Page 10

Literatura fantástica: explicando lo que no entendemos

Por Leo S. Lee, autor saga Grewmord.

Literatura fantástica. Fantasy. Ciencia ficción, como se lo conoció originalmente. Ese género que ha entregado tantos buenos títulos que hemos devorado de chicos y seguimos descubriendo de grandes. Para muchos, un espacio exquisito para dejarse llevar por la imaginación. Para otros, un mero pretexto para alejarse de la realidad y evitar enfrentarla. Pero, ¿no es esa la idea? ¿Qué hay de malo en perderse un poco entre castillos embrujados, dragones, duendes y magos? Para los soñadores y los que escribimos este tipo de género, es incluso un elemento muy inspirador. Nos llena el tanque de la locura y de la inverosimilitud y nos impulsa a plasmar en forma de letras nuestros sueños y deseos más profundos, a deformar la realidad que conocemos, a crear otra distinta y añadirle lo que queramos. Porque la fantasía nos permite crear, sin pretender ser dioses, sino más bien para ofrecer una aventura como jamás se hubiese imaginado. Algo diferente, extraño e intrigante. Y la cuestión deriva en eso: dejarse llevar o permanecer en el mismo lugar, el de la realidad, en donde siempre hay una explicación para todo. Es como si te contaran el final de una película, naturalmente. El origen del género fantástico se remonta a los siglos XVIII y XIX, aproximadamente. Es en esta época en donde se termina de desarrollar y de asentar lo que se conoció como “ilustración”, movimiento cultural que se enfocaba a dar explicaciones por el uso de la razón de los fenómenos de la realidad, buscando eliminar de esta manera la ignorancia, la tiranía y la superstición, conceptos heredados del feudalismo y de la imposición dogmática de la iglesia.

Pasen y LEAn! #16  

EN ESTE NÚMERO: Novedades LEA - Lectores dicen... - Reseña - Detrás de las palabras Vero Gómez - Biografía G. Sosa - Nota sobre Literatura F...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you