Page 18

REFLEXIÓN

Hace poco me preguntaron qué significaba para mí escribir y por qué lo hacía. Indudablemente me encontré con una respuesta que, si bien parecía obvia, me generó un montón de sentimientos encontrados. Por un lado, todo lo positivo de poder jugar con las palabras y usarlas como un instrumento para decir aquello que queremos proyectar como mensaje, como huella; por otro, vinieron a mí, como recuerdos retrospectivos, una infinidad de sinsabores por los que he tenido que pasar para poder jugar este juego que tanto me gusta. Pensé en otras expresiones artísticas distintas a la escritura y, si bien concluí que en todos los casos el trabajo siempre es duro, noté que, mayormente, otro tipo de expresiones creativas gozan de una inmediatez respecto de su exposición que nosotros, los escritores, no tenemos. No digo que para un cantante o un actor las cosas sean más fáciles, claro que no. Solo digo que su arte se hace visible a los ojos del público de forma casi inmediata. En cambio, pocas veces un libro expone su forma y trasfondo en apenas unas pocas frases. También el lector debe hacer un esfuerzo mayor para interpretar un fragmento, una página, que para disfrutar del arte escénico, por ejemplo. Con ello no vengo a menospreciar el trabajo de nadie, por el contrario, creo que cada oficio tiene sus ventajas y desventajas. Sí intento partir de una premisa: cada like en un posteo que hago, cada persona que lee mi libro y tiene la gentileza de hacerme una devolución, se toma mucho más tiempo y hace un esfuerzo mucho mayor de concentración que con otro tipo de contenido no literario. Por eso, no necesitamos de miles de personas a las que le guste nuestro trabajo: hoy un escritor promedio puede, al menos, justificar una pequeña tirada con un reducido público. Es difícil, y a veces cansa, queridos colegas… lo sé. Sin embargo, les pido que nunca abandonen el deseo de escribir. La escritura no es fácil, es un vicio nocturno que nos quita el sueño, que nos aleja de nuestro entorno y nos mantiene, muchas veces, cautivos en el propio juego, abstraídos… solos. Pero recordé lo que solían decirme cuando era chico: "si fuera fácil y con garantía de éxito a vos no te gustaría". Hasta acá respondí qué es para mí escribir. Pero claro, ¿por qué lo hago? La respuesta está en la presentación de mi perfil: “Tanto en la escritura como en la vida: si se trata de razones, jamás necesité una.” Cristian Arlia Ciommo La prisión de las sombras

Pasen y lean! #15  

SUMARIO: Pág.3 Novedades. Pág.4 Entrevista a Leo S. Lee, por Vanina Rodríguez. Pág.7 Libros para los más chiquitos: Liliana Mendoza. Pág.8 P...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you