una parroquia y reconstruye una capilla que era ya ruina. Más aún: moviliza, pone en juego a los vecinos, que se suman a la tarea. A don Agustín podríamos darle el premio Aldea Más Guapa porque en esos menesteres podemos decir que él es ‘legión’. 3.- ¿Qué diremos de la Agrupación Musical Misiego? No sabemos qué admirar más: si el aprovechamiento del paisaje, la calidad del concierto o la convocatoria abierta ampliamente respondida. Aquella plenitud de la ría en una tarde de agosto, el telón de fondo de la casa de Ciriaco de Balbín, la conjunción de todo ello con Vivaldi, Mozart, Schubert, Chopin... Y luego, esa concepción de convivencia tras el concierto, amenizada por el Trío Open Mind, Mente Abierta. ¿Quién no ve en ese conjunto de cosas un modelo de aprecio y de bellísimo uso de nuestro pasiaje? A don Luis Correa y a la Asociación de Vecinos Playa de Rodiles es a quien debemos esa inolvidable experiencia. 4.- Una feria en Camoca que hunde sus raíces históricas hasta el año de 1641 y halla su razón de ser en los elementos materiales de su vida, humanizados por el trabajo artesanal (la madera, el cuero, las


71

Destinataria de toda nuestra actuación es la comunidad que llamamos Villaviciosa. nueces y antaño el lino que dio nombre a la ribera de una ría conocida como “ría de Linares”), reúne méritos abundantes para que fijemos en ella nuestra atención. Si añadimos que todo esto se hace con la convicción de estar asentados en la cultura de la sextaferia, esta Feria de las nueces y el lino y sus organizadores, notablemente don Roberto Carneado, puede mostrarse como aldea más guapa de Villaviciosa.

paisaje

Puntos negros Junto a todo esto hemos de denunciar asuntos que requieren de todos nosotros atención activa. Vemos con esperanza lo que parece el final de las obras de la casa de Hevia. También con aprensión. Nosotros hemos apostado por una amplia, cómoda, bien dotada biblioteca pública. Con una sala de lectura apropiada. Que la lectura infantil vuelva a tener cabida como antaño en la antigua casa de los Montés. Y el museo histórico. Es inevitable que las dependencias en que moró el príncipe de Borgoña cuatro días y sus noches se rehabiliten y se exhiban con rigor histórico. Una inscripción digna deberá dar cuenta de lo más importante que sucedió allí: la visita de la corporación municipal y las palabras de acatamiento que refiere el cronista Laurent Vital, que son las primeras que escucha a su llegada a España. En ellas se expresa Villaviciosa, aunque a destiempo ya que el joven Borgoña no era aún rey ni —menos aún— emperador, contra lo que se propala con tanta ignorancia como impudor histórico. Creíamos que en Valdediós, con el enorme esfuerzo del Principado, el arzobispo Merchán y los monjes de Císter -a los que no dejamos de recordar- el monasterio estaba salvado. No contábamos con la pésima gestión de una jerarquía eclesiástica que dio al traste con una realidad motivo de ilusión para toda Asturias. Llamamos la atención a las autoridades eclesiásiticas y civiles, al conjunto de esta Comarca y de Asturias para que se evite la decadencia de tan valioso monumento. La plaza de Obdulio Fernández, un disparate que ahí está enseñando las tripas de algo que jamás debió efectuarse, muestra con qué insensatez se dilapidaron dineros no ya para hacer una obra adefesio sino -contra lo anunciado- para liquidar la configuración de algo que era un bellísimo icono de Villaviciosa. La valiosísima estatua, obra de Benlliure, ha desaparecido en la noche a la vista del viandante. En el parque de El Pelambre estuvimos críticamente en el tiempo del diseño y la construcción. Ahora podemos declarar que su factura es un lamento. Derroche de luces, caminos cuyo suelo se descascarilla, losetas que bailan. El estanque, falsa representación de Rodiles, seco por imperartivo de una mala construcción. Y algo alarmante: un trozo de tronco seis veces milenario, expuesto a la erosión de los elementos y de la falta de civismo, que acabarán en breve tiempo con algo tan valioso.

