Page 1

Mayo de 2012

Memoria final del Curso para el Programa de Auxiliares de Conversación País Vasco, España E.O.I. de Durango y Eibar

Viviane Straub


Indice 1

Expectativas sobre la participación en el programa………………………………..3

2

Desarrollo de la experiencia. Aspectos didácticos, de organización y de participación en la vida del centro......4

2.1

Valoración de las actividades de aula realizadas…………………………………….....4

2.2

Coordinación con el departamento de idioma ………………………………………...4

2.3

Participación en otras actividades...................................................................................4

3

Valoración global de la experiencia.............................................................................5

3.1

Contribución del Programa a mi formación y al conocimiento del sistema educativo y de la cultura autóctona................................5

3.2

Aspectos más positivos de mi participación...................................................................6

3.3

Sugerencias de mejora....................................................................................................6

3.4

Observaciones y comentarios.........................................................................................6

2


1

Expectativas sobre participación en el Programa

Antes de empezar, me importaría señalarle cuanto mi caso se distingue de la “situación normal” de un auxiliar de conversación. El hecho que pasó no más de una semana entre el momento cuando, a fines de enero, descubrí el programa gracias a una amiga que iría trabajar en la escuela de Getxo el mes siguiente, entre mi solicitud y la respuesta positiva del Gobierno Vasco, ya debería explicar en parte lo que quiero decir. Estaba en este momento terminando mi trabajo de fin de estudios – franco-alemanes, es decir, sí, estudios de letras y de idioma, pero no para ser profesora de alemán como lengua extranjera o de español – y estaba buscando prácticas que me permitirían orientarme profesionalmente en un sector menos teórico y más directo que él de la ciencia literaria de mi formación universitaria. Cuando descubrí su programa un poco de buenas a primeras, tomé casi espontáneamente mi decisión de presentarme para el puesto de “auxiliar de sustitución” en las E.O.I. de Duango y Eibar. Por consecuencia, mis expectativas sobre la participación no estaban realmente claras en este momento: Dando clases de conversación, esperaba aprender más sobre metódos didácticos, la enseñanza en general que siempre me había interesado pero que, hasta entonces, había más conocido del lado de la alumna, esperaba ser capaz de vehicular entusiasmo y enchufar mis alumnos presentando y explicándoles la Alemania que conocía y aprecía yo y aprender por mi parte de ellos, linguísticamente – había aprendido castellano en la universidad, pero siempre “al lado” del francés – como culturalmente. Sabía poco sobre Euskadi y esperaba encontrar nuevos impulsos, quizás amigos reales, y ya me veía haciendo salidas a la naturaleza con mis alumnos, discutando y descubriendo así directamente mi País Vasco personal.

2

Desarrollo de la experiencia. Aspectos didácticos, de organización y de participación en la vida del centro

2.1

Valoración de las actividades de aula realizadas

Tan feliz de haber sido aceptada y impresionada por la oportunidad increíble que la Comunidad Autónoma ofrece a los alumnos con el programa de los auxiliares, la oportunidad de conocer de primera mano las estructuras más comunes del idioma extranjero, su sonido típico tanto como el saber cultural auténtico del hablante nativo, de todo lo que hace “vivir” una lengua, siempre he intentado dar lo mejor de mí y de mi país: a través de todos tipos de materiales por un lado, de presentaciones Power Point a música, de podcasts y videos a artículos de revistas o periódicos, de citas literarias a caricaturas y obras de arte alemanas. Todos estos elementos los he elegido siguiendo el hilo conductor de los complejos temáticos tratados por los profesores – me parecía muy importante que los alumnos apliquen sus conocimientos repitiéndolos y profundizándolos conmigo – y completando este hilo por temas más abstractos, de actualidad o de cultura popular elegidos independientemente (p.ej. estereotipos, el escándalo de Günther Grass) o según el “calendario” alemán (p.ej. las tradiciones para carnaval y Pascua que les mostré con fotos privadas y con huevos de 3


