Issuu on Google+

IES KOLDO MITXELENA BHI (ERRENTERIA) ALYSSA VUONO

MEMORIA FINAL 2011 – 2012 Cuando empecé este año esperaba que enseñar a adolescentes sería muy difícil. Me acuerdo en mí cuando tenía esta edad y no tenía ganas de aprender. Yo quería quedarme con mis amigos y poco más. Al principio del curso, pensaba en mis clases de español cuando tenía 14 años y mi nivel entonces que no era casi nada y creía que aquí sería igual pero a la vez pensaba en las clases del año pasado, con niños de 6 hasta 12 años y que difícil era hablar con ellos en inglés mientras nos reíamos mucho. No sabía que esperar de enseñar en un instituto, pero he recibido el contrario.

Para hacer las clases mas divertidos, para que los alumnos no se aburrían, hacía un juego para las clases lo mas a menudo que podía. Nos reíamos un montón y lo hemos pasado súper bien. Las demás profesoras me dicen que están celosas de mí. Que los alumnos van a sus clases y sin decir “good morning” ni “hello” los alumnos les preguntan “¿hoy vamos con Alyssa?” Me sorprende oírlo porque en mis clases nunca hablo en castellano y cuando me digan algo en español pongo la cara de tonta y pregunto “what?” or “you know I don’t speak Bosque!” si estaban hablando en español o euskera y se rieron de mi.

Empiezo cada día explicando una noticia de los Estados Unidos, de mi pueblo, o algo que vi en un documental. Por ejemplo, después de ver el documental Súper Size Me quería enseñar a mis alumnos lo que dice el hombre, que en la isla de Manhattan hay 86 McDonald’s. Puse McDonald’s en Google y salía muchos puntos para los McDonald’s. Les sorprendió mucho y pensé, que he visto mas que McDonald’s en Nueva York y puse Starbucks. Salió tantos puntos rojos que no podíamos ver la isla hasta que hice zoom! Era increíble, y los alumnos empezaron a preguntar, “what about Dunkin’ Coffee?” y, “how many gyms are there?” o “How often do people eat McDonald’s?” Yo explicaba que hay algunos que van cada día y otros que pasan años sin ir a un McDonalds, que como cualquier otra cosa, todo depende de la persona.

Para saber que hacer con los alumnos cada semana, hablaba con las profesoras una vez a la semana y me contaban que hacían con cada clase. Con esta información, hacía lo que creía funcionaría para poner los alumnos hablar y quedarles interesados, normalmente con un juego o un discusión con todo del grupo. Nunca


estaba en la clase con otra profesora pero les hablaba después de casi cada clase para contar que habíamos hecho y como había ido la clase.

Intenté participar en otras actividades pero solo había un par de cosas organizadas así que una vez fuimos todas las profesoras al cinema para ver una película en inglés y lo pasamos muy bien. Era divertido ver los alumnos fuera del instituto. También cuando salgo de las clases ando con mis alumnos y hablamos de cosas, como salen las clases, el tiempo, etcétera para que practican mas y es mas relajado que en el instituto o delante de sus compañeros de clase.

En total lo he pasado muy bien. Me encantan mis alumnos y hay muchos quienes considero mis amigos. Me gusta que el sistema es mas relajado que en los Estados Unidos y creo que por eso los alumnos tengan ganas de hablar y practicar el idioma con una nativa como yo. Ahora estamos a punto de acabar el año y pido de los alumnos que escriben que puedo hacer en mis clases el año que viene para ser una mejor profesora y todos me dicen lo mismo, que quieren mas tiempo. No sé como es para otros auxiliares pero yo tengo 500-600 alumnos en total que significa que veo a cada uno más o menos una vez al mes. No puedo hablar para todos pero creo que sería mejor si tuviésemos más horas a la semana. El sistema educativo hace muchos recortes en los últimos meses y los alumnos están sufriendo. Hablar con un nativo significa usar el idioma como está usado en los sitios que usamos el idioma y en una crisis, con adolescentes que van a salir a buscar trabajo en un par de meses, ayuda mucho poder hablar tantos idiomas que puedan.

Muchas gracias por esta oportunidad, Alyssa Vuono


Memoria Final Curso - Alyssa Vuono