Con la ría una vez más, no cabe desentenderse ni esperar a que ‘otros’ lo arreglen. La ría es, hoy, un hervidero de factores de muerte. Y es una riqueza natural que va camino de la desaparición. Los responsables han demostrado una indiferencia descarada junto a una exhibición de medallas y calificaciones altisonantes, que nada tienen que ver con la realidad. Desprecio de la ley -que no se cumple- y puesta fuera de órbita de las asociaciones ciudadanas, en definitiva del pueblo. Exigimos responsabilidades. Nuestra ría, en contraste con su valor ecológico, padece un descuido oficial sangrante. Nos hemos sumado a la plataforma antifacking para llamar la atención sobre algo que aún no ha nacido; no queremos asistir una vez más a procesos que se hacen, de espaldas a quienes padecerán -en este caso de forma abrasiva- sus efectos destructores. Me gustaría no tener que hacer estas denuncias, que todo fuera más normal y hasta idílico al estilo “Villaviciosa hermosa”. Pero la realidad es como es. Espero y ruego que reconozcan que haciendo así Cubera tiene explicación y cumple sus finalidades. Sólo me queda formular el deseo de que en un pronto futuro podamos dar parabienes a todos. Muchas gracias.


72

Distinciones y Premio 2012

asociación

Toda una vida ligada a la Iglesia y a su patrimonio rural Sr. Presidente y miembros de la Junta Directiva de la Asociación Amigos del Paisaje de Villaviciosa Cubera. Autoridades Eclesiásticas, del Principado y locales. Señoras y Señores. Es para mi un gran honor comparecer ante todos Ustedes para recibir esta “Honorífca Mención”, con que la Asociación de Amigos del Paisaje de Villaviciosa “Cubera” habéis tenido a bien distinguir a mi humilde persona con un galardón y diploma, que me llena de gozo y de satisfacción, que me hace desbordar del mayor orgullo y gratificante alegría, como no podría ser de otro modo, viniendo de Asociación tan cualificada en su vinculación con el paisaje, la cultura, los monumentos y la vida toda de esta amada tierra villaviciosina, de la que, si se me preguntara si cabría posibilidad de nacer en más noble solar y cuna, de más alta y encumbrada prosapia, habría de responder, sin la mínima hesitación, que es de todo punto imposible el emular las cualidades, las bellezas y la idiosincrasia de estas tierras de la bienhadada comarca de Maliayo, en uno de cuyos retazos más significativos y famosos, cual es la parroquia de Santa María de Lugás, me fue dado contemplar la luz primera, cercano a los pies de mi “Santina” del alma, mi entrañable y queridísima Virgen de Lugás, a cuya parroquia, feligresía y santuario tengo la inmensa satisfacción y dicha de