chocolate). Siempre he intentado utilizar una gran diversidad de metódos didácticos distinctos, oscilando entre una conversación más libre y espontánea, entre juegos de papel y ejercicios de invención libre que conocía del teatro de improvisación y – antes de todo para los niveles más bajos cuya miedo del hablar se supera mucho más fácilmente en la situación lúdica del juego – juegos alemanes permitiendo practicar el vocabulario y las estructuras gramaticales estudiadas en clase (p.ej. Kofferpacken, Wer bin ich? con profesiones, explicaciones de vocabulario según el principio de Tabu etc.). Como la pronunciación me parece ser una dimensión irrenunciable del aprentizaje de cada lengua, he también siempre preparado ejercicios de fonética, pero, habiendo planificado hacer estos ejercicios para cerrar las horas, muchas veces no me quedaba el tiempo. Si pudiera volver a principios de mi tiempo aquí, quizás empezaría cada clase con una pequeña unidad fonética. Otra cosa que también debería cambiar según mi opinión es mi preparación personal a las clases. Dando que no tengo una formación didáctica real, he tenido que descubrir varias veces que mi voluntad de detalle, de mostrar todo y todo de manera perfecta, me habían hecho perder un poco de vista que mi tarea no consistía en la preparación de un curso magistral sobre ciertas realidades culturales alemanas (como lo conocía de la universidad), que quizás planes más sencillos hubieran sido más adecuados para el nivel de los alumnos. A pesar de estas “dificultades” superadas gracias a improvisación y a la ayuda de los profesores, estoy convencida de haber contribuido a la mejora de la competencia oral de mis alumnos. Mi estancia muy corto de solo tres meses no me permite juzgar exactamente los progresos de cada alumno de las treize grupos en las dos escuelas, pero la atmosfera muy positiva y viva de las clases, la relación muy directa, sin presión y casi de amistad con ellos que se ha instalado desde el comienzo, me dan mucha confianza – si no funcionó cada uno de mis planes, estoy segura de haber conseguido profundizar su interes para la lengua y la cultura alemanas y darles aún más motivación y entusiasmo. 2.2

Coordinación con el departamento de idioma

Si la bilanza de mi trabajo como auxiliar de conversación resulta ser tán positiva, lo debo también en gran parte al gran apoyo de los departamentos de idioma de las dos escuelas. Desde el comienzo, tanto los profesores de Durango como los de Eibar me han facilitado mucho la integración en la vida de la escuela complicada por mi llegada tarde, en febrero cuando los cursos ya estaban en plena marcha. Por ejemplo, en Eibar quedaron conmigo antes de mi primera semana de clase para enseñarme la escuela y su equipo técnico, para darme también los libros con los que trabajaban. Todos han seguido mostrarse de manera muy amable y abierta, siempre me han ayudado con cualquiera pregunta. Que se trataba de consejos en cuanto a mis ideas para las clases, de propuestas directas de ejercicios y de mejora de mi trabajo, o en contra de problemas o intereses más personales, siempre han mantenido un contacto muy vivo conmigo, directamente en la escuela, por correo electrónico o por móvil en casos de urgencia. Sin retirarme toda la libertad de decisión, me han ayudado mucho con su experiencia didáctica; y incluso me han invitado a algunas salidas conjuntas para facilitarme la llegada. Les estoy muy agradecida por todo, y les estima mucho al nivel profesional tanto como al nivel personal. 2.3

Participación en otras actividades 4


Fuera de mis horas de clase “normales”, he participado al Stammtisch. Esta “reunión” en un bar para hablar alemán fue un proyecto bastante nuevo en Eibar y todavía no existía en Durango cuando vine, pero fue introducido gracias a nuestra iniciativa conjunta con los dos profesores, y espero mucho que el interés de los alumnos no se baje para que esta “institución” pueda ser mantenida, quizás también tener lugar más frecuentemente que ahora (una vez al mes). Según mi opinión personal, es precisamente en estas situaciones informales que se pierde más fácilmente el miedo del idioma extranjera y que se construye realmente una relación profunda muy benéfica, primero del alumno al idioma, segundo entre los alumnos y los profesores. No hay ninguna motivación más efectiva. Por esta misma razón me gusta también mucho la idea de la escuela de Durango de reservar dos horas de la semana para clases culturales libres, aún más porque soy yo mismo una persona talentosa en todos tipos de arte. Al comienzo, solo hablamos durante estas dos horas, luego decidió que querría hacer un pequeño proyecto de teatro con los alumnos interesados. Para mentalizarnos y activar nuestra fantasía, empezabamos cada “clase” con ejercicios de teatro de improvisación o de actividades de invención de historias. Después trabajabamos sobre algunos sketches de Loriot que había elegido yo tras una búsqueda un poco complicada – yo no conocía ningún drama adecuado para alemán como lengua extranjera – por ser él mismo un “monumento” verdadero de la cultura y la mentalidad alemanas. Me ha gustado mucho esta experiencia, aunque por desgracio, habiendo empezado tarde y casi ya en la época cuando mis alumnos motivados tenían estrés por sus exámenes en la universidad, finalmente tuve que abandonar mi plan original de representarlos, manteniendo ahora los ejercicios de teatro de improvisación que les gustan mucho a ellos, pero sustituyendo los sketches por algún tema de conversación más general. Ahora que me queda tán poco tiempo aquí, siento mucho no haber descubierto el programa antes: proyectos verdaderos, excursiones con los alumnos, cenas o un curso de cocina a la alemana – muchas de las ideas que tenía en cabeza no he podido realizar en los tres meses de mi estancia.