servir como cura párroco, hallándome también estrechamente vinculado asimismo, por dedicación, en mi modesto servicio apostólico y de entrega a animar facetas culturales, a otros dos ámbitos de singularidad eximia, las feligresías de San Andrés de Valdebárcena, cuya iglesia, hoy capilla de San Martín de Ternín, hace que mi corazón desborde en efluvios del más acendrado cariño, al igual que la esplendente capilla de San José del Llano, en San Juan Evangelista de Camoca, me hace sentirme orgulloso de haber recuperado para la continuidad unas ruinas, que, en ambos casos, comportaban valores artísticos e históricos, que, en cristianas vivencias que se remontan a los primeros vestigios del Cristianismo naciente, que, desde los primeros siglos de su ascendencia y medular radicalidad cristianas, vienen vinculados, por raíces de religiosidades rastreables incluso con anterioridad a nuestra raigambre de cristianos, a esta entrañable tierra, a la que, al igual que, identificado por nacencia en ella, a ella espero ser devuelto a su regazo acogedor y como maternal, cuando el Señor considere llevada a compleción mi vida y mi existencia terrenas. Tiene la palabra, cuando se la mima y se la acaricia, al pronunciarla y proferirla, un no sé que de atrayente regusto, que la hace aflorar hasta nuestros labios, cual brotaban de los suyos las del anciano Néstor homérico, “cuyo verbo resonaba más dulce que la miel”, cuyas palabras, según Hesíodo, parecía que un enjambre de abejas, hubiera libado sobre sus labios a manera de un dulce panal. Esa sugerencia quisiera yo, esta tarde, desde este podio y tribuna, tan amaestrado en hacer resonar los cálidos acentos de la palabra bien dicha, bien pergeñados por tantos como aquí me precedieron en el uso de la palabra en la no lejana virtualidad de presencias y actos enriquecedores con que aquí nos hemos encontrado. Siento como si una sintonía de lejanas voces y sentimientos, vinieran a converger acordes, en emocionada prolación, en nuestras mentes y corazones, animando en ellos una como cálida hoguera, que estimulara nuestros espíritus en ansias y deseos, que redundaran en una mayor dedicación a lo que son fines y metas de nuestra Asociación de Amigos del Paisaje de Villaviciosa, embrazando el escudo y adarga, para salir a desfacer tantos entuertos como, con amarguras sin límites, contemplamos, inermes, se cometen contra nuestro paisaje o nuestros bienes seculares, que constituyen nuestra herencia y nuestro común legado, recibido de nuestros antepasados, saliendo a las plazas y a las azoteas a denunciar a gritos los desmanes que a diario se perpetran. Quisiera que nos comprometiéramos todos en una suerte de mancomún, de acordada sinfonía en la defensa de nuestro patrimonio, indubitablemente el villaviciosino el primero. Muy mucho me satisfaría que el acto de esta tarde, al igual que tantos otros que lo han precedido y, confiadamente lo ansiamos y esperamos, siga produciéndose con patrocinio y aliento de nuestra Asociación Cubera, como paradigma de que poder gloriamos quienes a esta tierra nuestra amamos e idolatramos o, por mejor decir, casi adoramos. Valen, en tal sentido, las imágenes por millares de palabras y ojalá la que mañana ilustre la trascendencia de esta celebración,


73

A don Agustín Hevia Ballina Por sus trabajos de restauración de patrimonio histórico-monumental. Por su continuada labor investigadora vertida en copiosas colaboraciones en los medios de Cubera a lo largo de todo su recorrido.

asociación

que aquí y ahora nos convoca, lleve al paroxismo del atractivo nuestra ilusionante compromiso de no desmayar jamás en nuestros proyectos de llevar a la sociedad asturiana el convencimiento y sana ilusión de seguir en pie en perenne vela y vigilia que fomente la salvaguarda del patrimonio a nosotros legado por nuestros mayores, en forma que su trasmisión a las futuras generaciones no lo sea con desdoro y empobrecido, sino enriquecido y recuperado, cuando haya venido a parar a lamentable ruina. Siento el agrado dirigir en este cualificado foro y tribuna algo que suene a una declaración de principios y de intenciones, con que nuestro patrimonio se vea ilusionadamente cuidado, empezando por el personal en cada uno de los hogares villaviciosinos, al igual que los que son hogares comunitarios, cual lo son nuestros templos y nuestras capillas, nuestras ermitas y oratorios de ánimas, nuestras viejas escuelas, nuestras fuentes y nuestros lavaderos, nuestros hórreos y nuestras vetustas paneras, nuestra casonas y nuestros palacios, nuestros lagares y nuestros molinos, nuestras viejas casetas de camineros y nuestras casetas de los fielatos, nuestros batanes, y nuestros molinos de escanda y nuestros pisones, nuestras cabañas y nuestras corripas, nuestros alfares y nuestras fornas de cocer el

pan, nuestras fraguas y nuestras ferrerías, nuestros caseríos y nuestros despoblados, nuestros topónimos y nuestras denominaciones de sucos y caleyes. En una palabra, nuestra herencia recibida, como quien descubre un tesoro, que solamente en la mismidad más enternecedora llegaremos a valorar y apreciar. Puede parecer presuntuoso, puede que, al igual que decía San Pablo, de que, puestos a gloriarse, yo más y que viniera bien en este momento me gloriara yo también. En tal sentido, aunque no lo necesite, bien pudiera yo gloriarme, por cuanto que vosotros, la Junta Directiva de la Asociación de Amigos del Paisaje de Villaviciosa, hayáis querido poner mi nombre como en un cuadro, para que los que pasen de largo puedan decir: «pues sí, era posible y Don Agustín algunos méritos contrajo con el patrimonio artístico-religioso, etnográfico y cultural de esta comarca villaviciosina, para que así se le traiga a pública mención». Os decía al principio y lo repito ahora que ya estoy abocando al final: me habéis dado una gran alegría con vuestro galardón, que no voy a parangonarlo con el «Príncipe de Asturias», pero, podéis creerme lo acerco en mi estimación. Permitidme esta efusión del alma como colofón, trayendo a memoria algunas de las acciones que han servido para que tuvierais más, difiriéndolo por todo este tiempo, para que tu-


74

asociación

viera más tiempo a fin de llevar a cabo más recuperaciones de este patrimonio villaviciosino. Ciertamente que no porque hayáis querido premiarme vaya a encaminarme a un cese en mi preocupación y mi actividad. Como perspectiva inmediata, estoy colaborando con el párroco y los vecinos de San Juan de Duz (Colunga), para la recuperación de la antigua capilla de Santa Catalina de Alejandría de Huerres. Lo habéis mencionado vosotros en vuestra Mención Honorífica, dejarme que lo recapitule para mi personal satisfacción: a). En mi Parroquia del alma, Santa María de Lugás: - El altar Sacramental. - El Polvorín. La Obra - La Hospedería de Peregrinos, tras el incendio que la destruyó. - La casa de les Novenes. - El oratoriu de Animes. - La Capilla de San Pedru - La capilla de San Mamés de Cermuñu y la Madrera. - El Cementeriu Parroquial, recuperando inscripciones y el solado tradicional. - La recuperación del Oratorio de ánimas fue Premio «Aldea más Guapa». b). En mi Parroquia de San Juan Evangelista de Camoca: - La capilla de San José del Llanu (ruinas) - La Iglesia Parroquial. El Cementeriu Parroquial. - Se consigue el Premio «Aldea más guapa» para la restauración

de la Capilla de San José de El Llano. - Se consigue una «mención Honorífica» para la recuperación de la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, de 1615. - Premio «Aldea más guapa» para la recuperación de la Cofradía y de la imagen de San Juan Evangelista, a que se dedica el importe del Premio. - Se consigue el Premio «Aldea más guapa» para la recuperación de la antigua Feria del Lino y de las Nueces. c). En mi parroquia de San Andrés de Valdebárcena: - La Antigua Iglesia prerrománica-románica, hoy Capilla de San Martín de Ternín (ruinas) - Recuperación del antiguo cementerio parroquial. - La Iglesia Parroquial. El Cementeriu Parroquial. - “Mención Honorífica» para el conjunto de Hórreos del Pueblo de Ternín. - Se concede el Premio «Aldea más guapa» al pueblo de Ternín por la recuperación de su antigua Iglesia prerrománica y románica. d). Otras actuaciones: - Localización de las ruinas de la antigua capilla de San Clemente, en Vixil, parroquia de San Juan de Amandi. - Restauración de las ruinas de la Parroquial de San Juan de Berbío en Piloña. - Restauración de las ruinas de San Antonio Abad en Villaescusa de Santa Eugenia de los Pandos. - Restauración de las ruinas de la Capilla de San Antonio Abad de los Villares, parroquia de San Bartolomé de Pandenes. - Rehabilitación de la Capilla de Nuestra Señora de la Purificación o de La Candelaria en Poreño. - Construcción de nuevo altar de la Iglesia de Santa María de Celada. - Rehabilitación de la Iglesia románica de San Félix de Oles. - Rehabilitación de la Iglesia románica de Santa Cecilia de Careñes. - Rehabilitación de la Capilla de San Pedrín de Rozadas. - Iglesia de Santa María de Arbazal. - Capilla de San Juan Evangelista de Buslad en San Pedro de Breceña. - Capilla del Niño Jesús de Grases. - Capilla de San Roque de Arriondu, en Santa Eulalia de Cabranes. - Capilla de Santo Toribio de Carabañu, en Santa Eulalia de Cabranes. - Oratorio de ánimas de Carabañu. Quedan pendientes - Ruinas de la Capilla de San Cipriano de Abayu. - Ruinas de la Iglesia vieja de Santa María de Rozadas. - Ruinas de la Capilla de San Roque de Tazones. - Ruinas de la antigua Iglesia de San Martín de Mar. - Ruinas de la Capilla de San Antonio de Liñero. - Ruinas de la Iglesia vieja de Santa Eulalia de Carda, (Carda de Arriba). - Capilla de la Magdalena en Santa Eulalia de Cabranes. - Capilla de la Rectoral en Santa Eulalia de Niévares. - Capilla de la Rectoral en Santiago de Peón.