3

Valoración global de la experiencia

3.1

Contribución del Programa a mi formación y al conocimiento del sistema educativo y de la cultura autóctona

A pesar de no haber estudiado para ser profesora y de haber mandado mi currículum tán espontáneamente, estoy convencida del hecho que la experiencia ha contribuido mucho a mi formación personal y profesional. Sé ahora que la enseñanza, principalmente por la relación directa que permite etablecer con los alumnos, me podría gustar, he aprendido prácticamente lo que signífica didáctica, como puedo adaptarme más rápidamente a audios distinctos y he conseguido mejorar mi nivel de castellano. Pero he también ganado una consciencia totalmente diferente de mi lengua y cultura materna. Nunca me hubiera dicho “orgullosa” de ser alemana, y tampóco lo estoy hoy, pero me han alegrado profundamente el entusiasmo y el interés de mis alumnos, y estoy muy agradecida por lo que he podido aprender sobre mi país, sobre todo lo que, por siempre haber considerádolo como natural, quizás no había visto realmente. Antes de todo, sin embargo, estoy agradecida por haber podido descubrir así una región sobre la cual casi no sabía nada antes. No podiendo apuntarme a clases de Euskera por 5


mi llegada tarde, he solo conseguido retener algunas frases y palabras pero ya me entusiasmo por lo poco que conozco; y los momentos quizás más enriquecedores de las clases han sido los cuando se instaló un pequeño intercambio cultural (“cultura” en todas sus nociones, es decir “popular”, turística o la cultura dicha “alta” del mundo de las artes) – con mis alumnos, cuando, como lo había esperado antes, pude aprender sobre el País Vasco de las comparaciones que hacían ellos con lo que les había presentado yo de Alemania, cuando me recomendaron probar o visitar algo de su región a la cual, visiblemente, tienen una conexión muy fuerte, que les llena de un orgullo positivo que todavía sigue impresionándome. 3.2

Aspectos más positivos de mi participación

Consecuentemente, las amistades empezadas durante las horas de clases y profundizadas fuera de la escuela, cuando, como en mis fantasías de antes, me mostrabron sitios y aspectos de Euskadi que, solo, quizás nunca hubiera conocido, cuando vinieron conmigo hacer senderismo en los montes de Urkiola o al lado del flysch de Zumaia, representan seguramente el aspecto más positivo de mi estancia. Espero con todo mi corazón que vayan a mantenerse porque, realmente, no hubiera podido tener más suerte al nivel humano. He aprendido mucho de mis nuevos amigos cuyo saber sobre Euskadi y cuya conexión fuerte a la naturaleza vasca me fascinan profundamente – y no tengo que subrayar que me siento yo mismo un poco enamorada de esta naturaleza. En parte, esta suerte la deba quizás también al hecho de haber vivido no en una “metrópolis” como Bilbao pero en Eibar, una ciudad que no me parecía realmente atractiva al comienzo pero que recomendaría hoy a todos los demás auxiliares: su situación geográfica en la mitad del País Vasco facilita todos tipos de excursiones y su talla más pequeña permite establecer un contacto más directo con los alumnos de los alrededores y descubrir en detalle las peculiaridades de la cultura local – un concierto nocturno en un Gaztetxe, algo que nunca había visto en Alemnaia, sería solo un ejemplo de una gran serie de experiencas a las cuales no querría renunciar hoy. 3.3

Sugerencias de mejora

En cuanto a sugerencias de mejora, no tengo mucho que añadir. Seguro que, para sentirme más segura y saber mejor lo que se puede hacer con los niveles distintos o donde puedo encontrar ejercicios etc., me hubiera gustado asistir a una reunión formativa antes de venir a las escuelas, pero sé que hay algo parecido al comienzo del curso y que yo, por llegar realmente en la mitad del curso, simplemente no he podido asistir. Por esto, no puedo criticar nada – salgo, quizás, lo de deber cobrar yo mismo las gastas de tren o autobús para ir de una escuela a otra y los horarios de trabajo limitados a las tardes que me han resultado un poco incómodos pero que, naturalmente, se imponen por razones pragmáticas. 3.4

Observaciones y comentarios

Realmente voy a echar de menos mi trabajo y Euskadi. Eskerrik asko – Nunca voy a olvidar mi tiempo aquí.

Viviane Straub 6

Memoria 2011-2012 - Auxiliares Conversación  

Memoria final curso 2011-2012 - Auxiliares Conversación - Viviane Straub - EOI Durango y Eibar

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you