75

Distinciones y Premio 2012

La vida de hace millones de años Al equipo científico del Museo Jurásico de Asturias en especial por el hallazgo reciente de un ictiosaurio en la zona de la playa de Merón (Villaviciosa). Tras el concepto genérico de equipo científico del Museo se esconde la labor de personas concretas, con nombres y apellidos. José Carlos García-Ramos, profesor de Geología en la Universidad de Oviedo, es el responsable de que el proyecto museístico del MUJA asumiera el apartado de la investigación como una de sus se-

asociación

ñas de identidad. José Ignacio Ruiz-Omeñaca y Laura Piñuela, geólogos también e investigadores en dinosaurios y vertebrados fósiles en general, son las otras dos patas de la “tayuela” en la que se asienta esta aventura. La generosidad de los acantilados de la comarca ponen el resto. Hallazgos como el reciente del ictiosaurio (reptil marino de unos 196 millones de años), el más completo hallado en la península, ayudan a regenerar el interés por una lejanísima edad histórica que el cine devolvió a nuestros días. El trabajo de este equipo, desde el escaparate divulgativo del Museo Jurásico de Asturias, se encarga de alejar y depurar la ficción poniendo en nuestras manos la antigüedad remota y en nuestros oídos los datos oportunos para entender e imaginar cómo eras estas tierras hace millones de años.


76

Distinciones y Premio 2012

Música clásica para todos los públicos

asociación

Respuesta de Luis Correa, leída por su hermano José Enrique Buenas tardes. Me disculpo de antemano por no poder acudir a este acto, pues mis obligaciones profesionales me atan en esta fecha a Palma de Mallorca y agradezco a mi hermano José Enrique me represente y lea esta alocución en mi nombre. Siempre he considerado el Arte en general y la Música en particular como una de las grandes actividades de la humanidad. Es, desde cualquier punto de vista, imprescindible, tanto para los artistas como para el público. Lo demuestra el hecho de que siempre ha existido, en cualquier época y en cualquier parte del mundo. Por otra parte, del mismo modo que no pagamos por ver un hermoso paisaje o una

Luis Correa, durante el concierto.

bella puesta de sol, pienso que nadie debería pagar por escuchar música. Lógicamente esto requeriría de continuas subvenciones por parte del Estado, pues los músicos también tenemos que comer. Pero yo y mi familia, mientras nos lo podamos permitir, siempre

estaremos dispuestos a ofrecer conciertos de forma altruista, de manera que lo recaudado, mucho o poco, se vaya para los más necesitados. El “Concierto sobre la Hierba” que, durante los dos últimos años (y esperemos que muchos más) se viene desarrollando en Misiego, reúne todas las condiciones: hermoso paisaje, música, puesta de sol, público entrañable, respetuoso y generoso, que con sus aportaciones convierte el concierto en un evento solidario a beneficio de la gente mas necesitada, hoy lamentablemente tan numerosa... Pero es que en mi caso, además, tiene también otras connotaciones importantes: En 1895 mi bisabuelo Ciriaco Balbín, pintor (profesor de la Escuela de Bellas Artes de Oviedo), ebanista y socialmente carismático personaje, mandaba construir la Casa de Baños de Misiego, ahora conocida como Casa Rosa. Desde aquel entonces muchos han sido mis ancestros pintores y músicos que han habitado y dejado su huella en Misiego: el mismo Don Ciriaco, mi abuelo francés Henry, mi madre Amalia, mi hermana Candy. Y como músicos, mis tía-abuelas francesas Marie Louise, que tocaba el violín, Lolita, pianista (las nombro como siempre lo escuché en casa) y Pepita, violonchelista, que le enseñó a mi padre Enrique, además de a otros muchos amigos, colegas y discípulos de mi padre que acudían a recibir clases. La casa, situada en tan idílico enclave, es en si misma una joya arquitectónica y está impregnada de arte. Mi mujer y yo la hemos restaurado totalmente, salvándola de la carcoma y las termitas. Ahora sentimos un profundo deber de compartir todo ese legado, junto a nuestra propia capacidad artística que tan largos años nos ha costado conseguir.


77

A la Agrupación Musical Misiego, organizadora del Concierto sobre la hierba, Por el aprovechamiento del paisaje de la ría, como escenario de un espectáculo musical de calidad, con abierta convocatoria al público en Misiegu. Para acabar, es todo un honor recibir este diploma de la asociación Cubera, agradeciendo de corazón el apoyo que prestan al Concierto en Misiego, con la certeza de que

Quiero aprovechar este acto para agradecer también el apoyo recibido del Ayuntamiento de Villaviciosa y de la Fundación José Cardín, tanto para el “Concierto sobre la Hierba” como para el Festival de la Ría “Enrique Correa”. También, de manera muy entrañable, a la Asociación de vecinos Paya de Rodiles y a los dueños de la “Casa de Aldea Misiego” por su grande y desinteresado apoyo estos dos últimos años al Concierto sobre la Hierba. A todos ellos, a los que han intervenido, sea como artistas, como soportes o como público, a la Parroquia de Selorio, a Villaviciosa y a los que ciertamente no tengo espacio para citar en esta breve alocución, mis mas sinceras gracias.

esta Distinción facilitará en gran manera el futuro de este evento en años venideros. Así mismo deseo felicitar a la Asociación Cubera por su perseverancia y sus largos años en apoyo de la Cultura, el Arte y las buenas acciones destinadas a la conservación de nuestro Patrimonio.

asociación

Para los “Conciertos sobre la Hierba” priorizamos varios factores en relación a los intérpretes que invitamos: Excelencia en la interpretación musical, generosidad, compañerismo y buen talante. También damos especial importancia al hecho de haber sido alumnos de mi padre o de ser asturianos, sin por ello excluir de antemano a los que no lo son. Gracias a todos ellos.


78

Distinciones y Premio 2012

Premio Aldea más guapa al renacer de un mercado centenario A la Feria del lino y las nueces, de Camoca.

asociación

Por la continuación de una antiquísima iniciativa, que toma motivo de los productos de la tierra, que se cifra en la artesanía. Por lo que tiene de tesón colectivo. Después de habernos entregado este prestigioso galardón quiero que mis primeras palabras sean de sincero agradecimiento. Muchas gracias estimado Etelvino y demás miembros de la Junta Directiva de Cubera, pues este premio nos estimula de cara a las próximas ediciones de nuestra feria. No sólo para seguir adelante con nuestro certamen del lino y la nuez, sino también para darle mayor vistosidad. Por último, quiero tener un recuerdo emocionado tanto para todos aquellos vecinos de Camoca que nos ayudaron a rescatarla del olvido y que lamentablemente ya no se encuentran entre nosotros, como para los expositores y vendedores, pues sin estos la feria no tendría sentido. A todos, en nombre de la asociación de vecinos de Camoca, muchas gracias.


79

Álbum familiar Raimundo Parajón Vega

Lombarda y Salustio, en competencia de servicio y calidad.

Izquierda. Mercados, Ferias y Fiestas. Y el personal a tope, camino de una boda (traje, corbata, gabardinas y un abrigo).

asociación

Derecha. Traslado de mobiliario parece, en el portaequipaje de Lombarda.

Izquierda. Lombarda en espera, apoyada en una nueva generación. ¿Quién sería el rapacín? ¿Sería Alfredín?


asociación

80

Arriba. Esta vez es fiesta con gaitero propio. Sobre el capó Valentín Álvarez Villar; delante, el dueño Salustio Álvarez con brazalete de luto en el brazo izquierdo. De los operarios identificamos al “Guarni”. Y encima un público festivo,

Mucho antes, Los Astures, con ruedas macizas y cómodos sillones en la baca. La escalerilla y el cajón de las herramientas.

que competía por viajar en la baca. Definición de tres edades: pantalón largo, pantalón bombacho y pantalón corto.



Revista46premios